El futuro que predijo la ciencia ficción

Hay que reconocerle a Julio Verne el mérito de haber predicho que el hombre llegaría a la Luna y a las profundidades del océano. Desde entonces han sido muchos los escritores, dibujantes, guionistas y cineastas, que se han dedicado a imaginar cómo sería el futuro de la humanidad y de nuestro planeta.

Todo lo que yo invento, todo lo que yo imagino, quedará siempre más acá de la verdad, porque llegará un momento en que las creaciones de la ciencia superarán a las de la imaginación. Julio Verne

La ciencia ficción se convierte en realidad por la capacidad de sus creadores para pensar de forma exponencial. La mayoría de las personas cuando pensamos lo hacemos de manera lineal, porque no somos capaces de asimilar correctamente los grandes cambios que produce la tecnología en la sociedad. Pero los escritores de ciencia ficción tienen la mente preparada para entender cómo utilizando la tecnología, en la sociedad se pueden producir saltos exponenciales hacia escenarios que podrían parecer imposibles. Son los saltos de 0 a 1 sobre los que el emprendedor e inversor Peter Thiel ha escrito un libro recientemente.

La ciencia ficción de hoy es la ciencia real de mañana. Arnold Schwarzenegger

Otra razón por la que la ciencia ficción se acaba convirtiendo en realidad es por el empeño que ponen muchos científicos, inventores, ingenieros y emprendedores, en hacer realidad aquellas invenciones que han leído o visto en historias de ciencia ficción. De esta forma los científicos encuentran su inspiración en la ciencia ficción, incluso como si fuese un manual de instrucciones, ya que muchos autores de ciencia ficción imaginan el futuro con todo lujo de detalles.

Del mismo modo estamos viendo cómo se produce una conjunción de estos factores, de forma que en películas como Interstellar son los propios científicos los que colaboran a la hora de imaginar las distintas situaciones que se van a producir en la historia. Por lo tanto se va a acabar produciendo una situación en la que se puede llegar a difuminar aquello que es real con lo que es inventado, llegando incluso a un momento en la que puede costar reconocer lo real de lo imaginario, lo que nos llevará a un futuro en el que lo real y lo virtual se encuentren entremezclados.

Otra de las consecuencias de la colaboración entre el mundo científico y el de la ciencia ficción es la posibilidad de que los grandes presupuestos y beneficios con los que puenden contar industrias como la del cine, redunde también en el ámbito científico, derivando parte de esos presupuestos a la investigación. Así ha sucedido en la película Interstellar, en la que por ejemplo el equipo técnico dedicado a la producción de la película se ha encargado de desarrollar un software que ahora puede ser utilizado por los científicos para representar con un mayor grado de realidad, las teorías físicas que hasta ahora únicamente podían ser representadas a través de fórmulas matemáticas. Gracias a ello se han realizado varias publicaciones científicas que contribuirán al desarrollo de la ciencia.

Para las representaciones de los agujeros de gusano y el agujero negro, hablamos sobre cómo hacerlo, y luego me puse a trabajar en las ecuaciones que permitían el rastreo de los rayos de luz, ya que viajaban a través de un agujero de gusano o alrededor de un agujero negro, así que lo que ves está basado en las ecuaciones de la relatividad general de Einstein. Kip Thorne, físico teórico y asesor científico de la película Interstellar

Finalmente la realidad se parece cada vez más a la ciencia ficción porque ahora contamos con conocimientos sobre el funcionamiento del universo y tecnologías que nos permiten lograr casi cualquier cosa que nos propongamos. Es aquí donde entran en juego nuevas tecnologías, que ahora se están desarrollando, y que nos ayudarán a acercarnos mucho más rápido al futuro imaginado por la ciencia ficción. Estas tecnologías son por ejemplo la Inteligencia Artificial basada en el Deep Learning, la Computación Cuántica basada en los Qubits y la edición genética basada en CRISPR.

Inteligencia Artificial es la ciencia de cómo hacer que las máquinas hagan las mismas cosas que hacen en las películas. Astro Teller, director de Google X

Si nuestra forma de pensar es lineal, la situación que acabamos de comentar nos puede producir un conflicto personal y tender a pensar que esto traerá grandes problemas para la humanidad. No cabe duda de que las innovaciones tecnológicas también pueden ser aplicadas con fines ilícitos o que atenten contra el bienestar de las personas. Pero es más habitual que las nuevas invenciones redunden en mejorar la vida de las personas, por ejemplo a nivel de salud, educación, alimentación y en otros muchos ámbitos. Gracias a esto estamos llegando a una época para la humanidad en la que han decrecido sustancialmente grandes problemas como las guerras o la mortalidad infantil, aumentando al mismo tiempo la esperanza de vida, no sólo en los países desarrollados sino también en los que se encuentran en vías de desarrollo.

Ante este escenario futuro, las personas tenemos la oportunidad de aprovechar en nuestro beneficio muchos de los grandes avances que se están produciendo en el ámbito de la tecnología. Del mismo modo tenemos la libertad de poder decidir si no queremos utilizar todas estas tecnologías y permanecer al margen de ello, porque por suerte en la mayoría de los países contamos con la libertad para poder elegir aún muchos aspectos en relación con la tecnología. Otra cosa es que muchos políticos y gobernantes estén interesados en tener un mayor control sobre las personas, precisamente aprovechando las tecnologías actuales, por lo que se genera una situación de conflicto en la que nos vemos obligados a tener que decidir si usamos la tecnología por la libertad que nos ofrece, teniendo en cuenta que a su vez es esta tecnología la que puede servir para que los gobiernos puedan ejercer un mayor control sobre nosotros.

A continuación vamos a conocer algunos de los avances a nivel científico y tecnológico que anticiparon los autores de ciencia ficción, hasta el momento actual en el que muchos de ellos se han convertido en productos reales disponibles en el mercado.

Amplificación de los sentidos

Vegeta

Las gafas utilizadas por los super guerreros del cómic y posterior serie de animación Dragon Ball son claramente un anticipo de las Google Glass creadas para la aplicación de los avances en tecnología de Realidad Aumentada.

Igualmente la Realidad Virtual se ha visto representada en multitud de películas a lo largo de la historia del cine, con ejemplos muy representativos como las famosas Desafío Total, protagonizada por Arnold Schwarzenegger o Matrix con Keanu Reeves como protagonista.

Avanzando un poco más en cuanto a la integración de la tecnología en el ser humano, nos encontramos con la biónica, en la que todo tipo de historias han mostrado a lo largo del tiempo cómo la tecnología podía entrar a formar parte de nuestros cuerpos, para solucionar posibles deficiencias a nivel sensorial en las personas o incluso para mejorar estas capacidades sensoriales. Aquí encontramos multitud de avances en lo que a implantes se refiere, sobre todo para mejorar o amplificar los sentidos de la vista y el oído, al igual que todo lo relativo a las prótesis que ayudan a las personas a mejorar su movilidad.

A continuación os presentamos una serie de iniciativas sobre amplificación de sentidos, que hace pocos años podrían haber formado parte de la ciencia ficción:

Investigadores de la Duke University han logrado recobrar ciertos movimientos en pacientes con paraplejia gracias a exoesqueletos robóticos y al uso de la realidad virtual. Los ocho pacientes con los que se ha trabajado durante un año han logrado moverse y sentir sus cuerpos y extremidades de nuevo, hasta el punto de que algunos pueden incluso volver a caminar con asistencia. La mitad de estas personas estaban clasificados como pacientes de parálisis completa y ahora han pasado a parálisis incompleta. Para lograrlo se ha contado con ayuda robótica acoplada a los cuerpos de los pacientes y controlada cerebralmente, para lo cual se han desarrollado interfaces robótico-cerebrales. Estos tienen la capacidad para detectar señales cerebrales relacionadas con el movimiento y convertirlas en instrucciones para extremidades robóticas, exoesqueletos o incluso los miembros reales. También ha sido clave para el éxito de esta experiencia la aportación de la realidad virtual ayudando a los pacientes a imaginarse a sí mismos caminando y moviéndose, lo cual se hacía realidad con la ayuda de los exoesqueletos.

Aipoly es una aplicación para móviles que ayuda a las personas ciegas a reconocer objetos, colores y las relaciones que los objetos guardan entre sí dentro una imagen. Para conseguirlo se utiliza un software de inteligencia artificial basado en redes neuronales convolucionales que se ejecuta directamente en el teléfono móvil. Gracias a esta tecnología la aplicación es capaz de comprender lo que ve a través de la cámara del teléfono y posteriormente transmitirlo por medio de voz para que pueda escucharlo la persona ciega. Actualmente la aplicación está disponible en siete idiomas y sus creadores, Marita Cheng y Alberto Rizzoli, que han sido alumnos de Singularity University, trabajan para que se pueda utilizar sobre unas gafas con cámara incorporada e incluso poder reconocer escenas completas que después explicar por medio de la voz a las personas.

Superpoderes

La telepatía ha sido uno de los superpoderes que ha aparecido de forma recurrente en personajes de cómics, libros y películas, como puede ser Charles Xavier de la saga X Men o los caballeros Jedi de la saga Star Wars. También a nivel científico se ha estudiado mucho sobre una supuesta capacidad de determinadas personas para transmitir pensamientos de mente a mente, sin utilizar el lenguaje o cualquier otra forma de comunicación. Pero todas estas investigaciones no han sido capaces de llegar a demostrar que las personas podamos usar la telepatía de manera natural. Sin embargo gracias a la llegada de Internet y las comunicaciones inalámbricas de datos, además de un mayor conocimiento sobre cómo funciona el cerebro humano, ahora si que estamos cerca de poder replicar este superpoder por medio del uso de la tecnología. De esta forma se están llevando a cabo distintos desarrollos tecnológicos para que en pocos años las personas nos podamos comunicar a través del pensamiento en lugar de utilizar el lenguaje hablado. Una de las primeras iniciativas en este ámbito es la que desarrolla Giulio Ruffini con su empresa Neuroelectrics, de la que hemos hablado en otras ocasiones en Futurizable, y que logró en 2014 realizar la primera experiencia de comunicación de mente a mente a través de Internet entre dos personas situadas a 7.700 kilómetros de distancia. Con el mismo objetivo trabajan investigadores de la Universidad de Washington que han conseguido logros similares en distintos experimentos, lo cual poco a poco va permitiendo el desarrollo de una tecnología que comienza a tener aplicaciones reales, como la que tienen previsto utilizar los astronautas chinos para comunicarse a través del pensamiento, con la estación de control en la Tierra y con el instrumental a bordo del laboratorio espacial TianGong II y de la futura estación espacial. La tecnología utilizada permite transcribir los impulsos cerebrales a lenguaje máquina, para comunicar al cosmonauta con los equipos que quedan en Tierra y con los instrumentos presentes a bordo de un laboratorio o de una nave espacial. Del mismo modo esta tecnología está siendo utilizada en el sector de la aviación para pilotar drones, en aplicaciones militares con la finalidad de realizar operaciones peligrosas a distancia, en incluso en el ámbito de la salud para permitir que personas que presentan el trastorno neurológico denominado síndrome de enclaustramiento puedan llegar a comunicarse con otras personas a través de un ordenador.

La capacidad de predecir el futuro ha sido el sueño de miles de personas y una forma común de engañar a muchos incautos a lo largo de la historia. Ahora gracias a la Inteligencia Artificial podemos estar más cerca de que realmente podamos saber qué va a pasar en el futuro, al menos en reducidas escalas de tiempo. Este es el objetivo que se ha propuesto el Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory del MIT en un experimento en el que es capaz de producir un vídeo con fotogramas generados por ordenador que contiene cambios que el sistema haya previsto que van a ocurrir. Los vídeos generados por el algoritmo logran, en un 20 por ciento de los casos, parecer más realistas para personas preguntadas que las propias fotos utilizadas como base.

También utilizando la Inteligencia Artificial es como los coches autónomos están siendo capaces de anticipar posibles situaciones de riesgo, como si fuesen capaces de predecir el futuro, por ejemplo para evitar accidentes. De esta forma según vaya aumentando la capacidad de cálculo de los ordenadores gracias a la computación cuántica y la Inteligencia Artificial vaya aprendiendo de si misma gracias al Machine Learning, veremos situaciones mucho más asombrosas sobre cómo gracias a las máquinas desarrollamos la capacidad para predecir el futuro cercano.

La invisibilidad es uno de los superpoderes más deseados por todos aquellos que a lo largo de la historia han querido pasar desapercibidos en algún momento determinado, para obtener un beneficio concreto. Desde la publicación de la novela El Hombre Invisible de H. G. Wells en 1897, pasando por la Capa de Invisibilidad que Harry Potter, hereda de su padre y utiliza por primera vez en la novela La Piedra Filosofal, no son pocos los científicos que han trabajado para crear un material que permita lograr la invisibilidad. Aquí es donde nos encontramos por ejemplo con los aviones furtivos, también denominados invisibles, que han sido diseñados para absorber y desviar las radiaciones de los radares, gracias a su forma particular, por ejemplo gracias a la utilización de piezas de metal que formen un ángulo recto y que estén en posición perpendicular a las ondas del radar, o utilizando materiales especiales o pinturas denominadas radar-absorbente.

También con el objetivo de lograr materiales invisibles trabajan investigadores de la Universidad Pública de Navarra y de la Universidad Politécnica de Valencia que han sido capaces de diseñar una capa de invisibilidad capaz de ocultar objetos en ambientes difusivos bajo cualquier tipo de iluminación. Gracias a ello se consigue hacer indetectable cualquier elemento bajo condiciones en los que la luz no se propaga en línea recta y aunque ésta no sea fija y parpadee, como es el caso de un día con niebla, aguas turbias, un lugar con humo, y nuestro tejido orgánico. Gracias a esta invención será posible hacer indetectable un avión entre la niebla o un submarino en el mar.

Inmortalidad

Lo que el científico y futurista Ray Kurzweil denomina como extensión radical de la vida, será en parte resultado del trabajo que realizarán los nanorobots para ayudarnos a luchar contras las enfermedades, convirtiéndose en una extensión de nuestro sistema inmune, que nos ayudará a vivir muchísimo más tiempo y no sufrir las consecuencias de las enfermedades.

Algún día seremos capaces de alcanzar la inmortalidad. Haremos copias de nuestros cerebros. Puede que los creemos en un laboratorio o que, simplemente, descarguemos su contenido en un ordenador. Marvin Minsky

En este momento la crionización se presenta como una solución transitoria hasta que llegue el día en el que gracias a la ciencia podamos curar todo tipo de enfermedades, incluso la muerte natural, producida por la degeneración y acortamiento de los telómeros, que son regiones de ADN no codificante, altamente repetitivas, cuya principal función es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares.

Precisamente el desarrollo de la crionización es el objetivo por el que se ha constituido recientemente en España la Fundación Vida Plus, presidida por Txetxu Mazuelas y que cuenta en su comité con reputados científicos como Javier Cabo cirujano cardiovascular del Hospital Universitario La Paz de Madrid y José Luis Cordeiro, uno de los asesores de Singularity University. Esta Fundación nace con el objetivo de promocionar una cultura del conocimiento vinculada a la medicina regenerativa, especialidad que aplica los principios de la ingeniería y de las ciencias de la vida en la fabricación de sustitutos biológicos para mantener y mejorar la función de órganos y tejidos en el cuerpo humano.

La misión de iniciativas como la Fundación Vida Plus se ve respaldada por el trabajo que realizan multitud de científicos desarrollando investigaciones encaminadas a encontrar soluciones al envejecimiento. Es el caso del trabajo que se realiza en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas en España donde se ha dado un paso clave para ralentizar el reloj biológico actuando por primera vez sobre los genes, a través de la terapia génica, una técnica que tiene la capacidad de reparar los genes defectuosos de los pacientes. La técnica se había utilizado anteriormente en pacientes con hemofilia o enfermedades raras, pero por primera vez se ha probado contra las enfermedades que causan el envejecimiento. La investigación del CNIO, dirigida María Blasco, ha demostrado en ratones que gracias a la terapia génica se pueden prolongar los años de vida saludable y conseguir un efecto rejuvenecedor. Los ratones tratados prolongaron su vida y también retrasaron la aparición de las enfermedades típicas del envejecimiento como son la osteoporosis, diabetes tipo 2 y la coordinación neuromuscular, aunque no todos los animales de laboratorio consiguieron igual resultado. Gracias a esta investigación se ha podido demostrar que el envejecimiento se produce por la falta de una enzima, la telomerasa. La terapia génica consiste en corregir esa ausencia, introduciendo en las células del organismo el gen de la telomerasa.

También con el objetivo de revertir el envejecimiento, pero con estrategias muy diferentes, trabajan investigadores como Amy Wagers del Instituto de Células Madre de Harvard, que en 2014 descubrió que la sangre de los ratones jóvenes podría mejorar el funcionamiento muscular, cardíaco y cerebral de ratones más viejos. Para convertir este descubrimiento en un método que realmente pueda aplicarse a las personas que estén interesadas en vivir durante más años y con unas mejores condiciones físicas, existen diferentes iniciativas desde el mundo empresarial como la que lidera el emprendedor e inversor Peter Thiel, que ha apoyado financieramente varias startups que desarrollan diferentes tipos de técnicas para luchar contra el envejecimiento. Y también la que promueve la empresa Ambrosia que recientemente ha iniciado un ensayo clínico para transfundir sangre de gente joven a cualquiera que tenga más de 35 años y esté dispuesto a pagar 8.000 dólares.

Todo lo que hoy vemos, fue un día imaginación, todo lo que hoy imaginamos, podrá ser realidad mañana. William Blake

Robots con sentimientos

La película el hombre bicentenario es un buen ejemplo de cómo la ciencia ficción ha imaginado un futuro en el que los robots humanoides estarán dotados de sentimientos muy parecidos a los de los humanos. Más recientemente películas como Ex machina nos han ayudado a reflexionar sobre cómo será un futuro en el que los humanos tomemos la la decisión de dotar a los robots de inteligencia y sentimientos similares a los nuestros. Con este objetivo trabajan ya multitud de empresas que incluso han puesto en el mercado productos como Pepper el robot de SoftBank, que imita sentimientos humanos como puede ser asustarse cuando se apaga la luz o ponerse triste cuando se le habla de mala manera. Con el mismo objetivo trabaja la startup española Aisoy que es pionera en aplicar la inteligencia artificial y la robótica en el ámbito de la educación. Para ello han desarrollado un robot que ayuda a los niños en su proceso educativo e incluso puede resultar de utilidad para las personas con dificultades de aprendizaje.

Tarde o temprano se podrán construir máquinas que pensarán, crearán, tendrán conciencia de sí mismas y aprenderán a mejorarse con mayores capacidades y recursos que el ser humano, para cruzar el umbral de la llamada singularidad tecnológica. Enrique Solano, profesor de la Facultad de Ciencia de la UPV-EHU y experto en física cuántica

Viajes espaciales

El Juego de Ender y en general toda la saga de historias escritas por Orson Scott Card, que tienen a Andrew “Ender” Wiggin como protagonista, se apoya sobre una serie de avances científicos y tecnológicos que hacen posible los viajes interestelares. Para ello en la historia se habla de los motores que la humanidad consiguió una vez logró vencer a los extraterrestres llamados Insectores. Gracias a esos motores se pudo realizar la colonización del universo de la que se habla en las distintas novelas de la Saga de Ender.  En los libros no se habla en detalle sobre el funcionamiento de esos motores, pero la inventiva de Orson Scott Card le llevó a pensar que para realizar la colonización del universo iba a ser necesario un nuevo tipo de motor que no se basase en los actuales de combustibles fósiles o energía nuclear. Para lograr algo parecido trabajan un buen número de científicos relacionados con el controvertido motor EmDrive, del que hemos hablado en otras ocasiones por aquí y del que puedes aprender más a través de este vídeo realizado por el youtuber de divulgación científica Oliver Nabani.

Creo que sería genial nacer en la tierra y morir en Marte. Sólo espero que no sea en el momento del impacto. Elon Musk

Vida extraterrestre

A medida que envejezco estoy más convencido que nunca de que no estamos solos. Y ahora, después de toda una vida de preguntas, estoy ayudando a liderar un nuevo esfuerzo global para encontrarlos. Stephen Hawking

Ese esfuerzo global liderado por Stephen Hawking junto con el inversor ruso Yuri Milner y al que también se ha unido Mark Zuckerberg, se llama Breakthrough Initiatives y entre otras cosas pretende observar el exoplaneta Gliese 832c, que se encuentra a 16 años luz de la Tierra y en el que no se descarta la existencia de alguna forma de vida avanzada. El presupuesto de esta iniciativa son 100 millones de dólares que están gestionados por Pete Worden, ex director del centro Ames de la NASA, con la ayuda de un comité de expertos internacional. El principal objetivo que se han propuesto en esta iniciativa es enviar una flota de micronaves espaciales impulsadas con velas solares para ser capaces de viajar a Alfa Centauri para lo cual viajarían al 15% o 20 % de la velocidad de la luz por lo que tardarían entre 20 y 30 años en alcanzar su destino, y otros 4 años en comunicar a la Tierra su llegada, el viaje también incluiría un sobrevuelo sobre el exoplaneta Próxima Centauri b con características muy similares a la de la Tierra y que también se encuentra en la zona habitable de su estrella.

Un día podríamos recibir una señal procedente de un planeta como Gliese 832c, pero debemos tener mucho cuidado de no responder. Si lo hacemos, podrían ser mucho más poderosos que nosotros y nos darán el valor que nosotros damos a las bacterias. Stephen Hawking

Breakthrough Initiatives se apoya en otras iniciativas anteriores para la búsqueda de vida extraterrestre, entre las que destaca SETI@home un proyecto de computación distribuida que funciona en la plataforma informática Berkeley Open Infrastructure for Network Computing, desarrollado por el Space Sciences Laboratory, en la Universidad de California en Berkeley y que tiene el propósito de analizar señales de radio buscando indicios de inteligencia extraterrestre. Aunque a través de esta iniciativa aún no se encontrado vida extraterrestre, gracias a los instrumentos que se han diseñado se han podido hacer descubrimientos interesantes como los Fast Radio Bursts, que son explosiones de radio muy poderosas que duran una milésima de segundo; realizar los primeros mapas del agujero negro en el centro de nuestra galaxia; y gracias a su software se han realizado importantes investigaciones en neurociencia, desarrollo de medicamentos contra la malaria, el cáncer y el SIDA.

Viajes en el tiempo

La máquina del tiempo es otro de los grandes sueños de muchos escritores de ciencia ficción y probablemente sea uno de los retos más complicados a los que se están enfrentando los científicos. Uno de estos científicos es el peruano afincado en España Enrique Solano que ha desarrollado con su equipo de la Universidad de Bilbao un simulador cuántico que permite estudiar viajes en el tiempo, crear partículas más veloces que la luz, abrir la puerta a más dimensiones y de esta forma romper las normas más fundamentales de la física. Para conseguirlo ha demostrado que la naturaleza puede imitar procesos que ella misma prohíbe, gracias a la utilización de la simulación cuántica que permite crear sistemas hechos de iones o fotones que, gracias a las propias leyes de la física cuántica, imitan el comportamiento de materiales y moléculas imposibles de estudiar de forma directa. En lo que a viajes en el tiempo se refiere Enrique Solano publicó en 2013 un estudio teórico en el que describió cómo usar un simulador cuántico para violar la teoría de la relatividad especial de Einstein y estudiar partículas capaces de viajar al pasado, logrando un efecto antes que la causa gracias a una partícula que viaja más rápido que la luz. Posteriormente un  equipos de investigadores de la Universidad de Jena en Alemania liderado por Alexander Szameit logró confirmar de manera práctica esta hipótesis usando un simulador cuántico de fotones.

El viaje en el tiempo solía ser considerado sólo como algo de la ciencia ficción, pero la teoría general de la relatividad de Einstein permite considerar la posibilidad de que podríamos deformar el espacio-tiempo lo suficiente como para que usted pueda irse en un cohete y volver antes de salir. Stephen Hawking

El propio Stephen Hawking se ha mostrado a lo largo de su vida muy interesado por la posibilidad de los viajes en el tiempo, de hecho en 1992 realizó él mismo un experimento organizando una fiesta a la que nadie asistió, porque las invitaciones las envió tras finalizar la fiesta, lo que de alguna forma le sirvió para verificar que nadie había viajado aún en el tiempo, ya que de haberlo hecho se habría enterado y habría asistido a su fiesta. Posteriormente tras esta anécdota ha seguido trabajando de manera teórica para aproximarse a cómo podrían realizarse los viajes en el tiempo, para ello ha estudiado los agujeros de gusano que existen en la espuma cuántica, en la que sería posible realizar viajes en el tiempo, pero únicamente a escala microscópica; del mismo modo ocurriría con los agujeros negros que también tiene la capacidad de hacer que los objetos que se aproximan a ellos puedan viajar en el tiempo, pero esto como os podéis imaginar ofrece una dificultad enorme al tener que desplazarse hasta ellos; y finalmente la opción más factible podría ser la relativa a viajar en el tiempo gracias a alcanzar una velocidad cercana a la de la luz, donde una nave que fuese capaz de viajar al 98% de esta velocidad experimentaría una situación en la que 1 día equivaldría a 1 año sobre la Tierra, en este punto el principal problema estaría en que únicamente se podría viajar en el tiempo hacia el futuro, no hacia el pasado. Esta última teoría ya ha sido verificada por el físico de partículas de la Universidad de Manchester Brian Cox utilizando el Gran Colisionador de Hadrones, donde han comprobado que cuando aceleran partículas al 99.99% de la velocidad de la luz el tiempo transcurrido para ellas es un siete milésima más lento del que miden con sus relojes.

Conclusión

Si tal y como hemos visto a lo largo de este artículo, las predicciones que han realizado los autores de la ciencia ficción en los últimos 50 años se están empezando convertir en realidad, permitiendo que se desarrollen nuevas formas de utilizar la tecnología por parte de las personas y la puesta en marcha de nuevos modelos de negocio por parte de las empresas, quizás sea el momento de empezar a considerar la ciencia ficción como una fuente de inspiración para el desarrollo de las tecnologías y negocios que utilizaremos en los próximos años.

Todo lo que una persona puede imaginar, otros pueden hacerlo realidad. Julio Verne

3 comentarios sobre “El futuro que predijo la ciencia ficción

  1. Magnífico artículo. Enhorabuena.
    Tiene que gustarte mucho lo que haces para que inviertas tanta enegía y esfuerzo en escribirlo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *