En un futuro cercano tendremos que decidir si vamos a ser humanos aumentados

Si queremos conseguir que España sea un país más innovador vamos a necesitar más personas valientes como David Vivancos, que dedican su vida a fomentar que se produzca una intersección entre la ciencia  y la tecnología, con el objetivo de ayudar a la humanidad en su desarrollo. David es un profesional con una capacidad asombrosa para anticiparse a las tendencias que se producen en el ámbito de la innovación tecnológica. Para que os hagáis una idea lleva años dedicado a nivel profesional a disciplinas como la nanotecnología, la inteligencia artificial, la neurotecnología y la exploración espacial. Además tiene la capacidad de entender cómo esas tecnologías van a resultar determinantes en ámbitos tan relevantes para las personas como es la educación, a lo cual también ha dedicado una parte importante de su carrera profesional.

Por lo tanto resulta fundamental que la sociedad conozca a personas como David Vivancos que dedican su vida a intentar entender cómo va a ser el futuro y a trabajar para que ese futuro resulte mejor para todos. En este sentido os recomendamos leer la entrevista que le hemos realizado en la que expone su visión sobre la importancia que van a tener en el futuro algunas de las tecnologías de las que hablamos habitualmente en Futurizable.

¿De dónde surge tu pasión por la ciencia?

Los genes han ayudado mucho, mi padre, que en paz descanse, fue número uno de una de las primeras promociones de Ingeniería de Telecomunicaciones en España. Además, compartía con mi madre, la pasión por el aprendizaje continuo y la innovación, ingredientes necesarios para cultivar la pasión por la ciencia.

Por tanto, gracias a la herencia de ambos, lo he podido cultivar desde muy pequeño, por ilustrarlo con un ejemplo, con 8 años ya construía y probaba prototipos de cohetes espaciales.

​¿Por qué decidiste convertirte en emprendedor en lugar de trabajar para una gran empresa?

Todos somos emprendedores por naturaleza, aunque solo unos pocos lo practicamos, aunque es cierto que yo ya “emprendía” desde muy pequeño. Creo firmemente que todo el mundo puede y quizás debe ser emprendedor.

La clave es, que para perseguir tus sueños, es sin duda la mejor manera de mantener el control, dentro de lo posible, es ser emprendedor, sino lo más probable es que dediques tu vida a perseguir los sueños de otro.

¿Por qué has elegido la Inteligencia Artificial para especializarte a nivel profesional?

La verdad es que yo no tengo una sola especialización, dentro de la ciencia, la tecnología, el arte o la educación, busco avanzar lo que está en el límite del conocimiento en cada momento, que por otro lado es donde más se puede aprender.

Por eso he creado empresas y proyectos pioneros en Internet, realidad virtual, arte electrónico, junto con el gran artista Jesús Alido, nanotecnología aplicada a la exploración espacial, educación y como no, Inteligencia Artificial, por supuesto desde hace más de 20 años.

El porqué de la Inteligencia Artificial es porque es un multiplicador de las capacidades humanas, yo desde siempre he buscado automatizar casi todos los procesos que realizo, para optimizar el bien más preciado que tenemos, por ahora, “el tiempo”.

¿Consideras que la Inteligencia Artificial puede ser la tecnología que más impacto tenga en la evolución de la humanidad en los próximos años o piensas que puede haber otra tecnología con un impacto aún mayor?

Sin ninguna duda, es la clave de los próximos años y definirá el futuro de las sociedades y del ser humano. También habilitará el desarrollo de otras tecnologías y disciplinas.

¿En qué consiste tu trabajo de Data Science & Artificial Intelligence Advisor en startups? ¿Puedes hablarnos de alguna de las startups con las que colaboras?

Desde un punto de vista empresarial, los datos que una empresa posee, construye o controla son el valor más importante de esta, y por desgracia la inmensa mayoría se pierden, nunca se almacenan o están en silos.

Mi misión es catalizar el cambio cultura de los consejos de administración, desde grandes empresas a startups, primero, para centrar las empresas en los datos, como lo hacen las startups de Silicon Valley, y para definir la estrategia de automatización e Inteligencia Artificial.

Se empieza por los datos, ya que son uno de los pilares de la Inteligencia Artificial.

Más del 90% de mi actividad la desarrollo en Silicon Valley, en estos momentos, que pueda comentar públicamente, sería Emotiv Inc En San Francisco. El líder en dispositivos comerciales para “leer” el cerebro. A la que ayudo en estas líneas que he comentado, para que pueda convertirse en uno de los próximos “unicornios” (empresas valuadas en +1 billón $ antes de salir a bolsa ) de Silicon Valley.

​¿Qué opinas de las últimas iniciativas de startups en el ámbito de la neurotecnología? ¿En concreto qué te parece lo que quieren hacer empresas como Kernel y Neuralink?

Dentro del tiempo que dedico a investigar o crear el futuro, una de las ramas fundamentales es la intersección entre la neurociencia y la inteligencia artificial. En lo relacionado con el cerebro, por ahora me dedico más a “leer” y tratar de comprender mejor su funcionamiento, para luego utilizar lo aprendido en algoritmia, una especie de bucle que se retroalimenta entre estas dos disciplinas.

Pero hay otras iniciativas, como las que comentas, que también se plantean “escribir” en el cerebro, para su modificación, algo que será posible en un futuro próximo. Esto se enlaza con una tendencia incipiente de tecnología “implantable”, bien sea en el cerebro o en otra parte del cuerpo.

Yo creo que en un futuro cercano, quizás en menos de 15-20 años, todos tendremos que decidir, si vamos a ser humanos “aumentados” (con tecnología implantada) o no, por lo que estas empresas también son necesarias para anticiparse a este paradigma.

¿Qué te parecen los planes de SpaceX y la Nasa para colonizar Marte en la próxima década? ¿Crees que lo van a conseguir?

El Espacio y su investigación es otro de los campos que me apasionan, y una de mis investigaciones activas es precisamente la de tratar de abaratar el acceso al espacio, en toda la historia de la humanidad menos de 500 personas ha viajado al espacio, y eso hay que solucionarlo.

Por este motivo, entre otras cosas, creé en 2005 NanoEspacio, un poco más tarde de cuando Elon creo SpaceX, (es obvio que Elon Musk lo hizo mejor).

Creo que es innato nuestro interés en explorar, por ello, creo firmemente que colonizaremos Marte, y SpaceX, tendrá un rol fundamental. Si será o no, en la próxima década, es algo tan fácil de predecir como de equivocarse prediciéndolo.

Son muchos factores los que entran en juego. En 2005, impartí en San Francisco, una conferencia sobre el impacto de la Nanotecnología en la Exploración Espacial en los siguientes 50 años, y aunque, hasta la fecha, he acertado en algunas cosas, en otras muchas aun no. Por supuesto, no tuve en cuenta la crisis del 2008, que supuso un parón fundamental.

Siempre he tenido mucha visión para predecir el futuro de la tecnología y su impacto en la sociedad y las empresas. Pero yo me centro en el “qué” más que en el “cuando”, ya que por ahora no tenemos herramientas suficientes para tratar de predecir cuándo sucederán.

Nos consta que te interesa mucho el ámbito de la educación ¿Cómo piensas que la tecnología va a cambiar la forma en la que aprendemos y enseñamos?

Así es, llevo muchos años en el sector de la educación. Una de mis primeras empresas, fue en ese sector, también he dirigido durante varios años las escuelas de excelencia de Telefónica, y en la actualidad sigo impartiendo, sobre todo, conferencias.

Mi opinión es, que la educación, tal y como la conocemos, desaparecerá en un futuro, y esto se producirá en 2 etapas:

La primera es, que dados los cambios producidos por la automatización, la educación orientada al empleo tenderá a desaparecer y mientras esto llega, el factor más importante será la capacidad de “auto-aprender” de las personas y todos los esfuerzos se deberían destinar a fomentar esto, ya que la tecnología avanza prácticamente en ciclos de mucho menos de 1 año.

La segunda está relacionada con los avances en “leer” y “escribir” directamente en el cerebro, ya se están realizado experimentos en esta dirección, que cambiará radicalmente la forma de aprender será literalmente de cerebro a cerebro.

 

Mucha gente está preocupada por cómo la robótica y la Inteligencia Artificial pueden hacer la gente pierda su empleo ¿Qué piensas que debería hacer una persona que vea que su trabajo puede ser realizado por una máquina?

Salvo que se produzca una catástrofe de “proporciones bíblicas” mi opinión es que sí, todos los trabajos serán reemplazados por máquinas. El cuándo, dependerá más de la regulación más que de la tecnología, pero lo más probable es que técnicamente sea posible en menos de 20-25 años.

Pero en estos próximos 20-25 años y respondiendo a tu pregunta, queda mucho por hacer y hay muchas oportunidades que aprovechar.

Es cierto que no se van a crear 2.000 millones de puestos de trabajo para científicos de datos y expertos en robótica, pero si varios millones en todo el mundo. Incluso ya, hoy en día, hay más demanda que oferta.

Para acceder a estos puestos hay que saber programar, y tener un espíritu “maker”, es decir no solo teórico, y por supuesto para estar actualizado el inglés es la llave del conocimiento.

Luego dentro del propio proceso de automatización, hacen falta muchos “enseñadores” de máquinas, que conviertan en datos y procesos sus tareas, es decir el “experto” de cada campo que será automatizado, aún puede jugar un rol, precisamente porque conoce la tarea a ser automatizada.

En otros ámbitos la tendencia será la del autoempleo y surgirán oportunidades en ámbitos más sociales, ya que muy probablemente en un primer estadio se exacerbarán las diferencias entre clases o grupos de personas.

Yo creo que vivimos en un momento de la historia de la humanidad ilusionante pero desafiante al mismo tiempo.

¿Es cierto que has visto y analizado todas las charlas de TED? ¿puedes hablarnos de esa experiencia?

Así es las charlas oficiales TED y además de muchas de las TEDX en total más de 5.000, a día de hoy.

Yo creo que el aprendizaje multidisciplinar es necesario, ya que en la intersección de las disciplinas es donde se encuentran las oportunidades, por eso hay que aprender continuamente de todos los campos que puedas.

Para esto las charlas TED pueden ayudar sin duda, aunque es solo una de las muchas fuentes de conocimiento que regularmente utilizo.

Desde hace unos 20 años completo un “Excel” de mi vida donde anoto lo que pienso, aprendo o sencillamente leo o veo, tratando también de sintetizar la esencia clave o generando nuevas ideas con ello.

Algunas de estas ideas decidí publicarlas, durante 999 días, entre 2013 y 2016, junto con una fotografía de una “nube” tomada por mí.

La composición de estas 999 ideas se puede visualizar aquí.  Y la esencia en un artículo que escribí en Linkedin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *