José Luis Vallejo nos transmite su visión sobre el futuro de la innovación

En Futurizable estamos muy interesados por seguir evolucionando y mejorando en el trabajo que realizamos de divulgación y fomento de la innovación en España. Por eso hemos realizado recientemente una encuesta que nos ha servido para conocer mejor a nuestra audiencia y para recibir sugerencias de mejora, que vamos a empezar a poner en marcha. Entre las sugerencias se encontraba la realización de entrevistas para conocer a los protagonistas de la innovación en nuestro país o a nivel internacional, y hemos decidido comenzar con José Luis Vallejo ya que para nosotros ha sido una de las inspiraciones para poner en marcha la newsletter Futurizable. Gracias a José Luis conocimos de la existencia de Singularity University y por el trabajo que realiza desde las diferentes empresas de su grupo Sngular, hemos descubierto muchas de iniciativas interesantes en el ámbito de la innovación. A continuación podéis leer la entrevista que le hemos realizado para conocer mejor su actividad como emprendedor en el ámbito de la innovación tecnológica.

jose-luis-vallejo

Siendo Ingeniero de Telecomunicaciones ¿De dónde surge tu interés por la ciencia? en concreto ¿Por qué decides hacer un Master en Ingeniería Biomédica?

Desde pequeño siempre me ha gustado la ciencia pero como profesión me parece que las ingenierías son las disciplinas donde es posible extraerles valor, aplicando el conocimiento y la tecnología a los problemas de hoy en día. Supongo que es la mejor manera de ayudar a adelantar el futuro que es lo que siempre he querido. En el año 86, cuando empecé la Universidad, un ingeniero de telecomunicaciones era una mezcla rara de un montón de cosas que me gustaban (electrónica, informática, comunicaciones…), 25 años después, en 2011 me pareció una buena idea volver a la Universidad a estudiar algo de biología, fisiología, anatomía, genética, robótica, genética, nanotecnología, etc… Estas disciplinas mezcladas con la informática, que ha sido mi profesión, que gracias a la Ley Moore en este periodo ha multiplicado su potencia por 30.000 veces, están permitiendo abordar retos mucho más interesantes y valiosos como la mejora de la medicina personalizada, predictiva, reparativa y regenerativa.

Como emprendedor con una empresa de éxito ¿Por qué piensas que puede haber negocio en la aplicación de la ciencia al ámbito de los negocios?

Mi empresa ha ido bien en estos más de 20 años, intentando en todo momento adaptarse a la innovación, estar un poco por delante en la aplicación de nuevas tecnologías e incorporando cada vez más disciplinas que son necesarias para los proyectos de hoy que son cada vez más multidisciplinares. Nosotros ofrecemos a nuestros clientes ventajas competitivas basadas en tecnología y para ello, debemos mantener la inquietud tecnológica. Este es el ADN de nuestro equipo: somos inquietos, inconformistas, nos gustan las novedades tecnológicas y la ciencia que hay detrás de las mismas y por eso nos mantenemos en contacto con la Universidad, Centros de Investigación e Innovación.

De todos los temas que hemos ido tratando en Futurizable (Inteligencia Artificial, Robótica, Realidad Virtual, Nanotecnología, …) ¿Cuál piensas que va a tener un mayor impacto en el mundo de los negocios?

La mezcla de disciplinas es lo realmente explosivo. Es difícil elegir una sola de ellas, porque unas se apoyan en las otras y porque los avances más significativos están precisamente cuando varias disciplinas habilitadoras se combinan. El corazón de todo será cada vez más la inteligencia artificial. Está detrás de los coches autónomos o de los asistentes virtuales, o de que los robots lleguen a ser realmente versátiles y pondrán en jaque el mercado laboral. Pero los coches, los robots, la realidad virtual, la fabricación digital (llamada coloquialmente impresión 3D), los wearables/móviles/ordenadores, así como nuevos sensores o dispositivos médicos, están basados en los avances agigantados de la nanotecnología. La interrelación de todo, el bigdata e internet de las cosas, termina de agitar el cocktail para que en los próximos años se puedan reinventar gran número de industrias.

¿Podrías decirnos qué tecnología piensas que va a ofrecer mayores oportunidades para desarrollar nuevos proyectos por parte de los emprendedores? 

Me gustan mucho los proyectos de realidad virtual. En Sngular tenemos una división de VR desde hace un año. Cada proyecto es diferente. Está todo por hacer. Se aplicará a muchísimos sectores distintos y la creatividad será un ingrediente muy importante a diferencia de otros modelos donde la clave es la masa crítica o la capacidad de financiación para conseguir cuota de mercado. Los emprendedores tienen normalmente recursos muy limitados y deben apostar por aquellos modelos de negocio donde la creatividad, el diseño, la originalidad, la hiperespecialización les pueda dar una ventaja competitiva que les dure el tiempo suficiente para que no les adelanten por la derecha las grandes empresas.

En Sngular estáis trabajando en multitud de aplicaciones de la tecnología para el ámbito de los negocios, pero ¿Si volvieses a tener que empezar a emprender desde cero, en qué tema lo harías?

Creo que cada año te respondería algo diferente. Esa es la gracia de por qué, a mí y a otros muchos en mi empresa, nos gusta Sngular. Es una empresa que quiere mantenerse joven, probar nuevas cosas, iniciar nuevos proyectos. Yo tengo la suerte de contar con un equipo que hace muy bien las cosas y yo me puedo enfocar en iniciar nuevos proyectos, nuevos tipos de servicio, probar nuevas tecnologías que es lo que más me divierte.

De los temas que están de máxima actualidad en el ámbito científico y tecnológico (Biónica, Exploración Espacial, Agentes Inteligentes, …) ¿Cuál crees que va a tener un mayor impacto positivo para el futuro de la humanidad?

Agentes inteligentes: empezarán por mejorar nuestras finanzas, nuestros hábitos alimenticios o ejercicio físico, pero poco a poco mejorarán nuestra salud física, nuestras relaciones sociales, nuestro tiempo de ocio, nuestro bienestar emocional en general. Quizás las próximas generaciones lleguen a tener un asistente virtual completo que tenga el único objetivo de equilibrar sus vidas como medio para hacerles más felices.

¿Piensas que alguna de todas estas tecnologías que ahora se están desarrollando podría suponer un gran problema para la humanidad? ¿Eres de los que piensa que una Inteligencia Artificial superior podría acabar con nosotros?

Digamos que mi preocupación sobre el mal uso de la AI en el futuro ha crecido en los últimos años.

Al igual que creo que hoy ningún país querría “desconectar Internet” por el miedo a los malos usos escondidos en la Deep Web, espero que la AI traiga muchas más ventajas que restricciones pero evidentemente debemos hacer un esfuerzo importante para impedir que se descontrole y se convierta en una arma de coacción excesivamente potente.

Espero que el control o limitación de la AI sea una preocupación relevante para los principales gobiernos del mundo. Al igual que con el tema del cambio climático, es un potencial problema tan grande que debe ser abordado a nivel global y que ningún gobierno podrá manejar en solitario.

¿Qué te ha aportado como emprendedor y como persona formar parte de Singularity University?

Sólo estuve en uno de sus programas ejecutivos de tan sólo una semana, hace un par de años. Fue una inmersión intensiva en muchas disciplinas distintas, algunas a las que ya seguía la pista y de las que ya había leído bastante antes de ir a la SU y otras en las que me sorprendió lo próximas que estaban muchas cosas que yo creía todavía lejanas.

En poco tiempo recibimos una enorme cantidad de información para ponernos al día. Tengo que felicitarte de nuevo, Javier, porque la excelente recopilación de temas y revisión del estado del arte de cada uno de ellos que he visto este año en tu proyecto Futurizable no tiene que envidiarle nada a la materia que se recibe en este tipo de programas.

Quizá lo diferencial o más enriquecedor para mí del Executive Program de la SU al que asistí fue la posibilidad de debate de los aproximadamente 60 participantes que estábamos en el programa, entre nosotros y con distintos expertos del programa sobre los nuevos retos humanos, sociales, éticos… a los que la tecnología nos enfrentará en pocos años y para los que creo que hoy sinceramente no estamos suficientemente preparados.

Hablemos de tecnologías concretas:

¿Cuál es tu visión sobre la Realidad Virtual? ¿Llegaremos una situación parecida a la de Matrix en la que viviremos conectados permanentemente a una realidad virtual y no seremos capaces de distinguir lo real de la virtual?

Entre Matrix, “Los Sustitutos” o algún episodio de “Black Mirror”, seguro que encontramos algún punto intermedio positivo. Si trajéramos a alguien de hace 200 años a nuestra sociedad actual, seguramente les parecería que hoy estamos enganchados a una realidad paralela, cada vez que vemos la televisión, o una película o un videojuego o interactuamos con una red social desde nuestro móvil. Pero si hoy le decimos a nuestra abuela que nuestra profesión es decorador de interiores o creador de personajes virtuales para una película o un videojuegos, o jugador profesional de un videojuego de guerra o de un equipo de fútbol online también pensará que eso no es un trabajo (de hecho a alguien de hace 300 años el fútbol real del campo de juego tampoco le parecería una profesión)… Pero dentro de pocos años, si alguien le dijera a su bisabuelo, veterano de guerra, que se ha hecho soldado de élite piloto de robots o drones de guerra, desde nuestro cuarto de control junto a la cocina, quizá tampoco sea tomado en serio como soldado. ¿Cuántos arquitectos hacen falta hoy para diseñar todos los edificios que se construyen en nuestro planeta? ¿y cuántos harán falta para construir todos los mundos virtuales que podamos imaginar cada uno de nosotros? Está claro las necesidades del mundo físico estarán cada vez más cubiertas por las máquinas, pero que nos buscaremos mundos más sofisticados en los que cada vez viviremos más tiempo y trabajaremos más personas. Serán entornos virtuales o mixtos pero cada vez menos separados, dejaremos de tener claras esas fronteras de lo que es o no virtual y supongo que pasará a ser una palabra en desuso.

¿Qué opinas del plan de Elon Musk para colonizar Marte? ¿Estás ahorrando para ser uno de los primeros viajeros espaciales?

Los grandes retos son los que hacen avanzar la ciencia y la tecnología

Cuando Kennedy propuso viajar a la Luna, los motores más potentes construidos en ese momento eran menos de 50 veces los necesarios para dicho viaje. Pero 9 años más tarde, éste y otros muchos obstáculos fueron superados para conseguir la hazaña. Elon Musk consigue aprovechar puntos de inflexión de distintas tecnologías para abordar proyectos enormemente relevantes y nos ha mostrado también cómo hoy en día son las empresas privadas con modelos de innovación ágiles, los que pueden abordar dichos proyectos que hasta hace poco sólo podían ser planteados con financiación pública a largo plazo. De las compañías que acierten en sus apuestas en estos enormes proyectos, saldrán las grandes fortunas del próximo siglo y probablemente se convertirán en ese 1% de la población que será la que dominará la tecnología y por tanto la economía durante los próximos siglos.

Ni me gustan los deportes extremos ni viajar, si eso supone estar separado de mi familia. Así que me parece que conoceré Marte, como la mayoría de la población, por realidad virtual.

¿Podrías decirnos en qué año consideras que una buena parte de los coches en las carreteras serán autónomos y por qué?

Entre 5 y 10 años. En los países con menos restricciones normativas o economías menos proteccionistas podrá ser en 5 años o menos. El problema no va a ser la tecnología sino cómo cambiarán muchos modelos sociales y económicos. Habrá que replantear los modelos de ventas o alquileres de coches, los seguros de viaje, el transporte público, los parkings, el precio del suelo residencial, dado que el tiempo de desplazamiento al trabajo dejará de ser un tiempo muerto, etc, …

¿Cómo crees que deberían enfocar los gobiernos la regulación de los avances tecnológicos como la conducción autónoma, la utilización de drones, los transgénicos y la crionización?

Uff! No me siento autorizado para dar ningún consejo en materia de regulación. Me parece un trabajo de complejidad creciente dado que la regulación debe ser planteada a largo plazo, para que las reglas de juego sean estables y permitan el desarrollo de los distintos sectores industriales. Esto requiere un amplio consenso en políticas cuyos efectos son difíciles de predecir, con las diferentes disrupciones tecnológicas, y el consenso lleva tiempo que es precisamente lo que dificulta que la legislación siga el ritmo a los avances tecnológicos.

Quizá la única manera de plantearlo sea que los distintos gobiernos de un país confíen en equipos multidisciplinares en tecnologías y supranacionales o al menos independientes y estables, frente a los cambios de signo político en cada país. Sólo de esta forma se podrán plantear políticas con suficiente visión, con objetivos largoplacistas y que tomen como referencias las buenas prácticas mundiales y no los éxitos o titulares del corto plazo de cada país.

En España en particular, me encantaría que se hiciera un plan energético a largo plazo que estuviera condicionado lo menos posible por los intereses actuales o pasados

Lo siguiente que resulta anacrónico en nuestro país es la nula tecnificación de la justicia (ahora estamos con el proyecto Papel cero y yo pronostico que a este paso en 20 años estaremos con algún nuevo reto que podría llamarse PDF cero) y la hipercompleja administración donde la enorme inversión hecha en tecnología no se ha enfocado correctamente, supongo que por la dificultad de nuestro ineficiente modelo compartimentado de administración pública.

Lo de los drones parece bastante más fácil. Hay otros muchos temas peliagudos donde no es una reglamentación lo que hace falta, sino un rediseño de todo el modelo de sociedad. Por ejemplo los temas de envejecimiento de la población, los nuevos modelos de salud pública, los temas de genética son realmente complejos. Requieren un enfoque que le queda grande por separado a cada uno de los ministerios actuales y que entiendo que será un debate que deba realizarse en Europa y no en cada uno de los países.

¿Qué te parecen los avances de la nanotecnología para su aplicación en el ámbito de la salud? ¿Crees lo que dicen algunos científicos que gracias a los nanorobots se podrá acabar con el cáncer?

El cáncer es una única palabra para miles de enfermedades distintas con distintos contextos que multiplican los diagnósticos y tratamientos. Igualmente hay actualmente decenas de aproximaciones distintas para terminar con todas estas enfermedades. La posibilidad de reprogramar nuestras células contra los tipos específicos del cáncer o la posibilidad de disponer de células artificiales o nanorobots que vigilen y limiten cualquier comportamiento cancerígeno, son las dos líneas de avance que resultarán más definitivas, dada la versatilidad para acabar con muchas enfermedades distintas con comportamientos comunes.

¿Qué piensas de las predicciones de Raymond Kurzweil en relación con la inmortalidad?

Al igual que con sus predicciones de la inteligencia artificial, me parece que se cumplirán, pero no en los plazos que él estima. Creo que todavía no ha nacido el primer hombre que será inmortal y que tardaremos más de 30 años en disponer de una AI superior en todos los aspectos a la del cerebro humano. Pero comparto que una generación más o 20 años más, será muy probable que ambos hitos se puedan alcanzar.

¿Qué es para ti la Singularidad?

Una palabra de moda; las características de ciertas soluciones de algunas ecuaciones matemáticas;

La singularidad es un punto en la evolución en la que se produce un salto cualitativo como consecuencia de una combinación de saltos cuantitativos crecientes… o todo lo anterior, a la vez, cuando se habla del momento en el que la inteligencia artificial empiece a evolucionar hacia una inteligencia artificial superior que ya sea imposible de seguir por la inteligencia humana.

Dice el inventor de la palabra Ray Kuzweill que este momento será sobre el año 2040.

¿Cómo has conseguido que Sngular se convierta en una organización exponencial?

No soy muy fan de las recetas mágicas: ni de las cinco fuerzas de Michael Porter ni de las reglas de oro para crecer exponencialmente, de mi admirado amigo Salim Ismail en su libro Exponential Organizations… Son extrapolaciones o generalizaciones de estadísticas de empresas a las que les ha ido bien pero no veo que se dé la fórmula recíproca, es decir, que tener en cuenta todas las fuerzas o reglas descritas garantice el éxito o el crecimiento desaforado.

Tampoco creo que mi empresa sea exponencial o al menos está en una etapa muy temprana de exponencialidad porque, aunque históricamente triplica tamaño cada 5 años (eso sería una fórmula exponencial), pero nos ha llevado 20 años tener un equipo de 320 personas y la gente entiende la exponencialidad como “pelotazo” tipo Uber, por lo que yo prefiero seguir diciendo que nosotros somos una empresa hecha “a fuego lento” (aunque parece que el fuego va en aumento 😉  ).

Sí creo que en los planes o visiones a largo plazo ya que son los únicos que se pueden propagar entre generaciones o a medida que creces en tamaño en el caso de las empresas, sumando clientes y empleados. Hay un caso extremo de organizaciones exponenciales que se ha comprobado históricamente ya en varias ocasiones que realmente funcionan y sí que llegan a crecer exponencialmente, hasta ocupar gran parte del planeta: son las religiones; tienen visiones estables a largo plazo (al máximo plazo posible de la eternidad), no necesitan tener culturas ágiles ni adaptarse a los cambios con facilidad (algunas siguen hablando un idioma de hace miles de años), pero tienen reglas y valores sencillos que son fáciles de transmitir y con los que una parte de la población se siente identificada.

En mi caso, con Sngular he intentado construir una empresa en la que simplemente me guste estar personalmente. Por ello, he fomentado los valores personales y profesionales con los que me siento cómodo: honestidad para dormir tranquilo, respeto humano para estar agusto con mis compañeros y que me apetezca ir a la oficina los lunes, trabajo y esfuerzo continuo por mejorar, para poder sentirme orgulloso de cualquier cosa que consigamos, e ilusión por hacer cosas distintas para seguir divirtiéndome. Afortunadamente he encontrado mucha gente que comparte estos valores o esta forma de enfocar el trabajo y hoy me siento arropado por un equipo que tira de todos los demás, que nos reta cada día, un equipo inconformista con cualquier cosa que conseguimos y que quiere modificar o cambiar la empresa lo que haga falta para que así se mantenga como el sitio donde nos siga apeteciendo trabajar en el futuro.

¿Podrías hablarnos de tus planes de futuro?

En un par de años, tendré que superar la barrera sicológica de mis 50 años y supongo que me replantearé, como otras veces, si en algún momento debo dejar mi rol de Presidente Ejecutivo al frente de todo Sngular para concentrarme únicamente en alguna parcela de la empresa más enfocada en los temas de innovación y diversificación que son los al final los que más me divierten y en los que creo que puedo seguir aportando un valor diferencial en la compañía durante algunos años.

Si mi empresa y mis negocios sigue bien y puedo permitírmelo, me gustaría poder regalar parte de mi tiempo y el de algunos compañeros a otras actividades, como una próxima Fundación que tenemos ganas de poner en marcha.

Mientras mi energía y mi cabeza me lo permitan, creo que siempre me gustará dedicar tiempo a leer de ciencia, asistir a congresos variados, a estudiar de lo haga falta conocer y si es posible colaborar con gente experta en otras materias. En mi minibio de twitter sigo añadiendo lo de estudiante porque así me sigo sintiendo. Me encanta preguntar y aprender de los que saben mucho de otras disciplinas. Por ejemplo, desde hace años estoy en el Consejo de Administración de NIMGenetics y me encantaría tener más tiempo para dedicar a esta empresa de diagnóstico genético. Supongo que es una mezcla de dos factores: que desde siempre me gustado aprender cosas nuevas, y que estamos en un momento en donde la mezcla de disciplinas diversas, genera enormes oportunidades de mejora y de negocios.

Un comentario en “José Luis Vallejo nos transmite su visión sobre el futuro de la innovación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *