Lo pequeño es hermoso

El título del libro sobre economía escrito en 1973 por Ernst Friedrich Schumacher es también una buena forma de titular este artículo en el que vamos a conocer con detalle todo lo que está sucediendo, y lo que podría suceder en el futuro cercano, en el ámbito de la nanotecnología: la tecnología capaz manipular de forma precisa los átomos y moléculas, para la fabricación de productos a macroescala. Un tema que el científico Ray Kurzweil, director de tecnología de Google y fundador de Singularity University, ha situado como una de las tres tecnologías que más va influir en el futuro de la humanidad.

También podríamos haber llamado a este artículo como: “Nanotecnología, la tecnología invisible”, debido a que vamos a hablar de una tecnología cuyo resultado es imperceptible para el ojo humano, al ser necesario disponer de un microscopio electrónico para observar los componentes que en ella se utilizan. Aunque resulte invisible para nosotros, sin embargo la nanotecnología está ofreciendo multitud de aplicaciones en todo tipo de ámbitos, lo que la convierte en una tecnología estrella en estos momentos, en lo que a innovaciones se refiere, de cara a mejorar todo tipo de productos que habitualmente forman parte de nuestras vidas. A continuación vamos a conocer los 10 ámbitos en los que la nanotecnología está desarrollando una actividad más relevante.

10 aplicaciones de la nanotecnología que están mejorando el mundo

1. Salud:

Sin duda el mundo de la medicina y la salud es en el que vamos a encontrar unos resultados más impactantes de la capacidad del ser humano para controlar la materia a escala nanométrica. A continuación vamos a destacar algunos de los avances más recientes en el uso de la nanotecnología para mejorar la salud de las personas.

Científicos del Instituto Jacques Monod CNRS de la Universidad París Diderot, el Instituto de Biología de ENS y la Universidad británica de Bristol, han utilizado la nanotecnología para grabar en tiempo real enzimas en el proceso de reparación del ADN dañado por rayos ultravioletas. El conocimiento de estos mecanismos puede permitir importantes avances en la lucha contra el cáncer de piel y también podría tener efectos en la curación de ciertas enfermedades bacterianas, como la tuberculosis, que emplean proteínas muy similares para proliferar.

En la lucha contra el cáncer también trabajan Investigadores de la Universidad de Toronto que utilizan la nanotecnología para mejorar la forma en la que acceden los medicamentos de la quimioterapia a los tumores, y además evitar que se dirijan a otros lugares del cuerpo donde puedan tener una acción perjudicial. Las nanopartículas que han fabricado con oro, se unan a hebras de ADN que tienen la capacidad de cambiar de forma para conseguir el acceso selectivo al tejido enfermo. Cuando los medicamentos quimioterapéuticos son inyectadas a un paciente, entran en el torrente sanguíneo buscando a esas células tumorales.

En el mismo ámbito desarrollan sus investigaciones científicos del Brigham and Women’s Hospital en Boston, que han desarrollado una técnica basada en la nanotecnología que permite evaluar en pocas horas la eficacia de la quimioterapia y de la inmunoterapia. El uso de nanopartículas posibilita que las células tumorales que mueren a consecuencia del tratamiento emitan fluorescencia, lo que permite identificar si un tumor es sensible o resistente a una terapia específica, de forma mucho más rápida a como sucede con las actuales técnicas de monitorización.

Científicos del Instituto de Microelectrónica de Madrid también utilizan la nanotecnología en la detección precoz del cáncer de pulmón a través de un análisis de sangre. Cuando esta técnica pueda ser aplicada a la población de riesgo, podría aumentar la supervivencia en este tipo de tumor ya que sería capaz de diagnosticarlo en una etapa en la que los tratamientos son mucho más eficaces.

Un último ejemplo de utilización de nanotecnología en el ámbito de la salud es el trabajo que realizan Científicos de las universidades de California y San Francisco que han aprovechado los últimos avances en nanotecnología y regeneración de tejidos, para crear un prototipo de riñón artificial que está formado por miles de nanofiltros colocados en un biocartucho, que sirve para filtrar las toxinas de la sangre. Para ello realiza la función de un bioreactor, hecho de células tubulares renales, con la capacidad de imitar los roles metabólicos y reguladores del agua de un riñón real.

2. Energía:

La nanotecnología ofrece enormes utilidades en el desarrollo de nuevos materiales utilizados para la generación de energías renovables, la fabricación de baterías y la mejora de la eficiencia energética.

En este ámbito trabajan científicos del Instituto para la Bionanotecnología Simpson Querrey de la Universidad Northwestern, con el objetivo de diseñar un sistema que permita producir electricidad y combustibles a partir de la luz solar. Para ello utilizan materiales orgánicos, que son menos costosos que otros materiales más avanzados como el silicio y que se pueden diseñar con características muy específicas, para que logren cumplir funciones como la absorción selectiva de la luz solar. El trabajo comienza con el diseño de moléculas, que son programadas para que se autoensamblen en diferentes formas o nanoestructura,s capaces de cumplir una determinada función. Para poder programar esas moléculas y predecir la forma en que se van a organizar, según la función esperada, es necesario modificar su composición química. Estos investigadores han diseñado una nanoestructura que forma un material sólido llamado hidrogel, que puede ser colocado debajo de un sustrato transparente, para que la luz del sol pueda penetrar y así generar electricidad y combustibles de manera espontánea. Ese combustible podría tener los mismos usos que el que se extrae del petróleo, pero sin generar daño ambiental. El objetivo del científico costarricense Samuel Stupp, que lidera esta investigación, es construir una “fábrica química” para crear compuestos variados a partir de la luz solar.

La nanotecnología también está jugando un papel fundamental en la fabricación de una nueva generación de baterías . Ejemplo de ello es el trabajo que realiza la empresa Sunshine Coast que ha desarrollado el producto Nano Nouvelle, un electrodo tridimensional y nanoestructurado, que tiene el objetivo de superar las actuales limitaciones de las baterías. El Nanode utiliza estaño como material del electrodo, mostrando una densidad mucho mayor de energía que el grafito utilizado actualmente en las baterías. Hasta el momento el uso comercial de estaño se había limitado debido a su tendencia a hincharse durante la carga y posteriormente perder energía. El problema se soluciona gracias a la nueva estructura basada en nanotecnología que Nanode proporciona, creando un compuesto de finas películas de material activo sobre una red de fibras porosas en 3D. Esto permite que la estructura de electrodos frene la expansión del volumen del estaño, mientras conserva la estabilidad dimensional del electrodo. Gracias a ello las baterías pueden almacenar la misma cantidad de energía en un volumen más pequeño, en comparación con las baterías de iones de litio convencionales.

3. Agricultura:

El mundo agrícola está siendo otro de los grandes beneficiados de la nanotecnología, lo cual se suma a un buen número de innovaciones de las que hablamos en el artículo que dedicamos a la agrotecnología. En el ámbito de la agricultura de precisión es donde trabajan científicos de Washington University en St Louis, utilizado nanopartículas de zinc para aumentar el crecimiento y rendimiento de un tipo de frijol, que contiene altas cantidades de proteína y fibra, y que es ampliamente cultivado para la alimentación en Asia. Gracias a la aplicación de esta tecnología se pueden obtener grandes ventajas para el cultivo, como mejorar los valores nutricionales de las plantas, reducir el uso de fertilizantes convencionales y reducir la contaminación del agua. Los científicos están investigando una gama de nanopartículas de metales y óxidos metálicos denominados nanofertilizantes, para su uso en las plantas y en la agricultura. Estos materiales se pueden aplicar a las plantas a través del riego del suelo o pulverizarse sobre sus hojas, lo cual resulta especialmente beneficioso para el medio ambiente, ya que se evita la contaminación del suelo. Dado que las partículas son extremadamente pequeñas, las plantas pueden absorberlas de manera más eficiente a través del suelo y de esta forma evitar que queden ahí depositadas.

Igualmente trabajan con el objetivo de mejorar los cultivos agrícolas investigadores de la Universidad Nacional de La Plata, a través del producto fitosanitario 2,4 D que es uno de los primeros y más eficaces herbicidas para el control de malezas. La baja volatilidad que presenta este producto basado en nanotecnología, permite trabajar con mayor seguridad en las aplicaciones cercanas a áreas urbanas, a la vez que presenta menor problemática para tratamientos en zonas cercanas a cultivos susceptibles y montes frutales o nativos.

4. Alimentación:

La nanotecnología también tiene mucho que aportar en el mundo de la alimentación, por ejemplo para mejorar el tratamiento de los alimentos, de cara a su conservación. Para ello se están utilizando nanopartículas de plata, cuyas propiedades antimicrobianas ayudan a la fabricación de envases de papel recubiertos de este metal, capaces de conservar los alimentos en buen estado durante más tiempo.

Con este mismo objetivo trabajan Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México que han creado un recubrimiento comestible constituido por nanocápsulas, que se aplica a frutas y verduras recién cortadas, para lograr su conservación hasta las tres semanas. Esta innovación ayuda a disminuir el proceso de oxidación y controlar la deshidratación, una vez que las frutas y verduras son lavadas, cortadas, peladas, rebanadas o empacadas. Además las deja listas para ingerirse sin necesidad de volverlas a lavar o desinfectar. Los científicos también consideran la posibilidad de encapsular proteínas o microorganismos como lactobacillus, que podrían usarse en la superficie del producto, con lo que además de contribuir a su conservación se estarían aportando probióticos a la dieta. Este recubrimiento de nanocápsulas también puede aplicarse en carnes y otros productos comestibles.

También en Brasil encontramos científicos que trabajan utilizando la nanotecnología en este caso para mejorar la conservación de los huevos, en concreto se trata del trabajo que realiza la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria con el objetivo de desarrollar revestimientos protectores para los huevos comerciales a partir de la nanotecnología. La investigación se orienta a un revestimiento que hace que el huevo se vuelva resistente a la rotura y a la quiebra, lo que permite que la vida útil del huevo se alargue y mantenga durante más tiempo las características y propiedades nutricionales internas.

5. Medio Ambiente:

La detección de contaminantes en el agua es una de las aplicaciones que la nanotecnología va a ofrecer para mejorar la situación del medio ambiente. Aquí es donde encontramos el trabajo que realizan los científicos del Instituto Tecnológico Gallego para el desarrollo de tecnologías que permitan la identificación temprana de contaminantes en el agua, a través del diseño de nanosensores para la detección remota y en tiempo real de cianotoxinas y bacterias e-coli, que pueden estar presentes en las aguas de abastecimiento procedentes de embalses. Gracias a estas investigaciones será posible ofrecer una rápida respuesta ante emergencias y situaciones de riesgo por contaminación de las aguas; mejorar la prevención y la gestión integral para reducir costes en la recuperación ambiental; además de proteger la diversidad y el patrimonio natural, al mismo tiempo que se mejora la salud ambiental y humana.

En la depuración de agua por medio de la nanotecnología también trabaja el científico Marino Morikawa quien recientemente ha afrontado en ambicioso proyecto de descontaminación de la laguna El Cascajo, en Perú. Morikawa y su equipo de la empresa NANO+7 están enfocados en descontaminar el lago Titicaca con nanotecnología, una técnica que se puede replicar para limpiar el aire de agentes contaminantes. La tecnología aplicada se denomina Micro-Nano Burbujeo y utiliza biofiltros desarrollados por el científico en Japón. En el proceso se bombean las nanopartículas, que en su camino a la superficie atrapan bacterias, metales y otros contaminantes hasta evaporarlos. Los biofiltros reducen la carga contaminante por su propiedad de adsorción y absorción formando biopelículas en el humedal.

Continuando en el ámbito de la aplicación de la nanotecnología para resolver los problemas de la contaminación, nos encontramos las investigaciones de los Científicos de la Universidad Técnica de Darmstadt en Alemania y del Instituto Indio de Tecnología Kanpur, para desarrollar un tipo de estructura a partir de nanotubos de carbono, capaz de atrapar y almacenar los gases causantes del efecto invernadero. Para ello han creado un nuevo tipo de membranas que al ser atravesadas por el aire, retienen las moléculas de CO2, permitiendo el paso de otro tipo de gases menos nocivos. Gracias a esta investigación se ha descubierto que la eficiencia de estas membranas puede mejorarse modificando la disposición de los nanotubos, mediante el ajuste de parámetros morfológicos de la membrana, como es el espesor de los nanotubos, la distancia entre ellos y su altura. Los resultados muestran que disponiendo los nanotubos verticalmente y ajustando convenientemente los parámetros, la absorción de gas es superior a otros materiales típicamente utilizados en este tipo de experimentos, como el carbón poroso o las zeolitas.

6. Construcción:

Son muchos los materiales y procesos relacionados con la construcción que se van a ver beneficiados gracias a los avances en nanotecnología. Por ejemplo la nanotecnología ha permitido a la empresa mexicana Nano Depot comercializar los materiales desarrollados por el Instituto Leibniz para disponer de nuevos recubrimientos aislantes sustitutivos de los fabricados con derivados del petróleo. Se trata de materiales con capacidades para repeler agua, aceites, suciedad, purificar el aire y mejorar el rendimiento de piezas mecánicas del sector automotriz. Estos productos están elaborados a base de dióxido de silicio, y aunque puedan resultar más caros que los derivados del petróleo, cubren más área con menos producto y su duración puede ser, según la concentración, de uno hasta 10 años en el caso de los destinados a la purificación del aire.

Por otro lado nos encontramos el trabajo que realizan el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos de la Universidad de Zaragoza y la empresa italiana AMA Composites, para el desarrollado un revolucionario material aislante que permita mejorar la eficiencia energética del hogar, ofreciendo la mitad de espesor que uno convencional y con menor gasto energético en su fabricación. La creación de este nuevo material, llamado Aeropan, ha sido financiada por la Comisión Europea. El material cuenta con pequeñas cápsulas de aire, que le aportan importantes ventajas frente a los materiales tradicionales gracias a la nanotecnología, como es aumentar su capacidad aislante al reducir su conductividad térmica. El panel Aeropan de 10 mm de espesor permite alcanzar los mismos niveles de aislamiento que se consiguen actualmente con 25 mm de un panel de Poliestireno Expandido, además estas propiedades consiguen aumentar la vida útil del material hasta 60 años.

7. Industria:

La empresa UltraTech ha sido pionera en el uso de la nanotecnología con el objetivo de producir un material capaz de crear una barrera no porosa aplicable sobre casi cualquier material, incluyendo el metal, hormigón y tejidos. Este nuevo material llamado Ultra-Ever Dry resulta ser súper-hidrófobo y oleófobo, por lo que repele líquidos basados en agua y algunos a base de aceite. Se trata de un producto que puede recubrir un objeto y crear una química de superficies y texturas con patrones de formas geométricas que tienen picos o puntos altos, que poseen una mayor capacidad de repeler líquidos y suciedad, con respecto a otros tipos de revestimiento o protección. Otra de sus características es que mejora enormemente la adherencia y resistencia de abrasión, en comparación con anteriores tecnologías superhidrófobas, lo cual le permite ser utilizado y aplicado cuando se requiere una mayor durabilidad y resistencia. El material está especialmente indicado como medio de mantenimiento preventivo para aumentar la vida útil de las herramientas y de los equipamientos de trabajo, como son los motores eléctricos al protegerlos eficazmente contra la corrosión.

8. Belleza:

La industria de la belleza moviliza cantidades ingentes de dinero, por lo que puede resultar un importante aliciente para el desarrollo de productos basados en nanotecnología, como los que están creando Científicos de la empresa fabriQUIMICA y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina con el objetivo de reducir o eliminar las arrugas de la piel. Para ello buscan elaborar un producto de rejuvenecimiento de la piel que abarate costes y que pueda revolucionar la industria cosmetológica. Este proyecto fue galardonado con el premio al mejor trabajo científico en el Congreso Argentino de Químicos Cosméticos. La rotura del cabello también puede ser un aspecto relacionado con la belleza en el que puede aplicarse la nanotecnología. A ello se dedica la empresa Sweet Professional que ha lanzado al mercado un nuevo tratamiento nanotecnológico que evita la rotura que producen algunos productos químicos en el cabello. Se trata de una serie de productos que reposicionan las cadenas de aminoácidos y proteínas de la fibra capilar actuando desde el interior hacia el exterior y ayudando a revitalizar el cabello.

9. Moda:

El mundo de la moda tiene en la nanotecnología un excelente aliado de cara a mejorar las características de los tejidos que se utilizan para la fabricación de todo tipo de prendas, especialmente aquellas que requieren de características especiales como puede ser la ropa deportiva. En este ámbito trabaja un equipo de investigadores del Ian Potter NanoBioSensing Facility y el Laboratorio de Investigación en Nanobiotecnología de la universidad australiana RMIT, utilizando nanoestructuras de plata y cobre por su capacidad para absorber la luz visible. Cuando estas nanoestructuras se exponen a la luz, las nanopartículas de superficie reciben una carga de energía y se excitan, generando lo que se conoce como “electrones calientes”. Estos, a su vez, liberan una descarga de energía que degrada la materia orgánica, permitiendo a las nanoestructuras eliminar las manchas y las suciedad presentes en un tejido.

En el sector de la ropa deportiva también trabajan las empresas Colmar y Directa Plus utilizando el grafeno para mejorar las prestaciones de determinadas prendas deportivas y de esta forma ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas. Concretamente la empresa ha desarrollado un material textil inteligente basado en nanotecnología que tiene la capacidad para actuar como filtro entre el cuerpo y el ambiente externo, garantizando siempre la temperatura ideal a quienes las llevan y ofreciendo un confort personalizado. Gracias a esta tecnología el calor producido por el cuerpo humano se dispersa en presencia de climas cálidos, y se conserva y distribuye de manera uniforme en climas fríos. Estos tejidos son además electrostáticos, bacteriostáticos y pueden reducir el roce con el aire y el agua.

10. Espacio:

STARSHOT

¿Puede la nanotecnología ayudar a la humanidad en su objetivo de conquistar el espacio? el científico Stephen Hawking y el empresario multimillonario ruso Yuri Milner están dispuestos a demostrarlo y para ello han puesto en marcha el proyecto denominado Breakthrough Initiatives, en el que está previsto utilizar la nanotecnología para crear una nave espacial con la que se pueda viajar a una velocidad un 20% menor que la velocidad de la luz, lo que permitiría por ejemplo llegar a Alfa Centauri, en aproximadamente 20 años. Entre los desarrollos que será necesario acometer para esta misión se encuentra el StarChip, un pequeño dispositivo creado con nanotecnología que permitirá guiar la nave. Una nave que además estará equipada con cámaras, propulsor de fotones, su propia fuente de alimentación, sistemas de navegación y comunicación, además de un pequeño laboratorio científico. El sistema de propulsión de la nave ha sido denominado LightSail y consiste en una vela solar de un metro de superficie y tan solo unos cientos de átomos de espesor. Para el lanzamiento de la nave se tiene pensado usar una potencia de 100 gigavatios, lo cual aplicado a las pequeñas dimensiones de la nave daría como resultado una velocidad teórica de lanzamiento de 100 millones de millas por hora.

Startups que más inversión han logrado para desarrollar productos basados en nanotecnología

Aunque los centros de investigación públicos y de las universidades encabezan las principales investigaciones en el ámbito de la nanotecnología, que hemos comentado a lo largo de este artículo, también encontramos que cada vez son más las startups que han detectado una oportunidad de negocio en este sector y trabajan para desarrollar nuevos productos nanotecnológicos. A continuación os vamos a presentar las 10 startups de nanotecnología que más inversión han logrado a nivel internacional.

Oxford Nanopore Technologies es una empresa basada en Reino Unido, que cuenta con 408 millones de dólares para el desarrollo de tecnologías para la detección electrónica y el análisis de moléculas individuales utilizando nanoporos. Entre los productos que ha desarrollado la empresa destaca un secuenciar ADN desechable y portátil capaz de leer directamente las bases químicas en una molécula de ADN enroscada a través de un agujero nanoscópico en una proteína.

Nanosys ha realizado 9 rondas de inversión por valor de 149 millones de dólares para el desarrollo de pantallas LCD basadas en nanotecnología. La startup canadiense ha creado junto con 3M un producto llamado Quantum Dot Enhancement Film que ofrece a los fabricantes de pantallas LCD  un material que incorpora puntos cuánticos para crear la iluminación de fondo en las pantallas. Otros productos desarrollados por la empresa son células solares, herramientas para la investigación científica, electrónica flexible y nanoestructuras para uso en cámaras digitales y smartphones.

QD Vision es una empresa líder a nivel internacional en tecnología de puntos cuánticos dirigida a la mejora el rendimiento y reducción del consumo de energía de los dispositivos electrónicos con pantallas QLED. La empresa ha logrado 133 millones de dólares en 10 rondas de inversión y entre sus inversores destaca BASF Venture Capital.

NanoH20 tras recibir 95 millones de dólares de inversión fue adquirido en 2014 por el gigante de la electrónica LG a través de su división Chem. La empresa había desarrollado una tecnología de membrana para la industria de la desalación basada en nanocompuestos de película delgada.

Tarveda ha logrado 83 millones de dólares de inversión para el desarrollo de terapias de lucha contra el cáncer basadas en nanotecnología. La empresa ha desarrollado un medicamento llamado Pentarim que tiene la capacidad de introducirse en el cuerpo de manera selectiva en busca de tumores sólidos.

Nantero ha logrado 82 millones de dólares de inversión para el desarrollo de una memoria flash para ordenadores denominada NanoRAM que está basada en nanotubos de carbono depositados en una capa de sustrato de silicio con transistores o diodos.  La empresa también tiene previsto aplicar esta tecnología para el desarrollo de otros dispositivos electrónicos como pantallas virtuales, tablets enrollables, portátiles de arranque instantáneo, o smartphones con vídeo en 3D.

Cambrios ha recibido 81 millones de dólares de inversión para el desarrollo de soluciones de nanotecnología para la fabricación de dispositivos electrónicos con conductores transparentes.

Liquidia ha realizado rondas de inversión por valor de 70 millones de dólares para el desarrollo de productos basados en nanotecnología, para su aplicación en el ámbito de la salud. En concreto algunas de sus aplicaciones tiene que ver con el mundo de las vacunas y de la oftalmología.

Glo es una startup sueca que ha captado 66 millones de dólares de inversión para la aplicación de materiales de nitruro de galio manipulados a escala nanotecnológica para el desarrollo de una nueva generación de LEDs que puedan ser utilizados en soluciones de iluminación de alta calidad para los sectores de retro-iluminación, iluminación general y automoción. Los productos de Glo usan su tecnología patentada nLEDTM que permiten superar las limitaciones de los LED planos comunes, ofreciendo emisores azules, verdes y rojos únicos, altamente eficientes y estables, utilizando un único sistema de material.

Nanosteel ha conseguido 37 millones de dólares de inversión provenientes de varios fondos de inversión entre los que cabe destacar General Motors Ventures. La empresa ya ha realizado las primeras pruebas de su material de acero nanoestructurados de alta resistencia. Las láminas de acero automotriz producidas ofrecen una una alta resistencia y conformabilidad. La elevada resistencia permite a los diseñadores crear piezas mediante materiales de calibre más delgado y por lo tanto más ligeros, mientras que la gran capacidad de elongación permite a los fabricantes producir las piezas de nuevo diseño sin necesidad de técnicas de procesamiento costosas, capacitación adicional de los operarios ni aumento de los costos de capital.

Otras startups nanotecnológicas que vale la pena conocer para tener una visión más amplia de este sector: Pixelligent, Nanostellar, Applied Nanotools, Lumiant, Liquidity, Fiberio, Canatu

Startups hispanas que trabajan en el impulso de la nanotecnología

En España y América Latina también contamos con importantes empresas dedicadas al desarrollo de productos basados en la nanotecnología. Estas empresas aún no han logrado realizar importantes rondas de inversión, como las de las startups que hemos enumerado anteriormente, pero sin embargo están demostrando una gran capacidad de innovación que vale la pena tener en cuenta.

Nanogap es una empresa que surge como una spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela, fruto del descubrimiento de los clústeres cuánticos atómicos, que se pueden aplicar en múltiples campos como la medicina, farmacología, electrónica, automoción y nuevos materiales. Desde su fundación la empresa ha logrado el apoyo de varios fondos de inversión entre los que podemos destacar Unirisco, la sociedad de capital riesgo de las tres universidades gallegas, el Fondo Tecnológico I2C de la Xunta de Galicia, Uninvest, Caixa Capital Risc, la gestora de capital riesgo de La Caixa, Abanca, Banco Pastor, BPI, Inditex, San José, R y la Zona Franca. La startup trabaja en el desarrollo de nuevas partículas que con múltiples aplicaciones, entre las que destaca la conductividad eléctrica. El producto con mayor potencial de la compañía en la actualidad son las nanofibras de plata, que se utilizan en las pantallas táctiles de dispositivos electrónicos, y los clústeres cuánticos atómicos de plata, que se usan en las tintas conductivas para la impresión de etiquetas de radiofrecuencia RFID.

InnoUp Farma una empresa  fundada por Maite Agüeros, Manuel Rodríguez y Juan Manuel Irache para la investigación y desarrollo de medicamentos basados en nanotecnología. La empresa trabaja en el uso de la nanotecnología para conseguir administrar fármacos anticancerosos por vía oral, para ello lo solubilizan y le aumentan la permeabilidad intestinal, con lo que puede absorberse a través del intestino y llegar a la sangre directamente. De esta forma se pueden conseguir niveles óptimos de fármaco, modificando sus concentraciones en sangre de manera controlada, por lo que resulta más segura y menos tóxica.

Endor Nanotechnologies es una startup española que ha creado una terapia para evitar que el cáncer de páncreas y colon se vuelva resistente. La terapia ha obtenido niveles de eficacia extraordinarios en modelos animales con cáncer de páncreas y colon. Actualmente está lista para iniciar la fase de estudios clínicos con pacientes donde se obtendrá una evidencia clara sobre el nivel de eficacia que esta nueva forma de entender el tratamiento del cáncer. La empresa nació en 2007  como  una  spin-off del Instituto  Catalán  de  Nanociencia  y  Nanotecnología.

Nanobioplus es una empresa que aplica la nanotecnología para solucionar problemas de formulación y procesamiento en los sectores farmacéutico, cosmético, agroalimentario y fitosanitario. Con tecnologías propias y patentadas, la empresa es especialista en nanopartículas poliméricas. Desarrollan productos farmacéuticos reformulando moléculas conocidas, incrementando su seguridad y su beneficio terapéutico.
La tecnología que han creado les permite desarrollar soluciones a medida para problemas concretos mediante la adaptación de sus nanopartículas autoensamblantes (Nano G201, Cap G201, SNAP,…). También han desarrollado nanopartículas bioadhesivas y sistemas de delivery basados en la formación in situ de las nanopartículas para la liberación controlada de sustancias de interés. La empresa cuenta con el apoyo de inversores como los fondos Inveready y Startup Navarra que han participado en una ronda de inversión de 2,1 millones de euros en la que también se incluyen fondos públicos.

Nanoinmag desarrolla su actividad en la industria de nanopartículas. Además ayuda y asesora a las empresas sobre la correcta forma de introducir dichas partículas en sus líneas de producción, de tal modo que puedan conferir un valor añadido a los productos ya existentes. La empresa continúa investigando e innovando en el campo de la síntesis de nuevas nanopartículas y nuevas aplicaciones, con el objetivo de ampliar las escalas de síntesis de laboratorio a gran industrial. Su objetivo es convertirse en el referente en la fabricación de nanopartículas metálicas magnéticas, poliméricas e inorgánicas.

Nanoimmunotech ofrece una gama completa de productos, servicios, y proyectos hechos a medida, para poder ayudar a las empresas en el ámbito de la nanobiotecnología, desde en el diseño de sus nanopartículas, nanomateriales o complejos nanosistemas (mediante bioconjugación), en la comprobación de las propiedades de sus productos, la reproductibilidad de su producción o sus efectos biológicos, hasta en el diseño de revolucionarios biosensores con propiedades altamente competitivas que permiten una detección rápida, sencilla y ultra-sensible de multianalitos.

Conclusión:

En este artículo hemos descubierto algunas de las principales investigaciones que se están realizando para aplicar la nanotecnología en temas tan importantes como la salud, la agricultura, la alimentación y el medio ambiente. Además hemos conocido las empresas más relevantes que están utilizando la nanociencia para crear nuevas aplicaciones a nivel tecnológico que permitan crear productos más eficientes. Como hemos podido comprobar la posibilidades que presenta la manipulación de la materia a escala nanométrica son inmensas, ofreciendo un gran potencial que corrobora la máxima del minimalismo: menos es más. Cuanto menor es la escala a la que somos capaces de manipular la materia, mayor es el potencial que podemos lograr a la hora de crear nuevos productos o mejorar los ya existentes, de cara a satisfacer las nuevas necesidades que presentan las personas y las empresas.

3 comentarios sobre “Lo pequeño es hermoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *