Las tecnologías más relevantes para el futuro de la humanidad

Si el siglo XX estuvo marcado por tecnologías como las telecomunicaciones y la informática, en el siglo XXI, gracias a invenciones como Internet, estamos ampliando significativamente el rango de posibilidades al respecto de cómo la tecnología se integra en nuestras vidas, hasta el punto de convertirnos en una especie evolucionada de los seres humanos. Cuando cada vez haya más personas que se propongan una integración de la tecnología dentro de su cuerpo, para convertirse en cyborgs o cuando muchas personas decidan dejar de habitar en la Tierra, para explorar el espacio, el género humano habrá dado un nuevo salto en su evolución, que le llevará a afrontar retos y buscar oportunidades, que hasta ahora tan sólo formaban parte de la ciencia ficción. Los sueños de los autores futuristas comienzan a hacerse realidad en el momento en el que muchas tecnologías se vuelven exponenciales, saliendo del laboratorio para comenzar a aplicarse en todo tipo de situaciones de nuestra vida cotidiana. De esta forma las tecnologías que hasta hace poco estaban restringidas al ámbito científico, espacial o militar, llegan ahora a nuestras vidas con aplicaciones tan concretas como el uso de nanotecnología para crear productos que repelen el agua en los limpiaparabrisas de los coches o el uso de robots y drones para el reparto de productos a domicilio.

Lo que hoy nos proponemos a través de este artículo de Futurizable es obtener una visión del estado de la innovación en base a las tecnologías que van a resultar más relevantes para el futuro de la humanidad.

Biotecnología

En el marco de la Biotecnología podemos englobar todas las aplicaciones tecnológicas que utilizan a los sistemas biológicos y los organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos con usos específicos. Una de sus primeras aplicaciones de esta tecnología ha sido la biorremediación, en la que se utilizan microorganismos, hongos, plantas o las enzimas derivadas de ellos para retornar un medio ambiente alterado por contaminantes a su condición natural. Posteriormente se ha aplicado la biotecnología en el mundo de la medicina gracias a la manipulación genética para la curación de enfermedades o para la producción de medicamentos o antibióticos. Gracias a la biotecnología aplicada en el ámbito de la salud se puede realizar diagnóstico molecular para la detección de infecciones y enfermedades de orígen genético; crear nuevos fármacos, diseñando y produciendo nuevas proteínas que pueden utilizarse para tratar un gran número de enfermedades como infecciones, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso el cáncer; y se ha podido poner en marcha un nuevo tipo de medicina denominada “personalizada” que permite conocer la respuesta de cada paciente a los fármacos, basándose en su perfil genético. En otros sectores como la agricultura, el medio ambiente y la industria también se utiliza la biotecnología como un compendio de técnicas que ayudan a mejorar la utilidad y eficiencia de los procesos, ofreciendo mejores resultados para las personas. Tras la presentación en 2003 de la secuenciación del genoma humano, nos encontramos en estos momentos en otro momento histórico, gracias al desarrollo de la técnica de edición genética denominada CRISPR Cas9, gracias a la cual disponemos ahora de una herramienta que va a permitir modificar los genes de todo tipo de seres vivos, para por ejemplo luchar contra muchos tipos de enfermedades o mejorar las características de los animales y plantas con los que nos alimentamos.

Nanotecnología

La ciencia de lo pequeño es probablemente la más difícil de comprender por parte de la gente y también la que va a pasar más desapercibida para la sociedad, pero sin embargo ofrece una cantidad enorme de aplicaciones que poco a poco van a ir entrando en nuestras vidas, con el objetivo de mejorar muchos aspectos que hasta el momento no estaban adecuadamente resueltos. La nanociencia tiene aplicaciones en multitud de campos, algunos de los cuales tendrán un gran impacto en la vida de las personas, por ejemplo en lo relativo a la utilización médica de nanorobots, para combatir enfermedades desde el interior del propio cuerpo, al actuar como diminutos cirujanos que tienen la capacidad de adentrarse en cualquier órgano y operar internamente, para solucionar los problemas sin necesidad de realizar las operaciones tan agresivas para el cuerpo que es necesario hacer en la actualidad. Del mismo modo la nanotecnología está resultando determinante para el desarrollo de nuevos materiales, que a su vez van a facilitar importantes avances en sectores como la computación, el transporte, la construcción y todo lo que tiene que ver con la ingeniería en general.

Inteligencia Artificial

Con la Inteligencia Artificial nos encontramos en una situación similar a cuando se lanza una moneda al aire y no se sabe de qué lado va a caer. Porque por un lado se trata de la tecnología que más puede hacer por ayudar al ser humano en su evolución, pero por otro lado presenta el riesgo de que esta inteligencia sobrehumana, que estamos creando, pueda llegar a funcionar de manera completamente autónoma, tomando decisiones que puedan perjudicar a las personas. Por lo tanto se trata de la tecnología en la que hay una mayor incertidumbre respecto de su futuro, lo cual redunda en que las empresas que tienen la capacidad para desarrollarla no acaban de definir por completo sus estrategias al respecto. Lo que sí que está claro es que las grandes empresas tecnológicas han optado por un modelo abierto y colaborativo, al publicar muchos de sus avances en este campo, lo que a su vez va a permitir que otras empresas, sobre todo las startups, aprovechen para desarrollar nuevas utilidades a las que no puedan llegar las grandes empresas. De esta forma se está acelerando significativamente la aplicación de tecnologías como machine learning y deep learning para el desarrollo de todo tipo de aplicaciones en multitud de sectores, algunos de los cuales tendrán un gran impacto a nivel económico y social, como es el caso de los coches autónomos y los agentes inteligentes.

Robótica

La robótica se puede considerar como el lugar en el que confluyen muchas de las otras tecnologías que estamos considerando, ya que recurrimos a la Inteligencia Artificial y a Internet of Things para dotar de una mayor utilidad a los robots, a la vez que debemos considerar como robots a muchos productos como pueden ser los vehículos autónomo, los drones y las impresoras 3D. Por lo tanto si pensamos en una tecnología que va a cambiar considerablemente la forma de vida de las personas, tenemos que pensar principalmente la robótica. Los robots podrán asumir una parte muy importante de las labores cotidianas que ahora realizamos las personas, tanto a nivel profesional como en el hogar, por lo tanto las personas podremos dedicarnos a realizar otros trabajos en los que sea necesaria la creatividad o las relaciones humanas, además de disponer de más tiempo para el ocio o para buscar solución a los problemas actuales o futuros a los que nos tengamos que enfrentar. Si la mecanización de la industria ha permitido que las personas puedan dejar de sacrificar su salud para realizar duros y peligrosos trabajos, la robotización supondrá un avance aún mayor, evitando que las personas nos tengamos que dedicar a realizar labores tediosas y poco eficientes, pudiendo dedicar ese tiempo a la realización de trabajos con un mayor valor añadido y disponiendo de más tiempo para poder dedicar al descanso, la educación y al ocio.

Impresión 3D

Aunque aún es pronto para saber si las impresoras 3D llegarán a tener una implantación en los hogares similar a la de las impresoras de tinta, de lo que no cabe duda es que en el mundo del diseño y de la fabricación de productos, la Impresión 3D se va imponer como una forma más eficiente y versátil para muchos procesos industriales, que hasta ahora eran exclusividad de las grandes fábricas. De esta forma gracias al uso de impresoras 3D nos vamos a encontrar con un nuevo tipo de industria que recurre a la fabricación digital para acelerar significativamente los procesos por los cuales las ideas llegan hasta los consumidores. En este punto se va a volver a un modelo de industria más parecido al de la época de los artesanos, que resultará más eficiente al poder fabricar los productos cerca de dónde se van a consumir y evitará los grandes inconvenientes que supone la fabricación masiva y el transporte desde las grandes distancias a las que se encuentran actualmente las fábricas. Del mismo modo gracias a la versatilidad que ofrece la impresión 3D y al desarrollo de nuevos materiales, vamos a presenciar en los próximos años la aparición de multitud de nuevos tipos de productos, que hasta ahora no habían podido ser desarrollados, por la dificultad que tenían los inventores para financiarlos. Pero ahora cualquier persona con una idea, y el acceso a una impresora 3D, a las cuales por ejemplo se puede acceder con servicios bajo demanda online, puede crear un prototipo de un producto, financiarlo a través de crowdfunding y validar que realmente existe una necesidad por parte del mercado, que indique que vale la pena fabricar el producto de forma masiva.

Nuevos Materiales

Muy relacionado con otras tecnologías como la Nanotecnología y la Impresión 3D, nos encontramos con la ciencia dedicada a la creación de nuevos materiales, con importantes aplicaciones en ámbitos como el transporte, para el desarrollo de vehículos más ligeros y resistentes, usando fibra de carbono, o en la medicina para la creación de prótesis que ofrezcan una mayor utilidad a las personas, replicando casi a la perfección las características de los huesos humanos. Gracias al desarrollo y mejora de nuevos materiales se han podido producir grandes revoluciones como la informática, con los Semiconductores de Silicio y las telecomunicaciones con la Fibra Óptica. Además de todo esto, cada día conocemos avances en el diseño, fabricación y aplicación de nuevos materiales, sobre todo aquellos compuestos de carbono, como es el caso del Grafeno y otras alternativas basadas en otros elementos químicos como son: disulfuro de molibdeno, borofeno, estaneno, carbino, siliceno, fosforeno y germaneno. Por lo tanto tenemos que considerar a esta tecnología de creación de nuevos materiales como un proveedor de recursos para muchas de las aplicaciones de la tecnología que marcarán el futuro de la humanidad, entre las que se encuentran el desarrollo de baterías, los viajes espaciales, la computación cuántica y las energías renovables, por poner algunos ejemplos.

Internet of Things

En el momento en el que Internet ha dado el salto desde los ordenadores a todo tipo de dispositivos, se ha iniciado un proceso que culminará en el momento en el que todos los objetos que nos rodean estarán conectados a la Internet, formando una gran red, que podríamos asemejar a la que forman las neuronas en nuestro cerebro. Y en ese momento Internet en sí mismo podrá amplificar su utilidad al estar dotado de “nuevos sentidos”, al igual que los humanos, gracias a la utilización de sentidos como como la vista, el oído y el tacto, nos volvemos más inteligentes. Si además tenemos en cuenta que muchos de esos dispositivos conectados a Internet también estarán conectados a su vez con las personas que los porten, con los denominados wearables, llegaremos a una situación en la que la integración de las personas con Internet podrá ser total y desembocará en nuevas formas de uso de la tecnología, llegando a contar con capacidades que aún pueden parecer futuristas, pero que pronto se convertirán en una realidad. A todo esto hay que añadir las aplicaciones en otros ámbitos como puede ser la la industria 4.0, el transporte con los coches conectados, la computación a través del denominado Fog Computing, o incluso el mundo de la agricultura, donde la posibilidad de tener conectados a Internet multitud de dispositivos y sensores permitirá mejorar enormemente los procesos productivos, gracias al gran volumen de información que se podrá recoger, procesar y analizar, aumentando a su vez la seguridad, lo cual redundará también en grandes beneficios a nivel económico para las empresas que lo utilicen.

Realidad Virtual

Los expertos en innovación tecnológica han considerado 2016 como el año de despegue de la realidad virtual y lo cierto es que la mayoría de las grandes empresas tecnológicas se han lanzado a desarrollar productos o servicios relacionados con esta nueva forma de consumo de contenidos o interacción en los entornos digitales. Toda esta gran inversión a nivel de desarrollo de nuevos productos, que se está realizando por parte de la industria tecnológica, redundará posteriormente en inversiones a nivel de marketing para atraer el interés de los usuarios hacia el uso de los dispositivos de realidad virtual, realidad aumentada y hologramas, además de los contenidos que para ellos se produzcan. Del mismo modo encontramos que cada vez son más las aplicaciones que se encuentran a esta tecnología en ámbitos como la educación, la industria, la salud y el transporte. Todo ello nos lleva a un nuevo escenario en el que la tecnología servirá a las personas para amplificar sus sentidos, lo cual a su vez redundará en una aceleración en la forma en la que se producen los avances basados en la tecnología. Por lo tanto si la Inteligencia Artificial va encaminada a que las máquinas sean inteligentes, por otro lado vamos a ver como tecnologías como la Realidad Virtual, junto con la neurotecnología, ayudarán a las personas a mejorar su inteligencia, por ejemplo aprendiendo de una forma más eficiente y desarrollando aplicaciones que potencien sus capacidades naturales.

Big Data

Dicen que la información es poder, pero si no sabes manejar la ingente cantidad de datos que se generan cada día y no eres capaz de analizarlos para tomar decisiones, de muy poco te va a servir. De esta forma el Big Data se podría definir como el almacenamiento de grandes cantidades de datos y a los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos. En este ámbito se desarrollan las actividades relacionadas con los sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos, que habitualmente se enfrentan a la dificultad de tener que gestionarlos, recolectarlos, almacenarlos, buscar internamente dentro de ellos, compartirlos, analizarlos y visualizarlos. Gracias a los avances en el manejo de datos a gran escala se puede mejorar el uso de modelos estadísticos y predictivos para materias como los análisis de negocio, las campañas publicitarias, la proliferación de enfermedades infecciosas, el cambio climático, el seguimiento a la población y la lucha contra el crimen organizado. A estos últimos aspectos es precisamente a lo que se dedica la empresa Palantir que se ha convertido en uno de los referentes a nivel mundial en el ámbito del Big Data, logrando inversiones por más de 2.000 millones de dólares y una valoración superior a los 20.000 millones.

Hasta aquí hemos visto 9 de las tecnologías que más van a influir en el futuro de la humanidad y qué más desarrollo están teniendo en estos momentos por parte de centros de investigación y de empresas, que tratan de trasladar al mercado las innovaciones que más puedan ayudar a resolver las necesidades que aún tiene la gente. Estas tecnologías se están aplicando en la mayoría de los sectores económicos, pero en algunos de ellos están logrando un mayor alcance o están permitiendo que se produzcan cambios más significativos, en relación a cómo eran antes de que la tecnología les afectase. Veamos a continuación los sectores de la economía en los que las tecnologías anteriores van a tener una mayor influencia.

Educación

Es tan evidente la necesidad de un cambio en el modelo educativo para la mayoría de los países, que aunque durante muchos años los sistemas establecidos se hayan resistido a cambiar, la tecnología está obligando a que se produzca una renovación en la que los niños serán los más beneficiados. El sector educativo ha tenido durante muchos años a los niños como unos meros receptores y acumuladores de información, en la que no se fomentaban o incluso se coartaban cualidades como la iniciativa, la creatividad y la colaboración. Con la utilización de tecnología en el aula y sobre todo cuando los niños han empezado a tomar el control de la tecnología, aprendiendo a programar sus propias aplicaciones, juegos y robots, se les ha abierto un mundo de oportunidades en el que por fin pueden sentirse protagonistas de su propia educación. Gracias a estos cambios que ahora comienzan a producirse vamos a presenciar cómo en las próximas generaciones mejora la situación, tan triste que ahora vivimos, en la que muchos jóvenes se ven abocados a vivir en un estado de absoluta desidia, por haber perdido los años de su infancia dedicados a algo que no les resultaba motivante, lo cual les ha lastrado enormemente para el futuro. Sin motivación poco se puede lograr en la vida y si los niños han perdido las ganas de aprender, es lógico que ahora nos encontremos con situaciones como la que viven los ninis, donde se calcula que en España el 22,7% de los jóvenes que tienen entre 15 y 29 ni estudia ni trabaja, y lo que es peor aún, muchos tampoco tienen intención de hacerlo, porque han perdido la ilusión por su futuro. Pero la situación está empezando a cambiar, por un lado gracias a la aplicaciones de nuevos métodos educativos que se han diseñado, una vez que se ha descubierto cómo funciona nuestro cerebro y sobre todo cómo aprende; y por otro lado gracias al avance de la tecnología que está abriendo nuevas oportunidades laborales para los que ahora están estudiando y vislumbran un futuro mucho más ilusionante, que el tiempo el que hemos dejado atrás, en el que muchas personas vivían frustradas al tener que realizar trabajos en los que no podían desarrollar ningún tipo de iniciativa, ni aplicar su inteligencia. Esos trabajos ya están siendo sustituidos por máquinas, que permitirán que las personas podamos disfrutar de mayor tiempo para el ocio y nos podamos dedicar a trabajos basados en la inteligencia y la creatividad.

Salud

Biotecnología, Nanotecnología e Inteligencia Artificial son las tres tecnologías que más impacto van a tener en mejorar la salud de las personas, pero igualmente estamos viendo cómo la robótica, la impresión 3D, los nuevos materiales, internet of things, la realidad virtual y el big data, ofrecen multitud de aplicaciones en el ámbito de la medicina. Gracias a todo esto podamos estar hablando en estos momentos de algo soñado desde que el ser humano es inteligente, cómo evitar la muerte y lograr la inmortalidad. De esta forma si tenemos en cuenta que por ejemplo en España, en los últimos años se ha doblado la esperanza de vida, pasando de los 40 años de 1.900 a los 80 en el año 2.000, gracias a muchos avances científicos, como los antibióticos y a innumerables mejoras en la medicina, en los próximos 100 años la mejora será aún mucho más significativa, ya que ahora contamos con un mayor conocimiento sobre cómo funciona el cuerpo humano, disponemos de más recursos económicos para afrontar las nuevas enfermedades que vayan surgiendo y sobre todo, contamos con las tecnologías que permitirán encontrar la solución a los nuevos problemas a los que se enfrente a la humanidad en materia de salud. Por poner un ejemplo sobre esta situación nos podemos fijar en lo ocurrido con el virus ébola, en la que tras declararse en 2014 la epidemia más grave desde su aparición, se ha logrado crear una vacuna en tan sólo un año, lo que demuestra la gran capacidad que está adquiriendo el ser humano para protegerse de las amenazas que van surgiendo en cuestión de salud.

Energía, Transporte e Industria

Si el calentamiento global es el mayor problema al que se enfrenta la humanidad en estos momentos, del mismo modo, de los sectores de la economía que han provocado que lleguemos a esta situación, es donde se están produciendo mayores avances para que el deterioro del medio ambiente no vaya en aumento y se reduzca el gran riesgo que supone para las personas los efectos de la contaminación. Es aquí donde nos encontramos con numerosas innovaciones en materia de generación de electricidad por medio de fuentes de energía renovable, la mejora significativamente de la capacidad para almacenar esa energía a través de nuevos tipos de baterías, al mismo tiempo que mejora significativamente la eficiencia de sectores como la industria y el transporte gracias a la aplicación de tecnologías como la robótica, la inteligencia artificial y la internet de las cosas. Es en estos tres sectores en donde se está mostrando con un mayor potencial la aplicación de tecnologías exponenciales, llegando a situaciones que hace pocos años parecían impensables, como es que a lo largo de 2016 la generación de energía por medio de paneles solares se ha abaratado en un 75% y se ha convertido en la fuente de generación de energía más económica, en un total de 60 países de todo el mundo. De esta forma el ritmo en el que decrece el precio de generación de energía se parece al que hemos vivido por ejemplo en relación con el coste de almacenamiento de la información en los sistemas informáticos, que en estos momentos es muchísimo más barato que hace unos años y donde si lo aplicamos a la generación de energía por medio del aprovechamiento del Sol, descubriremos que en poco tiempo el coste de la producción de la energía será prácticamente nulo, como propone la idea de la efemeralización. Esto a su vez tiene unas connotaciones muy importantes en sectores como el transporte y la industria, donde el problema ya no será la obtención de energía que permita su funcionamiento, sino como desarrollar productos o servicios que resuelvan mejor las necesidades de las personas.

Agricultura

La agricultura ha estado tradicionalmente poco relacionada con las tecnologías digitales, pero poco a poco esta situación va cambiando, para ayudar a mejorar un sector que tiene una gran influencia en el ámbito de la salud de las personas, ya que es en el que se producen los alimentos que consumimos a diario. Pero ¿cómo podemos introducir los avances científicos y tecnológicos en el mundo de la agricultura, sin perjudicar a su vez la calidad de los alimentos, a sabiendas de que lo natural es lo mejor para nuestra salud?. De esta forma hemos pasado de un modelo de producción intensiva, que ha venido determinado por la utilización de tecnologías que se han mostrado perjudiciales para nuestra salud y para el medio ambiente, como son los fertilizantes y fitosanitarios químicos, para buscar nuevos métodos de producción amigables para el medio ambiente y que no resulten tóxicos para nuestra salud. En este punto es donde se muestra determinante la aplicación de técnicas que mejoren la eficiencia de los procesos de cultivo, evitando el derroche de recursos que se ha producido con la agricultura intensiva y buscando métodos mucho más adecuados con tecnologías, tan sencillas pero a la vez tan eficientes como el riego por goteo o la hidroponía. En este punto vale la pena mencionar una de las iniciativas más inteligentes que hemos conocido y divulgado a través de Futurizable, el proyecto Open Agriculture como una muestra de lo mucho que las tecnologías digitales pueden aportar a un sector tan antiguo como la agricultura pero en el que a su vez queda aún tanto por hacer y por mejorar.

Espacio

El espacio exterior está mucho más cerca de lo que nos imaginamos, tan cerca que un día nos despertaremos y la humanidad se habrá convertido en una sociedad interplanetaria. Porque la decisión ya ha sido tomada y entre las prioridades de la raza humana ha resurgido el objetivo de colonizar el Universo. Los viajes espaciales han dejado de ser una ilusión de la ciencia ficción para entrar a formar parte de los planes de los países más importantes de la Tierra y lo que es más relevante aún, el foco de atención de algunos de los empresarios más inteligentes del momento. De esta forma se está acelerando significativamente el desarrollo de tecnologías aeroespaciales y la puesta en marcha de todo tipo de proyectos relacionados con el lanzamiento de satélites, la exploración de la Luna y Marte, el aprovechamiento de los recursos minerales del espacio y multitud de otras iniciativas, que finalizarán en esta nueva etapa con la muy probable colonización del planeta Marte antes de 2030. Todos estos avances vienen asociados con importantes desarrollos tecnológicos entre los que destaca poderosamente la hazaña lograda durante 2016, en el que por primera vez se ha conseguido utilizar cohetes que pueden regresar y aterrizar en la Tierra, para poder ser utilizados posteriormente en nuevas misiones espaciales. Por lo tanto nos encontramos ante un punto de inflexión que va a permitir abaratar significativamente los costes de los viajes espaciales, permitiendo a su vez que los recursos que antes se perdían completamente, ahora puedan ser destinados a amplificar el rango de acción de las actividades que tienen que ver con la exploración espacial. Para que esto esté pudiendo suceder ha sido determinante el arrojo como emprendedor de Elon Musk, una persona que tiene la gran cualidad de ver los problemas como oportunidades y que ha puesto su punto de mira en el espacio exterior, sin dejar de preocuparse a su vez por mejorar la situación que vivimos en la Tierra en lo que a deterioro del Medio Ambiente se refiere.

Para tener una visión de conjunto sobre todas las tecnologías exponenciales y sus aplicaciones en distintos ámbitos de la economía, en Futurizable hemos creado un mapa que permite tener una perspectiva amplia y estructurada de la situación, en lo que se refiere a innovación tecnológica. Esperamos que este mapa, además de los artículos que vamos publicando, las entrevistas y encuestas, ayuden a mejorar la visión que tiene la sociedad sobre la importancia de la tecnología para construir un mundo mejor para todos. Además queremos fomentar que cada vez haya más personas que decidan dedicar su vida a innovar, por medio de la aplicación de la tecnología, para crear los productos y servicios que resuelvan los muchos problemas a los que se aún se enfrenta la humanidad.

mapa mental futurizable

Enlace al mapa mental de Futurizable. Se aceptan y esperan sugerencias para mejorar. Como siempre muchas gracias por vuestra ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *