8 acciones de una empresa agroalimentaria innovadora (Parte III) - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

8 acciones de una empresa agroalimentaria innovadora (Parte III)

#5. Imaginación y datos

No siempre sabemos lo que queremos para nuestra empresa. Adónde la queremos llevar. El mercado de hoy evoluciona muy rápido, lo que vuelve complejo tratar de imaginar.

Por tal razón, es bueno rodearnos o contratar profesionales que están convencidos que lo imposible se puede hacer realidad. Y trabajan para lograrlo. Aislaros del que os trasmite que eso ya se intentó y no funcionó, o de aquel que te aconseja que eso no te lo van a aceptar aquí…

Trabajemos con datos, son el fundamento para la construcción de indicadores. Un indicador nos ayuda a entender dónde estamos, adónde vamos y cuán lejos estamos de nuestro objetivo. Lo que comienza con una percepción o con el sexto sentido, empieza a alimentarse de ideas brillantes. Cada idea potencia a la otra. Y los datos nos muestran el camino.

Ahora bien, en muchas ocasiones ocurre que, con datos, analizándolos, lo que en principio sería una idea brillante, con la información de calidad y en mano, en el tiempo justo, puede demostrarnos que estamos totalmente equivocados. Pues analiza rápido y rectifica más. No son buenos días para los instintos… cada día conozco a menos gente que tenga esa capacidad. Contrata un responsable de análisis de datos si no lo tienes.

#6. No dejar de equivocarse

Desde que éramos pequeños y nos decían tienes que aprender, siempre pensaba en estudiar para adquirir conocimientos. Pero en un mundo tan volátil, más bien incierto y en permanente transformación, adquirir los conocimientos y aprender por medio del estudio es una condición necesaria pero no suficiente. Si además nos referimos a aprender en innovación, el foco cambia.

En innovación agroalimentaria aprender significa transitar el camino de la prueba y error, la experimentación, la resiliencia, con una alta tolerancia a la frustración. Y ser consciente que solo puedo aprender asumiendo que me voy a equivocar.

Fracasar es correcto, siempre y cuando aprendas de tus errores y les des vuelta con rapidez. La tecnología aplicada a la industria agroalimentaria es tan dinámica que, en cuanto te paras a respirar y dejas de correr riesgos, empiezas a estancarte.

Hay que jugar a ser diferente, aunque nos equivoquemos.

# 7. La Innovación como sistema

No llegamos. La innovación focalizada solo en lanzamiento de nuevos productos ancladas en un departamento de I+D y Marketing no es suficiente. ¿No te parece que existen otras oportunidades?

¡Qué pasa con los costes! Es uno de los lugares donde más rápido puedes encontrar el retorno. La innovación puede ingresar en la estructura de costes de la empresa por medio de reorganizaciones internas. Hay que cambiar personas y funciones.

Soy un convencido de la mejora de la atención o servicio al cliente a través de nuevos métodos tecnológicos, así como en miles de pequeñas innovaciones que todo trabajador requiere en su puesto de trabajo, en todo el proceso productivo. Y para esto unimos con el propósito de buscar esas ideas y compartirlas.

# 8. La cadena de suministro

Siempre es positivo observar a otros sectores, los cuales nos enseñan que tarde o temprano hay que comenzar a incorporar más actores al proceso innovador. Cada día más, debemos de dejar de pensar en el círculo que ha formado nuestra compañía y nuestra historia y darnos cuenta que este círculo hoy debe ser mayor teniendo en cuenta a otros. Es más… que ya somos nosotros mismos parte de otro más grande al cual pertenecemos.

Estoy hablando de los proveedores y clientes. Debes hacerlos participar en la planificación de requerimientos. Tus proveedores deben ser parte del diseño y desarrollar nuevos productos y sistemas. Como bien expresé anteriormente, una gran parte de las ideas innovadoras se encuentran en el exterior de la empresa. Es hora de iniciar la integración de equipos y departamentos (internos con externos) añadiendo valor desde la planificación de la producción y el campo, hasta el cliente final.

Lo que está claro es que la innovación no es trabajo ni de uno, ni de unos pocos. 


Una estrategia global

Hemos hablado de tener una misión, de buscar ideas y compartir, de no limitar la imaginación y apoyarnos en los datos, de no dejar de equivocarnos para que no nos limite las soluciones que están por llegar, la perseverancia de convertirlo en un sistema de trabajo y en una filosofía de empresa y, cómo no, de la transversalidad de incorporar ideas de otros sectores y de nuestros colaboradores en este proceso.

No nos levantemos mañana diciendo que vamos a innovar, pero no nos acostemos dándonos por satisfechos.

Este es un camino que otros recorren con normalidad porque han sabido incorporarlo a su forma de vida de forma natural y al final todo fluye. ¿Cuántas veces se ejemplariza con Almería como ejemplo de innovación conjunta haciendo de una zona deprimida y sin recursos el área más importante de cultivo intensivo con un grado de optimización de los recursos de forma sostenible y duradera? El éxito de esta zona fue precisamente la capacidad de sumar una serie de actores en un modelo colaborativo donde se compartían experiencias y donde se apostó desde distintos sectores por la innovación y la mejora continua.

¿Y ha acabado ya? No.

Estos procesos se realimentan entre todos los actores y nos hacen mejores y más fuertes, seleccionando a los que siguen en el camino, descartando a los que no son capaces de acompañar y añadiendo a nuevos que aparecen con fuerza para revolver de nuevo nuestra forma de pensar.

Si en tu empresa no se hace, empieza tú. Si en tu empresa ya se hace, súmate y aporta todo lo que puedas, seguro que es mucho.

Lo peor que puede ocurrir es que te sientas más satisfecho de tu propio trabajo.

¡Comparte!

Tags: , ,


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post