Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

La aplicación del Big Data en el sector agroalimentario

11 mayo, 2018

Big Data. Decisiones Agroalimentarias Asertivas

Artículo realizado por Antonio Domene, experto en Innovación Agroalimentaria

¿Sabías que actualmente el mundo es capaz de generar más datos en 2 días que siglos de historia?

Todo el mundo nos habla de Big Data, y probablemente lleguemos a tener tantas definiciones como opiniones pidamos.

Los expertos pronostican que en 2018 el Big data seguirá creciendo, por eso no te preocupes y presta atención al siguiente artículo sobre la magnitud del valor del Big Data, para que a tu empresa agroalimentaria no la pillen de sorpresa.

¿Qué es el Big Data para las Empresas Agroalimentarias?

Big Data es, entre otras cosas… la gestión y análisis de volúmenes de datos enormes que no pueden ser tratados de manera tradicional, ya que superan los límites y capacidades de las herramientas tecnológicas que de forma habitual conocemos para capturar dichos datos, gestionarlos y tratarlos.

Pero ¿Realmente sabemos cómo hacer frente a los nuevos desafíos que suponen el Big Data y el análisis de datos en las empresas agroalimentarias?

Este concepto engloba tanto las infraestructuras, como la tecnología necesaria así como los servicios que se están creando para darle solución al procesamiento de tantos conjuntos de datos: mensajes en redes sociales, señales de móvil, archivos de audio, sensores, imágenes digitales, formularios, emails, encuestas, etc., que pueden provenir de sensores, micrófonos, cámaras, escáneres, información de internet…

Y todo esto para qué? Para tomar decisiones más precisas y más rápidas en función de cómo evolucionen los parámetros que estemos midiendo.

Visión Sobre Datos y Agricultura

Actualmente en la mayoría de las ocasiones que se habla de Agricultura e Innovación, Big Data está inserto en un ecosistema.

Y es cierto, no es que sea para mañana una de las tecnologías que aportaran más a este sector, es que hoy en día ya empieza a haber iniciativas que así lo demuestran.
Pero personalmente creo que aunque la tecnología siempre ha tirado de cualquier sector, debe ser el propio sector el que se suba al carro tecnológico y defina para qué queremos utilizar esto.

La demanda de las empresas agroalimentarias por realizar un análisis de datos favorecerá la innovación tecnológica (TI) dentro de ellas y de manera paralela, su integración en el ecosistema de Big Data.

Estos avances se transforman en obligatorios entrando en juego el modelo Business Intelligence que más pronto que tarde será una realidad tanto en las multinacionales como en las pequeñas y medianas startups agroalimentarias.

Porque la agricultura, sin decirlo, siempre se ve como un sector proveedor y lo es, pero uno de los cambios que seguramente toda esta innovación tecnológica traiga será el que la agricultura sea beneficiario de esos datos para pasar a ser consumidor de los mismos.

De todas formas, muchas transformaciones están muy orientadas a la sensorización en el campo y no en vano será una fuente de conocimiento que ayudará a tomas de decisiones muy importantes para el desarrollo de los cultivos, el aprovechamiento de los recursos y sobre todo la planificación de los frutos en función de oportunidades de negocio.

En todas estas fórmulas se visualiza al sector en gran medida como generador de datos, en mi opinión, sería más interesante analizar cuándo será el sector el beneficiado por el tratamiento, la gestión y el resultado de dichos datos.

¡Hay que estar preparado!

Comparto contigo información de interés según el nuevo informe, Predictions 2018: The Honeymoon For AI Is Over

  • El 20% de las empresas implementará Big Data para tomar decisiones y proporcionar instrucciones en tiempo real.
  • El 50% de las empresas adoptará una estrategia de nube para el análisis de big data.
  • El 66% de las empresas implementará centros de excelencia de información como remedio para desajustes organizativos.
  • El ingeniero de datos se convertirá en el nuevo título de trabajo.

De qué vale acceder a millones de datos si los que tenemos en nuestras empresas no están preparados para ser tratados

Debemos reflexionar sobre esto…!

Es necesario acelerar la generación de datos estructurados dentro del sector, para que en breve podamos disfrutar del cruce de los datos intrínsecos a nuestras empresas o explotaciones con los millones de datos que se generen externamente a nosotros.
Así es por lo que también existen tendencias en las que se habla del “small data”, y esto básicamente es la preocupación del dato más cercano, esos datos que generamos día a día y que no estamos valorando como tales, dejándolos escapar sin más.
El avance de la inteligencia artificial y sus algoritmos complejos nos facilitará herramientas e información clave para la toma de decisiones que brindarán múltiples respuestas acerca de que decisiones tomar.

Muchos son los que aseguran que los datos serán la nueva materia prima más deseada, y es porque estos son un activo muy importante de las empresas, pero sólo ahora estamos empezando a verlos como tales.

Y si esto es o va a ser cada día más así…

¿Por qué tengo que aplicar Big Data en mi empresa agroalimentaria?

Pues básicamente hay dos o tres razones que todos seríamos capaces de enumerar, pero hay una que siempre nos pone la piel de gallina…quedarme atrás!

La tecnología antes era un tren imparable, ahora se ha convertido en un cohete y muy probablemente hoy hablamos de big data y mañana esto será tan trivial que estaremos hablando de otros temas…asuntos…que sin tener una base sólida…nos parecerán inalcanzables y con tiempos de reacción cada vez menores.

Yo no tardaría nada…mejor ayer que hoy en ir preparando y almacenando todos los datos que puedo generar a mí alrededor.

Es lo mismo si hablamos de una explotación agraria, como de una industria agroalimentaria.

Si hablamos de lo primero, registrar todos los parámetros agronómicos y climáticos como humedad, temperatura, analíticas, riegos, fechas de plantación, focos de virus, cruzado con las condiciones climáticas del entorno, fechas, horas…producciones, fechas de cortes, porcentajes de rendimientos, infraestructuras, y compararlas entre distintas explotaciones propias para ir desmenuzando las correlaciones entre las mejoras, y los resultados.

Pero si hablo de procesos industriales, qué comentar de las previsiones de entrada de materias primas, necesidades de recursos, rendimientos de los mismos, aprovechamiento, pedidos de clientes, temperaturas de destino y de origen, precios, etc.

Hoy existen herramientas y proveedores de servicios muy económicos que pueden, si se carece de dichos medios, recoger, depurar y tratar estos datos de forma muy ágil y barata.

A este proceso evolutivo de generación de datos, los miremos con cariño, los cuidaremos y extraeremos beneficios.

Iremos por más y nuestra propia iniciativa empresarial nos hará ir avanzando en este camino del ecosistema Big Data.

5 Ventajas que Aporta el Big Data a los Procesos Agroindustriales.

1. Mejores decisiones.

La cantidad de datos que se genera diariamente es abrumadora y es muy importante abordarlos de manera inteligente y hacer cosas que antes simplemente no estaban a nuestro alcance.

Las tecnologías Big Data permiten observar con nuevos ojos, analizar el comportamiento de los clientes o incluso evaluar nuestros productos para tomar decisiones acertadas reduciendo los riesgos que conlleva dejarse llevar por la intuición.

2. Optimizar la recomendación de productos.

Disponer de información relevante y en tiempo real permite a la empresa adaptar su oferta a los gustos y necesidades del cliente.

Al mejorar esto, se logra aumentar las tasas de conversión y el gasto por pedido a través de productos complementarios o alternativas con precios superiores.

3. Perfeccionar los programas de fidelización.

La adopción del Big Data facilita a las empresas la implantación de acciones específicas para aumentar la confianza y lealtad del cliente.

El objetivo como siempre, será convertirlo en un cliente asiduo y embajador de la marca.

4. Predecir nuevas tendencias de consumo.

El Big Data no sólo aporta información relevante para la empresa, sino que también permite realizar predicciones sobre los hábitos de consumo, lo que incluye las nuevas exigencias del cliente o los cambios en la demanda.

Estos datos servirán para ajustar precios y adaptar la estrategia comercial adelantándose a los cambios del mercado.

5. Mejorar la calidad del servicio.

La extracción de ingentes cantidades de datos y su posterior análisis proporciona información muy rica sobre diversos ámbitos del negocio como son el aprovisionamiento, producción, gestión de clientes y más.

Un mayor acceso a todos estos indicadores aumenta la capacidad de la empresa de optimizar sus procesos internos y la atención al cliente.

Lo Que Se Viene. Una Cadena Interconectada.

Hace tiempo que hemos dejado de estar aislados, esta globalización que tanto hemos interiorizado, cada vez es más real con la aplicación del Big Data.
Debido a que produciremos cada día más lo que quiere nuestro cliente final a través del análisis de los datos que generan y este consumirá cada día más lo que seamos capaces de convencerle, pero no de manera directa si no a través de los datos que perciba de su entorno.

Una de las prioridades para las empresas agroalimentarias es la gestión de datos y recursos integrando múltiples tecnologías de base.

Y para ello la digitalización del sector se hace cada día más crítica, puesto que la tecnología y los clientes hasta la fecha siempre han sido capaces de sorprendernos por su capacidad de anticipación a esta evolución.

El Big Data será capaz de anticiparse a las necesidades y demandas de los consumidores finales.

La toma de datos abre un camino de posibilidades en cuanto a la personalización del producto o servicio hacia el cliente.

Hasta el momento, las empresas agroalimentarias obtenían información de los consumidores por medio del estudio y análisis de su comportamiento en entornos digitales, utilizando apps móviles o landing page como sus webs.

No obstante, los chatbots permiten al Big Data ir un escalón más arriba, debido a que las conversaciones con bots son sin dudas más personales que navegar por Internet.
Pero qué vamos a contar que no se conozca en este sector, que ha sido uno de los que más esfuerzo y foco ha puesto en la trazabilidad.

La trazabilidad la hemos entendido como la necesidad de poder dar una explicación a un cliente de un producto hasta el origen…qué mejor ejemplo de cadena de información?
Pero siempre ha estado generada y custodiada de origen a destino final, para prestar un servicio.

Como si fuera un péndulo de newton que solo hacía un camino…ahora pensemos en la información que va y viene constantemente a velocidad supersónica y miles de péndulos a la vez entrelazándose…ese será el verdadero aprovechamiento del big data, poder tener información que mejore el origen y el destino de los productos agroalimentarios de forma constante y cada vez más rápida.

Y como cierre, el Blockchain que está evolucionando de manera exponencial. Una tecnología que ofrece una gran capacidad de transacción y mantenimiento de registros que pueden ser útil como base para otras múltiples aplicaciones.

Conclusión

El Big Data, simplemente, es todo lo que no puede ser tratado y analizado con los paradigmas tradicionales.

Los datos siempre han existido. En este sector se han generado y custodiado datos por requerimiento de nuestros clientes puesto que proveemos de alimentos básicos para la población desde siempre.

Ahora debemos no solo preocuparnos de generarlos si no de analizarlos. Y no solo tenerlos para ofrecer información y garantía del trabajo realizado si no recibir del cliente para poder mejorar y ser más eficientes.

Tradicionalmente ha sido un sector obligado a optimizar sus procesos que ha ido precisamente aprendiendo de las experiencias del entorno y analizando de manera muy artesanal la información externa para poder mejorar.

“Hoy tenemos que aprender a optimizar estos procesos con datos, muchos datos”

Enfrentarse al Big Data representa un desafío para el mundo agroalimentario, debido a la cuantía de la inversión necesaria para implementar una infraestructura tecnológicamente preparada bajo un nuevo paradigma.

Las limitaciones fundamentales referentes a la gestión y análisis del Big Data no dependen de la tecnología en sí misma sino, principalmente, de las altas y multiformes competencias que estas nuevas acciones profesionales deben tener.

Etiquetas: ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post