Todo lo que vamos a poder hacer con Blockchain

En el artículo que dedicamos a analizar la situación de Bitcoin destacamos la relevancia que estaba tomando uno de los componentes de su diseño, la denominada cadena de bloques, que se conforma como la tecnología fundamental para aportar seguridad a las criptomonedas y para la cual se están proponiendo multitud de aplicaciones desde que fue inventada en 2009. A lo largo de este artículo nos proponemos descubrir el funcionamiento de Blockchain, sus aplicaciones actuales y las utilidades futuras que se podrán construir gracias a esta tecnología.

Entendiendo la cadena de bloques

Blockchain, la cadena de bloques, se presenta como una base de datos compartida y distribuida, en la que cada operación tiene una serie de claves y cuyo acceso está restringido a los usuarios que participan de la transacción, funcionando además como una copia de seguridad de la información. Se trata de un documento al que solo se le pueden añadir nuevos intercambios, nada puede ser eliminado, aunque sí modificado con un consenso general de todos los usuarios. Este carácter público y colaborativo hace que el documento se encuentre descentralizado, circunstancia que le aporta una gran seguridad. Al disponer de varias copias distribuidas en una gran cantidad de ordenadores, hacer una modificación en una de las copias no serviría de nada, sino que será preciso hacer el cambio en todas las copias, ya que la base de datos es abierta y pública. Nos encontramos de esta forma ante un libro de contabilidad muy seguro y transparente, lo cual está sirviendo para solucionar un problema de Internet en su origen como es la confianza en las transacciones y la posibilidad de poner en marcha sistemas de intercambio de activos, que no precisen de los procedimientos de los mercados tradicionales para poder funcionar. Además podemos considerar blockchain como un entorno de desarrollo de aplicaciones descentralizadas sobre una base de datos de contabilidad segura y pública, lo cual le permite utilizar sus propios recursos para autofinanciar su funcionamiento y lo que a su vez posibilita la creación de empresas o agrupaciones de carácter totalmente digital con un sentido muy avanzado de la democracia y de la participación de los usuarios que las componen.

Lo realmente innovador de blockchain es que tal y como ha sido diseñado permite escribir los movimientos de tokens (como son los bitcoins) en una gran base de datos virtual que funciona a modo de gran fichero de contabilidad para una moneda o para otro tipo de propiedades. Esa tecnología ha demostrado ser inatacable, gracias a la criptografía y a la forma de funcionamiento con la que ha sido diseñada. La cadena de bloques se encuentra completamente distribuida y se actualiza constantemente con las nuevas entradas contables que se van produciendo con cada transacción. Esas entradas contables se agrupan por bloques antes de escribirse en blockchain. La unión de los bloques en los que se agrupan los apuntes de contabilidad es lo que se conoce como cadena de bloques. De esta forma blockchain es un gran libro de contabilidad que se va incrementando conforme se van produciendo movimientos y que se caracteriza porque una vez que se crea un movimiento de tokens y se inscriben en ella, este movimiento nunca podrá ser modificado por nadie, lo que le da legitimidad. De esta forma se ofrece la posibilidad de gestionar transacciones entre personas que no se conocen a través de redes que son inseguras de forma nativa. Ahora gracias a la creación de blockchain se crea un entorno de confianza entre pares que elimina la necesidad de intermediarios y que es soportado por toda la comunidad. A través de este entorno de confianza se hace posible el intercambio de activos de cualquier tipo, no sólo moneda virtual.

El mejor ejemplo de ello es Bitcoin, la primera aplicación desarrollada sobre blockchain, que posibilita el intercambio de un token o moneda virtual denominada bitcoin. Además, como veremos a lo largo de este artículo, se están desarrollando otras utilidades para el intercambio de otros activos como pueden ser los nombres de dominio, propiedades inmobiliarias, identidades digitales o piedras preciosas. Inicialmente blockchain ha sido utilizado para la descentralización de dinero y para la realización de pagos a través de Internet. El siguiente paso es su utilización en la descentralización de mercados y la transferencia de prácticamente cualquier tipo de activo. Y más adelante servirá para transformar una gran parte de las actividades humanas abarcando aspectos como la salud, la educación y las administraciones, con la transformación de sus modelos de funcionamiento y diseñando entornos abiertos y privados a la vez, con acceso democrático a la información y con innumerables posibilidades para los negocios y la sociedad.

Desarrollos sobre blockchain

Una de las principales razones por las que blockchain se ha convertido en una de las tecnologías más relevantes en este momento para las empresas y las startups, es su capacidad para construir sobre ella multitud de utilidades que requieran de una tecnología que le aporte aspectos como la seguridad y la confianza para funcionar. Gracias a ello se están empezando a diseñar diferentes tipos de plataformas sobre las que a su vez se van a poder construir multitud de aplicaciones y empresas que desarrollen nuevos modelos de negocios basados en el funcionamiento de la cadena de bloques.

Una cadena de bloques es esencialmente solo un registro, un libro mayor de acontecimientos digitales que está distribuido o es compartido entre muchas partes diferentes. Solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada. La cadena de bloques de Bitcoin contiene un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han hecho en su historia. Marc Andreessen fundador de Netscape

Veamos a continuación cuáles son las iniciativas que la cadena de bloques está permitiendo generar sobre ella:

dApp: son aplicaciones descentralizadas que están desarrolladas como un software que utiliza un token como activo de cambio para la gestión de sus transacciones. Para que una aplicación sea una dApp debe cumplir varias condiciones como son: estar escrita como código abierto y por tanto estar accesible para cualquiera que quiera entender su funcionamiento; funcionar de forma autónoma, sin la intervención de ninguna persona y sin ninguna entidad que la controle; y adaptar su código en función de lo que los propietarios de los tokens decidan de forma mayoritaria en función de las mejoras que se propongan.  Las dApp utilizan los tokens como “el combustible” que las permite funcionar. Toda aportación de valor que se realiza a la dApp por parte de los desarrolladores debe ser recompensada en tokens de la misma aplicación. Además una dApp genera nuevos tokens en base a su algoritmo criptográfico actuando como una prueba del valor que se está aportando al funcionamiento de la misma. El objetivo de una dApp es gestionar las transacciones que se hacen sobre sus tokens sobre una blockchain.

La primera dApp que se creó fue Bitcoin, que fue diseñada para permitir el pago electrónico P2P, a través de los token llamados bitcoins. Bitcoin no requiere de ninguna entidad central que la regule y sin embargo ha demostrado ser extremadamente segura y eficaz para permitir el pago. Cualquier usuario que utilice Bitcoin para realizar pagos a otros usuarios debe adquirir los tokens bitcoins. El valor de la aplicación Bitcoin viene determinado por la cantidad de personas que usa los bitcoins para realizar transferencias monetarias. Los bitcoins se pueden transformar en dinero convencional a través de las numerosas aplicaciones que conectan el mundo digital con el mundo real. En base a este modelo las dApp de éxito conseguirán que sus tokens cada vez tengan más valor, como está ocurriendo con Bitcoin. Está previsto que en el futuro para las dApps se establezca un modelo de pago por uso, de forma que tendrán autonomía para autorregularse en función de lo que sus propietarios vayan estableciendo y decidiendo. Para la financiación del desarrollo de una dApp se se organiza una crowdsale que consiste en una especie de subasta de tokens por un valor fijo y cuyo valor irá fluctuando en función del valor de esa dApp.

Además de las dApp recientemente se han empezado a desarrollar nuevas ideas y utilidades que pueden ser construidas sobre blockchain, de forma que se amplifica enormemente su utilidad y se trasciende de su uso en aspectos como las finanzas y la propiedad de bienes, para ser utilizado en multitud de nuevos ámbitos en los que la seguridad y descentralización, que permite la tecnología de la cadena de bloques, reporta una gran utilidad. Aquí es donde encontramos estas otras iniciativas:

DAO (Decentralized Autonomous Organization) se trata de un nuevo tipo de empresas que utilizan blockchain como forma de funcionamiento. Estas empresas, que podríamos denominar como intangibles, cuentan con sus propias reglas y formas democráticas para obtener consenso. No existen en ningún registro mercantil ni son parte de ningún estado. Sólo existen en Internet, aunque después puedan adquirir una figura jurídica convencional. Podemos considerar que una DAO es una dApp con una forma más compleja de funcionamiento, ya que tiene definida su gobernanza en el blockchain y posee unos mecanismos con los que financiar y estructurar sus operaciones. Además gestionan sus propios tokens y para su puesta en marcha organizan una crowdsale en la que venden una parte de sus tokens. Una DAO puede tener una red descentralizada de agentes autónomos, que pueden ser dApps que ejercen trabajos de forma automatizada para permitir que la organización funcione.

DAS (Decentralized Autonomous Society) suponen una evolución de las DAO ya que tienen mecanismos propios de gestión y operación, que no precisan de intervención humana. Las DAS también son denominadas empresas autónomas y se constituyen como asociaciones de conjuntos de dApps o DAOs que pueden operar de forma autónoma. Gracias a las DAS se pueden poner en marcha nuevas sociedades que funcionan de forma automática gracias a uno o varios tipos de contratos, que tienen una forma automática de puesta en marcha a través de una crowdsale y que son capaces de reportar beneficios a sus accionistas. Si a esta idea le añadimos la posibilidad de su integración con los mercados de predicciones y con la Inteligencia Artificial, entenderemos cómo van a cambiar muchas cosas en el ámbito de los negocios, mucho más allá de la transformación digital en la que ahora andan sumidos la mayoría de ellos.

Para entender lo que es una ICO, previamente debemos entender lo que es una “appcoin”. De la misma manera en la que bitcoin o ethereum son criptomonedas dentro de sus respectivas cadenas de bloques, esta tecnología permite emitir otra serie de activos a los que se les puede asignar un valor concreto (tokens). Así, una appcoin sería un activo emitido utilizando una blockchain que permitirá interactuar con un producto o servicio, pudiendo tener distintas funcionalidades según la finalidad destinada por la ICO.

Crowdsale: es una nueva forma de financiación que se está utilizando para la puesta en marcha de las dApps, DAO y DAS y que podríamos considerar como una evolución del crowdfunding. Una crowdsale es como una venta pública de acciones de la empresa, que se realiza en forma de tokens de su blockchain. De esta forma cuando una DAO quiere obtener financiación para la realización de un proyecto destinará una parte de sus tokens a una crowdsale. A partir de ese momento la DAO tiene funcionamiento propio, ya que está gobernada por una serie de accionistas que ostentan una parte de sus acciones y se gestiona mediante smart contracts que pueden ser modificados por acuerdo entre todas las partes. En función de cómo se desarrolle la iniciativa el valor del token irá subiendo o bajando y por tanto la rentabilidad de la inversión realizada. La mayor crowdsale realizada hasta el momento corresponde al proyecto The DAO en el que se recaudaron 140 millones de dólares, en forma de moneda ether, para constituir un fondo de inversión que se especializase en invertir en nuevos proyectos que desarrollados sobre blockchain. Pero la iniciativa no salió bien, ya que uno de los participantes aprovechó una vulnerabilidad en el diseño de la DAO para hacerse con una parte importante del dinero recaudado. Aunque los promotores del proyecto encontraron una forma de solucionar el problema, lo cierto es que el futuro de la iniciativa se ha visto muy comprometido. En todo caso el problema ha servido a Ethereum para mejorar su funcionamiento de cara a evitar que se produzcan nuevamente este tipo de problemas.

En base a lo que acabamos de ver es fácil pensar en que las crowdsales se configuran como una forma evolucionada del crowdfunding y que la forma de funcionamiento de las DAO puede reportar interesantes beneficios a las startups que hasta el momento no han encontrado un modelo de gestión que realmente se corresponda con las necesidades que ofrecen a nivel de velocidad de desarrollo, capacidad de adaptación y creación de nuevos modelos de negocio.

ICO o Initial Coin Offering es una serie de operaciones destinadas a conseguir capital para una startup, que utilizan la tecnología blockchain, por medio de una emisión previa de tokens o representaciones de valor en una cadena de bloques. Cuando las personas participan en una ICO no están adquiriendo equity o patrimonio de la empresa, como ocurre en las crowdsales, sino los tokens necesarios para el funcionamiento de una dApp desarrollada por una empresa.

Ejemplos más exitosos de dApp

Desde el nacimiento de Bitcoin han sido muchos los emprendedores que se han sentido atraídos por la gran innovación que supone la tecnología blockchain, por lo que se han lanzado a aplicarlo para desarrollar sus propias ideas, gracias a poder acceder al código fuente de la aplicación publicada de manera libre. Al conocer los desarrollos que se están realizando sobre la cadena de bloques vamos a entender la similitud que esta tecnología presenta por ejemplo en relación con la invención de Internet, que ha propiciado la aparición de iniciativas como las redes sociales y la economía colaborativa con un importante impacto a nivel social.

Namecoin se ha creado con el objetivo de desarrollar un sistema de nombres de dominio descentralizado, utilizando la cadena de bloques. Su token es NMC y para el almacenamiento de sus registros utiliza un blockchain particular basado en el código de Bitcoin. Namecoin utiliza el dominio .bit, que no está registrado oficialmente por IANA como un gTLD (generic Top LevelDomain). Namecoin proporciona por tanto una infraestructura de nombres de dominio que funciona completamente al margen de los DNS convencionales de Internet, utilizando su blockchain para la resolución de los nombres. De esta forma no hay autoridades de registro, no hay servidores raíz, de forma que los dominios no pueden ser secuestrados, ni manipulados, ni sufrir los ataques habituales de los DNS de Internet. Cuando un usuario registra un dominio .bit este queda almacenado en la cadena de bloques de Namecoin y es atribuido a la persona que lo haya dado de alta de forma temporal, con la posibilidad de ser renovado. Por lo tanto Namecoin es un ejemplo de dApp que utiliza la potencia de blockchain para resolver el problema de los nombres de dominio de una forma distribuida, con un funcionamiento completamente autónomo y de manera segura.

Ripple es un proyecto open source impulsado por la empresa OpenCoin Inc. con el objetivo de desarrollar un sistema de emisión y gestión de crédito bajo un esquema descentralizado que se apoya en el peer to peer. Cada uno de los nodos pertenecientes a la red de Ripple funciona como si fuese una entidad de crédito que presta servicio a otros nodos o usuarios con los que mantiene una relación de confianza, es decir, se realizan transacciones de crédito, como son el intercambio de fondos o préstamos, dentro de un círculo de usuarios con los que se mantiene una relación de confianza. Dado que el flujo de crédito circula por la red, no es necesario el establecimiento una autoridad central que regule este intercambio monetario. Importantes bancos como Santander y BBVA utilizan Ripple para mejorar sus procesos a la hora de realizar transferencias a nivel internacional. Además la empresa ha desarrollado la plataforma Codius sobre la cual se puede disponer de un sistema de hosting peer to peer, desarrollar otras dApps y utilizar contratos inteligentes.

Nxt es una avanzada plataforma basada en blockchain que sirve para mejorar la funcionalidad básica de las criptomonedas pioneras como Bitcoin. Las criptomonedas y los sistemas financieros son las primeras aplicaciones ampliamente utilizadas de la tecnología blockchain, pero la cadena de bloques y su tecnología asociada puede ser utilizada para muchas más cosas. Nxt ha sido ideado para revolucionar la tecnología financiera, el crowdfunding y los modelos gubernamentales, proporcionando no sólo la innovadora criptomoneda NXT, sino también un conjunto de herramientas potente y modular con el que construir nuevas utilidades que las personas puedan imaginar, ofreciéndoles una completa libertad para crear sus propias aplicaciones.

Ethereum se presentó en 2013 como un entorno de computación cuyo objetivo es el desarrollo de aplicaciones descentralizadas sobre blockchain. En poco tiempo se ha convertido en una valiosa herramienta que se utiliza para llevar las funcionalidades del blockchain más allá del puro intercambio económico. En 2014 Ethereum realizó una crowdsale en la que obtuvo 18,5 millones de dólares, gracias a lo cual pudo lanzar su blockchain en 2015. El token que utiliza Ethereum se denomina ether y funciona como una criptomoneda más. Su utilidad principal es el desarrollo de los smart contracts o contratos inteligentes, que consisten en transacciones programables que se pueden realizar sobre una blockchain con bastante facilidad. Los smart contract son aplicaciones programables que permiten la ejecución automática de tareas utilizando la blockchain. Ethereum es probablemente una de las iniciativas más relevantes entre las que se han puesto en marcha hasta el momento sobre la cadena de bloques y gracias a la cual van a surgir multitud de aplicaciones en el futuro que ayudarán a construir una nueva generación de Internet.

Una buena forma de entender la relevancia que están tomando las dApps desarrolladas sobre blockchain, es fijarnos en la capitalización de mercado que tienen los tokens que llevan asociados a su funcionamiento. Como para poder utilizar esas aplicaciones es necesario pagar con tokens, las transacciones económicas o registros de información que en ellas se realizan, el valor de los tokens está reflejando el éxito actual o futuro que van a tener estas dApps. Por lo tanto podemos deducir que el importante crecimiento de las valoraciones que están teniendo, por ejemplo criptomonedas con bitcoin o ether, lo que muestra es una expectativa de la utilidad que va a ofrecer la tecnología que lleva asociada y no tanto su propio valor como moneda.

Ejemplos de utilización de los Smart Contracts

Los smart contracts, que se pueden construir gracias a la tecnología de blockchain desarrollada por Ethereum, están tomando el protagonismo actualmente en lo que se refiere a nuevas aplicaciones y utilidades para la cadena de bloques, veamos a continuación algunas de sus utilidades:

Smart Properties: son cualquier tipo de activo, digital o físico, que se puede registrar en la cadena de bloques través de una clave única. El poseedor de esa clave es el poseedor único del activo, por ejemplo a través de acciones que se pueden poner en marcha vía smart contracts, implican transferencias del activo. De esta forma estaremos usando blockchain como un sistema de inventariado de activos, gestión y seguimiento de los mismos, así como un sistema de compraventa por el simple hecho de cambiar las llaves o contraseñas que dan acceso a cualquier activo. Un ejemplo de esta aplicación lo desarrolla la empresa Ubitquity que ha sido la primera en realizar una transferencia de bienes inmuebles mediante el uso de la cadena de bloques de Bitcoin. En la transacción ha participado la empresa de bienes raíces del Atlantic Sotheby’s International Realty, quien registró su transacción en la blockchain utilizando el protocolo de Colored Coins, que permite a los desarrolladores crear activos digitales en la parte superior de la blockchain de Bitcoin para lograr transacciones con valor en el mundo real.

Herencias: se puede automatizar en la cadena de bloques de forma que cuando el contrato asociado a las mismas certifique un fallecimiento, en base al acceso a un registro de personas fallecidas, la propiedad se transfiere a la dirección blockchain receptora de la misma.

Préstamos: cuando utilizamos un contrato inteligente para la concesión de préstamos, se almacena la información de la operación del préstamo con sus condiciones y garantías en la cadena de bloques, de forma que una vez se haya efectuado el pago la operación se dará por finalizada.

Apuestas o predicciones de mercado: cuando dos partes envían una cantidad al contrato inteligente en base al resultado de una predicción o evento, una vez se ha producido el evento y obtenido un resultado, el contrato se encargará de transferir la cantidad depositada por las dos direcciones a la dirección que haya acertado en la predicción.

Startups que utilizan blockchain para el desarrollo de nuevos modelos de negocio

Como hemos estado viendo a lo largo de este artículo una de las principales consecuencias de la evolución que está teniendo el desarrollo de la cadena de bloques y la aparición de las dApps es que está propiciando la creación de muchas startups que buscan aplicar esta tecnología para solucionar todo tipo de problemas que puede haber en la sociedad o en el mercado, además de promover nuevos modelos de negocio digitales.

Slock utiliza blockchain para la gestión de la apertura y cierre de puertas. Gracias al software, que funciona sobre la cadena de bloques, se pueden programar las puertas de las casas para que un determinado usuario las pueda abrir una serie de días concretos y otros no. Esto ofrece una gran utilidad por ejemplo para el uso de estas cerraduras en apartamentos de alquiler vacacional. En este sistema gracias a la utilización de blockchain una vez se haya formalizado el pago de un alquiler, la puerta queda automáticamente programada para abrirse con ese usuario durante el período de alquiler, y solamente para ese usuario.

Storj es la nube descentralizada basada en Bitcoin, una plataforma de almacenamiento descentralizada y de código abierto, basada en la tecnología peer to peer y en la cadena de bloques de Bitcoin. La red Storj utiliza su propia criptomoneda, Storjcoin X, y además su plataforma admite el uso de otras monedas digitales como Bitcoin y formas tradicionales de pago como el dólar. A diferencia de los proveedores de almacenamiento en la nube tradicionales, Storj mantiene los datos distribuidos a través de una red descentralizada, lo que elimina el problema de tener un único punto de fallo. También encripta todos los datos, por lo que es imposible para cualquier persona obtener acceso a los archivos de los usuarios sin la posesión de las claves privadas correspondientes.

Everledger ha desarrollado un sistema de identificación y seguimiento de diamantes basado a través de una doble blockchain, el de Bitcoin y el Eris, conformando de esta forma un doble blockchain público y privado a la vez. Gracias a la API de Everledger se ofrece a las empresas el acceso a los certificados sobre posesión de diamantes, así como toda la información relativa a reclamaciones y aspectos legales de una forma única, centralizada y pública para cada diamante en concreto. La empresa trabaja para crear un registro permanente de la historia de los diamantes, de los bienes de lujo, los artículos de valor y cualquier producto o registro que requiriera de una procedencia para que fuera transparente. Esta empresa ha sido una de las ganadoras del concurso de innovación abierta BBVA Open Talent.

Monegraph se propone el objetivo de proteger los derechos de autor de obras digitales y proporcionar ingresos para los creadores de estas obras, como son las fotos de noticias o las imágenes de productos. Las obras de arte digitales y las noticias se utilizan habitualmente sin licencia comercial, mientras que las imágenes de productos y las fotografías se pueden utilizar con licencia comercial. La aplicación funciona sobre la blockchain de Bitcoin y admite obras en formato JPG, GIF y PNG de hasta 100MB. La idea de Monegraph es que cualquier fotografía puede generar ingresos de forma distribuida, con independencia del medio en el que se use y sin permiso previo del autor de la misma, porque el permiso ya ha sido concedido a través de blockchain. Gracias a la tecnología desarrollada es posible verificar la identidad del autor original de una fotografía de forma permanente, además permite obtener ingresos en bitcoins de forma directa por la utilización de una obra de arte con independencia del medio donde se esté utilizando y sin necesidad de intermediarios que gestionen el pago de los derechos.

En la misma línea de trabajo que el caso anterior nos encontramos con el proyecto Mediachain Labs que recientemente ha sido adquirido por Spotify con el objetivo de disponer de una tecnología que le permita realizar una mejor gestión para la atribución de forma precisa de cada canción a sus creadores y propietarios , además de desarrollar un sistema de pagos más justo. La empresa ha construido una base de datos sobre blockchain en la que vincula creadores y autores originales con el contenido que han creado. Su actividad había comenzado con la fotografía, en asociación con Getty Images y el Museo de Arte Moderno, y tenía el objetivo de expandirse a otro tipo de contenidos, como es la música.

Grandes empresas e instituciones encuentran utilidad en la cadena de bloques

Las grandes empresas y las instituciones públicas no pueden quedarse fuera de esta gran revolución tecnológica que supone blockchain. A modo de ejemplo vamos a conocer algunas iniciativas recientes en este ámbito.

IBM ha creado IBM Blockchain, un nuevo servicio que ofrece a las entidades financieras para que puedan construir aplicaciones en la nube en las que registrar todos los acuerdos digitales compartidos por muchas partes diferentes. Además esta prestación en la nube no podrá ser borrada, y para llevar a cabo alguna modificación será necesario el consenso de la mayoría de participantes. Al fusionar blockchain y con los bancos se permitirá la actualización simultánea de los libros de contabilidad de pagos instalados en los servidores propios. Las transacciones internacionales serán las grandes beneficiadas, ya que gracias a blockchain se aprobarán desde su ubicación de origen, sin requerir de un organismo central que lo supervise. Actualmente, la actualización de una base de datos de un banco a otro se realiza por mensajería, pero si blockchain se implanta a nivel mundial este proceso y otros pasos complementarios se podrán eliminar.

Además de en el sector financiero IBM colabora con 400 organizaciones distintas para aplicar esta tecnología a diferentes situaciones, como es el caso de Wal-Mart, que emplea la cadena de bloques para registrar y grabar el origen de los alimentos frescos con el objetivo de mejorar los estándares de salud y seguridad.

Maersk, la empresa de envíos más grande del mundo está utilizando la tecnología blockchain para monitorizar todos los productos que transporta y de esta forma poder ofrecer la información a los diferentes actores de la cadena de suministro. Para ello se ha desarrollado, en colaboración con IBM, una herramienta basada en la cadena de bloques que permite que cada actor de la cadena de suministro haga un seguimiento de su envío. Gracias a ello es posible saber dónde se encuentra el contenedor y el estatus de sus documentos, con lo cual se puede reducir considerablemente la carga de papeleo para los transportistas y permitir que los agentes de aduanas y los clientes visualicen dónde se encuentra la mercancía en todo momento.

DeepMind, la empresa de Inteligencia Artificial propiedad de Google trabaja en un sistema de auditoría criptográfica basado en blockchain que permita descubrir cualquier uso indebido de los datos médicos. Gracias a ello los hospitales podrán abrir el registro médico a los propios pacientes, por medio de una herramienta llamada Verificable Data Audit que servirá a los los hospitales, e incluso hasta los propios pacientes, para comprobar exactamente quién está utilizando los historiales médicos y con qué fin. Al igual que la cadena de bloques, el sistema empleará matemáticas criptográficas para compilar un historial preciso de lo que ha sucedido en el pasado. Cada vez que un dato sea usado se generará un nuevo código basado en toda la actividad anterior. Por lo tanto si alguien vuelve después para editar un historial anterior, por ejemplo, para ocultar el hecho de haber utilizado un dato para un propósito específico, estaría intentando cambiar la entrada posterior, lo que permitiría descubrirlo rápidamente.

El HM Land Registry o registro de la propiedad de Reino Unido está probando la tecnología blockchain como parte de su proceso de digitalización en busca de nuevas soluciones ante la importante necesidad de acelerar los procesos de gestión referentes a títulos de propiedad. Para ello la tecnología de la cadena de bloques le ofrece un modelo eficiente, gracias a sus registros inviolables y a los contratos inteligentes.

El Ayuntamiento de Barcelona lidera la creación de una plataforma colaborativa para que los ciudadanos gestionen sus datos con tecnologías encriptadas y seguras, pero de modo que, anonimizados, puedan ser usados como “bien común” y ser cedidos para ser utilizados por emprendedores sociales, empresas y trabajos académicos. La iniciativa es parte de un proyecto europeo, Decode, que cuenta con 5 millones de euros de presupuesto, y que tendrá la dirección científica de la comisionada digital de Barcelona, Francesca Bria. Gracias a esta nueva plataforma se pretende devolver el poder de los datos a los ciudadanos por medio de la utilización de la tecnología blockchain.

Aplicaciones futuras de blockchain

A medida que se van desarrollando nuevas iniciativas que utilizan la tecnología de la cadena de bloques se van descubriendo nuevas formas de utilización de cara a su uso para el desarrollo de tecnologías basadas en la identidad, la libertad, la democracia y la contabilidad de activos de cualquier tipo. De esta forma se busca solucionar las restricciones que actualmente existen en los mercados a nivel local, regulatorio y de entornos macroeconómicos, por medio de cambios en el sistema establecido, utilizando la potencia, la deslocalización y la ubicuidad que proporciona esta tecnología. Por lo tanto el objetivo no es reinventar las aplicaciones que ya existen en el mercado, sino cambiar el mercado en sí mismo, de forma que se puedan crear nuevos modelos de contabilidad y trazabilidad sobre todo tipo de activos.

Veamos a continuación los ámbitos de la economía en los que esta nueva generación de aplicaciones, basadas en la cadena de bloques, puede llegar a tener una mayor impacto:

Identidades digitales: gracias a la cadena de bloque se puede construir una base de datos común, descentralizada y pública, de información y características sobre activos más allá de las personas. Los servicios de identificación descentralizados que permite blockchain pueden utilizar las carteras digitales que permitirán mejorar la experiencia de usuario de forma anónima si se quiere, reforzar su seguridad y facilitar todo lo referente a pagos de forma instantánea. Algunos ejemplos de esta utilidad son: OneName es una aplicación distribuida desarrollada sobre Namecoin que permite identificar usuarios poseedores de carteras Bitcoin mediante un nombre en lugar de utilizar la dirección completa de Bitcoin que resulta imposible de recordar; BitID es otro sistema de identidad digital pensado para facilitar el login a cualquier aplicación web por medio de la utiliziación de una dirección Bitcoin.

Gobierno: gracias a las aplicaciones descentralizadas se podrán crear nuevos sistemas que permitan una auténtica gobernanza por parte de la ciudadanía con niveles de granularidad desconocidos hasta el momento. Gracias a la utilización de estos nuevos modelos se puede evolucionar de la actual situación en la que los ciudadanos pueden votar las decisiones de forma electrónica sobre la cadena de bloques, para poner en marcha un modelo en el que los Smart Contracts se combinen con otras tecnologías como el IoT y Big Data para desarrollar mejores servicios públicos para la ciudadanía.

Mercados de predicción: muchos de los smart contracts que se van a desarrollar en el futuro para asegurar el funcionamiento de las DAO y las DAS van a apoyar total o parcialmente sus decisiones en los datos que generan los mercados de predicción. PAra ello se apoyarán en el Big Data por su capacidad para extraer datos ocultos y revelar información que no se puede deducir con facilidad. Un ejemplo de mercado de predicción lo encontramos en Augur que funciona sobre el blockchain de ethereum, utiliza su propia moneda virtual REP y en el que se están realizando predicciones muy diversas. En 2015 Augur realizó una crowdsale que le permitió conseguir una financiación de 5,3 millones de dólares. En Augur las predicciones son propuestas directamente por usuarios que esperan la entrada de otros usuarios que acepten los retos de las predicciones. Una de las utilidades de estos mercados de predicciones es su utilización para la toma de decisiones por parte de los smart contracts.

Educación, Salud y Seguridad serán otros ámbitos en los que la cadena de bloques tendrá un gran impacto, ya que hasta el momento han estado utilizando sistemas de identificación y gestión que resultan poco eficientes, pero ahora pueden beneficiarse del gran avance que ofrece una tecnología que está demostrando una gran potencia para mejorar los modelos anteriores.

Blockchain es la tecnología más disruptiva que he visto en mi vida. Salim Ismail

Para ampliar información sobre el funcionamiento de blockchain y sus utilidades futuras recomendamos el libro La economía de blockchain: Los modelos de negocio de la nueva web escrito por Joaquín López Lérida y José Juan Mora Pérez.

Más artículos de Futurizable relacionados con Blockchain:

3 comentarios sobre “Todo lo que vamos a poder hacer con Blockchain

  1. […] Las famosas fintech, o startups que desarrollan nuevos modelos de negocio digitales en el sector financiero, están sirviendo como acicate para que los bancos y las aseguradoras se esfuercen en adaptarse a esos nuevos modelos de negocio, al igual que hace 20 años tuvieron que adaptar su operativa para que sus clientes pudiesen manejar el dinero a través de Internet. Ahora nos encontramos ante retos aún mayores, porque los clientes ya no se conforman con poder manejar su dinero de forma online, sino que buscan alternativas a nivel de ahorro o medios de pago, que las empresas tradicionales no les pueden ofrecer. Por eso algunas de las empresas que ahora lideran el sector financiero han optado por un proceso de innovación abierta, incorporando a sus estructuras a emprendedores y startups que aportan las nuevas ideas que el mercado está demandando. De esta forma encontramos con que por ejemplo los grandes bancos, como BBVA y Santander en España, cuentan con vehículos de inversión especializados en startups de fintech, lo cual les reporta el aire fresco que estas empresas necesitan para seguir funcionando en la economía digital. Del mismo modo a nivel de tecnología estamos viendo como la gran parte de la banca ha sido consciente de que sus tecnología e infraestructuras tecnológicas estaban quedando obsoletas, por lo que están afrontando el reto que supone comenzar a utilizar una tecnología mucho más evolucionada como es Blockchain. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *