Big Data archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Publicaciones en Big Data

Siempre es buen momento para preocuparnos por nuestros datos

Publicado el 19 marzo, 2020

La crisis del coronavirus está poniendo a prueba a nuestra sociedad y probablemente uno de los aspectos más importantes de lo que está sucediendo es cómo los ciudadanos afrontamos nuestra responsabilidad particular. Considerando que en pocas semanas hemos pasado de pensar que los que estamos sanos no teníamos de qué preocuparnos, porque el virus no iba a matarnos, a una nueva situación en la que tenemos que ser muy conscientes de los riesgos que conlleva para la sociedad en su conjunto que cualquiera nos podamos convertir en transmisores del virus a otras personas que sí que pueden verse muy afectadas y, como consecuencia colateral, la situación crítica que esto provoca en los servicios de salud pública. Por lo tanto, este tema de cómo cada uno asumimos nuestra responsabilidad como ciudadanos debería hacernos reflexionar sobre otros muchos aspectos, por ejemplo, en relación con el consumo de productos que realizamos y su consecuente impacto ambiental, o en cómo conducimos por las carreteras, por las posibles situaciones de riesgo que podemos ocasionar si incumplimos las normas de tráfico.

Además de las consecuencias a nivel social que tienen nuestros actos particulares, también se está produciendo una situación sin precedentes en la historia reciente, donde miles de trabajadores y estudiantes tienen que trabajar y estudiar desde sus casas, lo cual tiene muchísimas connotaciones que será interesante estudiar de cara a ver si esto puede ayudarnos a mejorar para el futuro, precisamente en los modelos de trabajo y educación, donde sin duda se pueden introducir muchas mejoras para hacerlos más eficientes, productivos, adaptados a las necesidades de las personas o incluso sostenibles. Porque, qué duda cabe, uno de los beneficiados por esta crisis podría ser el medio ambiente, gracias al descenso en la contaminación atmosférica que provocan los medios de transporte, lo cual podría ser el inicio de un nuevo modelo de sociedad donde no sea necesario invertir tanto tiempo y recursos en transportarnos de un lugar a otro para trabajar o estudiar, cuando podemos aprovechar para ello toda la utilidad que nos ofrecen el trabajo y educación en remoto a través de Internet.

Pero, al igual que hemos visto con los aspectos relacionados con la salud, en cuanto a daños colaterales, el hecho de que cada vez se desarrolle más el trabajo y la educación en remoto puede tener unas consecuencias que tenemos que poder evitar, como puede ser que se reduzcan excesivamente el número de interacciones sociales, lo cual puede tener consecuencias muy negativas a nivel de salud mental para muchas personas y para la sociedad en general. Por otro lado en aspectos relacionados con la seguridad, debemos tener en cuenta que al aumentar nuestra actividad online también aumentan los riesgos en relación con los ciberataques y también los problemas relacionados con la privacidad, como puede ser el ciberacoso.

A este respecto de la importancia que tiene actuar con responsabilidad en cuanto al uso que hacemos de las herramientas digitales y cómo cuidamos nuestra privacidad, es recomendable estar bien informado y formado, para lo cual hoy queríamos recomendaros el libro Datanomics: todos los datos personales que das sin darte cuenta y todo lo que las empresas hacen con ellos, que es de lo más completo que podemos leer sobre gestión de datos personales y que está escrito por una gran experta en la materia, Paloma Llaneza a la hemos realizado la entrevista que podéis leer a continuación, con motivo del Día Mundial del Consumidor que se celebra hoy 15 de marzo.

¿Qué te sugiere el Día Mundial de los Derechos del Consumidor?

Me sugiere una mejora en la posición de los ciudadanos en tanto consumidores y usuarios de una amplia panoplia de bienes y servicios. La existencia de una normativa al respecto, si bien puede verse como una barrera de entrada para los negocios, supone establecer un alto estándar de calidad y protección a favor de todos nosotros.

¿Crees que puede servirnos para mejorar la situación al respecto de cómo gestionan las empresas los datos de sus clientes?

Cursiosamente no. La protección de datos es un derecho de los ciudadanos, algo mucho más extenso que los derechos que se atribuyen a esos ciudadanos en cuanto consumidores. Si me lo permites, hacer que un ciudadano titular de un derecho fundamental como el de la protección de datos se convierta en un consumidor le quita su faceta política y diluye hasta hacer desaparecer ese derecho fundamental.

¿Cuál es el mayor problema en relación con este tema de la gestión de los datos personales?

Que se ve como un limitador del negocio en lugar de algo que nos beneficia a todos, empresas y ciudadanos, en su conjunto. El capitalismo de vigilancia debilita la democracia y degrada nuestra dignidad.

¿Por qué decidiste escribir el libro Datanomics?

Para contestar a todos los que me miraban como a una conspiranoica y que contestaban que no tenían nada que ocultar.

¿Ves factible que se produzca un cambio para bien en la situación actual a este respecto?

Creo que es un imperativo legal y que ha de ser cumplido. Ya que el mercado no se autorregula a favor de los ciudadanos, el sistema legal tendrá que establecer las limitaciones por muy complejas de aplicar que sean.

¿Crees que las normativas como el RGPD pueden ayudar a mejorar la situación?

Como digo, sin una regulación las empresas solo respetan la cuenta de resultados y solo responden a sus accionistas. El Reglamento tiene sus limitaciones pero es mejor que nada. Dicho esto, sigo pensando que la ausencia de privacidad que crea la tecnología solo se soluciona con tecnología o con un diseño responsable de la misma.

¿Qué opinas de las startups que están intentando dar la vuelta al modelo de negocio de gestión de los datos personales para devolver el poder a sus usuarios?

Toda iniciativa que mejore la transparencia y ponga de verdad al cliente en el centro me parece una gran idea. Eso fue lo que pensamos cuando creamos Consent Commons, un sistema que permite reducir las condiciones legales a iconos, mejorando la comprensión de los textos legales y, lo que es más importante, empedrando a los titulares de los derechos. Vivimos en un mundo en donde quien posee un derecho no lo entiende y, si no lo hace, difícilmente podrá ejercerlo con conocimiento y exigirlo con responsabilidad.

¿Crees que la tecnología Blockchain podría ayudar a este respecto?

Por mucho que la UE se empeña en decir que BC es compatible con el RGPD, lo cierto es que no lo cumple ya que no permite uno de los derechos que el Reglamento establece: la supresión de los datos. La mayor parte de las soluciones combinan operaciones on-chain y off-chain para no entrar en conflicto con la normativa. Por lo demás, BC es una commodity que proporciona, esencialmente, integridad. En aquellas partes de una implantación de protección de datos que requieran integridad, con redes no públicas y permisionadas, puede ser útil.

¿Consideras que las grandes empresas tecnológicas (GAFA) van a cambiar su estrategia al respecto de la gestión de los datos en el corto o medio plazo?

Hay una obligación legal tanto en la UE como en California que van a cumplir muy a su pesar y, en mi opinión, de manera cosmética. Los modelos de negocio basados en la extracción de datos muy difícilmente podrán cumplir el Reglamento o ninguna normativa similar. Por otro lado, su posición de monopolio ahoga a las entrantes que quieran ofrecer modelos más éticos. Así que veremos una tensión en los próximos años al respecto, que espero acabe con la aplicación de medidas de competencia a los titanes de los datos ya que las relativas a la protección de estos o las de consumo son muy poco eficientes.

¿Qué oportunidades observas en este ámbito de la gestión de los datos personales y la privacidad?

Siempre que consigamos romper el monopolio de los titanes de los datos, veo modelos de negocio que presten sus servicios con transparencia y respeto. Pero esos modelos requieren oxígeno para crecer e inversores que crean en que respetar a los ciudadanos va en el interés del negocio y de la sociedad en su conjunto. Me gustaría ver nacer soluciones técnicas que mejoren, sin necesidad de complicarle la vida al cliente o usuario, su privacidad: aplicaciones que desactiven los permisos que no se necesitan o son invasivos, sistemas que limiten en origen la cantidad y la calidad de los datos recogidos, modelos de borrado transversal e inmediato, etc…

Etiquetas: , ,

La alianza entre el Big Data y la economía conductual

Publicado el 10 octubre, 2019

En el siglo XX se vivieron unos cambios impresionantes a nivel social, partiendo prácticamente de un contexto de miseria global provocado por las guerras mundiales. A finales de siglo llegamos a una situación en la que disfrutamos en los países occidentales del denominado como Estado del bienestar. En los países en desarrollo se comenzaba a vislumbrar un escenario mucho más positivo, con descensos considerables de las situaciones de pobreza extrema y el aumento de la esperanza de vida. Dedicar un rato a navegar por los gráficos y estudios de la iniciativa Our World In Data nos hará ser más conscientes de esta situación y nos permitirá comprobar cómo desde que habitamos en el siglo XXI esa mejora se ha ido produciendo de manera más acentuada.

Pocos pueden tener dudas de que la tecnología digital ha sido una de las palancas más importantes para que hayamos llegado a este momento tan positivo para la humanidad, que nos lleva a pensar en que vivimos en el mejor momento de la historia, pero sin dejar de preocuparnos por las consecuencias que esto puede tener por las situaciones de desequilibrio que se producen de manera asociada con el propio crecimiento.

Al igual que el crecimiento a nivel fisiológico de un niño suele venir asociado con una serie de problemas a nivel emocional, la mejoras a nivel social que estamos viendo en las últimas décadas también implican una serie de problemáticas que tenemos que encontrar la forma de resolver.

Por ejemplo, siguiendo con el tema del Estado del bienestar, el problema que estamos viviendo es una pérdida de libertad de la persona que en la mayoría de las ocasiones se vive de manera inconsciente, pero que se manifiesta claramente a través de escenarios como el consumismo y una dependencia excesiva de las instituciones públicas. No cabe duda de que hemos llegado a esta situación de bienestar gracias al modelo económico propuesto por el capitalismo y al modelo político que propone la democracia. De forma que, para la mayoría de las personas, el capitalismo para gestionar la economía y la democracia para gestionar la política, son hasta ahora los modelos más adecuados por los resultados que nos han proporcionado.

Sin embargo, el capitalismo y la democracia son modelos que no están aprovechando todo el potencial de las innovaciones tecnológicas que se han producido desde la llegada de internet. Podríamos decir que son modelos que aún no se han transformado digitalmente. Entonces, ¿cómo podrían transformarse digitalmente el capitalismo y la democracia? Si ya sabemos que la transformación digital en las empresas pasa por poner a las personas en el centro de los modelos de negocio, comenzando por empatizar con el cliente para entender cuáles son sus necesidades reales y cómo desde la empresa podemos ayudar a resolverlas (human centered design y human centered innovation, por ponerle nombre), con el capitalismo y la democracia podríamos hacer lo mismo: rediseñar los sistemas económicos y sociales para que tengan realmente en cuenta las necesidades e intereses de la persona, no solo los de la sociedad, las empresas o los estados.

Resumiendo un poco todas estas ideas, ahora gracias a las tecnologías digitales tenemos la oportunidad de mejorar los sistemas económicos, sociales y políticos que nos han traído hasta este momento tan bueno de la humanidad, y podemos hacerlo mejorando aún más la vida de las personas gracias a la personalización, eso sí, siendo capaces de anteponer el bien común a los intereses de unos pocos. El famoso eslogan Don’t be Evil de Google podríamos usarlo de forma genérica para representar un nuevo modelo económico, social y político donde los valores de las personas cada vez tienen un mayor protagonismo.

¿Pero cómo podemos poner estas ideas en práctica? ¿Qué herramientas tenemos para personalizar aún más los sistemas que hacen que funcione nuestra sociedad? La economía conductual puede ser uno de ellos, aunque claramente si somos capaces de usarlo de manera responsable, como hemos sido capaces de hacer con otras innovaciones tecnológicas. Recurriendo al típico ejemplo de la tecnología que permitía controlar la radiactividad, podemos pensar en los cientos de miles de personas que murieron por culpa de las bombas nucleares frente a las millones de vidas que se han salvado gracias a su aplicación en el ámbito de la salud.

Sin duda podríamos haber evitado el sacrificio de todas esas personas y eso es a lo que debemos aspirar siempre que disponemos de una nueva tecnología. Por lo tanto con este tema de la economía del comportamiento podría ocurrir que se usase de manera inadecuada para controlar más a las personas y someterlas aún más bajo el yugo del consumismo, o podríamos utilizarla para mejorar la vida de muchas personas ofreciéndoles servicios y productos personalizados que mejoren significativamente su experiencia como clientes de las empresas.

Muy bien, ¿pero qué es eso de la economía conductual? Para descubrir este concepto hemos pedido a un experto en la materia que nos los explique con detalle, para que ver así cómo podemos aplicarlo en nuestro trabajo y en nuestras empresas.

Descubriendo la economía conductual

Colaboración para Futurizable de Alejandro González San Román, fundador de Coognity.

Desengañémonos, no somos tan racionales como pensamos, y menos cuando hablamos de dinero.

El ser humano es complejo por naturaleza, y nos encontramos repletos de sesgos e ideas preconcebidas que definen la manera en la que tomamos decisiones. Una suerte de arquitectura de decisión que determina cómo compramos en el supermercado o elegimos qué seguro contratar para las próximas vacaciones, y que como ya nos imaginamos, no responde únicamente a criterios racionales, sino a otras muchas variables psicológicas que las desvían de un comportamiento económico racional.

Tipos de personalidad, patrones de toma de decisión, estímulos clave para decidir por un producto u otro… En definitiva, una nueva generación de datos que podría dinamizar la economía digital como pocos imaginan, pero a la vez generar importantes implicaciones éticas y legales acerca del uso, la protección y la comercialización de este tipo de conocimiento como muchos recelan.

Y es que, lejos de teorías clásicas en donde solo se hablaba de agentes económicos racionales (capitanes Spock o Sheldon Coopers dependiendo de la generación a la que pertenezcas), hoy en día están tomando relevancia nuevas teorías vinculadas a la economía conductual o behavioral economics: una ciencia que estudia y aplica tendencias cognitivas, emocionales, humanas y sociales para una mejor comprensión de la toma de decisiones económicas de las personas.

¿Hasta qué punto nos influye ver el precio de un artículo antes de pensar si un producto sustitutivo es caro o barato? ¿Somos directos y arriesgados cuando decidimos, o nos domina la aversión a la pérdida en determinados contextos? La economía digital basada en datos ya es una realidad, y gracias a estudios como el de Richard Thaler —Premio Nobel de Economía galardonado por su contribución a la economía del comportamiento— , la psicología comienza a formar parte de las estrategia corporativas de las compañías. Adiós, Homo Economicus. Bienvenidos a la era del Homo Digitalis.

No obstante, aunque a estas alturas todos comprendemos lo vital que resulta para las empresas y sus marcas el conocer bien a sus clientes, hasta la fecha ese entendimiento se ha basado principalmente en información interna a sus propios sistemas, de puertas hacia dentro, sin contemplar otras fuentes de información externas alternativas o datos vinculados a la psicología del consumidor.

Afortunadamente hoy en día ya es posible comenzar a entender y modelizar esos rasgos de personalidad, con el objetivo de comprender la realidad de los consumidores y optimizar estrategias como las de marketing y ventas que permitan monetizar ese nuevo conocimiento. Ejemplos desde el cálculo de precios dinámicos dependiendo de los factores emocionales del cliente y su disposición a pagar, hasta la personalización de experiencias en el móvil que faciliten atajos y una toma de decisión rápida para una persona en concreto, comienzan a exponerse por los líderes como casos de éxito.

Pero lo que para algunos podría ser una gran oportunidad, para otros son claros riesgos en términos de privacidad y autonomía personal. Cuanto más se conozca sobre una persona, más fácil será controlarla. Y en esta línea, la economista Shoshana Zuboff recientemente ha publicado el libro The Age of Surveillance Capitalism, en el que expone la lógica económica del capitalismo de la vigilancia. Una interesante reflexión sobre el poder que supondría una generación de conocimiento basado en comportamientos, las peligrosas vertientes que podrían aflorar en términos de privacidad, y lo que ella denomina los «behavioral futures markets». Se trata de un inquietante lugar donde las predicciones sobre nuestra conducta se llegarían a comprar y vender a modo de mercado bursátil, y la producción de bienes y servicios se subordinaría a un medio emergente de modificación del comportamiento.

Sin duda, una nueva perspectiva de la economía digital en donde una de sus principales ventajas competitivas se fundamenta en los datos, analizados hasta la extenuación a través de tecnologías basadas en la inteligencia artificial y economía conductual. Sin duda, un nuevo capitalismo digital.

Cómo utiliza el banco BBVA la economía conductual

Recurrimos mucho a la empresa BBVA como ejemplo a la hora de hablar de determinados aspectos relacionados con la innovación, y es cierto que al menos en la parte teórica están siendo capaces de adentrarse en muchos campos de los que nos gusta hablar en Futurizable, como puede ser la criptoeconomía y las metodologías ágiles, entre otras cosas.

En el caso de la economía conductual, el banco también ha empezado hace tiempo a dar a conocer este tema a través de la labor de divulgación que realiza en su newsletter, blog y podcast. Y en lo que se refiere a cómo lo aplica en su actividad, parece muy acertada su estrategia de utilizarlo para ayudar a sus clientes a tomar mejores decisiones. Teniendo en cuenta que en lo que se refiere a gestionar el dinero, las personas tendemos a tomar malas decisiones, como endeudarnos en exceso hasta el punto de acabar siendo esclavos de nuestra hipoteca o ser incapaces de hacer una buena planificación financiera o de ahorro, que nos permita llegar a la jubilación con la tranquilidad de no tener apuros económicos cuando no podamos seguir trabajando.

De esta forma vale la pena fijarnos en cuál es el propósito de la empresa y cómo lo explica de cara a entender cómo se materializa en su estrategia:

«El propósito de BBVA es poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era. Este propósito está centrado en las necesidades reales de los clientes: proporcionar las mejores soluciones y ayudarles a tomar las mejores decisiones financieras, a través de una experiencia fácil y conveniente. La entidad se asienta en unos sólidos valores: el cliente es lo primero, pensamos en grande y somos un solo equipo. Su modelo de banca responsable aspira a lograr una sociedad más inclusiva y sostenible.»

Como os podéis imaginar, si todo esto es cierto, nos encontramos ante un nuevo paradigma en cuanto al modelo económico y a la forma en la que se gobiernan las empresas del futuro. Vamos a pensar que esto es así y aunque en las empresas siga habiendo muchos intereses particulares, sin embargo cada vez hay más gente al frente de estas organizaciones que está convencida que aportar valor a las personas es la mejor forma de asegurar su futuro.

Veamos entonces cómo entiende BBVA que la economía conductual le puede ayudar a mejorar en su negocio y en el servicio que presta a sus clientes:

«El potencial de la economía conductual es enorme y es muy importante formar equipos que puedan analizar y estudiar las técnicas de ‘behavioral economics’ y que, basándose en la información disponible y en los datos, puedan orientar a los clientes a elegir la mejor solución a sus necesidades financieras. Lo más relevante es que estos nuevos conocimientos se integren en campos ya existentes en el banco y se apliquen en los equipos ágiles y los ‘scrums’, que es donde se desarrollan los productos, funcionalidades y servicios para los clientes. En la constante búsqueda de brindar una experiencia única a sus clientes, BBVA Continental está incluyendo en sus procesos de trabajo nuevas metodologías y disciplinas para entender y satisfacer cabalmente las expectativas de sus clientes.»

Startups que están usando la economía conductual para impulsar sus modelos de negocio

Lemonade es una de las startups más representativas a nivel mundial en el sector Insurtech que utiliza la economía del comportamiento a la hora de diseñar su modelo de negocio y los productos que ofrece a sus clientes en el ámbito de los seguros para el hogar. La empresa ha realizado rondas de inversión por valor de 480 millones de dólares y tiene como consejero a Dan Ariely que es uno de los mayores expertos en economía conductual a nivel mundial.

Welth es una startup mejoramos drásticamente los resultados de salud de pacientes con afecciones crónicas por medio del estudio de la motivación humana y la formación de hábitos. Tras haber recibido inversión por valor de 7,6 millones de dólares la empresa utiliza las tecnologías digitales y la Inteligencia Artificial sobre una base de principios de la economía conductual, adaptados a cada paciente.

OpSeeker es una startup española que se dedica a crear aplicaciones digitales basadas en la economía conductual, la gamificación y la Inteligencia Artificial con el objetivo de mejorar la salud financiera de sus clientes. Para ello ha creado una serie de herramientas online que se ofrecen a través de las instituciones financieras, como es el caso de un coach financiero basado en chatbot que ayuda a los jóvenes de ingresos bajos a desarrollar mejores prácticas de administración de su dinero.

Etiquetas: , ,

El smartphone es el mejor sensor que tiene una smart city

Publicado el 15 noviembre, 2018

Cada 8 de noviembre desde el año 1949 se celebra en más de 30 países el Día Mundial del Urbanismo, un evento donde se reconoce y se promueve el papel de la planificación en la creación y el manejo de comunidades urbanas sostenibles. Este día es una excelente oportunidad para contemplar la planificación desde una perspectiva global, pues es un evento que apela a la conciencia de los ciudadanos y las autoridades públicas y llama la atención sobre el impacto ambiental que produce el desarrollo de ciudades y territorios.

El desarrollo sostenible de las ciudades vendrá muy determinado en el futuro por el concepto de Smart City, del que ya hablamos en Futurizable hace un año. En este artículo vamos a profundizar en este tema, conoceremos una serie de iniciativas que trabajan en esta área y aprenderemos muchísimo gracias a la entrevista a Cristina del Real, una investigadora que se dedica al estudio de la seguridad pública en las ciudades inteligentes.

Sigue leyendo -> El smartphone es el mejor sensor que tiene una smart city

Etiquetas: , ,

La importancia de los Datos para el futuro de los negocios

Publicado el 14 enero, 2018

El Big Data es una tecnología que funciona como una especie de pegamento de cara al uso de otras muchas tecnologías e innovaciones que van a configurar el futuro de la sociedad y de los negocios, por eso es tan importante entender sus posibilidades de desarrollo y las oportunidades que va a generar. A este respecto la mejor persona para transmitirnos esta visión es Pedro Claveria que recientemente se ha incorporado a Sngular como director del área de Big Data & Analytics.

A continuación puedes leer la entrevista que le hemos realizado, gracias a la cual no solo vas a poder descubrir la relevancia que está tomando esta tecnología, sino conocer recomendaciones concretas al respecto de cómo utilizarla a nivel de empresa, profesional y para emprender.

¿En qué sectores de la economía está teniendo mayor impacto el uso de las tecnologías de Big Data y Data Science? Sigue leyendo -> La importancia de los Datos para el futuro de los negocios

Etiquetas: ,

Smart Cities for Smart People

Publicado el 01 diciembre, 2017

La empresa tecnológica Cisco acaba de anunciar que tiene previsto invertir 1.000 millones de dólares con el objetivo de ayudar a las ciudades de todo el mundo a adoptar tecnologías que conforman las Smart Cities, de forma más rápida, sencilla y económica. La inversión se canalizará a través de Cisco Capital en colaboración con la compañía de capital privado Digital Alpha Advisors y los inversores de fondos de pensiones APG Asset Management y Whitehelm Capital. A través de este programa se quiere ayudar a las ciudades a adoptar las herramientas de financiación más adecuadas para implementar tecnologías de última generación con la mínima inversión inicial, en actividades como puede ser la reducción del consumo energético, la optimización del tráfico y la gestión de aparcamientos o el transporte público. Sigue leyendo -> Smart Cities for Smart People

Etiquetas:

La caja de herramientas con la que vamos a construir el futuro

Publicado el 28 mayo, 2017

Es interesante reflexionar sobre cómo ha evolucionado la tecnología gracias al uso de herramientas creadas por el hombre. Desde las primeras hachas de piedra utilizadas en la prehistoria, hasta los sofisticados robots con los que contamos en la actualidad. Si no hubiese sido por esas primeras personas que decidieron usar instrumentos para mejorar en sus actividades o un elemento natural como el fuego en su propio beneficio, la humanidad no habría evolucionado hasta la situación actual. Del mismo modo ha sucedido con invenciones como la imprenta y la máquina de vapor, que han ayudado a la humanidad a evolucionar hasta el nivel de sofisticación actual, que se sustenta sobre tecnologías más modernas como la computación y las telecomunicaciones. De esta forma cada tecnología de la que ahora disponemos, se sustenta a su vez en otras tecnologías anteriores, cada una de las cuales ha permitido resolver las distintas dificultades que iban apareciendo para el desarrollo de las nuevas innovaciones. De esta forma sería difícil imaginarse cómo podría haber sido la informática que todos conocemos si anteriormente no hubieran existido otras tecnologías como la imprenta, la máquina de escribir o la calculadora, entre otras muchas de las que ha ido tomando inspiración hasta su desarrollo actual. Sigue leyendo -> La caja de herramientas con la que vamos a construir el futuro

Etiquetas: , ,

Las tecnologías más relevantes para el futuro de la humanidad

Publicado el 20 enero, 2017

Si el siglo XX estuvo marcado por tecnologías como las telecomunicaciones y la informática, en el siglo XXI, gracias a invenciones como Internet, estamos ampliando significativamente el rango de posibilidades al respecto de cómo la tecnología se integra en nuestras vidas, hasta el punto de convertirnos en una especie evolucionada de los seres humanos. Cuando cada vez haya más personas que se propongan una integración de la tecnología dentro de su cuerpo, para convertirse en cyborgs o cuando muchas personas decidan dejar de habitar en la Tierra, para explorar el espacio, el género humano habrá dado un nuevo salto en su evolución, que le llevará a afrontar retos y buscar oportunidades, que hasta ahora tan sólo formaban parte de la ciencia ficción. Los sueños de los autores futuristas comienzan a hacerse realidad en el momento en el que muchas tecnologías se vuelven exponenciales, saliendo del laboratorio para comenzar a aplicarse en todo tipo de situaciones de nuestra vida cotidiana. De esta forma las tecnologías que hasta hace poco estaban restringidas al ámbito científico, espacial o militar, llegan ahora a nuestras vidas con aplicaciones tan concretas como el uso de nanotecnología para crear productos que repelen el agua en los limpiaparabrisas de los coches o el uso de robots y drones para el reparto de productos a domicilio. Sigue leyendo -> Las tecnologías más relevantes para el futuro de la humanidad

Etiquetas: , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar