Innovación archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Publicaciones en Innovación

Primero construyes patrimonio, luego obtienes dividendos

Publicado el 08 diciembre, 2022

Aunque por el título pueda parecer que vamos a hablar de inversión inmobiliaria, realmente en este artículo vamos a hablar de modelos de negocio en general y esto se debe al descubrimiento un pequeño tesoro de conocimiento, encontrado en forma hilo de Twitter, en el que Dickie Bush expone su experiencia emprendiendo y los razonamientos que le llevaron a enfocar su modelo de negocio inspirados en las ideas del programa Build Once, Sell Twice de Visualize Value.

Es fácil medir el éxito relativo observando el flujo de dólares. Más dólares ingresados y pensamos que debemos estar en el camino correcto. Pero la entrada de dólares es un indicador rezagado, no un indicador adelantado. La compensación en efectivo es el último paso en un largo proceso de construcción de patrimonio. Es una extracción de dividendos del capital que hemos acumulado en el pasado. Este patrimonio viene en forma de experiencia, credibilidad, conexiones y reputación. Y este patrimonio se acumula rápidamente. Pero este patrimonio es difícil de ver. No existe una «medida» objetiva de experiencia, credibilidad, etc. Sin embargo los dólares son objetivos. Por lo tanto, al medir un proyecto u oportunidad, subestimamos la «compensación» de la experiencia, la credibilidad y las conexiones, y sobrevaloramos la cantidad en dólares. Esto es miope. La experiencia, la credibilidad, las conexiones y la reputación se combinan mucho más rápido que los dólares. Pero al extraer dividendos (efectivo) demasiado pronto, interrumpimos una capitalización mucho más poderosa. Esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Pensar de esta manera, priorizar la experiencia, la credibilidad, las conexiones y la reputación, es el arbitraje del siglo XXI. Dado que a otros les cuesta ver esto, es una ineficiencia del mercado. Tenemos que explotar esa ineficiencia.

Lo que Dickie Bush viene a decirnos es que en la economía del siglo XXI, especialmente en la economía digital, no podemos pretender lograr un beneficio económico, en forma de extracción de dividendos, sin haber construido antes un patrimonio en forma de experiencia, credibilidad, conexiones y reputación, lo que sería el equivalente a intentar cobrar por el alquiler de una vivienda sin ser nosotros antes los propietarios de la misma. Lo que ocurre es que muchas veces el cortoplacismo nos lleva a intentar cobrar por productos o servicios que aún no han demostrado el valor que pueden aportar a la gente y esto genera mucha frustración para nosotros, además de excepticismo por parte de los clientes.

Este planteamiento puede resultar contradictorio respecto de modelos de pensamiento como el que propone Lean Startup donde debemos intentar vender nuestro MVP antes de tenerlo terminado para verificar el interés por parte de nuestros futuros clientes, del mismo modo que ocurre con el Crowdfunding, donde buscamos que sean los propios clientes quienes financien el desarrollo de nuestro producto, pero esto no quita para que podamos seguir usando esas herramientas con las ideas claras al respecto de que el orden correcto es primero aportar valor y después obtener un beneficio por ello.

Entre los defensores de cobrar desde el primer día por un producto tenemos como máximo exponente a la empresa Basecamp, antes 37signals, que además de haber creado un gran producto digital han conseguido construir una verdadera comunidad de fans de su producto, con los que también han compartido sus ideas y conocimientos a través de varios libros. Pero esta empresa podría verse como una excepción entre los negocios digitales, porque si nos fijamos en la gran mayoría de startups han comenzado por ofrecer su producto gratis, para luego encontrar la rentabilidad a través de la publicidad (Facebook, Google, …) o de un modelo de negocio freemium (Spotify, Dropbox, …)

Construcción de patrimonio

En el mundo digital la construcción de patrimonio se aleja bastante de lo que ocurre en el mundo real, pero lo que está ocurriendo es que ambos mundos cada vez están más entrelazados, por lo que vale la pena de pensar en la confluencia de ellos y no en cada uno de ellos por separados.

En todo caso en el mundo real también aplican los elementos que vamos a proponer a continuación, aunque quizás en un orden diferente. Por ejemplo un agricultor que quiere dedicarse a producir uva para luego fabricar vino con ella, está claro que no va a regalar su producto a los clientes, como ocurre en el mundo digital, pero sí que tiene que hacer un gran esfuerzo inicial antes de empezar a extraer dividendos, como es tener que plantar las viñas, cuidarlas hasta que den fruto, realizar la vendimia y finalmente el elaborar el vino. Este proceso que puede durar varios años, es la construcción de patrimonio que el viticultor necesita hacer antes de empezar a poder cobrar por su trabajo.

Del mismo modo en el caso de un estudiante que se prepara para su carrera profesional, van a pasar muchos años antes de que pueda empezar a extraer dividendos, ya que claramente no puede esperar recibir ingresos hasta que haya construido un importante patrimonio en forma de conocimiento, titulaciones e incluso experiencia. Así deberíamos pensar que cuanto mayor sea ese patrimonio acumulado mayores serán los dividendos a extraer en el futuro y por eso es tan importante planificar adecuadamente esa fase inicial y elegir muy bien las actividades que maximicen la construcción de patrimonio, como puede ser el tema a estudiar, el lugar en el que hacerlo y las actividades complementarias a realizar en ese periodo.

  1. Experiencia: en el hilo de Twitter con el que hemos comenzado este artículo se inicia la construcción de patrimonio por la experiencia, por lo que se supone que se da por hecho que antes tiene que haber una fase previa basada en el conocimiento. Entonces una vez que tienes ese conocimiento es fundamental ponerlo en práctica, especialmente para contrastarlo con la realidad, enfrentarte al mundo real y sobre todo compartirlo, porque si el conocimiento no se comparte enseguida cae el olvido. Lo bueno es que existen muchas formas de lograr experiencia y sin duda muchas de ellas pueden contribuir o desarrollarse junto a los puntos posteriores, ya que no es lo mismo trabajar con una beca en un sitio donde apenas vas a tener exposición al exterior, que por ejemplo emprender un nuevo proyecto en el que además se puede lograr una gran exposición en el ámbito digital.
  2. Credibilidad: es a través del tiempo y del esfuerzo como se alcanza la credibilidad, siempre que seamos capaces de acompañarlo de honestidad. Pensemos en la edad a la que empiezan a jugar los campeones de ajedrez o de ciclismo, luego añadamos el número de horas que dedican al día a practicar. No se alcanza la credibilidad sin grandes dosis de trabajo, aunque es muy fácil perderla en el momento que dejemos de obrar honestamente. No se llega a la élite del ajedrez haciendo trampas, sino tras muchos años de trabajo duro, pero sí se pierde la credibilidad en un día cuando dejamos de actuar con honestidad. No se llega al tour de Francia haciendo trampas, pero sí que puedes arruinar tu carrera profesional en el momento en el que comienzas a doparte para ganar las carreras.
  3. Conexiones: el primer mejor lugar donde construir conexiones es en el mismo en el que adquieres la experiencia, porque es donde puedes establecer relaciones más sólidas gracias a que se suele pasar mucho tiempo compartido con los compañeros de trabajo. Pero más allá de esto, siempre resulta muy recomendable salir del trabajo para establecer otras conexiones, tanto en el espacio físico como en el virtual. Y aquí es donde hay que hablar de networking, como esa actividad donde proactivamente buscamos esas conexiones y las vamos fortaleciendo, ya sea participando en eventos de manera presencial o interactuando con otros profesionales en las redes sociales, con los que también se pueden llegar a establecer relaciones bastante sólidas.
  4. Reputación: cuando logras la credibilidad y creas las conexiones, se va generando reputación, lo cual es lo que al final las personas, las empresas y las marcas necesitan para posteriormente comenzar a extraer dividendos, porque han demostrado que pueden generar valor y se han ganado la confianza de aquellos que están deseando que se les preste un servicio o se les venda un producto. Por esto acaba siendo tan valioso crear una marca, ya sea personal o de empresa, porque es el final de un camino de construcción de patrimonio, que puede acabar reportarnos importantes beneficios, especialmente cuando empieza a funcionar el interés compuesto.

Extracción de dividendos

Una vez que hemos construido patrimonio ya sí que podemos empezar a extraer dividendos, de hecho veremos que especialmente gracias a haber creado una buena reputación, los dividendos llegan sin tener que realizar un mayor esfuerzo, básicamente porque este esfuerzo se ha realizado en la etapa anterior y aquí es donde toca vivir de las rentas.

Aunque el concepto vivir de las rentas no suele estar bien visto, sobre todo porque mucha gente no ha ganado directamente ese patrimonio sino que simplemente lo ha heredado, lo cierto es que la mayoría de la gente sí que lo tiene que construir o incluso hacer crecer, por lo que no hay que quitarle mérito a esta parte.

De hecho en la extracción de dividendos debemos ser cuidadosos para no poner en riesgo el patrimonio que tanto nos ha costado construir y por otro lado para seguir aportando valor en el proceso, porque será cuando mayor beneficio pueda aportarnos el interés compuesto, como esa energía oculta que sale a relucir cuando reinvertimos los dividendos en el propio negocio.

Explotar la ineficiencia

Al final de su hilo Dickie Bush dice que existe una oportunidad si somos capaces de seguir el orden de manera correcta, primero construir un patrimonio y luego extraer los dividendos, porque lo normal es que la mayoría de la gente no va a estar dispuesta a esperar el tiempo necesario y va a intentar pasar a la fase de dividendos sin haber sido capaz de asentar la parte de patrimonio, por lo tanto los cimientos de su modelo de negocio no serán lo suficientemente sólidos.

Así que cargados de paciencia y con la certeza de estar siguiendo el camino correcto, ya solo tenemos que disfrutar del camino, porque realmente vale la pena, cuando podemos seguir nuestra pasión y lo vemos como un proceso de aprendizaje en el que vamos ganando cada día algo de experiencia, credibilidad, conexiones y reputación.

 

Etiquetas: , , ,

¿Se ha perdido la maestría?

Publicado el 01 diciembre, 2022

Cuando pienso en maestría lo primero que se me viene a la cabeza es un solo de guitarra de Angus Young en un concierto de AC/DC. Da igual la edad que tenga, el dinero que gane o que lleve corbata con pantalones cortos, si hay una muestra inequívoca de maestría es su manera de tocar la guitarra. Si no te gusta el Rock o Angus te parece demasiado macarra, observa cómo toca el piano Hania Rani, o piensa en tu músico favorito para reflexionar al respecto de por qué algunos artistas ganan tanto dinero y son admirados por tanta gente.

¿Se ha perdido la maestría?

En un músico es sencillo observar la maestría, como una gran habilidad y destreza para enseñar o realizar algo, pero ¿puede ocurrir lo mismo con otras profesiones? ¡sin duda!

En este punto me gustaría hablarte de Joe Kramer, a quién conocí gracias al libro Fluir de Mihaly Csikszentmihalyi que nos presenta a Joe como un hombre de sesenta y pocos años, que trabaja como soldador en una fábrica al sur de Chicago donde montaban vagones de ferrocarril. Unas doscientas personas trabajaban con Joe en tres estructuras enormes, oscuras, parecidas a hangares, donde las planchas de acero que pesan varias toneladas se manejan suspendidas en unas vías del techo, y se sueldan entre chorros de chispas a las plataformas del vagón. En el verano es un horno, en el invierno los vientos helados de la pradera aúllan en su interior. El sonido del choque del metal es siempre tan intenso que hay que gritar en la oreja de una persona para hacerse entender. Joe vino a Estados Unidos cuando tenía cinco años de edad; dejó la escuela después del cuarto grado. Había trabajado en este taller durante treinta años, pero nunca quiso llegar a ser capataz. Rechazó varios ascensos, argumentando que le gustaba ser un simple soldador y que se sentía más cómodo si no era el jefe de nadie. Aunque está en el escalafón más bajo de la jerarquía en la planta de montaje, todos conocen a Joe, y todos están de acuerdo en decir que él es la persona más importante de toda la fabrica. El director afirma que si hubieran cinco personas más como Joe, su planta sería la más eficiente en el negocio. Sus compañeros trabajadores decían que sin Joe tendrían que cerrar el taller al momento. La razón de su fama era simple: Joe aparentemente dominaba cada fase de todas las operaciones realizadas en la planta y era capaz de ponerse en el puesto de cualquiera si era necesario hacerlo. Además, podía arreglar cualquier avería de la maquinaria, desde las enormes grúas mecánicas a los minúsculos monitores electrónicos. Pero lo qué más sorprendía a la gente era que Joe no sólo podía desempeñar estas tareas, sino que realmente disfrutaba cuando le llamaban para hacerlas. Cuando se le preguntó cómo había aprendido a reparar instrumentos y motores complejos sin tener ningún tipo de preparación para ello, Joe dio una respuesta muy especial. Desde su niñez se había sentido fascinado por las máquinas de todo tipo. Especialmente por cualquier cosa que no funcionase adecuadamente: «Como cuando se averió la tostadora de mi madre. Me pregunté: “si yo fuese esa tostadora y no funcionase ¿qué provocaría el fallo?”». Encontró la avería y la arregló. Desde entonces siempre ha usado este método de identificación empática para aprender acerca de los sistemas mecánicos y reparar cada vez máquinas más complejas. Y la fascinación del descubrimiento no le ha abandonado nunca; ahora que ya está cerca de la jubilación, Joe todavía disfruta trabajando todos los días.

¿Te sientes identificado con Angus, Hania o Joe? a mi la verdad es que me encantaría alcanzar ese nivel de maestría en lo que hago y aunque me guste mucho mi trabajo, la verdad es que me veo muy lejos de ello. Es cierto que cuando te dedicas a la innovación o la divulgación es mucho más difícil cuantificar o valorar el nivel de maestría que cuando estás especializado en tocar la guitarra, el piano o soldar estructuras de acero, pero eso no quita para que muchas veces piense que debería estar más concentrado en leer y escribir en lugar de andar vagando de reunión en reunión o distraído consultando el correo electrónico o husmeando en las redes sociales.

¿Se puede medir la maestría?

Levantarse temprano, trabajar duro, encontrar petróleo. J. Paul Getty

Partiendo de la base de que todas las comparaciones son odiosas, sí que es cierto que cuando te fijas en las personas que destacan por la maestría en su trabajo o en la actividad que realizan, llama la atención el tiempo que han tenido que dedicar para lograrlo y mantenerse a ese nivel, algo que no encaja mucho con el criterio que seguimos la gran mayoría de los profesionales de trabajar 8 horas al día 5 días a la semana. Y vaya por delante que no estoy defendiendo la idea de que haya que matarse a trabajar, como promulga el mismísimo Elon Musk, pero sí que pienso que lo que nos falta a muchos profesionales es concentración, ni más ni menos.

No creo que alcanzar la maestría sea cuestión de echarle más horas, ni de enfocarnos en hacer una sola cosa, pero sí que me parece necesario que veamos nuestro trabajo como una práctica continuada y deliberada que debería estar enfocada en la aportación de valor y no en la generación de actividad. Aquí no cabe duda de que tener un propósito o una vocación ayudará muchísimo, aunque eso no quita para tener que dedicarle luego el tiempo que sea necesario.

Pero volvamos a Angus Young para explicarlo mejor. Cuando en un concierto está tocando la guitarra su actitud refleja que para él lo más importante es cómo está reaccionando el público, no el número de notas o acordes que está siendo capaz de tocar, el tiempo que está durando cada canción o el número de canciones que van a tocar en el concierto. Del mismo modo Joe Kramer cuando está en su trabajo estará pensando en la calidad de sus soldaduras y lo peligroso que sería que esas soldaduras fallasen, poniendo en riesgo incluso la vida de personas.

Los artesanos son otro buen ejemplo de maestría, especialmente aquellos que han logrado que los productos que fabrican perduren a lo largo del tiempo, viva representación del efecto Lindy, que explica que cuanto más tiempo sobrevive una tecnología o una moda, más tiempo va a perdudar en el futuro. Pero en este caso también tenemos que ser conscientes de que la maestría debería considerar la percepción por parte del cliente al respecto de lo que se está haciendo, lo cual hace que algos artesanos sean capaces de reinventarse para ofrecer al mercado algo que no pase de moda. Un ejemplo de ello, por si no sabes a qué me refiero es el fabricante de capas Seseña, que puede presumir de ser capaz de tener éxito vendiendo una prenda de ropa que la mayoría de la gente pensaría que ha quedad anticuada.

Así se alcanza la maestría

Vaya por delante que es un poco pretencioso ponernos a dar consejos aquí sobre cómo alcanzar la maestría, pero para que este artículo pueda aportar algo de valor y no quedarse en meras observaciones, al respecto de si se está perdiendo la maestría y cómo saber si la hemos alcanzado, vamos a intentar aportar algunas ideas que pueden servirnos para avanzar por este camino que tanto vale la pena recorrer.

  1. Foco: qué duda cabe que los maestros están enfocados en su trabajo, ya sea en el arte o el deporte es difícil encontrar gente que es muy buena en varias actividades, aunque sin duda existen excepciones, pero esa capacidad de estar tremendamente enfocado en una cosa ayuda enormemente a entrar en el flujo necesario para lograr la maestría.
  2. Consejo: la mayoría de la gente que ha llegado a ser muy buena haciendo algo ha tenido un maestro en el que inspirarse, además de que esa persona le haya podido acompañar como mentor a lo largo de todo el proceso de aprendizaje, hasta que el propio aprendiz se ha convertido a su vez en maestro de otros.
  3. Aceptar el error: cuando pretendes alcanzar la maestría en una actividad tienes que estar preparado para fracasar de manera reiterada y entender que esto es parte del camino hacia el éxito, de hecho si no cometes muchos errores quizás es que no te estás exponiendo lo suficiente a las experiencias de aprendizaje necesarias para mejorar.
  4. Disfruta la incertidumbre: ya que resulta tan difícil saber de antemano si podremos llegar a convertirnos en maestro en la actividad que queremos desarrollar, la incertidumbre va a convertirse en nuestra compañera de viaje y por lo tanto no solo tenemos que aprender a convivir con ella sino incluso disfrutar de su presencia.
  5. Aprende a desaprender: mucho cuidado con los sesgos de los que tan bien equipados venimos desde el nacimiento, porque pueden resultar muy valiosos para sobrevivir frente a una situación de peligro, pero son nuestro peor enemigo cuando se trata de avanzar en un proceso de mejora continua hasta alcanzar la excelencia.
  6. Cuídate: porque muchas veces cuando estás tan enfocado o en flujo puedes olvidarte de que para rendir adecuadamente es importante estar bien físicamente y por eso es tan importante preocuparse por tener un equilibrio en las actividades principales para sentirse bien, como la alimentación, el ejercicio físico, las relaciones sociales y el descanso.
  7. Abúrrete: qué mal queda decir que te aburres o cuando se lo escuchas a alguien, pero hemos llegado al punto de llenar tanto nuestra vida de cosas y de actividades que no dejamos espacio ni tiempo para que surja la magia. Una magia que puede llegar en el momento que menos esperas, aunque desde luego mucho mejor si te encuentra trabajando.
  8. No pienses: decía Sófocles que «no hay vida más bella que la de un hombre que no piensa; no pensar, ése es un mal verdaderamente llevadero». Aunque esto hay que explicarlo porque entiendo que no se trata de que nunca pienses, sino de que al menos haya ratos en que no estés pensando, que dejes de lado las rumiaciones y simplemente te concentres en lo que estás haciendo.
  9. Ríete: sobre todo de ti mismo, aunque también con otros, ya que la alegría siempre va a ser un gran aliado para ayudarnos a mejorar en nuestro trabajo.  Cuando te ríes de ti mismo no solo estás aceptando el error sino que estás teniendo la humildad suficiente para entender que aún tienes mucho camino por recorrer, que siempre se puede dar un paso más para mejorar y en esas ganas de estar siempre aprendiendo es donde reside la clave del éxito.

¿Y tú cómo enfocas esto de la maestría? ¿Tienes un plan para alcanzarla o te conformas con ser uno más del montón? ¿Has reflexionado al respecto de tu propósito a nivel profesional? ¿Dedicas tiempo cada día a mejorar en tu trabajo? ¿Quién es ese maestro que te inspira y te hace ser consciente de todo lo que aún tienes por mejorar?

Etiquetas: , , , ,

De las estrategias de aprendizaje al aprendizaje como estrategia

Publicado el 17 octubre, 2022

Cuando eres consciente de lo poco que sabes, o más bien de todo lo que te queda aún por aprender, se abre un mundo de oportunidades a la hora de mejorar en nuestro trabajo, ya que considerar el aprendizaje como parte de la estrategia provoca un cambio de mentalidad que puede resultar muy beneficioso de cara a lograr el éxito en el medio o largo plazo. En concreto ser conscientes de todo lo que nos queda aún por aprender nos permitirá desarrollar una mentalidad de abundancia de oportunidades, frente a considerar que ya sabemos lo suficiente, lo cual nos hará que nos enfoquemos exclusivamente en lo que conocemos, con las limitaciones que esto conlleva.

Veamos un ejemplo. Si estoy emprendiendo y tengo que conseguir mis primeros clientes o estoy en una empresa en la que tenemos que lanzar un nuevo producto, puedo enfocarme en lo que conozco de mis clientes o en lo que supongo que mis clientes necesitan, lo cual puede limitar mucho las posibilidades al respecto del tipo o número de clientes a alcanzar. Sin embargo si parto de la base de que lo importante al principio es conocer bien a los clientes, empatizar con ellos y entender sus verdaderas necesidades, las posibilidades de éxito se amplifican. Y esto es precisamente lo que nos sugieren metodologías como Design Thinking y Lean Startup, comenzar por empatizar con el cliente antes de lanzarnos a ofrecerle aquello que creemos que necesita.

De esta forma lo primero que nos propone el aprendizaje estratégico es incluir el aprendizaje dentro del proceso que queramos desarrollar como estrategia de nuestra organización y luego además nos propone que aquello que vayamos a aprender sea lo que realmente nos ayudará a lograr el éxito.

Así es importante que al considerar el aprendizaje como parte de la estrategia tomemos buenas decisiones al respecto de lo que queremos aprender, por ejemplo volviendo al tema de los clientes, cuando trabajamos en estrategias de marketing podemos querer tener mucha información de nuestros clientes y contar con muchos KPI al respecto de la actividad que realizamos para darnos a conocer, sin embargo, muchos de esos datos e indicadores no van a aportarnos mucho valor y lo que pueden generar es ruido que interfiera entre la información que realmente puede aportarnos valor. Por esto es tan importante no dejarse llevar por las modas y cuando vayamos a introducir algo en nuestra estrategia que sea aquello que puede aportarnos realmente valor y no simplemente lo que otros ya están haciendo o lo que ha recomendado determinado gurú.

De esta forma la recomendación será abordar el aprendizaje desde un punto de vista estratégico, lo cual implica por un lado que el aprendizaje se convierte en una de las claves estratégicas de la compañía, incorporando el aprendizaje como elemento diferenciador dentro de la estrategia de desarrollo, crecimiento y transformación de la organización; y por otro lado supone enfocar el aprendizaje desde una visión estratégica, lo cual implica alejarnos del modelo tradicional de formación para ir un paso más allá al desarrollar una estrategia propia de aprendizaje que vendrá marcada por unos objetivos al respecto.

La competencia entre aprender y trabajar

Entonces, cuando queremos comenzar a introducir el aprendizaje estratégico en nuestra organización, una de las primeras barreras que nos vamos a encontrar es la competencia que se produce entre el tiempo que tenemos que dedicar a aprender y el que forma parte de nuestra pila de trabajo habitual, por lo que muchas veces el aprendizaje queda relegado al final de la lista de prioridades y caemos en el gran problema de que lo urgente no nos deja hacer lo importante.

Por esto tenemos que encontrar la forma de integrar el aprendizaje en el marco de nuestro trabajo, pero no de cualquier forma, sino de manera que resulte realmente estratégico, porque entonces es cuando se le comenzará a dar el valor que se merece. Para ello una de las mejores opciones es aprender en base a proyectos reales, a los retos reales que tenemos que enfrentar, donde introducimos el ingrediente del aprendizaje como parte del proceso, que además se enriquece por la motivación que supone comprobar cómo lo que vas aprendiendo lo puedes aplicar y además observas el impacto que esto supone.

Aprender trabajando y trabajar aprendiendo

La cultura de aprendizaje en las organizaciones más exitosas ha cambiado drásticamente en los últimos años, con la aparición de nuevos modelos  basados en el learning by doing. La forma de aprender anterior, a lo que normalmente llamamos formación, o que simplemente consiste en hacer cursos, se está quedando obsoleta y a la velocidad a la que avanza la transformación digital de las organizaciones, es fundamental tener un sistema de aprendizaje actualizado a las necesidades reales y que se produzca de forma continua, no escalonada.

De esta forma los nuevos modelos de formación se deben basar mucho más en el descubrimiento de lo que se ha de aprender y empoderar a la persona que se convierte en el protagonista de su propio aprendizaje, a través de la personalización de los itinerarios de aprendizaje que recorre. Un nuevo modelo de aprendizaje que precisamente es el que estamos proponiendo desde el OKR Lab, a través de los OKR4learning, donde antes de lanzarnos a aprender aquello que consideramos necesario realizamos una reflexión al respecto de nuestros objetivos de aprendizaje y establecemos los indicadores que nos permitirán valorar si estamos llegando al lugar al que queríamos llegar.

Aprender en equipo

El siguiente ingrediente importante que recomendamos añadir a la receta del éxito para el aprendizaje estratégico en la organización es el equipo como el contexto con el que se pone en práctica la idea de aprender trabajando en proyectos reales. Si además a esto le añadimos la idea de aprender en comunidad el modelo se vuelve mucho más potente, porque en la mezcla de personas con diferentes funciones dentro de la organización es donde muchas veces puede aparecer la inspiración que nos lleve a aprender cosas nuevas o de una forma más relevante.

Y para aprender en equipo también nos vendrá fenomenal trabajar con OKR, especialmente si somos capaces de realizar adecuadamente los CFR, que es la forma en la que hacemos seguimiento y evaluación, en equipo, de los objetivos que nos habíamos propuesto y del trabajo que hemos realizado para lograrlos. A lo que añadimos también la figura del mentor, ese líder al servicio del equipo, que actuará como facilitador del proceso de aprendizaje, a través del feedback y el reconocimiento, incidiendo en aquellos aspectos que más necesite potenciar a la organización.

Los laboratorios de aprendizaje

Los laboratorios de aprendizaje finalmente se convierten en el recipiente en el que se desarrolla el aprendizaje estratégico, donde se cocina la receta con los ingredientes de aprender haciendo y aprender en equipo, donde toman forma las ideas que nos permiten poner el aprendizaje en el centro de la estrategia de nuestra organización y donde trabajamos para que las dinámicas de aprendizaje no se conviertan en un trámite por el que hay que pasar, sino en lo que marca la diferencia hacia la consecución de nuestro propósito.

Y es en este punto donde comenzamos a imaginar el laboratorio de aprendizaje como el lugar predilecto al que acude la gente cuando quiere aprender, un lugar físico o virtual, donde las oportunidades de aprendizaje se desarrollan de manera síncrona o asíncrona, pero donde siempre prima el aprendizaje entre pares que se enfrentan a problemas reales y donde se cuenta con la ayuda de mentores que les orientan al respecto de cómo avanzar ante los retos que van afrontando.

Medición del impacto del aprendizaje en el negocio

Ahora bien, todo esto que suena tan bonito y moderno, ¿realmente nos va a permitir mejorar en nuestros negocios? y sobre todo ¿nos va a ayudar a aumentar el valor que aportamos a la sociedad? la intuición nos dice que debería ser así, porque si los modelos anteriores no funcionan correctamente tendremos que buscar alternativas y parece que los elementos de la fórmula que acabamos de enunciar son los correctos, ¿pero cómo podemos estar seguros?

La medición del impacto es la clave y es uno de los grandes retos de aquellos que apuestan por el aprendizaje estratégico. En lugar de conformarse con aprender exclusivamente cuando se detecta una necesidad, deciden que aprender es parte del camino porque es lo que les mantiene alerta, les saca del piloto automático en el que les introduce en el trabajo del día a día y les sumerge en un proceso de mejora continua en la búsqueda de la excelencia.

Sigue aprendiendo sobre aprendizaje estratégico en el CLO Breakfast Club

Si este tema del aprendizaje estratégico te ha resultado interesante te recomendamos participar en el evento Breakfast CLO en el que se va a profundizar en la necesidad de adoptar una cultura basada en el aprendizaje dentro de las empresas.

En un contexto de desesperanza hacia el corto plazo y de negatividad hacia la incertidumbre y los escenarios de complejidad creciente en los que navegan las organizaciones y sus ecosistemas, este evento nos invita a hacernos nuevas preguntas que nos ayuden a entender cómo transitar desde el diseño de estrategias de aprendizaje que se materializan en planes de formación, hacia nuevos modelos que abracen el aprendizaje como parte de la estrategia de la empresa.

Para ello conoceremos de primera mano experiencias reales en las que el aprendizaje desempeña un rol estratégico dentro de los procesos de cambio organizacional.

Etiquetas: , ,

La lucha de poderes en el ciberespacio

Publicado el 15 septiembre, 2022

Si Platon viviera en la actualidad habría usado el mito de la caverna para referirse a la imagen que generan los medios de comunicación masiva al respecto de lo que es la realidad y lo que debemos creer al respecto. Porque por alguna razón se ha llegado a crear una idea de que muchas de las cosas que ocurren se deben a un plan que alguien ha trazado en algún despacho, club o yate, lo cual le permite controlar una parte importante de lo que ocurre en el planeta.

La realidad parece estar bastante alejada de estas teorías de la conspiración, ya que pensar que Bill Gates o George Soros controlan el mundo es mucho más sencillo que entender que todo es mucho más complejo y que en realidad cada segundo se juega una partida de ajedrez donde en su inicio es imposible saber quién será el ganador. De otra forma no sería posible ver situaciones como la de Mark Zuckerberg en el banquillo o de Elon Musk forzado a dejar la presidencia de Tesla.

Por esto lo que ocurre en el mundo, en los mercados, en la sociedad y en la red, no se aleja tanto de lo que sucede a cada momento en los ecosistemas naturales, donde millones de interacciones y circunstancias químicas y físicas condicionan el devenir de los organismos que en ellos conviven. Así vemos como el ciberespacio es uno de estos ecosistemas, con la diferencia de que es 100% digital, pero donde probablemente actúen las mismas leyes determinadas por las interacciones.

Y ahora que están tan de moda los metaversos, o más bien el metaverso, porque igual que no hablamos de los internets o los ciberespacios, la realidad es que cuando a lo que ahora entendemos como la Red se le añada el componente de la realidad virtual, lo que se acabará construyendo es un único metaverso, aunque pintado de diferentes formas y al que se acceda desde diferentes puertas o con diferentes avatares.

Entonces conscientes de esta realidad, de que Internet, el ciberespacio y el metaverso se acaban comportando de manera natural y espontánea, como ocurre con los ecosistemas naturales, puede ser interesante conocer algunos de los movimientos más importantes que han ido ocurriendo en el ámbito de las tecnologías digitales y que nos han traído hasta lo que ahora llamamos de manera general como Internet.

La lucha de poderes en el ciberespacio

Quizás lo que mejor resume lo que ocurre en todo este mundo digital es la lucha de poderes, ya que realmente es un reflejo de lo que ocurre en el mundo real, donde diferentes estados, empresas y personas luchan por ocupar su espacio y obtener por ello un beneficio. Así en el ámbito de Internet tras una etapa bastante neutral en la que todo se estaba definiendo y había mucho más de teoría que de realidad, una de las primeras luchas que vimos fue por ejemplo la que se produjo en el mercado bursátil, especialmente en el Nasdaq, donde los inversores que apostaron por las empresas digitales a finales de los noventa dejaron de hacerlo a principios de los dos mil, lo cual acabó con el pinchazo de la burbuja .com.

Tras esta situación caracterizada por el componente económico, lo que hemos vivido en los años siguientes han sido determinadas luchas de poder con otros componentes como el político, el social, el fiscal, el de la privacidad o los derechos de autor, en muchos de los cuales han estado involucradas las grandes empresas digitales, las denominadas GAFA, por Google, Apple, Facebook y Amazon, al menos en occidente porque lo mismo ocurre también en oriente con las empresas correspondientes.

A este respecto vale la pena recordar situaciones como las protagonizadas por iniciativas como Wikileaks en el marco de la política, o por Napster y Megaupload en el marco de los derechos de autor, además de todos los conflictos en materia fiscal de los grandes Estados como USA y la Unión Europea en relación con la tributación que realiza las empresas GAFA desde Irlanda. Al final ese tira y afloja constante se ve reflejado en cada vez más normativas y en la idea de que la innovación va por delante de la legislación. Además de que la regulación al final lo que más hace es evitar la innovación, como queda de manifiesto en países más intervencionistas, como ha sido China durante mucho tiempo, aunque parece que es una senda que van a ir tomando cada vez más la mayoría de los Estados.

La búsqueda de la libertad en el ciberespacio

Y entre toda este lucha de poderes, donde nos encontramos principalmente a las grandes empresas y los estados, también ha destacado a lo largo de toda la historia de Internet el trabajo que han realizado determinados particulares o grupos de personas que se han organizado para defender derechos que consideraban importantes para mantener su libertad. Por eso vale la pena compartir aquí por ejemplo la declaración de independencia del ciberspacio de John Perry Barlow, ya que refleja bastante bien la otra cara de la moneda, de una Internet que debería estar basada en las personas y no controlada por los estados o las grandes corporaciones.

Gobiernos del Mundo Industrial, vosotros, cansados gigantes de carne y acero, vengo del Ciberespacio, el nuevo hogar de la Mente. En nombre del futuro, os pido en el pasado que nos dejéis en paz. No sois bienvenidos entre nosotros. No ejercéis ninguna soberanía sobre el lugar donde nos reunimos. No hemos elegido ningún gobierno, ni pretendemos tenerlo, así que me dirijo a vosotros sin más autoridad que aquélla con la que la libertad siempre habla. Declaro el espacio social global que estamos construyendo independiente por naturaleza de las tiranías que estáis buscando
imponernos. No tenéis ningún derecho moral a gobernarnos ni poseéis métodos para hacernos cumplir vuestra ley que debamos temer verdaderamente.

Un manifiesto que sin duda vale la pena leer para entender la forma de pensar de muchas personas que no buscan que el Estado regule Internet o que las corporaciones les ofrezcan servicios gratuitos a cambio de sus datos, sino que quieren que la red se mantenga como un espacio de libertad donde poder habitar más allá del espacio físico en el que a cada uno le ha tocado vivir.

Al igual que vale la pena conocer el Manifiesto Criptoanarquista de Timothy May.

Un espectro está surgiendo en el mundo moderno, el espectro de la cripto anarquía. La informática está al borde de proporcionar la capacidad a individuos y grupos de comunicarse e interactuar entre ellos de forma totalmente anónima. Dos personas pueden intercambiar mensajes, hacer negocios y negociar contratos electrónicos, sin saber nunca el nombre auténtico, o la identidad legal, de la otra. Las interacciones sobre las redes serán intrazables, gracias al uso extendido de re-enrutado de paquetes encriptados en máquinas a prueba de manipulación que implementen protocolos criptográficos con garantías casi perfectas contra cualquier intento de alteración. Las reputaciones tendrán una importancia crucial, mucho más importante en los tratos que las calificaciones crediticias de hoy en día. Estos progresos alterarán completamente la naturaleza de la regulación del gobierno, la capacidad de gravar y de controlar las interacciones económicas, la capacidad de mantener la información secreta, e incluso alterarán la naturaleza de la confianza y de la reputación.

Y el Manifiesto Cypherpunk de Eric Hughes.

La privacidad es necesaria para una sociedad abierta en la era electrónica. La privacidad no es secretismo. Una cuestión privada es algo que no queremos que todo el mundo sepa, pero una cuestión secreta es algo que no queremos que nadie sepa. La privacidad es la capacidad de revelarse selectivamente al mundo. Ya que deseamos la privacidad, tenemos que asegurar a cada persona que intervenga en una transacción que sólo conozca lo que es estrictamente necesario para esa transacción. Ya que cualquier información puede expresarse, tenemos que asegurarnos de que revelamos lo mínimo posible. En muchos casos, la identidad personal no es significativa. Cuando compro una revista en un quiosco y pago al contado, el quiosquero no tiene ninguna necesidad de saber quién soy.

Como se puede deducir de todos estos escritos la privacidad debería ser un derecho que cada vez resulte más demandado por los ciudadanos, algo que parece contradictorio en un mundo donde las redes sociales han hecho que muchísima gente se lance a compartir su vida de manera pública en la red. Pero esto no quita para que exijamos que podamos ser nosotros los que decidamos el nivel de privacidad que queramos tener en cada momento y que eso no lo decida por nosotros una empresa como Facebook que hace lo que quiere con nuestros datos o cualquier Estado que puede usar lo que se publica en la red para controlar a sus ciudadanos.

Y como te puedes imaginar, llegados a este punto, tenemos que hablar de criptografía como herramienta que permite lograr y mantener esa privacidad en Internet, en lo relativo a las transacciones que se realizan entre los usuarios, ya sea por ejemplo en la transferencia de información o comunicaciones, para lo cual se ha creado la red anónima Tor o para los intercambios de valor económico o transferencias de dinero para lo cual se ha inventado el dinero descentralizado Bitcoin.

Bitcoin como inicio de una nueva era de Internet

Tras haber conocido las motivaciones de aquellos que veían Internet como una herramienta para lograr la libertad de las personas, como ha ocurrido en muchos lugares donde se ha convertido en una herramienta que permite derechos fundamentales que antes no existían, como la libertad de expresión y de información, veamos ahora cómo estas ideas van más allá de aspectos como la privacidad para convertirse en una verdadera filosofía de vida.

Hablemos entonces del extropianismo, la filosofía de vida que practican los extropianos, como una forma de desarrollar herramientas y habilidades que permitan al ser humano escapar del desorden y el deterioro al que nos conduce de manera irremediable la entropía. Por lo tanto si vemos la entropía como una medida del desorden de un sistema, la extropía lo que busca es revertir ese desorden y si como sistema por ejemplo pensamos en el propio cuerpo humano, lo que buscan los extropianos es revertir ese desorden que se manifiesta a través del envejecimiento, tanto desde el punto de vista físico como intelectual.

De esta forma lo que los extropianos persiguen es desarrollar una serie de valores y estándares para permitan mejorar continuamente la condición humana, para ello se basan en los avances de la ciencia y la tecnología que algún día permitirán que las personas vivan indefinidamente. Por lo tanto un extropiano puede desear contribuir a este objetivo, por ejemplo, haciendo investigación y desarrollo u ofreciéndose como voluntario para probar nuevas tecnologías.

Los extropianos creían que los seres humanos podían transformarse e incluso fusionarse con la tecnología: los chips cerebrales mejorarán el rendimiento cognitivo, los nanobots podrán encontrar y destruir células cancerosas desde el interior del cuerpo y la conciencia se cargaría en las computadoras a través de las interfaces cerebro ordenador. Al curar eventualmente todas las enfermedades, así como la vejez, incluso la muerte misma podría ser evitada y como los humanos alcanzarían vidas indefinidas, la civilización podría crecer, expandirse y prosperar para siempre.

Para entender mejor qué es el extropianismo y sus implicaciones al respecto de la evolución del ser humano aquí podemos leer sus principios fundamentales.

  • Progreso constante: en busca de más inteligencia, sabiduría y eficacia, una duración indefinida de la vida, y la supresión de límites políticos, culturales, biológicos y psicológicos a la propia renovación y realización. En constante superación de restricciones en nuestro progreso y posibilidades. Expandirse por el universo y avanzar sin fin.
  • Auto-Transformación: a través de la afirmación de una constante mejora moral, intelectual y física, a través del pensamiento crítico y creativo, la responsabilidad personal y la experimentación. En busca del crecimiento biológico y neurológico junto a un refinamiento emocional y psicológico.
  • Optimismo práctico: actuando con expectativas positivas. Adoptando una actitud racional basada en el optimismo en lugar de la fe ciega y el pesimismo paralizante.
  • Tecnología inteligente: Aplicando la ciencia y la tecnología de forma creativa para trascender los límites «naturales» impuestos por nuestra herencia biológica, nuestra cultura y entorno. Pretendiendo la tecnología no como un fin en sí mismo, si no como medio efectivo para la mejora de la vida.
  • Sociedad abierta: apoyando órdenes sociales que potencien la libertad de discurso, de acción y experimentación. Oponiéndose al control social autoritario y apoyar el principio de ley y descentralización del poder. Optando por la negociación en lugar de la batalla, y el intercambio en lugar de la coacción. Honestidad para mejorar, en lugar de una utopía estática.
  • Auto-Dirección: buscando el pensamiento independiente, la libertad individual, la responsabilidad personal, la autogestión, la autoestima y el respeto a los demás.
  • Pensamiento racional: apoyando la razón en lugar de la fe ciega y cuestionando por encima de los dogmas. Permaneciendo abiertos a los desafíos a nuestras creencias y prácticas en pos de una mejora constante. Aceptando la crítica de nuestras creencias actuales y estando abiertos a nuevas ideas.

Como puedes ver muchas de estas ideas de los extropianos coinciden con las de otro movimiento que ahora es mucho más conocido como es el transhumanismo, donde encontramos personajes que parecen estar dando el relevo a los que comenzaron a pensar en esta idea de que el ser humano evolucione para transcender a su propio cuerpo o por ejemplo también al propio lugar en el que vivimos para comenzar a vivir en el espacio.

Emprendedores como Peter Thiel y Elon Musk son buen ejemplo por la puesta en práctica de estas ideas, en el caso de Thiel por las inversiones que realiza en startups que persiguen el aumento de la longevidad y en el caso de Musk por desarrollar iniciativas como Neuralink que busca conectar nuestros cerebros a ordenadores, además de SpaceX con la que quiere convertir a la humanidad en una especie interplanetaria.

¿Y qué tiene que ver el extropianismo con Bitcoin?

Lo cierto es que algunos destacados extropianos participaron en el desarrollo de Bitcoin, como es el caso de Hal Finney que también era cypherpunk y criptoanarquista, como seguramente también era el propio Satoshi Nakamoto. Lo cual nos permite entender perfectamente por qué uno de los principios de los extropianos era el del desarrollo de una sociedad abierta, donde se  potencien la libertad de discurso, de acción y experimentación, oponiéndose al control social autoritario y apoyando el principio de ley y descentralización del poder.

Lo que ocurre es que estas ideas de reducir el control social autoritario y promover la descentralización del poder no parecen tener muy buena acogida entre los piensan en que son necesarias más leyes, más control y más influencia del estado para que la sociedad pueda funcionar en armonía. Por eso decimos que Bitcoin es también una lucha de poder en sí mismo, entre aquellos que consideran que es importante la privacidad y que nadie debería saber cuánto dinero tenemos y qué hacemos con ello, frente a los gobernantes que ven el dinero como suyo, por ser quienes tienen el control y luego ya deciden qué parte dejan para nosotros y qué otra parte más importante se van a quedar para ellos en modo de impuestos.

Por suerte los cypherpunk siguen dispuestos a dar la batalla ante esta situación donde el Estado acaba acaparando todo lo que tiene que ver con el dinero, pese a los problemas que esto conlleva, y se siguen desarrollando todo tipo de iniciativas para hacer de Bitcoin un dinero libre de intermediarios, que ninguna persona, empresa o institución pueda controlar. Y prueba de ello es el trabajo que realiza Adam Back a través de su empresa Blockstream, en la que desarrolla todo tipo de soluciones para hacer de Bitcoin una herramienta de mayor utilidad para las personas, por ejemplo promoviendo del desarrollo de un nuevo sistema financiero denominado Liquid o asegurando que Bitcoin se pueda mantener siempre en funcionamiento, por muchos ataques que reciba, gracias a la puesta en marcha de un nodo en el espacio con el satélite de Blockstream.

Si a esto le añadimos el gran desarrollo que está logrando la red de Internet satelital Starlink promovida por SpaceX, vemos que puede ser una gran combinación para lograr la aspiración de los extropianos de alcanzar una sociedad más abierta y libro.

 

Etiquetas: , , , ,

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

Publicado el 01 agosto, 2022

El diseño de lo que empezamos denominando como el MBA de Sngular avanza a buen ritmo y queremos compartir las novedades al respecto de lo que va a ser el Team Leadership Lab a partir del mes de octubre que comenzarán sus actividades.

Al igual que existen unas herramientas de software especiales para la gestión de equipos, otras enfocadas en la comunicación y también las hay para la gestión de proyectos, todas ellas diseñadas para mejorar la productividad, también los líderes de esos equipos y proyectos deben contar con habilidades especiales que les permitan desarrollar con éxito su actividad. Igualmente cuando hablamos del desarrollo de proyectos, en el caso de Sngular y muchas de las organizaciones con las que trabajamos, es necesario contar también con una visión del negocio y de la tecnología, que se verán reflejadas en ese modelo de liderazgo que buscamos desarrollar a través de esta iniciativa.

Entonces los modelos de liderazgo se convertirán en los pilares sobre los que construir el aprendizaje de los líderes con los que queremos trabajar en el Team Leadership Lab, que por su propia naturaleza y gracias a la experiencia de TeamLabs, se acabará convirtiendo en un laboratorio de aprendizaje radical, un espacio en el cual se rompe la estructura tradicional de aprendizaje para construir una nueva mentalidad,

Y en torno a esto girarán también las actividades, recursos, proyectos y en general todo el contenido que pueda caber en este continente que es el laboratorio de aprendizaje, para que sirva como campo de entrenamiento para los nuevos líderes que deben ayudar a Sngular, y a otras empresas con las que interactúa, a seguir creciendo y aportando cada vez más valor en su entorno.

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

El Team Leadership Lab se articula a través de 4 grandes bloques o áreas, que conforman los ámbitos de liderazgo que desarrollarán los profesionales que participan en este programa. Para saber bien de qué estamos hablando, cuando nos referimos a los cuatro liderazgos hemos preguntado a los actuales líderes de proyectos y equipos para que nos hablen de su experiencia y visión al respecto, lo cual debe servirnos de inspiración para articular el modelo de trabajo a desarrollar en este nuevo laboratorio que ahora se pone en marcha.

Liderazgo de equipos

El equipo es la base del laboratorio de aprendizaje radical, no porque el individuo no sea lo más importante sino porque es en equipo y en sociedad donde la persona desarrolla su máximo potencial. Además, en el caso de este laboratorio, el liderazgo de equipos es la capacidad sobre la que construir el resto de liderazgos, ya que el equipo es la célula que alimenta tanto los proyectos, como el negocio y la tecnología, conformando el organismo innovador al cual aspira convertirse la organización de las personas que participen en este laboratorio.

Cuando pensamos en las fortalezas que debe tener un líder de equipos tenemos que hacer referencia a cómo se trabaja la cohesión en el equipo, la capacidad de empoderar al equipo y la toma de decisiones informadas. Para ello será fundamental echar mano de la empatía, algo fundamental cuando queremos llegar a un consenso y lograr el deseado alineamiento del equipo hacia la consecución de los mismos objetivos.

Para lograrlo suele ser necesario contar con una gran autoconfianza que nos permita gestionar la frustración, siempre con la vista puesta en potenciar el talento, hacer crecer al equipo y saber delegar, dejando hacer a los otros, aunque se equivoquen. También es importante lograr una buena gestión del tiempo, desarrollar el pensamiento estratégico y ser capaz de priorizar.

La mentorización es de esta forma una de las principales funciones del líder de equipos de alto rendimiento, ya que su función principal es acompañar a los miembros del equipo en su proceso de aprendizaje para que sean capaces de sacar lo mejor de sí mismos, siempre siendo consciente de que la mejor forma de a aprender es haciendo, enfrentándose a problemas reales y encontrando la forma de resolverlos.

Por otro lado, es necesario ser consciente de que una de las mayores dificultades que se van a encontrar dentro de los equipos es la gestión de emociones y de las expectativas, para lo cual siempre resulta valioso informarse y formarse al respecto, además de buscar la ayuda de otras personas en la misma situación que han sido capaces de superar las dificultades.

La comunicación efectiva es otra de las grandes habilidades a desarrollar en el liderazgo de equipos, para lo cual es importante mandar mejores mensajes, escuchar y entender a la gente, mejorar en transmitir todo lo que ocurre, montar mejor los argumentos y transmitirlos de forma más efectiva. Relacionado con esto, también está la gestión de las emociones, la gestión de conflictos y de las expectativas de cada miembro, y del equipo en conjunto, para lo cual es importante saber comunicar las decisiones y tener empatía.

Liderazgo de proyectos

Ya que los equipos trabajan en proyectos, no solo es necesario saber liderar a las personas para que trabajen de manera coordinada en equipo, sino que también es necesario conocer las técnicas de gestión de proyectos que ayudarán a lograr el éxito en su desarrollo, como es el caso de las metodologías ágiles, técnicas de productividad y OKR.

A este respecto las fortalezas a desarrollar por un buen líder de proyectos estarán relacionadas con el conocimiento técnico del proyecto a realizar, la gestión de expectativas tanto del cliente como del equipo, la capacidad de conectar con otros equipos y con los distintos perfiles dentro del equipo, la capacidad para coordinar y organizar en los diferentes hitos del proyecto y mantener el foco.

En la gestión de proyectos se pone más foco en las herramientas que ayudan a gestionar, ya sea sobre Agile, herramientas de gestión del tiempo, y por supuesto, es necesario tener conocimientos conocimientos técnicos. Pero también es muy importante la gestión emocional, que vuelve a tener relevancia porque se entiende que en este tipo de trabajo el líder debe saber un poco de todo, como es la gestión de equipos, mediación entre necesidades y soluciones, facilitar reuniones, crear documentación, ayudar en la transformación de equipos, gestionar egos, gestionar tiempos, … Para ello habitualmente el líder de proyectos aprende leyendo, participando en comunidades, preguntando a compañeros, y si es necesario buscando expertos.

Otras habilidades a desarrollar para la gestión de proyectos son: la gestión de equipos multidisciplinares, conociendo bien quién es quién dentro del equipo, aprender a escalar equipos, ayudar en su crecimiento, integrar nuevos miembros o saber despedir, delegar en Project Managers y conocer las estrategias de gestión de desarrollo tecnológico. También es importante aprender de la experiencia de personas en puestos similares, saber llegar a conclusiones, cómo iterar sobre ellas y cómo transmitirlas y mejorar las habilidades de comunicación.

Para ello podemos recurrir a diferentes herramientas de trabajo, como es el marco de trabajo Ágil, especialmente el uso de Kanban y Scrum,…, aprender a usar herramientas de gestión del tiempo, tener versatilidad de herramientas en función del cliente y dinámica del equipo, mejorar en el uso de tecnologías, usar otras herramientas como design thinking, user story mapping y saber idiomas, inglés preferentemente.

Liderazgo de negocio

Los proyectos que desarrollan los equipos normalmente están dirigidos a unos clientes o empresas, además de relacionarse con otra serie de stakeholders con los que asumimos un compromiso relativo al producto o servicio que les ofrecemos. Por eso resulta muy importante conocer también los aspectos relativos al negocio en el que se va a enmarcar el proyecto a desarrollar.

Aquí una de las fortalezas que tiene que tener el líder es ser capaz de transmitir de forma sencilla los aspectos técnicos a perfiles no técnicos y no solo conocer las necesidades del cliente sino que también que las conozca todo el equipo.

Del mismo modo habrá que recurrir a la flexibilidad y capacidad de adaptación, siendo capaz de identificar y abrir nuevas oportunidades de negocio, teniendo conocimiento de los temas financieros y legales que puedan estar asociados con el proyecto, así como los conocimientos técnicos específicos.

Conscientes de que en cada negocio que se vaya a desarrollar la presentación de la idea y cómo venderla suele ser un handicap, no por el contenido tecnológico, sino más bien por cómo realizar la puesta en marcha. Para ello es importante aprender y transmitir dinámicas propias de cada empresa a la hora de tratar con el cliente y crear con él sentimiento de equipo, eliminando fricciones en las negociaciones, haciendo sentir bien al interlocutor, aunque a veces sea necesario decir que no se puede hacer determinada cosa.

Liderazgo de tecnología

En una sociedad digital la tecnología juega un papel predominante, correspondientemente los líderes de equipos tienen que tener los conocimientos necesarios para acompañar y ayudar a mejorar a las personas que construyen esa tecnología.

Seguramente muchos de los participantes en el Team Leadership Lab que ya están asumiendo posiciones de liderazgo, o van a empezar a hacerlo, en Sngular o en otras empresas, vienen de haberse dedicado a la tecnología, porque precisamente uno de los objetivos de este proyecto es ayudar a esas personas a crecer dentro de la organización desarrollando esos roles.

Liderar proyectos tecnológicos supone un reto enorme porque requiere de una carga importante de aprendizaje cada vez que se inicia un nuevo proyecto o incluso en pleno proceso de desarrollo pueden producirse muchos cambios en las tecnologías utilizadas. De esta forma un líder técnico tiene que estar siempre al día en las novedades que se producen en la tecnología con la que trabaje y también en tecnologías relacionadas, ya que no puede arriesgarse a lanzar al mercado un producto o servicio que se quede obsoleto al momento de su presentación.

Es por esto que podemos decir que liderar equipos técnicos se caracteriza por la búsqueda constante de la excelencia, ya que el que se limita a cumplir con el expediente en poco tiempo se queda desactualizado y acaba perdiendo relevancia en su actividad. Del mismo modo podemos decir que se trata de liderar equipos de alto rendimiento, porque del mismo modo que ocurre en el deporte o en el arte, el nivel de exigencia de los proyectos en los que participan estas personas es altísimo, lo cual supone darlo todo para poder hacer el mejor trabajo posible y aportar el mayor valor al mercado.

Empezamos en octubre con los OKR4Learning

Queremos que el Team Leadership Lab se convierta en un espacio de aprendizaje personalizable, ya que no vamos a plantear un programa basado en lo que nosotros pensamos que los futuros líderes deben aprender, ni siquiera en lo que nos han dicho en las entrevistas que les hemos realizado, sino que serán ellos mismos los que podrán personalizar su propia experiencia de aprendizaje, siempre acompañados por mentores y en el marco del trabajo en equipo.

Para ello vamos a utilizar la herramienta OKR, pero en este caso adaptada para el ámbito del aprendizaje. Así cambiamos el “qué es lo que quiero lograr” por el “qué es lo que me gustaría aprender” y de esta forma el Team Leadership Lab será muy diferente para cada una de las personas que participen en él, aunque siempre con las premisas de que se trabaja en equipo y sobre proyectos reales.

Será en octubre cuando comience esta aventura y el onboarding tendrá a OKR como herramienta de trabajo, en primer lugar para que cada participante defina qué es lo que le gustaría aprender para convertirse en líder de equipos, de proyectos, de negocio y de tecnología, para luego crear equipos de trabajo en base a los retos que se hayan presentado, ya sea por parte de Sngular, por parte de los participantes o de otras empresas que colaboren en el laboratorio.

La verdad es que para nosotros está siendo un gran reto trasladar la experiencia de aprendizaje del grado LEINN a un perfil de participante muy diferente, con unas necesidades muy específicas y todo ello con una premisa inicial que en este caso es la necesidad de Sngular por fomentar una nueva generación de líderes que acompañen el crecimiento que está teniendo la organización.

Etiquetas: , , , , ,

Diseñando un MBA

Publicado el 11 julio, 2022

El MBA de Sngular

¿Podríamos trasladar el estilo de trabajo de los profesionales de Sngular a un programa de aprendizaje? ¿Podríamos contribuir a desarrollar un modelo de talento basado en los valores que sustentan nuestra organización? ¿Es el liderazgo la principal habilidad a trabajar en el marco de un programa de aprendizaje basado en la gestión de empresas?

Con estas y otras preguntas se inicia el trabajo que llevamos realizando en los últimos meses en Sngular y TeamLabs con el objetivo de diseñar el MBA que contribuya a entrenar a los líderes de los equipos que permitirán que nuestra organización siga creciendo y mejorando, adquiriendo nuevas habilidades que nos ayuden a aportar cada vez más valor a nuestros clientes y a la sociedad en general.

Es interesante porque muchos de los sngulares ya han realizado un MBA o se plantean hacerlo, y cuando les contamos que estábamos trabajando en tener nuestro propio máster relacionado con los aspectos de negocio, percibimos bastante entusiasmo, lo cual es un indicativo de que las personas que trabajan en la empresa ven mucho más allá de los aspectos técnicos a los que dedican su día a día y perciben el valor que puede aportarles tener también conocimientos e incluso experiencia a nivel de negocio.

Tengo la impresión de que muchos de los sngulares, al haber vivido muy de cerca el gran crecimiento experimentado por la empresa desde sus inicios y haber presenciado la reciente salida a bolsa, han comprendido mucho mejor lo que implica el trabajo que están haciendo en los proyectos con los clientes y el valor que están aportando, por lo que perciben que su carrera profesional debe ir mucho más allá de lo habitual para cualquier otro profesional de la tecnología.

Además aquí se percibe muy bien la actitud emprendedora que tienen muchos de los sngulares, lo cual ha quedado patente a lo largo del tiempo, porque muchos de ellos han creado sus propias startups o participan en otro tipo de proyectos, donde se demuestra su capacidad de iniciativa e interés por poner en práctica lo que van aprendiendo a nivel de tecnología más allá de los proyectos en los que participan en las empresas.

Un MBA abierto a la comunidad

Aunque este MBA surja por el interés de una empresa concreta, como suele ocurrir en todo lo que hacemos a nivel de innovación, la idea desde el inicio es que también sea un proyecto abierto a la comunidad, en el que puedan participar profesionales de otras empresas y sobre todo que se vaya construyendo gracias a las aportaciones de mucha gente que pueda aportar nuevas ideas o formas de hacer las cosas. A este respecto desde luego que es una garantía la experiencia de la Universidad de Mondragón, como parte del accionariado de TeamLabs y su aportación desde el punto de vista académico, de cara a que este proyecto también cuente con el respaldo institucional y un título oficial.

Diseñando un MBA

Así que con estos mimbres es como se inicia el diseño del MBA de Sngular o más bien el Master in Team Leadership que es el nombre con el que trabajamos actualmente, ya que lo que queremos que destaque es la importancia que tiene el liderazgo de equipos, más allá del propio aprendizaje relacionado con la gestión de empresas, desde el punto de vista de negocio, financiero, legal, marketing, …

A este respecto hay que tener claro que la mayor inspiración que podemos tener en este momento de cara a desarrollar este proyecto es contar con la experiencia de éxito del grado LEINN, pero en esta ocasión aumentando la apuesta que supone trabajar con un perfil de participantes que llevan tiempo en el mundo de la empresa y correspondientemente vendrán con un nivel de exigencia mayor al respecto de los conocimientos y habilidades a adquirir, para realizar de la mejor forma posible esa actividad liderando los equipos con los que trabajan.

Y con esta mentalidad es como se está construyendo el Máster, evitando dar por hecho que sabemos que es lo que el mercado necesita y con la premisa de tomarnos nuestra propia medicina, ya que está siendo una iniciativa que se va construyendo sobre la marcha, involucrando desde el principio a los que queremos que sean los participantes y aplicando las propias técnicas que se enseñarán en el programa. De esta forma lo primero que hemos hecho para diseñar el Máster ha sido hablar con quienes creemos que pueden estar interesados en participar y posteriormente co-crear juntos las bases del programa.

  • Entrevistas a los futuros participantes. Hemos entrevistado a los posibles participantes, con niveles diferentes, de Senior a Head, de Project manager a Business manager, y de diferentes Teams dentro de Sngular, gracias a lo cual hemos podido sacar una idea general sobre sus experiencias en liderazgo de equipos. Casi todos han llegado a su actual posición por experiencia, años de práctica, y estar rodeados de otros líderes que les han ayudado a crecer. Con ellos hemos hablado de liderazgo de equipos, de sus experiencias, las dificultades que han experimentado y de cómo las han superado. También les hemos preguntado por su visión al respecto del negocio y de la gestión de los proyectos donde participan donde también se han tenido que enfrentar a muchos retos y donde el aprendizaje adquirido resultará de gran valor para construir este Máster.
  • Taller de Co-creación. Esta ha sido otra de las actividades que nos está ayudado a diseñar el Máster, juntando a un buen número de líderes tanto de Sngular como de Teamlabs que pudimos trabajar y debatir para entender cuáles pueden ser las necesidades, conocimientos o habilidades que necesitan aprender los participantes en el programa en relación con el liderazgo de equipos, negocio, tecnología y gestión de proyectos.

De curso a Laboratorio de Aprendizaje Radical

Aún no hemos puesto en marcha el MBA y ya estamos pivotando sobre el concepto inicial, porque la idea de realizar el MBA al uso, dista mucho del modelo de aprendizaje con el que trabaja TeamLabs y correspondientemente puede ser esta una gran oportunidad para poner en práctica la idea de Laboratorio de Aprendizaje Radical hasta sus máximas consecuencias. Porque un laboratorio no es algo que empieza y acaba, como puede ser un experimento, sino que es algo que tiene continuidad a lo largo del tiempo y correspondientemente tiene todo el sentido que ya que nos ponemos con este proyecto tan motivador lo hagamos de forma diferente.

Con lo cual lo que nos está rondando la cabeza actualmente es cómo podemos llevar al modelo de Máster hacia el aprendizaje continuo y la mentalidad de aprendizaje, que son los estandartes que queremos ondear desde Sngular y TeamLabs en relación el tipo de talento con el que trabajamos y que queremos potenciar a través de esta iniciativa.

Y por lo tanto, si lo que queremos es construir un Laboratorio de Aprendizaje Radical enfocado en el liderazgo de equipos, lo primero en lo que debemos trabajar es en la temporalidad, porque claramente un Máster es algo que comienza y acaba, donde se trabajan una serie de temas y donde al final se obtiene un título, pero en este caso lo que queremos es que los participantes nunca paren de aprender y compartir lo que van aprendiendo.

Así que tenemos un gran reto por delante, porque no solo se trata de crear el Máster ideal para aquellos que quieren liderar equipos en el mundo de la tecnología, sino también construir un modelo de aprendizaje para estos profesionales que les introduzca en nuevas dinámicas, la adopción de nuevos hábitos y el desarrollo de una nueva mentalidad. Todo ello enriquecido por el acompañamiento que recibirán de los mentores, que a modo de investigadores experimentados podrán aportar su visión al respecto de cómo trabajar en este laboratorio que estamos inventando.

Liderazgo de equipos de alto rendimiento

Y para terminar con este relato sobre cómo estamos diseñando el MBA de Sngular creo que vale la pena pensar en la gran oportunidad que tenemos por delante si nos apalancamos en la idea de equipos y profesionales de alto rendimiento, ya que es algo que tarde o temprano debe llegar a las empresas.

Aunque a muchos les genere desconfianza hablar de exigencia en el ámbito de la empresa, porque parece que lo que quieres es explotar a los trabajadores, lo cierto es que en el mundo del deporte y del arte la exigencia es lo más característico de la profesión, ya que ningún deportista ni artista alcanza el éxito sin exigirse a si mismo mejorar cada día y con ello alcanzar un nivel de excelencia que le diferencia de sus competidores.

Entonces si somos capaces de transmitir la importancia de la exigencia y la excelencia, como parte de las características de los equipos de alto rendimiento, lo que ocurrirá es que no habremos creado solo un MBA o o un Laboratorio de Aprendizaje Radical, sino una nueva forma de liderar, de emprender, de trabajar y de innovar.

Etiquetas: , , , ,

Planeta azul

Publicado el 01 julio, 2022

Es llamativo que siendo los ecosistemas marinos los que ocupan la mayor parte del planeta, nos hayamos preocupado mucho menos por su conservación que de los ecosistemas terrestres, aunque claramente se debe a que el ser humano utiliza principalmente la zona continental para desarrollarse. Sin embargo el mar y los océanos han jugado a lo largo de la historia un papel muy importante para el desarrollo de la humanidad y lo van a jugar aún más en el futuro, ya que junto con la atmósfera ejercen una influencia enorme sobre el clima y esto es algo que nos va a afectar muchísimo en el futuro.

Dicho esto, de lo que hoy vamos a hablar en este artículo es de la economía azul, lo cual está muy relacionado con la idea inicial que hemos transmitido, al respecto de la importancia que debe tomar en el futuro la gestión de los océanos, no solo desde el punto de vista de la sostenibilidad sino también desde el punto de vista económico. Porque, sin duda la manera de conservar los ecosistemas marinos no puede pasar por prohibir la pesca, el transporte y el ocio en el mar, sino por encontrar un equilibrio que nos permita seguir aprovechando sus recursos sin esquilmarlos y esto perfectamente se puede hacer si para ello nos organizamos desde con un punto de vista económico.

De esta forma, la economía azul es aquella que contempla a los mares y a los océanos como motores de crecimiento de la humanidad, además de un espacio de innovación para un desarrollo económico sostenible y rentable. Así los mares y los océanos nos ofrecen recursos muy diversos, sobre todo en lo primero en lo que solemos pensar es en la pesca y en el transporte, pero también va a ser muy importante en el futuro la generación de energía mareomotriz y la eólica offshore, del mismo modo que también se pueden ver beneficiadas otras actividades como la de la medicina y la alimentación. A este respecto, considerando que se conoce un porcentaje muy bajo de las propiedades científicas de los organismos que pueblan el océano, quizás el futuro de la medicina y la alimentación, puede estar en el océano y sus propiedades aún por descubrir.

Lo que ocurre en este caso con la economía azul es que al mismo tiempo que estamos hablando del aprovechamiento de los recursos, también tenemos que considerar el impacto que esta actividad va a tener sobre los ecosistemas y sobre todo debemos incluir también las acciones necesarias para revertir el deterioro que ya se ha producido. Porque lo primero que hay que saber aquí es que si los mares y océanos se han convertido en el basurero de la humanidad, no podemos esperar seguir extrayendo riqueza de estos espacios sin trabajar antes en su restauración y entonces llegaríamos a la situación en la que más que hablar de cómo aprovechar los recursos del mar tendríamos que empezar a pensar en cómo protegernos de un ambiente que está tan contaminado y resulta tan peligroso para la humanidad.

Así que lo que tenemos que empezar a pensar cuando hablamos de economía azul es la gran complejidad que tienen estos sistemas, el enorme impacto que ejercen sobre otros elementos en el planeta, como es el clima y correspondientemente la necesidad de trabajar desde el principio en las consecuencias que tiene nuestra actividad a nivel de sostenibilidad del ecosistema, porque de otro modo todo trabajo que vayamos a realizar será en vano. Un ejemplo de ello lo encontramos en la salmonicultura, como la que se realiza en Chile, que se ha convertido en una de las principales industrias del país y lo ha convertido en protagonista de esta actividad al producir más del 25% de los salmones que se consumen a nivel mundial.

Lo que tenemos que tener en cuenta, por ejemplo en este caso, son las enormes connotaciones que tiene una actividad concreta que se realiza en el mar, debido a los negocios que sobre ella se construyen, a todas las personas que se dedican a esa actividad, la economía que esto genera y el impacto que esto conlleva en el entorno, porque por ejemplo en el caso de los salmones de Chile se han vivido episodios muy complicados, debido a plagas que han afectado enormemente a los peces, contaminación del lugar en el que se realiza esta actividad y derivado de todo esto una crisis económica importante en la zona correspondiente del país en el que se concentra este sector.

Por lo tanto, si queremos que en parte nuestra evolución como especie pase por los océanos, la palabra clave que debemos considerar es equilibrio y en el caso de la economía azul se ve bien claro, porque dentro de un mismo sector se están considerando muchas actividades que tienen un beneficio económico, pero a la vez aquellas que ayudan a restaurar el equilibrio perdido en estos ecosistemas. De ahí que también debemos pensar con los mismos criterios que promueve la economía circular, al respecto de la búsqueda de ese equilibrio, que solo nos ha empezado a preocupar cuando hemos sido conscientes del tremendo impacto negativo que hemos venido realizando sobre el planeta en las últimas décadas.

Tecnología al servicio de la economía azul

Habría estado genial ver el uso que hacía el gran defensor de los mares Jacques Cousteau de tecnologías como Internet, la Inteligencia Artificial o los satélites, entre otras muchas, ya que una parte muy importante de su trabajo para promover el conocimiento y respecto a la vida marina la hizo usando tecnología digital, pero seguro que ahora su impacto habría sido muchísimo mayor de haber contado con todos los recursos técnicos disponibles en la actualidad.

Por lo tanto, del mismo modo que la tecnología es un vector clave para el desarrollo de las iniciativas relacionadas con la sostenibilidad, algo de lo que hablamos profusamente en el Observatorio ODS TECH, sin duda resulta fundamental que aquellos que nos dedicamos al desarrollo o divulgación de la tecnología, pensemos también de qué forma poner estos recursos a disposición de esta nueva tendencia que es la economía azul, donde muchas de las innovaciones que podamos realizar no tendrán solo un impacto específico en los ecosistemas marinos sino también en el resto del planeta y la sociedad.

Emprender en el sector de la economía azul

Y del mismo modo que la tecnología es una gran herramienta al servicio del desarrollo de la economía azul, la acción emprendedora también debe ser una gran palanca que acelere el desarrollo de nuevos modelos de negocio basados en los océanos y con la premisa de ser sostenibles desde sus inicios. Aunque también es importante que no sean solo las startups las que innoven a la hora de promover nuevos productos o servicios, porque las corporaciones e instituciones públicas también pueden jugar un papel relevante al respecto.

Ejemplo de ello, tanto del papel que pueden jugar las startups como del necesario apoyo que debe venir por parte de las empresas e instituciones, es la iniciativa Incubazul que se presenta como la incubadora de alta tecnología especializada en economía azul, un proyecto financiado por la Unión Europea a través del FEDER y su programa operativo plurirregional 2014-2020, mediante la Fundación Incyde y promovido y desarrollado por la Zona Franca de Cádiz.

Incubazul tiene la vocación de generar, desarrollar y potenciar las ideas que contribuyan a la sostenibilidad de un recurso tan necesario como es el marino, nutriéndose de todo lo que aporta a la sociedad actual desde un enfoque de Economía Circular y compromiso con el medio ambiente. Para ello ayuda a las startups a desarrollar su proyecto de empresa en un entorno de trabajo colaborativo, con la colaboración de Telefónica OPEN FUTURE que es la encargada de dirigir, desarrollar y dinamizar el programa de aceleración de los proyectos seleccionados.

Etiquetas: , , , , ,

¡Copiad insensatos!

Publicado el 30 junio, 2022

Mucho del aprendizaje humano se realiza por imitación, de hecho aunque nos repetimos una y otra vez que somos el animal más inteligente sobre el planeta, hay quienes piensan que lo que nos diferencia no es nuestra inteligencia en sentido estricto sino nuestra capacidad para aprender por imitación. En el libro Dignos de Ser Humanos hay una explicación maravillosa de hasta qué punto la capacidad de imitación es una característica fundamental en nuestra especie. Entre los muchos experimentos extraños que se nos ha ocurrido a los humanos hacer, está el de intentar averiguar quién es más inteligente a los 2 o 3 años de edad, si un chimpancé, un orangután o un bebé humano. La realidad es que a esas edades en cosas como la inteligencia espacial, el cálculo o la causalidad, los chimpancés son tan capaces o más de lo que somos nosotros, pero en esos experimentos tan adorables hubo una categoría en la que los bebés arrasaron al resto de participantes, en el aprendizaje social, cuando la actividad consistía en aprender los unos de los otros, casi todos los bebés alcanzaban un resultado del 100% y la mayoría de los monos 0. Somos máquinas de aprendizaje hipersocial. Estamos hechos para aprender, establecer contactos sociales y jugar. Podríamos decir que estamos diseñados para ello. Los seres humanos tenemos algunas características en nuestra especie, por ejemplo nos ruborizamos, que si lo piensas no parece una habilidad especialmente útil porque es una demostración de vulnerabilidad que nos dificulta, entre otras cosas, engañar a otros, por ejemplo. Igualmente tenemos algo muy peculiar en nuestra mirada, el blanco de los ojos. Gracias al blanco de nuestros ojos sabemos hacia dónde mira cada uno de nosotros. Todos los demás primates producen melanina, que oscurece el blanco de sus ojos y hace mucho más difícil saber hacia dónde están mirando. Estas y otras muchas características nos permiten establecer relaciones sociales, comunicarnos y en definitiva servir de modelos para que otros nos imiten y que otros sirvan de modelos para que nosotros les imitemos.

Y esto ¿por qué importa? bueno, imagina un planeta con dos tipos de seres humanos, los genios y los copiones. Los genios son mentes privilegiadas y 1 de cada 10 inventa algo excepcional a lo largo de su vida, por ejemplo una caña de pescar. Los copiones son sin embargo mucho menos inteligentes. Solo 1 de cada 1000 es capaz de aprender a pescar por sí mismo. Esta proporción significaría que los genios son 100 veces más inteligentes, pero también tienen una desventaja, son muy poco sociales. Por término medio solo tienen un amigo, por lo que solo enseñan a uno más a pescar. Mientras los copiones son 10 veces más sociales, es decir, cada uno se relaciona con otros 10. Aunque no son muy listos, solo en la mitad de los encuentros el conocimiento se transmite exitosamente. Es decir, tenemos un grupo 100 veces más inteligente que el otro, pero el otro es 10 veces más sociable que el primero. ¿Quién gana? ¿Cuál de los dos grupos se beneficiará más de sus invenciones? un antropólogo llamado Joseph Henrich se ha dedicado a calcular esto y según sus resultados 1 de cada 5 genios sabrá pescar, bien porque lo habrá descubierto por sí mismo o porque lo haya aprendido de otros mientras que en caso de los copiones sólo el 0,1% de ellos descubre por sí mismo cómo hacerlo, pero el 99,9% de ellos acaba sabiendo pescar, porque lo aprenden del resto. Los humanos somos esos copiones. A partir de la imitación aprendemos a hablar, a movernos, a cazar, a comportarnos y a relacionarnos con otros, a entender el contexto y por su puesto, aprendemos qué y cómo debemos desear.

Este texto del podcast 133 de Jaime Rodríguez de Santiago es de los que demuestran que siempre hay cosas nuevas que aprender y de que no debemos conformarnos con pensar que ya sabemos mucho de algo o que lo que normalmente se ha dado por hecho no siempre tiene por qué ser válido. En este caso, durante mucho tiempo he huido de la imitación, incluso he evitado hablar de las veces en las que he copiado o me he inspirado en otros para hacer algo que posteriormente ha tenido éxito. Por ejemplo esta newsletter. Cuando llevaba muchos años escribiendo en un blog y me apetecía un cambio de formato, simplemente me inspiré en lo bien que le iba a David Bonilla con la Bonilista y así nació Futurizable.

Por lo tanto, gracias a Jaime Rodríguez de Santiago, al que por cierto acabo de copiar aquí una parte importante de su creación, al transcribir sus palabras (espero que no se moleste) para mí ha caído un mito. A partir de ahora copiaré más, pero también espero hacerlo mejor, porque lo que también pienso que hay que saber copiar bien si quieres tener éxito. Veamos un ejemplo de ello.

En enero de 2019 surge en Twitter la cuenta Visualize Value, que se dedica a representar de manera visual una serie de ideas, frases y modelos mentales que hasta ahora sólo habían sido expresadas por escrito. Sin duda Jack Butcher ha creado escuela, de hecho se dedica a dar cursos sobre ello. Y un año después aparece también en Twitter la cuenta GoLimitless, que claramente sigue el mismo estilo de Visualize Value, aunque en mi opinión a veces lo mejora al introducir el componente el color que ayuda a comprender mejor el mensaje que se quiere transmitir.

¿Ha copiado GoLimitless a Visualize Value? a saber, porque haciendo búsquedas en Twitter y en Google no aparecen referencias al respecto, pero ¿importa en algo que GoLimitless haya copiado a Visualize Value tras saber que la naturaleza nos ha hecho copiones y que además de ello depende nuestro éxito como especie?

¿Quiere decir esto que debemos dejar de intentar innovar y dedicarnos exclusivamente a copiar? ¡para nada! porque de hecho inventar e innovar no es lo mismo. Por ejemplo Apple no inventó el reproductor de mp3, ni el smartphone, ni la tablet, ni el smartwatch, ni los auriculares inalámbricos y sin embargo ha arrasado con el iPod, el iPhone, el iPad, el iWatch y los AirPods. Además a Apple también le han copiado mucho, por ejemplo el famoso notch del iPhone ha sido copiado por casi todos sus competidores, dejando en evidencia su falta de originalidad y demostrando que Apple sigue siendo el líder indiscutible diseñando productos de electrónica.

Así que ya sabes, cuando andes falto de ideas, como me pasaba a mí antes de escribir este artículo, siempre puedes recurrir a los mejores y copiarles, porque al menos tendrás el consuelo de estar siendo un buen copión (o copiota, como decíamos en mi cole) ayudando a difundir el conocimiento.

 

Etiquetas: , , , , ,

DeSci, un paso más hacia la descentralización de la ciencia

Publicado el 16 junio, 2022

Cuando publicamos La razón por la que los medicamentos van a ser libres y ¿Tiene futuro la ciencia abierta? aún no habíamos oido hablar del concepto de DeSci, pero ahora cobra todo el sentido mucho de lo que habíamos pensado anteriormente y una parte importante de la evolución que hemos ido viviendo en los últimos años en el sector científico.

El concepto DeSci hace referencia a la descentralización de la ciencia y se apoya en las ideas de lo que ahora conocemos como Web3, que a su vez se sustenta en tecnologías como la blockchain, los tokens criptográficos y los smart contracts. Siendo su objetivo inicial eliminar los intermediarios de una de las actividades en el ámbito de la ciencia que más problemas ha estado teniendo y menos valor ha estado aportando en los últimos años, las publicaciones científicas.

El problema de la excesiva dependencia de las publicaciones científicas

Las publicaciones científicas, tipo Science, Nature, Phys, Lancet, …, han llegado a tener un poder e influencia tan grande en el ámbito de la ciencia como muchos periódicos tuvieron en su momento en el ámbito social y político, con los problemas de ineficiencia y corrupción que eso conlleva. Y si la aparición de Internet ha reducido considerablemente el poder de los medios de comunicación masiva en los últimos años, lo lógico es pensar que acabará ocurriendo igual con las publicaciones científicas.

Lo malo es, que igual que se puede decir que no existe el político que no sale en los periódicos, tampoco existe el científico al que no le publican las revistas de referencia de su actividad investigadora y por lo tanto se genera una relación de dependencia tan grande que se va a tardar tiempo en solucionar. Pero si en el caso de la prensa ya hemos visto que es posible, porque ya existen personas que tienen más audiencia en su blog o canal de streaming, que la audiencia de muchos de los medios de comunicación, lo mismo podría ocurrir con los científicos que decidan publicar por su cuenta y dejar de depender de las revistas científicas tradicionales.

Al fin y al cabo la ciencia estuvo funcionando durante mucho tiempo sin necesidad de estas revistas, e incluso sin la dependencia de la financiación pública, que es otro de los problemas que vamos a comentar a continuación, porque en las épocas de Newton, Darwin o Fleming, la ciencia también avanzaba gracias a algo tan sencillo como la correspondencia postal y los congresos científicos, algo que perfectamente se puede replicar en la actualidad, potenciándolo enormemente gracias a las tecnologías digitales y prescindiendo de los intermediarios que han dejado de aportar valor con su actividad.

Por ejemplo pensemos en cómo realizaba la actividad un científico del siglo 19, como Charles Darwin, mandando cartas a sus colegas científicos y realizando sus propias publicaciones en el momento en el que sus teorías habían sido suficientemente contrastadas entre pares. Esto ahora gracias a Internet, los blogs, las redes sociales, los podcasts, … puede lograrse de una forma mucho más rápida y contundente, pero implica que el científico vuelva a hacer esa labor de «escribir cartas a sus colegas» en lugar de pasar el tiempo esperando que la revista de turno decida reconocer los méritos de su investigación.

La descentralización de las publicaciones científicas

Ahora cualquier científico que apueste por divulgar su trabajo a través de Internet puede lograr mucha más audiencia que la que tienen las publicaciones científicas, ¿pero cómo se puede replicar los aspectos relacionados con la reputación que aportan estas revistas? ese mérito también hay que ganárselo, pero a medida que las revistas vayan perdiendo ese posicionamiento y que haya más casos de éxito de científicos que se salen de los cauces habituales, la situación acabará cambiando, primero poco a poco y luego de repente.

La descentralización de las publicaciones científicas ya ha comenzado y la historia se parece mucho a lo que ha ocurrido en ocasiones anteriores con sectores como la política o la música. Si los periódicos no quieren publicar todo lo que he descubierto relacionado con la corrupción política, monto Wikileaks. Si las discográficas tienen un control excesivo del sector musical, monto BitTorrent. Si las revistas científicas se han convertido en lobbies que condicionan enormemente el desarrollo de la ciencia, monto Sci Hub.

Así en 2011 la desarrolladora de software y neurocientífica Alexandra Asánovna Elbakián abrió la caja de pandora de la divulgación de la ciencia y ahora ya sabemos cómo es el camino que debemos recorrer para devolver a los científicos el poder sobre su trabajo, desintermediando a las publicaciones científicas y a ser posible también el sistema de financiación público de la ciencia, que también tiene muchos inconvenientes y en el que también existe muchas ineficiencias y corrupción.

Además Alexandra no está sola, desde entonces se ha generado todo un movimiento para promover la ciencia abierta, como es el caso de OSF, una plataforma abierta y gratuita para apoyar la investigación y facilitar la colaboración entre los científicos, que lleva al mundo científico las ideas del movimiento Open Source surgido en el ámbito del desarrollo de software.

El problema de la excesiva dependencia de la financiación pública

Relacionado con el tema anterior, es importante saber que la financiación de la ciencia depende en parte de que los proyectos de investigación logren determinado número de publicaciones en revistas de su sector, del mismo modo que las carreras de los científicos, por ejemplo en el ámbito de la investigación universitaria también tiene una enorme dependencia de esa actividad editorial.

El problema es pensar que debe ser el Estado el que financie la ciencia, porque esto genera una situación terrible cuando acaban siendo los políticos y no el mercado, quienes deciden qué merece ser investigado y qué proyectos científicos vale la pena apoyar. De esta forma cada año se desperdicia muchísimo dinero en investigaciones que no tienen ningún sentido, por el mero hecho de que alguien ha sabido vendérselo mejor al político que toma las decisiones de los fondos públicos, pero por otro lado mucha investigación que sería muy beneficiosa para la sociedad no es capaz de salir del laboratorio porque no cuenta con los contactos o influencias suficientes.

DeSci es el futuro de la ciencia

Cuando dijimos que Descentralizado es mejor no lo aplicamos a un sector de actividad específico, aunque bien podríamos haber hablado de las finanzas y desde luego, como estamos tratando hoy, de la ciencia. Entonces para hablar de Ciencia Descentralizada primero tenemos que hacer referencia a la tecnología que lo hace posible y luego volver a la parte más filosófica del asunto porque al final es lo que marca la diferencia. En cuanto a tecnología hay que decir que ha sido el desarrollo de blockchain, los tokens y los smart contracts lo que ha hecho posible que ahora estemos hablando de la posibilidad de desintermediar a los intermediarios tradicionales de este sector.

Con la blockchain tenemos la base de datos inmutable sobre la que se puede articular todo un modelo de certificación de la titularidad de las investigaciones, con el reto de lograr que la red sobre la que funcione sea descentralizada, algo que pocas redes de blockchain han logrado aún.

Con los tokens se puede montar toda una economía descentralizada que ayude a financiar los proyectos científicos y que permita que cualquier persona se pueda convertir en financiador, mecenas o inversor de estos proyectos, reduciendo de paso la dependencia que tiene la ciencia de la financiación pública.

Con los smart contracts se pueden articular muchas de las interacciones que se producen en el ecosistema de la ciencia, desde cómo se produce, cómo se divulga, cómo se comercializa y cómo se reparten los beneficios entre todos aquellos que han formado parte del proceso.

Y además de todo esto tenemos las DAO, donde confluyen estas tres tecnologías, de forma que se puedan construir organizaciones, que busquen todo tipo de fines en el desarrollo de la ciencia, desde aquellas que funcionan de manera transversal para potenciar determinado tipo de investigaciones, a las que lo hagan de forma específica para la realización de una investigación concreta.

De esta forma las DAO en el futuro se pueden configurar como una alternativa real al problema actual que tienen los científicos que se encuentran con muchísimas dificultades para emprender, por la complejidad que supone su dependencia de los fondos públicos, por el poco tiempo disponible al tener que dedicarle muchísimo tiempo a investigar, o incluso a realizar labores administrativas y de docencia.

Las DAO podrían ser también la forma en la que mucha gente que no son científicos se vuelvan protagonistas en este sector, del mismo modo que ha ocurrido en el ecosistema crypto, donde mucha gente está aportando valor desde su especialidad (tecnología, contenidos, marketing, legal, gestión, diseño, ventas, …). Imagina poder convertirte en socio de una empresa del mundo científico sea cual sea tu actividad profesional.

Y para saber más sobre DeSci puedes seguir la actividad de DeSciWorld y leer la guía realizada por Sarah Hamburgo.

Un número creciente de científicos y emprendedores están aprovechando las herramientas de la cadena de bloques, incluidos los contratos inteligentes y los tokens, en un intento por mejorar la ciencia moderna. En conjunto, su trabajo se conoce como el movimiento científico descentralizado o DeSci. Todavía en su infancia, DeSci se encuentra en la intersección de dos tendencias más amplias: 1) los esfuerzos dentro de la comunidad científica para cambiar la forma en que se financia la investigación y se comparte el conocimiento, y 2) los esfuerzos dentro del movimiento centrado en las criptomonedas para cambiar la propiedad y el valor de intermediarios de la industria.

Etiquetas: , , ,

Cómo usar OKR para potenciar el talento en las organizaciones

Publicado el 06 junio, 2022

El talento es lo que nos ayuda a diferenciarnos, progresar, resolver problemas, querer aprender y buscar generar un impacto positivo a nuestro alrededor. Si pensamos en alguien que admiramos por su talento, normalmente es porque además de ser muy bueno haciendo algo, ha sido capaz de encontrar un equilibrio para no dejarse llevar por determinados caminos a los que conduce el éxito, que muchas veces pueden ser perjudiciales. Lo hemos visto en ocasiones en el mundo del arte o del deporte, como cuando alguien llega a ser muy exitoso en su actividad y gana mucho dinero, acaba arruinando su vida al dejarse llevar por el lado malo del éxito.

Sin embargo, seguimos teniendo muchos referentes en la vida, que han sido capaces de encontrar el equilibrio en su trabajo, y algunos de ellos además han sido conscientes de que parte de ese éxito debían devolverlo a la sociedad, por ejemplo a través de acciones solidarias.

En el ámbito profesional, más allá del arte o del deporte, también podemos encontrar la situación equivalente con algunos emprendedores, empresarios o directivos que llegan a tener un notable éxito, pero en la mayoría de los casos, los trabajadores no gozamos de ese reconocimiento a nivel público, sino que nos mantenemos en segundo plano. Lo cual no significa que no podamos alcanzar el éxito, porque hay muchos niveles de éxito, pero sí que resulta importante desarrollar una mentalidad que nos impulse hacia ello, del mismo modo que hacen los artistas y deportistas.

Por ejemplo los deportistas saben que para lograr el éxito necesitan entrenar y que cuanto más entrenan más probabilidades tienen de ser exitosos. Del mismo modo ocurre con los artistas, de ahí la famosa frase de Picasso, la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando, que nos habla de la importancia de desarrollar un método de trabajo que se convierta en la estructura sobre la que construir el edificio de nuestro éxito profesional.

Entonces, si buscamos un método de trabajo que nos ayude a alcanzar el éxito a nivel profesional, en los OKR podemos encontrar un gran aliado. Del mismo modo que puede ocurrir con Agile o Lean, lo importante es tener un método y aplicarlo cada día, porque eso es lo que nos ayudará a avanzar y adentrarnos en un proceso de mejora continua, ya que al final del día, es el efecto compuesto lo que puede marcar la diferencia.

Y precisamente sobre los OKR y el desarrollo del talento en las organizaciones es sobre lo que va a tratar el evento Cómo OKR contribuye a Atraer, Gestionar y Fidelizar el Talento en las empresas” que vamos a realizar junto con Vidiv el 14 de junio de manera online y en el que te invitamos a participar.

Un evento en el que tendremos la suerte de contar con los siguientes ponentes:

  • Gema Gutiérrez Peña, profesora de la Universidad Rey Juan Carlos, contará cuál es el uso efectivo de OKR en las empresas en España y cómo de alineados están los empleados y las empresas, gracias a la investigación resultado de su tesis.
  • Mar Guerrero Busquets, Head of Talent and Organizational Development at Esment nos presentará un caso real desde la óptica de un departamento de RRHH, cómo pasar de una evaluación de desempeño tradicional a uno basado en OKR.
  • Javier Garzás, Formador y Mentor en 233 Grados de TI, nos contará cómo unir OKR con la gestión de personas en equipos ágiles.
  • Javier Martín, Director de Innovación Abierta en Sngular explicará las características de OKR que hacen que sea una buena herramienta para la atracción y fidelización del talento. Repasaremos los errores que debemos evitar a la hora de trabajar con OKR, especialmente en lo relativo a cómo las personas de la empresa trabajan con OKR.

Como ves será un evento en el que podrás aprender un montón sobre cómo aplicar OKR para potenciar el talento dentro de tu organización y aprovecharlo también a nivel profesional para impulsar tu carrera. ¿Te apuntas?

Etiquetas: , , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar