Tres letras que están cambiando el mundo - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Tres letras que están cambiando el mundo

04 noviembre, 2016

El término IoT ha dejado de ser un concepto limitado a los ambientes tecnológicos más especializados, para tomar el protagonismo a nivel de medios de comunicación masiva. Esto fue debido a los ataques distribuidos de denegación de servicio DDoS que tumbaron importantes webs como Twitter, Spotify, Pinterest y Paypal utilizando una red de dispositivos IoT, infectados con código malicioso, para realizar los ataques como una botnet. Desde entonces se ha hablado mucho de la gran velocidad con la que se está desarrollando la Internet de las Cosas y la importancia que tiene darle relevancia a los aspectos de ciberseguridad, para evitar graves problemas como el que estamos comentando. Cuando todo tipo de dispositivos cotidianos que usamos en los vehículos y los hogares, estén conectados a internet y puedan ser controlados con un software, resultará fundamental extremar las precauciones porque los riesgos para la seguridad de las personas también irán en aumento. Si tenemos en cuenta estos aspectos a nivel de seguridad, se podrá obtener un mayor provecho de la tecnología integrada con los objetos que nos rodean, gracias al Internet of Things, tal y como podemos ver a través de las novedades del sector que se presentan en el marco de eventos como IOT World Congress Barcelona.

IoT en cifras

iot

Actualmente en el mundo existen más de 9.000 millones de dispositivos conectados a Internet. Estos dispositivos generan cada día 2.500 millones de gigabytes de datos nuevos, que se conforman como gran huella digital, que tiene a su vez un importante impacto en las organizaciones empresariales y sociales, creando nuevas oportunidades y nuevos retos. Se estima que en 2020 el uso de Internet de las Cosas se triplique, hasta alcanzar los 29.000 millones de dispositivos conectados, lo que creará una oportunidad de mercado global que puede estar valorada en unos 1,7 billones de dólares. Pero si no contamos con la infraestructura adecuada para analizar esta información en tiempo real, se pierde una parte muy importante de su valor. Se considera que el 90% de los datos generados por dispositivos conectados a internet no son analizados, de forma que la mayoría de esa información pierde todo su interés milisegundos después de haber sido generada. Por suerte son muchas las empresas que trabajan para solucionar este problema y a lo largo de este artículo vamos a conocer con detalle las iniciativas tecnológicas más destacadas que utilizan los dispositivos conectados para hacer un mundo más eficiente.

El trabajo de las grandes empresas tecnológicas en IoT

Intel es una de las empresas tecnológicas que más está apostando por crear tecnología de Internet de las Cosas. Entre sus iniciativas más destacadas encontramos Intel Joule, una sofisticada placa de creación compatible con la cámara de detección de profundidad Intel RealSense, dirigida a desarrolladores, emprendedores y empresas en el ámbito del IoT. La placa es utilizada por empresas como Microsoft y GE para el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas. Un ejemplo de ello es la empresa francesa PivotHead que ha utilizado la placa para construir unas gafas de realidad aumentada para mejorar la seguridad en entornos industriales. La plataforma Intel Joule es un sistema en módulo SOM de alto rendimiento, presentado en un pequeño soporte de baja potencia, por lo que resulta ideal para su uso en visión por ordenador, robótica, drones, industria 4.0, realidad virtual y realidad aumentada, microservidores y otras aplicaciones que exijan una informática avanzada. Otro de los productos desarrollados por la empresa es Intel Curie, un pequeño módulo que se convierte en un poderoso cerebro para todo tipo de wearables. El dispositivo tiene el tamaño de un botón y funciona con la tecnología Intel Quark SE, su conectividad es a través de Bluetooth LE y está dotado de varios sensores como acelerómetros y giroscopios. El dispositivo tiene una arquitectura de 32 bits, con 384 kB de memoria flash y 80kB de SRAM. Para su funcionamiento, incorpora el software de código abierto Viper que traduce todas las informaciones que recogen los sensores a un lenguaje que puedan utilizar con facilidad las aplicaciones. También enfocado al mundo IoT en Intel han creado la placa Galileo, desarrollada en colaboración con Arduino, para ofrecer una gran conectividad, potencia de proceso, y el uso de SDKs muy sencillos para la creación software en el ámbito de la domótica o para todo tipo de proyectos que necesiten un PC de bajo consumo y coste.

IBM también tiene entre sus prioridades el ámbito de Internet de las Cosas y prueba de ello es la inversión de 200 millones de dólares que tiene previsto realizar para su sede global de Watson Internet de las Cosas en Múnich. Su objetivo es llevar a este campo la computación cognitiva, la tecnología pionera de IBM con sistemas que entienden el lenguaje natural de las personas, capaces de asimilar grandes cantidades de datos, responder a preguntas complejas y aprender con cada experiencia. La computación cognitiva puede proporcionar una ayuda muy significativa al desafío que supone la ingente cantidad de información que se genera cada segundo por los miles de millones de dispositivos conectados a la Red. Los sistemas basados en Watson pueden entender el lenguaje natural de las personas, son capaces de asimilar grandes cantidades de información, dar respuesta a preguntas complejas en base a un razonamiento y aprender con cada experiencia. En la sede central de Watson IoT en Munich trabajan más de 1.000 profesionales, entre desarrolladores, consultores, investigadores y diseñadores. La compañía tiene previsto invertir unos 3.000 millones de dólares durante los próximos cuatro años en el desarrollo de soluciones que integren datos de las fuentes IoT y tradicionales sobre una plataforma cloud abierta. Actualmente la tecnología de IoT desarrollada por IBM es utilizada por más de 6.000 clientes en 170 países y cuenta con un ecosistema de 1.400 socios. Las innovaciones realizadas por la empresa superan la cifra de 750 patentes registradas, que llevan las tecnologías analíticas y cognitivas de IBM a numerosos sectores en proceso de transformación digital.

Microsoft trabaja en el ámbito de IoT en combinación con su plataforma de cloud computing Azure. Las soluciones de Microsoft en el ámbito de Internet of Things son: Azure IoT Suite que tiene como objetivo ayudar a las empresas a simplificar el modo de monitorizar y manejar sus soluciones IoT; Azure IoT Hub que ofrece nuevas capacidades de gestión de dispositivos que facilitan a los administradores la gestión de distintas herramientas de software y nuevas capacidades de enrutamiento del mensaje que lo simplifican de una forma más flexible y potente; Azure IoT Gateway SDK que permite a los desarrolladores construir y desplegar soluciones adaptadas a sus características específicas; Azure IoT Starter Kits que reúne tecnología de Intel IoT Gateway y que ejecuta Wind River de Linux y el Azure IoT Gatewary SDK para prototipado rápido; y Windows 10 IoT Core, el sistema operativo para dispositivos low cost, con los que los clientes dispen de toda la seguridad y conectividad que esperan del ecosistema Windows en el ámbito de los dispositivos que conforman el Internet de las Cosas.

Google ofrece distintas soluciones en el ámbito de Internet de las Cosas en el marco de su plataforma cloud, además de haber desarrollado un sistema operativo específico para IoT que se llama Brillo y está basado en Android. Este sistema operativo puede funcionar con unos requisitos mínimos realmente bajos y así poder ir destinado a casi cualquier dispositivo conectado. El sistema está preparado para funcionar con WiFi y Bluetooth Low Energy y cuenta con una capa de comunicaciones llamada Wave, que se trata del lenguaje común entre dispositivos, para que estos puedan comunicarse y entenderse entre ellos y con otros que utilicen otros sistemas operativos, como teléfonos u otros gadgets con Android. También vale la pena mencionar las iniciativas que ha estado desarrollando Google a través de su división X, en la que ha puesto en marcha un buen número de proyectos destinados a llevar Internet a los objetos físicos, permitiendo que su tecnología pueda llegar a todo tipo de ámbitos como el de los wearables y los vehículos. Entre los proyectos más conocidos de Google X encontramos las gafas de Realidad Aumentada Google Glass, el primer vehículo autónomo que circuló por las calles de las ciudades y las lentillas que ayudan a los diabéticos a chequear constantemente sus niveles de glucosa usando un método no intrusivo.

SAP ofrece dos productos específicos para las empresas que trabajan utilizando las tecnologías IoT. Se trata de SAP Connected Goods y SAP Dynamic Edge Processing, que tienen como objetivo permitir a las empresas conectar en tiempo real una gran cantidad de dispositivos y datos procedentes de sensores a los principales procesos de negocio para mejorar los resultados empresariales, así como reducir los costes de banda ancha, aportar mayor visibilidad y conocimiento, y mejores oportunidades de ingresos. SAP Connected Goods es una solución basada en la nube, suministrada por SAP HANA Cloud Platform y diseñada para maximizar el valor de los dispositivos del mercado de consumo como neveras, máquinas expendedoras o herramientas eléctricas, a través de la monitorización remota, y con un control y gestión centralizado. Gracias a esta tecnología se optimiza la disponibilidad, la utilización y el rendimiento del dispositivo, ayudando a garantizar un nivel de stock adecuado y un almacenamiento apropiado. Además permite identificar las tendencias y los patrones de uso relevantes de cada dispositivo concreto, dispone de alertas basadas en reglas para la reposición de bienes y crea cuadros de mando personalizados que se integran de forma sencilla con SAP Business Objects Cloud.  SAP Dynamic Edge Processing es una plataforma gestionada y segura para unir las objetos físicos con el mundo de los negocios. Para ello se utilizan algoritmos, arquitectura de sincronización y tecnología de base de datos optimizada, con prestaciones para la integración y conexión de dispositivos, operaciones offline, reducción de datos, plataformas de aplicación local, respuesta inmediata y almacenamiento local. Además, filtra los datos más críticos que deberían ser transferidos al núcleo del sistema IoT, al tiempo que se gestionan otros datos localmente allí donde se originan.

Tecnologías que ayudan a que funcione la Internet de las Cosas

Arduino es probablemente la tecnología que más ha ayudado a que Internet trascienda al mundo físico, gracias a que mucha gente se ha lanzado a desarrollar soluciones para integrar las tecnologías digitales en los objetos cotidianos. Para el movimiento maker se trata de una herramienta básica a partir de la cual comenzar a desarrollar todo tipo de ideas, de las cuales ahora muchas de ellas se han convertido en productos reales como pueden ser los wearables, electrodomésticos inteligentes y pequeños robots. Arduino está formado por un hardware que consiste en una placa de circuito impreso con un microcontrolador, usualmente Atmel AVR, puertos digitales y analógicos de entrada/salida , los cuales pueden conectarse a placas de expansión, que amplían las características de funcionamiento de la placa. Asimismo, posee un puerto de conexión USB desde donde se puede alimentar la placa y establecer comunicación con el computador. Por otro lado está el software que consiste en un entorno de desarrollo basado en Processing y lenguaje de programación Wiring, así como en el cargador de arranque que es ejecutado en la placa. El microcontrolador de la placa se programa mediante un ordenador, usando una comunicación serial mediante un convertidor de niveles RS-232 a TTL serial. Como proyecto se inició en el año 2006 por parte de unos estudiantes en el Instituto IVREA, de Italia, y en estos 10 años ha logrado convertirse en el referente a nivel mundial del Hardware Open Source.

Raspberry Pi es un ordenador de placa reducida de bajo coste desarrollado en Reino Unido por la Fundación Raspberry Pi, con el objetivo de estimular la enseñanza de ciencias de la computación en las escuelas. Se trata de un producto con propiedad registrada pero de uso libre. De esa forma mantienen el control de la plataforma pero permitiendo su uso libre tanto a nivel educativo como particular. El software que lo hace funcionar es Open Source, siendo su sistema operativo oficial una versión adaptada de Debian, denominada RaspBian, aunque permite otros sistemas operativos, incluido una versión de Windows 10. Su diseño incluye un System-on-a-chip Broadcom BCM2835, que contiene una CPU ARM1176JZF-S a 700 MHz, un procesador gráfico VideoCore IV, y 512 MB de memoria RAM. Los aficionados a la electrónica y miembros del movimiento Maker han creado todo tipo de productos tecnológicos utilizando Raspberry Pi, por ejemplo AirPi que consiste en una estación meteorológica que monitoriza el clima y la calidad del aire usando varios sensores y cuenta con su propio software que permite transformar las lecturas en información coherente, para luego ser publicada directamente en internet; y Pi in the Sky una placa expansión para Raspberry Pi pensada para ser usada en globos estratosféricos, que ayuda a la Raspberry Pi como un geolocalizador que recoge altitudes superiores a los 50 km, el dispositivo cuenta con autonomía propia, varios sensores como el de temperatura, GPS, acelerómetro y admite la posibilidad de usar la cámara oficial de Raspberry Pi.

libelium

Waspmote es un placa controladora desarrollada por la startup española Libelium para crear redes inalámbricas de sensores, con unos requerimientos bastante específicos y destinados a ser desplegados en un escenario real. La placa está diseñada para soportar las soluciones IoT que necesitan las herramientas adecuadas para hacer frente a los requerimientos de aplicaciones industriales, como interoperabilidad, fiabilidad y escalabilidad. La combinación de Waspmote y los nuevos módulos Industrial Protocols permite llevar a cabo tres aplicaciones fundamentales: unir cualquier sensor a un bus industrial, añadir conectividad inalámbrica a buses cableados y conectar dispositivos industriales cloud. El sistema se puede configurar para trabajar como un nodo en la red, agregando los datos de sensor en el bus industrial ya presente. La plataforma puede obtener información de más de setenta sensores mediante placas específicas, como CO, CO2, temperatura, humedad, aceleración, pH, IR, luminosidad o vibración. De esta manera, dicha información puede ser leída desde cualquier dispositivo industrial conectado al bus. La plataforma también puede leer la información proveniente del bus y enviarla de forma inalámbrica, a una estación base u otro nodo conectado a otro bus. Entre las tecnologías inalámbricas compatibles con Waspmote se encuentran WiFi, 3G, GPRS, 802.15.4, ZigBee, Bluetooth, Bluetooth Low Energy, RF-868 MHz y RF-900 MHz.

FIWARE es una plataforma impulsada por la Unión Europea, para el desarrollo y despliegue global de aplicaciones de Internet del Futuro. Su misión es proveer de una arquitectura totalmente abierta, pública y libre así como de un conjunto de especificaciones que permita a los desarrolladores, proveedores de servicios y empresas desarrollar productos que satisfagan sus necesidades, sin dejar de ser abierta e innovadora. La plataforma proporciona capacidades Cloud avanzadas basadas en el estándar abierto OpenStack sobre las que adicionalmente se ofrece una rica librería de enablers genéricos que facilitan el desarrollo de aplicaciones en múltiples sectores, como por el ejemplo el Internet de las Cosas. A través de esta iniciativa la Unión Europea ha invertido más de 100 millones de euros para incentivar la creación de startups que utilicen esta tecnología y desarrollen nuevas aplicaciones digitales, muchas de ellas en el sector IoT.

NFC es una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance (unos 10 cm) y alta frecuencia (13,56 MHz) que permite el intercambio de datos entre dos dispositivos próximos. Se trata de un estándar definido por el NFC Forum, liderado por Philips, Nokia y Sony. Su gran atractivo reside en la sencillez de uso, ya que simplemente hay que acercar dos dispositivos NFC para que se establezca el intercambio de datos sin tener que configurar manualmente la conexión. El estándar NFC engloba a la tecnología RFID, de tal forma que los dispositivos NFC trabajando en el perfil card emulation son compatibles con la infraestructura RFID instalada. En los casos de uso típicos uno de los dispositivos NFC que conforma la conexión será el teléfono móvil, que se comunica con otros dispositivos para ofrecer soluciones en aplicaciones como los medios de pago, la gestión de almacenes, el control de accesos al transporte público y tickets de eventos, entre otras muchas cosas.

iBeacon es el nombre para el estándar de la tecnología desarrollado por Apple de cara al posicionamiento en interiores y que permite a las aplicaciones móviles, que se ejecutan tanto en iOS como en Android, escuchar las señales recibidas desde unas balizas que se encuentran colocadas en el mundo físico. En función de las señales, las aplicaciones móviles reaccionan de diversas maneras, permitiendo conocer la posición del dispositivo, en una escala microlocal y entregar contenido hipercontextual en función del usuario y de su ubicación. Para ello utiliza como tecnología de comunicación subyacente el Bluetooth Low Energy que se caracteriza por estar diseñado para bajo consumo de energía y reducidos costes, manteniendo un rango de comunicación similar a la de Bluetooth Classic. Una baliza Bluetooth Low Energy puede funcionar hasta 3 años con una pila de botón, su coste es un 60-80% más barato que Bluetooth tradicional y resulta ideal para aplicaciones sencillas que requieren pequeñas transferencias periódicas de datos.

Startups Internacionales que trabajan en el ámbito de IoT

Además de las grandes empresas tecnológicas, que hemos comentado anteriormente, son muchas las nuevas empresas que han visto una oportunidad en desarrollar tecnologías que ayuden a digitalizar los objetos físicos. Los inversores también se están mostrando muy interesados en potenciar estos nuevos negocios y prueba de ello son las importantes rondas de inversión que han realizado las startups que vamos a conocer a continuación:

SmartThings fue fundada en 2012 para desarrollar tecnologías de IoT en el ámbito del hogar. Tras realizar dos rondas de inversión por valor de 15,5 millones de dólares, fue adquirida por Samsung en 2014 con el objetivo de convertirlo en la base de su tecnología para el hogar inteligente. El producto que han desarrollado cuenta con 5 tipos de sensores que informan de diferentes situaciones que se pueden producir en el hogar como filtraciones de agua, el movimiento que hay en las habitaciones o el control de los electrodomésticos. Todo ello se controla desde el SmartThings Hub que cuenta con un procesador que le permite ofrecer transmisión de vídeo. También cuenta con una batería de seguridad y proporciona notificaciones y clips de vídeo que llegan a nuestro dispositivo móvil, además de alertarnos de intrusiones, humo, fuego, fugas o inundaciones.

Withings creada en 2008 y comprada por Nokia en 2016, tras haber realizado dos rondas de inversión por valor de 33 millones de dólares, es uno de los referentes a nivel mundial en la creación de productos inteligentes en el ámbito de Internet of Things entre los que destacan la báscula con conexión WiFi, que permite una monitorización mucho más precisa para aquellas personas interesadas en controlar su peso, y otros productos relacionados con la salud como son un termómetro inteligente y un monitor de presión arterial que permite consultar y llevar un registro de la presión sanguínea a través de un smartphone y guarda las lecturas de la presión sanguínea y frecuencia cardíaca en una cuenta online para ser monitorizada y llevar un registro a lo largo del tiempo, además de poder comprar automáticamente los datos con los estándares del National Health Institute.

C3 IoT ha conseguido 110 millones de dólares en 4 rondas de inversión, para crear una plataforma de desarrollo PaaS para IoT que permita el rápido diseño, desarrollo y despliegue de aplicaciones empresariales a gran escala, que aprovechan el big data, la telemetría, la computación en la nube, la analítica, el aprendizaje automático y la interacción personal. Además proporciona una familia de aplicaciones SaaS para IoT que incluye el mantenimiento predictivo, la detección de fraudes, la optimización de la cadena de suministro y la planificación de la inversión.

Ingenu cuenta con 118 millones de dólares conseguidos en 5 rondas de inversión para construir una gran red inalámbrica de conectividad para las máquinas. Para ello ha desarrollado tecnología RPMA como un estándar el Internet of Things (IoT) y el Machine to Machine (M2M). El objetivo es lograr la red con mayor alcance, conseguir un área de distribución mundial y la mayor duración de la batería que cualquier red existente.

Particle ha recibido 4,2 millones de dólares de inversión para el desarrollo de hardware orientado a construir dispositivos de Internet of Things. Además para la financiación de uno de sus productos llamado Spark ha realizado una exitosa campaña de crowdfunding en la que ha recaudado más de 500.000 dólares. La premisa de sus productos como la placa controladora Photon, es ofrecer conectividad, Wi-Fi y redes de datos móviles 2G y 3G en un espacio muy reducido. Particle ofrece una serie de librerías para publicar funciones, variables y eventos en la nube, de manera que desde una aplicación web o móvil es posible llamar a funciones, leer variables y recibir mediante una API de streaming, mensajes tanto de control como de datos. Todo ello mediante una API REST, existiendo también wrappers para la mayoría de los lenguajes. Los clientes acceden con facilidades a las funciones cloud mediante SDKs de integración rápida para Web, iOS y Android. Desde el dispositivo es posible realizar llamadas a Webhooks y también utilizarlo en recetas de IFTTT.

Stimote es una startup basada en Nueva York que ha realizado 3 rondas de inversión por valor de 13,8 millones de dólares para el desarrollo de productos basados en la tecnología iBeacon que se conectan mediante Bluetooth LE y que son compatibles con los Apple iBeacons, la nueva característica de micro localización y proximidad con la que cuenta iOS 7.

Startups españolas y de América Latina dedicadas al IoT

En España y América Latina contamos con un buen nivel en lo que se refiere a iniciativas empresariales que desarrollan productos y servicios para conectar Internet con los objetos cotidianos, ya sea en espacios como el hogar, el transporte, la industria 4.0 o las smart cities. A continuación vamos a conocer algunas de estas empresas y las innovaciones que están realizando en lo que se refiere a IoT.

Nanusens es una startup que se dedica al desarrollo y diseño de dispositivos de microelectrónica para aplicaciones en movilidad, automoción y wearables en el ámbito de Internet of Things. Su especialidad es el diseño de circuitos MEMS (Micro Electrical Mechanical Systems) sobre tecnología CMOS (Complementary Metal Oxyde Semiconductor). Los MEMS son circuitos integrados que incorporan piezas móviles que permiten una gran variedad de aplicaciones. Estos circuitos se utilizan por ejemplo para la activación del airbag en los vehículos; controlando el goteo de la tinta en las impresoras; para permitir el giro la posición de la pantalla en los móviles; o para la monitorización de las constantes vitales de los pacientes a través de los medical devices. La empresa cuenta con 1,3 millones de euros de inversión procedentes de fondos como Caixa Capital Risc, la gestora de capital riesgo de “la Caixa”, e Inveready Technology Investment Fund.

Worldsensing ofrece varios tipos de productos en el ámbito de Internet de las Cosas: por un lado Loadsensing, una solución que permite monitorizar a un coste mínimo grandes infraestructuras en los sectores de Ingeniería Civil, Minería, Petróleo y Gas; por otro lado Fastprk, la solución de aparcamiento inteligente líder en el mercado; y Bitcarrier, un producto que mejora la gestión del tráfico y de la movilidad urbana con la monitorización en tiempo real del tráfico de vehículos y de peatones. La empresa cuenta con el apoyo financiero de inversores como Kibo Ventures, Cisco Investments, Mitsui & Co, Endeavor Catalyst, Fundación José Manuel Entrecanales y Finaves

Secmotic ha creado una cerradura inteligente llamada Lockart que permite acceder a una vivienda sin necesidad de usar llaves físicas y se controla a través de un smartphone, lo que la convierte en un producto ideal para alquileres vacacionales. Con una rápida y sencilla instalación se puede automatizar el acceso a la puerta controlando quién y cuándo accede a una casa. La empresa se ha encargado de realizar desde el propio dispositivo hasta la plataforma que recoge los datos de cada usuario. Esta empresa también dedica parte de su empeño en desarrollo de plataformas IoT a terceros. Un ejemplo es Plactherm, un dispositivo IoT en forma de baldosas radiantes inteligentes que permiten calentar y sensorizar de manera independiente y realizar programaciones horarias desde una aplicación. Por otro lado, otro de los grandes valedores de esta empresa es el uso de la tecnología Fiware, plataforma de la Unión Europea para el desarrollo y despliegue global de aplicaciones IoT, en la que Secmotic está certificada.

SAYME es un fabricante tecnológico con diez años de experiencia en el diseño y desarrollo de soluciones IoT para mejorar la eficiencia y la gestión de riesgos en sistemas e instalaciones en Smart cities, Industria 4.0 y agricultura. Sus soluciones están basadas en dispositivos específicos y especializados, combinados con las últimas tecnologías de comunicación inalámbrica de bajo consumo, y una completa herramienta software/API en la nube que permite la integración de terceros. Crean y fabrican soluciones inalámbricas, eficientes y con excelente relación coste-beneficio, preparadas para aplicarse en diferentes sectores. Algunos de sus productos son Sensdumpster, para la reducción de los costes de recogida de residuos urbanos; Senslighting, para la gestión eficiente del alumbrado público en Smart Cities; Senstracking, para la localización y rastreo de activos; Sensagro, para mejorar el uso de los recursos de la agricultura; y Sensblocks, una solución building-block con 1 diseño y 8 versiones para múltiples aplicaciones IoT.

Sensovida ha desarrollado una tecnología que incorpora sensores para mejorar los sistemas de teleasistencia tradicionales, utilizando sensores ambientales que permiten el monitoreo ininterrumpido de un hogar, las 24 horas y los 365 días del año, sin invadir la privacidad de sus habitantes. El sistema analiza los datos recogidos en el hogar y es capaz de reconocer situaciones de riesgo, como subidas de temperatura que pueden provocar un incendio, hasta cambios de hábitos por parte de las personas monitorizadas. La empresa cuenta con 100.000 euros de inversión procedentes del fondo de inversión especializado en emprendimiento social Creas Inicia y de la empresa Polar Technologies.

thethings.iO tiene como objetivo convertirse en el cloud para empresas de IoT a nivel mundial. Para ello cuenta con 250.000 euros de inversión provenientes de fondos como 101 startups, Toubkal Partners, Taurus Fund, Wayra y varios business angels de ESADE BAN. En su sistema tiene miles de dispositivos conectados y trabaja con empresas como Telefónica, Econais y Sigfox entre otras. Cualquier empresa que trabaje con IoT y necesite conectar dispositivos en wearables, hogares o industrias, son sus clientes objetivos.

Iomando es una startup que ha creado una app que permite abrir, gestionar, controlar y compartir el acceso a puertas de parking y todo tipo de controles remotos como persianas o ascensores desde el teléfono móvil. La aplicación está dirigida principalmente al uso de particulares, comunidades de vecinos, locales comerciales, empresas y ayuntamientos. Se ofrece un servicio en el que su administrador puede dar permisos a amigos, familiares o trabajadores para abrir cualquier puerta y decidir los horarios de entrada que puede tener cada uno desde dónde sea que se encuentre. Además, este puede limitar el radio de detección para la apertura de la puerta y controlar los accesos viendo un registro de qué móvil ha abierto la puerta y a qué hora.

Zolertia trabaja con cientos de empresas de todo el mundo, como Cisco, Intel, Philips, Sony, Alstom, Orange, Tyco o Endesa para ayudarles a conectar cosas a Internet. Sus productos son utilizados por ingenieros, empresas, pequeños negocios, makers, universitarios, centros de investigación y emprendedores para desarrollar productos y soluciones para el Internet de las Cosas. Su producto principal se llama Re-Mote tiene un alcance 30 veces superior y un consumo 60 veces inferior al consumo energético y alcance del Wi-Fi. Con esta tecnología puede ayudar a las empresas a desarrollar e implementar productos y proyectos enfocados a Internet of Things de una forma mucho más eficiente y rápida proporcionando una reducción de costes de una manera rápida, sencilla y segura.

Kunak es una empresa basada en Navarra, que se dedica al diseño, fabricación y comercialización de innovadores productos y soluciones para el mercado de comunicaciones máquina a máquina (M2M) e Internet de las Cosas. Para ello ofrece un sistema que facilita el rápido despliegue de soluciones M2M inalámbricas; permitiendo al cliente centrarse exclusivamente en la aplicación final y la explotación y análisis de los datos. Gracias a esta tecnología cualquier máquina, objeto o lugar pueden ser inteligentes para que ninguna situación, parámetro o evento escape de su control.

IoTsens proporciona soluciones escalables e interoperables basadas en Internet of Things, con el fin de recolectar e intercambiar datos que conecten el mundo físico con los sistemas basados en ordenadores, resultando en una mejora de su eficiencia, exactitud y beneficio económico. La empresa diseña sus propios sensores y desarrolla su propia plataforma de IoT para ofrecer aplicaciones personalizadas en ámbitos como las Smart Cities, la gestión inteligente del agua o la Industria 4.0. Actualmente se encuentra en un proceso de internacionalización con clientes y partners en Arabia Saudí, Irán, Uruguay o Puerto Rico, entre otros países.

Metrikea se presenta como el Google Analytics del mundo físico y ofrece solución que permite a los comercios incrementar sus ventas y reducir sus costes, a través del análisis del comportamiento de los clientes en el espacio físico. Utilizan una tecnología propia basada en sensores que recogen las emisiones de onda que emiten los teléfonos móviles, y permite conocer información muy valiosa sobre la actividad que realizan los clientes en las tiendas. La empresa cuenta con inversores al business angel Ángel Lucio, exdirector general de Indra y Sinensis Seed Capital, el fondo de inversiones de la aceleradora Bbooster.

Gnome es una startup fundada en Chile por la emprendedora Paloma Farías, que ha desarrollado una tecnología que permite a agricultores monitorizar  y controlar desde su smartphone el estado de sus cultivos para así tomar decisiones correctas en el momento oportuno. Su tecnología se basa en sensores que miden variables relevantes del cultivo y se comunican con la estación base, la cual vía cloud entra en contacto con el usuario.

Xplora es una startup chilena que ha desarrollado una tecnología para la gestión de instalaciones hídricas y de regadío, con el objetivo de mejorar la eficiencia del recurso hídrico en la agroindustria, mediante la monitorización de terrenos en tiempo real a través de sensores, así como el control de compuertas de regadío a distancia. Toda esta gestión de los datos se administra y controla mediante una plataforma web en la nube a la cual se puede acceder desde cualquier dispositivo móvil.

DOEPlug ha desarrollado desde Chile una tecnología que transforma una casa tradicional en una smart home, a través de un sistema de enchufes e interruptores inteligentes que hacen una gestión eficiente de la energía, entregando información estratégica para el ahorro energético del hogar, como parámetros ambientales y protección eléctrica en caso de terremotos.

Metiora nace con el objetivo de convertirse en el partner estratégico de las empresas para el desarrollo de soluciones de IoT, aportando la experiencia y conocimientos necesarios en el área digital, industrial y empresarial. Metiora diseña e implementa soluciones de IoT para sus clientes corporativos con un enfoque claro en la nuevo modelo de economía “as a service“ y en el impacto que los servicios digitales están teniendo en el mundo TI y en los procesos de negocios.

Carriots es una empresa surgida como spin-off de la división M2M de Wairbut. Antes de fundar Carriots, el éxito de la división en M2M fue respaldado por contratos con empresas líderes del sector como Telefónica o Vodafone ofreciendo soluciones integrales o servicios de consultoría. La empresa se concentra en el desarrollo de su solución de Plataforma Como Servicio (PaaS) y construir soluciones en el Internet de las Cosas.

Hirisens ofrece a las empresas un servicio llave en mano de control medioambiental en tiempo real (contaminación atmosférica, calidad del agua y riesgo de vertidos, inundación, mapas de ruido, residuos, parking, etc.) que incluyen un proceso de soporte y mejora continua necesario en un mercado tan cambiante como el tecnológico.

IoT y Crowdfunding una gran combinación

Desde el nacimiento de plataformas como Kickstarter e Indiegogo, el crowdfunding se ha convertido en el mejor aliado para el desarrollo de productos tecnológicos, de forma que una de las categorías que más éxito tiene en las plataformas de financiación colaborativa es aquella en la que se proponen ideas para convertir en inteligentes los objetos cotidianos, que hasta ahora no aprovechaban de las ventajas de las tecnologías digitales. A continuación os presentamos algunos grandes casos de éxito de campañas de crowdfunding relacionadas con Internet of Things:

Bluesmart es una maleta inteligente que ha logrado un impresionante éxito en la plataforma de crowdfunding Indiegogo, logrando más de 2 millones de dólares en ventas y demostrando el potencial que tiene un producto de uso cotidiano cuando se le añade tecnología para mejorar su utilidad. La maleta dispone de GPS para poder ser localizada en caso de pérdida, cierre inteligente por Bluetooth, capacidad de pesaje del contenido en su interior, habitáculos especialmente pensados para el ordenador, es resistente a golpes y líquidos. Además está diseñada con las dimensiones perfectas para utilizarla en los viajes como equipaje de mano y poder subirla a cabina del avión.

Sense es un dispositivo enfocado a la cuantificación del sueño que en 2014 logró 2,5 millones de dólares de recaudación en una campaña en la que colaboraron más de 19.000 personas. La monitorizar la actividad del sueño de las personas es su principal función, que se complementa con el control de las características de la habitación, la gestión de alarmas, con sensor de proximidad para apagarlas incluido y el sistema de iluminación por medio de leds. El dispositivo cuenta con sensores de luz, ruido, temperatura, humedad y partículas en el aire, para transmitir la información a un smartphone mediante WiFi o Bluetooth. Además se conecta por medio del protocolo ANT con un pequeño sensor que se coloca en la almohada y que registra los movimientos que realicemos a lo largo de la noche. El objetivo de Sense es controlar todos los parámetros relacionados con el sueño para ayudar a las personas a dormir mejor.

Modi es una de las iniciativas más recientes que ha buscado apoyo en la plataforma Kickstarter con el objetivo de desarrollar un producto de electrónica para el ámbito educativo (con similitudes al famoso Littlebits) que permita construir módulos robóticos que puedan conectarse entre ellos para realizar acciones programables sofisticadas. Se trata de una iniciativa de la empresa Luxrobo que ha desarrollado 13 módulos que pueden ser de entrada, de salida o de configuración, y pueden conectarse entre ellos magnéticamente. La aplicación Modi permite conectar el smartphone con un módulo de red a través de Bluetooth, por lo que se puede controlar el robot creado desde el móvil. Cuando se activa la aplicación, busca módulos Modi en la red y se conecta automáticamente. Además gracias al panel de programación Modi Estudio es posible controlar fácilmente el movimiento de los módulos arrastrando y soltando los comandos, de forma muy similar a como se programa a través de Scratch.

Terminamos aquí con el repaso al estado del arte del desarrollo de tecnologías de Internet de las Cosas, comprobando que estamos ante uno de los temas que más va a influir de cara a cambiar la vida de las personas y mejorar los procesos dentro de las empresas. Un día casi sin darnos cuenta miraremos a nuestro alrededor y veremos que todo lo que nos rodea está conectado a Internet, para optimizar su utilidad y rendimiento. Casas, vehículos, ropa, muebles, electrodomésticos, … cualquier objeto se volverá inteligente al poder estar conectado a la red para monitorizarlo, controlarlo y ofrecer nuevas utilidades desde el aspecto digital.

¡Comparte!

Etiquetas: , ,

2 Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post