La razón por la que los medicamentos van a ser libres - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

La razón por la que los medicamentos van a ser libres

13 abril, 2016

Hace 25 años que el ingeniero de software Linus Torvalds decidió liberar con licencia Open Source GPL su proyecto de sistema operativo Linux y desde entonces el mundo de la tecnología se ha visto enormemente beneficiado por ello. Si Linus no hubiese tomado esa decisión no habría sido posible un avance tan rápido del software e Internet y no se habrían producido situaciones concretas como la aparición de Firefox, que ha llegado a ser el navegador más usado en la red, o la creación de Android, que está basado en Linux y que ha dado la oportunidad a más de mil millones de personas de poder tener un smartphone con el que acceder a Internet en movilidad.

25 años después nos encontramos en el mejor momento para que decisiones como la tomada por Linus Torvalds trasciendan del mundo del software a otro tipo de sectores, como ha sucedido hace un tiempo con los contenidos basados en licencia Creative Commons y más recientemente se está produciendo en el mundo del hardware, con destacadas iniciativas como la placa de desarrollo Arduino y la impresora 3D auto replicable RepRap. Ha llegado el momento de que la filosofía Open Source alcance a otros muchos ámbitos de la economía, como se está intentando hacer para las divisas por medio de Bitcoin, que aunque no ha logrado aún el objetivo para el que ha sido creado, si que puede estar sentando las bases de lo que serán nuevos modelos monetarios que no estén controlados por los gobiernos de los países.

Es el momento de que la cultura Open Source alcance a sectores, como la educación, en el que aún existe un único modelo basado en libros de texto propiedad de las editoriales; o la agricultura, donde los agricultores tienen una gran dependencia de las grandes multinacionales que controlan el negocio de las semillas. Sin duda la Salud y la Medicina deben ser otros de los sectores donde se puede producir un gran cambio gracias a nuevos modelos de investigación y desarrollo, que busquen aprovechar las ventajas de las licencias de distribución libre, para lograr una mayor escalabilidad y facilitar el acceso de la población mundial a los nuevos avances que se están produciendo. Para que esto suceda necesitamos emprendedores y empresas valientes que sean capaces de dejar de lado sus intereses particulares a corto plazo, para buscar objetivos que tengan un gran impacto a nivel social, como por ejemplo ha hecho Elon Musk al decidir liberar las patentes utilizadas para la creación de los coches y baterías de Tesla.

openhandproject

En lo que a salud y medicina se refiere, uno de los mejores ejemplos de aplicación de las ideas del Open Source es Open Hand Project una iniciativa abierta para la fabricación, a través de impresión 3D, de una mano protésica llamada Dextrus, que resulta más accesible, a nivel económico, que las opciones actualmente existentes en el mercado de las prótesis. Se trata de un proyecto que lleva desarrollando desde 2011 el ingeniero Joel Gibbard, que en 2013 consiguió el apoyo de la comunidad a través de una campaña de crowdfunding, en la que ha recaudó más de 50.000 euros.  Al ser un proyecto de código abierto todos los planos e instrucciones para fabricar la mano robótica están disponibles libremente, sin patentes, para que cualquier persona pueda fabricar su propia mano robótica. Gracias a este proyecto las prótesis podrán llegar a países en vías de desarrollo, asegurando un precio más asequible para las personas que más lo necesitan. Dextrus funciona como si fuese una mano humana, para ello utiliza motores eléctricos en lugar de los músculos y cables de acero en lugar de los tendones. Las piezas de plástico impresas en 3D funcionan simulando los huesos y un recubrimiento de caucho actúa como la piel. Todas estas partes están controladas por un sistema eléctrico, que permite que la prótesis pueda tener un movimiento natural, gracias al cual poder manejar todo tipo de objetos. Además se utilizan electrodos adhesivos para leer las señales de los músculos de la persona que utiliza la prótesis, con los cuales se puede controlar la mano, indicando a la prótesis cuándo abrirse o cerrarse.

Open Hand Project como punta de lanza para una nueva forma de entender la medicina

Enabling The Future es otra iniciativa que, como Open Hand Project, también está dedicada a la fabricación de prótesis, pero que en este caso se enfoca en prótesis para niños. El proyecto va mucho más allá en el aspecto colaborativo, al crear una comunidad en la que los voluntarios se ofrecen para imprimir con sus propias impresoras, las prótesis que podrán usar personas que no tienen acceso a una impresora 3D. Su promotora es Jen Owen, quien tras participar como voluntaria imprimiendo manos protésicas, ha decidido poner en marcha este proyecto para darle una mayor impulso a la idea, gracias a la colaboración de muchas personas con sus mismas inquietudes y valores.

Open Hand Project y Enabling The Future son dos fantásticos ejemplos de cómo se pueden aplicar en el mundo de la salud las ideas del software libre. En este caso observamos un avance importante respecto a la industria tradicional de prótesis, que puede resultar inaccesible, a nivel de precios, para muchas personas y que no cuenta con la agilidad para evolucionar, como puede tener una comunidad de personas que trabajan de manera organizada gracias a Internet. ¿Cómo podría ser el mundo de la medicina si este tipo de iniciativas se trasladan también a otros ámbitos como puede ser el de la cirugía o el de los medicamentos? La respuesta puede resultar impactante para mucha gente, que por su conocimiento de la industria farmacéutica, piensa que jamás caerá el gran monopolio que muchas empresas tienen sobre los medicamentos. Pero la realidad es diferente, porque cada vez hay más profesionales y empresas que se han puesto a trabajar para que el mundo de la salud también salga beneficiado del movimiento Open Source. Sirva como ejemplo el proyecto The RAVEN Surgical Robotic System creado por The Center for Information Technology Research in the Interest of Society (CITRIS) utilizando metodologías Open Source en el campo de la cirugía robótica. Raven II es un robot que trabaja como asistente quirúrgico, para lo cual cuenta con dos brazos robóticos, una cámara que permite visualizar el campo operativo y un sistema de interfaz para el control remoto, lo cual le hace capaz de realizar operaciones con una precisión que supera la que puede tener un cirujano humano. Gracias a trabajar en un modelo de código abierto, todos los laboratorios que cuentan con este robot, utilizan una plataforma común de investigación sobre la que se está desarrollando la cirugía robótica, lo cual permite un avance más rápido de las investigaciones y su posterior aplicación a nivel médico.

Otro ejemplo de aplicación de las del Open Source en el ámbito de la salud es el proyecto OpenBCI que consiste en una placa controladora pensada especialmente para su utilización en el ámbito de la neurotecnología. Para ello se ofrece un dispositivo de coste reducido y de código abierto que ofrece el acceso a los datos de las ondas cerebrales, por medio de un sistema Brain Computer Interface, permitiendo monitorizar la actividad cerebral y traducir las intenciones del usuario en comandos de control de un dispositivo. Se trata de una herramienta que ofrece una gran utilidad como un canal de comunicación para las personas con alguna discapacidad grave. El objetivo final de este proyecto es que el usuario pueda controlar dispositivos con solo pensarlo, usando algoritmos de software y procesamiento de señales eléctricas del cerebro. OpenBCI está liderado por Joel Murphy y Conor Russomanno que han recurrido al crowdfunding para financiar el proyecto,  logrando más de 200.000 dólares de financiación para su desarrollo, y han decidido liberar a través de GitHub todo el software desarrollado. De esta forma se puede aprovechar todo el potencial del movimiento de código abierto para acelerar la innovación en la neurociencia a través de la colaboración y el desarrollo de software y hardware libre.

También la iniciativa LabsLand es un fantástico ejemplo sobre cómo la forma de trabajo que promueve la cultura Open Source, puede resultar muy positiva para el desarrollo de la ciencia, la educación y por lo tanto también su aplicación en el mundo de la medicina. Se trata del desarrollo de una red de laboratorios de experimentación que pueden ser utilizados en remoto, lo cual facilita el acceso a la realización de experimentos a aquellos científicos o alumnos que no cuentan con acceso cercano a las máquinas o dispositivos necesarios para realizar los experimentos necesarios para su investigación. Los promotores del proyecto consideran que en el aprendizaje de disciplinas técnicas, experimentar es esencial. Realizar experimentos reales, en cantidad y calidad suficientes, potencian nuestra capacidad de aprender y dominar la ciencia, tanto para su uso en la educación como para el ejercicio de profesiones técnicas. Es por esto por lo que en LabsLand han creado la red global de laboratorios.

Crowdsourcing y Open Source en la estrategia de negocio de la industria del medicamento

Históricamente la industria farmacéutica ha sido una de las más preocupadas por la protección de la propiedad de sus invenciones y esto le ha reportado durante mucho tiempo unos beneficios increíbles. Pero ninguna industria puede permanecer al margen de la revolución que ha supuesto Internet para los negocios tradicionales. En la industria del medicamento también se están dando poco a poco pasos para una apertura que hace un tiempo habría sido impensable. Una apertura que es absolutamente necesaria si muchas de estas empresas quieren sobrevivir a los cambios que se están produciendo en la era digital. Una de las primeras farmacéuticas que decidió empezar a utilizar Internet para mejorar y avanzar en su estrategia fue Lilly con la creación de la plataforma de crowdsourcing Innocentive que ha permitido a la empresa aprovechar las ventajas de la Red para resolver los problemas con los que se topaba en el desarrollo de nuevos fármacos y que sus científicos no eran capaces de solucionar. Gracias a esta plataforma de innovación abierta la empresa ha conseguido la colaboración de la comunidad científica, distribuida por todo el mundo, para afrontar el gran reto que supone el desarrollo de nuevos medicamentos. Ahora la plataforma está disponible para cualquier empresa que quiera publicar sus retos, ya sean científicos o de negocio, recurriendo a la comunidad de Internet, que trabaja de forma colaborativa en resolver esos problemas a cambio de recompensas económicas. Aunque en Innocentive no se trabaja con un modelo Open Source, si que es un gran avance, como muestra de apertura de una empresa farmacéutica que ha decidido trabajar de forma colaborativa y aprovechar al máximo las posibilidades que le ofrece la Red.

Otro ejemplo de apertura dentro de la industria del medicamento y donde esta vez si que se enmarca dentro del movimiento Open Source es la decisión que en el año 2010 tomó la farmacéutica GlaxoSmithKline al liberar los diseños de 13.500 compuestos químicos dirigidos a la lucha contra  la malaria, con el objetivo de que otros científicos colaboren en desarrollo conjunto de un medicamento que pueda combatir esta enfermedad.

Otros investigadores podrían ver estas estructuras químicas de una forma diferente, y ver algo que nosotros no hemos sido capaces de descubrir. Nick Cammack, jefe del Área de Desarrollo de Medicinas de Glaxo en España

Tras esta importante decisión tomada por la empresa, no ha cesado su interés por trabajar en el modelo de fuentes abiertas y en el año 2012 también liberó la información de sus productos dedicados a la lucha contra la tuberculosis. Además en 2015 también se sumó al proyecto ResearchKit promovido por Apple para ayudar a los médicos a conocer mejor a sus pacientes a través de las aplicaciones de salud, que tienen instaladas en sus iPhone. ResearchKit es una plataforma de código abierto para el desarrollo de apps, que permite llevar a cabo estudios clínicos llegando a más participantes. El mayor reto al que se enfrentan los investigadores es conseguir participantes para sus estudios, ya que muchas veces solo cuentan con un pequeño grupo de voluntarios. Pero gracias al gran número de usuarios del iPhone en todo el mundo, las apps creadas con ResearchKit tienen mayor alcance y recopilan mucha más información. Además, los datos se pueden recoger con más frecuencia, cada día o incluso cada hora, sin interferir en la vida de los participantes.

ResearchKit es una fantástica iniciativa promovida por Apple y que resulta complementaria con otra muy similar llamada DataDonors y que está impulsada por The WikiLife Foundation. En este caso se trata de una aplicación que se integra con nuestras redes sociales y las apps que utilizamos para temas de deporte, alimentación y salud, de forma que podemos “donar” nuestra información, para que pueda ser utilizada por científicos, que podrán mejorar sus investigaciones al disponer de una gran base de datos, que incluye información sobre nutrición, actividad física, estados de ánimo, sueño, condiciones y tratamientos médicos, análisis clínicos, hasta inclusive información genética. DataDonors proporciona acceso gratuito y abierto a su plataforma a cualquier persona que necesite disponer de información agregada, estadísticas y estudios de salud. Esta gran base de datos de información de salud está disponible para todos con el objetivo principal de entender y promover la salud mundial.

La estrategia de apertura y colaboración que han decidido desarrollar las farmacéuticas GlaxoSmithKline y Lilly son tan solo un anticipo de los grandes cambios que se van a producir en una industria que mueve al año más de 1.090 billones de dólares y en la que aún no hemos visto los grandes cambios que Internet y las tecnologías digitales, han generado en otros sectores como el de las finanzas o el entretenimiento. Y para que se aceleren esos cambios una de las palancas que va a ejercer con más fuerza es la impresión 3D.

Spritam es el primer medicamento impreso en 3D aprobado por Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos, para que pueda ser distribuido en farmacias y utilizado en los hospitales. Se trata de un medicamento creado por la empresa Aprecia Pharmaceuticals, en cuyos laboratorios de impresión 3D se ha puesto en marcha el proceso que ha dado lugar a unas pastillas que se disuelven a gran velocidad. Se trata de medicamentos contra las convulsiones que producen enfermedades como la epilepsia. A algunos de estos pacientes les resulta difícil ingerir pastillas que no se disuelven en agua, con lo que la compañía ha optado por una fórmula que permite una disolución rápida. La tecnología que emplea la empresa para desarrollar medicamentos mediante impresión 3D proviene de una invención del MIT a finales de los años 80. Más tarde la técnica se perfeccionó y comenzó a popularizarse en la investigación médica, para la producción de tejidos y medicinas.

Un paso más allá en lo que a las nuevas formas de fabricación de medicamentos es el que ha dado el MIT con la creación de la primera fábrica portátil de medicamentos bajo demanda. Una máquina del tamaño de un frigorífico, especialmente pensada para producir medicamentos en situaciones de emergencia, como las que se pueden producir en una guerra, desastre natural o epidemia. Se trata de un proyecto realizado en colaboración con Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA). Su objetivo no es reemplazar la fabricación tradicional de medicamentos sino proporcionar una alternativa para situaciones especiales o para producir pequeñas cantidades de medicamentos, necesarios para los ensayos clínicos o para tratar enfermedades raras. Aunque tal y como está concebida esta iniciativa podría estar sentando las bases para mejorar los procesos de fabricación de medicamentos, que siguen siendo muy lentos y poco eficientes. Este nuevo sistema está diseñado para la fabricación de cuatro medicamentos distintos formulados como soluciones o suspensiones, que son Benadryl, Lidocaína, Valium y Prozac. La máquina de fabricación de medicamentos, ha demostrado ser muy eficiente y permite producir 1.000 dosis en tan solo 24 horas. En la segunda fase de desarrollo de este proyecto se tiene previsto reducir el tamaño de la máquina aproximadamente un 40% y conseguir que pueda producir fármacos con una síntesis química más compleja, además de poder fabricar también medicamentos en formato tableta.

Mejoras en la calidad, la eficiencia y reducción de costes son algunos de los beneficios que va a reportar al mundo de la medicina y la salud, la aplicación de las nuevas estrategias Open Source y digitales, para que cada día sean más los desarrollos de nuevos productos y servicios que ayuden a mejorar la vida de las personas. Como es el caso del trabajo realizado por el oncólogo hindú Vishal Raoque que trabaja en el Bangalore HealthCare Global Cancer Center y ha desarrollado el dispositivo Aum Voice Prosthesis, que tan solo cuesta 1 dólar, y que puede ayudar a recuperar la voz a los pacientes operados de cáncer de esófago. Se trata de una prótesis que pesa 25 gramos, mide 2,5 centímetros y está hecha de silicona. Su objetivo es ayudar a que los pacientes puedan recuperar la voz cuando se extrae su laringe.

Hasta aquí hemos visto una serie de casos sobre cómo las ideas Open Source están ayudando a mejorar el mundo de la medicina y la salud para que cada vez pueda ayudar a más gente. Veamos a continuación nuevos desarrollos en el mundo de la tecnología que contribuirán aún más con este objetivo.

Innovaciones en el mundo de la salud y la tecnología que están por venir

1. La Realidad Virtual y Aumentada está en pleno auge dentro del mundo médico, ya que sus utilidad es enorme de cara a mejorar los procesos de trabajo de los profesionales de la salud. Quizás uno de los mejores ejemplos de la aplicación de estas tecnologías en la medicina lo encontramos en la experiencia realizada por el doctor y profesor de medicina Thomas Gregory, quien impartió una clase de cirugía en tiempo real mientras realizaba una operación gracias a la grabación realizada con cámara GoPro y la retransmisión en streaming a sus alumnos, que podían visualizar la operación en Realidad Virtual gracias a la utilización de las gafas Oculus Rift. Uno de los aspectos más interesantes de esta iniciativa es que resulta muy económica en comparación con los modelos anteriores de quirófanos virtuales desarrollados por empresas tecnológicas, ya que comprar una cámara GoPro y unas Gafas Oculus, cuesta menos de 1.000 euros, lo cual lo hace accesible para que cualquier médico pueda utilizar este modelo y de esta forma mejorar significativamente la forma en la que enseña cirugía a sus alumnos.

gopro

En el caso de la Realidad Aumentada existen multitud de utilidades en el campo de la medicina como puede ser a nivel de  la visualización para el análisis de imágenes biomédicas, simulación de sistemas fisiológicos, entrenamiento en anatomía  y visualización de procedimientos quirúrgicos. Para ello se están desarrollando apps específicas como pueden ser: MyOrgans que permite proyectar y coordinar nuestro cuerpo con una representación anatómica de diferentes sistemas y aparatos; Augmented Reality Liver Viewer, que muestra la anatomía del hígado junto con algunas patologías comunes del mismo, además de contenido de texto y animaciones; iSkull que ha sido creada por la empresa española Mahei Innovation, dedicada a la educación médica, y que consiste en una representación 3D del cráneo humano.

2. Los Exoesqueletos son máquinas compuestas por un armazón externo y un sistema de potencia de motores o hidráulicos, que proporciona parte de la energía para el movimiento de los miembros. Estos dispositivos cumplen el objetivo de ayudar a moverse a la persona que lo porta y a realizar cierto tipo de actividades, como la de cargar peso. Para su funcionamiento cuenta con una serie de sensores biométricos que detectan las señales nerviosas que el cerebro envía a los músculos de las extremidades cuando vamos a comenzar a andar, de forma que la unidad de procesamiento del exoesqueleto responde entonces a estas señales, las procesa y hace actuar al exoesqueleto de forma inmediata. Uno de los exoesqueletos mecánicos que recomendamos conocer es ReWalk, desarrollado por la empresa israelí Argo Medical Technologies. Gracias a sus sensores de movimiento y el uso de algoritmos sofisticados, el dispositivo detecta los movimientos de la parte superior del cuerpo, los analizada y son utilizados para activar y mantener los patrones de movimiento de la persona al caminar y realizar otras actividades, como subir escaleras, pararse y sentarse. Para el desarrollo y puesta en el mercado de ReWalk se realizó una campaña de crowdfunding en la plataforma Ourcrowd, en la cual se recaudaron 1,3 millones de dólares. Posteriormente la empresa pasó a cotizar en el NASDAQ alcanzando una valoración superior a los millones de dólares. Otros exoesqueletos comerciales que están disponibles actualmente en el mercado son: eLEGS, desarrollado en USA por la empresa Berkeley Bionics; HAL Exoskeleton, desarrollado en Japón por la empresa Cyberdyne; y Rex desarrollado en Nueva Zelanda por la empresa Rex Bionix.

3. La Biónica trabaja para desarrollar y producir dispositivos artificiales que posean un comportamiento y desempeño morfológico y funcional, semejante al de órganos o sistemas biológicos. A través de la Ingeniería Biónica se desarrollan un conjunto de conocimientos interdisciplinarios entre la electrónica y la biología cuyo propósito es la creación de sistemas artificiales para reproducir las características y la estructura de organismos vivos.​ Gracias a los avances de la Biónica se han podido desarrollar por ejemplo: chips oculares que permiten devolver la visión a aquellas personas que la perdieron por completo o que nunca fueron capaces de ver; los implantes cocleares que permiten recuperar el sentido del oído gracias a la utilización de un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas, que estimulan el nervio auditivo; y prótesis completamente funcionales que pueden ser controladas por la mente por medio de impulsos eléctricos. Uno de los mejores ejemplos de las grandes posibilidades que ofrecerá la biónica en el futuro, para mejorar la salud y la vida de las personas, lo encontramos en el trabajo que realiza Hugh Herr, quien perdió ambas piernas en un accidente de escalada hace 30 años y ahora trabaja como jefe del grupo de biomecatrónica del MIT para construir la próxima generación de extremidades biónicas y prótesis robóticas inspiradas en la naturaleza.

4. La Nanorobótica va a suponer el próximo gran avance en la medicina, tras el que estamos viviendo actualmente con la aplicación de las tecnologías digitales. Consiste en el diseño y construcción de nanorobots, de dispositivos tamaño de alrededor de 0,1 a 10 micrómetros y están construidos con componentes de nanoescala o moleculares, que pueden ser programados para realizar acciones específicas en el ámbito de la salud, como puede ser la identificación y destrucción de células cancerígenas o la detección y eliminación de sustancias químicas tóxicas dentro del organismo. Otras aplicaciones de los nanorobots podrían estar dirigidas a la realización de diagnósticos preliminares y dosificación de medicamentos, la instrumentación biomédica y la cirugía. Este es el ámbito en el que desarrolla su trabajo Samuel Sanchez como investigador del Instituto Max Planck para Sistemas Inteligentes, quien recientemente ha sido seleccionado entre los mejores innovadores menores de 35 años, por parte de MIT Technology Review. Su trabajo consiste en la creación de microrrobots  capaces de convertir energía en movimiento de forma autónoma y de reaccionar ante estímulos externos, como luz ultravioleta, campos magnéticos o diferencias en la composición y la temperatura del medio. Su pequeño tamaño y versatilidad los convierte en herramientas útiles para transportar fármacos, analizar fluidos y degradar contaminantes. Entre sus creaciones se encuentra un microrobot compuesto por espermatozoides encapsulados en microtubos magnéticos, que pueden ser dirigidos desde el exterior con un imán. De esta forma, se puede liberar esperma en lugares predefinidos con mucha precisión, lo que podría ayudar a combatir la infertilidad masculina.

Ahora mismo podemos, in vitro, dirigir los nanorobots a células cancerígenas, podemos mover otro tipo de células y sacarlas de donde estén, mover fármacos… Hemos creado nanorobots que podrían combatir el cáncer desde dentro del cuerpo. Samuel Sánchez, investigador del Max Planck Institute Intelligent Systems

5. Los Wearables son los gadgets de moda para todos aquellos que se preocupan por su salud y forma física. Desde la aparición de dispositivos como Fitbit no han dejado de aparecer nuevos productos dentro del ámbito de la cuantificación. Se trata de dispositivos electrónicos que ayudan a las personas a controlar y mejorar su actividad deportiva, de alimentación, de sueño o incluso para el control de enfermedades concretas, como puede ser la diabetes. La mayoría de estos dispositivos se complementan con apps que permiten mayores funcionalidades al ser controladas desde los smartphones. El máximo exponente, en cuanto a utilidad se refiere, para este tipo de dispositivos, lo encontramos en los smartwatch, como por ejemplo el Apple Watch, por todas las posibilidades que ofrece a nivel de sincronización con todo tipo de apps y aplicaciones del ámbito de la salud. Es el caso del proyecto anteriormente comentado ResearchKit y CareKit, la plataforma de código abierto creada por Apple para el desarrollo de apps que ayudan a realizar estudios clínicos llegando a más participantes. Otro ejemplo es el smartphone llamado Verily que ha desarrollado Alphabet con el objetivo de captar pasivamente los datos de salud de sus usuarios y ser capaz de capturar señales de alta calidad adecuadas para estudios observacionales avanzados. Para ello cuenta con sensores fisiológicos y ambientales capaces de medir por ejemplo variables cardiovasculares y trastornos del movimiento. Los ejemplos incluyen electrocardiogramas, frecuencia cardíaca, actividades electrodérmica y movimientos inerciales.

6. La Bioimpresión: la utilización de impresoras 3D para crear órganos humanos ya es una realidad y supera las expectativas de los que imaginaron hace tiempo cómo la tecnología podría intervenir en el mundo de la medicina y la salud. Además de las prótesis de las que ya hemos hablado en este artículo, se trabaja actualmente en la creación de órganos artificiales que puedan ser implantados en personas y desarrollen su función, como lo podía hacer anteriormente el órgano natural. Para ello es necesario trabajar con procesos de impresión y materiales que sean compatibles con las células vivas que pueden generar posteriormente los tejidos necesarios para el funcionamiento del órgano que se ha creado a través de impresión 3D. Un ejemplo de utilización de este tipo de tecnologías es el trabajo que realiza el Wake Forest Baptist Medical Center, en Carolina del Norte, que utiliza una bioimpresora 3D puede fabricar tejido estable a escala humana, con cualquier forma y tamaño. Los científicos ya han imprimido estructuras cartilaginosas, óseas y musculares estables y las han implantado en roedores, en los que han madurado hasta convertirse en tejido funcional, al tiempo que han desarrollado un sistema de vasos sanguíneos.

7. La Inteligencia Artificial: una de las aplicaciones de la Inteligencia Artificial con más proyección en el ámbito de la salud y la medicina, es el trabajo que está realizando la empresa IBM con su sistema de computación cognitiva Watson. Son muchas las experiencias que se están realizando al respecto, por ejemplo en el campo de la oncología, colaborando con el Centro del Cáncer Memorial Sloan Kettering de Nueva York, que utilizando Watson para el diagnóstico y tratamiento de cáncer de pulmón, colorrectal y de mama. También el Centro de Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas lo usa para asesorarse sobre la leucemia. Su utilidad principal es ayudar a los especialistas a decidir un plan de tratamiento después de introducir las historias médicas del paciente y de cotejar la información con conocimientos adquiridos de miles de revistas médicas, libros de texto y pautas de tratamiento. Watson ha analizado hasta el momento más de 600.000 pruebas médicas, más de 2 millones de páginas de texto en la materia, recogido la información de 25.000 casos prácticos y ha asistido a más de 14.700 horas en clínica para capacitarse en la materia.

8. Los Robots: la cirugía robótica es una de las aplicaciones de la tecnología en el mundo de la tecnología que más aplicación e impacto va a tener en el corto plazo, ya que tiene una utilidad muy concreta y puede ofrecer unos resultados espectaculares realizando su función. Se trata de ayudar a los cirujanos a trabajar de forma más precisa y eficiente, lo cual redundará positivamente en el resultado de las operaciones y por lo tanto en mejorar la vida de los pacientes, gracias a su precisión, la miniaturización, la realización de incisiones menores, las pérdidas sanguíneas reducidas, la reducción del dolor y la reducción del tiempo de recuperación. Un ejemplo de estos robots es el Sistema Quirúrgico Da Vinci, creado por la empresa norteamericana Intuitive Surgical con el objetivo de facilitar la cirugía compleja, empleando un enfoque mínimamente invasivo. Este robot se utiliza para múltiples procedimientos quirúrgicos, especialmente en prostatectomías, y está controlado por un cirujano que opera desde una consola.

9. La Biotecnología: hablamos de la veterana en lo que aplicación de la tecnología en el mundo de la medicina y la salud se refiere, pero no por ello podemos olvidarnos de todos los avances que se siguen produciendo en materia de genética y biomedicina, sobre todo porque sirven también como base para el resto de campos de los que hemos hablado anteriormente. Uno de los mejores ejemplos de cómo el open source está ayudando al desarrollo de la biotecnología es la iniciativa AddGene, promovido por Melina Fan, como un banco de intercambio de proyectos basados en la tecnología de edición genética CRISPR, en el que ya se han compartido más de 45.000 piezas de ADN diseñadas por investigadores y que otros científicos pueden comprar para utilizar en sus investigaciones. Este es tan solo un ejemplo todo un fenómeno que se está produciendo en el ámbito científico basado en el intercambio de conocimientos dentro de un movimiento de ciencia abierta que está revolucionando la biología. En lugar de guardar con recelo los resultados durante un año hasta la publicación de un detallado trabajo en Nature, algunos biólogos han empezado a seguir el ejemplo de los físicos, que están subiendo sus trabajos a unos servidores de prepublicación para que todos puedan verlos y ofrecer sus comentarios.

Compartir es algo de lo que no se habla lo suficiente. AddGene ha acelerado de forma drástica la adopción de CRISPR. Demuestra que merece la pena luchar por el intercambio científico. Está en manos de todos, y lo está cambiando todo. Patrick Hsu, biólogo del Instituto Salk

Gracias a todas estas tecnologías nos encontramos en plena revolución del mundo de la medicina, lo cual ya está resultando enormemente beneficioso para la humanidad, como se refleja en multitud de estudios que demuestran que vivimos el mejor momento de la historia por ejemplo en aspectos como el aumento de la expectativa de vida a nivel mundial o la reducción de la mortalidad infantil, entre otras cosas. La nueva estrategia adoptada por los distintos agentes de la industria de la medicina y la salud, en la que encontramos a empresas, instituciones e investigadores, que han decidido compartir y colaborar, aplicando los principios de la cultura Open Source al mundo de la medicina, es una de las razones por las que se están produciendo estos avances y seguirán siendo un resorte de gran utilidad para que la situación mejore aún más en los próximos años.

¡Comparte!

Etiquetas: , ,

3 Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post