Mundo Crypto: diccionario de conceptos de la criptoeconomía - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Mundo Crypto: diccionario de conceptos de la criptoeconomía

21 octubre, 2021

Todo empezó con Bitcoin y 12 años después estamos hablando de uno de los sectores más innovadores de la economía mundial, un sector valorado en 2,4 trillones de dólares, que no para de crecer y que está poniendo patas arriba algunos sectores de la economía como el financiero y el de la inversión. Hoy a través de este artículo queremos explicar los principales conceptos que conforman la criptoeconomía y las connotaciones que esto puede tener en el futuro.

Bitcoin

Es la base de todo, la iniciativa más valiosa y relevante tanto en términos cuantitativos como cualitativos. En lo cuantitativo sabemos que su valor actual es de más 1 trillón de dólares y que es usado por millones de personas. En lo cualitativo podemos decir que se trata de la red más descentralizada y segura. ¿Pero qué es realmente Bitcoin? Bitcoin es una moneda, como puede ser el euro o el dólar, pero con unas características que lo hacen único e inigualable. Como dinero su función principal es actuar como depósito de valor, como una forma de conservar el valor generado por nuestro trabajo a lo largo del tiempo; y como herramienta para la transferencia de valor entre particulares, sin la necesidad de tener que recurrir a intermediarios, como pueden ser los bancos. Además Bitcoin es un software libre y una base de datos descentralizada a través de una red de nodos, que puede ser utilizada para construir multitud de otras aplicaciones, tanto de manera directa usando la infraestructura de la propia red, como de manera indirecta replicando el código para crear otras redes. Este último aspecto es el que hace que más de 10 años después de su creación estemos hablando de criptoeconomía y no solo de Bitcoin, ya que desde su creación se han creado miles de réplicas a través de las cuales ofrecer multitud de nuevos productos o servicios digitales.

Blockchain

Aunque al inicio de la creación de Bitcoin no se hablaba de Blockchain sino de Timechain, con el tiempo esta palabra se fue haciendo popular y en momentos determinados incluso se habló más de ello que de la propia criptomoneda original. La cadena de bloques es una de los componentes que conforma la tecnología que permite funcionar la red de Bitcoin y también la mayoría del resto de criptomonedas. Se trata de una base de datos descentralizada e inmutable, es decir, que está replicada en cientos o miles de nodos, y en ella se escriben todas las transacciones que se realizan usando la criptomoneda correspondiente, sin que esos registros puedan ser cambiados por nadie una vez han sido escritos. Por ejemplo en la Blockchain de Bitcoin están escritas todas las transacciones que se han producido desde su creación y además todo esto está replicado en los cientos de miles de nodos que conforman su red, por eso se dice que está descentralizada, porque no hay un nodo o unos pocos que tienen la base de datos sino que son todos los nodos los que mantienen una copia exacta de la misma. Entonces a partir de la creación de Bitcoin y al tratarse de software libre se han ido creando otras redes blockchain, aunque ninguna de ellas es tan descentralizada como la original, incluso algunas de ellas por diseño no son descentralizadas porque están controladas por un número determinado de nodos.

Criptomoneda

Al poco tiempo de la creación de Bitcoin, algunos desarrolladores pensaron que podría ser buena idea crear otras criptomonedas usando el código fuente de Bitcoin y así comenzaron a crearse nuevos proyectos que replicaban en parte las funcionalidades del original y por otro lado introducían novedades más o menos interesantes. Lo cierto es que ninguna de estas otras criptomonedas ha competido realmente con Bitcoin sino que lo que han hecho es convertirse en un campo de pruebas para nuevas ideas, conceptos y experimentos. La parte negativa de todo esto es que se ha añadido mucha complejidad y se ha aumentado el riesgo de ataques al ecosistema crypto, pero por otro lado vemos el componente positivo a nivel de innovación ya que muchas de esas nuevas iniciativas ha permitido probar el funcionamiento de ideas como los smart contracts, las DeFi, las DAOs y otras muchas cosas que vamos a repasar en este artículo. Eso sí, lo que no debemos olvidar es que todo tiene como base la invención de Satoshi Nakamoto y que esta a su vez proviene de muchos años de trabajo por parte de criptógrafos en busca de la creación de un dinero digital incontrolable e incensurable por parte de los gobiernos u otro tipo de organizaciones.

Ethereum

Es la segunda criptomoneda y red descentralizada más importante a nivel mundial, aunque como moneda realmente no cumple esa función de dinero y a nivel de descentralización no se acerca a lo que ha logrado Bitcoin, es cierto que Ethereum ha sido capaz de desplegar una gran actividad a nivel de innovación a la hora de probar nuevas ideas, especialmente en lo relativo a las finanzas descentralizadas y otro tipo de ámbitos que habrían sido difíciles de probar en Bitcoin debido a su rigidez. Entonces lo que caracteriza a Ethereum es su flexibilidad a la hora de desarrollar aplicaciones descentralizadas y lo tremendamente activa que es su comunidad de desarrolladores, lo cual ha permitido el surgimiento de cientos de proyectos que se han apalancado en este software para proponer todo tipo de nuevas ideas que buscan desintermediar muchos sectores, especialmente los relacionados con las finanzas y todo lo que en general tiene valor para nosotros de forma que pueda ser digitalizado a través de tokens.

Smart Contract

Los Smart Contracts fueron la primera gran innovación de Ethereum, porque aunque ya habían sido inventados anteriormente, e incluso en la red de Bitcoin se podían utilizar, lo que logró Ethereum es facilitar su creación y sobre todo convertirlo en algo muy versátil que pudiera ofrecer multitud de utilidades. De lo que estamos hablando es de la posibilidad de crear pequeños programas informáticos o aplicaciones que utilizan la Blockchain como base de datos y se pueden ejecutar sobre ella, de forma que pueden aprovechar las ventajas de esta por ejemplo a la hora de guardar un registro inmutable de las transacciones. En el caso de los Smart Contracts lo que nos va a permitir es automatizar todo tipo de actividades en las que tengan que intervenir varias partes que tienen que aceptar una serie de condiciones para su interacción, como puede ser por ejemplo la financiación de un nuevo proyecto, la automatización de determinados pagos, el registro de la propiedad de determinados bienes o incluso la gestión completa de una organización autónoma descentralizada. Por esto una de las ideas que más populares a la hora de hablar de smart contracts es hacer referencia a su función como una especie de notario digital, en este caso en forma de programa informático que da fe de que algo ha ocurrido y se encarga de que se lleve a término lo acordado en el contrato.

Token

El concepto de token es uno de los más abstractos y que más confusión ha generado en el ecosistema cripto desde su aparición ya que se ha utilizado para denominar cosas muy diferentes como puede ser una moneda, la acción de una empresa, la comisión que hay que pagar para usar determinado servicio descentralizado, … Lo que tenemos que considerar aquí es que los tokens se han usado antes por ejemplo para crear el dinero que se utiliza para una acción específica, como pueden ser las fichas que se usan para apostar en los casinos, por lo tanto algo que caracteriza a un token es que está pensado para ser usado en el marco de un modelo de negocio concreto y que se trata de una representación del valor necesario para poder participar de ese modelo de negocio. Y en lo que a criptoeconomía se refiere, tenemos que saber que sobre la red de Ethereum y otras redes que permiten la creación de smart contracts, se han ido creando muchos tipos de tokens, con funcionalidades muy diversas, como es el caso de los NFT o tokens no fungibles, de los que hablaremos más adelante en este artículo. Aunque sin duda el caso más sencillo de entender es el propio token de Ethereum, que se llama Ether y que sirve para pagar las comisiones necesarias para poder usar su blockchain.

dApp

Las aplicaciones descentralizadas es la forma en la que denominados a todas aquellas nuevas utilidades que se construyen sobre una blockchain que está descentralizada, aunque como hemos visto en muchas ocasiones estas redes no están suficientemente descentralizadas como para poder otorgarle esa característica. En todo caso aquí hablamos de todo el ecosistema que se ha ido generando una vez existe la infraestructura criptográfica necesaria para construir nuevas ideas, como pueden ser juegos, redes sociales, aplicaciones de mensajería que utilizan la blockchain y los smart contracts por ejemplo para el registro de la identidad de sus usuarios, para encriptar las comunicaciones  que en ellas se realizan o para otorgar valor, a través de tokens, a algunas de las actividades que tienen lugar a través de esa app.

Un buen ejemplo de dApp es el navegador Brave que se enfoca en la seguridad y la privacidad, para además ofrecernos un modelo de recompensas basados en su propia criptomoneda, si usamos determinados servicios o visualizamos publicidad.

Exchange

Debido a que la mayoría de dApps que conforman este ecosistema utilizan una criptomoneda propia para funcionar, por ejemplo para que los usuarios puedan utilizar los servicios que ofrecen, se hace necesario poder comprar esas criptomonedas o tokens y así poder empezar a operar con ello. Y la forma que se ha establecido para poder comprar criptomonedas es a través de un exchange, que son casas de cambio online donde podemos comprar y vender dichos tokens, ya sea a la propia casa de cambio o a otros particulares. Así encontramos exchanges que tienen un depósito con cada una de las criptomonedas y otros que son descentralizados de forma que el intercambio se realiza directamente entre personas, sin que existan intermediarios. Lo que tenemos que saber en este punto es que no resulta conveniente dejar nuestras criptomonedas en un exchange durante mucho tiempo, ya que estos son atacados con frecuencia por los ciberdelincuentes, por lo tanto es importante que resguardemos bien la seguridad de nuestros activos criptográficos en una wallet.

Como ejemplo de exchange descentralizado encontramos Bisq que está especializado en Bitcoin y tiene una característica muy importante para conservar nuestra privacidad ya que no nos pide datos personales para poder utilizarlo. Por otro lado si lo que queremos es adquirir otros tokens basados en otras redes podemos recurrir a Unisawp .

Wallet

Una wallet es un software que nos permite gestionar nuestras criptomonedas, una vez que las hemos comprado en un exchange y queremos operar con ellas, por ejemplo para pagar por determinados productos o servicios. Aquí es importante saber que en la wallet no se guardan realmente las criptomonedas sino que lo que tenemos son las claves privadas que nos permiten acceder a la gestión de las criptomonedas, ya que estas únicamente existen como un registro en la blockchain de la dApp correspondiente que las crea y las gestiona. Por esto es tan importante custodiar adecuadamente las contraseñas y claves de recuperación de nuestra wallet ya que es la única forma de acceder a nuestros fondos en criptomonedas. Y a este respecto también es interesante saber que existen varios tipos de wallets, desde las que se instalan en un móvil o un ordenador, hasta las que tienen un hardware específico que las aísla de Internet para aumentar la seguridad, evitando que alguien pueda entrar a través de la red a robarnos nuestras contraseñas.

Aunque existen multitud de opciones para tener una wallet, si lo que queremos es comenzar por lo más sencillo de usar, podemos probar Muun para Bitcoin y Metamask para otras criptomonedas.

DeFi

El concepto DeFi hace referencia a las finanzas descentralizadas y aunque se puede decir que casi todo lo que encontramos en la criptoeconomía podría enmarcarse dentro de este concepto, lo cierto es que sobre todo se utiliza para una serie de servicios que vienen a sustituir a los ofrecidos por las entidades financieras, como es el caso de los préstamos entre particulares. Lo importante aquí es fijarnos en que todos los servicios que se puedan ofrecer dentro de esta categoría deben servir para poner en contacto directamente a los particulares, eliminando de esta forma a los intermediarios tradicionales. Lo que ocurre es que en el mundo crypto muchas veces la descentralización no es total y sigue habiendo muchos intermediarios, por ejemplo aquellos que custodian las criptomonedas de los usuarios. En todo caso, vale la pena saber que en esta categoría es donde podemos enmarcar a los exchange descentralizados, donde los particulares pueden intercambiar divisas y criptomonedas entre ellos, sin requerir ningún tipo de intermediario; también las plataformas de préstamos entre particulares, donde unos usuarios solicitan préstamos en forma de criptomonedas y pagando un interés a aquellos que se las prestan;  y aquí también podríamos tratar las monedas estables, los derivados, los mercados de predicción y los seguros entre particulares.

Ejemplos de DeFi hay muchos, pero si queremos empezar por uno de los más conocidos y solventes podemos fijarnos en MakerDAO que está enfocado en los préstamos entre particulares.

Oráculo

Debida a la relevancia que han tomado los Smart Contracts y a muchas funcionalidades que se han ideado para estos, ha sido necesario ir creando otros conceptos y utilidades que permitieran hacer funcionar todas las ideas propuestas, por ejemplo en relación con la actuación como notario digital, donde en muchas ocasiones se necesitan datos o el conocimiento de ciertas circunstancias para saber que algo realmente ha ocurrido. De esta forma los oráculos son servicios que proporcionan información externa a la blockchain, como puede ser por ejemplo un servicios de noticias online que nos informa de determinados resultados deportivos, políticos o del clima, de cara a ser usados en apuestas basadas en predicciones para esos sucesos. También los oráculos pueden ser elementos de hardware, como los que componen una red IoT, que proporcionan información que puede ser usada en smart contracts que han sido diseñados para automatizar procesos en sectores como la trazabilidad alimentaria o la logística, donde existe mucha desconfianza entre las partes que interactúan y el uso de este tipo de contratos reduce esa necesidad de confianza al estar automatizados.

Como ejemplo de empresa especializada en el desarrollo de oráculos podemos fijarnos en Chainlink que es una red de oráculos descentralizados que son usados por muchas de las iniciativas de finanzas descentralizadas.

NFT

Cuando hablamos de NFT nos referimos a un tipo de Token denominado No Fungible, lo que quiere decir que no existe otro token que sea exactamente igual que él, es decir, que es único. Esto resulta bastante novedoso cuando hablamos de bienes digitales ya que estamos acostumbrados a que todo se puede replicar de forma infinita, una imagen, una película, una canción, un software, todo es replicable con tan solo enviarlo o compartirlo con una persona. ¿Pero qué ocurre cuando queremos que una sola persona sea el propietario de un bien digital? así es como se inventan los NFT, para permitir que una persona sea el único propietario de determinado bien dentro de un videojuego, como puede ser una herramienta, un disfraz o un trozo del terreno sobre el que se construye el videojuego, lo cual es una de las principales señas de identidad de un nuevo tipo de juego llamado metaverso. Pero los tokens no fungibles tienen otras muchas utilidades, por ejemplo para la creación de coleccionables, arte digital, digitalización de activos físicos, …

Para ver ejemplos de NFT podemos recurrir a los marketplace como Opensea donde los creadores de arte digital y coleccionables los ponen a la venta y otros usuarios pueden adquirirlos, ya sea como un hobby o como inversión.

Metaverso

Los metaversos son un nuevo tipo de videojuego o mundo virtual donde se utilizan las criptomonedas para realizar transacciones, por ejemplo para tener tu propio avatar, personalizar dicho avatar, comprar terrenos en el mundo digital o herramientas que puedan reportarte funcionalidades especiales dentro del juego. Se trata de juegos con un alto componente social donde los propios usuarios pueden desarrollar todo tipo de iniciativas a través de las cuales mejorar la experiencia del resto de participantes y de esta forma se puede ir generando una economía interna de la cual muchos pueden salir beneficiados. Considerando el enorme negocio que generan los videojuegos en general y el gran recorrido por delante que parecen tener los mundos virtuales, este tema de los metaversos es de los que más interesante vemos para estudiar, ya que es bastante novedoso y ofrece utilidades muy diferentes a las del ámbito DeFi, por lo que mucha gente que no esté interesada por los aspectos financieros puede ver aquí un tema en el que enfocarse si quiere formar parte de la criptoeconomía.

Un ejemplo de Metaverso bastante interesante es Decentraland donde además de poder divertirte a través de los juegos de Realidad Virtual, puedes también crear experiencias para otros usuarios, comprar terrenos en los que construir o incluso participar en la DAO.

DAO

La descentralización es el principal elemento diferencial de todas las iniciativas tecnológicas que estamos comentando y es lo que realmente deberíamos premiar cuando decidimos elegir determinada iniciativa en el mundo crypto, en la que queramos participar. Esto es debido a que lo que se está proponiendo es un nuevo modelo de Internet donde se eliminan intermediarios para reducir los problemas que conlleva la excesiva concentración de poder, como estamos viendo por ejemplo en lo relativo a la gestión de los datos personales por parte grandes empresas tecnológicas como Facebook. Entonces la alternativa que se propone desde el mundo crypto es la búsqueda de modelos descentralizados, donde se eliminan los puntos centrales de control y gestión, para dar todo el poder en la toma de decisiones a la comunidad que lo respalda. Con Bitcoin lo hemos vivido así durante más de 10 años, ha sido la comunidad de desarrolladores, mineros y usuarios los que han tomado por consenso las decisiones al respecto de su evolución. Y aquí es donde entran en juego las DAO, como el modelo propuesto para gestionar organizaciones de forma autónoma y descentralizada, usando para ello los smart contracts y los tokens de gobernanza.

Como ejemplo de DAO podemos volver a fijarnos en el exchange Bisq, ya que resulta muy representativo por la necesidad de eliminar los puntos de ataque centralizados y la posibilidad de solucionarlo a través de un modelo totalmente descentralizado.

Identidad Digital Descentralizada

La Identidad Digital Descentralizada es uno de los problemas aún sin resolver en el mundo crypto, pero está claro que se acabará encontrando una solución mejor al modelo centralizado actual donde el control de nuestra identidad lo tienen los estados o las grandes corporaciones, en lugar de nosotros mismos, que somos los verdaderos propietarios de nuestros datos personales. Esto a su vez se contrapone con otra necesidad imperiosa relacionada con la privacidad y la seguridad de los datos, ya que en la actualidad es algo que funciona muy mal en el mundo digital, como podemos comprobar cada día con las fugas de datos de las plataformas web. Correspondientemente desde el mundo crypto se trabaja para ofrecer soluciones basadas en la cadena de bloques, en smart contracts y en los tokens, para utilidades muy concretas como son la gestión de datos médicos, académicos, electorales, …

Un ejemplo de organización que lleva mucho tiempo trabajando por resolver este reto es uPort, que ofrece dos servicios relacionados con la identidad descentralizada, como son Serto y Veramo.

Sidechain

A medida que avanzan los años en el mundo crypto la innovación se va acelerando y vamos viendo como surgen cientos de nuevas iniciativas que buscan enriquecer la utilidad que se ofrece a los usuarios. Entre estas iniciativas algunas de las que más recorrido pueden tener en el futuro son las que crean nuevas capas, ya sea en paralelo o sobre la red de blockchain principal. Por ejemplo sobre Bitcoin ya se están creando nuevas capas para ofrecer utilidades como los smart contracts, DeFi y NFT, sin tener que cambiar nada del código de la red principal ni poner en riesgo su seguridad, pero añadiendo funcionalidades que no estaban contempladas en su inicio. Este es un ejemplo de la gran capacidad de innovación que existe en este ecosistema, ya que desde sus inicios se han hecho patentes las dificultades que enfrentaba, pero en lugar de aceptarlo simplemente y darlo por perdido, mucha gente se ha puesto a trabajar para ofrecer soluciones al respecto.

Uno de los mejores ejemplos de ello es Lightning Network, la red de micropagos para Bitcoin que viene a resolver el problema de escalabilidad y altos costes que presenta la red principal, por lo que ahora sí que se puede decir que Bitcoin es una red segura, descentralizada y escalable, cuando le añadimos esta nueva funcionalidad.

Internet del Valor

Si consideramos que Internet ha propiciado el surgimiento de la economía digital, del mismo modo podemos decir que Bitcoin ha permitido el surgimiento de la criptoeconomía. La diferencia estriba en que en Internet lo que principalmente hacemos es transferir información cuando en el caso de Bitcoin asociamos un valor específico a esa información. Porque aunque la información tiene valor en sí misma, en el caso de Internet ese valor es difícil de tangibilizar y con Bitcoin lo que se ha hecho es usar las criptomonedas para facilitar el almacenamiento e intercambio de ese valor. Así podemos decir que la Internet del Valor es aquella en la que se construyen y ofrecen una serie de productos y servicios que tienen como base una blockchain en la que queda un registro de las transacciones que se hacen con tokens, sabiendo que estos tienen un valor que viene determinado por la oferta y la demanda en el mercado. Imagina ahora que cuando se crearon los protocolos que permiten el funcionamiento de Internet, como son TCP/IP, POP3, o HTTP, hubiese sido posible asignar un valor determinado a todas las operaciones que se hiciesen usando esos protocolos, así en la Internet del Valor, cada vez que usamos los diferentes servicios como son las dApps, los Exchanges, las Wallets, los Smart Contracts, … se producen transacciones económicas que reflejan en parte el valor que se está generando con su uso.

Ideas para participar en el ecosistema crypto

Del mismo modo que Internet ha permitido que miles de personas se dediquen a crear contenido sobre sus temas de interés, usando para ello todo tipo de formatos, como blogs, podcast, newsletters, vídeos, redes sociales, … y también otra gente ha creado pequeños negocios digitales, como por ejemplo los de comercio electrónico, en la Internet del Valor también están surgiendo muchas posibilidades para participar de este ecosistema como creadores, no solo como usuarios o inversores.

Lo que ocurre es que al ser algo tan nuevo y complicado desde el punto de vista técnico, mucha gente no se atreve a adentrarse en este ecosistema, en el que además existe mucho ruido y también las típicas estafas por parte de aquellos que intentan aprovecharse de la buena fe de la gente. En todo caso esto no quita para que pensemos de qué forma participar en todas estas nuevas iniciativas que van surgiendo, donde además de ser simples usuarios también podemos participar adquiriendo las criptomonedas asociadas a los proyectos, algo que nos permitirá en un futuro tener un beneficio si los proyectos por los que nos interesamos acaban teniendo un gran éxito.

Pero en este punto tenemos que tener claro que formar parte del ecosistema crypto implica tener que hacer un esfuerzo importante a nivel de aprendizaje, algo que quizás no ha sido tan patente en el caso de Internet, pero que aquí al estar hablando de dinero, criptografía, ciberseguridad, … hay más aspectos críticos a tener en cuenta. Así tenemos que entender que si toda esta ola de innovación tecnológica viene a aportarnos más libertad en el uso que hacemos del dinero y de nuestros datos, por otro lado lo que nos va a pedir a cambio es más responsabilidad. Porque en la Internet actual hemos delegado nuestra responsabilidades en las grandes empresas tecnológicas, por lo cual han obtenido grandes beneficios al gestionar nuestros datos personales, pero ese modelo cada vez es menos sostenible y ha llegado el momento de recuperar esa responsabilidad, siendo más conscientes del valor que tienen nuestros datos, nuestro trabajo en la red y apostando por la descentralización.

Si quieres seguir aprendiendo sobre este tema crypto te recomendamos participar en el evento FUTURO Descentralizado.

 

 

¡Comparte!

Etiquetas: , , , , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post