Sopinet, la empresa sin jefes - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Sopinet, la empresa sin jefes

08 marzo, 2018

Sopinet Software es una empresa que se caracteriza por estar especializada en el desarrollo de Aplicaciones móviles y Aplicaciones Webs en exclusiva para Startups, de manera que no trabaja para empresas tradicionales. Esto, unido a su sistema de trabajo interno, personalizado y basado en diversas metodologías (principalmente Agile), les permite solucionar el problema que muchas Startups tienen al intentar contratar un apoyo de base tecnológico con un tercero. Además en la empresa, a través de su fundador Fernando Hidalgo, están poniendo en práctica muchas ideas a la hora de nuevas formas de organización y nuevas formas de trabajar en equipo. A continuación puedes conocer mejor a esta empresa y su promotor:

¿En qué momento te das cuenta de que los modelos de organización tradicionales de las empresas no funcionan o no son los adecuados para tu empresa?

Es algo que sucede de manera orgánica, no hay una planificación al respecto. Si hay que buscarle un inicio diría que fue desde el principio.

Sopinet Software es un proyecto que nace en 2012 sin un plan de negocio previo. Yo venía del mundo laboral como trabajador por cuenta ajena, y tenía toda la experiencia de lo que era «ser trabajador». En un momento de mi vida me apetece trabajar en un proyecto propio. Al principio pensaba que sería simplemente un Freelance con una marca: Sopinet. Pero la forma que yo tenía de trabajar caló positivamente en mis clientes y sus proyectos, y rápidamente necesité crecer, casi sin darme cuenta ya estábamos 4 personas en el equipo.

Sin embargo, mi naturaleza e intuición me decían que no quería un formato tradicional. Aquellas personas estaban esforzándose al igual que yo, y yo quería compartir el proyecto con ellas.

Es en 2014 cuando me intereso por las metodologías ágiles y derivadas, y es cuando empiezo a entender que el tipo de organización que yo tenía era realmente distinta y ya había otras organizaciones que estaban en esa búsqueda. A partir de ahí me intereso por multitud de metodologías, las estudio y las aplico.

¿Qué tiene que hacer un emprendedor o directivo que quiera aplanar su empresa sin que se acabe convirtiendo en un caos?

Yo creo que hay varias cuestiones que son clave para poder hacer un trabajo de este tipo y en Sopinet Software tenemos previsto empezar a dar servicios al respecto, debido a toda la experiencia que hemos acumulado estos años.

En primer lugar es básico el trabajo personal y no sólo del emprendedor o directivo sino de todo el equipo.

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando empecé a estudiar en profundidad Scrum, sobre 2016 (un framework de trabajo Agile para empresas de base tecnológica), era la importancia que muchos autores daban a la comunicación. A partir de ahí entré en otros enfoques de la misma, y me di cuenta de que la mayoría de ramas «humanistas» que hablaban de la comunicación lo hacían de una forma muy parecida.

El trabajo en una comunicación asertiva y respetuosa es un paso básico y prioritario antes de hacer ningún cambio de este tipo. Se puede realizar, como digo, desde distintos enfoques, desde Dragon Dreaming hasta Comunicación no Violenta, pasando por Transpersonal o Eneagrama. Al final te das cuenta de que la base es la misma en lo importante.

En segundo lugar la aceptación del error como una parte del proceso natural de la vida, del trabajo y de todo. Esto se puede entender muy bien en metodologías como Lean Startup, donde si no se acepta el error como un ajuste en el proceso iterativo es imposible avanzar. Es habitual por ejemplo, que en la empresa tradicional el error se castigue, se penalice, se señale, nos «fustiguemos» cuando lo cometemos.

Otra clave del trabajo personal es la diferenciación entre Persona y Rol. Aquí ya entramos en otra metodología interesante que habla de ello: Holocracia (una verticalización de la Sociocracia). Aunque si vamos desde un enfoque de Constelaciones o Sistémico, también veremos muchas herramientas para trabajar esta separación entre «Mi persona real» y mi «máscara laboral». Incluso hay trabajo al respecto con Lego Serious Play, ¡me fascina y me anima descubrir cómo las tendencias van hacia una misma dirección!

Una vez que tenemos todo esto conviene tener una buena base smart en nuestros procesos y datos, que nos permita transparencia máxima, ya que será una buena manera de aportar confianza entre nosotros.

Como ves no es un proceso precisamente sencillo ni rápido y aún no hemos entrado en la parte práctica, pero después de este tiempo, creo sin duda que el cambio que necesitamos para convertirnos a empresas sin jefes es mucho más profundo del que podamos resumir rápidamente.

Yendo de nuevo al foco de la pregunta que nos ocupa, en nuestro caso utilizamos una parte de lo que explica la Holocracia: Su sistema de Roles y Funciones. Se trata de realizar un documento donde se describan los Círculos de trabajo, Roles y Funciones que existen en la empresa. Este documento no debe ser algo «ideal» o una declaración de intenciones, sino que se debe plasmar lo mejor posible la situación actual de la empresa. Después se procede a un proceso iterativo constante de ajuste. El documento, por tanto, está vivo, y a través de las tensiones que vayan apareciendo se irán consensuando los cambios en roles y funciones que aparecen.

¿Cómo haces para gestionar una crisis en la empresa? ¿Vuelves a tener que hacer de jefe?

«Hacer de jefe», y «hacer de trabajador» es algo que ocurre continuamente, haya crisis o no. Su principal causa creo que es el miedo. En el momento que aparece el miedo nos replegamos y damos pasitos hacia atrás.

Venimos de una familia fuertemente jerárquica, una escuela fuertemente jerárquica, y unas empresas fuertemente jerárquicas. Con suerte, tienes un lider que más o menos te entiende en lugar de un jefe que te trata como un recurso económico. En el momento que perdemos el foco o dejamos de poner atención es fácil volver a los modelos tradicionales. Pero también, en el momento que vemos los beneficios increibles que este modelo tiene, todos haremos un esfuerzo por avanzar en la dirección del modelo horizontal.

Con el sistema de Roles y Funciones maduro y una buena política de ajuste orgánico no se debería tener que delegar en ningún jefe tradicional para superar una crisis. Es cierto que, al final, el sistema de Roles y Funciones puede provocar que de alguna forma haya un jefe con roles del tipo: «Encargado de despedir personal», o «Encargado de crisis». Eso se soluciona intentando romper en distintos roles y personas las funciones críticas o que tradicionalmente lleva el jefe o los jefes de las empresas.

Pongo un caso real de nuestra empresa hoy:

En Junio de 2018 tenemos prevista hacer una revisión de nuestras métricas productivas en tiempo real. Cada mes tenemos un dato respecto a nuestra producción, este puede ser positivo o negativo. Habrá una persona encargada de revisar y obtener ese dato, así como de estimar en qué beneficio productivo estamos situados en Junio de 2018. Imaginemos que ese beneficio es de 3000€. Este trabajo lo hará exclusivamente el rol FINANCIERO.

Esa misma persona (con otro Rol, ESTRATEGIA) decidirán, de esa cantidad X, qué porcentaje debemos dejar en caja para poder responder a las necesidades estratégicas futuras, imaginemos que dejaremos en caja 1000€.

Una tercera persona con otro Rol, (FORMULADOR) será el que organizará una reunión de discusión sobre cómo debemos «repartir» esos 2000€ que generamos cada mes con nuestro beneficio productivo entre todas las personas que estamos en la empresa. Una vez discutido sobre esto y tomadas las ideas de todos… El FORMULADOR será el máximo responsable de ponderar cada variable salarial y proponer una fórmula final para el aumento de salario que tenemos previsto en Junio de 2018.

Por tanto, hemos «roto» literalmente un proceso que tradicionalmente está empoderando al jefe.

A medida que se rompen las decisiones más difíciles en procesos de este tipo, podemos hacer crecer una empresa sin jefes de manera más sencilla.

¿Qué es lo que mejor te ha funcionado para mantener al equipo de la empresa motivado con el proyecto?

Durante nuestra investigación y proceso hemos tomado acciones como comenzar a ofrecer participación a las personas que llevan más de 1 año trabajando en la empresa, y elaborando una política que acabará por permitir la incorporación de todo el que trabaje en Sopinet como socio del Proyecto de una manera fluida y que llegue a permitir tener un proyecto totalmente Holístico. Es decir, si no hay jefe no puede haber un máximo responsable o beneficiario de la compañía, no tiene sentido.

Sin embargo, aunque esta parte es importante y es coherente con la base de nuestro modelo horizontal yo creo que no ha sido la que más ha motivado a los demás miembros de Sopinet Software.

Creo que la Comunicación, el respeto y, sobre todo, la Confianza y capacidad de Delegar son la clave para mantener a un equipo motivado. Tener claro qué necesitas del otro, transmitírselo y respetar el proceso que él quiera desarrollar para entregarte lo que tú necesitas. Respetarlo incluso pensando que no es la forma apropiada, o anticipando un error.

Una vez hecho esto, dejar que la naturalidad del proceso repercuta en esa persona, para bien o para mal.

Esto es muy complicado de hacer, sobre todo si ese proceso puede terminar en perder a un cliente o un problema en un proyecto. Pero realmente considero que es la única manera de hacernos autónomos, responsables y por tanto, sentirnos motivados y partes de la empresa.

Es la forma en la que ahora se maneja también la educación y la dirección hacia la que va la formación.

Eso no quiere decir que no nos demos feedback en la empresa entre nosotros, nos damos consejos y nos comunicamos continuamente, pero siempre desde el respeto y sabiendo donde acaban las funciones de un rol y donde comienzan las de otro.

¿Hay alguna característica especial que tengan que tener las personas que trabajen en una empresa sin jefes?

Sin duda.

Deben querer formar parte de eso, ver valor en todo lo que significa formar parte de un proyecto así, y tener intención y ganas de transformarse por completo.

Porque esto no va de «empresa sin jefes» simplemente, como decíamos al principio… de base se necesita un trabajo personal muy profundo y un cambio casi de mentalidad para poder desarrollar un proyecto de este tipo con éxito.

Lo único que hace falta, por tanto, es estar «entusiasmado» con poder trabajar en un entorno así, eso es suficiente para dedicar energía y tiempo en recorrer este camino que nos transforma en empresas increibles.

¡Comparte!

Etiquetas: ,

4 Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar

  • Últimos Post