aceleradoras archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged aceleradoras

La ayuda que los científicos necesitan

Publicado el 31 diciembre, 2020

Cuando se cumple un año del inicio de la epidemia, y posterior pandemia provocada, por el SARS-CoV-2, vivimos un momento de euforia a nivel mundial, por el comienzo de la vacunación masiva contra la COVID-19, lo cual salvará millones de vidas y comenzará a mostrar la luz al final del túnel, de esta trágica enfermedad que ha asolado todo el mundo.

Las predicciones al respecto de la disponibilidad de la vacuna se han adelantado al menos 6 meses, según las estimaciones de la OMS, lo cual demuestra que cuando la ciencia dispone de los medios adecuados, su capacidad de actuación es tremenda. Aunque es cierto que en lo que se refiere al desarrollo de vacunas, contamos con un gran conocimiento y experiencia, no cabe duda de que la capacidad de «fuerza bruta» que se ha demostrado durante este año, con más de 100 proyectos para crear la vacuna, con miles de equipos de científicos involucrados, es una muestra de que cuando se cuenta con los recursos necesarios, los resultados no tardan en llegar.

La pregunta es ¿si contásemos con esos recursos, podríamos hacer lo mismo con otras enfermedades y problemáticas que aún siguen castigando o amenazando a la humanidad?

La realidad actual es que la mayoría de científicos que hemos escuchado manifiestan su preocupación al respecto de la falta de recursos para investigar adecuadamente, las soluciones a problemas relacionados con la salud, el medio ambiente o la energía, por lo tanto, de disponer de esos recursos los avances a la hora de resolver esas problemáticas serían mucho mayores, lo cual resultaría beneficioso para todos.

Otro problema de la escasa financiación, con la que muchas veces cuenta la ciencia, lo encontramos en la falta de vocaciones científicas que se está produciendo y puede producir aún más en el futuro, si siguen existiendo estos problemas de financiación, lo cual hace que muchos jóvenes, que podrían haber querido ser científicos, desistan de ello, por las malas expectativas económicas de esta profesión.

Por lo tanto pensamos que es nuestra obligación trabajar para resolver esta problemática, y en la medida de nuestras posibilidades, ayudar a fomentar que cada vez se invierta más en ciencia o al menos existan más recursos para apoyar a los científicos y que puedan realizar su trabajo con las mejores garantías posibles. Todo esto sin olvidar, por supuesto, que también en el ámbito de la ciencia es sano que exista una competición y que sean los mejores científicos los que puedan tener los mayores beneficios, pero sin olvidar la búsqueda del bien común, como ha ocurrido en la ciencia durante mucho tiempo.

Porque apoyo a la ciencia sí que existe en muchos casos, con proyectos dotados de presupuestos enormes, como puede ser lo relativo a la investigación de las partículas subatómicas, que realizan agencias como el CERN, o la investigación del espacio, que realizan agencias como la NASA y la ESA, o la investigación del cerebro, que realizan agencias como el Human Brain Project. Pero, más allá de todo esto, algunos piensan que la humanidad está necesitando de un nuevo proyecto Apollo, para otro gran salto en lo que a investigación científica se refiere, y que duda cabe que ese proyecto debería ser la lucha contra el cambio climático.

Así que una vez nos hemos convencido de la necesidad de apoyar más el mundo de la ciencia, ya sea fomentando el emprendimiento entre los científicos o invirtiendo en sus proyectos, veamos ahora qué otras opciones tenemos para materializar este apoyo, y también qué iniciativas existen al respecto que puedan servirnos de inspiración.

Divulgación de la ciencia y fomento vocaciones científicas

En los últimos años hemos vivido un fenómeno curioso que pocos podrían haber vaticinado, la aparición de youtubers científicos famosos, como pueden ser Crespo de QuantumFracture y Santaolalla de Date un Vlog, ambos con muchos más de 1M de suscriptores y curiosamente los dos dedicados a física, aunque también hay otros como Aldo de El Robot de Platón dedicados en general a la ciencia. Todos ellos hacen un fantástico trabajo para dar a conocer la ciencia y para demostrar el valor que esta ofrece a la humanidad, lo cual seguro ha servido a más de un joven a «engancharse» a este tema hasta decidir estudiar química, física, matemáticas o biología, para acabar desarrollando una carrera científica.

Otra iniciativa a destacar, en lo que se refiere a divulgación científica, es el trabajo que se realiza a nivel de eventos, aunque aún hay mucho por hacer a este respecto, pero podemos hablar por ejemplo de Naukas, que congrega cada año en Bilbao a miles de apasionados por la ciencia y de Big Van Ciencia que a través de sus espectáculos han demostrado que la ciencia además de útil e interesante también puede ser divertida.

Sin duda, cualquier actividad que se desarrolle para divulgar la ciencia y la actividad de los científicos resultará provechosa en esta estrategia para lograr que cada vez podamos contar con más recursos para la investigación, ya que si la sociedad en su conjunto lo entiende como un tema prioritario, tanto desde el sector público como desde el privado se invertirá más en ello.

Formación de científicos y educación científica

En lo que se refiere a formación sobre ciencia, las Universidades siguen teniendo el monopolio, y lo cierto es que en general han logrado un nivel de excelencia, que al menos en España, permite que tengamos científicos de un alto nivel. Lo malo es que ese nivel no se puede mantener en lo que a oportunidades laborales se refiere, por lo que muchos científicos deciden ir a investigar a otros países donde existen más oportunidades para ellos. Esto no tiene por qué ser malo en sí mismo, si por ejemplo también España pudiese ser receptora de científicos de otros países y así equilibrar un poco mejor la balanza.

Más allá de las Universidades, encontramos pocas iniciativas relacionadas con la formación y educación científica, lo que puede verse como un problema, por la falta de oferta a este respecto, o como una oportunidad para aquellos que quieran dedicarse a trabajar en mejorar esta situación. Lo que sí que hemos visto en los últimos años es surgir muchas iniciativas de educación relacionada con la tecnología, como son las academias de robótica y programación, que podemos encontrar en la mayoría de ciudades del país, pero donde vemos que es un sector muy atomizado, en el que aún no ha surgido un líder claro con capacidad de hacer esta actividad muy popular, como ha ocurrido con la enseñanza de inglés, por ejemplo.

En el ámbito de la formación online tampoco hemos visto que existan muchas iniciativas que puedan ayudar a mejorar esta situación. Del mismo modo que sobre tecnología sí que existen escuelas online de referencia a nivel mundial, como puede ser Platzi, nos faltaría entonces una iniciativa enfocada 100% en ciencia, que permita que cualquier persona de cualquier lugar del mundo pueda formarse en estos temas, ya sea porque no puede ir a la Universidad o porque ya lo ha hecho pero quiere seguir aprendiendo más sobre ello.

Además de la inversión, la divulgación y la formación, se pueden hacer otras muchas cosas para apoyar el desarrollo de la ciencia y continuación vamos a ver tres de ellas: los concursos, las joint ventures y las aceleradoras.

Concursos de startups científicas

Los cursos son una gran oportunidad para que proyectos científicos consigan visibilidad y algunos recursos para continuar su desarrollo. La mayoría de estos concursos han estado enfocados durante muchos años a empresas digitales, pero cada vez más vemos que el foco va girándose para considerar también a las empresas de base científica.

Algunos concursos de startups en los que destaca el apoyo que se realiza a proyectos científicos pueden ser el Premio Emprendedor XXI de La Caixa y los Premios Everis.

Y para aquellos científicos que estén considerando participar con sus proyectos en alguno de estos concurso compartimos a continuación algunas ideas sobre cómo enfocarlo:

Utilidad que ofrecen los concursos de startups para proyectos científicos:

  • Visibilidad mediática y hacia las empresas.
  • Premios en metálico.
  • Networking para encontrar socios o clientes.
  • Formación y mentorización.
  • Acceso internacional.

Lo que debes saber si vas a participar en alguno de estos concursos:

  • Aprovecha las dinámicas que generan para avanzar a la hora de dar a conocer tu proyecto y prepararlo para lograr financiación.
  • Si logras ganar un concurso esto puede ser un impulso a tu reputación por lo que lo debes aprovechar a la hora de llevar el proyecto a un siguiente nivel.
  • Participar en concursos también puede tener riesgos, porque pueden suponer una pérdida de tiempo, que podrías estar dedicando a otras cosas, o porque tienes que compartir mucha información, lo cual puede ser complicado si es confidencial, sobre todo teniendo en cuenta que algunas empresas los aprovechan para obtener ideas.

Por lo tanto está claro que los concursos son una buen a oportunidad para lograr apoyo para los proyectos científicos, pero también tenemos que pensar bien a cuáles nos presentamos y los pros y contras que esto puede suponer.

Otra opción relacionada con los concursos, aunque se produzca con otras dinámicas diferentes, es la participación en retos de innovación, algo que en el ámbito tecnológico está teniendo mucho auge con plataformas como Kaggle y que en lo que a ciencia se refiere podemos encontrar en plataformas de crowdsourcing como InnoCentive.

Joint Ventures entre empresas y startups

A raíz de participación en concursos o de otras iniciativas de crowdsourcing, muchas veces pueden surgir contactos interesantes entre los proyectos científicos y las empresas, que acaben desembocando en el desarrollo conjunto de un negocio. Este tipo de colaboraciones suele denominarse como Joint Ventures y pueden tener importantes beneficios para los científicos que encuentren una empresa que realmente pueda estar interesada en llevar al mercado la tecnología desarrollada en el laboratorio.

Las Joint Ventures pueden ofrecer a los científicos la siguiente utilidad:

  • Acceso a la industria.
  • Acceso a clientes.
  • Acceso a conocimiento.
  • Acceso a financiación.

Lo que debes saber antes de asociarte con una gran empresa:

  • Cuidado con la cultura de la gran empresa, porque muchas veces puede chocar con la forma de trabajar por parte de la startup. Por ejemplo a nivel de burocracia, lo cual puede convertirse en un lastre para el proyecto.
  • Antes de asociarte se puede hacer una prueba como proveedor de la gran empresa, lo cual es una buena forma de conocerse para una futura colaboración más completa.
  • Crear una Joint Venture no implica tener que dejar la empresa o proyecto del científico, lo ideal es encontrar la forma de compaginarlo, para no jugárselo todo a una sola carta.

Mentorización, incubación y aceleración de startups científicas

Las aceleradoras, incubadoras y otros programas de mentorización, formación e impulso de startups científicas, también son una forma muy interesante de impulsar esta actividad. Lo malo es que aún contamos con pocas de estas iniciativas en España. Algunas que sí que vale la pena conocer y destacar son por ejemplo el Barcelona Health Hub, el ecosistema abierto de innovación K·node y The Collider, del que vamos a conocer mucho más en este artículo.

Para aquellos científicos que quieran aprovechar estos recursos, de cara a impulsar sus proyectos, recomendamos tener en cuenta los siguientes aspectos:

Utilidad que ofrecen los programas de aceleración de startups:

  • Formación, mentoring y espacio de trabajo.
  • Visibilidad y networking.
  • Financiación, en muchos casos.
  • Sinergias con la empresa organizadora.
  • Demoday para presentar el proyecto a inversores y a la industria.

Lo que debes saber antes de embarcarte en uno de estos programas:

  • Aprovecha el tiempo disponible poniendo el foco en aquello que más te ayude a avanzar en tu proyecto.
  • Evalúa la inversión en tiempo que tendrás que dedicar.
  • Evalúa el equity de la empresa que tendrás que ofrecer a cambio de la participación.

Como comentábamos The Collider es una de estas iniciativas que ayuda a los científicos a llevar sus innovaciones al mercado y hoy vamos a poder conocerlo mucho mejor, a través de la entrevista que hemos realizado a su director Oscar Sala.

¿Cómo surge la idea de crear The Collider y cómo ha sido su desarrollo hasta ahora?

The Collider es el programa de innovación de Mobile World Capital Barcelona que posibilita la transferencia deep tech entre ciencia y mercado, a fin de dar respuesta a los retos de la industria y de la sociedad. El programa nació hace 4 años con el objetivo de aprovechar una gran oportunidad: nuestra excelente producción científica, entre las 12 mejores a nivel mundial, para generar valor de mercado y ayudar a nuestra industria a ser más competitiva a partir de tecnologías disruptivas nacionales y generando una nueva industria basada en el conocimiento, que deriva en puestos de trabajo de calidad.

La transferencia tecnológica es una de las asignaturas pendientes de España y Europa, ya que no transforman esa excelencia científica en valor, como só lo hacen países como Israel o Estados Unidos. En el caso de Estados Unidos la facturación media de las Spinoffs científicas es de 7 millones de dólares, mientras que en España es de 30.000 euros y en Europa, de 270.000. Esto incide claramente en la economía del país. Sólo hay que mirar la composición del Nasdaq. Google no existiría sin la transferencia tecnológica. Ni conoceríamos el iPhone, que supone la integración de 12 proyectos de ciencia en un mismo producto.

The Collider reduce la brecha entre la ciencia y las necesidades del mercado.

Nuestra actividad se centra en tres áreas. La primera se basa en trabajar en las instituciones para ayudarlas a promover la cultura emprendedora y que la industria entienda la aplicabilidad en su sector. Promoviendo la realización de pruebas de concepto, pretendemos generar un catálogo de proyectos que la industria comprenda y que cuando se busque una solución de Inteligencia Artificial para la salud no sólo se encuentren Startups sino proyectos deep tech listos para transferir. Para ello nos basamos en una metodología de referencia americana Lean LaunchPad, que nos ha permitido capacitar a 170 científicos de 70 instituciones diferentes y valorizar cada año 30 proyectos científicos a través de 200 contactos con la industria.

La segunda área en la que trabajamos es la de acompañar a los proyectos científicos que están listos para llevar al mercado en su proceso de transferencia tecnológica. Para ello tenemos un programa anual de creación de empresas de base tecnológica, donde creamos empresas de los sectores como la salud, movilidad, energía, industria y agroalimentaria. Este programa promueve la convivencia de científicos, entre emprendedores y corporaciones para definir juntos la mejor solución sectorial. Hasta ahora y en sus primeras tres ediciones, The Collider ha ayudado a la creación de 14 startups y generado 63 puestos de trabajo.

La tercera área de actividad del programa es hacer una gestión activa del portfolio de Spinoffs, además de ser el primer inversor, asegurando su creación para realizar los primeros pilotos. Después acompañamos a estas startups en su escalado, conectándolas con todo el ecosistema de innovación e inversión de Mobile World Capital Barcelona, MWC Barcelona y 4YFN.

¿Cuáles veis que son las principales dificultades que tiene un científico a la hora de llevar su tecnología al mercado?

La mayor dificultad reside en la diferencia de idiomas. El mercado busca una solución para resolver un reto concreto y muchas de las investigaciones aún no disponen de un caso de uso claro. Todo ello dificulta disponer de herramientas necesarias para validar un proyecto con el mercado a través de su modelo de negocio. Nuestro valor diferencial es que unimos a los centros de investigación e innovación con el mundo empresarial y emprendedor. Esto deriva en la creación de equipos de trabajo heterogéneos y de alto rendimiento, que posibilitan lanzar al mercado nuevas empresas disruptivas, basadas en tecnologías de vanguardia y con las mayores garantías posibles.

¿Cómo ayudáis desde The Collider a los científicos a superar esas dificultades?

Con la actividad de The Collider promovemos la realización de pruebas de concepto y concluimos su grado de transferilibidad al mercado para poder dar el paso en nuestro programa anual de creación de Spinoffs, donde acompañamos a instituciones de toda España. Nuestro objetivo es que los centros científicos e instituciones de investigación evalúen la viabilidad de la comercialización de nuevas tecnologías a través del contacto con la industria y la creación de nuevas startups. Desde The Collider ayudamos a que estas se enfoquen a las necesidades del mercado en base al análisis previo de los retos de las industrias y a la validación de sus tecnologías con varios expertos.

¿En qué consiste vuestra propuesta para ayudar a las empresas a conectarse con el mundo científico?

Somos conscientes de que cada sector tiene unas necesidades específicas a cubrir por lo que es primordial entender su contexto y situación. Para ello, organizamos una serie de encuentros con empresas, antes presenciales y ahora digitales, para definir los retos más importantes a corto plazo. Una vez tenemos claros los retos, los trasladamos a los científicos con el objetivo de encontrar soluciones tecnológicas que deriven en proyectos que puedan ser validados con el mercado. Cuando se cruzan, los acompañamos en un programa de 12 semanas que tiene como objetivo la definición y realización conjunta de pilotos.

¿Qué papel juegan para vosotros los ecosistemas de innovación a la hora de acercar la ciencia al ámbito de la industria?

Estos ecosistemas son muy importantes porque de ellos surgen las ideas disruptivas. La colaboración es fundamental. Por eso, desde The Collider defendemos la importancia de acercar innovación y ciencia, conectando a todos los actores. Una de nuestras prioridades es empoderar a la comunidad científica a través de espacios de colaboración y conexión de investigadores, instituciones científicas, empresas y emprendedores, como puede ser la Comunidad Científica Emprendedora Catalana. Otro ejemplo de ello es OnCampus, el programa de emprendimiento tecnológico para científicos que pretende que la industria visualice el potencial de investigación de los territorios catalanes, para ser más competitiva y que los investigadores optimicen sus proyectos adecuándolos a las demandas del mercado. En total, se desarrollan 30 proyectos de diferentes instituciones de investigación de toda Catalunya basados en temáticas diversas como la salud, la agricultura, la energía, los servicios esenciales o la gestión de residuos urbanos, entre otras.

¿Podéis contarnos algunos de vuestros casos de éxito ayudando a científicos a lanzar sus empresas?

En The Collider hemos creado startups de sectores transversales como salud, industria 4.0 o utilidades y todos los proyectos incluyen perfiles científicos en sus equipos. Cada año seleccionamos los 15 mejores proyectos de los 200 proyectos de toda España que recibimos y creamos entre 3 y 5 Spinoffs. Hemos creado soluciones que podrían reducir el 40% de los costes energéticos de la industria como es el caso de la startup The Predictive Company. También hemos creado soluciones de diagnóstico y tratamiento por imagen para tratar los desórdenes neurocognitivos como TDA, autismo, dislexia o síndrome de alcohólico fetal que pueden tener impacto en las vidas del 19% de niños del mundo.

Propiciamos que los científicos tengan un rol clave dentro de la startup, además como socios de referencia, también como científicos jefe (CSO) responsabilizándose así de la evolución a futuro del I&D y promoviendo que se conviertan en emprendedores. Un ejemplo de ello es Marçal Rossinyol, científico del Centro de Visión por Computador, es el CTO y cofundador de AllRead, una startup que ha diseñado un software basado en Inteligencia Artificial y visión por computador capaz de detectar y leer en tiempo real tanto textos como códigos y símbolos a partir de cualquier imagen. Tras un año de vida la empresa ya está presente en tres continentes, digitalizando procesos logísticos, algunos de zonas portuarias. Recientemente ha obtenido diferentes reconocimientos internacionales, entre los que destaca el de BStartup y SeedRocket a mejor startup del 2019.

Otro buen ejemplo es el del Doctor José Manuel Soria, director de la Unidad de Investigación Genómica de Enfermedades Complejas del Instituto de Investigación de Sant Pau, y actual CSO de Exheus, una startup que pretende revolucionar el mundo del deporte a partir del uso de la Inteligencia Artificial y el análisis genético del ARN. Su propuesta es la de crear un informe genético pionero que permite analizar la expresión de los 22.000 genes del cuerpo humano para optimizar el rendimiento y mejorar la salud.

Etiquetas: , , ,

Así es el ecosistema de innovación Traveltech

Publicado el 21 marzo, 2019

¿Por qué innovar cuando todo va bien?

El dilema del innovador nos habla de la situación que se produce cuando los agentes económicos que han logrado posicionarse como referentes en un sector, muchas veces gracias a las innovaciones que han ido llevando a cabo a lo largo de su vida, llegan a un punto en el que se estancan o acomodan en este liderazgo. En estos casos, cada vez les resulta más difícil seguir innovando por miedo a que esto les pueda perjudicar, ya sea por cometer algún error o por la necesidad que ya tienen las empresas estables de dedicar cada vez más recursos a mantenerse en lugar de a hacer cosas nuevas.

La famosa frase «si funciona no lo toques» refleja muy bien esta situación y debe ser una llamada de atención para todos aquellos que sientan que están actuando de esa forma, porque entonces se encuentran en peligro frente a su futuro. Y esto es porque el mundo ha cambiado, la economía ahora es digital y está dominada por empresas que tienen la innovación en su ADN, empresas que dedican una parte muy importante de sus recursos a estar lanzando constantemente nuevos productos, a invertir en startups y a desarrollar todo tipo de nuevas iniciativas que les permitan seguir estando a la última tanto a nivel tecnológico como en metodologías de trabajo.

Para representar esta necesidad de innovar por parte de las empresas del sector turístico podemos fijarnos en la estrategia que desarrolla la empresa RoomMate, liderada por el emprendedor Kike Sarasola, que ha demostrado que en una industria tradicional como es la hotelera se puede innovar introduciendo nuevos modelos de negocio que antes podían parecer reservados a las startups. Es el caso de Be Mate, el negocio de alquiler de apartamentos que compite con Airbnb, considerado en los últimos años como el gran enemigo de las empresas hoteleras.

Con este ejemplo comenzamos este artículo que demuestra que se puede seguir innovando en un sector tan asentado y que goza de buena salud en España, como es el del turismo. Para ello lo que vamos a hacer es conocer cómo está compuesto el ecosistema de innovación, de cara a tener referencias de las iniciativas que podemos desarrollar, de los casos de éxito y de dónde podemos dirigirnos si necesitamos recibir ayuda para desarrollar nuestra estrategia de innovación en el ámbito Traveltech.

Así es el ecosistema de innovación Traveltech

Cuando hablamos de innovación en un determinado sector tenemos que pensar primero en las innovaciones que están llevando a cabo las empresas que forman parte de este sector, en este caso las empresas hoteleras, de viajes y en general todas las que se centran en el turismo. Deberían contar con una estrategia propia de innovación que les permita resultar competitivas y adaptarse a los cambios que se puedan producir en su ámbito en el futuro.

En este contexto de la innovación a nivel interno, lo que más hemos visto en los últimos años ha sido la digitalización, que cuando ha evolucionado hacia la consideración de otros aspectos como la innovación abierta, la utilización de metodologías ágiles  y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, ha conformado una estrategia de transformación digital, lo que realmente puede resultar determinante en el futuro para la competencia.

La digitalización del sector turístico lleva produciéndose de manera ininterrumpida desde hace más de 20 años, cuando comenzaron a venderse billetes de avión por internet, a gestionarse reservas en hoteles o a crearse páginas web en las que las empresas podían promocionar sus productos y servicios. Posteriormente llegó la etapa de las redes sociales y de las apps, que supusieron un nuevo impulso a este proceso en el que las empresas cada vez están más interesadas en conocer mejor las necesidades e intereses de sus clientes. Podríamos decir que antes eran las personas las que se tenían que adaptar a cómo las empresas querían ofrecerles sus servicios. Ahora por suerte este modelo se ha dado la vuelta, de forma que cada vez son más las organizaciones que entienden que el cliente debe estar en el centro de su estrategia. Ese empoderamiento del cliente se ha visto reflejado, por ejemplo, en el tema de la wifi en los hoteles. Cuando empezó a verse que mucha gente quería conectarse a internet cuando viajaba, al igual que cuando estaba en su casa o en el trabajo, la mayoría de los hoteles lo vieron como una forma de ganar más dinero con cada cliente. Sin embargo, esto se vio claramente como un error y ahora todos los hoteles entienden que ofrecer conectividad a sus clientes es un valor añadido que muestra el interés de la empresa por satisfacer las necesidades de las personas.

Un ejemplo de la innovación a nivel de digitalización que podemos introducir en el ámbito de los hoteles lo encontramos en el proyecto «El hotel como ágora», que ha desarrollado The Valley para mostrar las tecnologías actuales y futuras que pueden ayudar a mejorar la experiencia de los clientes de los hoteles. Por ejemplo, ofrecen una app con la que podremos controlar muchos aspectos de nuestra estancia en el hotel, como puede ser el acceso a la habitación, la personalización de la misma o la utilización de determinados servicios extra. También la realidad virtual y aumentada intervendrán mucho en esta tendencia de turismo enfocado a las experiencias, al igual que la inteligencia artificial, que va a afectar a aspectos relacionados con la personalización, la atención al cliente e incluso la seguridad.

En este vídeo se muestra muy bien cómo puede ser esta experiencia de uso del hotel del futuro o el hotel digital:

Así lo explican sus promotores: «Desde el check-in online, hasta el wifi gratuito, pasando por el mayordomo virtual, las pantallas LED o el asistente de voz, las posibilidades son múltiples. ¿La clave? Aplicar innovaciones alineadas con la estrategia de cada compañía. Para algunas resultará clave el machine learning aplicado a la explotación de datos, la mejora en la coordinación entre departamentos o la gestión de recursos energéticos. Para otras, la experiencia incluye robots que hacen las veces de mayordomos, telepresencia holográfica o pantallas LED. Con la ciudad como escenario, puente y excusa, el hotel es el nuevo ágora. Viajeros, profesionales y ciudadanos buscan en él un espacio conectado, flexible y creativo, capaz de responder a las necesidades y deseos de su nuevo estilo de vida y trabajo».

Programas de innovación abierta que conectan a las grandes empresas con las startups

La innovación abierta es una de esas oportunidades que las empresas no pueden dejar pasar. Aunque pueda parecer una moda y de hecho algunas empresas lo hacen solo porque les reporta importantes réditos a nivel de marketing, la realidad es que los expertos en innovación coinciden en indicar que la colaboración con startups puede aportar a las empresas al aire fresco que necesitan para seguir avanzando en un mercado muy competitivo, en el que además se producen grandes cambios, sobre todo a nivel de los intereses de los clientes.

Son muchos los programas de innovación abierta que han puesto en marcha en los últimos años las empresas del sector turístico y los viajes. Aquí vamos a hablar de algunos de ellos, no todos porque son muchos, pero sí de aquellos de los que hemos tenido conocimiento recientemente y pensamos que son representativos de esta actividad.

Estos programas de innovación abierta promovidos por las empresas se presentan en muchos tipos de formas, comenzando por las aceleradoras, que seguramente son el formato más conocido por el gran público. Pero poco a poco han ido surgiendo otros formatos como los hubs de innovación, las competiciones de startups y los hackathones.

A continuación podéis conocer algunos de estos programas de innovación abierta en los que se conectan las corporaciones con las startups.

Competiciones de startups y hackathones

  • Amadeus Video Solutions Challenge: se trata de un desafío que proviene del equipo de soluciones de video de Amadeus, que está buscando propuestas que puedan agregar y etiquetar una amplia gama de contenido de vídeo relevante. La compañía candidata ideal puede recopilar y administrar contenido de vídeo de fuentes como YouTube, Vimeo, etc., e identificar automáticamente los lugares que aparecen en esos vídeos, para permitir así la visualización de información relevante y las capacidades de reserva. Las startups que quieran participar en este reto deben tener un producto ya disponible e implementado en el mercado e indicaciones iniciales sobre el rendimiento del producto y/o la tracción del mercado.
  • Tourism Startup Competition de UNWTO y Globalia: es una iniciativa pionera que ha identificado a las empresas emergentes al frente de la transformación del sector turístico y el impulso a los ecosistemas de innovación a través del turismo. Está impulsada por la Organización Mundial del Turismo (OMT), en asociación con el grupo turístico líder de España y América Latina, Globalia. Los 10 finalistas de la competición expusieron sus proyectos en el marco de la Feria Internacional de Turismo Fitur 2019 ante líderes mundiales del ámbito público y privado del turismo, así como ante potenciales inversores. La startup de devolución de impuestos Refundit, con sede en Tel Aviv, ha resultado la ganadora de la primera edición de esta competición.
  • Meliá Challenge: Meliá Hotels International apuesta por el valor disruptivo de las startups para innovar en el departamento de Alimentación y Bebidas, a través de esta competición realizada en colaboración con la aceleradora especializada en este ámbito Eatable Adventures. Las 10 finalistas presentaron sus soluciones ante un jurado integrado por representantes de ambos socios, que han designado una ganadora y tres menciones especiales. La ganadora la primera edición ha sido B-Lab Gastronomic, una plataforma tecnológica global de experiencia de cliente que se caracteriza por aunar la gestión integrada de la interacción en todas las soluciones que han diseñado para el canal Horeca, y por la rapidez con la que las han lanzado al mercado.
  • Reto Iberostar y Wayra: el South Summit celebrado en Madrid fue el escenario elegido por Grupo Iberostar para dar a conocer la primera startup ganadora de la convocatoria conjunta que realiza con Telefónica. Esta iniciativa nació con el objetivo de promover el talento en materia de innovación turística y de premiar los proyectos de startups en alguna de las categorías propuestas, como ‘banco de camas’ o ‘eHealth Tourism’, entre otras. Hasta un centenar de startups han participado en la iniciativa y la ganadora de la primera edición ha sido Booklyng, una plataforma basada en inteligencia artificial que permite la creación de un diálogo entre el hotel y el cliente en la web del hotel y su sistema de reserva, como si estuviesen hablando en persona, lo que permite incrementar en más de un 37% las ventas directas online.
  • IATA AIR Hackathon: una actividad en la que se pedirá a los participantes que creen soluciones para mejorar las capacidades de venta al por menor de las aerolíneas. Consiste en una fase de ideación de una semana para preparar su proyecto sobre viajes de placer y de negocios. Seguido de una experiencia de codificación de 28 horas en la ciudad natal de Santa (Laponia) para trabajar en los proyectos y presentar ideas a un equipo de expertos y mentores de la industria. Posteriormente se desarrolla una fase de incubación de 6 semanas para garantizar que las ideas ganadoras tengan el potencial de convertirse en casos de negocios sólidos y exitosos y la posibilidad de presentar estas ideas en foros de la industria. Otros hackathones organizados por IATA pueden consultarse en esta web.

Aceleradoras e incubadoras de startups

  • Hangar 51 es un programa de aceleración que tiene lugar en Londres durante diez semanas y que ofrece a las startups la posibilidad de probar sus productos a escala y de trabajar con el equipo directivo y expertos entre el grupo IAG, con el objetivo de testar los productos y servicios más prometedores con los clientes de la empresa. Doce startups han participado en Hangar 51 en ediciones anteriores, aprendiendo de grandes emprendedores y expertos en la materia que estuvieron presentes para ayudar en los espacios dedicados al programa de las oficinas de IAG en Londres, Madrid y Barcelona. Además, cada startup tuvo la oportunidad de presentar su proyecto para recibir financiación de IAG.
  • Booking Booster es el programa puesto en marcha en 2017 para trabajar con 10 scaleups en Ámsterdam con el fin de apoyar el desarrollo de sus negocios y planes de crecimiento. Es una iniciativa enfocada en respaldar a startups y scaleups en diferentes etapas de sus viajes y en ofrecer el tipo correcto de orientación y asistencia cuando más lo necesitan, trabajando juntos por un futuro más sostenible para la industria global de los viajes. En su tercer año de funcionamiento Booking.com busca empresas emergentes de todo el mundo que estén desarrollando soluciones basadas en tecnología para enfrentar los desafíos de los viajes sostenibles. Podrán participar en el Booster 2019 y competir por una parte de un fondo de 2 millones de euros.
  • The Journey es una iniciativa que busca atraer nuevas empresas dedicadas a resolver problemas en la industria para trabajar junto con Turismo de Portugal y a los actores de la industria local en Portugal: Grupo Barraqueiro, Geostar, Pestana Hotel Group, SATA Azores Airlines y NOS. Para ello se centran en los puntos clave: personalizar el viaje del cliente, crear una experiencia de viaje perfecta, mejorar la atención al cliente y promover viajes conscientes.
  • Lufthansa Innovation Hub en su presentación asegura que no son ni una incubadora, ni una aceleradora, ni una empresa de I+D, sino que son los responsables de perseguir las oportunidades de negocio que surgen en la interfaz entre el Grupo Lufthansa y la escena tecnológica global de viajes. Su trabajo consiste en identificar y analizar tales oportunidades rápidamente y convertirlas en nuevos negocios para la empresa.

Os indicamos otras iniciativas de innovación en el ámbito turístico que vale la pena conocer:

  • FuTurisme es un programa de apoyo a la creación de empresas innovadoras y responsables en el ámbito del turismo promovido por Barcelona Activa (Ayuntamiento de Barcelona), la Diputación de Barcelona, la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVe) y el Gremio de Hoteles de Barcelona.
  • Espacio 48 es un Centro de Innovación Abierta promovido por el Cabildo de Lanzarote como un espacio moderno, abierto y funcional, que se ha convertido en el escenario para la concentración y el intercambio de conocimiento y experiencias entre profesionales de distintos ámbitos alrededor de la industria turística.
  • Innoturismo en Tarragona es un programa de innovación abierta orientado a la mejora de la calidad del turismo familiar en el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre. Para ello se desarrolla un proceso que involucra a diferentes actores relevantes del sector, así como a toda una comunidad de innovadores y emprendedores arraigados en el territorio.

Grandes empresas del sector turístico y los viajes que compran startups

La inversión en startups o incluso la compra de estas por parte de las grandes empresas turísticas es otra forma en la que se desarrolla la innovación abierta, en busca de diversificación de negocio, captación de talento o de tecnología, entre otras cosas. En este sentido vemos que, de partida, puede haber varios modelos en los que se establece este proceso de inversión en startups, en primer lugar como continuidad al trabajo que se realizan las empresas desde sus propias aceleradoras o concursos de startups. En segundo lugar, creando fondos de inversión que participan en fases iniciales de las startups y, en tercer lugar realizando directamente adquisiciones dentro de lo que se conoce como M&A.

Para entender mejor este tema veamos algunas operaciones recientes de compra de startups por parte de corporaciones turísticas:

  • Amadeus IT Group compró en agosto de 2018 el 100% del proveedor de soluciones para hoteles TravelClick, con sede en Nueva York, por un importe de 1.520 millones de dólares a través de su filial estadounidense indirectamente participada Amadeus Americas. La integración de las soluciones de TravelClick con los productos de Amadeus dará lugar al nacimiento de un proveedor líder en tecnología de la información para el sector hotelero, con un amplio rango de soluciones tecnológicas innovadoras para hoteles y cadenas de todos los tamaños alrededor del mundo.
  • Airbnb ha llegado a un acuerdo en marzo de 2019 para adquirir la web de reservas de hoteles de último minuto HotelTonight, con el objetivo de incluir estos establecimientos a su oferta. Una valoración en 2017 realizada por PitchBook Data cifró el valor de HotelTonight en 463 millones de dólares. Este acuerdo permitirá a la plataforma de alquileres vacacionales ofrecer a los huéspedes una experiencia de viaje de última hora que brindará una hospitalidad única en cada viaje, en cualquier horario, en cualquier momento.
  • Globalia compró en diciembre de 2018 un porcentaje del accionariado de la agencia online TuBillete.com. Esta operación se produce dos años y medio después de la creación de PepeTravel, agencia con la que Globalia pretendía posicionarse en el mercado online, si bien sus ventas no están alcanzando las previsiones. La agencia canaria online Tubillete.com está especializada en la venta de billetaje aéreo, lo cual representa el 98% de sus ventas.

Además de estas tres operaciones de compra de startups por parte de grandes empresas, también existen algunos fondos de inversión especializados en este sector, como son los siguientes:

  • Hangar 51 Ventures es un fondo de inversión multimillonario creado por IAG para invertir en aquellas compañías con el potencial de transformar la industria de los viajes. Su objetivo es aprovechar la escala y la diversidad de las marcas de IAG para descubrir y colaborar con las empresas más disruptivas. Para ello cuentan con el capital, el acceso al mercado, el conocimiento de la industria y los recursos globales para crear colaboraciones valiosas.
  • Jetblueventures es la filial de capital de riesgo de JetBlue Airways. Su misión es incubar, invertir y asociarse con nuevas empresas en etapa inicial, que se encuentren en la intersección de la tecnología y los viajes. Su equipo está formado por profesionales de capital de riesgo y veteranos de la industria de viajes.
  • Top Seed Lab Travel Tech 1 es un fondo de inversión que cuenta con un capital de 7 millones de euros dedicado a la inversión en startups de la categoría de Traveltech, con modelos B2B o B2B2C, en fases de aceleración o early growth. Fond-ICO Global, el «fondo de fondos»  del Reino de España, es el principal accionista con el 49 % del capital.

Una muestra de las startups Traveltech que pueden ayudar a las empresas en la innovación abierta

Al igual que resulta muy complicado ofrecer un listado de todas las iniciativas existentes a nivel de innovación abierta,  sería imposible poner aquí la lista completa de las nuevas empresas a nivel mundial que aportan nuevas ideas y soluciones en el ámbito turístico. Pero lo que sí que podemos hacer en en este artículo es hablar de los ámbitos en los que están trabajando estas startups y dar algún ejemplo para entender mejor de qué se trata.

Una forma de conocer cómo trabajan las startups Traveltech es a través de una clasificación por la fase del viaje al que se enfocan, como puede ser por ejemplo:
  • Inspiración: si pensamos en cómo nació internet, como una nueva forma de informarnos y comunicarnos a través de formatos como los portales o los foros, entre otros, es fácil pensar que una parte importante de la utilidad que pueden ofrecer ahora las startups a los viajeros es inspiración para nuevos viajes, destinos y actividades. En este sentido una de las empresas más representativas es Minube, que tiene como misión contagiar la pasión por viajar. Para ello trabajan con el objetivo de ser la web y app de viajes ideal que inspire a hacer el viaje perfecto.
  • Planificación: una de las tendencias que hemos vivido desde la aparición de internet ha sido que los viajeros han ido tomando independencia con respecto al modelo anterior, en el que muchos de los viajes venían planificados por las agencias turísticas. Ahora gracias a aplicaciones como Triplist es el viajero quien en muchos casos planifica su experiencia, contando en todo momento con las herramientas digitales que le pueden ayudar en ese proceso de planificación.
  • Reserva: la utilidad más común en los inicios de internet ha permitido que se desarrolle todo un ecosistema de startups. Algunas de las cuales han llegado a convertirse en grandes empresas gracias al volumen de negocio generado y esto ha provocado que haya un gran dinamismo en este ecosistema. Lo que estamos viendo en estos momentos es que el modelo de funcionamiento de estas webs va a evolucionar para dirigirse a nuevos modelos conversacionales, gracias a los chatbots y los asistentes virtuales de voz. Como ejemplo de ello nos encontramos con la startup Guelcom, de creación de chatbots para hoteles.
  • Viaje: cuando llega el momento de pasar a la acción se amplifica nuevamente la utilidad que ofrecen las tecnologías digitales a los viajeros, desde lo más imprescindible que podemos necesitar a la hora de gestionar los billetes y reservas en las apps de la empresas que hemos contratado, a multitud de utilidades concretas relativas a las actividades que vamos a realizar. Así, por ejemplo, una vez que estamos en el destino podemos recurrir a webs como Kolaboo, que nos ayuda a encontrar las mejores actividades y visitas para llevar a cabo mientras hacemos turismo.
  • Fidelización y recomendación: en un mercado cada vez más competitivo nadie puede dar por asegurado su negocio en el largo plazo. Además, ahora con la importancia que toma la transformación digital en las empresas, cada vez se tiene más clara la necesidad de desarrollar una estrategia customer centric en la que pueden ser de gran utilidad herramientas tecnológicas como el big data y la inteligencia artificial.

A continuación compartimos un listado de algunas startups con las que hemos interactuado recientemente para el Observatorio Traveltech y desde el Innovation Hub Travel Edition, con el objetivo de ir teniendo cada vez más información sobre los diferentes agentes que participan en el ecosistema de innovación abierta en el ámbito del turismo y los viajes.

  • Airning ofrece la gestión de la indemnización por retraso de vuelo o cancelación de vuelo. La media de las reclamaciones realizadas a través de Airning es de 400 euros.
  • Nixi1 es un chatbot de reservas de viajes que funciona a través de apps de mensajería como Telegram y Messenger.
  • Hopper ofrece una aplicación que predice los precios y le ayuda a reservar vuelos y hoteles en el momento adecuado, ahorrando hasta un 40%.
  • Hotelchamp es una plataforma de marketing para hoteles que ayuda a incrementar las reservas directas y establecer relaciones con los huéspedes.
  • Stay22 ofrece un mapa de alojamiento para eventos y empresas de viajes.
  • Triplist propone nuevos destinos para los viajeros y se dedica a buscar nuevas propuestas para realizar.
  • Waynabox propone una nueva forma de viajar a través de la novedosa idea de los viajes sorpresa.
  • Wowanders es una aplicación impulsada por la IA que crea automáticamente un diario de viaje en función del lugar que se visita y las fotos que se toman.

Etiquetas: , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar