ChatGPT archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged ChatGPT

Se busca ascensorista

Publicado el 06 February, 2023

Muy recomendable escuchar este podcast en el que dos profesores debaten al respecto de cómo la Inteligencia Artificial Generativa (GenAI), especialmente ChatGPT puede afectarles en su trabajo. De la conversación se pueden deducir muchas cosas y cada uno puede entenderlo de una forma, pero lo que está claro es que se vienen curvas y va a ser muy importante prestar atención a los cambios que esta tecnología va a producir a nivel global, no solo como en este caso en el sector educativo.

¿Ocurrirá con los profesores como con los ascensoristas? es imposible predecirlo, pero lo que es más sencillo deducir es que un profesor tendrá que dejar de hacer su trabajo como lo ha estado haciendo hasta ahora, porque se perderá totalmente el sentido y la utilidad. Por lo tanto, todo apunta a que los profesores tendrán que volver a la escuela a aprender de nuevo cómo hacer su trabajo o más bien, todos deberíamos empezar a pensar en cuál es la alternativa al sistema educativo actual, porque para perder el tiempo no es necesario pasarse toda la mañana metido en un aula.

Y si la Inteligencia Artificial Generativa va a dejar obsoleto el trabajo del profesor, igual va a ocurrir con el de diseñador, redactor, administrativo, … y no solo eso, también del médico, ingeniero, abogado, … porque en estos momentos ya hay una startup que está pensando en cómo usar los últimos avances en Deep Learning para desarrollar una aplicación que haga el trabajo mejor que todos estos profesionales y de forma más eficiente y barata.

El trato humano, dicen, será lo que nos permita seguir ganándonos el jornal, pero ahora parece que está ocurriendo todo lo contrario, vas al médico y cuesta un triunfo que levante la mirada del ordenador porque en los 5 minutos que dura la cita apenas tiene tiempo para tomar notas y generar el informe correspondiente de la visita. Pero dejemos de criticar a los médicos que bastante tienen con adaptarse a la normativa que impone la administración y pensemos si nosotros también estamos manteniendo la misma actitud en relación con el uso que hacemos de la tecnología, por ejemplo cuando estamos hablando con otra persona y estamos más pendientes de las notificaciones del móvil que de lo que la otra persona quiere contarnos.

Aprende a usar la Inteligencia Artificial Generativa en tu trabajo

Durante mucho tiempo la Inteligencia Artificial ha sido una tecnología fuera de nuestro alcance, como mucho, podíamos ser meros observadores o usuarios pasivos, meros consumidores, o víctimas de los algoritmos de recomendación. Pero resultaba imposible o muy complicado que cualquier persona pudiera usar esta tecnología de manera proactiva, a no ser que fuera un programador. Con la llegada de las GenAI esto ha cambiado y se va a producir un vuelco enorme a la gran mayoría de los trabajos que se basan en el conocimiento y se realizan de manera digital.

Por esto es por lo que hemos lanzado el Curso de Inteligencia Artificial Generativa y ChatGPT del que vamos a realizar en breve la segunda edición y en cuya primera edición participaron 30 profesionales que no estaban dispuestos a que este tsunami les pasara por encima, más bien, están empezando a desarrollar las habilidades necesarias para subirse a la ola y que esto les proyecte hacia el futuro como mejores profesionales digitales.

Y también por esto es por lo que desde Futurizable llevamos ya un par de meses, desde la aparición de ChatGPT compartiendo el conocimiento que vamos adquiriendo al respecto de cómo la Inteligencia Artificial Generativa puede convertirse en la compañera ideal para maximizar el valor que aportamos con nuestro trabajo, ayudándonos a ser más productivos e incluso también más creativos. Así que hoy también queríamos compartir parte de este conocimiento, en concreto cómo hablar con ChatGPT para que nos ofrezca los mejores resultados y estas son nuestras recomendaciones al respecto.

Vamos a dividir las recomendaciones en 3 grupos, ya que en general son consejos para obtener buenos resultados, pero unos de ellos están relacionados con la necesidad de poner en contexto a la GenAI para que entienda bien lo que necesitamos, luego es importante que le demos instrucciones precisas para obtener resultados concretos y finalmente también es importante que tomemos una serie de precauciones al respecto de cómo enfocamos la interacción con la Inteligencia Artificial.

1. Ponle en contexto

Una de las cosas que mejor funciona para obtener buenos resultados con ChatGPT es que entienda bien el contexto que rodea a la conversación que vais a mantener y el trabajo que va a tener que realizar al respecto. Cuanta más información le puedas proporcionar sobre ello mucho mejor, hasta el punto de que puedes darle incluso documentación que utilice como referencia para realizar sus respuestas. Dicho esto, veamos qué cosas podemos hacer para aportar contexto a la conversación

  • Explícale de qué quieres hablar: antes de hacerle una pregunta dale pistas sobre el tema del que quieras tratar, así podrá ser más específico y podrá darte resultados más precisos. Por ejemplo puedes explicarle que quieres hacer un trabajo para entender cómo funciona determinado fenómeno físico, la razón por la que quieres hacer ese trabajo y el resultado que te gustaría obtener.
  • Dile quién eres: si le explicas quién eres, cuáles son tus necesidades, podrá darte una respuesta más personalizada y que se adapte mejor a tus necesidades. Por ejemplo puedes decir que eres profesor y vas a usar las respuestas para mejorar la forma en la que realizas tus clases o que eres un abogado y quieres usar las respuestas para explicarle algo a tus clientes.
  • Pídele que asuma un papel: cuando le pides que asuma un rol o papel concreto dentro de una conversación ofrece mejores resultados que si le preguntas directamente. Por ejemplo puedes decirle que es un médico que tiene que explicar el resultado de un análisis a uno de sus pacientes.
  • Dile que es un experto en la materia: una forma de lograr respuestas más precisas es decirle que es un experto en la materia de la que trata la pregunta, así ampliamos el conocimiento sobre el contexto de la conversación. Por ejemplo le puedes decir que es un experto en temas inmobiliarios y te tiene que asesorar sobre los contratos relacionados con la compra de una vivienda, la hipoteca y la reforma.
  • Cuéntale una historia: para que entienda mejor el contexto de lo que quieres hacer u obtener le puedes relatar cómo se te ha ocurrido y darle detalles de cómo se ha ido produciendo tu razonamiento al respecto. Por ejemplo dile en qué momento se te ocurrió una idea, qué es lo que estabas haciendo y qué es lo que hiciste a continuación para actuar al respecto. Luego hazle que forme parte de la historia como un protagonista que tiene una función.
  • Háblale de un público objetivo: si le pides que piense en un público objetivo concreto ofrecerá una respuesta que se adapte mejor al nivel de comprensión o las circunstancias de esas personas. Por ejemplo le puedes pedir que lo explique de manera sencilla como si fuera para que un niño pequeño lo pueda entender.
  • Explícale para qué quieres la respuesta: para mejorar la información de contexto puedes darle indicaciones al respecto de para qué vas a usar la respuesta y de esta podrás obtener resultados más relevantes. Por ejemplo puedes decirle que tienes que tomar una decisión en tu trabajo o que quieres presentar los resultados a un grupo determinado de personas para que tomen una decisión al respecto.
  • Dale pistas sobre la respuesta esperada: cuando tienes una idea de lo que te gustaría obtener con la respuesta le puedes orientar al respecto y decirle que esperas que sea una respuesta de determinado tipo. Por ejemplo puedes darle algunos datos o información que tú conozcas sobre el tema y así podrá saber mejor qué información esperas obtener por su parte.

2. Dale instrucciones

No olvidemos que ChatGPT aunque pueda mantener conversaciones totalmente fluidas como si fuera una persona, sigue siendo una máquina y correspondientemente nos ayudará a obtener mejores resultados si le proporcionamos instrucciones precisas al respecto de cómo queremos que nos aporte la respuesta.

  • Dile que estructure la respuesta: si necesitas que presente la respuesta de una forma determinada le puedes decir que lo haga en forma de lista, de pregunta y respuesta, de tabla, … Por ejemplo dile que te lo presente en forma de entrevista donde un periodista realiza preguntas a un experto en determinada materia.
  • Pídele que incluya algunas palabras: dile qué palabras te gustaría que aparezcan en la respuesta, así podrá tener en cuenta esas palabras y darte una respuesta más elaborada o que encaje mejor con tus necesidades. Por ejemplo puedes darle nombre de personas, de lugares o de objetos que quieres que formen parte de la respuesta y que los utilice en el contexto correcto.
  • Pídele una descripción: para ampliar la información que te proporciona en la respuesta le puedes pedir que describa algunos elementos de la misma, como puede ser el lugar en el que sucede o las personas que intervienen. Por ejemplo si quieres que te explique en qué consiste un descubrimiento le puedes pedir que describa las circunstancias que llevaron a realizarlo, las personas que intervinieron y el lugar en el que se produjo.
  • Dile cómo quieres que responda: le puedes pedir que responda usando determinado estilo de escritura, como puede ser en forma de poesía o imitando a la forma en la que escribe determinado autor. Por ejemplo puedes pedirle que use el estilo de un escritor famoso y construya la respuesta como si fuera uno de los personajes de uno de los libros de ese escrito.
  • Dale instrucciones precisas: dile la forma que quieres que tenga la respuesta, la estructura del texto en cuanto a extensión, formato de los párrafos, lenguaje utilizado Por ejemplo dile que quieres que aporte la respuesta en tres párrafos, el primero de introducción, el segundo de explicación y el tercero de conclusión, además del tamaño que debe tener cada párrafo.
  • Pídele que te haga preguntas: para mejorar el conocimiento que tiene sobre lo que necesitas puedes pedirle que te haga preguntas así podrás aportarle la información que necesita para darle una mejor respuesta. Por ejemplo le puedes decir que te pregunte sobre qué personas van a leer la respuesta o sobre qué uso vas a dar a la respuesta.
  • Hazle preguntas: utiliza pregunta del tipo qué, quién, cómo, donde, por qué, cuándo, … para conseguir respuestas más variadas. Por ejemplo le puedes pedir que redacte una nota de prensa de lanzamiento de un nuevo producto que tenga la estructura quién, qué, dónde y cómo.
  • Dile que haga un resumen: cuando hayas recibido una respuesta puedes pedir que haga un resumen y de esta forma tendrás una visión más concreta al respecto. Por ejemplo si le has pedido que haga un artículo para un blog, puedes pedirle que te haga un resumen para compartir ese artículo en las redes sociales.
  • Dile que amplíe la información: puedes obtener mejores resultados cuando le pides que amplíe la respuesta, así será más creativo a la hora de responder y tendrás más información al respecto Por ejemplo cuando te haya dado una respuesta sobre un tema, aprovecha parte de su respuesta para que amplíe información introduciendo esas palabras en la conversación.
  • Pídele que defienda la opinión contraria: cuando ya te ha dado una respuesta concreta puedes pedirle que aporte una idea contraria y de esta forma podrás tener una visión contraria. Por ejemplo si te ha explicado determinada teoría desde un punto de vista ideológico le puedes pedir que lo haga desde otro punto de vista para contrastar la visión inicial.
  • Pide un número de respuestas: enumera el número de respuestas que quieres obtener, así podrás lograr más resultados y que estos sean más variados. Por ejemplo para escribir un artículo de 10 razones para hacer determinada cosa o 10 consejos para una persona que quiere aprender sobre determinado tema.
  • Dale el formato de la respuesta: ChatGPT puede responder en formato texto, en formato de código fuente con diferentes lenguajes de programación, en diferentes idiomas o con estructuras de tablas. Por ejemplo puedes pedirle el código fuente para hacer una página web, para crear una macro de excel o para realizar un videojuego, además puedes decirle en qué lenguaje de programación debe hacerlo.
  • Pídele pros y contras: cuando quieres tomar una decisión suele pensarse en los pros y contras, pero muchas veces nos vemos influidos por nuestros sesgos. Contrastar esa opinión con el conocimiento condensado que tiene ChatGPT puede aportarnos un nuevo punto de vista. Por ejemplo si tienes que decidir entre vivir de alquiler o comprar una vivienda, puedes decirle que te aporte los pros y los contras en base a tus condicionantes particulares, el lugar en el que quieres vivir o el momento del mercado en el que nos encontramos

3. Piensa tú primero

Lanzarse a hacer preguntas o pedir cosas a ChatGPT es muy tentador, sobre todo cuando ves los resultados tan alucinantes que está compartiendo la gente de sus interacciones con la GenAI, pero una vez que hemos hecho las primeras pruebas vale la pena que dediquemos algo de tiempo a pensar de qué forma nos estamos acercando a esta tecnología, con qué mentalidad lo estamos haciendo y si tenemos que modificar nuestra actitud para que el resultado sea óptimo.

  • Considera que puede equivocarse: ya sabes que ChatGPT muchas veces se equivoca, lo cual hay que tenerlo en cuenta y si no estás convencido con lo que responde contrastarlo con otras fuentes. Por ejemplo cuando preguntamos cosas muy concretas sobre personas, lugares, fechas u otros datos suele cometer errores o inventarse cosas. Es importante aprender a encontrar estos fallos.
  • Haz preguntas sobre temas que conozcas: para sacarle el mayor provecho a ChatGPT empieza por hacer preguntas de temas que sabes un poco, no demasiado, ni muy poco, así podrás validar la calidad de las respuestas. Por ejemplo si estás aprendiendo sobre algo nuevo de lo que ya has leído algunas cosas y tienes unas ideas básicas, puedes pedirle que amplie ese conocimiento que has ido adquiriendo.
  • No preguntes de lo que no sabes nada: ya que el mayor riesgo de ChatGPT es que a veces se inventa cosas si no sabe qué responderte, es importante que aprendas a identificar estas situaciones. Por ejemplo si le pides una lista de personas referentes en una materia, si son personas que hablan o escriben en inglés suele acertar pero si le dices que hablen español se lo puede inventar si no tiene ese conocimiento.
  • Pregunta varias veces lo mismo: ya que cada vez que responde lo hace “pensando” de nuevo, puedes obtener diferentes respuestas si haces diferentes preguntas y de esta forma tener una respuesta más enriquecida. Por ejemplo si quieres que te explique un tema científico hazle varias veces la misma pregunta y al darte resultados diferentes es como si varias personas te lo estuvieran explicando y podrás entenderlo mejor.
  • Pídele una alternativa: a veces la respuesta que recibes puede no encajar con lo que buscas y al pedirle una alternativa sí que te ofrece el resultado esperado. Por ejemplo si le preguntas sobre creación de empresas puede responder sobre cosas anticuadas, como hacer un plan de negocio, pero si le pides una alternativa puede hablarte de opciones más actuales.
  • Insiste en que responda: a veces no va a responder a determinadas preguntas que le hagas por su política de uso, pero puedes insistir y muchas veces cambia de opinión y sí que responde a lo que necesitas. Por ejemplo cuando le pides que escriba el código de programación dice que no puede hacerlo, solo te explica cómo hacerlo, pero si insistes sí que acaba escribiendo el código.
  • Plantea alternativas: puedes plantearlo diferentes alternativas o escenarios de cara a obtener respuestas más variadas o enriquecidas. Por ejemplo si le has dicho que se ponga en el papel de determinada persona puedes decirle que luego se ponga en el papel de otra persona con unas características diferentes.
  • Utiliza palabras clave: puedes usar palabras clave como informe, análisis, revisión, protocolo, describe o recomienda para obtener mejores respuestas. Por ejemplo si quieres que utilice un lenguaje técnico y proporcione unas instrucciones precisas puedes decirle que escriba un protocolo de actuación ante determinada situación
  • Utiliza ejemplos: si le explicas lo que quieres obtener a través de ejemplos podrá entenderte mejor y darte mejores resultados. Por ejemplo puedes decirle que eres una persona que quiere explicar a otra cómo hacer determinada cosa o que tienes una función dentro de una empresa y tienes que cumplir con ella.
  • Evita las contradicciones: cuando mantengas una conversaciones tienes que mantener una línea argumental porque ChatGPT va a tender a responderte para satisfacer tu interés y si te contradices también te dará respuestas contradictorias. Por ejemplo cuando estás aprendiendo sobre un tema tienes que mantener el mismo tema dentro de la conversación para que vaya mejorando las respuestas en base al conocimiento que va adquiriendo sobre el tema que quieres tratar.
  • Se creativo: atrévete a hacerle preguntas originales, extrañas o controvertidas, nunca sabes qué te va a responder y puede que te sorprenda. Por ejemplo le puedes preguntar que imagine que viene de otro planeta y que se encuentra con determinada situación o que lleva mucho tiempo dormido para ver como reacciona ante algo nuevo.

¿Qué te han parecido estas recomendaciones? nos encantaría conocer tu opinión al respecto y también qué nos cuentes para qué estás usando ChatGPT.

Tags: , , , , ,

La Inteligencia Artificial y la explosión cámbrica del aprendizaje

Publicado el 26 January, 2023

La explosión cámbrica hace referencia a un fenómeno que tuvo lugar durante el cámbrico temprano, en el que se aceleró significativamente la evolución de las especies que habitaban el planeta en ese periodo, lo cual desembocó en una diversificación repentina de organismos. En la actualidad se utiliza este concepto para reflejar una evolución acelerada, como la que estamos viendo en estos momentos para el ser humano gracias a la Inteligencia Artificial, que va a tener especial impacto en determinadas actividades, como es el caso del aprendizaje, al que vamos a dedicar este artículo.

Esto es así porque a raíz del surgimiento de las Inteligencias Artificiales Generativas (GenAI), especialmente de la presentación de ChatGPT, se ha iniciado una verdadera revolución en el sector educativo, la enésima revolución tras la llegada de la informática, Internet y los smartphones, pero que en esta ocasión realmente podría, o debería, cambiarlo todo.

Aprendamos juntos

Una de las cosas que más nos ha gustado del curso sobre GenAI y ChatGPT que hemos realizado esta semana, ha sido escuchar a profesores contarnos cómo están usando estas herramientas para mejorar su trabajo, especialmente involucrando a sus alumnos en el proceso. Bueno también nos ha gustado ver a padres que se lo están enseñando a sus hijos, pero eso es otra historia.

Por esto nos atrevemos a proponer un cambio en el modelo educativo, pasemos del actual en el que el profesor sabe y el alumno no sabe, por uno nuevo en el que el profesor sabe, pero quiere aprender más y comparte ese proceso de aprendizaje con el alumno. Como un maestro que mejora en su maestría a media que el aprendiz valida sus conocimientos y le motiva para querer aprender más, para ser mejor.

El fin de las tareas

Si ya de por si antes las tareas nos parecían algo inútil, ahora ya es ridículo que el profesor mande una tarea al alumno que acabará haciendo una máquina. Absoluta pérdida de tiempo para el alumno, que no habrá aprendido nada más que a usar la máquina y para el profesor, que no debería conformarse con mantener al alumno ocupado, sino que debería tener como objetivo principal su aprendizaje, o al menos que aprueben su asignatura, si es que está correctamente definido el sistema de evaluación.

Aprovechemos este sinsentido para eliminar las tareas para casa y aprovechemos la tecnología para involucrar mucho más a los alumnos en su proceso de aprendizaje, que pasen a ser verdaderos protagonistas y que el profesor se convierta en un mentor en todo ese proceso. Entonces, cuando hayamos logrado que los alumnos sientan una verdadera motivación por aprender, no solo querrán aprender durante el tiempo que están en clase, sino que cuando vuelvan a casa seguirán aprendiendo por su cuenta.

Preparados para el futuro

Si las predicciones de los expertos en tecnología se cumplen, en pocos años la mitad de los trabajos que ahora conocemos habrán sido ocupados por la Inteligencia Artificial y la robótica, por lo tanto la mitad de las personas que ahora cursan sus estudios no podrán encontrar trabajo, por muy bien que se hayan preparado para ello. Por lo tanto o nos damos prisa en inventar nuevos trabajos o nos dirigimos a un futuro con unas tasas de desempleo tan altas que va a ser muy complicado mantener el equilibrio social.

El sector educativo no puede continuar al margen de esta situación, es momento de asumir la responsabilidad. No se puede seguir educando a los jóvenes para un futuro que no existe. El mundo ha cambiado y no se parece en nada al que representan los planes de estudios de la educación primaria, secundaria y universitaria. Qué yo sepa aún no hemos inventado la máquina que detiene el tiempo, pero el sector educativo parece disponer de esa máquina, es más algunos profesores se ofenden porque los intereses de los alumnos han cambiado, es más culpan a estos del problema, bueno, y también señalan a la tecnología como causa del mismo.

Lo malo es que nada apunta a que vayamos a volver a la época de la pluma, el tintero y el candil, así que o nos adaptamos a los cambios que ha provocado la tecnología en las personas y la sociedad o solo nos quedará esperar que la jubilación llegue pronto y no se vea la universidad obligada a hacer recortes de personal, porque los alumnos siguen empeñados en pensar que ya no vale la pena tener un título universitario y pasar 4 años aprendiendo cosas que no les van a ayudar a tener un buen trabajo en el mundo real.

El uso de las GenAI en la innovación educativa

Borja Garzón va a contarnos a continuación su experiencia llevando al ámbito educativo las Inteligencias Artificiales Generativas, tras 11 años trabajando en la innovación educativa a través de metodologías ágiles y design thinking. Es experto en el diseño de planes de formación basados en lifelong learning e implementación tecnología educativa, con foco actualmente en la integración de la IA en la educación. Además trabaja como Chief Learning Officer ayudando a las organizaciones que buscan navegar la incertidumbre y los contextos complejos a través de estrategias de aprendizaje. También es facilitador del aprendizaje y los procesos de innovación situando el conocimiento como core del negocio. Su último proyecto con el propósito de abrir el imaginario de uso e implementación de la IA es ofrecer el curso Inteligencia Artificial y oportunidades para la formación.

¿Cómo piensas que la Inteligencia Artificial va a impactar en el mundo de la educación en los próximos años?

Recientemente ya estamos viendo como el boom y toda la expectativa generada en torno a todo el ecosistema de herramientas ya disponibles y aplicables está generando un impacto en todos los sectores. Hace unos días lancé una encuesta con esta pregunta: ¿Cómo afrontas la disrupción de las Inteligencias Artificiales en tu trabajo? el 51% respondió que con optimismo y declarando que le son de ayuda, el 40% con incertidumbre y aprendiendo y tan solo un 8% con indiferencia y un 2% con miedo. Con esto quiero decir que el panorama es más optimista de lo que a priori pinta, respecto a impactos negativos o miedos. Lo cual no quita que hay alta incertidumbre y que la educación no es y no debe ser ajena a ello.

Es más, ya estamos viendo noticias como por ejemplo en New York han prohibido el uso de ChatGPT en los centros de formación (algo que ya ocurrió en Madrid cuando prohibieron el uso de los dispositivos móviles…). Por otro lado, ya salen casos de buenas prácticas de uso de la IA y sus herramientas en la educación, profesores que enseñan a sus alumnos a utilizarlas con sentido común y pensamiento crítico… Creo firmemente que este último es el camino, no prohibirlo y si enseñar su buen uso y sacarle el mejor de los partidos, de otra forma será dar la espalda a una realidad.

En cuanto a si puedo pensar que la IA eliminará a los profesores pues la respuesta es un NO rotundo. Creo que será parte de un asistente académico que ayudará a la personalización del aprendizaje, reconociendo e identificando mejoras de forma temprana, haciendo uso de los datos académicos del estudiante pudiendo llegar a recomendar acciones concretas y contenidos concretos, ayudará a la atención a la diversidad rompiendo barreras de idiomas, niveles, comprensión, diferentes ritmos de aprendizaje y motivaciones… Por ejemplo, usar herramientas de IA de subtitulado automático, de conversión de texto a audio o viceversa sin duda ayuda a personas con capacidades diversas.

Si bien es cierto en la educación, históricamente la tecnología siempre ha llegado tarde, pero creo que en esta ocasión no va a ser así pues muchas de las aplicaciones van precisamente a impactar en la generación de contenidos, asistentes virtuales, de gran utilidad en la formación. Por otro lado, la facilidad de uso minimiza la adopción de estas tecnologías y al no necesitar inversión en dispositivos será mucho más rápido que por ejemplo en el caso de la realidad extendida o metaverso.

Otro tema es cómo la burocracia que conlleva el sistema educativo lo facilitará, pero sin duda los estudiantes ya lo están usando, ya es una realidad. Y esto empujará a que el sistema educativo se transforme. Por ejemplo y lo primero en lo que impactará será en las evaluaciones. Por fin, podremos empujar a que los estudiantes adquieran habilidades de pensamiento crítico, comunicación, creatividad (y todas aquellas habilidades y competencias que nos hacen humanos) en lugar de la mera superación de tareas como exámenes o trabajos repetitivos en los que la IA nos da mil vueltas y los alumnos ya recurren a ellas.

Por otro lado, ya hay estudiantes que usan la IA conversacional para hacer resúmenes, preguntar dudas académicas, obtener preguntas para ponerse a prueba, etc. Sin duda, una buena práctica. Como conclusión diré que no debemos tener miedo de si nos va a quitar trabajo o no sabremos “competir” con estas herramientas. Al contrario, están para hacer nuestro trabajo más eficiente y dejarnos tiempo para lo importante: facilitar el aprendizaje de nuestros estudiantes. Lo que si puede poner en riesgo nuestro trabajo es no saber dominarlas y usarlas pues entonces será otra persona que si las use la que nos adelantará.

Defiendo firmemente que no sabemos qué profesión tendrán los alumnos que ocupan las aulas hoy, muchas de ellas ni siquiera existen por lo que enseñarles la competencia “aprender a aprender” y la capacidad de hacerse buenas preguntas más que responder siempre las mismas o memorizar, deben ser el tema central que aborde la transformación de la educación y la formación.

¿Cómo crees que esta tecnología puede mejorar aprendizaje en el aula?

La tecnología debe estar presente en el aula siempre y cuando no sea un punto de fricción o implique que haya personas que no tengan acceso a la misma.

No obstante, la tecnología está presente en la sociedad e impacta de forma innegable en la misma por lo que la educación no puede estar alejada de esta realidad y debe aplicarla y ayudar a su buena utilización.
Creo que la puede mejorar en estas líneas:

  • IA aplicada a la curación de contenidos y personalización de los mismos.
  • Análisis del sentimiento y emoción para la detección temprana de necesidades específicas, mejorar en el engagement y obtener feedback en tiempo real.
  • Mejorar la seguridad en las plataformas de formación. Detectando casos de acoso por ejemplo.
  • IA aplicada a la generación de contenido en vídeo o audio a través de un texto o contenido preexistente. Muy útil para aplicar metodologías de flipped classroom entre otras.
  • Soluciones multi-idioma y locución.
  • Como no, para generar storytellings realistas e ilustraciones que ayuden a personalizar los contenidos a nuestro alumnado y al mismo tiempo sumar al aprendizaje significativo.
  • Como asistentes académicos, usar Chatgpt para resolver dudas, conceptos, generar preguntas, resumir, esquematizar, apoyar, reforzar…

Seguro que me dejo muchas, y es que opino que es momento de abrir el imaginario y de forma colaborativa abrir un observatorio en la red de aplicaciones y usos que le podamos dar.

¿Qué tipo de herramientas de Inteligencia Artificial recomiendas para empezar a trabajar con ellas en el ámbito de la educación?

Como herramientas ya existentes recomendaría empezar por ChatGPT. Por todos conocido y en el que los estudiantes están tomando la delantera en su aplicación. Una herramienta de IA (o bueno verdaderamente de machine learning) tiene el potencial suficiente para ayudarnos como si de un asistente académico se tratara, donde es más importante saber y dominar qué preguntar que las propias respuestas que da. Para mi esto es ya por sí un ejercicio de incalculable valor pedagógico ya que vivimos en un momento de la historia en el que la incertidumbre es tan alta que hace que los retos a los que nos enfrentamos sean complejos (que no complicados). Ocurre que ante un problema complejo no existen soluciones previas ni una válida certeramente, por lo que la capacidad de aprender, de generar conocimiento nuevo es esencial y de vital importancia. Esto sólo se consigue haciéndonos cada vez mejores preguntas en lugar de responder siempre a las mismas (como estamos acostumbrados a hacer de forma brillante ya que se nos ha formado para ello).

Sin duda empezaría por esta para enseñar sus bondades más arriba apuntadas.

Otro tipo de herramienta que utilizaría serían aquellas que son capaces de generar contenidos en múltiples formatos (vídeo, audio, imagen) a partir de una petición previa con un prompt o incluso a través de tus contenidos previos que tengas. Por ejemplo, generar vídeos a partir de tus presentaciones o pdfs me parece un uso que ayuda al trabajo y comunicación asíncrona que a su vez puede ayudar a afianzar conceptos y aplicar metodologías de aprendizaje activas y de flipped classroom donde profesores y estudiantes pueden crear sus contenidos de forma asíncrona y aprovechar los espacios físicos y síncronos a actividades que no sean la mera transmisión de la teoría.

Creo que este sería un buen comienzo simple que no sencillo.

¿Cómo crees que la Inteligencia Artificial puede ayudar a personalizar el aprendizaje para los estudiantes?

Sin duda creo que es uno de los mayores beneficios que puede traer la IA a la educación. Y es que la personalización del aprendizaje es uno de los grandes retos y que hay tantas formas de aprender como personas existimos, sumado a que no todos partimos del mismo punto. Dicho esto, la IA creo que ayudará haciendo uso de los datos académicos y del histórico del estudiante. La IA es capaz de analizar grandes volúmenes de información y detectar casos concretos de necesidades específicas donde cada estudiante necesita refuerzo, feedback, contenidos específicos etc. Puede sin duda hacer un mejor uso de los datos que los profesores cuyo tiempo y capacidad de análisis de grandes volúmenes es limitado. Imaginemos que una aplicación de IA puede tener el contexto sociodemográfico de un estudiante, su histórico de evaluaciones, sus calificaciones, sus métricas de seguimiento, asistencia, interacción… y que la IA puede ayudar a analizar todos estos datos y dibujar al profesor un modelo que anticipe abandonos o fracasos escolares tempranos o incluso le diga las áreas en las que desarrollar acciones concretas para dicho estudiante. Sería maravilloso y permitiría al profesor anticiparse, detectar y ocuparse de lo realmente importante.

¿Qué desafíos piensas que enfrenta la educación con la llegada de la Inteligencia Artificial?

El más inminente y creo que hay que darle gracias, al cambio de los sistemas de evaluación basados en la mera calificación de exámenes y trabajos repetitivos. Dado que con las herramientas como ChatGPT va a ser, por lo menos por ahora, imposible detectar la autoría de los mismos, los profesores se deberán ver forzados a innovar en las evaluaciones y todo ello no va en contra de la legislación educativa. Básicamente quizás veamos una evaluación en competencias real y no en una mera evaluación al puro estilo PISA… que de poco sirve y poco aporta a la sociedad y a los estudiantes.

Sin duda el otro gran desafío será educar y formar en el uso de esta tecnología así como tratarla como una competencia más. Embeberla en el currículum académico y usarla como una herramienta más como son las tablets, los proyectores o la tiza. Todos ellos elementos imprescindibles.

Por otro lado, el gran obstáculo va a ser la burocracia y la barrera de adopción de nuevas herramientas y metodologías de trabajo en el sistema educativo.

No me gustaría dejar tampoco de lado que es preciso un avance y asentar unas líneas básicas que sean las directrices éticas en las que se fundamente el uso y aplicación de la IA en la educación y por tanto en el impacto de la sociedad. Contemplando y resolviendo la igualdad de oportunidades, la universalización, la atención a la diversidad, la privacidad, la seguridad, etc.

Una de las problemáticas que ya se están tratando legalmente y a las que se enfrentan las empresas de desarrollo de Inteligencia Artificial es el cumplimiento de la ley de GDPR. La ley de protección de datos contempla el derecho a la información. Esto es que cualquier usuario puede solicitar a las empresas responsables de estas aplicaciones de IA a informar del origen de los datos, tratamiento, etc. Pues bien el reto es mayúsculo pues al basarse en machine learning es a día de hoy imposible conocer o averiguar con certeza cómo la IA llega a darte una solución determinada y no otra. Es decir no puede aportar información sobre cómo se han tratado los datos pues lo que ocurre en la IA es como una caja negra (por así decirlo).

¿Cuáles son tus planes para sacarle provecho a esta tecnología?

En primer lugar, aprender y mostrar curiosidad así como investigar a través de experimentar con las diferentes herramientas existentes y las que van saliendo. Esto va tan rápido que a veces cuesta poner foco y pensar en qué y cómo aplicarlas a tu sector y casos de uso concretos. No obstante, lo que trato de hacer es crear comunidad y abrir el imaginario precisamente para ir averiguando y desgranando en qué nos pueden ayudar.

¿En la práctica? Pues estoy usando Copilot para ayudarme a planificar y diseñar formaciones, talleres, cursos. Es una IA en la que le das el contexto, las temáticas y con un entrenamiento previo puedes obtener una planificación educativa completa en la que te propone las lecciones, los temas a tratar, los objetivos, las actividades, la evaluación… e incluso las presentaciones… Alucinante para aquellos que somos diseñadores instruccionales o nos encargan diseñar experiencias de aprendizaje ya que esto te da ese orden y sentido al que antes tenías que recurrir a un experto en la materia y confiar en su know how. Ahora puedo ser más eficiente y recurrir a una validación posterior en lugar de empezar de cero.

Igualmente, mi nuevo compañero de trabajo, aka ChatGPT, me ayuda a resumir, a crear las introducciones teóricas de ciertos temas, a diseñar evaluaciones, a proponer actividades, ya tengo un listado de prompts de aplicación práctica para la educación que me ayudan a saber que pedirle y como. Lo que comentaba anteriormente, aprendiendo a preguntar mejor y a saber qué preguntar más que buscar respuestas correctas.

Por otro lado, no soy experto, más bien soy un desastre en temas de gestoría por lo que estoy usando la IA para generar plantillas de contratos, plantillas de facturas, control de pagos y generación automática de facturación, etc. Esto vinculado a herramientas nocode es una maravilla.

Por último, me encuentro jugando con herramientas de generación de imágenes y los cursos que diseño ya no usan imágenes de banco si no que son únicas y diseñadas específicamente para estos casos.

Finalmente, mi plan e invitación es que sumemos fuerzas, creemos comunidad y desarrollemos soluciones de nicho aplicadas a la educación. Me encantaría participar en el diseño y desarrollo de una solución de IA aplicada exclusivamente a la educación.

Tags: , ,

De la automatización cognitiva a la amplificación cognitiva

Publicado el 09 January, 2023

Cuando IBM dio a conocer su tecnología Watson apenas se hacía referencia al concepto de Inteligencia Artificial, sino que se hablaba de computación cognitiva y quizás deberíamos rescatar esta forma de referirnos a la tecnología a la que solemos denominar como IA porque expresa mejor su verdadero estado de desarrollo. Lo digo porque en las últimas semanas, tras la aparición de ChatGPT se está generando mucho debate al respecto de si se debería hablar de Inteligencia, porque no tiene verdadera capacidad de razonar y seguramente ni siquiera es necesario que lo tenga, porque precisamente para eso estamos los humanos.

El caso es que si le preguntamos al propio ChatGPT ¿Cuál es la diferencia entre la entre cognición e inteligencia? nos explica que la cognición se refiere al proceso de adquirir, procesar, almacenar y utilizar la información. Se trata de un término amplio que incluye procesos mentales como la percepción, el razonamiento, el aprendizaje, la memoria y el lenguaje. La inteligencia, por otro lado, se refiere a la capacidad de razonar, planear, resolver problemas, pensar abstractamente y aprender de manera rápida y eficiente. Es una medida de la habilidad de una persona para adaptarse y aprender de su entorno. En general, se puede decir que la inteligencia es una parte importante de la cognición, pero no es lo único que la conforma.

Como puedes ver lo de razonar se encuentra tanto en la cognición como en la inteligencia, por lo que tampoco vamos a salir de dudas con esta explicación, ni siquiera leyendo las definiciones en Wikipedia de Cognición e Inteligencia va a ser sencillo llegar a una conclusión, por lo que quizás mejor vamos a dejar de pensar cómo llamar a ChatGPT en particular y las GenAI en general, para enfocarnos en la utilidad que puede ofrecernos. Sobre todo considerando que ni siquiera los humanos obramos siempre usando el razonamiento, de hecho actuamos en muchas ocasiones justo como la hace la inteligencia artificial, en base a una programación, que en nuestro caso son los instintos y también los sesgos cognitivos.

Pero hablando de la utilidad que puede ofrecernos esta tecnología es interesante entender su estado de desarrollo porque nos ayudará a encajar nuestra expectativa al respecto y comenzar a sacarle todo el provecho que sea posible. Para ello nos vamos a fijar en la explicación que realiza François Chollet en su artículo la IA es automatización cognitiva, no autonomía cognitiva, donde nos habla de la Asistencia Cognitiva que es aquella IA que puede ayudarnos a dar sentido al mundo y tomar mejores decisiones. IA para ayudarnos a percibir, pensar, comprender y hacer más. IA que podrías usar como una extensión de tu propia mente. Hoy en día, algunas aplicaciones de aprendizaje automático entran en esta categoría, pero son pocas y distantes entre sí. Sin embargo, creo que aquí es donde reside el verdadero potencial de la IA.

Y aquí es donde entra en juego ChatGPT porque si lo sabemos usar adecuadamente, si sabemos realizar las preguntas correctas puede ser esa asistencia o esa amplificación de nuestra capacidad cognitiva, que nos ayudará a hacer mejor nuestro trabajo, a mejorar nuestra toma de decisiones y a amplificar nuestro potencial profesional y personal. Del mismo modo que la tecnología puede aumentar nuestra capacidad sensorial para ver y oír mejor, también lo puede hacer para ayudarnos a pensar mejor, sin que esto implique que tenga que pensar por nosotros.

Algunas ideas para empezar a usar ChatGPT

Igual que ocurre con los vehículos que tienen capacidad de conducción autónoma, donde es obligatorio mantener determinados hábitos, como llevar las manos sobre el volante y la vista puesta en la carretera, porque las características de la carretera o del entorno pueden hacer que se desactive el sistema autónomo, con las herramientas GenAI también tenemos que aplicar ciertos criterios que nos ayudarán a sacarle el máximo partido y evitar posibles problemas que puedan generarse al respecto. Vamos a continuación algunas de estas recomendaciones:

  1. Comienza por preguntarle sobre temas de los que sabes ya un poco, pero no de los que sabes mucho o de los que no sabes nada, ya que si las expectativas que has puesto en ello son muy altas, te puede defraudar y esto puede que haga que no quieras seguir en la conversación. Sin embargo si le preguntas de cosas de las que ya tienes cierto conocimiento, poco a poco le puedes ir poniendo a prueba, viendo hasta donde es capaz de llegar, en qué se equivoca y en qué te sorprende, porque así podrás comprobar el potencial que tiene para ayudarte a seguir aprendiendo de un tema del que tienes interés.
  2. Observa lo que otros están haciendo para sacarle provecho a esta tecnología, porque es con situaciones reales como mejor se aprende y también mejor se entiende el potencial que puede tener. Es curioso que precisamente estemos siendo los humanos los que tengamos que estar encontrando estos casos de uso y no directamente la propia tecnología, lo cual representa muy bien esa dualidad donde su gran potencial no está en dejarla que trabaje de manera independiente sino que seamos nosotros los que trabajemos codo con codo con ella.
  3. Aprende a descubrir los errores como parte del proceso de trabajo con las GenAI, porque como sabes, uno de los principales problemas de esta tecnología es que no resulta infalible, no deberíamos hacer los cálculos para construir un avión o un puente con este tipo de IA’s, pero sí que pueden ayudarnos a muchas cosas en las que el riesgo que asumimos no es tan alto. Por lo tanto aprender a diferenciar cuándo debemos fiarnos de ella es tan importante como cuando se conduce un coche autónomo saber cuándo deja de tener el control porque se ha desactivado la función de conducción autónoma, por ejemplo al ir a tomar una rotonda.
  4. Hazlo como un juego, aprender muchas veces puede ser divertido y también trabajar debería proporcionarnos ese tipo de satisfacciones. Así que la mejor forma de empezar a usar esta tecnología es como en un juego donde tienes un contrincante o un compañero con el que vas interactuando, como si fuera una partida de ping pong. De esta forma, como en todo juego o deporte, podrás ir viendo cómo vas mejorando a medida que lo practicas y el resultado acabará siendo mucho mejor que si comienzas con la presión de obtener buenos resultados a corto plazo.
  5. Encuentra en lo que es mejor la GenAI en base a las necesidades que tú puedas tener. Por ejemplo no debe ser casualidad que ChatGPT sea tan malo para las matemáticas, del mismo modo que muchas personas pueden ser malas para las matemáticas pero buenas para la comunicación, y viceversa, de lo que se trata en este caso es de encontrar aquello en lo que es capaz de hacer las cosas mejor que nosotros, o quizás no mejor pero sí de forma más rápida, barata o eficiente.

Aprendiendo en comunidad a usar la Inteligencia Artificial

Ser autodidacta está muy bien, de hecho ahora con las GenAI ya no se podrá decir que estás aprendiendo completamente en solitario, sino con la asistencia de esta tecnología que puede ser muy buena compañera en este camino del aprendizaje. Pero también aprender en comunidad es tremendamente recomendable, sobre todo cuando se trata de algo tan nuevo en donde apenas nadie tiene ventaja ni puede considerarse aún un experto.

Por esto, desde Futurizable queremos contribuir a mejorar la productividad de profesionales y empresas usando la Inteligencia Artificial, para lo cual vamos a desarrollar en los próximos meses varias iniciativas relacionadas con la divulgación y el aprendizaje, de las que os iremos informando por aquí. Y la primera de ellas es el Curso de Inteligencia Artificial Generativa y ChatGPT que vamos a realizar los días 17, 18 y 19 de enero con horario de 17 a 19h, de manera online y síncrona.

Queremos que sea un curso 100% práctico y colaborativo, que además estará mentorizado para que cada participante pueda sacarle el máximo provecho a estas 6 horas de trabajo y a todas las dinámicas que en él se generen. Luego nuestra intención es ir creando comunidad con los participantes en los cursos de cara a generar un espacio de aprendizaje continuado en el que nos podamos mantener al día de las novedades que se vayan produciendo en esta tecnología.

Estamos convencidos de que la Inteligencia Artificial va a generar unas enormes oportunidades para los profesionales y las empresas que sepan utilizarlas correctamente, del calibre de las que hace décadas generaron la informática e Internet. En una época de constante cambio y enorme incertidumbre, nos acaban de regalar una nueva herramienta con la que navegar el futuro, pero tenemos que aprender a extraer de ella todo su potencial.

Tags: , , , ,

El arte de hacer preguntas

Publicado el 19 December, 2022

Es fantástico estar viviendo en directo la última revolución tecnológica, y no me hablamos de lo de la fusión nuclear, de lo que también habrá que hablar en algún momento, sino a los grandes avances que estamos viendo en las últimas semanas desde el lanzamiento de la Inteligencia Artificial Generativa de textos ChatGPT y el aumento considerable del uso de las herramientas correspondientes para la generación de imágenes.

Lo que está ocurriendo estos días se parece bastante a lo que hemos vivido en otras ocasiones los veteranos de Internet, pero como hablamos de tecnologías exponenciales, todo ha ocurrido mucho más rápido y está teniendo un impacto mucho más grande. Ejemplo de ello es el tiempo que ha tardado ChatGPT en alcanzar 1 millón de usuarios, apenas 5 días, respecto a los 10 meses que por ejemplo tardó Facebook en lograr una cifra similar.

De esta forma podemos fijarnos en el pasado para entender las implicaciones que tendrán las Inteligencias Artificiales Generativas, comenzando por la popularización de la Informática e Internet, que hicieron posible posteriormente la aparición de los navegadores, las webs, los buscadores, el comercio electrónico, los blogs, las redes sociales, las plataformas de economía colaborativa, el software como servicio, las apps de mensajería, el Bitcoin, …

Pero para entender mejor lo que está ocurriendo es mejor fijarse en algunas herramientas concretas que han permitido que cualquier persona pueda realizar cambios significativos en la forma de hacer su trabajo, porque eso al fin y al cabo es lo que parece ser la principal utilidad que vamos a obtener de esta tecnología, poder trabajar codo con codo con la Inteligencia Artificial.

Y por verlo con un ejemplo podríamos asemejar lo que está ocurriendo tras la aparición de ChatGPT con la aparición de WordPress, como herramientas pensadas para un uso popular, lo que ocurrió en su momento con WP es que millones de personas pudieron convertirse en creadores de contenidos y usar esta herramienta de software para realizar campañas de marketing y dar a conocer sus productos, lo cual ha producido importantes cambios a nivel de comunicación.

Del mismo modo con ChatGPT vamos a vivir un salto exponencial en la forma en la que la gente crea contenidos y los difunde a través de la red, pero no solo contenidos, también estrategias, código, proyectos y todo tipo de iniciativas que se van a poder desarrollar a partir de la puesta a disposición del público de esta herramienta tan potente y versátil. Veamos algunos ejemplos de buen uso de esta tecnología:

  • Chema Cepeda explica que ChatGPT puede servir para traducir a un lenguaje entendible los informes médicos que muchas veces son muy difíciles de entender por las personas que no tienen conocimientos específicos al respecto.
  • Ammaar Reshi ha creado un cuento completo para niños en un fin de semana usando las GenAI, principalmente ChatGPT y MidJourney, e incluso lo ha puesto a la venta en Amazon.
  • GuyParsons cree que podía ser buena idea usar una GenAI para sacarle mayor provecho a otra GenAI, así que ha usado ChatGPT para mejorar la redacción de las instrucciones que le aporta a MidJourney para crear imágenes.
  • María del Mar Sánchez está usando ChatGPT para la redacción de actividades que realiza en sus clases, consciente de que sus alumnos lo usarán para hacer las tareas, ella no quiere desaprovechar las opciones que le ofrece esta tecnología.
  • Pablo Renaud está conversando con ChatGPT al respecto de las ideas que tiene para su nuevo libro y por lo que parece la GenAI le ha ayudado a salir de uno de esos típicos bloqueos del escritor.
  • Elen Irazabal ha usado ChatGPT para redactar un contrato de arrendamiento y también para hacer otras actividades relacionadas con su actividad llevando la tecnología al ámbito legal.
  • Luis Miguel Ortiz también ha estado conversando con la GenAI para intentar entender mejor por qué se llevan a cabo determinadas políticas a nivel económico.
  • Felipe Mendiguren no piensa que este tipo de aplicaciones vaya a acabar con los programadores, de hecho está ayudando a su hijo que quiere aprender a programar para que lo use y con esto lograr una ventaja competitiva en el futuro.
  • Carlos Azaustre también cree que esta herramienta no es una amenaza para su trabajo o que en caso de serlo él no piensa quedarse parado esperando a ver qué pasa, por eso ha empezado a crear aplicaciones web usando ChatGPT.

No son las respuestas, son las preguntas

La frase “el arte de hacer preguntas” surgió en una reunión de esta semana donde sngulares y leinners nos juntamos para trabajar en nuevos proyectos a desarrollar usando las GenAI, la cual es muy representativa de la actitud que debemos afrontar cuando comencemos a usar esta herramienta. Porque el problema principal que observamos en estos momentos es que la mayoría de críticas que se están produciendo hacia esta tecnología provienen de gente que intenta usarlo para lo que no ha sido diseñada. Así por ejemplo, cuando hacemos una búsqueda en Twitter por la palabra ChatGPT encontramos casos como los que enunciamos a continuación:

  • Preguntar por cuestiones políticas y esperar un posicionamiento al respecto que coincida con nuestra ideología.
  • Hacer preguntas retorcidas sin ningún tipo de lógica y esperar respuestas racionales.
  • Preguntar por asuntos de actualidad, a sabiendas que la IA ha sido entrenada hace meses y no puede conocerlos.
  • Esperar respuestas con resultados publicados en la red, a sabiendas de que la IA no tiene acceso a Internet en tiempo real.
  • Hacer preguntas buscando que la IA muestre sesgos y ofenderse porque efectivamente los tiene, igual que el que pregunta.

Y así podríamos seguir un rato porque como suele ocurrir siempre que algo tiene un potencial para cambiar las cosas, la novedad puede sacar de nosotros lo mejor y lo peor que hay escondido en nuestros genes. Sin embargo si nos dirigimos a esta tecnología con curiosidad, humildad y sobre todo muchas ganas de aprender, seremos conscientes del gran beneficio que podemos obtener de ella, igual que hemos podido hacer antes con otras tecnologías como la informática e Internet.

El futuro de las GenAI

Vamos a copiarnos de Carlos Santana y comentar por aquí algunas posibles opciones de futuro que surgen una vez han empezado a popularizarse las GenAI a partir de la publicación de DallE, Stable Diffusion, Midjourney, Copilot y ChatGPT:

  • Si hacemos caso al dicho “aprendiz de todo maestro de nada” podríamos pensar que aunque ChatGPT sea bastante bueno en muchas de las cosas que hace, otra tecnología basada en los mismos fundamentos podría hacerlo mucho mejor si se enfoca en una temática concreta en la que sea entrenada por profesionales con un conocimiento específico en la materia. Aquí seguro que no tardamos mucho tiempo en ver la aparición de los ChatGPT especializados en temas de derecho o de salud, como ha ocurrido ya con Socratic para las matemáticas y  Duolingo para los idiomas.
  • La integración con todo tipo de aplicaciones de software que usamos a diario va a ser otra de los grandes vías de desarrollo de las GenAI, lo cual va a multiplicar su impacto de manera increíble. Imagina a ChatGPT integrado en Excel para generar macros o a DallE integrado con Autocad para realizar imágenes de edificios, algo que de hecho ya está ocurriendo con integraciones como la recientemente realizada por Notion o las integraciones que han realizado algunos usuarios para poder usar ChatGPT dentro de Whatsapp y Telegram.
  • Una duda enorme que tenemos en estos momentos es qué ocurrirá con Siri de Apple, Alexa de Amazon y Home de Google, porque se están haciendo muchas comparaciones al respecto de la poca utilidad que ofrecen estas tecnologías y no sabemos si el problema es el que comenta Carlos Santana, de que estas empresas no se atreven a liberar todo el potencial de la Inteligencia Artificial o que realmente no han sido capaces de crear aún algo que funcione tan bien como ChatGPT.
  • Usar la informática e Internet a través de lenguaje natural en lugar de botones u otras formas variadas de interacción, es otro de los grandes cambios que podríamos ver en el futuro gracias a las GenAI, sobre todo en el momento en el que podamos usar la voz para transmitir los mensajes, el cambio en nuestros hábitos de uso de la tecnología puede ser brutal.

Modelos de negocio que pone en riesgo las GenAI

Se ha hablado mucho de que la Inteligencia Artificial puede acabar con el trabajo de aquellos profesionales que se resistan a adaptarse y evolucionar aprovechando las ventajas que pueda ofrecerle esta tecnología, pero ¿qué ocurre con los modelos de negocio que pierdan su utilidad en el momento en el que las GenAI se vuelvan populares? sin duda podría pasar lo mismo que ocurrió con los carretes de fotos con la popularización de las cámaras digitales y sobre todo con la aparición del smartphone.

  • Bancos de imágenes: va a ser muy interesante ver cómo reaccionan las empresas de bancos de imágenes como istockphoto shutterstock frente a la posibilidad de que cualquiera crear sus propias imágenes a golpe de click, sin duda todo un reto y un ejemplo de cómo un día para otro puede cambiar el modelo de negocio cuando menos te lo esperas.
  • Empresas de traducciones: sobre esto se lleva hablando ya bastante tiempo, sobre todo porque precisamente el software de traducción automático ha sido de los primeros en aprovechar el poder de la tecnología de procesamiento del lenguaje natural para ofrecer una utilidad real a las personas.
  • Instituciones educativas: cualquier organización que trabaje en el ámbito de la educación debería estar ahora pensando si prohibir el uso de ChatGPT, enseñar a usarlo o hacer como si no hubiese pasado nada. Como te puedes imaginar aquí somos partidarios de ofrecer a los estudiantes todas las opciones posibles para aprovechar al máximo esta tecnología.

¿Qué te parece todo esto? ¿Has empezado ya a trabajar codo con codo con las GenAI? nos gustaría conocer tus opiniones y experiencias al respecto.

Tags: , , , , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar