ciencia abierta archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged ciencia abierta

Compartimos los resultados de la encuesta sobre ciencia abierta

Publicado el 10 septiembre, 2020

A lo largo de las próximas semanas os iremos contando que desde Futurizable estamos colaborando con una Universidad en el desarrollo de un programa de Innovación Abierta a través del cual se busca conectar a los profesores que realizan una labor de investigación con empresas interesadas en trasladar al mercado las investigaciones realizadas por estos científicos. Se trata de una iniciativa muy completa que implica el desarrollo de muchas actividades y que nos va a servir para entender mucho mejor el estado y problemática de lo que se ha denominado habitualmente como «transferencia de tecnología», es decir, sobre cómo los descubrimientos y desarrollos tecnológicos que se realizan en los laboratorios pueden ser convertidos en innovaciones que puedan llegar a tener una aplicación comercial a través de las empresas.

Ya en la primera mitad de este año habíamos estado colaborando en un curso para científicos que quieren convertir sus proyectos en negocios, a los que habíamos enseñado técnicas de design thinking, validación de ideas de negocio, diseño de modelos de negocio, desarrollo del producto mínimo viable, metodologías ágiles, valoración de una idea de negocio y realización de un pitch deck, entre otras cosas. Entonces a lo largo de esas clases pudimos descubrir la gran problemática que existe en el mundo académico y de la ciencia, a la hora de financiar y comercializar las tecnologías que desarrollan, considerando que muchos científicos son además profesores y es dando clase como se ganan la vida para poder seguir investigando. Y al ver esta problemática es por lo que empezamos a pensar en la posible solución que podría llegar a través del modelo de ciencia abierta, además de coincidir con el resto de problemáticas que comentamos cuando lanzamos la encuesta, como es el de la poca a mucha utilidad que ofrece el modelo de patentes que es el que hasta ahora a predominado y que resulta el contrapuesto al que en este artículo tratamos.

Por lo tanto hoy queremos es compartir con vosotros los resultados de la encuesta sobre ciencia abierta que realizamos durante el mes de julio y destacar algunas de sus conclusiones, que mostramos a continuación.

Como podéis comprobar por las respuestas de los suscriptores de Futurizable que han participado en la encuesta, el modelo de ciencia abierta realmente se presenta como una necesidad y como una alternativa al modelo actual, es cierto que probablemente no sea la solución ideal ni veamos que toda la ciencia pasa a realizarse de manera abierta, lo contrario al modelo de ciencia actual basado en patentes, del mismo modo que no ha ocurrido en el caso del software, aunque sí que es cierto que la tendencia debería ser a una mayor relevancia del modelo abierto como ocurre con el software open source.

Además los participantes en la encuesta sobre Ciencia Abierta han compartido con nosotros algunos de los recursos que conocen al respecto y que podéis descubrir a continuación:

¿Conoces alguna iniciativa de ciencia abierta que esté logrando el éxito? ¿Nos puedes hablar de ella?

¿Puedes hablarnos de alguna iniciativa de promoción de la ciencia que te resulte interesante?

¿Eres lector de alguna publicación abierta de papers científicos? ¿Nos puedes decir cuál?

Aprovechamos este artículo también para dar las gracias a todos aquellos que nos habéis ayudado a conocer mejor este tema de la ciencia abierta participando en esta encuesta. Un tema que sin duda tiene mucho recorrido y del que podemos seguir aprendiendo a través de dos artículos que compartimos a continuación y que sin duda es recomendamos leer porque son muy interesantes:

  1. La Covid-19 revoluciona el sistema de publicación científica: En los últimos meses hemos visto abundancia de prepublicaciones y estudios sobre la COVID-19 y el coronavirus que la provoca. El motivo está en la necesidad de contar de manera inmediata con evidencias y resultados fiables. En este periodo se han detectado tres tipos de reacciones en la comunidad científica: la de la propia comunidad académica, la de la editorial y la de los especialistas en Inteligencia Artificial (IA), tecnología semánticas y recuperación de información. Más de una veintena de artículos sobre la COVID-19 han sido retractados, según The Retraction Watch. Algunos de los estudios retirados habían sido publicados en revistas muy prestigiosas del área –The Lancet y The New England Journal of Medicine–, lo que ha provocado que se cuestionara de nuevo el sistema de revisión por expertos (peer review). Este sistema representa el primer filtro y la validación por parte de especialistas de los contenidos de un artículo. Las críticas a este proceso han existido siempre, pero en esta ocasión, por el impacto social de la pandemia, han traspasado la frontera de la comunidad científica y alcanzado la esfera pública a través de los medios de comunicación. La propia comunidad científica ha reivindicado durante la pandemia la necesidad de velar por la calidad de los contenidos y su solidez antes de la publicación.
  2. Acceso abierto: el conocimiento científico debe ser libre: El acceso abierto (open access) a las publicaciones científicas es un movimiento dentro de lo que se conoce como ciencia abierta (open science). Su objetivo es que cualquier lector, sea investigador o no, tenga acceso libre, gratuito y desde el primer momento al conocimiento que se genera, difundido a través de las revistas científicas. Existen dos formas de dar acceso abierto a un documento científico. Publicarlo en una revista de acceso abierto (ruta oro), o depositar una versión en abierto en un repositorio temático o institucional (ruta verde).

Y para terminar con este artículo queremos dejaros con una reflexión que nos ha parecido muy interesante al respecto de si tiene futuro la ciencia abierta: Nunca fue más necesaria la pregunta. Ni más claro que abrir no es lo mismo que dar acceso. Hay que aprender a abrir también los contextos (convocatorias, planes, presupuestos), las infraestructuras (open source, hardware libre) y las ontologías (las experiencias, cosmopoliticas)

Desde Futurizable seguiremos con mucha atención el devenir en este tema de la ciencia abierta y esperamos poder manteneros informados sobre ello si así lo consideráis oportuno.

Etiquetas: , ,

¿Tiene futuro la Ciencia Abierta?

Publicado el 09 julio, 2020

Recientemente, en un curso que estamos realizando para ayudar a científicos a crear sus propias empresas basadas en los resultados de sus investigaciones, surgió el debate al respecto de las patentes y acabamos en un callejón sin salida entre los razonamientos de aquellos que consideran que sí que es necesario contar con una patente y los que pensamos que hay cosas mucho más importantes en las que trabajar cuando se quiere crear una startup, por lo que lo de la patente debería pasar a segundo plano, hasta que se descubra que realmente hay un interés del mercado por lo que queremos desarrollar.

El problema, en mi opinión, es que la mayoría de la gente ve las patentes como una manera de defenderse ante posibles copias o robos de las invenciones realizadas, pero creo que para la mayoría de científicos y emprendedores no es la estrategia adecuada de cara a lograr el éxito en el mercado, sino que deberían buscar otras opciones que se adapten mejor a cada circunstancia concreta.

Para mi, contar con una patente es como comprar una pistola para defenderse de un ejército. El problema es que, si tienes una pistola y formas parte de un ejército, el arma claramente te ofrece una utilidad, pero si estás tú solo creo que la mejor opción no es enfrentarse al ejército enemigo usando una pistola, sino pensando otras estrategias en las que asumamos menos riesgo o tengamos menos posibilidades de fracaso. Perdonad por el símil bélico pero pienso que muchos científicos e inventores se enfrentan a una verdadera batalla contra aquellos que quieren copiarlos y aprovecharse de sus invenciones, descubrimientos o innovaciones, pero no siguen la estrategia adecuada al pensar que una patente será lo que les permitirá salir victorioso de esa batalla.

Dicho de otra manera, las patentes están muy bien para las grandes empresas o para las universidades que cuentan con importantes estructuras legales y administrativas que pueden permitirse dedicar mucho tiempo y recursos a este tipo de estrategias, pero cuando hablamos de un emprendedor, que en la mayoría de los casos emprende en solitario, su tiempo y recursos deberían estar mejor empleados en trabajar con los clientes en lugar de en hacer trámites burocráticos.

Lo malo es que las otras opciones disponibles, como alternativa a las patentes, tampoco nos aseguran el éxito, aunque al menos nos permiten buscar opciones cuando sabemos que nos enfrentamos a un contrincante que muestra una gran ventaja, ya sea por contar con más recursos o por su falta de escrúpulos a la hora de seguir las reglas del mercado y de la legalidad.

Y aquí es donde queríamos aprovechar para hablar de la Ciencia Abierta, porque si recurrimos al símil de lo ocurrido en el ámbito de la informática, algo de lo que ya hablamos aquí hace 4 años, cada vez queda más claro que es necesario desarrollar nuevos modelos de negocio en el ámbito de la ciencia, sin descartar del todo el tema de las patentes, que desde luego cumplen su función en algunos casos, pero dejando de verlo como la única o mejor opción para muchos otros casos donde realmente no se muestran como la solución adecuada.

La experiencia que tenemos al respecto en el mundo del software y el hardware es que, frente al modelo cerrado y privativo que tiene a las patentes como una de sus principales herramientas, tenemos la opción de abrir y compartir los descubrimientos, invenciones e innovaciones, para darles un mayor recorrido en el mercado, buscando posteriormente formas de obtener una recompensa por el trabajo realizado, pero evitando poner inicialmente barreras que impidan que realmente la invención realizada llegue al mercado y pueda cumplir con la función para la cual fue ideada.

Siguiendo con el símil de la tecnología, vemos que las ideas del movimiento Open Source, que fueron desarrolladas en el ámbito del software, han pasado también al mundo del hardware con iniciativas muy ambiciosas como puede ser Arduino, por lo que también podría ocurrir lo mismo en el ámbito de la ciencia, es cuestión de pensar bien cómo hacerlo y ponerse a trabajar para lograr el éxito.

De esta forma si lo pensamos, la estrategia que tuvo Linux para competir con el todopoderoso Windows, fue optar por ofrecerse libre y gratuitamente a cualquier persona que quisiese usarlo y posteriormente la forma que ha tenido Arduino de competir con Intel también ha sido convertirse en Open Source, para que haya tanta gente usándolo y se genere tanta actividad sobre ello, que al final se puedan desarrollar modelos de negocio secundarios basados en la gran comunidad de usuarios que se ha creado.

Por otro al hablar de Ciencia Abierta también es bueno destacar lo que está ocurriendo en los últimos meses en relación con algunos escándalos asociados a las publicaciones científicas, a la necesidad de desarrollar nuevos modelos de publicaciones abiertas y revisadas por pares, además de en general encontrar nuevos modelos de negocio para el sector científico que ayuden a mejorarlo, tanto en los resultados que ofrece como en el trabajo que realizan los propios científicos. Porque de alguna forma lo que estamos viendo es que el modelo privativo que nos ha traído hasta aquí tiene otros problemas además del de las patentes y la posición al respecto de los pequeños investigadores, porque también el sector científico en general, del que forman parte grandes empresas e instituciones, se enfrenta a retos como la pérdida de credibilidad debida a escándalos como el de la Hidroxicloroquina.

En relación con este problema y otros que se han producido en los últimos años, las grandes instituciones científicas comienzan a dar los primeros pasos para solucionar los problemas que se han formado en el modelo de ciencia actual, como por ejemplo la reciente decisión del MIT de dejar de trabajar con Elsevier, la mayor editorial científica del mundo, que se suma a otras muchas iniciativas, como la decisión de la Universidad de California de publicar los 50.000 artículos científicos que genera anualmente a través de la plataforma de ciencia abierta PLOS.

La necesidad de apostar por el modelo de Ciencia Abierta

Al igual que ha ocurrido en los últimos años en las grandes empresas, el mundo de la ciencia, y el de la educación correspondientemente, debería afrontar un proceso de transformación digital y cultural que le ayude a seguir ofreciendo soluciones a los nuevos retos a los que se enfrenta la humanidad. Pero muchas veces las noticias que nos llegan desde el mundo de la ciencia parecen ir por otros derroteros y pueden hacernos pensar que vivimos un proceso de declive que puede dañar de forma importante todo el trabajo que se ha venido haciendo para construir el edificio que ahora conforma todo lo relativo a la investigación científica. Por ejemplo noticias como la precariedad laboral que viven muchos de nuestros científicos resultan bastante desalentadoras y nos invitan a ver la necesidad urgente de encontrar soluciones a estos problemas.

Es por esto que en Futurizable nos gustaría saber si la ciencia abierta puede ser una parte de la solución a estos problemas, para posteriormente ver si nosotros también podemos ayudar de alguna forma a promover esos modelos en las actividades que realizamos a nivel de divulgación y formación, ayudando al sector científico a transformarse.

Y para ello lanzamos esta ENCUESTA en la que nos gustaría contar con vuestra participación, ya que la visión de conjunto de los más de 3.500 suscriptores de esta newsletter puede ser muy representativa al respecto de cómo los especialistas en tecnología e innovación piensan que su experiencia puede servir para mejor el sector científico.

Etiquetas: , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar