glocal archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged glocal

La Transformación Digital de la banca es Global y Mobile

Publicado el 13 diciembre, 2018

Una característica curiosa en relación con los muchas de las iniciativas que surgen en la economía digital es la cantidad de nombres y terminología que se han ido inventando a lo largo del tiempo. El objetivo de la incorporación de este nuevo léxico no es otro que el de definir los nuevos modelos e innovaciones que se ponen en marcha para solucionar determinados problemas o realizar nuevas aportaciones a las personas a través de las herramientas digitales.

Así, encontramos conceptos como el llamado GLOCAL, que aúna la utilidad que ofrece internet para llegar a todo el mundo de manera global a golpe de clic con la posibilidad de interactuar con nuestro entorno más cercano, por ejemplo, a nivel de comercio local, acceso a productos locales o comunicaciones con nuestros vecinos para colaboraciones en nuestro entorno más cercano.

Por otro lado, está el término  SOLOMO, que hace referencia a aquellas aplicaciones que tienen un componente social, como el que se produce en las redes sociales por las conexiones entre las personas, al que se suma el componente local gracias a la geolocalización que ofrecen los móviles y nos permite acceder a contenidos o servicios de proximidad, todo ello realizado desde los dispositivos móviles que nos otorgan esa posibilidad de estar conectados en todo momento desde cualquier lugar.

Y la última palabra tecnológica que ha llegado a nuestros oídos en relación con estos temas ha sido GLOMO que, como ahora vais a poder comprobar, combina varios de los conceptos anteriores para  hablarnos de servicios financieros que se desarrollan de manera global aprovechando las ventajas que ofrecen las tecnologías de movilidad.

El caso de BBVA

Un ejemplo sobre cómo las empresas pueden aprovechar estas innovaciones tecnológicas lo encontramos en el sector financiero, donde marcas como BBVA están logrando aplicar muchas de las ventajas de las tecnologías digitales para mejorar sus negocios y la relación que tienen con sus clientes. Recientemente la empresa ha presentado su servicio de banca móvil en Uruguay como el primer país de América del Sur en contar con esta plataforma única en el mundo financiero, a la que denominan como Glomo.

Una característica de esta plataforma es que permite unificar diseño y funcionalidades para ofrecer una experiencia de cliente de primer nivel, independientemente del país en el que se encuentre. Para ello se comparten bajo un único esquema los diferentes desarrollos que se producen en cada territorio, se recopilan las mejores prácticas y se desarrollan en conjunto, lo cual permite acelerar drásticamente la capacidad de entregar productos y servicios móviles en el menor tiempo posible, todo ello gracias a la aplicación de las metodologías ágiles por parte de los equipos de desarrollo.

Seguramente es gracias a estas innovaciones en la forma de trabajo y el desarrollo de la tecnología por lo que BBVA logra posicionar su app como líder a nivel global en marca móvil, según el estudio The Forrester Banking Wave: Global Mobile Apps Summary, 2018.

Otro ejemplo en el caso de BBVA en relación con su capacidad para innovar en el ámbito de la tecnología, dentro de su proceso de transformación digital, lo encontramos en la Open Platform a través de la cual ofrece una serie de APIs que permiten a otras empresas bancarias o a startups del sector financiero aprovechar toda la potencia de la base tecnológica que lleva años desarrollando el banco, para no tener que crear desde cero multitud de utilidades que son necesarias a la hora de operar en el ámbito Fintech.

Así explican desde BBVA la utilidad que ofrece esta plataforma a las entidades interesadas en trabajar sobre ella:

«Open Platform es la plataforma de desarrollo que de forma unificada proporciona una infraestructura flexible y escalable para la tecnología financiera y el comercio digital. Ofrecer servicios financieros a tus clientes no debería implicar una lucha contra la burocracia bancaria o tecnología obsoleta, ni estar obligado a integrar APIs bancarias de múltiples proveedores. Ya sea porque necesites desarrollar una mejor experiencia bancaria, necesites aceptar diversos tipos de pago o necesites asistencia con tu Programa de Identificación de Clientes (CIP), puedes combinar e integrar fácilmente nuestros los servicios para transferencia de dinero, generación de cuentas, emisión de tarjetas y verificación de identidad para satisfacer tus necesidades y etiquetar la solución como propia».

Mobile banking o nada

La banca digital lleva muchos años entre nosotros y la verdad es que es una de las mejores aportaciones que nos ha realizado internet en su historia, ya que nos ha facilitado mucho la vida al evitar tener que dedicar tiempo a desplazarnos a las oficinas bancarias y mucho del tiempo dedicado a las gestiones correspondientes de manera presencial. Y para mejorar esta experiencia de usuario, sin duda, la posibilidad de operar a través de dispositivos móviles nos ha reportado un valor añadido enorme, que debería llevarnos a un modelo en el que las personas podamos mejorar de manera significativa la gestión que realizamos de nuestro dinero.

Las ventajas del mobile banking son claras, a nivel de inmediatez, la posibilidad de operar desde cualquier lugar en cualquier momento, sobre todo teniendo en cuenta que muchas más personas tienen conexión a internet en el móvil que las que antes de los smartphones podía tener la gente en sus casas. También a nivel de usabilidad la aportación de valor de la banca móvil puede ser mucho mayor que los modelos basados en la web para PC. Sobre todo por los aspectos relacionados con la simplicidad necesaria para operar desde los dispositivos móviles, donde las pantallas son más pequeñas que en los ordenadores, pero sobre todo por la estructura de funcionamiento que suelen tener las apps, en las que cuanto más simple resulte su uso mejor resultado estará ofreciendo para sus usuarios.

También los móviles pueden ofrecer utilidades muy importantes para el desarrollo de la banca en relación con aspectos como la privacidad y la seguridad, ya que los móviles se han convertido en una extensión de nosotros mismos. Es, probablemente, la interfaz con la que más interactuamos a lo largo del día y que, por lo tanto, asociamos más con nosotros, nuestros datos y la importancia que esto tiene para cada uno. Resulta muy probable que en poco tiempo el móvil se convierta en el dispositivo que usemos a nivel de seguridad para gestionar todo lo relativo a nuestros datos, gracias a aspectos como la identificación a través de biometría.

Un ejemplo de esta prioridad por la movilidad en el sector bancario es el proyecto Superdigital que promueve el Santander, y al que define como la banca sin banco. Se trata de una plataforma móvil para personas no bancarizadas, que adquirió la entidad en Brasil hace dos años y que está consiguiendo incorporar a cientos de miles de personas al sistema financiero. Los clientes crecen a un ritmo del 70% y, en este tiempo, ha captado en torno a medio millón de clientes. El proyecto llegará pronto a Chile y se exportará a otros mercados de Latinoamérica. Se trata de una herramienta que permite ingresar, sacar o pagar dinero aunque no se disponga de una cuenta bancaria. Al haber sido desarrollada como una solución mobile first, es sencilla y fácil de usar, por lo que se ha convertido para muchas personas en su principal canal de servicios financieros. No es un banco, pero es muy seguro, funciona como un chat y pronto podrá ofrecer microcréditos a sus clientes.

Por fin pagamos con el móvil

Todo apunta a que ya ha llegado el momento de los pagos con el móvil. Han tenido que pasar más de dos años desde que pusimos en duda que los pagos en móvil llegasen a ser algo más que una ilusión, para que por fin pagar con el móvil se comience a ver como algo habitual. Curiosamente no han sido las grandes empresas tecnológicas ni las startups las que han logrado que mucha gente se lance a pagar con su móvil en lugar de sacar la cartera para usar la tarjeta de crédito. Aunque realmente seguimos usando la tarjeta de crédito, pero ahora en forma virtual, y esto es gracias a que han sido los propios bancos los que lo han facilitado con la renovación de los TPV basados en tecnología contactless.

Lo que está ocurriendo parece seguir el mismo camino que el trazado por los bancos a final de los años 90, cuando nos facilitaron comenzar a gestionar nuestro dinero de manera online, consultando el saldo de nuestras cuentas bancarias desde una página web, pudiendo recibir los ingresos de nuestras nóminas o realizar transferencias online, incluso comprar diferentes productos financieros como fondos de inversión, planes de pensiones o acciones de empresas cotizadas en bolsa. Lo que no ha ocurrido, al menos por el momento, es que la banca móvil haya logrado que cambiemos nuestros hábitos a la hora de gestionar nuestro dinero, mejorando la forma en la que ahorramos o invertimos, algo que podría cambiar si llegan a proliferar iniciativas lideradas por startups que se dedican a este asunto, como son Fintonic, Afterbanks y Goin.

La Banca Móvil y la PSD2 en Europa

PSD2 es una normativa europea que entró a funcionar a comienzos de 2018 y que está enfocada en los servicios de pagos digitales. Su objetivo es facilitar los pagos en toda Europa con mayor seguridad, además de ofrecer un servicio bancario adaptado a las nuevas tecnologías. A través de esta regulación se pone de manifiesto una vez más la importancia que está adquiriendo el mundo de las APIs en los distintos ámbitos de actividad a nivel financiero.

PSD2 es la evolución de la Directiva de Servicios de Pago desarrollada en 2007 con el objetivo de crear un mercado único de pagos en la Unión Europea y fomentar así la innovación, la competencia y la eficiencia en territorio comunitario. Ahora, gracias a PSD2, se permitirá a los consumidores y comerciantes beneficiarse plenamente del mercado interior, principalmente en términos de comercio electrónico, ya que gracias a esta directiva se busca contribuir al desarrollo del mercado de pagos electrónicos dentro de la UE, nivelar el terreno de juego entre países y entre proveedores de servicios de pago, reforzando con ello la posición del consumidor, que se beneficia de una mayor competencia. También pretende normalizar nuevos métodos de pago, como los realizados online o a través del móvil.

Una de las medidas más importantes propuestas a través de PSD2 es la apertura por parte de los bancos de sus servicios de pagos a terceras empresas, los denominados TPPs (Third Party Payment Service Providers), lo cual permitirá el acceso de terceros a las cuentas de los clientes de un banco, y el inicio de pagos en su nombre, previa autorización del titular de la cuenta. Esto ayudará a generar una mayor competencia con la entrada de nuevos jugadores a los nuevos mercados, que ofrecerán a los consumidores europeos soluciones más económicas para los pagos.

La nueva banca es Mobile First

Los neobancos nacen con el auge de la movilidad y las redes sociales para adentrarse en un mercado en el que domina una gran competencia por parte de las empresas tradicionales, que trabajan a marchas forzadas en sus procesos de transformación digital y no paran de lanzar el mercado todo tipo de nuevas iniciativas digitales, ya sea a nivel individual, como puede ser el caso de Twip de ING, o como asociación entre varios bancos con el caso de Bizum.

En el caso de los neobancos, al haber nacido en la época post iPhone, parece lógico que su modelo sea el denominado Mobile First, o lo que es lo mismo, se piensan antes para ser usados desde el móvil, a través una app, que para su uso en el navegador del ordenador. Es por esto que de cara al diseño de la operativa que ofrecen estos bancos 100% digitales la prioridad es asegurar que se cuente con una buena experiencia de usuario, que fomente la retención, las recomendaciones y en definitiva ayuden a las startups que las desarrollan a ser competitivas en el sector financiero.

El papel de los nuevos dispositivos e interfaces en la banca móvil

Aunque en el ámbito financiero aún encontramos pocas aplicaciones de la Inteligencia Artificial, más allá de temas relacionados con la inversión o con la detección de fraude, vamos a ver un importante desarrollo en el futuro en lo relativo a las nuevas formas de interacción de las personas con la tecnología. Pensemos en la relevancia que están logrando nuevos dispositivos como los relojes inteligentes y los altavoces inteligentes, donde la Inteligencia Artificial resulta fundamental a la hora de asegurar la comprensión de la comunicación entre la persona y la máquina, al realizarse esta comunicación a través de la voz.

La gestión de nuestras finanzas y la realización de operaciones financieras a través de estos nuevos dispositivos es el primer paso para un futuro en el que podremos tener un valor añadido gracias a los asistentes inteligentes, que ahora se limitan a responder a nuestras preguntas e interactuar con determinados servicios digitales, pero que en el futuro deberían ir un paso más allá para hacernos recomendaciones en base al conocimiento que puedan lograr de nosotros y la futura inteligencia que desarrollen gracias al Big Data y el Machine Learning.

Los broker online como asignatura pendiente en esta nueva era fintech

Si tenemos que hacer balance sobre todo este fenómeno de fintech, la transformación digital de la banca y los neobancos, podríamos decir que estamos en un momento muy positivo en lo que al interés de las empresas por desarrollar iniciativas que ayuden a las personas a gestionar mejor su dinero se refiere, e incluso poco a poco comenzamos a ver también opciones relacionadas con la gestión del ahorro. Pero donde todo apunta a que estamos aún muy poco avanzados es en lo referente a digitalización de una actividad dentro del ámbito de las finanzas: lo relativo a los brokers online.

Porque partimos de una base compleja a la hora de definir la función que debe cumplir un broker online, ya que existen diferentes formas de inversión que complican mucho la manera en la que se diseña una herramienta digital que ayude a los inversores a tomar decisiones, realizar operaciones de compraventa y poder hacer un seguimiento de sus inversiones. Esto es debido a que si consideramos que existen formas muy diferentes de inversión, se hace bastante complicado ofrecer una utilidad que resuelva las necesidades concretas de cada una de ellas.

En cuanto a los diferentes tipos de inversión encontramos en primer lugar la inversión a largo plazo, que se basa en la expectativa de revalorización de las acciones que puede ofrecer una empresa según se va desarrollando su negocio. Algo que en muchas ocasiones está determinado por las oportunidades que ofrece el mercado o las tendencias de la propia economía. Por ejemplo, en los últimos 15 años apostar en empresas tecnológicas ha sido muy beneficioso para los inversores, frente a hacerlo en empresas financieras o industriales, donde las revalorizaciones de las acciones no han sido tan importantes.

En segundo lugar tenemos la inversión a medio plazo, en la que muchos inversores buscan oportunidades concretas para aprovechar la tendencia alcista que puedan tener las acciones de una empresa determinada, gracias al buen comportamiento de sus cifras de negocio, a alguna noticia relevante que pueda hacer que esta empresa tenga un buen desarrollo en el corto plazo, o incluso que pueda ser adquirida por una empresa competidora más grande. En este tipo de inversión hablamos de plazos de días o meses, frente al primer modelo en el que se trata de inversiones a varios años vista.

El tercer tipo de inversión es el más complejo de los tres y probablemente es el que puede estar ocasionando cierta distorsión para saber cómo se configura la propuesta de valor de los brokers online. Hablamos del trading o inversión intradía, donde la toma de las decisiones de inversión no se basa en aspectos fundamentales sobre el devenir a nivel económico de las empresas, sino al análisis técnico que se realiza de los gráficos de cotización de las empresas, en los que se busca encontrar tendencias en el muy corto plazo para aprovechar determinadas subidas o bajadas en la cotización de las acciones, que en la mayoría de ocasiones tienen más que ver con las circunstancias del propio mercado a nivel de especulación que en lo relativo al valor que deberían tener las acciones de las empresas.

Es este tercer tipo de forma de inversión, el trading, en el que se basan muchos de los brokers que podemos encontrar en la red, pero teniendo en cuenta que se trata de una forma de inversión tremendamente compleja y nada recomendable para aquellos que no se dediquen a invertir profesionalmente, podríamos decir que lo que está ocurriendo es que se limitan mucho las opciones para aquellas personas que quieren invertir. Esto ocurre porque consideran que es bueno movilizar su dinero, pero prefieren hacerlo en el largo plazo apostando por aquellas empresas que les generen confianza y puedan llegar a tener revalorizaciones importantes a lo largo de los años gracias a su buen hacer a nivel de negocio.

Para hacernos una idea de esta situación podemos recurrir al Mapa Fintech de Finnovating, y si nos fijamos en las categorías correspondientes a este tema de las inversiones vamos a encontrar: Redes Sociales de inversores, QuantAdvisors, Nuevos Asesores Financieros, Robo Advisor, Trading Algorítmicos, Automated Investment Management, Investment Management Tools y Plataformas de Trading. Muchísimas opciones, de las cuales la mayoría de ellas son excesivamente complejas y generan demasiada confusión a aquellos usuarios que no tienen tiempo ni ganas de preocuparse por aprender sofisticadas herramientas de trading, sino que simplemente quieren comprar acciones de empresas o fondos de inversión de una forma rápida y sencilla.

Etoro, Degiro y Robinhood como posibles excepciones entre los brokers online

Es cierto que existen algunas empresas en este sector que están prestando buenos servicios a sus clientes, ya que llevan muchos años dedicados a la inversión. Son los casos de algunas compañías que comenzaron siendo brokers y posteriormente incluso han pasado a convertirse en bancos, como es el caso de Selfbank o Renta4. Sin embargo, se percibe que en el ámbito de las startups no hay grandes apuestas por adentrarse en este negocio, algo que sí que hemos visto en lo relativo a Roboadvisors, que se dedican a invertir en fondos indexados, aunque no ocurre lo mismo a nivel de la inversión directa en acciones de bolsa.

Las excepciones a esta situación que vamos a comentar aquí son:

Etoro, la plataforma de trading social en la que unos inversores se inspiran siguiendo cómo invierten otros inversores de la red. eToro nace en 2007 con el objetivo de convertir la inversión en algo accesible para todos, desde cualquier lugar, y reducir la dependencia en las entidades financieras tradicionales. Se trata de la red de trading social líder en el mundo, con millones de usuarios registrados y una gran variedad de innovadoras herramientas de inversión a corto y largo plazo.

Degiro ofrece comisiones bajas y se especializa en el desarrollo de herramientas tecnológicas para los inversores. Este broker online nace en 2013 en los Países Bajos, con el foco puesto en los inversores particulares. Desde entonces se ha expandido a 18 países europeos. Esto ha permitido a los inversores particulares de toda Europa beneficiarse de su competitiva estructura de comisiones, lo cual ha hecho que la empresa se convierta rápidamente en uno de los brokers más importantes de Europa.

Robinhood, aplicando un modelo de cero comisiones busca posicionarse como la app de referencia a nivel mundial para invertir en bolsa. Para conseguirlo se ha rodeado de algunos de los inversores más relevantes de Silicon Valley, que han aportado a la empresa más de 500 millones de dólares y en la última ronda de financiación se ha valorado en 5.600 millones de dólares.

Por lo tanto, podríamos decir que algo se mueve en la categoría de brokers online de esta nueva generación de internet, que es Social y es Mobile, lo cual nos hace pensar en un futuro en el que irán surgiendo cada vez más iniciativas de este tipo, vista la oportunidad que supone esa falta de opciones para aquellos inversores que piensan en el largo plazo y se centran más en el análisis de los fundamentales de la empresa que en la forma que tiene la gráfica de su cotización.

Y en líneas generales, en lo que se refiere al sector Fintech, seguimos viendo cómo surgen nuevas iniciativas cada día, pero faltan aún grandes referencias en lo que se refiere a startups que realmente estén creando tendencia a la hora de ayudar a las personas a gestionar mejor sus finanzas, fomentar su capacidad de ahorro y rentabilizar su dinero por medio de la inversión. Tampoco parece que las grandes empresas tecnológicas como Google o Amazon estén dando pasos muy claros en esta línea, por lo que el mercado sigue muy abierto a nivel de oportunidades, tanto para las empresas financieras tradicionales como para los emprendedores que decidan lanzarse a este sector, en el que siempre ha habido oportunidades de negocio y siempre las habrá. Ahora más que nunca, ya que tenemos a nuestra disposición tecnologías con un gran potencial como son el Big Data, la Inteligencia Artificial y Blockchain, que ofrecen grandes utilidades para todo aquel que se lance a ofrecer nuevos servicios digitales relacionados con las finanzas personales.

Etiquetas: , , , , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar