ODS archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged ODS

Participa en la encuesta del Observatorio ODS TECH

Publicado el 03 May, 2021

Los Observatorios de Futurizable serían imposibles sin vuestra colaboración, por eso ahora que andamos inmersos en la realización del Observatorio ODS TECH queremos contar una vez más con vuestra participación, en concreto a través de la siguiente encuesta.

Esta encuesta forma parte del trabajo de generación de contenidos que conlleva la realización de un Observatorio, partiendo del contenido divulgativo que generamos nosotros, en este caso en colaboración con Anke Schwind, que es especialista en ODS. A lo que hay que añadir el conocimiento que se genera a través del Think Tank y de las entrevistas como la que compartimos a continuación.

En estos momentos en los que estamos viviendo en primera persona todos los cambios que trae consigo este mundo complejo e interconectado, la hoja de ruta a nivel global que recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenible nos puede servir para determinar las prioridades hacia una sociedad sostenible y equitativa. El propósito de cada persona y de cada empresa es esencial para avanzar en esta dirección. Además, las acciones que se lleven a cabo dentro de una empresa pueden tener un impacto importante en los diferentes ODS y aportar, al mismo tiempo, valor a las empresas.

A través de esta encuesta queremos explorar esa doble vertiente de creación de valor por parte de las empresas hacia un mundo sostenible y de creación de valor para las empresas a través de su organización y de sus actividades. Asimismo tenemos claro que las nuevas tecnologías pueden jugar un papel primordial en la consecución de los ODS y queremos conocer iniciativas inspiradoras a este respecto.

Conoce a Nacho Villoch y su trabajo en pro de los ODS a través de Sustainability Oriented Innovation

Nacho Villoch, es Open Innovation Senior Ecosystem Builder en BBVA, aunque esta es solo una de las facetas de un gran ejemplo de hombre del renacimiento: escritor, mentor, conferenciante viajero y como podéis descubrir a través de la siguiente entrevista,  un luchador en pro de nuestro mundo a través de SOI y ODS.

¿Qué es la SOI?

SOI son las siglas de Sustainability Oriented Innovation, en castellano Innovación orientada a la sostenibilidad, es un concepto que recoge una manera nueva de pensar y de actuar que aspira a organizar los recursos, los negocios, la forma de vivir de las sociedades atendiendo a valores sociales, medioambientales que satisfagan las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las de las generaciones futuras.

Como decía Einstein, “No se puede solucionar un problema dentro del marco que lo ha creado”, y gran parte de los problemas actuales -pérdida de biodiversidad, agotamiento de recursos, cambio climático, desigualdades sociales, contaminación…- son consecuencia del modelo de capitalismo extractivo lineal implantado tras la primera y segunda revolución industrial. Luego la solución deberá estar fuera de ese marco, en un nuevo paradigma de economía circular, que optimices mejor los recursos.

Necesitamos soluciones Innovadoras y sostenibles.

¿Por qué te has embarcado en esta senda del desarrollo sostenible?

Ha sido un cruce de caminos, que, retrospectivamente parecía inevitable. Mis inquietudes medioambientales arrancan en la adolescencia temprana, posiblemente con los primeros mensajes de Félix Rodriguez de la Fuente en Planeta Azul y Jaques Cousteau en el mundo del silencio. Luego llegó a primeros a de los 80 el apoyo a acciones de Green Peace y Sea Shepherd. He sido testigo del deterioro dramático de ecosistemas terrestres y marinos durante más de 4 décadas en 5 continentes. Ahora, tras casi 20 años dedicado profesionalmente a la innovación, la innovación aplicada a los negocios, y las soluciones he visto que es posible -que es imprescindible- cruzar ambas esferas de conocimiento y experiencia. La practica de la innovación tiene mucho de anticipar, diseñar y construir futuros posibles, más o menos (im)probables y preferibles. “el futuro me interesa porque es el sitio donde pienso pasar el resto de mi vida”.

En 2013 inicié un proyecto de divulgación y llamada a la acción, llamado ITS, por los tres pilares que lo sustentan Innovación, Talento y Sostenibilidad.

¿Qué papel juegan los ODS el concepto de SOI?

Me gusta ver los ODS -los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030- como la “brújula” que nos marca el camino. El consenso de la ONU en torno a la Agenda 2030 nos han servido para poner orden, organizar y priorizar objetivos, metas indicadores. Ponerle KPIs (Key Performance Indicators), indicadores de progreso y una taxonomía común, para que todos podamos entendernos cuando hablamos de sostenibilidad.

Antes de los ODS, la definiciones tradicionales de sostenibilidad dejaban amplios márgenes de interpretación , y “resquicios” por los que escabullirse y mezclar en un “Totum Revolotum” la salud, acabar con el hambre, la extinción de las ballenas, o el bienestar medido como riqueza… lo que generaba no pocos conflictos entre prioridades: Más desforestación para plantar más soja para alimentar mas ganado para acabar con el hambre, o más fábricas en Africa y Asia para “industrializar y urbanizar” países emergentes “en vías de desarrollo”, o más gasolina para impulsar el crecimiento económico como ya ocurrió en Europa en el S.XX …claros conflictos difíciles de reconciliar.

Los ODS, organizados en torno a 5 P´s : People (personas), Planeta, Prosperidad, Paz y Partnerships (Alianzas), organizan las metas para que unas no ocurran en detrimento de las otras.

¿Cuál es el papel de la tecnología en la innovación y transformación hacia el desarrollo sostenible?

La Tecnología siempre ha generado abundancia. Desde el paleolítico, tas tecnología ha permitido a los “Homo” – habilis, antecesor, sapiens…- ampliar sus capacidades. Hacer más con menos, alimentarse mejor, conquistar nuevos ecosistemas, moldear la naturaleza…: el Fuego, la rueda, el arado, la escritura, la agricultura, la cerámica…

El big-bang tecnológico y de Innovación nos permite imaginar escenarios de abundancia como eran inimaginables hace un par de décadas, al final del s.XX . Las tecnologías exponenciales como la Inteligencia artificial, Internet de las cosas, la Realidad Virtual y aumentada, hacen posible que robots, drones y vehículos no tripulados asuman muchas funciones, funcionando además con energía solar nos ofrecen muchas soluciones para satisfacer las necesidades actuales y al mismo tiempo cumplir los ODS de la Agenda 2030.

Los avances en genómica, decodificando el ADN, y la convergencia Info-Nano-Cogno-Bio, de Informática, (bits) Nanotecnología (átomos), Cognitivos (neuronas) y Biotecnología (células) son instrumentales y totalmente transformadores.

¿En qué sector empresarial estás viendo más movimiento enfocado al desarrollo sostenible?

La innovación, y la transformación digital es transversal a todos los sectores, y a menudo los avances en unos se trasladan a otros.

Uno de los más obvios es en el sector energético, en torno a la descarbonización y la transición energética, por el objetivo de reducir la huella de carbono. La inversión en generar energía fotovoltaica y otras renovables no va a dejar de crecer.

Este cambio en el uso de la energía muy relacionada con el transporte, hasta ahora muy dependiente de los combustibles fósiles, y relacionado con muchos de los problemas de las ciudades. Pensemos en los cientos de millones de horas perdidas cada día en atascos de tráfico y sus implicaciones en la salud (ODS 3), Trabajo y consumo (ODS 8) , Ciudades (ODS 11), Cambio Climático (ODS 13)… entre otros. El vehículo Conectado, Eléctrico, Social (compartido) y Autónomo (CASE) tiene un enorme impacto, mientras llega el hidrogeno verde y el hyperloop.

Me interesa mucho de la alimentación para acabar con el hambre (ODS 2) y hacerlo compatible con biodiversidad (ODS 14 y 15), en el que los avances en impresión 3D de proteínas, alimentos a bases de insectos, algas cultivadas, va a suponer cambios de hábitos a los que vamos a tener que apuntarnos. Esto conecta con los ODS de Salud (3) a medida que aumenta la expectativa de vida -unos 4 meses cada año-, y el ODS 6 -de agua limpia y potable para todos- Sin agua no hay vida, y ya hay serios conflictos entre los usos industriales y agrícolas del agua y todas sus “externalidades”.

Otra área de enorme disrupción es la relativa al uso de los plásticos, sobre todo los de un solo uso en embalajes y su sustitución por otros que minimicen el impacto de la huella de plástico.

Evaluar, mitigar, compensar las huellas de carbono, plástico, hídrica es algo muy visible en mensajes de reducir, reusar, reciclar, reparar, muy unidos a la economía circular; sin embargo hay iniciativas menos conocidas como la restauración de los arrecifes de coral -severa e irreversiblemente dañados por la acidificación de los océanos y el calentamiento global- que a la postre pudieran tener una trascendencia mucho mayor en nuestro futuro.

De todas estas iniciativas que mencionas u otras que estén relacionadas, ¿a cuál dedicarías, o dedicas ya, algo de tu tiempo? Sea como voluntario, investigando, indagando o incluso inversor….

De todos los ODS, hay algunos que nos resuenan a un nivel más intimo y en los que nos comprometemos más.

En mi caso estoy muy volcado en la protección de la biodiversidad y los ecosistemas, en especial el 14 de biodiversidad marina, y participo como voluntario en limpiezas de playas y fondos, riberas, apoyando a varias ONGs y proyectos que lo hacen. Tengo una guerra “personal” contra los plásticos de un solo uso y la caza de cetáceos.

También me interesa mucho la reducción de desigualdades de género (ODS 5) -como padre de tres hijas STEM, ese ODS lo tengo en casa; Y llevo mentorizando mujeres emprendedoras casi 15 años a través de la MET Community, y otros proyectos -UPAM…

Como inversor …“put your money where your mouth is” apostaría por ENERTECH, FoodTech, HealthTech… la descarbonización y la energía fotovoltaica, las hamburguesas “veganas”, la alimentación a base de algas e insectos – y, clave para la vida, el agua (ODS 6)

Tags: , , ,

Presentación Observatorio ODS TECH

Publicado el 18 April, 2021

Comenzamos un nuevo Observatorio de Futurizable, en esta ocasión dedicado al desarrollo sostenible y en colaboración con una gran experta en la materia, Anke Schwind. A través de esta iniciativa nos proponemos dos objetivos, entender el valor que pueden aportar las tecnologías digitales a la hora de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y mostrar por qué las empresas pueden sacar un gran provecho si trabajan en pro de la sostenibilidad.

Con este primer artículo ODS TECH buscamos contribuir al primer objetivo, descubrir cómo la tecnologías digitales pueden aportar un gran valor a la hora de alcanzar los Objetivos y Metas de Desarrollo Sostenible propuestos por las Naciones Unidas.

Introducción a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

El 25 de septiembre de 2015, los 193 Estados miembros de Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

La Agenda plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental. Cuenta además con diversos conjuntos de indicadores para poder determinar el cumplimiento de los objetivos propuestos en el año 2030.

Esta nueva estrategia se implementó para regir los programas de desarrollo mundiales durante un periodo de 15 años, del 2015 al 2030. Al adoptarla, los Estados se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su puesta en práctica mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

“Estamos resueltos a poner fin a la pobreza y el hambre en todo el mundo de aquí a 2030, a combatir las desigualdades dentro de los países y entre ellos, a construir sociedades pacíficas, justas e inclusivas, a proteger los derechos humanos y promover la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, y a garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales”, señalaron los Estados en la resolución.

La Agenda 2030 se concibió a nivel gubernamental, pero muchas empresas ya la están integrando en su estrategia. En la primera parte de este documento, vamos a comentar algunas de las áreas en las que los ODS están siendo implementados en las empresas.

De hecho, para poder alcanzar los 17 ODS es necesaria la implicación de todos los actores sociales. Entendiendo estos retos como el lenguaje universal a través del cual se pueden canalizar las soluciones y crear sinergias, queremos explorar aquí las oportunidades que presentan los ODS concretamente para empresas y nuevas tecnologías.

Establecer un marco de referencia para hablar de los ODS en las empresas

En primer lugar, hay empresas cuyo propósito está directamente relacionado con alguno de los ODS. Desde la consultoría Rainmaking se ha elaborado una herramienta visual que da una perspectiva global de más de 2000 startups de impacto y cómo estas contribuyen a uno de los 17 ODS. Incluiremos ejemplos de algunas de ellas en la relación más abajo.

Donde, no obstante, podemos ver los ODS en el mundo empresarial es en relación con la estrategia y la gestión de una empresa. Los ODS se van introduciendo sobre todo en los informes no financieros que son obligatorios para cierto tipo de empresas desde el año 2018.

Las acciones que suelen realizar las empresas en relación con los ODS se pueden subdividir en dos ámbitos, el de las acciones internas y el de las acciones externas. Desde esta subdivisión, podemos hacer otra clasificación relacionada con la cadena de valor de la empresa. En esta conviene hacer una diferenciación entre la esfera social y la esfera medioambiental del desarrollo sostenible.

Desde la perspectiva de la esfera social, las acciones internas se pueden relacionar directamente con estos tres principales grupos de interés:

  • Cadena de suministro
  • Personal empleado
  • Clientes

En lo que respecta la esfera medioambiental de la cadena de valor, es importante tener en cuenta las diferentes actividades necesarias para llevar a cabo la labor empresarial. Desde esta perspectiva resulta muy útil tener como marco de referencia el gráfico de la economía circular.

A este respecto, debemos mencionar además la importancia de la gobernanza de una empresa y, en concreto, su proceso de toma de decisiones, que tiene repercusiones directas sobre cada uno de los grupos de interés y las actividades que realiza la empresa.

Según el barómetro de empresas de Deloitte sobre la Agenda 2030 de desarrollo sostenible, las principales acciones de las empresas hacia la consecución de los ODS giran alrededor de los siguientes puntos:

  • Políticas internas: 34%
  • Donaciones ONGS: 23%
  • Inversiones propias: 19%
  • Desarrollo producto/servicio: 10%
  • Cadena de suministro: 3%

Existen por tanto muchas acciones a nivel de la organización, gestión y el grupo de empleados, en lo que concierne a la actividad interna, pero pocas relacionadas con el grupo de clientes, que son los usuarios/beneficiarios de los productos o servicios de las empresas, y aún menos en lo que respecta la cadena de suministro. Esto significa no solo que las empresas se enfrentan aún a grandes retos en lo que se refiere a la implementación de acciones que produzcan un impacto positivo en sus clientes a través de su catálogo de productos o servicios o en la determinación de una cadena de suministro más sostenible, sino también que nos encontramos en un escenario de muchas oportunidades para promover sinergias y acciones innovadoras.

Desde esta doble visión de la cadena de valor, proporcionaremos en el último apartado una serie de acciones concretas relacionadas con los diferentes ODS para ir situándonos en un contexto de oportunidades de los ODS en las empresas y diferentes soluciones que pueden aportar las nuevas tecnologías.

Aportación de las nuevas tecnologías a los ODS

Pero antes de llegar a dicho apartado, vamos a analizar los avances en las nuevas tecnologías y sus posibles aportes a los ODS.

Las tecnologías digitales, y por supuesto la Inteligencia Artificial, forman ya parte indivisible de nuestras vidas. Pero más que herramientas que nos facilitan la vida, debemos plantearnos aprovechar todo su potencial como herramientas que ayudan y facilitan el desarrollo sostenible. Existen ya ejemplos a este respecto y diferentes grupos que trabajan en esa dirección. Al igual que muchas otras personas, están viendo las oportunidades y relaciones que los ODS conforman en su ámbito de trabajo y proporcionan soluciones.

Un trabajo reciente de un grupo de científicas/os del Instituto de Investigación en Data Science and Computational Intelligence (DaSCI) de la Universidad de Granada, junto a la compañía Ferrovial y la Real Academia de la Ingeniería, servirá de base para explorar estas soluciones y oportunidades y cómo pueden contribuir a la consecución de los 17 ODS.

Este estudio analiza cinco grandes apartados de tecnologías digitales:

  • Inteligencia artificial
  • Gemelo digital y las tecnologías 3D relacionadas
  • Tecnologías relacionadas con los conceptos de territorios y ciudades inteligentes
  • Blockchain
  • Tecnologías de tendencia, los vehículos autónomos y la computación cuántica

Entendemos que todas estas tecnologías mantienen entre sí una relación simbiótica. Por un lado, la IA es capaz de aprender de las acciones más adecuadas en cada momento, mientras que el resto de las tecnologías proveen a esta con formas de interactuar con el entorno, por ejemplo, a través de la adquisición, almacenamiento y comunicación de datos. Esto implica que a menudo varias tecnologías van a ser necesarias en la ejecución de una solución tecnológica que aquí solo esbozaremos.

Al igual que en la sección anterior dedicada a las empresas, en la que se han seleccionado algunos puntos críticos para entender la relación de los ODS con las empresas, los ejemplos de oportunidades y casos reales que se recogen en el listado de relaciones se reducirán a aplicaciones concretas de estas tecnologías.

Con esta reducción en los dos ámbitos que intentamos acercar (el empresarial y el tecnológico), pretendemos sentar un escenario de partida para comprender a grosso modo las posibles sinergias. Evidentemente no queremos reducir la creatividad de las personas que vayan acercándose a este Observatorio, pero entendemos que un primer paso para alcanzar un objetivo concreto es dividirlo en pasos más pequeños, y en este caso, comprensibles para todos los actores involucrados.

Los ODS como puntos de conexión

La búsqueda de estas sinergias tiene como fin primordial detectar oportunidades de conexión entre empresas y la innovación tecnológica. Una necesidad de las empresas se centra en disponer de herramientas para mejorar su contribución a los ODS, donde las nuevas tecnologías sin duda pueden aportar soluciones. Al mismo tiempo, el mundo de la investigación reclama una mayor cooperación con otros actores, por lo que esperamos también crear sinergias que cumplan la función de proporcionarles a las investigaciones e innovación una aplicación práctica en el sector empresarial.

En la siguiente lista se presentarán diferentes acciones e iniciativas alrededor de los ODS. No pretende ser una lista exhaustiva, sino un primer acercamiento desde las diferentes perspectivas que hemos introducido arriba. Cada ODS irá acompañado de:

  • Una breve introducción de la web de Naciones Unidas
  • Acciones empresariales que pueden contribuir a su cumplimiento
  • Oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías extraídas del estudio Inteligencia Artificial y Tecnologías Digitales para los ODS
  • Ejemplos concretos de aplicaciones tecnológicas ya existentes en la línea de las acciones y oportunidades presentadas

Las fuentes de los documentos consultados estarán indicadas al final de este documento para que cada lector/a pueda seguir indagando en su área de conocimiento, o desconocimiento. El fin principal de la lista no deja de ser la inspiración y la motivación para llevar a cabo acciones desde el punto de partida de cada persona y así ser parte de la Agenda 2030 que busca transformar nuestro mundo.

Relaciones a partir de los ODS

“Más de 700 millones de personas, o el 10 % de la población mundial, aún vive en situación de extrema pobreza a día de hoy con dificultades para satisfacer las necesidades más básicas, como la salud, la educación y el acceso a agua y saneamiento, por nombrar algunas. La mayoría de las personas que viven con menos de 1,90 dólares al día viven en el África subsahariana. En todo el mundo, los índices de pobreza en las áreas rurales son del 17,2 %; más del triple de los mismos índices para las áreas urbanas.”

Acciones empresariales: Comprometerse con la creación de empleos decentes y estables, especialmente en los países menos desarrollados y para poblaciones vulnerables, prestando especial atención a la cadena de suministro.

Oportunidades: Las tecnologías basadas en blockchain que han demostrado efectos notables en relación con la eficiencia, la transparencia, la robustez ante la corrupción y la distribución de la información, son una importante candidata para una gobernanza que facilita una toma de decisiones transparente ante la pobreza dado que apoya una toma de decisiones libre de falsedades, información sesgada, intereses políticos, etc., en problemas encaminados a acabar con la pobreza.

Ejemplo concreto: Asylum Pass, una herramienta de blockchain que permite a migrantes y personas refugiadas demostrar sus credenciales.

“Tras décadas de una disminución constante, el número de personas que padecen hambre (medido por la prevalencia de desnutrición) comenzó a aumentar lentamente de nuevo en 2015. Las estimaciones actuales indican que cerca de 690 millones de personas en el mundo padecen hambre, es decir, el 8,9 por ciento de la población mundial, lo que supone un aumento de unos 10 millones de personas en un año y de unos 60 millones en cinco años.”

Acciones empresariales: Establecer programas de alimentación para el personal de la empresa que incluya alimentos sanos y nutritivos e informen sobre un consumo sostenible, señalando el impacto negativo de desperdiciar alimentos.

Oportunidades: Existen herramientas basadas en IA y ciencias de datos que pueden ayudar a fomentar hábitos de alimentación sostenibles, saludables y responsables con el medio ambiente local y global. Por ejemplo, mediante modelos basados en sistemas de recomendación combinados con el aprendizaje de modelos de consumo, preferencias y hábitos alimenticios, sería posible acercar a la población a sugerencias personalizadas de alimentación que se ajusten a sus preferencias y al mismo tiempo vayan encaminadas hacia unas prácticas de nutrición más sostenibles.

Ejemplo concreto: Foodvisor, una app de nutrición que analiza la imagen de un plato de comida mediante algoritmos de inteligencia artificial e informa de sus propiedades nutricionales.

“Antes de la pandemia, se consiguieron grandes avances en la mejora de la salud de millones de personas. En concreto, se consiguió aumentar la esperanza de vida y reducir algunas de las causas de muerte comunes asociadas con la mortalidad infantil y materna. Sin embargo, se necesitan más esfuerzos para erradicar por completo una gran variedad de enfermedades y abordar un gran número de problemas de salud, tanto constantes como emergentes. A través de una financiación más eficiente de los sistemas sanitarios, un mayor saneamiento e higiene, y un mayor acceso al personal médico, se podrán conseguir avances significativos a la hora de ayudar a salvar las vidas de millones de personas.”

Acciones empresariales: Comprender, controlar, mitigar y remediar los impactos negativos en la salud de la comunidad más cercana o los clientes, aprovechando experiencia, recursos y conocimiento empresariales en la innovación de productos, procesos y modelos de negocio.

Oportunidades: Los sensores y entornos inteligentes, bajo el paradigma Internet de las Cosas (IoT – Internet of Things), pueden facilitar la detección de accidentes, alertar de elementos contaminantes o dar respuestas efectivas y eficientes a cualquier riesgo de propagación de agentes infecciosos.

Ejemplo concreto: Medicsen, un dispositivo de administración de fármacos wearable y sin agujas para el tratamiento de la diabetes.

“La educación permite la movilidad socioeconómica ascendente y es clave para salir de la pobreza. Durante la última década, se consiguieron grandes avances a la hora de ampliar el acceso a la educación y las tasas de matriculación en las escuelas en todos los niveles, especialmente para las niñas. No obstante, alrededor de 260 millones de niños aún estaban fuera de la escuela en 2018; cerca de una quinta parte de la población mundial de ese grupo de edad. Además, más de la mitad de todos los niños y adolescentes de todo el mundo no están alcanzando los estándares mínimos de competencia en lectura y matemáticas.”

Acciones empresariales: Las empresas pueden ser líderes al facilitar el acceso a la formación profesional, y al generar oportunidades de aprendizaje permanente para su personal y en su cadena de suministro.

Oportunidades: Adicionalmente a los formatos actuales (texto, audio, vídeo o imagen) que se manejan en la educación y en la transmisión de conocimiento, un entorno online puede ofrecer nuevos contenidos interactivos usando tecnologías de Realidad Aumentada y Realidad Mixta, que podrían, por ejemplo, sustituir figuras de un libro por un modelo en 3D.

Ejemplo concreto: Invelon ofrece soluciones basadas en realidad virtual, aumentada y mixta que permiten la capacitación educativa en diferentes industrias.

“La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible. Se han conseguido algunos avances durante las últimas décadas: más niñas están escolarizadas, y se obliga a menos niñas al matrimonio precoz; hay más mujeres con cargos en parlamentos y en posiciones de liderazgo, y las leyes se están reformando para fomentar la igualdad de género. A pesar de estos logros, todavía existen muchas dificultades: las leyes y las normas sociales discriminatorias continúan siendo generalizadas, las mujeres siguen estando infrarrepresentadas a todos los niveles de liderazgo político, y 1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años afirma haber sufrido violencia sexual o física a manos de una pareja íntima en un período de 12 meses.”

Acciones empresariales: Implementar políticas y prácticas que promuevan la libertad e impidan la discriminación de género en el lugar de trabajo, en la economía y en la comunidad.

Oportunidades: La inteligencia artificial puede detectar y prevenir sesgos de género en diferentes contextos, sea mediante el uso de tecnologías de reconocimiento del habla y lenguaje natural o detección de patrones y comportamientos en textos e incluso las redes sociales.

Ejemplo concreto: Rainbow, un chatbot que usa inteligencia artificial para detectar señales de abuso, determinar conductas sanas y dañinas y recomendar recursos para ayudar en estas situaciones.

“Si bien se ha conseguido progresar de manera sustancial a la hora de ampliar el acceso a agua potable y saneamiento, existen miles de millones de personas (principalmente en áreas rurales) que aún carecen de estos servicios básicos. En todo el mundo, una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable salubre, dos de cada cinco personas no disponen de una instalación básica destinada a lavarse las manos con agua y jabón, y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre. La pandemia de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia vital del saneamiento, la higiene y un acceso adecuado a agua limpia para prevenir y contener las enfermedades. La higiene de manos salva vidas.”

Acciones empresariales: Implementar estrategias integrales sobre el agua que sean socialmente equitativas, ambientalmente sostenibles y económicamente beneficiosas para la empresa y todas las partes afectadas.

Oportunidades: El despliegue de redes de sensores conectados de IoT en instalaciones hídricas (depuradoras, plantas de tratamiento y potabilización, depósitos, presas, etc.) así como en redes de distribución (tuberías y cañerías, colectores, ríos, acequias) e incluso en entornos naturales relacionados con el agua (ríos, pantanos, lagos, acuíferos, zonas costeras, etc.), permite una monitorización casi en tiempo real del estado de las infraestructuras y la calidad del agua.

Ejemplo concreto: Datawater, IoT para monitorizar máquinas y procesos a través de dispositivos y aplicaciones conectados con servidores en la nube, con una solución específica para el agua.

“El mundo está avanzando hacia la consecución del Objetivo 7 con indicios alentadores de que la energía se está volviendo más sostenible y ampliamente disponible. El acceso a la electricidad en los países más pobres ha comenzado a acelerarse, la eficiencia energética continúa mejorando y la energía renovable está logrando resultados excelentes en el sector eléctrico. A pesar de ello, es necesario prestar una mayor atención a las mejoras para el acceso a combustibles de cocina limpios y seguros, y a tecnologías para 3000 millones de personas, para expandir el uso de la energía renovable más allá del sector eléctrico e incrementar la electrificación en el África subsahariana.”
Acciones empresariales: Aumentar significativamente la eficiencia energética, obtener la energía necesaria de fuentes renovables y promover la misma acción en toda la cadena de suministro a través de la selección y el apoyo a proveedores.

Oportunidades: Todas las empresas eléctricas son conscientes de la aportación que pueden hacer las Smart grid a la eficiencia y la sostenibilidad a la hora de producir y distribuir electricidad. Además se podrían aplicar tecnologías de compresión de datos y de computación distribuida para reducir el consumo energético de los centros de almacenamiento y procesado de datos, desarrollando mecanismos adaptativos de compresión basados en ciencia de datos.

Ejemplo concreto: Suministro de energía renovable usando big data para recopilar, procesar y analizar datos y ofrecer soluciones personalizadas, con Holaluz.

“A nivel mundial, el número de empleos necesarios entre 2016 y 2030, es de unos 30 millones de empleos al año. Además de crear empleos, hay que mejorar las condiciones de unos 780 millones de mujeres y hombres que trabajan, pero no ganan lo suficiente para que ellos y sus familias puedan salir de la pobreza. A día de hoy, las perturbaciones económicas y financieras derivadas de la COVID-19 están desbaratando el ya de por sí tibio crecimiento económico y empeorando los riesgos acentuados de otros factores, en especial para las personas que viven en situación de pobreza.”

Acciones empresariales: Realizar un estudio conjunto con el trabajador para conocer cómo se siente con sus responsabilidades laborales y estudiar la necesidad de ajustarlas.

Oportunidades: Prácticamente todos los estudios de impacto laboral concluyen con un balance positivo entre creación de nuevos empleos y reemplazo de los existentes (o tareas específicas de los existentes), con una predominancia superior en el medio y largo plazo. No obstante, la mayoría de ellos hacen hincapié en la hipótesis de movilidad laboral, para lo cual es requisito el acceso a la educación continua y a formación profesional actualizada.

Ejemplo concreto: Unfoldwork crea experiencias de aprendizaje a través de un sistema de gestión de aprendizaje (LMS) a distancia, analizando problemas y necesidades del equipo con medición del impacto.

“La industrialización inclusiva y sostenible, junto con la innovación y la infraestructura, pueden dar rienda suelta a las fuerzas económicas dinámicas y competitivas que generan el empleo y los ingresos. Estas desempeñan un papel clave a la hora de introducir y promover nuevas tecnologías, facilitar el comercio internacional y permitir el uso eficiente de los recursos. Sin embargo, todavía queda un largo camino que recorrer para que el mundo pueda aprovechar al máximo este potencial. En especial, los países menos desarrollados necesitan acelerar el desarrollo de sus sectores manufactureros si desean conseguir la meta de 2030 y aumentar la inversión en investigación e innovación científicas.”

Acciones empresariales: Comercializar productos, servicios y modelos de negocio que proporcionan una infraestructura sostenible y resiliente.

Oportunidades: Se propone de ahondar en el desarrollo de algoritmos de apoyo a la construcción de infraestructuras, como el diseño generativo, que materializados mediante impresión 3D y la integración de sensores para su monitorización estructural en tiempo real, aporte a las infraestructuras de una menor huella ambiental y un seguimiento estrecho de su estado y evolución durante todo el ciclo de vida.

Ejemplo concreto: 3dexperience, plataforma que incluye aplicaciones de modelado 3D, gemelos virtuales de productos o sistemas de producción que permite una interacción directa con los clientes en todas las fases del proyecto.

“La desigualdad dentro de los países y entre estos es un continuo motivo de preocupación. A pesar de la existencia de algunos indicios positivos hacia la reducción de la desigualdad en algunas dimensiones, como la reducción de la desigualdad de ingresos en algunos países y el estatus comercial preferente que beneficia a los países de bajos ingresos, la desigualdad aún continúa. Las desigualdades también están aumentando para las poblaciones vulnerables en países con sistemas sanitarios más deficientes y en países que se enfrentan a crisis humanitarias existentes. Los refugiados y los migrantes, así como los pueblos indígenas, los ancianos, las personas con discapacidad y los niños se encuentran especialmente en riesgo de ser excluidos.”

Acciones empresariales: Contratar a jóvenes de localidades donde opere la organización, especialmente en países en desarrollo, así como trabajar con proveedores locales para impulsar la economía local.

Oportunidades: Establecer mecanismos, apoyados por la IA, infraestructuras de red potentes y blockchain, que faciliten la participación de todas las personas afectadas en procesos de decisión. Se recomienda a nivel gubernamental, pero es también aplicable dentro de la comunidad vinculada a una empresa.

Ejemplo concreto: Bext360, permite la recogida de datos en la cadena de suministro de productos como café, minerales y algodón con ayuda de tecnología blockchain para trazabilidad y medición de la sostenibilidad.

“El mundo cada vez está más urbanizado. Desde 2007, más de la mitad de la población mundial ha estado viviendo en ciudades, y se espera que dicha cantidad aumente hasta el 60 % para 2030. Las ciudades y las áreas metropolitanas son centros neurálgicos del crecimiento económico, ya que contribuyen al 60 % aproximadamente del PIB mundial. Sin embargo, también representan alrededor del 70 % de las emisiones de carbono mundiales y más del 60 % del uso de recursos.”

Acciones empresariales: Apoyar el acceso a servicios esenciales en el lugar de trabajo, en el mercado y en la comunidad.

Oportunidades: El uso de técnicas de IA ya ha conseguido crear modelos que simulan de manera acertada el comportamiento de sistemas no lineales complejos como los del tráfico. Además podría añadirse otra capa a estos modelos a través de gemelos digitales que pudieran servir de réplica de sistemas reales existentes con varios fines: experimentación, predicciones en nuevos escenarios, validación de mejoras o cambios en los sistemas, etc

Ejemplo concreto: Meiklabs es un laboratorio de innovación tecnológica para ciudades que combina tecnologías de visualización para ayudar a empresas de diversas industrias en sus procesos de transformación digital.

“El consumo y la producción mundiales (fuerzas impulsoras de la economía mundial) dependen del uso del medio ambiente natural y de los recursos de una manera que continúa teniendo efectos destructivos sobre el planeta. El progreso económico y social conseguido durante el último siglo ha estado acompañado de una degradación medioambiental que está poniendo en peligro los mismos sistemas de los que depende nuestro desarrollo futuro (y ciertamente, nuestra supervivencia). La pandemia de la COVID-19 ofrece a los países la oportunidad de elaborar planes de recuperación que reviertan las tendencias actuales y cambien nuestros patrones de consumo y producción hacia un futuro más sostenible.”

Acciones empresariales: Analizar el ciclo de vida de los productos que se utilizan y optimizarlo.

Oportunidades: Realidad aumentada para informar a los consumidores de los aspectos de sostenibilidad relacionados con los productos que consumen, informando a los consumidores sobre la procedencia, procesos usados para construir los bienes que consumen e incluso su empaquetado. Esa información es de vital importancia para que los usuarios puedan tomar decisiones informadas sobre los productos que consumen y puedan adaptar sus hábitos de consumo hacia patrones más sostenibles.

Ejemplo concreto: Layar, plataforma que permite crear contenido en realidad aumentada para móviles utilizando cualquier imagen como marcador.

“El cambio climático está afectando a todos los países de todos los continentes. Está alterando las economías nacionales y afectando a distintas vidas. Los sistemas meteorológicos están cambiando, los niveles del mar están subiendo y los fenómenos meteorológicos son cada vez más extremos. A pesar de que se estima que las emisiones de gases de efecto invernadero caigan alrededor de un 6 % en 2020 debido a las restricciones de movimiento y las recesiones económicas derivadas de la pandemia de la COVID-19, esta mejora es solo temporal. El cambio climático no se va a pausar. Una vez que la economía mundial comience a recuperarse de la pandemia, se espera que las emisiones vuelvan a niveles mayores.”

Acciones empresariales: Reducir considerablemente las emisiones asociadas con las operaciones propias y de la cadena de suministro, en alineación con la ciencia del clima.

Oportunidades: Se pueden encontrar posibles aplicaciones de la tecnología blockchain en el ámbito del sector energético, mejorando la transparencia y confianza dentro del mercado energético e incluso permitiendo aplicaciones de intercambio en redes entre pares (P2P – peer to peer) y lograr mejoras en la gestión de la demanda energética.

Ejemplo concreto: Climatetrade es una plataforma blockchain que conecta desarrolladores de proyectos de mitigación climática con aquellos interesados en compensar sus emisiones, sin intermediarios.

“El océano impulsa los sistemas mundiales que hacen de la Tierra un lugar habitable para el ser humano. Nuestra lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, los litorales, gran parte de nuestra comida e incluso el oxígeno del aire que respiramos los proporciona y regula el mar. Una gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave de un futuro sostenible. No obstante, en la actualidad, existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océanos que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad. Asimismo, también está teniendo un impacto perjudicial sobre las pesquerías de pequeña escala.”

Acciones empresariales: Trazar alianzas en el sector público y /o privado para cooperar y apoyar iniciativas que luchan para proteger los hábitats marinos vulnerables.

Oportunidades: El vertido de plásticos a los mares y océanos de la Tierra constituye actualmente una de las mayores amenazas ecológicas a nivel global, y requiere mayores esfuerzos de investigación para su control y eventual mitigación. El uso de técnicas de IA para la detección y cuantificación de detritos plásticos usando imágenes tomadas por drones constituye un progreso sustancial, pero esta tecnología está limitada a playas y zonas costeras locales debido al relativamente pequeño radio de acción de estos vehículos no tripulados. El uso de datos e imágenes tomadas por satélite, junto con modelos de simulación física (como el “TrackMPD”) se revelan como tecnologías prometedoras que permitirían ampliar sustancialmente el radio de acción de la monitorización así como la predicción de las trayectorias de estos bancos de residuos a nivel planetario.

Ejemplo concreto: Lobelia, herramienta que utiliza imágenes de radar de apertura sintética (SAR) para la identificación de plásticos en entornos marinos.

“Para prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas de todo el mundo, las Naciones Unidas han declarado la Década para la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030). Esta respuesta coordinada a nivel mundial ante la pérdida y degradación de los hábitats se centrará en desarrollar la voluntad y la capacidad políticas para restaurar la relación de los seres humanos con la naturaleza. Asimismo, se trata de una respuesta directa al aviso de la ciencia, tal y como se expresa en el Informe especial sobre cambio climático y tierra del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, a las decisiones adoptadas por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en las convenciones de Río sobre cambio climático y biodiversidad y a la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación.”

Acciones empresariales: Contar con flora autóctona en el entorno de la empresa es beneficioso para la polinización natural, actuando como reservorio de la fauna útil y auxiliar, la cual es la que combate las plagas en los cultivos.

Oportunidades: Se propone el uso de IA, junto con el uso de sensores, para identificar de forma temprana enfermedades en las plantas y/o frutas. Esta capacidad permitirá una menor pérdida de los cultivos, y un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

Ejemplo concreto: Farmdog, aplicación para hacer seguimiento de plantaciones, compartir observaciones y tomar decisiones de tratamiento.

“A fin de avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, necesitamos instituciones públicas eficaces e inclusivas que puedan proporcionar educación y asistencia sanitaria de calidad, aplicar políticas económicas justas y brindar una protección inclusiva del medio ambiente. Los delitos que amenazan los cimientos de las sociedades pacíficas, incluidos los homicidios, la trata y otros tipos de delincuencia organizada, así como las leyes o las prácticas discriminatorias, afectan a todos los países. Incluso las democracias más consolidadas del mundo se enfrentan a enormes dificultades en su lucha contra la corrupción, la delincuencia y las violaciones de los derechos humanos en sus propios países.”

Acciones empresariales: Implementar un Código de conducta en la empresa que se base en el respeto de los derechos humanos. Formar al departamento de recursos humanos para que en la empresa se cree la cultura correspondiente y esta pueda difundirse a través de los empleados y proveedores.

Oportunidades: El uso de sistemas expertos pueden ser de ayuda a la hora de determinar y comprobar las actuaciones que previamente se han diseñado, se están teniendo en cuenta, por ejemplo, en los servicios jurídicos desde la consultoría legal hasta el apoyo telemático a los procesos judiciales.

Ejemplo concreto: Empresas que ofrezcan servicios en inteligencia artificial, relacionados con sistemas expertos o sistemas basados en conocimiento, partiendo de información de organismos como Business-humanrights.

“Los ODS solo se pueden conseguir con asociaciones mundiales sólidas y cooperación. Para que un programa de desarrollo se cumpla satisfactoriamente, es necesario establecer asociaciones inclusivas (a nivel mundial, regional, nacional y local) sobre principios y valores, así como sobre una visión y unos objetivos compartidos que se centren primero en las personas y el planeta.”

Acciones empresariales: Formar alianzas entre organizaciones.

Oportunidades: “Los datos son el elemento común sobre el que se fundamentan la IA y las tecnologías digitales aquí revisadas, ya sea porque son el componente esencial para que los sistemas de IA puedan acometer la tarea para la que fueron desarrollados, o porque son adquiridos, generados, transformados y transmitidos. Una alta disponibilidad de grandes volúmenes de datos permitirá extraer conocimiento útil sobre la problemática a abordar. Por ende, la aplicación de la IA a la consecución de los ODS precisa de datos unificados, accesibles, abiertos, de calidad y respetuosos con los derechos inalienables de las personas para así diseñar y desarrollar los modelos más adecuados para resolver la miríada de retos asociados a los ODS. El análisis de la literatura emprendido ha evidenciado que muchos de los avances en IA y tecnologías digitales aún no se han aplicado en profundidad a las metas asociadas a los ODS. Esto es probablemente debido a la debilidad de la relación y cooperación entre la investigación, la industria y los gobiernos, y a la baja disponibilidad de datos unificados que permitan abordar muchos de los retos existentes. Por tanto, es perentorio fortalecer los vínculos entre la ciencia y la ingeniería, la industria y los gobiernos, reforzando el diálogo y ampliando las vías para disponer de datos de calidad y de la necesaria transferencia de tecnologías, objetivo de la ingeniería, para facilitar su aplicación inmediata en pro de conseguir las metas de los ODS.”

Ejemplo concreto: alianza entre la Fundación Hazloposible y la empresa Sngular con el objetivo de proporcionar a las ONGs soluciones directas y eficaces que den respuesta a las tendencias del sector, que ya incorpora la utilización de tecnologías como la Inteligencia Artificial, biometría y blockchain, para lograr mayores oportunidades y éxitos.

Conclusiones del presente documento y siguientes pasos

Este Observatorio se emprende con el objetivo, y la ilusión, de fomentar estas alianzas. Pretende explorar las oportunidades que presentan los retos de los 17 ODS desde una visión positiva centrada en las posibilidades. Se trata de inspirar y de sentar una base construida sobre el potencial de la humanidad de ser capaces de encontrar soluciones a dichos retos y de aprovechar todo el potencial que pueden aportar las nuevas tecnologías para facilitar ese proceso.

Al presente documento le seguirán otras acciones como encuestas, entrevistas y un Think Tank a las que todas las personas interesadas están más que invitadas. Para más información al respecto, podéis poneros en contacto con nosotros Anke Schwind o Javier Martín.

Recogemos para terminar una cita de Jeffrey Sachs, economista y asesor especial de Naciones Unidas para los ODS: “La tecnología debe combinarse con la voluntad encaminada al bien común.

Fuentes de información utilizadas para realizar este artículo:

Sobre los ODS y la Agenda 2030:

Objetivos y metas de desarrollo sostenible


https://www.agenda2030.gob.es/recursos/docs/APROBACION_AGENDA_2030.pdf

Sobre ODS y empresas:
https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/economy/20151201STO05603/economia-circular-definicion-importancia-y-beneficios
https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/es/Documents/riesgos/Deloitte-ES-barometro-sostenibilidad.pdf
https://www.pactomundial.org/wp-content/uploads/2018/07/Las-empresas-espa%C3%B1olas-ante-la-Agenda-2030_def_p.pdf

Inicio


https://www.unsdsn.org/
https://rainmaking.io/impact/sdg-compass/

Sobre ODS y nuevas tecnologías:
https://dasci.es/ia4ods/inicio.html
https://www.ericsson.com/assets/local/news/2016/05/ict-sdg.pdf

Documentos de referencia del apartado Relaciones a partir de los ODS:
Una breve introducción de la web de Naciones Unidas: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-development-goals/
Acciones empresariales que pueden contribuir a su cumplimiento: https://www.pactomundial.org/wp-content/uploads/2018/05/Blueprint_Spanish-FullBook.pdf
https://www.caea.es/wp-content/uploads/2019/01/Los-objetivos-de-Desarrollo-Sostenible-una-oportunidad-para-la-PYME.pdf
Oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías extraídas del estudio Inteligencia Artificial y Tecnologías Digitales para los ODS: http://www.raing.es/es/publicaciones/libros/inteligencia-artificial-y-tecnolog-digitales-para-los-ods

Tags: , , ,

Cómo usar OKR para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Publicado el 18 June, 2020

Nos jugamos mucho en nuestro futuro si no cambiamos la estrategia al respecto del cambio climático. Pero hay una esperanza, porque tenemos una hoja de ruta a seguir para hacer que cambien las cosas, lo malo es que esa hoja de ruta no es lo suficientemente conocida como para que permita producir un cambio a nivel global y además aún le falta estar suficientemente desarrollada como para que todo el mundo tenga claro cómo usarla a la hora mejorar la situación.

Por esto pensamos que los ODS podría ser mejorados gracias a OKR, principalmente a la hora de concretar en el corto plazo unos Objetivos que se han definido en un plazo demasiado largo y también introduciendo un modelo de métricas que permite saber si realmente se están logrando los objetivos propuestos o como ha ocurrido en ocasiones anteriores, todo ha quedado en buenas intenciones pero se han logrado pocos resultados reales.

En lo que se refiere al plazo de consecución de los ODS encontramos un impedimento claro al plantear objetivos que deben alcanzarse en 2030. Como muchos de ellos van a depender de políticas públicas para su consecución, el problema es que los responsables de desarrollar esas políticas no cuentan con los incentivos para hacerlo, ya que los plazos con los que ellos suelen trabajar suelen ser mucho menores. De esta forma es muy complicado que un político que piensa en plazos de 4 años realmente haga una apuesta decidida por un un plan que se desarrolla en un plazo de 10 años. Por lo tanto aquí es donde podría aportar mucho valor OKR al proponer la definición de los objetivos en el corto plazo, con periodos de máximo un año y con la necesidad de concretar aún más a través de periodos trimestrales. De esta forma el horizonte del corto plazo nos urge a ponernos a trabajar sobre ello de manera inmediata y no postergar la toma de decisiones al respecto, sabiendo que dejar para mañana lo que podemos hacer hoy puede suponer un gran error cuando lo que está en juego es nuestro futuro.

El otro aspecto en el que OKR podría aportar mucho valor para la consecución de los ODS es a través de la definición de los Resultados Clave, como las métricas que nos permiten verificar que realmente se están logrando los objetivos que nos hemos propuesto, algo que como veremos en las entrevistas que acompañan a este artículo, no ha sido aún adecuadamente definido, lo cual supone un impedimento importante para que los ODS sean un éxito. Ya que como decía William Thomson, “lo que no se mide no se puede mejorar”, difícilmente vamos a lograr los Objetivos propuestos por los ODS si no definimos inmediatamente unos indicadores numéricos que permitan saber si realmente las estrategias que se están desarrollando están dando los frutos esperados. Es por esto por lo que necesitamos que de manera urgente se propongan esos indicadores para cada uno de los ODS, tanto a nivel global, como nacional y local, lo cual resultaría de gran utilidad para todos aquellos que están decididos a trabajar para lograr los ODS, pero aún no se han lanzado a hacerlo por la indefinición que supone no contar con un marco de referencial al respecto de la mejora que puedan suponer las acciones que van a desarrollar.

Concretando la relación entre los ODS y los OKR

Si pensamos que los OKR pueden resultar de utilidad para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible es porque de partida existe una buena base sobre lo que construir, lo malo es que parece que los mayores esfuerzos se han dedicado a sentar esa base, pero ahora falta mucho por hacer de cara a construir la estructura que permita que el mundo sea un lugar mejor en el año 2030.

A continuación vamos a exponer las diferencias y similitudes entre los ODS y los OKR de cara a ver de qué forma pueden complementarse y resultar más efectivos cuando se trabajan conjuntamente.

En primer lugar, tenemos que saber que lo que en los ODS se denomina Objetivo en los OKR se denomina Meta, lo cual pone a los Objetivos de ODS en un nivel de abstracción mayor que el de los Objetivos en OKR.

Los Objetivos de ODS coinciden en las características de ser significativos e inspiradores, pero sin embargo no coinciden en la necesidad de ser concretos y orientados a la acción, por eso podemos considerar que los Objetivos de ODS deberían ser realmente Metas ya que están pensados a largo plazo y no son los suficientemente concretos como para que podamos actuar directamente sobre ellos. Esto, como hemos comentado anteriormente, supone un problema a la hora de que se puedan lograr realmente los ODS, por ese nivel de indefinición, por lo que deberíamos buscar una forma de concretarlo mucho más para que todos aquellos que se propongan trabajar para lograr los ODS, realmente sepan por dónde empezar y puedan tener la visión necesaria al respecto de los resultados que está teniendo su trabajo.

Por otro lado, las Metas de ODS sí que coinciden con algunas de características de los Objetivos en OKR, al ser concretas y orientados a la acción, pero no coinciden en el marco temporal, que en OKR pide que se definan cada 3 meses, ni en la sugerencia de trabajar con unos pocos objetivos, entre 3 y 5 preferiblemente, frente a una media de 10 metas que propone ODS para cada Objetivo. Esto como os podéis imaginar supone un problema por la falta de foco a la hora de decidir sobre qué aspectos actuar, por ejemplo cuando una institución pública o privada se propone trabajar en pro de los ODS es un problema enorme decidir por dónde empezar, ya que existen 17 objetivos y 169 metas, lo cual nos puede llevar a situaciones como la que define la parálisis por análisis, al tener que dedicar excesivo tiempo a decidir en cuál de todas esas metas intervenir.

Continuando en la búsqueda de relaciones entre ODS y OKR vemos que por debajo de las Metas de ODS no se definen unos indicadores concretos, algo que sí que se hace en OKR al pedir que se asocien varios Resultados Clave a cada Objetivo, lo cual ofrece la utilidad de poder verificar el cumplimiento de los Objetivos en el corto plazo y de esta forma conocer el avance que se produce hacia la consecución de las Metas a largo plazo.

De esta forma podemos considerar que ODS se plantean en un nivel alto de abstracción y lo que le falta para poder trabajar directamente en la consecución de los Objetivos es un sistema que permita concretarlo en el corto plazo y tener una mejor visión sobre la consecución de los objetivos, lo cual podría hacerse a través de OKR, por el enfoque hacia el corto plazo, la importancia del foco y la necesidad de contar con indicadores, llamados Resultados Clave, que ayudan a verificar la consecución de los objetivos.

Proponemos entonces aquí usar OKR como complemento a ODS para poder orientarlos a resultados, algo que ahora no está adecuadamente planteado, lo cual hace que resulte muy complicado definir estrategias que permitan trabajar para la consecución de los Objetivos. Sin embargo gracias a OKR esas estrategias pueden estar mucho mejor definidas, tanto a nivel práctico como en el tiempo, además de que se podrá conocer mucho mejor el grado de cumplimiento de esas estrategias hacia la consecución de los Objetivos, lo cual redundará en mejorar significativamente el impacto del trabajo que se vaya a realizar para lograr los ODS.

Y tras esta reflexión al respecto de cómo OKR podría ayudar a mejorar el trabajo que se está realizando en pro de la consecución de los ODS, vamos a conocer mejor el trabajo que se está desarrollando para lograr los ODS a través de una serie de entrevistas a expertos en Desarrollo Sostenible:

Con los ODS lo más importante es empezar a andar y que seamos muchos los que andemos en esa dirección

Entrevistamos a Anke Schwind formadora y consultora en Desarrollo Sostenible.

¿Cómo estás trabajando tú en el ámbito de los ODS y por qué tomaste la decisión de dedicarte a ello?

Mis tres ejes giran alrededor de la formación, educación y consultoría. El fin es principalmente dar a conocer el concepto de desarrollo sostenible y los ODS y acompañar a personas y organizaciones en contribuir con sus acciones a la consecución de los mismos.

En el 2015 empecé a buscar formas de implementar algunas pautas relacionadas con el desarrollo sostenible en la empresa que llevaba a medias con un socio. Era del sector textil por lo que el primer paso fue acercarme a la moda sostenible para conocer a fondo esta alternativa. Después entré en contacto con la propuesta del balance del bien común, una herramienta de reflexión y medición para acompañar la gestión empresarial y definir la aportación de la empresa al bien común. Tras hacer ese balance, sin la participación de mi socio, me di cuenta que no iba a poder llevar a cabo todos los cambios que consideraba necesarios porque nuestras respectivas perspectivas al respecto no estaban alineadas. Así que empecé a plantearme otras maneras de aportar valor.

Me seguí formando en varias áreas, poco a poco fui impartiendo algunos talleres, pero aún no tenía claro cómo conectar todos mis puntos. Fue un proceso de búsqueda y reflexión constante hasta llegar a encajar todas la piezas y que tuvieran sentido para mí: mi experiencia en formación, enseñanza y gestión empresarial, mis conocimientos de idiomas, mi pasión por metodologías activas y, sobre todo, mi inquietud por ser parte de un cambio necesario a nivel global.

La pieza clave me vino de Federico Buyolo, para mí uno de los mayores expertos en desarrollo sostenible y ODS que tenemos en España, cuando en una charla dijo que los ODS son un lenguaje universal que nos permite a todo el planeta a trabajar en una dirección. El primer paso es aprender este lenguaje, que debe además ir acompañado de un proceso de integración de todos estos conceptos desde la práctica. El desarrollo sostenible debe convertirse en un marco de referencia para nuestras acciones. Mi labor se centra en enseñar ese “idioma” y acompañar en el establecimiento de pautas concretas para varias fases de integración, de la más abstracta en cuanto a conceptos a la más concreta en cuanto a la medición.

¿Crees que los ODS pueden ser una buena solución a los problemas del desarrollo sostenible?

Creo que sí. Lo más importante es empezar a andar y que seamos muchos los que andemos en esa dirección. Los ODS aportan una serie de datos concretos y retos que requieren de la implicación de todos para poder alcanzar las metas marcadas. Esos retos además reflejan la complejidad y la amplitud del objetivo principal que es el desarrollo sostenible.

Los ODS están interconectados y fueron concebidos como indivisibles. Este punto es el que hay que tener muy presente dado que aunque nos fijemos como primer paso solucionar una sola meta, la solución seguramente nos lleve a otros pasos que estén relacionados con otros ODS y las acciones pueden aportar soluciones a estos otros ODS, pero también pueden tener efectos no deseados. Eso, al fin y al cabo, es la razón por la que surgió el término de desarrollo sostenible, porque el crecimiento económico que debía aliviar la pobreza empezó a causar problemas medioambientales.

¿Cómo ves que está recibiendo la sociedad los ODS?

A veces me doy cuenta que vivo en una burbuja porque en los diferentes ámbitos en los que me muevo a nivel profesional hay una gran implicación hacia la consecución de los ODS, pero cuando bajo a la calle y hablo con personas fuera de este entorno, veo que se desconocen aún mucho. Por eso, considero que lo primero es una concienciación de toda la sociedad. Y no solo en ODS, sino ante todo en desarrollo sostenible. Es un concepto que aún no queda claro, se confunde a menudo con sostenibilidad medioambiental.

Para que nos pueda servir de marco de referencia, es necesario entender que desarrollo sostenible se refiere a un desarrollo económico y social dentro de las limitaciones de los recursos del planeta. Me gusta mucho la “rosquilla” de Kate Raworth como imagen para orientarnos.

Esa rosquilla queda delimitada en su centro por los fundamentos sociales, es decir, debemos asegurarnos de que no haya personas que vivan fuera de la rosquilla que es un espacio seguro y justo para todos. Los límites de fuera son el techo ecológico que no debemos sobrepasar ya que de lo contrario el planeta dejará de ofrecernos las condiciones que necesitamos para vivir.

¿Puedes hablarnos de alguna aplicación interesante de los ODS?

La aplicación más apasionante para mí es la que podamos hacer cada uno y cómo vivimos ese proceso. Si nos fijamos en el nombre de la Agenda 2030, su título es “Transformar nuestro mundo”. Por tanto, si usamos los ODS como punto de partida individual u organizacional y como objetivo final compartido a nivel global de un proceso de transformación en el que profundizar conforme avanzamos, se abren muchísimas posibilidades que aún están por explorar.

En esta línea, la OCDE publicó en 2019 su brújula para el aprendizaje 2030 como marco para un aprendizaje en el que el alumno es un agente activo que conforme adquiere competencias (conocimiento, habilidades, actitudes y valores) llega a desarrollar su potencial y contribuir al bienestar de la comunidad y del planeta. Es un marco que tiene como fin alcanzar bienestar individual, colectivo y global y relaciona los aspectos clave identificados para un futuro mejor con los ODS. Además identifica tres competencias transformadoras que son necesarias para alcanzar la meta de este triple bienestar. Se trata, en resumidas cuentas, de aplicar nuestras competencias humanas a la consecución de los ODS.

¿Qué problemas principales observas al respecto de la aplicación de los ODS y la consecución de los Objetivos?

Creo que ya he mencionado dos por encima antes. En primer lugar, creo que aún falta más concienciación de la sociedad en general. Esa concienciación debe ir muy ligada a nuestras experiencias personales y nuestra vida para llegar a comprender el impacto de nuestras acciones y así empezar a aportar soluciones. Un informe del año pasado analizó los ODS incluidos en los informes no financieros de empresas del índice Standard & Poor’s 500, y concluyó que los ODS que se priorizaban en esos informes no se correspondían con los ODS que realmente eran problemáticos en el mundo empresarial.

En segundo lugar, el desafío del desarrollo sostenible es crear las condiciones de vida digna para todas las personas y seres sin degradar el medio ambiente. A menudo los ODS se toman aún como unidades separadas y no como indivisibles, debemos entrenarnos en ver la interconexión, en pensamiento sistémico, para conseguir una transformación más profunda. Aquí es esencial la colaboración, combinar el conocimiento de diferentes personas y sectores, incluso culturas, para aportar soluciones innovadoras.

En tercer lugar, es necesario aunar criterios alrededor de los indicadores para medir la consecución de los ODS.

¿Puedes explicarnos cómo es el sistema de indicadores y análisis para la verificación del cumplimiento de los ODS?

Debemos tener en cuenta que la Agenda 2030 que enumera los ODS fue un pacto entre países, 193 para ser exactos. Es decir, los ODS y sus correspondientes metas e indicadores se concibieron para ser medidos a nivel nacional. Hay un total de 169 metas repartidas entre los 17 objetivos y para dichas metas hay un total de 231 indicadores. Un grupo de expertos interinstitucional (IAEG-SDGs) trabaja en la mejora de dichos indicadores y se acaba de publicar una revisión que afecta los tres niveles que tienen dichos indicadores. En esta última revisión se han podido eliminar casi del todo los indicadores de nivel III, aquellos para los que no existían metodologías o estándares de medición.

Cada país recoge la información relevante para estos indicadores y la comunica a la ONU. En España en el informe de progreso del año pasado se recogieron datos para 125 indicadores, información que también se puede consultar en la web del Instituto Nacional de Estadística.

Toda esta información se combina en un informe final anual de la ONU para analizar los avances a nivel mundial.

Existen otras iniciativas que ofrecen información sobre el progreso a nivel global. Por un lado, la iniciativa de Our World in Data, que aporta información sobre cada indicador usando diferentes fuentes, muchas de ellas de instituciones que participan también en el grupo de expertos para los ODS (IAEG-SDGs). O la iniciativa del Sustainable Development Report que también usa estas fuentes pero con otros indicadores.

En lo que respecta al reto que he mencionado antes sobre aunar criterios para medir la consecución de los ODS, me gustaría incidir en dos aspectos.

En primer lugar, los ODS son una mejora de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y debemos tener presente esa herencia centrada en mejorar las condiciones de vida en países menos avanzados. Por ejemplo, el ODS 1 pretende poner fin a la pobreza. Actualmente un 10% de la población vive en condiciones de pobreza extrema (subsisten con menos de 1,90 dólares al día). Si bien en España nos enfrentamos a problemas de pobreza, las dimensiones son diferentes. Los ODS se consideran objetivos ambiciosos a escala global, pero no necesariamente nos lo puede parecer en nuestro entorno inmediato.

En este punto, la cuestión más importante es establecer indicadores propios que se ajustan más a nuestra realidad, pero siempre desde la base de los ODS y sus metas. De esta forma, podemos definir mejor nuestra aportación a la consecución de los ODS, pero además ofrecemos una especie de hoja de ruta a los países menos avanzados para que puedan alcanzar un nivel de vida parecido.

Ojo, no me refiero a que estos países lo alcancen de la misma manera que hemos hecho nosotros, un gran ejemplo de que pueden existir otras soluciones es el uso de fintech en países sub-saharianos. Los servicios se parecen a los que usamos nosotros en un banco, pero se realizan a través de estructuras diferentes. Sin duda, el papel de las nuevas tecnologías se debe tener muy en cuenta.

En segundo lugar, en relación con los indicadores para empresas, el Pacto Global de la ONU, el GRI y el World Business Council for Sustainable Business recopilaron una lista de indicadores para cada ODS y existe una guía para la integración de los ODS en el reporting empresarial. La metodología pasa por entender los ODS, definir prioridades, establecer objetivos, integrar y reportar.

Como he mencionado arriba, las empresas aún no son capaces de definir bien su impacto, por lo que es el primer paso a mejorar. Existen afortunadamente ya dos herramientas que pueden ayudar en este punto.

No obstante la definición de metas e indicadores concretos que, para mí, deben tener en cuenta las particularidades de la empresa, pero también la base de las metas de los ODS y la interconexión de las mismas, no cuenta aún con una metodología común.

Afortunadamente metodologías como el Design Thinking y el Systems Thinking ofrecen herramientas activas para llegar a establecer estas metas dentro de las organizaciones de manera colaborativa. Vuelvo a insistir aquí en que la inteligencia colectiva es nuestra mayor baza. Y evidentemente las TIC son cruciales a la hora de manejar y recoger todos los indicadores que se desarrollen, ofrecerlos de manera abierta al mundo y así establecer entre todos los pasos concretos para alcanzar los ODS.

Lo bueno de los ODS es que tiene muy en cuenta a las personas, no solo la sostenibilidad

Entrevistamos a Jimmy Pons sobre la metodología Global ExO Ecosystem y su aplicación con los ODS.

¿Puedes contarnos de qué forma estás trabajando tú y tu empresa en el ámbito de los ODS?

Desde que volví a España en 1996 después de vivir 4 años en Costa Rica he incorporado la sostenibilidad en toda mi vida personal y profesional. Aunque resido en Madrid, nací y me crié en Menorca una Reserva de Biosfera y esto ha marcado mi manera de entender la vida. Mi filosofía de vida y trabajo, tiene integrados los ODS en los diferentes proyectos que estoy realizando y colaborando. Concretamente en Mindful Travel Destinations (con el ODS 3 de Salud y Bienestar) y después en Roundcubers.com grupo con el que hemos desarrollado la metodología Global ExO Ecosystem para modelar territorios de la mano de los ayuntamientos, diputaciones, CCAA, etc. Por lo tanto nuestra visión de aplicación de los ODS está relacionada con el territorio, no desde un punto de vista de cómo aplicarlos en las empresas. Aunque claro está, desde el ayuntamiento o diputación después esto se va vertebrando hacia los sectores productivos.

¿Qué es Global ExO Ecosystem y qué relación tiene con los ODS?

Global ExO Ecosystem es un metodología que hemos desarrollado Tirso Maldonado, Joantxo Llantada y yo mismo, cofundadores de Roundcubers.com. Esta metodología facilita a los ayuntamientos la implantación de los ODS de manera ordenada y realista pero además integra todo un proceso que mejora el territorio de manera exponencial. Todo el mundo habla de ODS, pero hasta ahora nadie todavía había creado una metodología que sirviera para implantar no sólo los ODS si no también la economía circular en todo el territorio desde un único proyecto.

Para facilitar la implantación de los ODS, nuestra metodología se ha estructurado en diferentes fases:

Fase 1: Reputación y autodiagnóstico
Estudio básico de los principales atributos del territorio para construir una imagen de lo que es el territorio en el momento que se hace el proyecto. Se estudian páginas web, estudios y cualquier otro material promocional que se haya utilizado. Una vez consultado todo el material publicado se realiza un estudio de reputación online.

Fase 2: Ejercicio de modelación territorial
Identificamos los principales agentes de desarrollo local y creamos los grupos de trabajo para la conducción de los ejercicios de modelación territorial empleando “ Canvas Territorial”. Un canvas que hemos diseñado y que se apoya en un gráfico visual que desarrolla la propuesta de valor y atributos de cualquier territorio y estudia la fórmula adecuada para generar riqueza a todos los sectores involucrados.

Fase 3: Estrategia de economías de color
Identificamos las economías de color clave para el desarrollo y evolución del territorio y plan de acción concreto: economía verde (medio ambiente), economía naranja (creatividad), economía azul (litoral), economía púrpura (cultura), economía amarilla (ciencia y tecnología), economía roja (consumo), economía blanca (derechos sociales), economía gris (economía oculta) y economía negra (actividades ilegales).

Fase 4: Ecosistema circular
Ecosistema circular es una metodología que tiene como objetivo interconectar de forma estratégica a todos los agentes de desarrollo económico y social de un territorio para generar riqueza y bienestar a toda la sociedad. Cuando la administración, la empresa y los ciudadanos desarrollan una estrategia común e interconectada, la suma de la partes es exponencialmente superior a la suma de las partes individuales.

Fase 5: Pirámide de marcas y productos (marca-territorio)
Definimos las marcas, atributos y productos utilizando la “pirámide de marcas”, una plantilla de gestión estratégica que tiene como objetivo organizar y alinear los atributos y marcas de cualquier territorio.

Fase 6: Dimensiones Global ExO Destination
En esta fase se integran en la metodología los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU mediante la definición de estrategia e indicadores de la Dimensiones ExO: 1.- Gobernanza, 2.- Inteligencia, 3.- Ecología, 4.- Sostenibilidad, 5.- Salud, 6.- Consciente y 7.- Crecimiento Exponencial.

Fase 7: Plan de gestión de flujos
Resulta imprescindible establecer las capacidades de carga y estudiar los flujos de usuarios con el objetivo de garantizar el crecimiento sostenido del territorio. Es necesario evaluar, planificar y zonificar la saturación para luego diseñar la estrategia adecuada y así reducir la masificación y repartir mejor la riqueza en un territorio. La planificación y ordenación urbana, la planificación de vivienda y el espacio público, el plan de movilidad funcional, la desestacionalización de la demanda y la diversificación territorial, son algunos de los elementos clave que se estudian en el plan de gestión de flujos.

Fase 8: Certificaciones instrumentales
Existen en el mercado infinidad de entidades de certificación y certificados disponibles de cara a configurarse como un destino competitivo en cuanto a los procesos y la gestión eficiente de la oferta turística. De entre todos los disponibles, identificamos aquellas que dan soporte a las diferentes dimensiones del análisis de modelación realizado con el objetivo de mejorar los procesos internos y el impacto comercial en el mercado.

Fase 9: Definición de los órganos de gestión del territorio
La gobernanza empieza con la organización interna en la administración y sigue con la coordinación y gestión de las asociaciones y empresarios del territorio, de esta manera se involucran a todos los interesados y la consecución de los ODS, se multiplica.

Fase 10: Plan de acción y gestión de proyectos
Resultado del trabajo de modelación territorial se proponen una serie de acciones organizadas por las 7 dimensiones Global ExO Destination (gestionado, inteligente, ecológico, sostenible, saludable, consciente y ExO) y por principales marcas (esencia de marca, marcas tractoras y marcas de soporte). Para la ejecución del plan de acción implantamos un software de gestión de proyectos basado en metodologías ágiles. Entregando al ayuntamiento una planificación detallada fácilmente aplicable y realizable.

¿Crees que tal y como están estructurados y planteados los ODS pueden ser una buena solución a los problemas del desarrollo sostenible?

Lo bueno que tiene el planteamiento de los ODS es que tiene muy en cuenta a las personas, no solo en la sostenibilidad. Aspectos como la salud y el bienestar, la igualdad, trabajo digno y todo lo que tiene que ver con tener un planeta saludable para las futuras generaciones se convierte en elementos claves para el bienestar de todos los que convivimos en este planeta. Por lo tanto el enfoque es totalmente viable.

¿Qué percepción tienes al respecto de cómo está recibiendo la sociedad los ODS?

Los ODS vienen de los ya pasados 8 objetivos del milenio que desde el año 2000 hasta el 2015, estuvieron vigentes. En el 2015 se pusieron en marcha los 17 ODS, lo que significa que llevamos 5 años ya hablando de ODS y en el 2030 tendremos que ver que hemos hecho al respecto. Se ha hecho mucho marketing, mucho evento pero por ahora se ha consolidado poco en la sociedad y en los territorios. Sería una pena que ahora la crisis sanitaria, social, económica que trae el coronavirus provoque un retraso en la adopción de los mismos. Especialmente las administraciones públicas deberían incorporar en su día a día desde ya una metodología que les ayude a caminar con pasos firmes y hacia la consecución de la agenda 2030.

¿Puedes contarnos algún ejemplo interesante de aplicación de los ODS que te guste especialmente?

Desde RoundCubers estamos trabajando con varios ayuntamientos, Níjar y Málaga en Andalucía, Águilas en Murcia, Sant Pere de Ribes en Cataluña. Los resultados están siendo muy satisfactorios hasta el momento. Una cadena hotelera que lo está haciendo muy bien también es Paradores, que lleva ya tiempo trabajando en esta línea.

¿Qué problemas principales observas al respecto de la aplicación de los ODS y la consecución de sus Objetivos?

Para mi el principal escollo era tener una metodología aplicable a los territorios, que es lo que nosotros hemos trabajado más. Cosa que ya hemos solucionado con nuestra metodología Global ExO Ecosystem. El siguiente paso para es desarrollar algún tipo de herramienta tecnológica que nos ayude a agilizar la gestión de los mismos y poder tener indicadores que faciliten la medición de los avances. Hay muchos datos, se genera mucha información pero esto no llega de manera clara y útil a los ayuntamientos por ejemplo.

¿Puedes contarnos cómo ves la forma en la que se analizan los indicadores y analiza el cumplimiento de los ODS?

En nuestro caso lo que hemos diseñado es una serie de indicadores que nos dan la foto inicial en la que está el territorio. Una vez realizada la modelación con la que proyectamos el futuro del territorio, se establece un plan de ejecución donde definimos lo que tiene que hacer el territorio, a partir de que se ponen en marcha el plan definido es muy fácil analizar cómo se está llevando a cabo la implantación de los ODS.

Aún queda camino por andar con los ODS pero creo que es algo que va a acabar imponiéndose

Agustín Valentín-Gamazo Fundador de Enviroo e Impact Hub Málaga

¿Puedes contarnos de qué forma estás trabajando tú y tu empresa en el ámbito de los ODS?

Desde Enviroo trabajamos sobre los ODS con un doble enfoque, tratando de alinear nuestros proyectos y asesorando y formando a clientes en torno a los objetivos.

Dentro de las actividades propias de Enviroo podríamos decir que nos centramos de forma directa en fomentar el ODS 8 “Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”. Nuestra actividad principal es el fomento del emprendimiento verde y social a través de iniciativas propias como Greenweekend.org, Circularweekend.org o Impulsor.es. Además trabajamos con otras entidades tanto públicas como privadas organizando y gestionando para ellas sus iniciativas de fomento del empleo y emprendimiento.

Por otro lado, al centrarnos en personas que emprenden en el sector ambiental, queremos que parte de nuestro apoyo se refleje en el impacto positivo que generan con sus proyectos. De esta forma impulsamos de forma indirecta y principalmente los ODS 11 “Ciudades y comunidades sostenibles”, 12 “Producción y consumo responsables”, 13 “Acción por el clima” o 15 “Vida en ecosistemas terrestres”.

¿Crees que tal y como están estructurados y planteados los ODS pueden ser una buena solución al problema que se quiere resolver al respecto del desarrollo sostenible?

La transición de los Objetivos del Milenio (2000-2015) a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ha traído sustanciales mejoras para que sean más prácticos en cuanto a soluciones para un desarrollo sostenible, destacaría algunas como:

  • Se trata de objetivos universales, no creo que haya alguien que no comparta lo que reflejan los objetivos.
  • Los ODS han sido creados en uno de los procesos participativos más grandes que se hayan realizado, por lo que son inclusivos e involucran a prácticamente todos los países del mundo, con 193 firmantes.
  • Se trata de 17 objetivos desarrollados en 169 metas concretas, que aterrizan mucho las cosas para poder desarrollar soluciones.
  • Así como los ODM necesitaban de financiación externa para avanzar, los ODS se desarrollan desde una perspectiva de desarrollo económico sostenible. Es decir, la propia actividad económica que hagamos debería financiar el cumplimiento de los propios objetivos.
  • Y, para mi lo más importante, están basados y enfocados en la acción. Con cifras concretas, con objetivos claros y datos cerrados. Esto no se había hecho antes y es un compromiso común que nos permitirá medir como lo hemos hecho hasta 2030.

En mi opinión los ODS son una guía muy potente para que cualquier entidad, empresa o persona pueda desarrollar e implementar modelos que, finalmente como sociedad, nos permitan tener el desarrollo sostebible que necesitamos.

¿Qué percepción tienes sobre cómo están recibiendo los ODS la sociedad en general, empresas, instituciones y particulares?

Desde mi punto de vista aún queda camino por andar. De momento algunos sectores están más avanzados en la implantación de los ODS pero es cierto que aún hay mucho desconocimiento.

No obstante creo que es algo que va a acabar imponiéndose, y cada día vemos más iniciativas, jornadas, programas de ayudas, etc. que se apoyan en los ODS para su desarrollo.

¿Puedes contarnos algún ejemplo interesante de aplicación de los ODS que te guste especialmente?

Aquí mismo en España tenemos muchos ejemplos extraordinarios para mostrar como se pueden lanzar proyectos basados en los ODS, algunos de los que más me gustan son:

  • Auara, que a través del ODS 6 trabajan en “garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible”. Mientras venden agua embotellada consiguen generar un impacto positivo llevando agua potable a zonas sin recursos , simple y potente.
  • Restauramar, un proyecto que centrado en el ODS 14 “conservar y utilizar en forma sostenible los océanos” realiza pesca sostenible para restaurantes y hostelería.
  • Raymusgo, emprendedores que se centran en el ODS 12 “garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles” fabricando zapatos ecológicos de mujer.
  • Realemten muchas empresas tienen proyectos donde alinean en mayor o menor medida alguno de los ODS. A mí lo que me parece realmente interesante son esos proyectos emprendedores que nacen y basan su esencia en desarrollarse conforme a los ODS de forma integra.

Adicionalmente, y muy importante, todas aquellas empresas y proyectos que no se sientan alineados con los ODS o que no sepan cómo hacerlo tienen un potencial muy grande si deciden interesarse los ODS.

¿Qué problemas principales observas al respecto de la aplicación de los ODS y la consecución de los Objetivos?

El problema principal creo que es el desconocimiento de cómo trasladar los ODS, que a priori pueden parecer muy genéricos, a su aplicación práctica y concreta en proyectos o acciones dentro de empresas o entidades.

Dicha “traducción” e implementación debe hacerse paulatinamente, pero es esencial el compromiso a largo plazo y la elaboración de una estrategia. Desde definir los ODS que más alineados pueden estar hasta hacer un análisis de materialidad o análisis de ciclos de vida de productos…

Hay mucho potencial de trabajarlo y aplicarlo, lo único que hace falta es el primer paso para comenzar en la senda de alinearse y trabajar los ODS.

¿Puedes hablarnos sobre el sistema de indicadores y análisis para la verificación del cumplimiento de los ODS?

A día de hoy no existen único sistema de verificar el cumplimiento de los ODS y tenemos muchas herramientas, procesos y metodologías para poder medirnos.

Como ejemplo destacar que recientemente AENOR ha sido la primera empresa española en lograr la acreditación de la organización internacional VERRA, bajo el nuevo estándar “Sustainable Development Verified Impact Standard” (SD VISta), para certificar proyectos de organizaciones públicas y privadas relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Creo que pronto veremos más estándares de certificación y verificación de acciones y entidades alineadas con los ODS. En mi opinión es algo necesario que además aporta mucho valor a las empresas y entidades que estén alineadas. Estamos en una senda que no tiene retorno y los primeros indudablemente tendrán una ventaja competitiva mientras mejoran el mundo.

Tags: , ,

Futurizable OKR Edition #4

Publicado el 29 May, 2020

Volvemos esta semana con la newsletter Futurizable OKR Edition a compartir las novedades del sistema OKR para ayudar a las empresas y profesionales a mejorar en sus negocios y trabajos. En los últimos días el equipo de OKR de Sngular hemos estado ayudando a directivos de administración pública a pensar en cómo podrían usar esta metodología en su plan para introducir en la organización un sistema de gestión por objetivos, lo cual nos ha servido para darnos cuenta de que una vez que conoces bien la metodología, surge un nuevo reto en la forma de implementarla, especialmente cuando se trata de organizaciones con formas de funcionamiento muy variopintas, como puede ser en este caso una administración pública. Y siguiendo con el tema de instituciones públicas, también hemos empezado a investigar al respecto de cómo se podrían usar los OKR para conocer el grado de consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la ONU. Sobre estos dos temas, cómo trabajar con OKR en la administración pública y cómo usarlos para mejorar la medición de los ODS, os hablaremos en próximas ediciones de esta newsletter.

¿Se puede usar OKR para mejorar el aseguramiento de la calidad en el desarrollo de software?

La próxima edición del evento OKR Day será el 9 de junio y estará dedicada a debatir sobre las sinergias existentes entre el QA y los OKR, es decir, sobre cómo las técnicas y dinámicas que se usan a la hora de realizar el aseguramiento de la calidad del software, pueden servirnos también cuando queremos introducir los resultados clave que nos indican que estamos logrando los objetivos que nos hemos propuesto. Para tratar este tema contaremos con un gran experto en el aseguramiento de la calidad del Software, como es Francisco Moreno, que trabaja en Sngular como QA Area Leader en Sngular y además es fundador de la comunidad @NorthemQuality.

Como Francisco cuenta con la formación de OKR Champion nos podrá dar su visión desde el conocimiento de la metodología, al respecto de cómo lo aplica en su trabajo, además de trasladar sus consejos para todos aquellos profesionales del desarrollo de software que quieran usar OKR para definir mejor sus objetivos y el grado de consecución de los mismos. Por otro lado, también trataremos en el debate de este evento cómo las metodologías que se usan para el aseguramiento de la calidad del software pueden servirnos como inspiración a los que nos dedicamos a aplicar OKR en las empresas.

Así que ya sabes, si quieres descubrir las sinergias entre OKR y QA puedes apuntarte al OKR Day del 9 de junio aquí.

6 reglas para simplificar la complejidad de tu trabajo

“Nuestra vida siempre es malgastada por el detalle… simplificar, simplificar.” Henry David Thoreau

El filósofo estadounidense tenía toda la razón cuando nos urgía a simplificar nuestra vida, especialmente nuestras ocupaciones profesionales, ya que en su época veía cómo la gente malgastaba su vida viviendo para trabajar, además en condiciones laborales enormemente precarias y sin dejar espacio para el resto de su vida personal. Ahora las circunstancias han cambiado mucho, ya que por suerte disfrutamos de situaciones laborales mucho mejores y de más tiempo para disfrutar de la vida, pero sin embargo somos atacados por otro problema como es el del estrés que nos provoca el exceso de trabajo o las condiciones en las que tenemos que desarrollar nuestra actividad, lo cual incluso en ocasiones nos puede llevar hasta a enfermar por ello.

Por esto es tan importante que busquemos y apliquemos formar para simplificar la complejidad de nuestro trabajo, como propone Yves Morieux en una charla TED en la que explica el resultado de sus investigaciones al respecto de los problemas de productividad en las empresas y la falta de compromiso de muchas personas en su trabajo.

Una charla que nos ha recomendado ver Juan Carlos Peláez, que es uno de los alumnos del último curso de OKR Champion, al cual queremos agradecer desde aquí sus aportaciones, antes, durante y después del curso, lo cual nos gratifica enormemente al ver que poco a poco se va creando una comunidad entorno a este tema de los OKR, participando en los eventos y cursos, o leyendo todos los contenidos que vamos publicando al respecto.

Participa en el grupo de OKR Day en Telegram

En nuestro afán por dar a conocer la metodología OKR en España y América Latina hemos ido desarrollando una serie de iniciativas de divulgación, formación y asesoramiento, como es esta newsletter que estás leyendo y también el grupo de Telegram OKR Day que tenemos en funcionamiento desde hace un tiempo. Un grupo que tiene en la actualidad más de 70 miembros y que nos gustaría seguir haciendo crecer con el objetivo de que cada vez seamos más los que podamos ir compartiendo el conocimiento que vamos adquiriendo sobre esta metodología.

Últimas plazas para la 7ª edición del curso de OKR Champion certificado por Sngular

Cuando comenzamos las formaciones online sobre OKR Champion no nos imaginábamos la acogida tan excelente que han tenido, lo cual nos sirve como motivación para seguir impulsando esta actividad formativa que tan importante consideramos para aquellos que quieran dedicarse profesionalmente a ayudar a las empresas en su estrategia enfocada en resultados.

Lo que hemos descubierto en los tres meses que llevamos realizando estas formaciones es que el sistema OKR tiene un gran potencial a la hora de ayudar a las empresas a realizar su transformación cultural, ya que no se trata de aplicar una metodología más, sino cómo gracias a ella podemos lograr unos objetivos que de otro modo sería mucho más difícil de conseguir. Es decir, en muchos casos OKR no se va a usar únicamente para mejorar la gestión existente, sino para darle un verdadero impulso a las empresas y organizaciones que lo aplican, funcionando como una especie de catalizador de los procesos de transformación, tan necesarios en estos momentos.

Así que ya sabes, si quieres aprovechar la metodología OKR para ayudar a las empresas en sus procesos de transformación, puedes apuntarte ahora a la 7ª edición del curso de OKR Champion certificado por Sngular.

Tags: , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar