open innovation archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged open innovation

Innovando en 2020

Publicado el 29 julio, 2019

2020 está a la vuelta de la esquina y muchos de los que hicieron planes para por fin convertir su empresa en innovadora, han visto pasar los últimos años salvando los muebles tras una crisis que difícilmente les va a dejar en la misma situación que estaban a finales de la década pasada. De esta forma, vemos que para muchas empresas en esta última década se ha perdido esa oportunidad para innovar, para transformarse digitalmente, ya que con suerte algunas al menos han llegado a digitalizarse, pero ni mucho menos han dado los pasos necesarios para convertirse en una empresa del futuro.

Mientras a nivel global nos encontramos con nuevas empresas que quieren ayudarnos a conectar nuestro cerebro a un ordenador, por aquí seguimos viendo como algunas de las empresas más importantes del país tienen aún webs que parecen diseñadas en los años 90 y ni siquiera ofrecen sus servicios a través de una app, que facilite la interacción a una mayoría de usuarios que utiliza Internet a través del móvil, porque ya no tiene un ordenador en casa.

«No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas». Lucio Anneo Séneca.

Entonces, aunque aún queda mucho por hacer a la hora de mejorar en los procesos de innovación tecnológica, de lo que nadie puede quejarse es de que no contemos con el conocimiento, las herramientas y los ejemplos sobre cómo hacerlo. Lo que nos falta es el arrojo para ponernos manos a la obra o quizás también la premura de saber que en cualquier momento nuestro negocio puede desaparecer, ya sea a manos de uno de los gigantes tecnológicos o porque simplemente nuestros clientes han cambiado sus hábitos de consumo y ya no están interesados en seguir vinculados con nosotros.

Ante esta situación, conscientes de que hemos perdido la oportunidad de aprovechar la fecha de 2020 como una meta a la que dirigir nuestros esfuerzos por innovar, podemos cambiar la perspectiva y pensar en ello como un punto de inicio, pero esta vez poner los medios necesarios para afrontar el cambio con todas las garantías. Tenemos 5 meses para prepararnos, sabemos lo que hay que hacer y cómo hay que hacerlo, tan solo falta tomar la decisión de emprender el camino de la innovación y el tren sale el 1 de enero de 2020.

¿Preparamos juntos el camino?

Empecemos por las personas

¿Están preparadas las personas de tu organización para el viaje? ¿Estás tú preparado? Porque aunque está previsto que en la próxima década las máquinas tomen mucho más protagonismo, también se está viendo que las personas cada vez seremos más necesarias en este proceso de transformación. Cada vez las máquinas son mejores haciendo los trabajos rutinarios que hasta ahora hemos hecho nosotros, pero para la creatividad y la innovación las personas seguimos siendo imprescindibles. Por lo tanto, las personas que forman parte de tu organización y que van a emprender este viaje de la innovación en el 2020, ¿están dispuestas a ser creativas y empezar a innovar en su trabajo?

Aquí tenemos la primera tarea que podemos poner en nuestra agenda para 2020, vamos a fomentar la creatividad entre las personas que trabajan en la empresa y por suerte tenemos multitud de herramientas que nos pueden ayudar a conseguirlo, a saber, podemos organizar cursos sobre los siguientes temas, con los que además de aprender pueden incluso divertirse, fomentar el trabajo en equipo y muchas otras cosas:

  • Design Thinking
  • Lego Serious Play
  • Improvisación teatral
  • Escritura creativa
  • Cocina de vanguardia

Introduzcamos en el plan de formación de la empresa alguno de estos cursos y aprovechemos la realización del mismo para promover que la gente se sienta motivada a ser más creativa en su trabajo, a buscar nuevas formas de hacer las cosas, a resolver los problemas de manera diferente, a trabajar de forma más colaborativa, a no conformarse con cumplir con lo que se le pide sino ir un paso más allá en busca de la excelencia profesional.

¿Excelencia profesional? Si hacemos una encuesta en tu empresa o a los suscriptores de esta newsletter, ¿cuántos indicaríamos la búsqueda de la excelencia profesional como una de nuestras prioridades? Porque innovar puede hacerse de muchas formas, por ejemplo la innovación incremental nos propone que vayamos mejorando lo máximo posible nuestros productos o servicios de manera que cada vez resuelvan mejor las necesidades de nuestros clientes o la demanda del mercado. Y, además, en esa búsqueda de la excelencia podemos encontrarnos con que vale la pena hacer un cambio radical en nuestro trabajo y pasar entonces a la innovación disruptiva donde podremos crear algo nuevo con lo que llegar a nuevos clientes o ayudar de forma diferente a nuestros clientes actuales.

Sigamos con la tecnología

Que las personas continúen siendo más importantes que las máquinas no implica que podamos dejar de lado una realidad en la que cada vez hay más tecnologías que sustituyen el trabajo que hasta ahora realizaban las personas. El modelo ideal en este momento es la simbiosis entre el humano y la máquina, la Inteligencia Ampliada que nos hace cada vez mejores profesionales gracias a las nuevas habilidades que nos ofrece la tecnología.

En las empresas, aprovechar al máximo la tecnología es una cuestión de competitividad. ¿Cómo puedo hacer ahora con el esfuerzo de la máquina lo que antes hacía con el esfuerzo de la bestia? Y perdón por la palabra, pero la situación se asemeja al momento en el que se dejaron de usar animales como los caballos y los bueyes, en determinados trabajos del campo, para ser realizados por máquinas como los tractores.

La película Figuras ocultas, que narra la historia de tres mujeres que trabajaron como «calculadoras» en el proyecto de la NASA para poner en órbita el astronauta John Glenn, refleja muy bien la situación que se produce cuando una máquina comienza a sustituir el trabajo de las personas y cómo determinadas personas son capaces de adaptarse, hacerse valer o evolucionar, para continuar siendo imprescindibles, mientras que otras no son capaces de soportar el trauma que supone esta evolución.

Esa actitud de adaptación y aprovechar al máximo la utilidad que nos ofrece la tecnología es la que tenemos que desarrollar. Que llega la Nube, subámonos a la nube, que la Inteligencia Artificial está viviendo un gran desarrollo, pensemos en cómo podemos aprovecharlo, que se habla mucho de Transformación Digital, pensemos que digital no implica sólo utilizar la tecnología, se trata de una nueva forma de pensar, en búsqueda de la eficiencia, la conexión, la colaboración, en busca de modelos que tan exitosos se han mostrado como es el Open Source.

Ayudémonos de las metodologías

Como decía el slogan del anuncio de neumáticos: «La potencia sin control no sirve de nada», y cuando hablamos de innovar en las empresas y transformar los modelos de negocio, el problema es que todo puede quedarse en buenas intenciones, si no contamos con las herramientas adecuadas para pasar de las ideas a la acción.

Y aquí es donde entran en juego las metodologías ágiles, porque cuando hablamos de transparencia, autonomía, compromiso y todos los valores que comparten estas metodologías, lo difícil es ponerlos en práctica, si no podemos enmarcarlos dentro de una estrategia que nos aporte unos puntos de referencia sobre los que trabajar.

En este contexto, OKR puede resultarnos de gran utilidad de cara a definir las prioridades de la empresa y decidir qué papel va a jugar la innovación en esta estrategia. Por ejemplo, podemos comenzar por usar este sistema de gestión de objetivos para organizar el trabajo del equipo de innovación o de alguno de los proyectos de innovación que tengamos previsto realizar, de esta forma tendremos un caso de uso acotado que puede servirnos como referencia cuando llegue el momento de trasladarlo a toda la organización.

Ejemplo de uso de OKR para poner en marcha un plan de innovación:

Poner en marcha un plan de innovación para 2020 es la meta que queremos lograr, porque nuestro propósito para este año es mejorar nuestra estrategia innovadora o directamente convertirnos en una empresa innovadora. Así que ahora que tenemos claro por qué lo hacemos, vamos a decidir qué tenemos que hacer para conseguirlo.

Los Objetivos son el Qué, lo que vamos a hacer para lograr nuestra meta y los Resultados Clave el Cómo lo vamos a hacer para conseguirlo:

  • Objetivo 1: Realizar una acción de Innovación Abierta para exponernos a la comunidad innovadora
    • Resultado Clave 1: Decidir el tipo de actividad que vamos a realizar (concurso, evento, etc.)
    • Resultado Clave 2: Preparar la actividad innovadora y realizarla
    • Resultado Clave 3: Extraer al menos dos oportunidades en relación con la realización de esa actividad, por ejemplo una relación con una startup o con investigador.
  • Objetivo 2: Desarrollar un piloto de un programa de Intraemprendimiento entre los empleados
    • Resultado Clave 1: Decidir el premio que recibirá el empleado que proporcione la mejor idea
    • Resultado Clave 2: Crear un equipo a nivel interno para evaluar las ideas de los empleados
    • Resultado Clave 3: Realizar el concurso, lograr al menos 10 ideas y elegir la mejor de ellas
  • Objetivo 3: Poner en marcha un plan de comunicación sobre la actividad innovadora de la empresa
    • Resultado Clave 1: Comunicar las actividades de Innovación Abierta e Intraemprendimiento
    • Resultado Clave 2: Realizar tres contenidos relacionados con la innovación en nuestro sector
    • Resultado Clave 3: Organizar un evento en el que participen ponentes de nuestro sector

Estos tres Objetivos se llevarían a cabo durante el primer trimestre y en función de su resultado se haría una ampliación del plan para el segundo trimestre, en el que un nuevo Objetivo puede ser realizar un piloto para un nuevo proyecto colaborando con una startup o un investigador y otro Objetivo sería poner en marcha el proyecto surgido de la idea de intraemprendimiento dedicando un presupuesto específico para ello.

Así que ya sabéis que OKR nos puede ayudar muchísimo a estructurar nuestras estrategias, por ejemplo a nivel de innovación, como hemos visto con este ejemplo.

Y, por otro lado, cuando tenemos claro qué es lo que queremos hacer y cómo podemos conseguirlo, podemos recurrir a otras herramientas que nos ayuden en el trabajo a realizar en el día a día. Scrum por ejemplo puede ser una de estas herramientas, sobre todo porque nos introduce en una disciplina de trabajo que resulta muy positiva cuando queremos sacar proyectos adelante y comenzar a ver resultados en el corto plazo. Además, como los valores entre estas metodologías son compartidos, es cuestión de comenzar a usarlas para que empiecen a ofrecer utilidad en ese plan que tiene la empresa para innovar.

De esta forma, si en la empresa hemos decidido que vamos a usar OKR para definir y organizar la estrategia de innovación, lo que podemos hacer es ayudarnos de Scrum para gestionar el equipo de trabajo que vaya a llevar a cabo la estrategia. Así, podemos tener un product owner que es el CEO y si no tenemos un responsable específico para la innovación, conformar un equipo de varias personas que lleven a cabo todo el plan, como si fuera el equipo de desarrollo en un proyecto de software. Pero, en este caso, es el responsable de todas las tareas necesarias para organizar la actividad de innovación abierta, de intraemprendimiento y las acciones de comunicación. A este equipo deberá ayudarle además un Scrum Master que se preocupará de que se aplique perfectamente el sistema y de facilitar al equipo todo lo que requiera para poder hacer su trabajo de la mejor forma posible.

Por lo tanto, ya sabemos cómo comenzar a sacarle provecho a las metodologías ágiles en la estrategia de innovación de nuestra empresa y lo mejor de todo es que una vez que lo hayamos aplicado con éxito en este área de actividad, podremos extenderlo a otras áreas de la empresa donde seguro que también pueden ofrecer una gran utilidad.

Terminemos por la cultura

Los intereses de las personas cambian, la tecnología cada vez tiene un impacto mayor en nuestras vidas, los mercados sufren las consecuencias de estos cambios, y por lo tanto nuestras empresas deben cambiar correspondientemente.

En estos procesos de cambio dentro de las organizaciones hay tres palabras que resuenan con claridad: Autonomía, Responsabilidad y Transparencia. La empresa que siga guiándose por la jerarquía y por los intereses particulares no tiene sentido en el futuro al que nos dirigimos. Debemos poner al cliente en el centro, poner al trabajador en el centro, poner a la sociedad como beneficiara de nuestro trabajo y pensar que toda nuestra actividad tiene un impacto en el entorno que nos rodea, el cual debería ser ante todo positivo.

De las tendencias actuales en cuanto a nuevos modelos de organización empresarial hay uno que parece recoger las principales ideas en lo que se refiere a cómo debería ser una empresa que tenga sentido en la próxima década, se trata de las organizaciones Teal.

Los tres avances revolucionarios que proponen las organizaciones Teal son:

  1. Autogestión: el poder se multiplica cuando no sólo unos pocos en la cima pueden ser poderosos, sino todos.
  2. Plenitud: el poder se usa con más sabiduría en la medida que las personas ponen más de sí mismas en el trabajo.
  3. Propósito evolutivo: de alguna forma, las cosas cobran sentido cuando las personas alinean su poder y su sabiduría con la fuerza vital de la organización.

Si pensamos en las empresas como seres vivos, las que mejor se adapten a los cambios que se producen en el ambiente serán las que sobrevivan, así que considerando cómo cambian los intereses de las personas que constituyen la principal materia primera con la que deben trabajar las empresas del futuro, las ideas que proponen nuevos modelos como los de las organizaciones Teal deberían estar entre nuestras prioridades.

Lo mejor de todo es que si vamos siguiendo los pasos anteriores: poner a las personas en el centro (de verdad), aprovechar al máximo las tecnologías disponibles y utilizar las metodologías ágiles para poner en marcha nuestra estrategia de innovación, la consecuencia será que el cambio cultural se producirá de manera natural, lo cual sin duda es mucho mejor que cuando ocurre de manera forzada o traumática.

Así que ya sabes, vamos a aprovechar esa fecha tan redonda que es el 2020 para convertirnos en innovadores, sabiendo que con el conocimiento que tenemos al respecto de cómo va a ser la economía del futuro tenemos poco que perder y muchísimo por ganar.

El tren sale el 1 de enero de 2020. ¿Has comprado ya los billetes?

Etiquetas: , , , ,

Así es el ecosistema de innovación Traveltech

Publicado el 21 marzo, 2019

¿Por qué innovar cuando todo va bien?

El dilema del innovador nos habla de la situación que se produce cuando los agentes económicos que han logrado posicionarse como referentes en un sector, muchas veces gracias a las innovaciones que han ido llevando a cabo a lo largo de su vida, llegan a un punto en el que se estancan o acomodan en este liderazgo. En estos casos, cada vez les resulta más difícil seguir innovando por miedo a que esto les pueda perjudicar, ya sea por cometer algún error o por la necesidad que ya tienen las empresas estables de dedicar cada vez más recursos a mantenerse en lugar de a hacer cosas nuevas.

La famosa frase «si funciona no lo toques» refleja muy bien esta situación y debe ser una llamada de atención para todos aquellos que sientan que están actuando de esa forma, porque entonces se encuentran en peligro frente a su futuro. Y esto es porque el mundo ha cambiado, la economía ahora es digital y está dominada por empresas que tienen la innovación en su ADN, empresas que dedican una parte muy importante de sus recursos a estar lanzando constantemente nuevos productos, a invertir en startups y a desarrollar todo tipo de nuevas iniciativas que les permitan seguir estando a la última tanto a nivel tecnológico como en metodologías de trabajo.

Para representar esta necesidad de innovar por parte de las empresas del sector turístico podemos fijarnos en la estrategia que desarrolla la empresa RoomMate, liderada por el emprendedor Kike Sarasola, que ha demostrado que en una industria tradicional como es la hotelera se puede innovar introduciendo nuevos modelos de negocio que antes podían parecer reservados a las startups. Es el caso de Be Mate, el negocio de alquiler de apartamentos que compite con Airbnb, considerado en los últimos años como el gran enemigo de las empresas hoteleras.

Con este ejemplo comenzamos este artículo que demuestra que se puede seguir innovando en un sector tan asentado y que goza de buena salud en España, como es el del turismo. Para ello lo que vamos a hacer es conocer cómo está compuesto el ecosistema de innovación, de cara a tener referencias de las iniciativas que podemos desarrollar, de los casos de éxito y de dónde podemos dirigirnos si necesitamos recibir ayuda para desarrollar nuestra estrategia de innovación en el ámbito Traveltech.

Así es el ecosistema de innovación Traveltech

Cuando hablamos de innovación en un determinado sector tenemos que pensar primero en las innovaciones que están llevando a cabo las empresas que forman parte de este sector, en este caso las empresas hoteleras, de viajes y en general todas las que se centran en el turismo. Deberían contar con una estrategia propia de innovación que les permita resultar competitivas y adaptarse a los cambios que se puedan producir en su ámbito en el futuro.

En este contexto de la innovación a nivel interno, lo que más hemos visto en los últimos años ha sido la digitalización, que cuando ha evolucionado hacia la consideración de otros aspectos como la innovación abierta, la utilización de metodologías ágiles  y el desarrollo de nuevos modelos de negocio, ha conformado una estrategia de transformación digital, lo que realmente puede resultar determinante en el futuro para la competencia.

La digitalización del sector turístico lleva produciéndose de manera ininterrumpida desde hace más de 20 años, cuando comenzaron a venderse billetes de avión por internet, a gestionarse reservas en hoteles o a crearse páginas web en las que las empresas podían promocionar sus productos y servicios. Posteriormente llegó la etapa de las redes sociales y de las apps, que supusieron un nuevo impulso a este proceso en el que las empresas cada vez están más interesadas en conocer mejor las necesidades e intereses de sus clientes. Podríamos decir que antes eran las personas las que se tenían que adaptar a cómo las empresas querían ofrecerles sus servicios. Ahora por suerte este modelo se ha dado la vuelta, de forma que cada vez son más las organizaciones que entienden que el cliente debe estar en el centro de su estrategia. Ese empoderamiento del cliente se ha visto reflejado, por ejemplo, en el tema de la wifi en los hoteles. Cuando empezó a verse que mucha gente quería conectarse a internet cuando viajaba, al igual que cuando estaba en su casa o en el trabajo, la mayoría de los hoteles lo vieron como una forma de ganar más dinero con cada cliente. Sin embargo, esto se vio claramente como un error y ahora todos los hoteles entienden que ofrecer conectividad a sus clientes es un valor añadido que muestra el interés de la empresa por satisfacer las necesidades de las personas.

Un ejemplo de la innovación a nivel de digitalización que podemos introducir en el ámbito de los hoteles lo encontramos en el proyecto «El hotel como ágora», que ha desarrollado The Valley para mostrar las tecnologías actuales y futuras que pueden ayudar a mejorar la experiencia de los clientes de los hoteles. Por ejemplo, ofrecen una app con la que podremos controlar muchos aspectos de nuestra estancia en el hotel, como puede ser el acceso a la habitación, la personalización de la misma o la utilización de determinados servicios extra. También la realidad virtual y aumentada intervendrán mucho en esta tendencia de turismo enfocado a las experiencias, al igual que la inteligencia artificial, que va a afectar a aspectos relacionados con la personalización, la atención al cliente e incluso la seguridad.

En este vídeo se muestra muy bien cómo puede ser esta experiencia de uso del hotel del futuro o el hotel digital:

Así lo explican sus promotores: «Desde el check-in online, hasta el wifi gratuito, pasando por el mayordomo virtual, las pantallas LED o el asistente de voz, las posibilidades son múltiples. ¿La clave? Aplicar innovaciones alineadas con la estrategia de cada compañía. Para algunas resultará clave el machine learning aplicado a la explotación de datos, la mejora en la coordinación entre departamentos o la gestión de recursos energéticos. Para otras, la experiencia incluye robots que hacen las veces de mayordomos, telepresencia holográfica o pantallas LED. Con la ciudad como escenario, puente y excusa, el hotel es el nuevo ágora. Viajeros, profesionales y ciudadanos buscan en él un espacio conectado, flexible y creativo, capaz de responder a las necesidades y deseos de su nuevo estilo de vida y trabajo».

Programas de innovación abierta que conectan a las grandes empresas con las startups

La innovación abierta es una de esas oportunidades que las empresas no pueden dejar pasar. Aunque pueda parecer una moda y de hecho algunas empresas lo hacen solo porque les reporta importantes réditos a nivel de marketing, la realidad es que los expertos en innovación coinciden en indicar que la colaboración con startups puede aportar a las empresas al aire fresco que necesitan para seguir avanzando en un mercado muy competitivo, en el que además se producen grandes cambios, sobre todo a nivel de los intereses de los clientes.

Son muchos los programas de innovación abierta que han puesto en marcha en los últimos años las empresas del sector turístico y los viajes. Aquí vamos a hablar de algunos de ellos, no todos porque son muchos, pero sí de aquellos de los que hemos tenido conocimiento recientemente y pensamos que son representativos de esta actividad.

Estos programas de innovación abierta promovidos por las empresas se presentan en muchos tipos de formas, comenzando por las aceleradoras, que seguramente son el formato más conocido por el gran público. Pero poco a poco han ido surgiendo otros formatos como los hubs de innovación, las competiciones de startups y los hackathones.

A continuación podéis conocer algunos de estos programas de innovación abierta en los que se conectan las corporaciones con las startups.

Competiciones de startups y hackathones

  • Amadeus Video Solutions Challenge: se trata de un desafío que proviene del equipo de soluciones de video de Amadeus, que está buscando propuestas que puedan agregar y etiquetar una amplia gama de contenido de vídeo relevante. La compañía candidata ideal puede recopilar y administrar contenido de vídeo de fuentes como YouTube, Vimeo, etc., e identificar automáticamente los lugares que aparecen en esos vídeos, para permitir así la visualización de información relevante y las capacidades de reserva. Las startups que quieran participar en este reto deben tener un producto ya disponible e implementado en el mercado e indicaciones iniciales sobre el rendimiento del producto y/o la tracción del mercado.
  • Tourism Startup Competition de UNWTO y Globalia: es una iniciativa pionera que ha identificado a las empresas emergentes al frente de la transformación del sector turístico y el impulso a los ecosistemas de innovación a través del turismo. Está impulsada por la Organización Mundial del Turismo (OMT), en asociación con el grupo turístico líder de España y América Latina, Globalia. Los 10 finalistas de la competición expusieron sus proyectos en el marco de la Feria Internacional de Turismo Fitur 2019 ante líderes mundiales del ámbito público y privado del turismo, así como ante potenciales inversores. La startup de devolución de impuestos Refundit, con sede en Tel Aviv, ha resultado la ganadora de la primera edición de esta competición.
  • Meliá Challenge: Meliá Hotels International apuesta por el valor disruptivo de las startups para innovar en el departamento de Alimentación y Bebidas, a través de esta competición realizada en colaboración con la aceleradora especializada en este ámbito Eatable Adventures. Las 10 finalistas presentaron sus soluciones ante un jurado integrado por representantes de ambos socios, que han designado una ganadora y tres menciones especiales. La ganadora la primera edición ha sido B-Lab Gastronomic, una plataforma tecnológica global de experiencia de cliente que se caracteriza por aunar la gestión integrada de la interacción en todas las soluciones que han diseñado para el canal Horeca, y por la rapidez con la que las han lanzado al mercado.
  • Reto Iberostar y Wayra: el South Summit celebrado en Madrid fue el escenario elegido por Grupo Iberostar para dar a conocer la primera startup ganadora de la convocatoria conjunta que realiza con Telefónica. Esta iniciativa nació con el objetivo de promover el talento en materia de innovación turística y de premiar los proyectos de startups en alguna de las categorías propuestas, como ‘banco de camas’ o ‘eHealth Tourism’, entre otras. Hasta un centenar de startups han participado en la iniciativa y la ganadora de la primera edición ha sido Booklyng, una plataforma basada en inteligencia artificial que permite la creación de un diálogo entre el hotel y el cliente en la web del hotel y su sistema de reserva, como si estuviesen hablando en persona, lo que permite incrementar en más de un 37% las ventas directas online.
  • IATA AIR Hackathon: una actividad en la que se pedirá a los participantes que creen soluciones para mejorar las capacidades de venta al por menor de las aerolíneas. Consiste en una fase de ideación de una semana para preparar su proyecto sobre viajes de placer y de negocios. Seguido de una experiencia de codificación de 28 horas en la ciudad natal de Santa (Laponia) para trabajar en los proyectos y presentar ideas a un equipo de expertos y mentores de la industria. Posteriormente se desarrolla una fase de incubación de 6 semanas para garantizar que las ideas ganadoras tengan el potencial de convertirse en casos de negocios sólidos y exitosos y la posibilidad de presentar estas ideas en foros de la industria. Otros hackathones organizados por IATA pueden consultarse en esta web.

Aceleradoras e incubadoras de startups

  • Hangar 51 es un programa de aceleración que tiene lugar en Londres durante diez semanas y que ofrece a las startups la posibilidad de probar sus productos a escala y de trabajar con el equipo directivo y expertos entre el grupo IAG, con el objetivo de testar los productos y servicios más prometedores con los clientes de la empresa. Doce startups han participado en Hangar 51 en ediciones anteriores, aprendiendo de grandes emprendedores y expertos en la materia que estuvieron presentes para ayudar en los espacios dedicados al programa de las oficinas de IAG en Londres, Madrid y Barcelona. Además, cada startup tuvo la oportunidad de presentar su proyecto para recibir financiación de IAG.
  • Booking Booster es el programa puesto en marcha en 2017 para trabajar con 10 scaleups en Ámsterdam con el fin de apoyar el desarrollo de sus negocios y planes de crecimiento. Es una iniciativa enfocada en respaldar a startups y scaleups en diferentes etapas de sus viajes y en ofrecer el tipo correcto de orientación y asistencia cuando más lo necesitan, trabajando juntos por un futuro más sostenible para la industria global de los viajes. En su tercer año de funcionamiento Booking.com busca empresas emergentes de todo el mundo que estén desarrollando soluciones basadas en tecnología para enfrentar los desafíos de los viajes sostenibles. Podrán participar en el Booster 2019 y competir por una parte de un fondo de 2 millones de euros.
  • The Journey es una iniciativa que busca atraer nuevas empresas dedicadas a resolver problemas en la industria para trabajar junto con Turismo de Portugal y a los actores de la industria local en Portugal: Grupo Barraqueiro, Geostar, Pestana Hotel Group, SATA Azores Airlines y NOS. Para ello se centran en los puntos clave: personalizar el viaje del cliente, crear una experiencia de viaje perfecta, mejorar la atención al cliente y promover viajes conscientes.
  • Lufthansa Innovation Hub en su presentación asegura que no son ni una incubadora, ni una aceleradora, ni una empresa de I+D, sino que son los responsables de perseguir las oportunidades de negocio que surgen en la interfaz entre el Grupo Lufthansa y la escena tecnológica global de viajes. Su trabajo consiste en identificar y analizar tales oportunidades rápidamente y convertirlas en nuevos negocios para la empresa.

Os indicamos otras iniciativas de innovación en el ámbito turístico que vale la pena conocer:

  • FuTurisme es un programa de apoyo a la creación de empresas innovadoras y responsables en el ámbito del turismo promovido por Barcelona Activa (Ayuntamiento de Barcelona), la Diputación de Barcelona, la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVe) y el Gremio de Hoteles de Barcelona.
  • Espacio 48 es un Centro de Innovación Abierta promovido por el Cabildo de Lanzarote como un espacio moderno, abierto y funcional, que se ha convertido en el escenario para la concentración y el intercambio de conocimiento y experiencias entre profesionales de distintos ámbitos alrededor de la industria turística.
  • Innoturismo en Tarragona es un programa de innovación abierta orientado a la mejora de la calidad del turismo familiar en el Camp de Tarragona y Terres de l’Ebre. Para ello se desarrolla un proceso que involucra a diferentes actores relevantes del sector, así como a toda una comunidad de innovadores y emprendedores arraigados en el territorio.

Grandes empresas del sector turístico y los viajes que compran startups

La inversión en startups o incluso la compra de estas por parte de las grandes empresas turísticas es otra forma en la que se desarrolla la innovación abierta, en busca de diversificación de negocio, captación de talento o de tecnología, entre otras cosas. En este sentido vemos que, de partida, puede haber varios modelos en los que se establece este proceso de inversión en startups, en primer lugar como continuidad al trabajo que se realizan las empresas desde sus propias aceleradoras o concursos de startups. En segundo lugar, creando fondos de inversión que participan en fases iniciales de las startups y, en tercer lugar realizando directamente adquisiciones dentro de lo que se conoce como M&A.

Para entender mejor este tema veamos algunas operaciones recientes de compra de startups por parte de corporaciones turísticas:

  • Amadeus IT Group compró en agosto de 2018 el 100% del proveedor de soluciones para hoteles TravelClick, con sede en Nueva York, por un importe de 1.520 millones de dólares a través de su filial estadounidense indirectamente participada Amadeus Americas. La integración de las soluciones de TravelClick con los productos de Amadeus dará lugar al nacimiento de un proveedor líder en tecnología de la información para el sector hotelero, con un amplio rango de soluciones tecnológicas innovadoras para hoteles y cadenas de todos los tamaños alrededor del mundo.
  • Airbnb ha llegado a un acuerdo en marzo de 2019 para adquirir la web de reservas de hoteles de último minuto HotelTonight, con el objetivo de incluir estos establecimientos a su oferta. Una valoración en 2017 realizada por PitchBook Data cifró el valor de HotelTonight en 463 millones de dólares. Este acuerdo permitirá a la plataforma de alquileres vacacionales ofrecer a los huéspedes una experiencia de viaje de última hora que brindará una hospitalidad única en cada viaje, en cualquier horario, en cualquier momento.
  • Globalia compró en diciembre de 2018 un porcentaje del accionariado de la agencia online TuBillete.com. Esta operación se produce dos años y medio después de la creación de PepeTravel, agencia con la que Globalia pretendía posicionarse en el mercado online, si bien sus ventas no están alcanzando las previsiones. La agencia canaria online Tubillete.com está especializada en la venta de billetaje aéreo, lo cual representa el 98% de sus ventas.

Además de estas tres operaciones de compra de startups por parte de grandes empresas, también existen algunos fondos de inversión especializados en este sector, como son los siguientes:

  • Hangar 51 Ventures es un fondo de inversión multimillonario creado por IAG para invertir en aquellas compañías con el potencial de transformar la industria de los viajes. Su objetivo es aprovechar la escala y la diversidad de las marcas de IAG para descubrir y colaborar con las empresas más disruptivas. Para ello cuentan con el capital, el acceso al mercado, el conocimiento de la industria y los recursos globales para crear colaboraciones valiosas.
  • Jetblueventures es la filial de capital de riesgo de JetBlue Airways. Su misión es incubar, invertir y asociarse con nuevas empresas en etapa inicial, que se encuentren en la intersección de la tecnología y los viajes. Su equipo está formado por profesionales de capital de riesgo y veteranos de la industria de viajes.
  • Top Seed Lab Travel Tech 1 es un fondo de inversión que cuenta con un capital de 7 millones de euros dedicado a la inversión en startups de la categoría de Traveltech, con modelos B2B o B2B2C, en fases de aceleración o early growth. Fond-ICO Global, el «fondo de fondos»  del Reino de España, es el principal accionista con el 49 % del capital.

Una muestra de las startups Traveltech que pueden ayudar a las empresas en la innovación abierta

Al igual que resulta muy complicado ofrecer un listado de todas las iniciativas existentes a nivel de innovación abierta,  sería imposible poner aquí la lista completa de las nuevas empresas a nivel mundial que aportan nuevas ideas y soluciones en el ámbito turístico. Pero lo que sí que podemos hacer en en este artículo es hablar de los ámbitos en los que están trabajando estas startups y dar algún ejemplo para entender mejor de qué se trata.

Una forma de conocer cómo trabajan las startups Traveltech es a través de una clasificación por la fase del viaje al que se enfocan, como puede ser por ejemplo:
  • Inspiración: si pensamos en cómo nació internet, como una nueva forma de informarnos y comunicarnos a través de formatos como los portales o los foros, entre otros, es fácil pensar que una parte importante de la utilidad que pueden ofrecer ahora las startups a los viajeros es inspiración para nuevos viajes, destinos y actividades. En este sentido una de las empresas más representativas es Minube, que tiene como misión contagiar la pasión por viajar. Para ello trabajan con el objetivo de ser la web y app de viajes ideal que inspire a hacer el viaje perfecto.
  • Planificación: una de las tendencias que hemos vivido desde la aparición de internet ha sido que los viajeros han ido tomando independencia con respecto al modelo anterior, en el que muchos de los viajes venían planificados por las agencias turísticas. Ahora gracias a aplicaciones como Triplist es el viajero quien en muchos casos planifica su experiencia, contando en todo momento con las herramientas digitales que le pueden ayudar en ese proceso de planificación.
  • Reserva: la utilidad más común en los inicios de internet ha permitido que se desarrolle todo un ecosistema de startups. Algunas de las cuales han llegado a convertirse en grandes empresas gracias al volumen de negocio generado y esto ha provocado que haya un gran dinamismo en este ecosistema. Lo que estamos viendo en estos momentos es que el modelo de funcionamiento de estas webs va a evolucionar para dirigirse a nuevos modelos conversacionales, gracias a los chatbots y los asistentes virtuales de voz. Como ejemplo de ello nos encontramos con la startup Guelcom, de creación de chatbots para hoteles.
  • Viaje: cuando llega el momento de pasar a la acción se amplifica nuevamente la utilidad que ofrecen las tecnologías digitales a los viajeros, desde lo más imprescindible que podemos necesitar a la hora de gestionar los billetes y reservas en las apps de la empresas que hemos contratado, a multitud de utilidades concretas relativas a las actividades que vamos a realizar. Así, por ejemplo, una vez que estamos en el destino podemos recurrir a webs como Kolaboo, que nos ayuda a encontrar las mejores actividades y visitas para llevar a cabo mientras hacemos turismo.
  • Fidelización y recomendación: en un mercado cada vez más competitivo nadie puede dar por asegurado su negocio en el largo plazo. Además, ahora con la importancia que toma la transformación digital en las empresas, cada vez se tiene más clara la necesidad de desarrollar una estrategia customer centric en la que pueden ser de gran utilidad herramientas tecnológicas como el big data y la inteligencia artificial.

A continuación compartimos un listado de algunas startups con las que hemos interactuado recientemente para el Observatorio Traveltech y desde el Innovation Hub Travel Edition, con el objetivo de ir teniendo cada vez más información sobre los diferentes agentes que participan en el ecosistema de innovación abierta en el ámbito del turismo y los viajes.

  • Airning ofrece la gestión de la indemnización por retraso de vuelo o cancelación de vuelo. La media de las reclamaciones realizadas a través de Airning es de 400 euros.
  • Nixi1 es un chatbot de reservas de viajes que funciona a través de apps de mensajería como Telegram y Messenger.
  • Hopper ofrece una aplicación que predice los precios y le ayuda a reservar vuelos y hoteles en el momento adecuado, ahorrando hasta un 40%.
  • Hotelchamp es una plataforma de marketing para hoteles que ayuda a incrementar las reservas directas y establecer relaciones con los huéspedes.
  • Stay22 ofrece un mapa de alojamiento para eventos y empresas de viajes.
  • Triplist propone nuevos destinos para los viajeros y se dedica a buscar nuevas propuestas para realizar.
  • Waynabox propone una nueva forma de viajar a través de la novedosa idea de los viajes sorpresa.
  • Wowanders es una aplicación impulsada por la IA que crea automáticamente un diario de viaje en función del lugar que se visita y las fotos que se toman.

Etiquetas: , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar