Las tecnologías exponenciales que nos van a llevar a Marte

Esta semana se ha producido uno de esos eventos que pueden pasar a la historia como uno de los avances más importantes para la exploración espacial por parte de la humanidad, en concreto de la conquista de Marte.

Es cierto que desde hace años se vienen dando pequeños pasos al respecto, como el trabajo de los rovers que exploran la superficie marciana en busca de agua y diferentes sustancias químicas. Pero lo sucedido el martes 6 de febrero con el lanzamiento del primer cohete Falcon Heavy, puede ser el comienzo para que realmente pueda producirse pronto el objetivo de Elon Musk de mandar personas al planeta rojo, y no solo astronautas, sino personas que realmente se conviertan en los primeros colonos interplanetarios.

Hecha esta introducción y antes de continuar con este artículo dedicado a intentar entender por qué la conquista de Marte está mucho más cerca de lo que imaginamos, vamos a dedicar unos minutos a ver el vídeo del lanzamiento del cohete Falcon Heavy de SpaceX. Si no lo has visto aún te lo recomiendo encarecidamente y si lo has visto, creo que vale la pena repetir la experiencia.

Una vez hemos disfrutado de este espectáculo ingenieril, me gustaría destacar algunos aspectos que me llaman la atención del lanzamiento del cohete y que resultan muy representativos de cómo es la estrategia de SpaceX al respecto de su objetivo por colonizar Marte.

    • En primer lugar destaca poderosamente todo el componente mediático y de marketing alrededor de este lanzamiento. Aquí simplemente tenemos que pensar en que en el mundo en el que vivimos resulta fundamental el apoyo social a este tipo de iniciativas, por lo que contar con decenas de millones de visualizaciones en los vídeos del evento sin duda resultará de gran ayuda para lograr el apoyo social como el que por ejemplo necesitó conseguir en su momento John Kennedy para la conquista de la Luna.
    • También es importante pensar en el éxito de esta prueba, que muchos han denominado como impecable, viendo principalmente el aterrizaje al unísono de los dos motores laterales, pero que sin embargo se ha visto empañada por la pérdida del motor central, o core, al estrellarse en el mar, en lugar de aterrizar en la barcaza en la que debía haberlo hecho.  Aquí podemos ver esta situación como negativa, pero por otro lado también en positivo, ya que seguramente esto va a suponer un aprendizaje tremendo para los ingenieros de SpaceX que sin duda lograrán que esto no vuelva a suceder, vista su capacidad de mejora y de no desfallecer ante las dificultades.

  • Y por último destacar un aspecto muy llamativo al respecto de cómo finalizó la retransmisión en vivo del evento de lanzamiento. Tras las imágenes del cohete y del coche Tesla surcando el espacio, aparecen los comentaristas del evento y dos invitados de la empresa, uno de ellos el que tiene la última palabra dice que buscan gente que quiera unirse al equipo de la empresa. Probablemente estamos ante el mejor anuncio de empleo de la historia, el más caro sin duda, pero seguramente también el más exitoso. Si hay alguien bueno en el mundo espacial, seguramente ahora se estará planteando entrar a trabajar en SpaceX.

Tecnologías Exponenciales aplicadas en la Exploración Espacial

Considerando la forma en la que se están acelerando las iniciativas de exploración espacial, gracias al empuje de empresas privadas como SpaceX, vamos a analizar qué tecnologías van a resultar determinantes para que este objetivo de la humanidad por conquistar el espacio se desarrolle cada vez a mayor velocidad.

La informática que nos llevó a la Luna: imagina que eres una de las cientos de miles de personas que en los años 60 trabajó en el programa Apolo, una de las empresas más ambiciosas de la humanidad, que se emprendió sin contar con ordenadores personales, ni smartphones, ni tablets, ni apps de mensajería, ni aplicaciones de gestión de proyectos, … contando únicamente con lenguajes de programación que ahora consideramos arcaicos como es Cobol y con ordenadores de la época en la que se crearon los primeros circuitos integrados. Entonces más de medio siglo después el salto que se ha producido en la informática ha sido exponencial, por lo tanto imaginad lo que podremos hacer ahora si nos lo proponemos.

Tenemos los mapas del sistema solar y de Marte: imagina que eres Cristóbal Colón y te tienes que lanzar a la aventura de llegar a la India navegando hacia el Oeste, sin saber lo que encontrarás en mitad del océano y si serás capaz de contener los motines de los marineros desesperados por la incertidumbre. Ahora tenemos los mapas de Marte disponibles en Google Maps y el resto del sistema solar mapeado con una precisión increíble. Tenemos infinidad de vídeos y de imágenes de muchos planetas y satélites, incluso hemos lanzado sondas más allá del límite del sistema solar. Imagina entonces lo “fácil” que es ahora lanzarse a la aventura de la exploración espacial, con respecto a lo difícil que era emprender aventuras como por ejemplo a de conquistar los polos helados de la Tierra.

Realidad Virtual: imagina que antes de viajar a Marte físicamente ya has estado allí cientos de veces de manera virtual, que tu mente ya se ha habituado al paisaje, a las distancias, a la iluminación y que ya conoces a la perfección los lugares por los que te vas a desplazar cuando seas un colono que trabaja en uno de los asentamientos humanos en el planeta. Esto es exponencialidad, apoyarse en las tecnologías actuales para construir las tecnologías y las innovaciones del futuro.

Big Data para que no se nos escape el mínimo detalle: además de los mapas tenemos infinidad de datos de todo tipo de aspectos relacionados con las circunstancias que ocurren en Marte y en otro buen número de lugares del Sistema Solar. Aunque el enfoque inicial para las exploraciones robóticas de Marte, con las Sondas y los Rovers, ha sido científico, todo este trabajo realizado y la información recopilada, va a resultar fundamental ahora que iniciamos un nuevos proceso de la exploración espacial desde la fase de investigación a la fase de colonización.

Robótica con los Mars Rovers: reducimos riesgos mandando robots al espacio para que sean nuestros ojos y nuestras manos, antes de que estemos convencidos de que es seguro ir hasta allí. Robots que toman los datos, que hacen los mapas y graban los vídeos que estamos utilizando para conocer cómo es el espacio antes de visitarlo. Además usaremos los robots en una siguiente fase en la que se construirán las instalaciones necesarias para albergar a los humanos que pronto se lanzarán en las naves que prepara SpaceX con el Falcon Heavy como antesala.

Las Impresoras 3D de Made In Space que van a construir y reparar las futuras instalaciones espaciales. Porque una de las cosas más llamativas de todo este fenómeno de las tecnologías exponenciales es cómo la gente aprovecha las herramientas a su alcance para crear cosas nuevas. Aquí es donde nos encontramos con emprendedores como Aaron Kemmer, Jason Dunn, Mike Chen y Michael Snyder, que tras estudiar en Singularity University deciden que la impresión 3D, que hasta ahora se estaba usando para fabricar prototipos de productos o piezas para reparar distintos objetos, podía ser utilizada para reparar las naves espaciales y construir grandes estructuras en el espacio.

Otras tecnologías que aún se encuentran en fases de desarrollo muy iniciales pero que igualmente van a contribuir para darle un gran impulso a la exploración espacial:

  • Los nuevos materiales basados en Nanotecnología, que van a ser usados por las impresoras 3D y en general para todas las construcciones de la industrial aeroespacial, van a suponer un gran impulso
  • La Neurotecnología que va a permitir potenciar los procesos de aprendizaje, comunicación y gestión para muchas de las personas que se van a dedicar a trabajar en la exploración espacial.
  • Y finalmente la Inteligencia Artificial que como una especie de pegamento lo va impregnar todo en lo que se refiere al futuro de la tecnología y por consiguiente al futuro de la humanidad.

En la era de Internet tenemos el Newspace

¿No os parece curioso que los fundadores de las principales empresas dedicadas a la exploración espacial sean empresarios que se han hecho millonarios gracias a Internet? Elon Musk que tras crear Paypal ha fundado SpaceX, Jeff Bezos que tras montar Amazon ha puesto en marcha Blue OriginPaul Allen que tras cofundar Microsoft tiene el proyecto Stratolaunch.

Y esto ocurre precisamente por el tema de la exponencialidad porque si alguien sabe de crear negocios escalables son los que ya han tenido éxito montando empresas digitales. Por lo tanto todo el conocimiento y recursos adquiridos en sus empresas de Internet ahora piensan dedicarlo al nuevo gran reto que se propone la humanidad en busca de la colonización del espacio.

Hablamos de personas que tienen la capacidad de pensar exponencialmente, de imaginar cómo gracias a las tecnologías actuales podemos construir las tecnologías del futuro. ¿Estás decidido a dejar de pensar de forma lineal y empezar a pensar de manera exponencial? ¿Estás preparado para viajar a Marte?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *