El regreso de los artesanos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

El regreso de los artesanos

El éxito se logra cuando otros no se atreven a hacerlo. Cuando disfrutas haciendo algo que para otros es difícil. Entonces has ganado la partida. Samuel Gil

Si lo pienso un momento se me ocurren muchas cosas que me resultaría tremendamente difíciles de hacer, pero curiosamente muchas de ellas no son las que antes habría considerado, como las que tienen que ver con la ingeniería o la ciencia, sino que ahora comienzo a ver mucho más complicado lo que son capaces de hacer algunos artistas o deportistas, que lo que hacen profesionales altamente cualificados en un mundo donde la tecnología, especialmente la Inteligencia Artificial cada vez va ocupando más espacio en esas actividades.

De hecho, lo que quería tratar en este artículo, está muy relacionado con lo que ya hablamos sobre la maestría, pero en este caso relacionándolo más con la figura del artesano que con la del artista, aunque quizás a veces cueste diferenciarlo, o incluso podríamos llegar a la conclusión de que es lo mismo.

Si lo pensamos por un momento, a lo largo de la historia, algunos tipos de profesionales han logrado dotar a su actividad de un valor perfectamente perceptible por la sociedad, lo cual les ha reportado un éxito considerable por encima de sus competidores.

Por ejemplo, lo que es capaz de hacer un cocinero que pone el precio de su menú por encima de 100 euros, frente a los que se quedan en en entorno de los 10 euros (esto quizás ahora con la inflación haya que repensarlo). O el enólogo que hace lo propio y consigue vender su vino a uno precio 10 veces superior al de la media del mercado.

Si consideramos a un cocinero y a un enólogo como artesanos, entonces no veo mucha dificultad en trasladar esta forma de hacer las cosas a la actividad de un médico, un abogado, un contable, un ingeniero o un arquitecto. Porque el problema aquí es que muchas de las cosas que hacían estos, ahora la Inteligencia Artificial también puede hacerlo, y por lo tanto en muchos casos no tendrá sentido que el trabajo lo siga haciendo un humano que tiene un mayor coste y tarda más tiempo en hacerlo.

Pero lo que tiene que cambiar aquí es la forma en la que estos profesionales hacen su trabajo y así podrán encontrarse entre ese tipo de profesionales que se han convertido en verdaderos artesanos en su especialidad, lo cual será apreciado por sus clientes que estarán dispuestos a pagar mucho más por ello, que lo que pagarán por el trabajo hecho por una máquina.

  • El médico que levanta la vista del ordenador para mirar a los ojos al paciente que entra a su consulta, le da la mano y dedica más tiempo a entender qué es lo que le ocurre, de una forma global y no específica, preocupándose más por entender de dónde viene el problema, que a dejar constancia de ello a través de su informe o recetarle la primera medicina que se le ocurra. Ese médico que estudia psicología porque entiende la influencia de la salud mental en la salud física. Y muchas otras cosas que diferencian al médico que lo seguirá siendo muchos años, del que pronto será sustituido por una máquina.
  • El arquitecto que realmente es capaz de entender las necesidades de su cliente, lo cual es tremendamente complicado en la mayoría de los casos, sobre todo por los muchos cambios de opinión, en lugar de acabar haciendo lo que es más cómodo para el profesional. El que es capaz de lidiar con todos los imprevistos y circunstancias que se producen en la obra, especialmente las que tienen que ver con los operarios, con los proveedores o con las condiciones del terreno o del clima, que tanto pueden condicionar el desarrollo del trabajo como el resultado final obtenido.

¿Y qué hay de lo mio?

Tengo que reconocer que todo lo que está ocurriendo con la Inteligencia Artificial Generativa me hace replantearme muchas cosas al respecto de mi trabajo. Por un lado veo como positivo que ChatGPT y Midjourney me están ayudando con muchas de mis actividades profesionales y que además hayamos podido poner en marcha nuevas iniciativas de aprendizaje y consultoría sobre la materia en SNGULAR. Pero por otro lado siento que muchas de las cosas que ha estado haciendo hasta ahora no tiene sentido que las haga yo si con el tiempo se van a poder automatizar.

Por lo tanto tengo que empezar a pensar cómo reinventarme, cómo seguir aportando el máximo valor posible con mi trabajo y cómo evitar convertirme en un mero observador de lo que está sucediendo, sino sobre todo encontrar la forma de ser protagonista, de usar mi experiencia para construir sobre ella un nuevo profesional en la era de la Inteligencia Artificial.

¡Comparte!

Tags: , , , ,

Últimos Post