La sociedad de lo desconocido - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

La sociedad de lo desconocido

Aunque el nombre de este artículo parezca el de una novela de suspense, de lo que hoy vamos a hablar es de un concepto que hemos aprendido de Félix Lozano que ha convertido en su propósito vital transformar la manera en la que aprendemos y usamos el aprendizaje para enfrentarnos a los retos que nos depara el futuro.

La sociedad de lo desconocido es aquella en la que se valora el descubrimiento y el aprendizaje constante, en lugar de conformarse con el conocimiento existente.

En esta sociedad se da prioridad a la exploración y al desafío de lo desconocido, se fomenta el pensamiento crítico y la curiosidad intelectual.

Se caracteriza por un enfoque de búsqueda constante del conocimiento, una actitud de apertura, disposición a aprender cosas nuevas y desafiar lo que se considera sabido.

En la sociedad de lo desconocido prima la profundidad en la búsqueda del conocimiento frente a la superficialidad del conocimiento estandarizado.

La sociedad de lo desconocido requiere que nos entrenemos en las habilidades específicas relacionadas con la capacidad de respuesta ante lo imprevisto e imprevisible.

Los cisnes negros son la representación de la sociedad de lo desconocido y la antifragilidad la capacidad a desarrollar para estar preparados ante su llegada.

La hormesis es el entrenamiento. Es duro pero vale la pena. Salir a vender a puerta fría y sobre todo cuando hace frío. No conformarte cuando te rechazan o ignoran. Considerar los obstáculos como parte del camino, porque otros se retirarán sin intentarlo.

El resurgimiento del Estoicismo

No debe ser casualidad que el Estoicismo se haya puesto de moda, más de 2300 años después de que Zenón de Citio fundara la escuela de filosofía estoica, sus ideas y recomendaciones, junto con las de otros filósofos como Epicteto, Séneca y Marco Aurelio, resultan ahora más útiles que nunca.

Solo mirando en Amazon por la categoría libros de estoicismo encontramos más de 800 resultados y si nos fijamos en las fechas de publicación vamos a ver que la mayoría han sido escritos en los últimos 3 o 4 años, además de que ha sido justo con el inicio de la pandemia cuando este fenómeno se ha disparado.

Entre esos más de esos 800 libros vamos a encontrar los clásicos de toda la vida, como el Enquiridion o manual de Epicteto, las Cartas de Séneca a Lucilio y las Meditaciones de Marco Aurelio, que probablemente sean los libros más leídos sobre estoicismo a lo largo de toda la historia. Pero también vamos a ver que a partir de la publicación de libros como El Arte de la Buena Vida de William B. Irvine en 2008, The Obstacle is the Way de Ryan Holiday en 2014 y Cómo ser un Estoico de Massimo Pigliucci en 2017, no han parado de publicarse nuevos libros sobre el tema cada mes, especialmente al comprobar lo beneficiosa que podía resultar esta filosofía de vida para afrontar los retos psicológicos que presentaba la pandemia.

Así que la filosofía estoica está de moda porque precisamente nos enseña que debemos concentrarnos en lo que podemos controlar y aceptar lo que no podemos controlar. Lo cual nos ayuda a afrontar los desafíos del futuro con una mentalidad más resiliente, ya que nos permite enfocarnos en lo que podemos hacer para mejorar nuestra situación en lugar de preocuparnos por lo que está fuera de nuestro control. Además nos enseña a desarrollar una perspectiva más amplia y a mantener una actitud positiva ante las dificultades.

Y fijaros que precisamente este ha sido un mensaje que ha trasladado recientemente en una entrevista Sam Altman, CEO de OpenAI, los creadores de ChatGPT cuando se le ha preguntado ¿Cómo nos preparamos para un futuro con la Inteligencia Artificial? Con resiliencia, adaptabilidad, capacidad de aprender cosas nuevas rápidamente y creatividad (aunque habrá creatividad asistida)

Quizás es que los protagonistas de la revolución tecnológica en la que estamos sumergidos en las últimas décadas llevan tiempo viendo venir los grandes cambios que se iban a producir y precisamente por eso han sido los primeros en abrazar el estoicismo para afrontar en mejores condiciones los retos a los que se iban a tener que enfrentar.

Los retos en la sociedad de lo desconocido y las soluciones que aporta la tecnología

Entonces, lo que vamos a ver a continuación es cuáles son esos retos y cómo podríamos prepararnos para ellos, no solo mental y emocionalmente, sino también recurriendo a otras herramientas como las que nos proporciona la tecnología.

  • El impredecible impacto de la Inteligencia Artificial en el modelo de sociedad:  si lees el libro Superpotencias de la Inteligencia Artificial de Kai-Fu Lee entenderás los grandes efectos que la Inteligencia Artificial puede provocar en la estructura social del siglo XXI. Considerando que la gran aportación del siglo XX, tras un primera mitad en la que casi nos destruimos entre nosotros, la segunda mitad ha servido para aplanar la desigualdades, sacando a miles de millones de personas de la pobreza absoluta y reduciendo sustancialmente problemas terribles como la mortalidad infantil o el analfabetismo. Pero ahora sin embargo puede comenzar a producirse un punto de inflexión, cuando los miles de millones de personas que prosperaron a través de su trabajo en la industria y utilizando las tecnologías de la información, vean como su trabajo o el de sus hijos comienza a ser acaparado por los robots y la Inteligencia Artificial. Ante este panorama solo tenemos dos opciones, esperar ansiosos el subsidio que nos permita sobrevivir sin tener una motivación por aportar valor a la sociedad a través de nuestro trabajo o aprender todo lo posible sobre Inteligencia Artificial, usando esta tecnología para potenciar nuestra propia inteligencia de cara a resolver los grandes retos a los que aún nos enfrentamos como especie.
  • Las consecuencias psicológicas de los confinamientos en la pandemia: a toro pasado es muy fácil opinar sobre las medidas que tomaron los gobiernos al respecto de los confinamientos prolongados, las vacunaciones masivas y todo el resto de acciones que se han realizado durante los últimos años, pero esto no quita para que pensemos en la consecuencias de segundo orden que han tenido esas acciones. Algunas podrían considerarse como positivas, como una mayor preocupación en la sociedad por los temas de salud y el estado de las infraestructuras sanitarias o las innovaciones que han podido producirse en el desarrollo de vacunas y medicamentos. Pero sin duda también ha habido consecuencias muy negativas y que van a tener un impacto enorme en el largo plazo, por ejemplo en lo relativo a la salud mental de las personas, que de hecho no es un tema exclusivo relacionado con la pandemia sino en general de los grandes cambios a nivel social, económico y tecnológico que se han venido produciendo en los últimos años. Los confinamientos y el resto de situaciones vividas en la pandemia los han exacerbado, pero hay otros muchos componentes a tener en cuenta para poder afrontarlos.  Y aquí la tecnología debería venir en nuestra ayuda especialmente aportando soluciones en el ámbito científico, que permitan conocer mejor cómo funciona el cerebro y cómo tratar las enfermedades que más pueden afectarle.
  • La inflación que mina poco a poco nuestra capacidad de ahorro: la sociedad del bienestar en la que vivimos, en la mayoría de los países, se ha construido en base al endeudamiento, algo que es positivo si a futuro somos capaces de demostrar la capacidad de usar esa deuda para crear valor y generar riqueza. Si un emprendedor busca financiación tiene que explicar cómo va a ser capaz de dedicar el dinero que consiga para construir un modelo de negocio rentable. Pero muchos países han decidido que esto ya no es necesario cuando hablamos de progreso social, se pueden endeudar sin ningún tipo de restricción aunque estén estancados económicamente y no tengan ningún plan para salir de esa situación. Como te puedes imaginar esto es totalmente insostenible y va a provocar innumerables crisis económicas y sociales que son imposibles de predecir. Pero la tecnología nos ofrece una alternativa, se llama Bitcoin y lleva desde 2009 funcionando sin interrupción, siguiendo unas reglas de emisión de moneda limitada y ofreciendo una alternativa al modelo de expansión cuantitativa que provoca la inflación que destruye la capacidad de ahorro y posterior inversión de esos ahorros por parte de los ciudadanos.
  • La politización de los fenómenos climáticos y el impacto en el medio ambiente: poco bueno puede ocurrir cuando la ciencia se mete en política o cuando la política acapara la ciencia, especialmente cuando eres consciente de que lo que se publica en los medios de comunicación masiva sobre estos temas puede estar manipulado para servir a determinados intereses políticos y económicos. Entonces poco puedes hacer al respecto, a no ser que optes por recurrir a los primeros principios, entender realmente qué significa el impacto ambiental, qué consecuencias puede tener en el clima y cómo encontrar un equilibrio para que se pueda seguir avanzando como sociedad. Esto cada uno a nivel personal, pero luego en lo relativo a cómo la tecnología puede ayudar a mejorar esta situación sin duda se abren infinitas oportunidades, por ejemplo usando la Inteligencia Artificial, impulsada por la computación cuántica, para encontrar aquellas propuestas de la geoingeniería que realmente puedan ser factibles de cara a contrarrestar, por ejemplo el aumento de la temperatura en el planeta o cuáles pueden ser las formas más efectivas para reducir la contaminación de los acuíferos o eliminar los plásticos que inundan los océanos.
¡Comparte!

Tags: , ,

Últimos Post