Mezcla y vencerás

Hasta ahora en Futurizable cuando hemos hablado de tecnologías exponenciales, como la Robótica, la Inteligencia Artificial, Blockchain o la Realidad Virtual, entre otras muchas, lo habitual ha sido tratar cada una de ellas por separado, ya que por sí misma tenían suficiente entidad y tantas aplicaciones de uso, que no parecía necesario recurrir a combinaciones entre ellas. Pero científicos y tecnólogos han decidido en los últimos años que en la combinación de tecnologías puede haber aún un mayor desarrollo que en la utilización de cada una de estas tecnologías por separado, de forma que cada vez vamos a ver con más frecuencia iniciativas en las que se produce una mezcla de varias tecnologías para dar como resultado una utilidad completamente diferente o complementaria a la que se habría logrado con la aplicación de una única disciplina tecnológica.

Ya que existe esta tendencia que va a resultar muy relevante en los próximos años, a continuación vamos a conocer una serie de iniciativas en las que la unión de tecnologías amplifica su impacto a nivel de innovación, de utilidad y de negocio.

La inspiración para la realización de este artículo la encontramos en el trabajo realizado por científicos de la Vrije Universiteit Brussel que han utilizado materiales blandos con capacidad de autoreparación para crear robots neumáticos. Básicamente lo que proponen es un cambio radical en la percepción que tenemos actualmente de los robots, que mayoritariamente son metálicos o construidos con algún plástico rígido, seguramente por asegurar su durabilidad, pero sin embargo en este caso descubrimos cómo el cambio hacia un modelo que podríamos considerar “orgánico” ofrece mejores prestaciones. Estamos hablando de una cambio de paradigma para el futuro de la robótica que podrá beneficiarse mucho más de los conocimientos que tenemos de biología y química que los ahora utilizados a nivel de física e ingeniería.

De esta forma nos encontramos en una intersección entre varias disciplinas que presentan un gran futuro por delante, como son los materiales inteligentes y la robótica, que al unirse amplifican enormemente el potencial de cada una de ellas para crear nuevas soluciones. Si a esto además le sumamos los grandes avances que se están produciendo en biología sintética nos encontraremos que vivimos en un mundo en el que lo artificial se parece mucho a lo real y lo que ocurre ya a nivel virtual comienza a tener su reflejo en el mundo físico. A este respecto vale la pena conocer los últimos avances de Google en voz sintética generada por Inteligencia Artificial, que nos muestran una visión muy cercana de ese futuro del que estamos hablando.

Otro ejemplo interesante de combinación de tecnologías de robótica con el desarrollo de nuevos materiales lo encontramos en el uso de impresoras 3D para la fabricación de nuevos tipos de dispositivos que ofrecen utilidades no vistas hasta ahora. Se trata del trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Washington, que han desarrollado mediante impresión 3D objetos de plástico que funcionan como sensores sin necesidad de utilizar componentes electrónicos ni baterías. Para ello utilizan una técnica denominada retrodispersión que permite a los dispositivos intercambiar información, por ejemplo con un router WiFi, realizando algunas funciones que normalmente hacen los componentes eléctricos, por medio de un movimiento mecánico activado por resortes, engranajes e interruptores.

Gracias a estos nuevos dispositivos se amplifica enormemente las posibilidades de conexión a Internet de todo tipo de objetos, por lo que el concepto de IoT aumenta significativamente su potencial, gracias a la utilización de nuevos materiales y la fabricación digital, lo que nos sitúa frente a un escenario en el que cualquier objeto cotidiano podría comunicarse a través de Internet. A todo esto hay que sumar que la decisión del autor de esta investigación al publicar toda la información relativa a cómo fabricar estos dispositivos, permitirá que muchas más personas comiencen a experimentar con ello para desarrollar sus propias ideas, de forma que estaremos ante un claro ejemplo de cómo de la intersección entre el movimiento open source y el movimiento maker van a surgir muchas nuevas utilidades y tecnologías que resultaban impensables hace tan solo unos años.

A través de estos dos ejemplos podemos hacernos una idea de cómo en la mezcla de tecnologías se abre una nueva dimensión para el desarrollo de nuevas utilidades que ayuden a la humanidad en su proceso evolutivo. Un proceso que por primera vez no va a depender tanto de aspectos biológicos o genéticos sino de aspectos psicológicos relacionados con una inteligencia que no para de inventar o hacer realidad todo aquello con lo que sueña.

Veamos ahora qué tecnologías son las que mejor se prestan a ser utilizadas en esa mezcla de cara a inventar una próxima generación de dispositivos o máquinas que acabaremos usando en nuestro día a día para hacernos la vida más sencilla.

Inteligencia Artificial

A medida que aumente el número de personas que se dediquen profesionalmente a trabajar con las diferentes tecnologías relacionadas con la Inteligencia Artificial: visión artificial, procesamiento del lenguaje natural, redes neuronales, machine learning, deep learning, … veremos cómo estas tecnologías van impregnando toda aquella actividad en la que hace años se decidió utilizar la informática para mejorar en aspectos como la eficiencia y la seguridad. Aquí quizás el mejor ejemplo son los vehículos autónomos, que como hemos comentado en otras ocasiones, probablemente sea la innovación que mayor impacto va a tener en el día a día de las personas en los próximos años. Los coches autónomos son una representación de cómo la aplicación de muchas tecnologías permite el desarrollo de utilidades que permiten dar un salto exponencial a productos de uso cotidiano.

De esta forma encontramos que para diseñar cómo será el coche del futuro se están aplicando innovaciones en ámbitos como el de la visión artificial para el reconocimiento de objetos, el uso de otras tecnologías como pueden ser los radares, la utilización del Big Data y el Cloud Computing como infraestructura de soporte para que funcionen el resto de tecnologías. Además de tener en cuenta que en el caso de los vehículos esta revolución coincide también con la de los sistemas de propulsión, que también están en pleno proceso de cambio, para pasar del modelo actual de combustibles contaminantes a un modelo de vehículos eléctricos que utilizan baterías que cuentan con los últimos avances en nuevos materiales.

Otro aspecto interesante de los avances de la Inteligencia Artificial es que para su desarrollo no se está mezclando exclusivamente con otras tecnologías, sino que además se está haciendo con otras disciplinas de la actividad humana como puede ser el arte y los juegos, tanto los electrónicos como los tradicionales, lo cual resulta muy representativo del interés que tienen los científicos en lograr que la tecnología cada vez se parezca más a cómo somos o “funcionamos” los humanos. A este respecto recomendamos ver cómo los científicos que trabajan en machine learning están entrenando sus algoritmos enseñándoles técnicas como la pintura, la música o juegos de mesa como el Go y el Ajedrez.

Al otro lado de este trabajo por hacer que las máquinas sean “más humanos” nos encontramos con otro proceso en el que se busca “que los humanos seamos más como máquinas”, lo cual dicho así suena bastante raro, pero se entiende al pensar en el concepto de humano aumentado, o cómo las personas podemos integrar la tecnología en nuestro propio cuerpo, incluso en nuestro propio cerebro, para amplificar nuestras capacidades físicas o mentales. Entonces es donde nos encontramos en la confluencia de la Inteligencia Artificial, la Robótica y la Neurotecnología, que es otra de esas grandes mezclas de tecnologías que va a configurar nuestro futuro como especie.

Otro ejemplo interesante de la fusión de tecnologías es el trabajo que realiza la startup Rigetti uniendo Computación Cuántica con Inteligencia Artificial para el desarrollo de de chips cuánticos que funcionan mediante un algoritmo de agrupamiento, que consiste en una técnica de aprendizaje automático que se usa para organizar datos en grupos similares. La startup además ha puesto este nuevo ordenador cuántico, con capacidad para manejar 19 cubits, a disposición de la comunidad de desarrolladores en su plataforma de computación en la nube llamada Forest.

Y para terminar de mencionar posibles mezclas de tecnologías con la AI, no debemos olvidarnos de la tecnología de moda en el último año, porque Blockchain también tiene una importante confluencia con la Inteligencia Artificial. Como contó Carlos Kuchkovsky en su charla realizada en el evento de presentación del Observatorio Blockchain Sngular, la Inteligencia Artificial puede ser la pieza que falta a la tecnología de la cadena de bloques para resultar más usable y accesible para las personas, probablemente por medio de la utilización de agentes inteligentes o chatbots que “traduzcan” nuestras necesidades para que se pueden reflejar en en la redacción de Smart Contracts o en la creación de tokens.

Big Data

Es esa otra de las grandes tecnologías que lo va a impregnar todo en el futuro, aunque realmente podríamos decir que ya lo está haciendo, ya que por ejemplo si seguimos pensando en el tema de la Inteligencia Artificial, apenas sería posible avanzar en el desarrollo de tecnologías como el Machine Learning si no contásemos con esas grandes bases de datos, los llamados datasheet que alimentan los algoritmos de aprendizaje de las máquinas. Además para llegar al punto de aplicación actual que tenemos con la Inteligencia Artificial ha sido muy importante el proceso de aprendizaje realizado para el desarrollo de las tecnologías de Big Data. Imaginemos por ejemplo que para que ya puedan circular por las carreteras y calles de algunas ciudades los coches sin conductor, ha sido necesario un proceso inicial de extracción y procesamiento de grandes volúmenes de datos captados por sensores, como los que llevan por ejemplo los coches de Google Maps.

Internet of Things

Muy relacionado con el tema de Big Data y como tecnología que se integra con otras muchas, encontramos al IoT como una especie de sistema nervioso, que capta la información y se encarga de transportar los datos hasta un cerebro artificial que estará basado en Inteligencia Artificial, por ejemplo para gobernar un ficticio cuerpo denominado Smart City. Porque es precisamente en las ciudades inteligentes donde se pone de manifiesto la importancia de la mezcla de tecnologías, que en sí mismas podrían tener una importante utilidad para las personas, las empresas o instituciones, pero que si las unimos nos encontraremos con nuevos modelos que amplifican exponencialmente el impacto de cada una de ellas por separado.

Fabricación Digital

Si pensamos en la Impresión 3D como una herramienta, en lugar de como un fin en sí mismo, que parece que es como mucha gente lo ha visto hasta el momento, nos encontramos con que se está convirtiendo en los pilares de una de las grandes revoluciones tecnológicas del momento, como es la Industria 4.0. Porque al fin y al cabo una impresora 3D no es más que un robot que puede fabricar cosas, que tiene la capacidad de crear y construir, además de la flexibilidad adecuada para poder utilizar todo tipo de materiales, por lo que su potencial es muchísimo mayor del que podríamos pensar, básicamente porque hay mucha gente inteligente, sobre todo científicos, que lo han empezado a usar como antes podían usar cualquier otro instrumento de laboratorio.

Entre los científicos que mejor han entendido el potencial de la Impresión 3D, para mejorar el trabajo que realizan a nivel de investigación de nuevos tratamientos por medio de la tecnología, se encuentran los investigadores médicos. Para comprobarlo tan solo tenemos que fijarnos en los medios especializados en fabricación digital para encontrarnos multitud de noticias como las que reproducimos a continuación:

  • Profesores de Medicina y Epidemiología Molecular de la Universidad Autónoma de Zacatecas en México realizan un trabajo de investigación en el desarrollo de nuevas terapias de medicina regenerativa, donde se utiliza una bioimpresora 3D para el tratamiento de lesiones de piel y otros tejidos, asociados con el pie diabético.
  • Estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia han desarrollado usando una impresora 3D el prototipo de un exoesqueleto de miembro superior, que se puede utilizar en procesos de rehabilitación médica de pacientes con poca o nula movilidad y permite generar movimientos programados a través de una interfaz gráfica.
  • Científicos de la Universidad de Maryland trabajan en el desarrollo de una retina artificial formada por capas de impresión 3D de neuronas retinales derivadas de progenitores neuronales adultos que son paralelas a la estructura de la retina humana, utilizando para ello un tipo de serigrafía.

De la mezcla de tecnologías a la mezcla de talento

Otra de las grandes tendencias que estamos detectando en los últimos años, en lo que a la evolución de la tecnología se refiere, es la importancia que están tomando aquellos profesionales no técnicos que participan en los procesos de definición de cómo será la tecnología del futuro y cómo será la sociedad del futuro gracias a la tecnología. Esto se materializa en que las empresas tecnológicas están contratando a muchísimos profesionales del ámbito de las humanidades, como la filosofía, el arte y la historia, personas en las que se busca un mayor conocimiento sobre cómo funciona el pensamiento humano y el desarrollo de un sentido crítico, que ayude a afrontar el gran crecimiento que están teniendo estas empresas a nivel de clientes y de negocio.

De esta forma se ha visto cómo las empresas que se dedican al desarrollo de redes sociales y a negocios relacionados con la economía colaborativa necesitan de esa visión externa al mundo de la tecnología, porque una vez que tienes desarrollada la capa tecnológica, toman mayor relevancia aspectos como el diseño, la experiencia de usuario, las interacciones entre las personas, la gestión de conflictos y otros muchos aspectos relacionados con el comportamiento humano. Del mismo modo ocurre con las empresas cuyo principal negocio es la publicidad, donde el reto de continuar siendo relevantes en el futuro, cada vez es más preocupante para ellas y donde además son necesarias nuevas formas de pensar más cercanas al cliente que a la propia tecnología.

Finalmente donde va a ser determinante la intervención de personas con estudios humanísticos es en el desarrollo de la Inteligencia Artificial, donde el reto es tan enorme y las consecuencias de su desarrollo tendrán un impacto tan grande en la sociedad, que va a ser necesario ser muy cuidadosos en todo el proceso, de forma que en su concepción intervengan todo tipo de personas con visiones muy variadas al respecto.

Además de esta mezcla de talento en lo que se refiere a conocimientos, se va a producir otra mezcla en cuanto a la capacidad de iniciativa y al emprendimiento, ya que cada vez está tomando más relevancia el intraemprendimiento y la innovación abierta en las empresas, conscientes de sus limitaciones a la hora de innovación y al ver que muchas veces la innovación está surgiendo en el mundo de las startups.

Y precisamente en este tema de la mezcla de talento es donde me gustaría hablaros de la experiencia que estamos desarrollando en Sngular, la empresa de la que ha entrado a formar parte Futurizable, como un ejemplo de cómo unir fuerzas entre una empresa consolidada y un proyecto emprendedor. Porque de hecho Sngular se está construyendo en base a la unión entre empresas, sobre todo startups, especializadas en tecnologías concretas, además de la incorporación de emprendedores que tras varios años desarrollando proyectos propios han visto la gran oportunidad que supone sumar fuerzas en un proyecto donde se amplifica notablemente el resultado del trabajo realizado, gracias a las sinergias que se generan entre tanta gente, ideas, proyectos, retos, tecnologías, clientes, ….

Un ejemplo de esta nueva forma de colaboración entre una empresa y un proyecto emprendedor es el trabajo que realizamos para la elaboración del Observatorio Blockchain Sngular. Un proyecto que se podría haber realizado cuando Futurizable era un proyecto independiente, pero donde el impacto habría sido muchísimo menor y sobre todo donde apenas habría habido posibilidades de desarrollo del mismo. Ahora con este proyecto desarrollado desde Sngular tenemos un plan para trabajar en el tema de Blockchain, no únicamente a nivel de divulgación y formación, sino también en el desarrollo de proyectos concretos usando la tecnología, tanto para nuevas ideas de negocio como para su aplicación en proyectos de nuestros clientes.

Este es el poder de la innovación abierta, aquí está la clave de la mezcla de talento, por eso estamos interesados en fomentar la coompetencia, porque los retos del futuro son tan grandes que es imposible avanzar si cada uno sigue haciendo la guerra por su cuenta. Sirvan como ejemplo también las iniciativas de colaboración entre las empresas que se dedican al desarrollo de la Inteligencia Artificial, en el marco de proyectos como OpenAI (con Amazon, Microsoft, Y Combinator e Infosys como patronos) y Partnership on AI (con Amazon, Apple, Google, Facebook, IBM y Microsoft como promotores). El desarrollo de la Inteligencia Artificial es un proyecto tan ambicioso y va a tener un impacto tan grande en la humanidad que las empresas se han dado cuenta de que por separado no pueden resolver todas las dificultades que se van encontrando por el camino.

¿Por qué no hacemos lo mismo para resolver otros de los grandes retos a los que se enfrenta la humanidad?

Por ejemplo podemos apoyar o poner en marcha iniciativas en las que se utilicen las últimas innovaciones tecnológicas al servicio de aquellos que quiere ayudar a solucionar los grandes problemas del planeta, como es el cambio climático. Sirva como ejemplo la iniciativa AI for Earth en la que Microsoft tiene previsto invertir 50 millones de dólares para el desarrollo de la Inteligencia Artificial con la que realizar monitorización, modelaje y una gestión de recursos más precisa de las condiciones del agua, el aire o la flora.

En Sngular queremos ser parte de este movimiento, queremos mezclarnos con gente inteligente, gente con ganas de trabajar en equipo, personas que saben que la tecnología es una de las mejores formas de mejorar el mundo, personas con iniciativa emprendedora, apasionadas por trabajar en proyectos relacionados con tecnologías exponenciales como la Inteligencia Artificial, el Big Data, IoT, Robótica, Blockchain, Realidad Virtual y Aumentada, …. Si eres una de esas personas nos encantaría conocerte y hablar contigo para ver la posibilidad de colaborar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *