Por qué Bitcoin ha fallado

No es lógico pensar en un futuro en el que Internet se vaya a convertir en el sistema nervioso de una sociedad digital y global, pero sin embargo la moneda de cambio que en ella se utilice sea analógica y local. Por esto cuando se lanzó Bitcoin muchos pensamos que era el dinero del futuro, o como otros decían, el futuro del dinero. También que llegaría a convertirse en el dinero de Internet, o como otros decían, el Internet del dinero. La realidad ha sido bien distinta porque aunque Bitcoin sea una fantástica idea, su utilización por parte de la gente sigue siendo muy escasa y esto es llamativo, porque sin embargo otras propuestas de la economía colaborativa, que también son muy recientes, si que están logrando un importante éxito y adopción por parte de la gente. En este sentido es llamativo por ejemplo el éxito que están teniendo las iniciativas relacionadas con la financiación y el crédito de manera colaborativa, con el crowdfunding y crowdlending como nuevas formas en las que la gente colabora para invertir y financiar proyectos de personas, emprendedores y empresas, desintermediando a instituciones tradicionales como son los bancos. La duda es ¿por qué si el crowdfunding y el crowdlending son iniciativas colaborativas, en las que no intervienen intermediarios tradicionales, se sigue utilizando el dinero convencional que está muy intermediado por los estados? Para esta situación Bitcoin se convertiría en la opción ideal, teniendo en cuenta además que presenta unas comisiones más bajas a las transacciones, lo cual resultaría muy beneficioso para las iniciativas de economía colaborativa, que habitualmente aplican comisiones bastante más bajas que las que aplican las empresas tradicionales.

Pero la realidad es tozuda y más aún la gente, que claramente no se ha lanzado a usar Bitcoin de manera masiva y eso que se ha invertido mucho dinero en startups que lo están intentado promover y que ha logrado una importante visibilidad a nivel de medios de comunicación en distintos momentos en los últimos años. Veamos a continuación cuáles pueden ser las razones por las que Bitcoin ha fallado en su objetivo de convertirse en el dinero de Internet.

bitcoin

Razones por la que Bitcoin aún no es utilizado de manera masiva como la moneda de Internet

1. Complejidad técnica: con Bitcoin se ha producido una situación que no ha sucedido con otras tecnologías complejas que utilizamos a diario, por alguna razón cuando la criptomoneda comenzó a hacerse conocida en los ámbitos tecnológicos, los medios de información se empeñaron en explicar su funcionamiento a nivel técnico, hablando de la cadena de bloques, la minería, la criptografía y otros aspectos que más allá de resultar esclarecedores para la gente, generaban una importante confusión en los usuarios que intentaban entender sus bases de funcionamiento, en lugar de simplemente confiar en esa tecnología, igual que históricamente hemos confiado en otras tecnologías como el correo electrónico o el cloud computing, sin entender del todo los aspectos más complejos de la tecnología que los soporta. La situación sucedida con Bitcoin sería el equivalente a si en estos momentos para utilizar los asistentes inteligentes Siri de Apple o Echo de Amazon, intentásemos entender en profundidad el funcionamiento de las redes neuronales, el procesamiento del lenguaje natural, el machine learning y el deep learning, que son las tecnologías de Inteligencia Artificial en las que se basan estas aplicaciones. Por lo tanto el excesivo interés que ha despertado la base tecnológica sobre la que se asienta Bitcoin lo que ha generado es mucha confusión en los usuarios, porque para entenderlo en profundidad hay que tener unos conocimientos importantes a nivel de programación y criptografía. Aunque muchas personas se han empeñado en explicar la criptomoneda de manera sencilla, la realidad es que ha resultado prácticamente imposible, lo cual también ha supuesto un lastre para que las startups dedicadas a Bitcoin hayan logrado financiarse, ya que la mayoría de los inversores se negaban a invertir en algo que no eran capaces de entender.

2. Utilización para fines ilícitos: como viene siendo habitual cada vez que aparecen avances a nivel tecnológico, hay personas que deciden utilizarlo para hacer el bien y otros que deciden aprovecharlo exclusivamente en su beneficio haciendo el mal. Lo curioso es que aunque la mayoría de las tecnologías como el correo electrónico, la mensajería instantánea o los smartphones, son utilizados a diario con fines delictivos, por ejemplo por narcotraficantes o terroristas, los medios de comunicación no se ensañan en denunciar el uso de estas tecnologías para cometer delitos, sin embargo con Bitcoin si que ha sido así. En el momento en el que cualquier delincuente ha utilizado Bitcoin para realizar su actividad delictiva, la noticia dejaba de ser el delito cometido para ser el medio utilizado para cometer ese delito. De forma que la opinión pública ha asociado Bitcoin directamente con algo ilícito, hasta llegar a situaciones tan ridículas como la que se ha producido en España recientemente en la que todos los medios de comunicación relataron que la policía había detenido a treinta personas por minar bitcoins cuando la realidad era que los habían detenido por blanquear dinero. Lo que no sabemos es hasta qué punto los medios de comunicación han tenido especial interés por hundir el Bitcoin o de qué forma han podido influir los agentes políticos o económicos para que se produzca esta situación. Lo que sí que es cierto es que hasta que la situación a nivel mediático no cambie es difícil que la gente decida utilizar Bitcoin, sin tener miedo a estar haciendo algo ilegal o que le pueda pasar algo malo al utilizarlo, por todo el miedo que se han encargado de meter los medios de comunicación al respecto.

3. Especulación: al igual que el uso para fines ilícitos, la especulación que se ha realizado respecto a la compra y venta de Bitcoins, ha sido un aspecto que ha logrado una gran repercusión mediática, pero que lejos de ayudar a dar a conocer la criptomoneda, lo que ha generado es una sensación de que su utilidad e interés se encontraba más en el activo financiero con el que especular, que en su uso como moneda basada en la colaboración y la seguridad. Lo curioso de esta situación es que con otras divisas también se especula y mucho, hasta el punto de que el mayor mercado especulativo del mundo es el de las divisas. Pero la diferencia ha sido la gran volatilidad de Bitcoin respecto al resto de divisas, debido a la poca liquidez existente por la limitación en el número de bitcoins disponibles en el mercado. Las grandes fluctuaciones que se han producido en el tipo de cambio de la criptomoneda respecto a otras divisas, ha generado desconfianza en el mercado, de forma que se puede llegar a pensar que el precio está controlado o que la cotización del Bitcoin puede producir una pérdida de valor económico para su propietario en el momento en el que se realiza el cambio a otra divisa. Esta situación es muy difícil de cambiar y probablemente puede llegar a ser la que más pese de cara a que Bitcoin no llegue a convertirse en la alternativa al dinero oficial que controlan los gobiernos, porque a las personas en general no les interesa lo que tiene que ver con la inversión o la especulación, porque lo perciben como un riesgo y realmente lo es. La dualidad con la que fue concebido el Bitcoin, que es al mismo tiempo una tecnología y una moneda, está haciendo que la balanza se decante por la utilidad que ofrece la tecnología llamada Blockchain, y la que ofrece la moneda se está dejando de lado por los problemas anteriormente mencionados o porque realmente los poderes políticos y económicos no están nada interesados en que la gente utilice una moneda que ellos no pueden controlar.

4. La mayoría de la gente no ve un problema en el dinero convencional: puede que esta sea una de las grandes barreras para que Bitcoin se utilice de manera masiva en los países civilizados, porque en general la gente piensa que el dinero que usamos a diario no tiene ningún problema o al menos para ellos no supone un problema. Lo que la gente no suele saber es que debido a la inflación su dinero cada día tiene menos valor y que el gobierno tiene la capacidad de aumentar esa inflación creando más dinero, sin que eso se corresponda con un aumento de la riqueza del país, lo cual implica una pérdida de poder adquisitivo por parte de los ciudadanos. Si todo el mundo supiese esto y la capacidad que tienen los gobiernos para tomar el control del dinero de sus ciudadanos, probablemente la gente empezaría a pensar que hay que buscar alternativas al dinero oficial, al menos para lo que se refiere a las transacciones digitales o para no depender de un monopolio como el que tienen actualmente los gobiernos sobre la moneda de cambio que utilizan sus ciudadanos para intercambiar bienes y servicios. Por suerte la situación está empezando a cambiar, aunque no debido al uso de Bitcoin, sino de otras muchas monedas alternativas que están surgiendo a nivel mundial, donde los ciudadanos son quienes deciden tomar el control de su dinero. Es el caso de Bristol Pound, la moneda alternativa que se utiliza en la ciudad inglesa de Bristol, para fomentar el negocio local, promoviendo que los ciudadanos utilicen esta moneda cada vez que compran en los comercios de la ciudad.

5. Problemas de seguridad en la capa del usuario: de igual forma que los delincuentes han visto en Bitcoin un aliado para realizar sus delitos, también ha habido ladrones que se han aprovechado del gran valor que estaba tomando, en comparación con otras divisas, para realizar grandes robos en aquellas webs que se dedicaban al intercambio o almacenaje de bitcoins. El Bitcoin aún no ha sido hackeado, pero sí que se han hackeado muchas webs llamadas “exchanges”, las casas de cambio utilizadas para intercambiar bitcoins por otras monedas, y también los “wallet”, las webs o apps que se utilizan para almacenar los bitcoins y poder utilizarlos para pagar. De esta forma se han producido a lo largo de los últimos años algunos escándalos debidos a robos de grandes cantidades de bitcoins, que han ocasionado una sensación de inseguridad entre muchos de los usuarios que comenzaban a utilizar la criptomoneda. El problema ha estado en que muchas de las empresas que se han lanzado a crear servicios basados en Bitcoin no contaban con los conocimientos necesarios a nivel de seguridad para evitar el ataque de los “crackers”, por lo tanto no estamos ante una situación en la que la tecnología de Bitcoin se haya mostrado insegura de manera que se hayan podido falsificar o robar las monedas digitales. Por suerte parece que esta situación está remitiendo ya que las webs dedicadas a almacenar, cambiar o gestionar los bitcoins han redoblado sus esfuerzos en seguridad.

6. Oposición de algunos gobiernos: durante los años que Bitcoin ha tenido una mayor relevancia a nivel mediático también ha despertado un importante interés por parte de los reguladores, de forma que en algunos países ha llegado a prohibirse su uso como moneda de cambio y en otros se ha dificultado su uso imponiendo determinadas restricciones o tasas. Lo que se ha hecho en la mayoría de los países es regular a nivel fiscal su utilización para asegurarse que las transacciones que se realizan con Bitcoin no quedan exentas de pagar los correspondientes impuestos. Una vez se han establecido estas normas no debería haber más problema para poder utilizar Bitcoin como moneda de cambio, al igual que se pueden usar otras monedas alternativas, pero la falta de conocimiento por parte del usuario respecto a la situación legal y fiscal de la criptomoneda, no resulta nada positiva de cara a su implantación de manera masiva en el ámbito comercial.

7. Exceso de expectativas: cuando Bitcoin empezó a ser conocido en los ámbitos tecnológicos y económicos, mucha gente se lanzó a estudiarlo como si estuviésemos ante una revolución similar a la que hemos vivido en los últimos 20 años con Internet. De esta forma se llegaba a decir que Bitcoin era al dinero lo que Internet ha sido a las comunicaciones o al comercio y que por lo tanto su adopción sería masiva y cambiaría por completo las reglas de juego en el ámbito económico. Sin embargo hemos visto que el crecimiento del uso de la criptomoneda no ha resultado tan explosivo y que han aparecido muchas dificultades a los que no tuvo que enfrentarse Internet en su nacimiento. Quizás si no se hubiese existido este exceso de expectativas, no se habrían producido las situaciones que hemos comentado anteriormente como la especulación, los robos, la oposición de los gobiernos, de manera que la tecnología habría ido demostrando poco a poco sus cualidades y la adopción habría sido más lenta pero más segura.

8. Dudas sobre su escalabilidad: durante los 5 primeros años de vida Bitcoin la comunidad de desarrolladores que lo ha soportado y mejorando, ha estado muy cohesionada, de forma que los grandes retos a nivel tecnológico a los que se han enfrentado se han ido superando. Pero a principios de 2016 saltaron las alarmas en la comunidad cuando Mike Hearn, uno de los principales desarrolladores de la criptomoneda decidió abandonar la comunidad criticando los intereses que la movían y el error que se estaba cometiendo al no afrontar el problema de la escalabilidad de la cadena de bloques. Este problema podría llegar a hacer ineficiente la criptomoneda por la lentitud en la verificación de las transacciones. Sobre este aspecto se debate desde hace un tiempo en la comunidad y parece no existir una solución sencilla, por lo que se está generando una incertidumbre que no resulta nada positiva para el futuro de Bitcoin.

Razones por las que Bitcoin puede llegar a ser un gran éxito

Pese a todos los aspectos expuestos anteriormente, la lógica nos hace pensar que Bitcoin tiene todo su sentido y con el tiempo debería evolucionar para convertirse en una alternativa real al dinero convencional. Veamos a continuación algunas de las palancas que pueden hacer que cambio la situación respecto al uso de la criptomoneda.

1. Internet merece una moneda digital: si poco a poco se van superando todas las dificultades que hemos comentado anteriormente y no surgen otras que lo limiten aún más, lo lógico sería que Bitcoin o alguna de sus alternativas, llegue a tener una relevancia importante de cara a su utilización para las transacciones económicas digitales. Si hemos visto que en determinadas ciudades del mundo el uso de una moneda alternativa llega a tener una importante implantación, en Internet podría suceder algo parecido, en cualquier momento, ya sea de manera completamente abierta o colaborativa como propone Bitcoin o de manera cerrada a través de alguna empresa, que desarrolle una red social o mundo virtual, en la que se use de manera masiva una moneda digital.

2. La tecnología que lo sustenta es una gran invención: de lo que nadie tiene duda respecto de Bitcoin es que una de sus partes, lo que se denomina Blockchain, es una gran invención, hasta el punto de que en estos momentos un gran número de bancos están trabajando para utilizarlo en sus sistemas internos, porque a nivel de seguridad y eficiencia resulta mucho mejor que las tecnologías que se estaban utilizando anteriormente. Blockchain no para de recibir todo tipo de apoyos por parte de instituciones públicas y privadas, como es el caso de la más reciente realizada por la Casa Blanca que ha emitido un informe relacionado con las nuevas tecnologías que los ciudadanos norteamericanos utilizan para manejar sus finanzas y sobre las empresas que se están integrando al sistema financiero estadounidense y global. En esta lista de nuevas tecnologías resalta la tecnología de Bitcoin, específicamente Blockchain. La publicación ha sido realizada por Adrienne Harris, Asistente Especial del Presidente en Políticas Económicas.

3. La tendencia en Internet es la desintermediación: algunas de las empresas más relevantes del momento en Internet basan su principal propuesta de valor en la desintermediación de negocios tradicionales y aplican estrategias de desarrollo más eficientes que les permiten lograr una ventaja competitiva respecto de los competidores anteriores. De esta forma vivimos un momento en el que la mayor empresa de transporte del mundo se llama Uber y no tiene vehículos en propiedad y la mayor empresa de alojamiento turístico del mundo se llama Airbnb y no tiene hoteles en propiedad. Del mismo modo en el ámbito financiero vivimos el auge de las empresas de Fintech que están logrando introducir productos y servicios que mejoran la experiencia de las personas y las empresas en el ámbito financiero. Si esta tendencia a la desintermediación continúa, es lógico pensar que llegará un momento en el que suceda lo mismo con el dinero, de manera que las monedas digitales y las criptomonedas lleguen a tomar una mayor relevancia a nivel económico.

4. El movimiento Open Source: si analizamos el éxito de iniciativas de software libre como la Wikipedia y WordPress entenderemos la razón por la que Bitcoin puede beneficiarse de los factores que han proporcionado ese éxito. En los primeros años de desarrollo de la Wikipedia mucha gente ponía en duda su utilidad, por la falta de confianza que generaba que no existiese ninguna gran empresa o institución verificando la veracidad de los contenidos que en ella se publicaban. Del mismo modo cuando surgieron los blogs nadie pensó que llegarían a lograr la relevancia que ahora tienen, de forma que han permitido que millones de personas expresen su opinión de manera libre y que otros millones de personas tengan esas opiniones como referencia, por encima incluso de los medios de comunicación tradicionales, a los que han llegado a superar en audiencia e influencia. Lo que en este caso le puede faltar a Bitcoin para que llegue a un mayor nivel de popularización es disponer de una aplicación que resulte muy sencilla de utilizar, el equivalente de lo que ha sido Android a Linux. Cuando Linux estaba restringido a los ordenadores su uso resultaba minoritario, sin embargo cuando Google ha utilizado su código para crear Android, ha logrado que mil de millones de personas lo utilicen a diario desde sus teléfonos móviles. En estos momentos Bitcoin necesita el equivalente de lo que ha sido Android para Linux, pero parece que nadie ha sido capaz de crear algo tan sencillo de utilizar para que a la gente le valga la pena usar la moneda digital.

5. Seguridad: si tras siete años de la liberación del código de Bitcoin nadie ha sido capaz de quebrantarlo, quiere decir que una de las finalidades para las que fue concebido, realmente está cumpliendo por completo su misión, lo cual supone una importante ventaja competitiva respecto de otras opciones utilizadas habitualmente para la gestión del dinero de forma digital. Seguramente por esto las instituciones financieras están tan interesadas en la tecnología sobre la que ha sido desarrollada la criptomoneda, y quién sabe si con el tiempo, lo que realmente se esté utilizando para realizar todas las transacciones económicas digitales sea el código de Bitcoin, aunque nosotros ni siquiera nos demos cuenta, porque la información que se muestre al usuario esté basada en las monedas oficiales.

6. Las inversiones realizadas en Startups: la inversión en empresas que utilizan la tecnología de Bitcoin y fomentan el uso de la criptomoneda, podría haber sido una burbuja incentivada por la importante revalorización de la moneda respecto a otras divisas durante el año 2013. En ese momento donde la cotización de Bitcoin respecto a otras divisas no paraba de subir, fue donde se realizaron las mayores inversiones en startups como Coinbase, Bitpay, Ripple, Blockchain, 21.co, Circle y Xapo, incluso se llegaron a crear aceleradoras y fondos de venture capital dedicados exclusivamente a este sector. Muchas de estas empresas tecnológicas ahora ya no se centran en Bitcoin como moneda sino en la tecnología que lo sustenta, pero nada impide que con el tiempo, cuando la sociedad se muestre más receptiva al uso de criptomonedas, recuperen su actividad con Bitcoin y actúen como punta de lanza para su adopción a nivel masiva en el mundo.

Bitcoin, que existe sólo como un objeto matemático, tiene muchas ventajas sobre el papel físico y las monedas. Es seguro, porque se basa en un código criptográfico casi inviolable. Rompe el circuito de los gobiernos, bancos centrales, los intermediarios financieros – tales como Visa, MasterCard, PayPal y los bancos comerciales-  eliminando retrasos y los costes de las transacciones. Profesor de finanzas en UCLA Anderson School of Management

Startups más relevantes a nivel internacional dedicadas a Bitcoin

Coinbase cuenta con 106 millones de dólares de inversión. Entre sus inversores destaca el fondo Andreessen Horowitz que es uno de los que más ha apostado por las criptomonedas y BBVA Ventures, en una muestra de cómo las entidades financieras se han interesado por formar parte del movimiento Bitcoin y también New York Stock Exchange (NYSE). La empresa cuenta actualmente con más 6 millones de clientes que lo utilizan para comprar, vender y guardar bitcoins en su wallet.

Bitpay cuenta con 32 millones de dólares de inversión y ofrece un procesador de pagos basado en Bitcoin, lo que sería el equivalente a Paypal pero para las criptomonedas. Entre los inversores de la empresa se encuentran importantes fondos de inversión como Founders Fund e Index Ventures, además de reconocidos business angels como Ashton Kutcher, Matt Mullenweg y Richard Branson. Su sistema está integrado con importantes ecommerce como Shopify y Gyft, además de ser usado para pagar con bitcoins en empresas como Zynga y Virgin Galactic. La empresa cuenta incluso con acuerdos de colaboración con gigantes tecnológicos como Paypal y Microsoft.

La banca, tal como la conocemos, se encuentra en medio de un proceso de profundos cambios impulsado por la innovación. Hemos participado del mismo al invertir en modelos de pago alternativos y al aceptar bitcoins a cambio de pasajes de Virgin Galactic, la primera línea espacial comercial. BitPay ha probado ser un procesador de pagos en bitcoins seguro y confiable, y ha promovido con sus buenas prácticas el crecimiento del mercado y la adopción de la criptomoneda. Además de contribuir con esta nueva revolución monetaria, BitPay le ha inyectado confianza y legitimidad. Richard Branson

Xapo es la startup fundada por el emprendedor argentino Wences Casares, quien también fundó el banco online Patagon comprado por Banco Santander en el año 2000. La empresa pone su foco en la seguridad de las transacciones realizadas con Bitcoin, de esta forma el Wall Street Journal lo ha denominado como el Fort Knox de los depósitos de bitcoin. Para ello ofrece su servicio Bóveda de Seguridad para que depósitos en bitcoins de sus clientes están sanos y salvos. Además ofrece una Tarjeta de Débito que se asocia automáticamente el monedero Xapo y permite utilizar bitcoins para realizar compras y retirar dinero en efectivo en cajeros automáticos. La empresa cuenta con 4 millones de dólares de inversión que provienen de importantes inversores como Greylock Partners, Index Ventures y Benchmark, también cuenta como inversor con Jerry Yang.

Blockchain es el proveedor de carteras bitcoin más usado en todo el ecosistema de las criptomonedas, contando con más de 7 millones de clientes. La empresa ha recaudado 30 millones de inversores como Lightspeed Ventures, Wicklow Capital, Mosaic Ventures, Prudence Holdings, Future Perfect Ventures y Richard Branson. La empresa ha desarrollado una API para que los comerciantes puedan aceptar pagos en bitcoins de una manera sencilla. Además es un proveedor de información sobre el ecosistema de Bitcoin, ofreciendo todo tipo de datos y gráficos que ayudan a los usuarios y empresas a conocer mejor el mundo de las criptomonedas.

Circle quiere transformar la economía mundial mediante Bitcoin como tecnología segura, simple y más económica para almacenar y utilizar el dinero. Entre los años 2013 y 2015 la empresa ha recaudado 76 millones de dólares, distribuidos en tres rondas de inversión en las que han participado fondos como Goldman Sachs, IDG Capital Partners, Breyer Capital, General Catalyst Partners y Accel Partners. Gracias al dinero recaudado la empresa ha lanzado su aplicación móvil para iOS y Android, así como para la adición de nuevas funciones que permiten a los clientes almacenar, enviar y recibir dinero digital sobre la cadena de bloques.

Chain ha recaudado 43 millones de dólares de inversores como 500 startups, Betaworks, Citi Ventures, Orange, Khosla Ventures, Capital One, Visa y NASDAQ, con el objetivo de utilizar la Blockchain para ofrecer a los bancos, y otras instituciones financieras, soluciones con las que desarrollar nuevas formas en las que realizar intercambios y transferencias de activos financieros.

21.co se convirtió en una de las startups más conocidas en el ecosistema Bitcoin tras realizar una ronda de inversión de 116 millones de dólares con inversores como Andreessen Horowitz, RRE Ventures, Yuan Capital, Qualcomm, Khosla Ventures y Data Collective. Anteriormente la empresa había recaudado 5 millones de dólares en capital semilla. La empresa tiene el objetivo de impulsar el desarrollo y la expansión de la tecnología Bitcoin. Para ello desarrolla proyectos como el 21 Bitcoin Computer definido por la compañía como la primera computadora con hardware nativo y soporte de software para el protocolo Bitcoin, además de un programa educativo para dar a conocer las criptomonedas.

Blockstream ha captado 76 millones de dólares con el objetivo de utilizar Blockchain para desarrollar soluciones que mejoren la eficiencia del capital y la liquidez del mercado. Entre sus principales inversores se encuentran Reid Hoffman, Jerry Yang, Angelist, AXA Strategic Ventures, Horizons Ventures, Khosla Ventures y Mosaic Ventures. La empresa ha centrado sus esfuerzos en el desarrollo de Liquid, la primera sidechain para casas de cambio de Bitcoin. La empresa estima que el uso de Liquid permita reducir el tiempo que tardan las transacciones entre los distintos comerciantes, procesadores de pago y casas de cambio de Bitcoin.

Ripple cuenta con 38 millones de dólares procedentes de inversores como Andreessen Horowitz, IDG Capital Partners y Santander InnoVentures, para desarrollar un sistema digital de cambio de divisas y protocolo de pagos, basado en Bitcoin, que permita a las empresas y bancos completar transacciones y cambiar divisas de forma más rápida y más económica que a través de los sistemas tradicionales.

En España no son muchas las startups que han decidido apostar por las criptomonedas, la mayoría de ellas están recogidas en las noticias publicadas en Loogic. Entre las iniciativas más recientes que vale la pena conocer destaca CLLUC un proyecto liderado por Carlos Barrabés y Alberto Gómez Toribio, uno de los emprendedores españoles que mejor conoce la tecnología Bitcoin. Juntos están realizando una importante labor de difusión de Blockchain y Bitcoin en la industria financiera, lo cual puede resultar muy positivo para que con el tiempo esta tecnología empiece a ser utilizada por muchas empresas para todo tipo de aplicaciones, como por ejemplo en el ámbito de los seguros, la propiedad intelectual y la ciberseguridad.

Posición de las grandes empresas en relación con Bitcoin

Resulta curioso ver que Bitcoin no sólo ha despertado un gran interés a nivel mediático, sino que las grandes empresas también han pensado que era algo de lo que no podían quedarse fuera, quizás tras analizar la tecnología y darse cuenta de su gran potencial o simplemente por no dejar pasar una oportunidad que les pudiese perjudicar en el futuro. La realidad es que los principales fondos de inversión, que a su vez han sido inversores de las empresas principales empresas tecnológicas, han invertido en startups dedicadas a Bitcoin. Igualmente importantes empresarios del mundo tecnológico como Jerry Yang (Yahoo), Reid Hoffman (Linkedin), Richard Branson (Virgin) y Matt Mullenweg (WordPress), han visto que existía una oportunidad en la criptomoneda, que no podían dejar pasar. En lo que a empresas del ámbito financiero se refiere la respuesta ha sido casi unánime, había que estar en Bitcoin por lo que pudiese pasar. De esta forma por ejemplo en España hemos visto como Bankinter decidió ser el primer banco del mundo en invertir en una startup de Bitcoin al entrar como socio en Coinffeine. Posteriormente los grandes bancos como BBVA y Banco Santander también han decidido entrar a formar parte de empresas de Bitcoin como Coinbase y Ripple respectivamente. Estas inversiones han permitido a los bancos conocer de primera mano los pros y los contras de la criptomoneda e incluso comenzar a desarrollar productos basados en su tecnología, como es el caso de la aplicación para realizar transferencias internacionales, basada en la cadena de bloques, que Santander UK ha desarrollado junto con Ripple y que se encuentra en periodo de pruebas por parte de los empleados del banco.

Otro ejemplo muy representativo del gran interés que tiene la Banca en Bitcoin es la participación en el proyecto R3CEV del que forman parte 40 de las instituciones financieras más importantes como son  BBVA, Bank of America, Barclays, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan, Morgan Stanley, Société Générale, BNP Paribas, Canadian Imperial Bank of Commerce, ING, Commerzbank y UBS, entre otros. Se trata de una especie de consorcio que se dedica a realizar experimentos en el ámbito financiero para el desarrollo de tecnología Blockchain estándar. Uno de los experimentos que se ha realizado recientemente es la creación de una cadena de bloques basada en la red pública Ethereum (alternativa a Bitcoin) y alojada en una red privada en la plataforma Microsoft Azure.

Las grandes empresas tecnológicas tampoco quieren quedarse fuera de la gran revolución que puede suponer la tecnología sobre la que se sustentan las criptomonedas para el ámbito financiero. Prueba de ello es el desarrollo por parte de Microsoft de Ethereum Blockchain as a Service (EBaaS), una plataforma en la nube que permite a sus usuarios acceder fácilmente a un entorno de desarrollo basado en la tecnología blockchain. EBaaS está disponible para los usuarios de Azure que deseen hacer uso de sus funciones y comenzar a experimentar libremente con las posibilidades que ofrece la tecnología blockchain. Microsoft considera que Ethereum ofrece una de las mejores alternativas para las empresas que deseen experimentar con la cadena de bloques, al ofrecer una blockchain programable, a través de una plataforma abierta, flexible y personalizable. Por lo tanto, resulta ideal para satisfacer las necesidades de los clientes de Microsoft Azure permitiéndoles innovar y ofrecer nuevos servicios como contratos inteligentes y aplicaciones distribuidas.

Qué tiene que ocurrir para que Bitcoin se utilice de manera masiva

Una circunstancia que podría hacer que Bitcoin se adoptase de manera masiva sería que en un país determinado las ventajas de la criptomoneda, con respecto al dinero convencional, fuesen tan grandes para los ciudadanos se decidiesen de manera unánime a empezar a utilizarlo. Cuando en el artículo dedicado a los pagos con el móvil pusimos a Kenia como ejemplo de adopción masivo de un sistema de pago a través de los SMS, podríamos ver pronto cómo una situación similar ocurre en otro país con Bitcoin u otra criptomoneda. En algunos países ya se han producido situaciones donde los ciudadanos han podido percibir el poco control que tienen sobre su dinero y cómo los gobiernos pueden decidir en momentos concretos abusar de su situación de poder para “secuestrar” el dinero de sus ciudadanos a través de los llamados “corralitos”. En cualquier momento esto puede volver a suceder en algún lugar del mundo y si la sociedad se organiza, al igual que lo ha hecho para muchas otras cosas, podría hacerlo para prescindir del uso de la moneda oficial y empezar a usar una moneda alternativa basada en Bitcoin o alguno de sus derivaciones. Al igual que ha ocurrido con otros movimientos sociales a lo largo de la historia, la situación podría trasladarse a otros países y poco a poco se produciría una migración masiva hacia el uso de Bitcoin como moneda alternativa basada en un movimiento social en lugar de institucional.

Otra opción para que Bitcoin se convierta en “mainstream” sería que alguna gran empresas tecnológica como Google, Facebook o Amazon, tomasen la iniciativa de utilizar Bitcoin como moneda de cambio en sus plataformas de ecommerce, o que las grandes empresas de medios de pago online como puede ser Paypal ofreciesen la opción de convertir el saldo de dinero convencional en criptomonedas y de esa forma cualquier operación que se realizase online estaría basada con la moneda digital. Esta posibilidad parece bastante improbable porque estas grandes empresas aún no parecen haber tomado un posicionamiento claro respecto a Bitcoin y sobre todo por la posible oposición o trabas que podrían recibir por los gobiernos de los países en los que operan, que seguramente no verían con buenos ojos esta estrategia y se opondrían a ella, realizando todo tipo de presiones para impedirla.

Analizar el recorrido de Bitcoin y su posible éxito o fracaso, es una buena oportunidad para entender cómo funcionan y evolucionan las nuevas invenciones tecnológicas. En sus ocho años de funcionamiento han sucedido muchísimas cosas en relación con la criptomoneda y seguramente sucederán aún muchas más. Si en sus primeros años de vida el foco estuvo puesto en su utilidad como divisa, ahora la balanza se ha decantado por la tecnología, por la que se están interesando las principales instituciones financieras del mundo, de forma que es muy probable que con el tiempo la base tecnológica sobre la que se asiente todo el dinero, a nivel de seguridad, sea la cadena de bloques que fue inventada al mismo tiempo que Bitcoin.

 

5 comentarios sobre “Por qué Bitcoin ha fallado

  1. excelente visión de los echos
    pero como siempre se debe confiar en la tecnología. y aprovechar lo que nuestros antecesores vieron.-una moneda para ayudar a los que menos tienen como países del tercer mundo
    atravesar la pobreza desde la raíz y comenzar a denunciar a aquellos que le hacen tanto mal al sistema aprovechando la ignorancia del” porque se ideo” y si creo que es la moneda del Internet es que falta todavía por parte de los grandes arriesgar y dejar de especular
    abrazo Amigo.

  2. Yo soy un firme detractor del bitcoin y no solo de este si no de todas las criptomonedas, por las simples siguientes razones:

    1.- No es un sistema equitativo, si no mas bien injusto, los “early adopters” son los que al principio les cuesta muy poco minar y conforme hay mas demanda de la moneda, su riqueza aumenta sin hacer nada, muy util para esos flojos y avariciosos especuladores. Es en esencia un esquema ponzi, sin temor a escandalizar, un sistema fraudulento. Esta para mi es la primera, mas peligrosa y suficiente razón para hecharle en saco roto.

    2.- Es una tecnologia informatica, por ende sujeta a la despiadada vertiginosidad de la industria, para muestra un boton, basta con echar mano de revistas informáticas de los años ochenta o noventa y ver como tecnologias han venido y se han ido, ¿El bitcoin es capaz de conservar la riqueza a travez de las décadas (ya no hablemos de siglos)? por ejemplo si yo quiero dejar a mis hijos o a mis nietos una riqueza expresada en bitcoins ¿Lo podría hacer tal cual lo puedo hacer con el oro fisico? No no lo creo, quien sabe que existira en vez de las actuales computadoras en 50 años mas, quien sabe que sistemas operativos habra y programas y si estos podrán usar los “wallets” de bitcoins. Sin ir mas lejos, la computación cuántica representa la mayor y mas seria amenaza (de muerte) de la criptologia tal como la conocemos. ¿Que pasara con el bitcoin?

    3.- ¿Quien determina el tamaño maximo de la masa monetaria? por ahora dicen que solo habra 21 millones y que es el mismo mercado quien “garantiza” según ellos por el animo de lucro que esta cifra no cambiara, ¿de verdad? y si eventualmente decidieran aumentar la masa monetaria, ¿como la expedirían?, esta claro que no como las tradicionales monedas en forma de deuda, ¿una vez mas los mineros con avanzados y eficientes sistemas mineros tendrán ventaja? ¿que pasara con la riqueza de los que ya tienen bitcoins, se devalua y volatiliza?

    Esta claro que las monedas tradicionales sufren de muchos males, iguales que los expuestos en mis puntos, pero en menor medida y debido a la confianza otorgada por su masivo uso de parte de sus usuarios estas son mas solidas, sencillamente el bitcoin es un curioso experimento y no es viable como moneda de curso legal.

  3. Ahora, un año después de publicar este artículo, Bitcoin empieza a tener más popularidad. Y no estoy hablando de otras criptomonedas como por ejemplo Ethereum.

    1. Andrej, es cierto que la popularidad de Bitcoin está mejorando mucho, sobre todo porque cada vez más gente ve un gran potencial en la tecnología que lo sustenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *