net zero archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged net zero

Así nos enseñan los diseñadores a reducir las emisiones

Publicado el 10 noviembre, 2022

A todos nos gustaría habitar en un mundo sin contaminación. Por mucho o poco que creas en el cambio climático y el papel que ha jugado el ser humano al respecto, lo cierto es que la contaminación de la atmósfera, la tierra y el agua es algo que debería preocuparnos lo suficiente como para hacer lo posible por reducirla o incluso paliarla.

Por esto nos parece especialmente interesante el trabajo que ha realizado el Design Team de Sngular, liderado en esta iniciativa por David Álvarez, para promover el concepto Net Zero Design y con ello aportar la visión de los diseñadores al mundo de la sostenibilidad.

Así nos cuenta el propio equipo de diseño de Sngular que es para ellos el Net Zero Design:

Net Zero significa recortar las emisiones de gases de efecto invernadero hasta dejarlas lo más cerca posible de emisiones nulas, con algunas emisiones residuales que sean reabsorbidas desde la atmósfera mediante, por ejemplo, el océano y los bosques. La ciencia ha demostrado claramente que a fin de evitar los peores impactos del cambio climático y para conservar un planeta habitable, el aumento global de la temperatura necesita limitarse a no más de 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. En la actualidad, la Tierra ya tiene un calentamiento superior a 1,1 °C en comparación a finales del siglo XIX, y las emisiones continúan elevándose. Para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C, tal como se exigió en el Acuerdo de París, es necesario que las emisiones se reduzcan alrededor del 45 % para 2030 y que se alcance el cero neto hacia 2050.

Es un error común pensar que los productos y servicios digitales son más limpios y evitan emisiones, sin embargo debemos saber que todo lo digital consume energía permanentemente: los datos se almacenan y se consumen en dispositivos físicos; los data centers son grandes consumidores de energía y se han emitido muchos gases de efecto invernadero en su construcción; igualmente todos los dispositivos donde consumimos productos y servicios digitales son físicos y se ha emitido gases de efecto invernadero durante su construcción.

Bajo estas premisas el design team de Sngular se propuso el reto de calcular la huella de carbono de un equipo de diseño en un proyecto dado. Para ello tenían que calcular cuánto CO2 emite una persona del equipo, durante una jornada de trabajo (8 horas), con un setup estándar de monitor (27”), ordenador portátil, ratón o tableta y trabajando en la nube (Google Workspace, Figma, Miro….) desde casa (como parte de una empresa full remote). También tenían que tener en cuenta los desplazamientos en medios de transporte, si era necesario juntarse, por ejemplo, en sesiones de ideación con cliente. Y este fue el resultado:


En base a este análisis el equipo consideró que debía reducir esas emisiones y se propuso adoptar algunas buenas prácticas para reducir sus emisiones:

  • Reducir nuestro consumo de energía sobre todo optimizando alumbrado (LED), calefacción (bombas de calor o aerotermia) y aire acondicionado (inverter).
  • En la medida que se pueda usar una fuente de energía renovable (p.e. placas solares) o buscar un proveedor de energía renovable.
  • Contratar proveedores de servicios digitales (hosting, herramientas en la nube) que usen energía de origen renovable certificado.
  • Optimizar nuestro consumo de Internet. Cerrar pestañas del navegador o usar extensiones tipo “tab suspender”. Consumir menos vídeo.
  • Optimizar nuestro consumo y almacenamiento de datos. Evitar correos innecesarios, eliminar datos periódicamente (correos, documentos). No necesitamos tener todo guardado por tiempo indefinido, la mayoría de datos no se usan pasados unos meses.
  • Renovar dispositivos. La media de consumo de equipos MacBook pro equipados con procesador M1 era 3 veces menor que los equipados con Intel Core i7.
  • Evitar viajes salvo que sean indispensables. Priorizar el transporte público frente al vehículo privado y el tren frente al avión.

Después de reducir todo lo que que sea posible nuestras emisiones, habrá una cantidad que no podamos evitar y que tendremos que compensar para llegar al objetivo de cero emisiones netas. La compensación de emisiones consiste en financiar o implementar un proyecto ambiental que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera de manera que las emisiones reducidas en el proyecto compensen las emisiones de nuestros procesos. Los más habituales son:

  • Proyectos de reforestación o plantación de árboles
  • Proyectos de energía renovable que permiten la producción de energía más limpia y la sustitución de energías contaminantes por energía verde.

En todo caso tenemos que tener en cuenta que en general la compensación es algo muy incipiente y aún poco regulado y debemos redoblar esfuerzos en garantizar que la iniciativa que financiemos tenga un impacto real.

Finalmente este equipo de diseño nos aporta su visión al respecto de las iniciativas que puede llevar a cabo cualquier diseñador para contribuir a minimizar las emisiones contaminantes que genera con su trabajo a través de algunas decisiones de diseño que podemos adoptar para hacer productos y servicios digitales menos contaminantes:

  • Arquitectura de información: cuanto más fácil es encontrar el contenido, menos páginas tiene que cargar un usuario para localizar la información. Esto significa que se realizan menos solicitudes al servidor y que los elementos de las páginas, como fotos y videos, que consumen mucho ancho de banda, tampoco se cargan. Estos pequeños ahorros de energía se acumulan con el tiempo.
  • Optimización del desempeño: la sostenibilidad y la velocidad de la página van de la mano. Cuando un sitio web se ejecuta de manera más eficiente, usa menos potencia de procesamiento, por tanto menos energía y tendrá una menor huella de carbono.
  • Procesos sencillos: procesos más cortos y ligeros, que requieran menos actividad del usuario/a redundan en una mejor experiencia de usuario y en un menor consumo de energía. Evitar “customer journeys” innecesariamente largos.
  • Green hosting: los servidores que almacenan los archivos que componen las páginas web requieren energía las 24 horas del día, por lo que usar un proveedor de alojamiento que funcione con energía 100% renovable puede tener un gran impacto.
  • Utilizar imágenes de manera eficiente: los archivos de imagen constituyen la mayor parte del tamaño de archivo en la mayoría de las interfaces web. Debemos asegurarnos de que todas las imágenes tengan un propósito justificado. Tamaño de las imágenes lo más pequeño posible y usar alternativas como ilustraciones SVG y estilos CSS. Usar formatos como WebP o AVIF
  • Utilizar el menor número de fuentes posible: múltiples tipos de letra y múltiples pesos de fuente pueden acumularse rápidamente, lo que aumenta el uso de energía y provoca un rendimiento lento. Usar fuentes personalizadas con moderación, preferentemente usar fuentes del sistema que ya están en los dispositivos de los usuarios. Si usamos fuentes personalizadas asegurarnos que solo descargamos los pesos e idiomas que se van a utilizar.
  • Uso de videos y animaciones: las animaciones pueden consumir mucha energía debido a archivos más grandes y una mayor necesidad de procesamiento. Debemos sopesar detenidamente el uso de videos y animaciones, asegurándonos que realmente agreguen valor para los usuarios. Evitar vídeos con autoplay. Evitar usar GIF y usar MPEG4.
  • Color: algunos colores consumen más energía en pantalla que otros. El negro sería el color que menos energía consume y el blanco el que más. En este sentido el uso de modo oscuro (Dark mode) es una buena práctica para reducir el consumo de energía.

Como ves cualquier profesional puede hacer mucho por reducir sus emisiones contaminantes, sobre todo sin tener que renunciar a su calidad de vida o que esto suponga un retraso a nivel del progreso tecnológico y económico del que venimos disfrutando desde hace décadas. Por esto es muy importante que seamos diligentes a la hora de desarrollar estas estrategias relacionadas con la sostenibilidad, de forma que por un lado ayuden a mejorar la situación relacionada con la contaminación y el deterioro ambiental, pero que por otro lado no supongan un lastre para la mejora de las condiciones de vida de las personas.

A este respecto uno de los temas sobre los que pensamos puede ser más interesante reflexionar es el relativo al teletrabajo, donde tenemos la sensación de que se toman decisiones de manera muy arbitraria sin tener en cuenta todos los factores que lo determinan. Porque por ejemplo a nivel de contaminación, especialmente en las ciudades, se podría reducir enormemente si la mayoría de las personas que realizan trabajo de oficina pueden teletrabajar. Sin embargo no vemos que las empresas que han optado volver al trabajo presencial para seguir haciendo lo mismo hacían desde casa, se propongan aplicar metodologías, como puede ser la gestión por objetivos, que reduzca la necesidad de presencialidad, sin que esto suponga una falta de control sobre lo que está sucediendo en la empresa y cuáles son las prioridades que puedan tener sus trabajadores.

Etiquetas: , , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar