impresion 3D archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged impresion 3D

La aplicación del Edge Computing en la Industria 4.0

Publicado el 13 enero, 2022

Cuando en 2016 hablamos de Industria 4.0 hicimos referencia a la aplicación de tecnologías como Internet of Things, Big Data, Cloud Computing, Realidad Virtual y Aumentada, Impresión 3D, Inteligencia Artificial y Robótica, en la industria, pero no hablamos entonces del concepto de Edge Computing y hoy vamos a aprovechar para realizar una actualización al respecto.

Para ello nos vamos a apoyar en los contenidos que ha realizado la empresa Barbara IoT, que ha desarrollado una plataforma de software de Edge Computing Industrial enfocada en la ciberseguridad, que permite crear, desplegar y ejecutar algoritmos de Inteligencia Artificial en miles de nodos edge distribuidos. Además la empresa está realizando el barómetro del Edge Computing en España, que una vez publicado puede resultar un documento muy interesante para conocer el estado del arte de esta tecnología en nuestro país.

El auge del Edge Computing en el IoT Industrial

El Edge Computing en el marco del IoT Industrial hace referencia al conjunto de sensores y actuadores que interactúan con el mundo físico, como los gateways, concentradores y otros nodos IoT que se comunican localmente con los primeros. De esta forma el edge es la contraposición a el cloud, ya que mientras que el cloud representa un conjunto de servicios y sistemas que están remotos y alejados de la toma de datos, el edge es el plano local y el conjunto de elementos más cercanos a la captura de información y de interacción con nuestra realidad física.

De esta forma cuando hablamos de Edge Computing nos referimos al conjunto de técnicas orientadas al tratamiento, análisis y explotación de los datos que se capturan a través de los diferentes elementos que forman parte del propio edge. Además la ejecución de algoritmos y la toma automatizada de decisiones se realiza en los propios dispositivos, sin necesidad de enviar toda la información a la nube y se traslada toda la potencia de computación de la nube al edge, pasando de un modelo de explotación de datos central a uno descentralizado.

Gracias a esta tecnología se logra un importante ahorro en ancho de banda y se evitan problemas de latencia, al explotar los datos (o parte de ellos) cerca de la fuente, lo que permite que la toma de decisiones mucho más rápida. Todo esto además suele redundar en un ahorro de costes al usar menos recursos en la nube y el pago a los proveedores correspondientes se reduce considerablemente.

Y para conocer mejor en qué consiste la actividad de Barbara IoT en relación con el Edge Computing hemos realizado la siguiente entrevista a su CEO David Puron.

¿Cómo surge la idea de crear Barbara IoT y cómo ha sido su desarrollo hasta el momento?

El 20 de septiembre de 2016, Internet sufrió el ataque de DDoS (denegación de servicio distribuida) más grande de su historia. Para ello, se había utilizado un malware llamado Mirai, que estaba especialmente diseñado para controlar remotamente dispositivos IoT. El equipo fundador de Barbara acabábamos de completar la venta de nuestra anterior compañía, y nos dimos cuenta de que contábamos con un equipo experto en ciberseguridad y dispositivos conectados que tenía la experiencia y conocimientos para crear un producto que, en el futuro, evitase este tipo de problemas. Así ideamos la creación del primer sistema operativo seguro para dispositivos IoT: Barbara OS.

Nuestros clientes nos iban pidiendo cada vez más sofisticación en Barbara OS, y a día de hoy es la piedra angular de una plataforma que no sólo permite securizar los dispositivos, sino que además permite controlarlos y ejecutar remotamente aplicaciones complejas y distribuidas en ellos. El propio mercado nos ha llevado así hacia el Edge Computing, antes siquiera de que los analistas lo identificaran como una tendencia.

Tras unos primeros años de fuerte inversión en producto apoyada por financiación propia, pública y de venture capital, estamos muy contentos porque desde 2020 hemos entrado en fase de crecimiento, con un producto validado por el mercado, y con un aumento exponencial de clientes e ingresos.

¿Por qué habéis decidido especializaros en el desarrollo del Edge Computing en la industria?

Nosotros trabajamos bajo la hipótesis de que la adopción del Cloud Computing se encuentra con ciertas barreras en empresas industriales que tienen activos muy críticos y muy distribuidos. Siempre suelo poner el mismo ejemplo, conectar al cloud los sensores de acceso de una oficina puede ser un proyecto viable. Sin embargo, si hablamos de conectar sensores y actuadores de los más de 90.000 centros de transformación eléctrica que opera Iberdrola en todo el territorio nacional, aparecen grandes retos tales como la escalabilidad, la latencia, o la ciberseguridad, que hasta la aparición del Edge Computing no tenían solución sencilla.

Es por tanto, que estos sectores industriales con activos críticos y muy distribuidos, tienen la necesidad, la urgencia, y la capacidad de beneficiarse de una tecnología como la que ofrecemos en Barbara IoT. El sector eléctrico de las Smart Grids es uno, pero otros sectores como el el tratamiento y distribución de agua, oil & gas, transporte ferroviario, gestión de infraestructura pública y privada o logística industrial, están empezando a desplegar Edge Computing a escala para reducir costes y optimizar la operación y mantenimiento de activos.

¿Podrías contarnos algún caso de éxito de aplicación de vuestra tecnología en una fábrica?

Tenemos multitud de casos, pero uno que es especialmente ilustrativo es el de una gran cadena de logística con la que llevamos trabajando desde 2017. Estaban buscando optimizar y automatizar el sistema de guiado de sus toros mecánicos por almacenes integrándose con un ERP en la nube. Durante la integración, surgieron los problemas de latencias, cobertura y escalabilidad que causaron el fracaso de hasta tres soluciones.

Cuando llegaron a Barbara IoT, estaban a punto de dar el proyecto por perdido, pero en una semana desplegamos nuestra tecnología de Edge Computing con un algoritmo de guiado automático en 10 vehículos del almacén, y el rendimiento y fiabilidad fue tal, que menos de un año la solución se desplegó todos los almacenes distribuidos a nivel internacional. Con esta solución, nuestro cliente ha conseguido reducir sus pérdidas por retrasos y errores humanos en su proceso logístico en hasta un 30% de manera global.

Otro caso interesante vino de la mano de Grupo Cuerva, distribuidora eléctrica líder en el Sur de España, y que se encuentra en pleno proceso de aceleración empresarial desde 2019. Cuerva necesitaba disponer de los datos en tiempo real (<1 minuto) de los equipos que operan su red de media y baja tensión, para poder generar alarmas instantáneas sobre la calidad del suministro eléctrico. Actualmente, con tecnologías centralizadas tipo SCADA, el acceso a estos datos es limitado y las alarmas sufrían retrasos de hasta 15 minutos. Con el uso del Edge Computing industrial de Barbara, la captura y proceso de datos se obtienen en tiempo real incluso por debajo de los objetivos iniciales del proyecto, ya que se pueden obtener datos de calidad con refresco de 30 segundos. Esto permite a Grupo Cuerva dar un mejor servicio y limitar las pérdidas ante fallas de mejor manera que aquellos competidores que no disponen de un sistema similar.

¿Cuáles son los retos más importantes a los que se enfrenta la industria en materia de digitalización?

Existen retos comunes a todas las industrias como la falta de partidas presupuestarias, o la falta de claridad sobre los retornos de inversión o los nuevos modelos de negocio. Pero sin duda los mayores retos que nosotros vemos en la digitalización de la industria giran alrededor del factor humano.

Por un lado, la falta de profesionales cualificados. Hace poco Eurostat publicó una estadística de empleo, en la que el número de empresas que buscaban perfiles técnicos de IT había pasado de 19% en 2019 a 72% en 2020. Esta tendencia es creciente, y a día de hoy, la oferta de profesionales capacitados para acometer proyectos complejos de digitalización es muchísimo menor que la demanda. Esto todavía se ve más agravado por la proliferación del trabajo totalmente remoto que ha impulsado la pandemia. Ahora, las empresas que queremos contratar, competimos con empresas en otros territorios como USA, que pueden ofrecer salarios y beneficios mucho más altos por su contexto económico. Todo ello es una tormenta perfecta para que, como decía el informe de Eurostat, más de la mitad de las vacantes para puestos relacionados con IT estén a día de hoy sin cubrir.

También existe el reto de los conflictos culturales que aparecen cuando las empresas comienzan a digitalizar sus activos y procesos. Esto, que ocurre principalmente en empresas industriales, crea recelos en los departamentos productivos acostumbrados a una manera de trabajar, que ven riesgos en su estabilidad laboral o capacidad de operación. Se habla en algunos casos de la lucha entre IT (tecnologías de la información) y OT (tecnologías de la operación), cuando en realidad son dos mundos condenados a integrarse y entenderse. Pero esto sólo puede ocurrir cuando existe un liderazgo corporativo con una visión de digitalización muy clara y capaz de transmitir y coordinar las diferentes culturas y organizaciones.

¿Cómo ves el futuro de la industria en relación con tendencias como la impresión digital y otras tecnologías que fomentan la descentralización?

Yo pienso que la descentralización es una tendencia necesaria para la sostenibilidad del futuro. Como decía nuestro director de producto hace poco en otra entrevista, el mundo tiende hacia una descentralización en la toma de decisiones, lo vemos en muchas innovaciones tecnológicas y en conceptos como Blockchain, Crowdsourcing o Crowdfunding. Mientras tanto, la industria ha cambiado menos en los últimos años. Uno de los problemas de la Industria es que está basada en tecnologías que tienen 40 años y, sobre todo, en paradigmas que tienen más de 100 años. No hay duda de que esta era, está llegando a su fin, y al igual que el resto del mundo la industria poco a poco irá descentralizándose, para ser mucho más eficiente en aspectos como el consumo energético, la resiliencia ante problemas y la ciberseguridad.

En este sentido, el Edge Computing, o más concretamente la inteligencia artificial en el extremo, IA en el Edge, es una pieza clave para conseguir esta descentralización. Esta capacidad de distribuir la inteligencia artificial entre miles de dispositivos localizados mucho más “cerca del dato”, presenta unos beneficios claros frente a las grandes estructuras cloud complejas de mantener, escalar y proteger. Gartner prevé que en 2025 más de la mitad de los datos generados por corporaciones se tratarán en el extremo y no en la nube..

En Barbara IoT creemos que aquellas industrias que no sigan la tendencia de la descentralización y distribución, tienen un alto riesgo de desaparecer por falta de competitividad.

Por tanto, nuestra misión es usar el Edge Computing para permitir llevar la inteligencia artificial a plantas descentralizadas y crear máquinas cognitivas, capaces de pensar y actuar en tiempo real de forma autónoma y segura. Todo esto, para evolucionar hacia una industria mucho más competitiva, pero a la vez más sostenible y humana.

El trabajo de Sngular en IoT Industrial

En el IoT Industrial Team de Sngular también llevan años trabajando para llevar la tecnología IoT al ámbito de la industria, donde ofrecen soluciones llave en mano, diseñando nuevos entornos y, a la vez, adaptándose a las tecnologías preexistentes en el cliente, garantizando su control del dato y la continuidad del negocio sin dependencias de terceros. Parea ello unen sensores, actuadores y gateways mediante los protocolos adecuados, a través de la plataforma software más eficiente y construyen soluciones extremo a extremo uniendo todas las piezas del puzzle.

Así explican desde el IoT Industrial Team de Sngular cómo se está produciendo la transformación tecnológica de la industria manufacturera gracias a las tecnologías exponenciales: en la industria manufacturera se manifiesta claramente la convergencia de dos grandes tendencias, como ocurre también, por ejemplo, en la industria de la energía y del transporte. Por un lado, está la necesidad de realizar una transformación digital para adaptarse mejor a las necesidades de los clientes, las circunstancias del mercado y la alta competencia, y por otro, la necesidad de volverse sostenible. Ambas tendencias de transformación se complementan: la digitalización nos ayuda a ser más eficientes, lo cual ayuda a ser más sostenible, y la sostenibilidad nos marca las pautas para seguir mejorando, no solo a nivel de eficiencia, sino también a la hora de conocer las problemáticas de nuestro entorno y cómo podemos colaborar para resolverlas.

Etiquetas: , , , , ,

La bolsa ya estaba loca

Publicado el 04 febrero, 2021

Las Redes Sociales nos han traído muchas cosas buenas y sin duda también bastantes malas. Entre las buenas podemos hablar de habernos acercado virtualmente a muchos familiares y amigos, de los que estábamos alejados físicamente. Y entre las malas no debemos olvidar toda la crispación que se produce en relación con todo tipo de temas y cómo esto puede afectar psicológicamente a aquellas personas que se dejan llevar por las dinámicas que se generan. Pero este punto incluso puede tener su parte positiva, si eres capaz de abstraerte de ello para que no te afecte, ya que puede servir para reflexionar al respecto de cómo piensa la gente, cuáles son sus criterios y su forma de razonar.

Por ejemplo, durante esta semana se ha estado hablando del caso de la empresa Gamestop, cuya acción en bolsa se ha revalorizado a lo largo de este mes de enero desde 18 dólares a 336 dólares, lo cual ha sucedido supuestamente por la manipulación realizada a través de un foro de la red social Reddit. Esta situación ha llevado a mucha gente en las redes sociales a lanzar todo tipo de opiniones crispadas al respecto de cómo estos aficionados a los videojuegos y la bolsa querían hundir los mercados y acabar con la economía tal y como la conocemos. Lo cual no tiene para nada por qué ser así, pero sí que nos da juego para reflexionar un poco al respecto de cómo funcionan los mercados y por qué ocurren situaciones como esta.

Aquí no vamos a entrar a explicar lo que ha ocurrido con Gamestop, ni siquiera sobre cómo funciona «ponerse corto» en los mercados bursátiles, porque nos parece demasiado complejo de entender y explicar, pero sí que queremos mostrar que este caso es tan solo uno entre muchos, pero más llamativo por cómo se ha producido, al margen de los medios de comunicación y otros círculos tradicionales de influencia, perjudicando a los que normalmente suelen salir más beneficiados por circunstancias como esta. En todo caso, si quieres saber más al respecto puedes leer por ejemplo este hilo de Twitter, aunque si no estás acostumbrado a la terminología bursátil y conceptos como «ponerse corto» puede ser bastante difícil de entender.

Pero lo importante en nuestra opinión no es lo sucedido en Gamestop, sino ver en conjunto lo que está sucediendo en los últimos años en la bolsa con las empresas tecnológicas y el poder que pueden a llegar a tener los nuevos influencers a través de redes sociales, al respecto de marcar tendencia. Como ha ocurrido en este caso al «trolear» a los fondos de inversión, que tienen la mala costumbre de «ponerse cortos» cuando consideran que una empresa puede llegar a quebrar, algo que por mucho que lo permita la ley, no nos parece positivo considerando que detrás de las empresas hay personas que se ganan la vida con ello y clientes que siguen interesados en usar los servicios prestados por la empresa.

Pero qué duda cabe que vivimos en un momento de euforia en los mercados, lo cual implica que estas situaciones se amplifiquen enormemente, un momento en el que podría aplicarse perfectamente la frase atribuida a Rockefeller “Cuando mi limpiabotas invierte en Bolsa yo lo vendo todo». Aunque de lo que sí que tenemos muchas dudas es al respecto de si la euforia durará mucho, de si la crisis económica que está provocando la pandemia del coronavirus volverá a afectar a los mercados, como lo hizo hace un año, o si la gran transformación que está provocando la digitalización de la economía seguirá impulsando el crecimiento de las empresas tecnológicas como Zoom, que durante el año 2020 llegó a multiplicar su valor casi por 10.

Put your money where your mouth is

Y tras esta extraña introducción, llega el momento de aportar valor, al menos de compartir algunas ideas que pueden resultar de mayor utilidad que las anécdotas que acabamos de comentar. De hecho de lo que queríamos hablaros hoy es de informe Big Ideas Report 2021 publicado por el fondo de inversión ARK Invest, que está lleno de ideas super interesantes, no solo de cara a la inversión en empresas tecnológicas, algo que a la mayoría de nuestros lectores probablemente no les interese, sino sobre todo de cara a descubrir qué tecnologías pueden llegar a tener mayor recorrido en los próximos años. Porque no cabe duda de que los mercados bursátiles sirven para anticipar tendencias, por eso las crisis económicas afectan primero a la cotización bursátil y cuando todo el mundo empieza a sentir en sus bolsillos las consecuencias de la crisis, ocurre que la bolsa no para de subir.

Por ver un ejemplo de cómo el informe de ARK Invest puede ayudarnos a entender la relevancia que van a tener determinadas tecnologías en los próximos años podemos fijarnos en el punto 12, dedicado a la impresión 3D, aunque podríamos fijarnos también en los puntos 13, 14 y 15 dedicado a la terapia génica y echar un vistazo a la cotización de las acciones de las empresas que desarrollan la tecnología CRISPR-Cas9, de las cuales hablamos aquí en 2017, para comprobar cómo el valor de esas empresas es un reflejo de la relevancia que va a tener en el futuro la tecnología a la que se dedican.

Y volviendo a la impresión 3D, en ARK Invest han creado un ETF (una especie de fondo de inversión) que busca brindar una exposición específica a las empresas del ecosistema de impresión 3D, incluido el hardware, el software, la medición y los materiales de impresión 3D, con la visión de que la impresión 3D debería transformar la fabricación al proporcionar una mayor complejidad, precisión, eficiencia y personalización del diseño. Un ETF en el que encontramos empresas como Protolabs, que se dedica a la fabricación rápida de piezas personalizadas impresas en 3D, mecanizadas por CNC, de chapa y moldeadas por inyección para la creación de prototipos y la producción a corto plazo. Empresa que en el último año ha duplicado su valor en bolsa y es un claro ejemplo de la relevancia que está tomando esta disciplina tecnológica en el marco de la industria 4.0.

Otro sector en el que ARK Invest ha puesto su punto de mira es el de la exploración espacial, que aunque ahora se encuentre prácticamente limitado al lanzamiento de satélites, promete en el próximos años convertirse en uno de los sectores emergentes con mayor proyección. Lo malo es que actualmente apenas existen empresas de exploración espacial cotizadas en bolsa, por lo que los inversores interesados en participar de este sector, no tienen posibilidad de formar parte de los posibles beneficios futuros que tengan estas empresas, cuando los viajes espaciales y otro tipo de actividades fuera de nuestro planeta se conviertan en una realidad.

La duda es, ¿cuándo podremos los inversores particulares participar en empresas del sector aeroespacial? porque por ejemplo en España, tenemos una empresa pionera en la fabricación de cohetes de nueva generación llamada PLD Space, que está participada por fondos de capital riesgo como Caixa Capital Risc, JME Ventures, Arcano y GMV, pero donde un particular no tiene opciones de invertir. Del mismo modo ocurre con SpaceX o Blue Origin, que son las dos principales empresas del sector denominado New Space, del que llevamos hablando desde 2016 en Futurizable y del que estamos convencidos tendrá un gran desarrollo en los próximos años, no solo como actividad empresarial y científica, sino también a nivel de inversión.

Y para terminar con estos sectores que podríamos enmarcar en el concepto Deep Tech, vamos a fijarnos en la computación cuántica, a la que dedicamos un artículo hace un año, hablando de las principales empresas que trabajan en este ámbito, como son D-Wave, Riggeti, IonQ y Zapata, de las cuales ninguna cotiza aún en bolsa y por lo tanto, como ocurre con el sector New Space, los inversores particulares aún no podemos participar, por mucho que veamos que se trata de una tecnología que va a tener un impacto enorme en el futuro y nos gustaría formar parte de ello.

El auge del Equity Crowdfunding

Ante esta dificultad para invertir en las empresas más innovadoras del momento, el equity crowdfunding se está mostrando como una buena alternativa, no solo para los que ya participaban en startups como business angel, sino también para cualquier pequeño inversor que quiera formar parte de la aventura empresarial que supone el desarrollo de nuevos negocios basados en tecnologías como la ciberseguridad, la genómica, los drones, el eHealth o blockchain, entre otros muchos.

A este respecto podemos fijarnos por ejemplo en dos startups del ámbito de la medicina, que buscan financiación en plataformas de crowdfunding de inversión, como son Memic en Ourcrowd y Freehand en Crowdcube. Ambas empresas han desarrollado robots para ser usados en cirugía y podrían seguir los pasos, en lo que a éxito económico se refiere, de empresas como Intuitive Surgical, que desde que comenzó a cotizar en el Nasdaq en 2016 ha multiplicado por cuatro el valor de su acción.

Y aunque aquí no estamos haciendo un llamamiento a que la gente se dedique ahora a invertir en bolsa en empresas tecnológicas, sí que queremos representar que el valor que están llegando a tener estas empresas, refleja de alguna forma el impacto que las tecnologías que desarrollan va a tener a nivel social y económico. Por lo tanto, deberíamos considerar participar de alguna forma en esta gran tendencia, ya sea sacando provecho a las tecnologías disponibles para mejorar los modelos de negocio de nuestras empresas o invirtiendo en innovación, ya que está claro que el mercado, al menos en estos momentos, está sabiendo apreciar el valor que esto aporta a la economía.

Algunas ideas para empezar a invertir

No os preocupéis que no vamos a convertir Futurizable en un medio de información sobre inversiones y finanzas, pero entre tantos contenidos dedicados a la innovación y la tecnología, tampoco está de más incluir alguno en el que hablemos de temas relacionados, como puede ser en este caso lo relativo a la inversión en empresas tecnológicas.

Por otro lado decir que todo lo que estamos publicando hoy aquí son meramente ideas que hemos ido elaborando con el tiempo, leyendo mucho y observando lo que está ocurriendo en los mercados, pero que no somos expertos en temas de inversión y por lo tanto no se trata de consejos, sino de ideas que parecen tener bastante sentido.

Hecha esta aclaración y para terminar con este artículo, compartimos a continuación algunas de estas ideas a tener en cuenta si estás pensando invertir en empresas de tecnología:

  1. Nunca inviertas dinero que puedes necesitar en el corto o medio plazo: esto deberíamos grabárnoslo a fuego, porque invertir siempre tiene riesgo, por muy segura que parezca la empresa o mercado en el que vamos a invertir. Por lo tanto el dinero que vamos a necesitar en el día a día o a medio plazo, para por ejemplo cambiar de coche o arreglar el que ya tenemos, mejor que se quede en el banco, que ahí sí que está relativamente seguro.
  2. Invierte si tienes dinero que no vas a necesitar en el corto o medio plazo: igual que es un riesgo invertir el dinero que vas a necesitar en el corto o medio plazo, también es un riesgo no invertir si tienes dinero que no vas a necesitar en el corto o medio plazo. Esto es debido a la inflación, que hace que nuestro dinero pierda valor a lo largo del tiempo y por lo tanto para mantener ese valor solo tenemos la opción de invertirlo en un activo que pueda revalorizarse en el largo plazo.
  3. Nunca inviertas pensando el corto plazo: si una cosa está clara, es que resulta imposible saber si un mercado o una acción va a subir o bajar en el corto plazo. Por lo tanto invertir a corto plazo es como ir al casino, algunos se arriesgan con el trading, pero la mayoría pierden dinero, igual que los que van al casino. Lo que sí que funciona es invertir en el largo plazo, siguiendo una tendencia del mercado o de una acción y eso es lo que tenemos que intentar encontrar.
  4. Cuidado con las comisiones: invertir en el corto plazo no solo es arriesgado por la volatilidad, sino que las comisiones, que tenemos que pagar cada vez que compramos o vendemos acciones, también penalizan mucho nuestras rentabilidades. Por lo tanto invertir a largo plazo minimiza este problema al pagar menos comisiones, ya que estamos realizando menos operaciones de compra-venta y no tendemos el coste que implica dicha gestión.
  5. Nunca inviertas a crédito: invertir en bolsa es muy arriesgado, porque incluso empresas que parecen muy seguras, como puede ser un banco, pueden llegar a quebrar y que su valor sea cero. Por esto sería una locura añadirle otros riesgos como invertir el dinero que no tenemos, por ejemplo pidiendo un crédito para invertir o comprando acciones a crédito, como se hace cuando te pones corto.
  6. No inviertas en momentos de euforia: tal y como explicamos hace poco por aquí, en la vida deberíamos desarrollar una actitud de optimista contrario, lo que implica no dejarnos influir por modas o por opiniones interesadas de los demás sino desarrollar nuestro propio criterio fruto de la reflexión y el estudio. Por lo tanto un optimista contrario no invierte en momentos de euforia, porque sabe que es cuando los grandes inversores aprovechan para tomar beneficios.
  7. El último dólar que se lo lleve otro: un buen criterio a desarrollar a la hora de invertir, es vender cuando pensamos que ya hemos ganado suficiente. Lo malo es que la avaricia o el sesgo de aversión a la pérdida, no nos dejan vender cuando estamos viendo que la bolsa o la acción sigue subiendo. Pero como es imposible saber cuándo dejará de subir para empezar a bajar, mejor vender cuando suba, aunque perdamos un posible beneficio, que cuando baje, porque será demasiado tarde.
  8. Aprovecha el poder del interés compuesto: si vendemos nuestras acciones de una empresa cuando ya hemos ganado suficiente y volvemos a invertir en otra empresa, siguiendo nuestros criterios de inversión y nuestra visión al respecto de empresas que pueden tener un buen desarrollo futuro, estaremos aprovechando el interés compuesto, al invertir más capital de lo que invertimos en la primera ocasión. Por lo tanto en la segunda inversión, aunque la revalorización de la acción fuese la misma, el beneficio sería mucho mayor al haber aumentado el capital invertido.
  9. Cuidado con el sesgo del coste hundido: del mismo modo que debemos vender cuando ya hemos ganado suficiente, no debemos caer en la trampa de no vender si ya hemos perdido suficiente. Esto es difícil de hacer, pero no debemos tener miedo a perder si sabemos que va a ser muy difícil recuperar todo el capital invertido, cuando somos conscientes de que nos hemos equivocado. Entonces mejor recuperar algo del dinero invertido y volver a empezar con una nueva tesis de inversión. Para facilitar este proceso de decisión y reducir las posibles pérdidas se suelen usar los denominados stop loss.
  10. Put your money where your mouth is: seguro que has oído la máxima de Warren Buffet al respecto de que solo invierte en aquellas empresas que puede entender a qué se dedican y por eso no invierte en empresas de tecnologías, que no puede comprender. En nuestro caso lo que pensamos es que si precisamente nos dedicamos a la innovación y la tecnología, la oportunidad la tenemos en entender el posible gran impacto futuro de tecnologías como el deep learning, la genómica y la proteómica, la nanotecnología, la neurotecnología o la computación cuántica, entre otras.
  11. Considera otras formas de inversión: para invertir en bolsa no siempre es necesario comprar acciones directamente, de hecho en los últimos años se ha popularizado una forma de inversión denominada indexada, que consiste en invertir en la bolsa en su conjunto, no en acciones particulares. En concreto se invierte en índices, como puede ser el S&P 500, ya que se ha comprobado que si nos fijamos en el largo plazo, la bolsa siempre acaba subiendo, ya que es un reflejo de la economía y por lo tanto es una buena forma de invertir sin tener que tomar decisiones particulares sobre determinadas empresas.
  12. Invierte éticamente: por suerte cada vez más inversores tienen en cuenta los aspectos éticos a la hora de invertir o desarrollar negocios, y mejor aún, las personas también estamos empezando a hacerlo a la hora de consumir, por lo tanto allá donde haya un negocio que tenga en cuenta los valores humanos puede haber también una buena oportunidad para invertir. Es por esto que se están poniendo en marcha startups como Clarity, que utiliza la inteligencia artificial para calcular el impacto social positivo que tienen las empresas en su entorno.

Etiquetas: , , , , ,

Las tecnologías que más van a ayudar a mejorar la construcción

Publicado el 08 julio, 2018

Cualquier sector de la economía puede aprovecharse de las tecnologías emergentes para mejorar en aspectos como la eficiencia, la seguridad y la rentabilidad. Lo que ocurre es que lo normal es hablar de cómo la tecnología influye en aquellos sectores más llamativos como pueden ser la salud, el transporte o las finanzas, pero sectores como el de la construcción también van a experimentar grandes cambios en los próximos años, en el momento en el que comiencen a aplicarse las mismas tecnologías que intervienen en la denominada Industria 4.0, como son el IoT, Big Data, Impresión 3D, Robótica, Inteligencia Artificial…

Veamos a continuación algunas de estas tecnologías exponenciales que van a jugar un papel muy relevante a la hora de definir cómo será el trabajo relacionado con la construcción en el futuro:

Impresión 3D

La Impresión 3D o Fabricación Digital es una de las tecnologías más llamativas que se pueden aplicar en el sector de la construcción, ya que el cambio en la manera de trabajar es muy importante. Desde el momento en el que a una persona se le ocurrió aplicar el concepto de impresora 3D, creando máquinas de gran tamaño con extrusores que permiten trabajar con hormigón y otros materiales, han sido varias las iniciativas que han surgido para llevar las ventajas de la fabricación digital a la construcción de viviendas.

Apis Cor es una empresa especializada en aplicar la tecnología de fabricación digital a la construcción de edificios. En diciembre de 2016 la empresa realizó el primer proyecto de fabricación de una vivienda unifamiliar mediante una de sus impresoras 3D móviles. La construcción se llevó a cabo en el centro de pruebas de Apis Cor en la ciudad de Stupino en Rusia. La impresión de muros exteriores y particiones interiores se realizó en pocas horas, consiguiendo así la construcción de una vivienda perfectamente habitable en 24 horas.

Drones

Los drones son otra tecnología que ha logrado un gran auge en los últimos años. Es interesante pensar que al igual que las impresoras 3D, se trata de crear un tipo de robot que permite desarrollar una función específica que posteriormente puede tener aplicación en multitud de sectores. En el caso del sector de la construcción y la edificación, los principales usos de los drones están relacionados con la toma de información a través de cámaras y sensores, por ejemplo a la hora de inspeccionar grandes construcciones de obra civil, grandes edificios y también de cara a tomar medidas a nivel topográfico.

Pero lo que está aún por llegar es la utilización de drones dentro del propio proceso constructivo, ya que la versatilidad que tienen a nivel de movimientos y su capacidad para llegar a zonas difícilmente accesibles para las personas puede hacer que con el tiempo se conviertan en máquinas que se utilicen a nivel de construcción, como hemos visto en el caso anterior con las impresoras 3D.

BIM

BIM (Building Information Modeling) es el concepto de moda en el sector de la construcción y la inmobiliaria. Se trata del modelado de información de construcción o modelado de información para la edificación, que consiste en un proceso de generación y gestión de datos de un edificio durante su ciclo de vida, utilizando software dinámico de modelado de edificios en tres dimensiones y en tiempo real. Gracias a esta tecnología se puede disminuir la pérdida de tiempo y recursos en el diseño y la construcción. Este proceso produce el modelo de información del edificio, que abarca la geometría del edificio, las relaciones espaciales, la información geográfica, así como las cantidades y las propiedades de sus componentes.

Por lo tanto cuando hablamos de BIM lo que estamos haciendo es aplicar en el sector de la construcción mucho del conocimiento que se ha ido generando a nivel de tecnología digital con aplicaciones concretas como el GIS, diseño 3D, Cloud Computing y Big Data.

Realidad Virtual

De manera complementaria a la tecnología BIM que acabamos de conocer, nos encontramos la posibilidad de introducir la Realidad Virtual para mejorar la experiencia de los usuarios y profesionales que quieren acceder a información de una manera alternativa, que ofrece más posibilidades que los sistemas convencionales. De esta forma, a medida que vaya proliferando el uso los dispositivos de Realidad Virtual y el software que se vaya desarrollando al respecto, veremos cada vez más aplicaciones que saltan del ámbito del ocio al profesional, por ejemplo, en lo que se refiere al sector industrial y también al de la construcción.

Realidad Aumentada

Entonces si la Realidad Virtual tiene un gran encaje con BIM, también la Realidad Aumentada puede ofrecer grandes posibilidades cuando combinamos ambas tecnologías. Lo mejor en este caso es que no requerimos de dispositivos especiales para su utilización, ya que gracias a los smartphones podemos usar este tecnología y sobre todo que podrá hacerse en la propia obra, por lo que aumenta significativamente su utilidad.

Grafeno

El desarrollo de nuevos materiales, en especial gracias a la aplicación de la nanotecnología, puede ofrecer grandes avances para el sector de la construcción, principalmente porque con materiales como el Grafeno se puede mejorar la resistencia de las estructuras y con el tiempo, además, reducir los costes de la edificación.

Un ejemplo del tipo de aplicaciones que se podrían realizar al aplicar el grafeno en el sector de la construcción es el proyecto Hydra Skyscraper en el que se aprovecha la alta conductividad térmica y eléctrica del grafeno, además de su gran resistencia, para captar la energía que se produce durante las tormentas eléctricas y almacenarla en baterías ubicadas en la base del edificio. El proyecto también incluye un centro de investigación, viviendas y zonas de recreo para los científicos y sus familias.

Si te ha resultado interesante este tema de cómo las tecnologías emergentes pueden aplicarse en el sector de la construcción te recomendamos un evento en el que se presentarán una serie startups que trabajan en este ámbito. Se trata del Construction Startup Competition 2018 que tendrá lugar el jueves 12 de julio en sHub Madrid y que está organizado por CEMEX Ventures.

En el evento Construction Startup Competition 2018 se presentarán algunas de las startups más prometedoras del mundo de Constructech.

  • AI crowd-sourced platform for smart cities. Mexico
  • Bidding platform for subcontractors. Colombia
  • Digital twin models for cities. Estados Unidos
  • Productivity management tool for the construction site. Estados Unidos
  • Big data for procurement and BD. Singapur
  • As-built BIM verification tool. Holanda
  • CAD to BIM enabler. Egipto

Etiquetas: , ,

La Industria 4.0 será el final de la industria

Publicado el 18 noviembre, 2016

evolucion industria

La Industria nació con la máquina de vapor y el telar mecánico.
En la Industria 2.0 la energía eléctrica y la cadena de montaje tomaron el protagonismo.
La Industria 3.0 llegó con la electrónica y la automatización.
Ahora la Industria 4.0 utiliza tecnologías como internet of things, big data, cloud computing, realidad virtual y aumentada, impresión 3D, inteligencia artificial y robótica. Sigue leyendo -> La Industria 4.0 será el final de la industria

Etiquetas: ,

Por qué habrá una impresora 3D en cada hogar

Publicado el 03 junio, 2016

En el año 2005 comenzó a desarrollarse una de las iniciativas tecnológicas que mayor capacidad ha demostrado para cambiar el panorama de la tecnología a nivel mundial en la historia reciente. Se trata del proyecto RepRap, una impresora 3D concebida para ser autorreplicable y promovida, dentro del movimiento Open Source, con el objetivo de lograr la colaboración de muchas personas en su desarrollo. El resultado no ha podido ser mejor hasta el momento. Lo que comenzó en el año 1983 cuando el inventor Chuck Hull desarrolló el primer método de impresión 3D llamado estereolitografía, se ha popularizado ahora gracias al trabajo realizado por Adrian Bowyer, profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Bath en Reino Unido, y creador de RepRap. Sigue leyendo -> Por qué habrá una impresora 3D en cada hogar

Etiquetas: , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar