liderazgo archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Currently Viewing Posts Tagged liderazgo

Liderando con OKR y el Servant Leadership

Publicado el 22 septiembre, 2022

A raiz de la noticia de que Sarah Harmon va a ser la nueva Global CEO de Sngular hemos descubierto el concepto de Servant Leadership y la verdad es que encaja muy bien con muchas de las cosas de las que hemos venido hablando por aquí a raíz de la realización del Observatorio de Talento Autónomo Descentralizado, del trabajo posterior que estamos realizando para dar a conocer los OKR y de la más reciente puesta en marcha del Team Leadership Lab.

Y es porque la idea del líder al servicio de la organización y de las personas que la conforman encaja muy bien con nuestra filosofía de trabajo donde no se trata de que haya un jefe que diga a todos lo que se debe hacer y los demás hagan lo posible para cumplirlo, sino de establecer un modelo de colaboración en el que la gente guiada por un propósito común se plantea unos objetivos y hace lo que está en su mano para lograrlos.

Así lo exponía la propia Sarah Harmon cuando nos hablaba de lo que para ella implica el Servant Leadership:

  • Cada parte de nuestro negocio está alineada con un propósito común y una visión para el futuro.
  • Tenemos los recursos necesarios para hacer nuestro trabajo, hacer crecer nuestras carreras y prosperar en la organización.
  • Nos comunicamos entre nosotros de forma abierta, honesta y respetuosa.
  • Creamos un entorno de trabajo en el que los diversos talentos se sienten valorados y respetados.
  • Protegemos y construimos una cultura para que todos tengamos un sentimiento de orgullo y pertenencia a la misma.

La idea del jefe al servicio de la organización y de su equipo podría resumirse en la pregunta ¿cómo puedo ayudarte? que expresa el entendimiento que ha adquirido el líder de que el éxito de la organización no depende de su capacidad de mando sino de su capacidad de dar ejemplo, de inspirar a los demás y lograr su motivación para que realicen el mejor trabajo posible en pro de la consecución de unos objetivos comunes.

Pero el problema de la pregunta ¿cómo puedo ayudarte? es que mal entendida podría interpretarse en cómo puedo ayudarte con tu trabajo, lo cual es fácil que ocurra cuando la gente entiende que su trabajo consiste en hacer cosas y no en lograr cosas. Por lo que aquí es donde entran en juego los OKR que es la forma en la que se clarifica lo que queremos lograr y el impacto que queremos alcanzar, lo cual se antepone a lo que tenemos que hacer.

Por lo tanto el Servant Leadership debe verse correspondido por la responsabilidad del trabajador que entiende que la organización depende de su capacidad para resolver problemas y que esta es la mejor forma de que a su vez el propio trabajador salga beneficiado, como si fuera el principio de acción y reacción, es logrando nuestros objetivos como podemos prosperar en la organización, convertirnos en mejores profesionales y obtener un beneficio por ello.

Lo que ocurre es que si no tenemos unos OKR, es decir, sabemos qué es lo que queremos lograr y la forma en la que vamos a asegurarnos de que el trabajo que estamos realizando está sirviendo para lograrlo, todas estas ideas del liderazgo a través del servicio y de los trabajadores que asumen su responsabilidad, se quedan muy difusas porque dependerán totalmente de la improvisación o de la capacidad del líder para encauzar las aspiraciones de los colaboradores en cada momento concreto.

Además, los CFR, como parte de los OKR, también son una excelente oportunidad para que el líder se ponga al servicio del equipo. En primer lugar escuchando las ideas, aspiraciones y problemas de los trabajadores, para en base a ello poder establecer unas conversaciones que resulten enriquecedoras para ambos y donde prime la empatía, las ganas de aportar y no el interés particular de obtener un beneficio concreto. Posteriormente a través del feedback es donde el líder puede accionar las palancas necesarias para potenciar la motivación de los equipos y de los trabajadores, consciente de la realidad que se vive en la organización y recurriendo a la persuasión para alinear a todas las personas en pro de la consecución de unos objetivos comunes. Y finalmente a través del reconocimiento es cómo el líder puede encauzar el crecimiento personal de las personas del equipo, porque si consigue que la gente mejore y crezca, la organización crecerá con ella.

También los superpoderes de OKR pueden ser una forma en la que el líder trabaje al servicio de las personas en la organización, velando por mantener el foco en la consecución del propósito común, activando los mecanismos de colaboración que permitan que realmente la gente se sienta parte de un equipo, asumiendo la responsabilidad personal relativa al éxito de la organización y fomentando la exigencia en busca de la excelencia.

Y qué decir del alineamiento, porque no se me ocurre mejor forma de comprobar que el trabajo del líder al servicio de la organización está teniendo éxito que comprobar que todo sucede de manera sincronizada, que las cosas fluyen, que no es necesario intervenir para que se produzca la acción, porque la gente ha asumido un grado de autonomía suficiente como para que no haya que empujar a nadie para que haga las cosas, sino tan solo allanar el camino para que la gente pueda avanzar con más facilidad.

El resultado final de todo este proceso es una transformación real de la organización, donde se produce una evolución del modelo jerárquico tradicional para adentrarse en un modelo colaborativo al que podemos llamar comunidad o ecosistema, como el que representan las organizaciones Teal, que cuentan con un propósito evolutivo, funcionan a través de la autogestión y logran que sus integrantes sientan la plenitud de formar parte de algo que va más allá de sus intereses particulares.

Liderando con OKR

Una vez que hemos visto cómo OKR nos puede ayudar a convertirnos en líderes al servicio del equipo, veamos de manera práctica la forma de llevarlo a cabo:

  1. El líder tiene que tener unos OKR personales porque le ayudarán a entender mucho mejor qué es eso de estar al servicio de la organización. De esta forma tendremos los OKR corporativos, que son responsabilidad de todo el equipo directivo y a los cuales debe contribuir toda la organización a través del alineamiento, pero por otro lado están los OKR personales del líder que reflejan las inquietudes particulares al respecto de lo que le gustaría mejorar en su trabajo o lograr a través de su actividad. De esta forma en los OKR del líder seguramente nos encontraremos muchas cosas relacionadas con la creación de equipo, el desarrollo de la cultura, la gestión del cambio, … mientras que en los OKR de la organización habrá objetivos más relacionados con el negocio, los clientes, el producto, el marketing, la innovación, los trabajadores, …
  2. El líder utiliza sus OKR personales para reflexionar con frecuencia al respecto de su papel como líder al servicio del equipo. De esta forma es fácil comprobar a través de los OKR dónde tiene puesto el foco, si es en lograr sus propios objetivos o es en ayudar a las personas y a los equipos a lograr lo que ellos se han propuesto. Esos momentos de reflexión se pueden articular también a través de los propios CFR, ya que no siempre el seguimiento y evaluación de los OKR debe hacerse en grupo, sino que cada persona también debería dedicar algo de tiempo a la semana a revisar lo que se ha propuesto para ver si realmente está enfocado en ello o se ha dejado llevar por la inercia o las urgencias.
  3. El líder aprovecha la transparencia que propone OKR para predicar con el ejemplo, ya que puede resultar muy inspirador para muchas personas dentro de la organización comprobar cómo su jefe también se esfuerza por mejorar y ver cómo los objetivos que se ha propuesto están relacionados con ayudar a los demás. Del mismo modo el líder estará muy atento de los OKR que se han puesto sus colaboradores, además de los avances que realicen al respecto, de esta forma podrá usar este sistema de gestión por objetivos como un termómetro en el que visualizar si realmente su trabajo está ayudando a las personas y a la organización a progresar.

En definitiva el Servant Leadership está fenomenal, pero si no tienes mucha experiencia al respecto o eres de los que necesitas herramientas que te ayuden a poner en práctica todas estas ideas, los OKR, junto con los CFR pueden ser una buena forma de aplicarlo, especialmente por el énfasis que se pone en la transparencia, la colaboración y el alineamiento.

Etiquetas: , , , , , ,

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

Publicado el 01 agosto, 2022

El diseño de lo que empezamos denominando como el MBA de Sngular avanza a buen ritmo y queremos compartir las novedades al respecto de lo que va a ser el Team Leadership Lab a partir del mes de octubre que comenzarán sus actividades.

Al igual que existen unas herramientas de software especiales para la gestión de equipos, otras enfocadas en la comunicación y también las hay para la gestión de proyectos, todas ellas diseñadas para mejorar la productividad, también los líderes de esos equipos y proyectos deben contar con habilidades especiales que les permitan desarrollar con éxito su actividad. Igualmente cuando hablamos del desarrollo de proyectos, en el caso de Sngular y muchas de las organizaciones con las que trabajamos, es necesario contar también con una visión del negocio y de la tecnología, que se verán reflejadas en ese modelo de liderazgo que buscamos desarrollar a través de esta iniciativa.

Entonces los modelos de liderazgo se convertirán en los pilares sobre los que construir el aprendizaje de los líderes con los que queremos trabajar en el Team Leadership Lab, que por su propia naturaleza y gracias a la experiencia de TeamLabs, se acabará convirtiendo en un laboratorio de aprendizaje radical, un espacio en el cual se rompe la estructura tradicional de aprendizaje para construir una nueva mentalidad,

Y en torno a esto girarán también las actividades, recursos, proyectos y en general todo el contenido que pueda caber en este continente que es el laboratorio de aprendizaje, para que sirva como campo de entrenamiento para los nuevos líderes que deben ayudar a Sngular, y a otras empresas con las que interactúa, a seguir creciendo y aportando cada vez más valor en su entorno.

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

El Team Leadership Lab se articula a través de 4 grandes bloques o áreas, que conforman los ámbitos de liderazgo que desarrollarán los profesionales que participan en este programa. Para saber bien de qué estamos hablando, cuando nos referimos a los cuatro liderazgos hemos preguntado a los actuales líderes de proyectos y equipos para que nos hablen de su experiencia y visión al respecto, lo cual debe servirnos de inspiración para articular el modelo de trabajo a desarrollar en este nuevo laboratorio que ahora se pone en marcha.

Liderazgo de equipos

El equipo es la base del laboratorio de aprendizaje radical, no porque el individuo no sea lo más importante sino porque es en equipo y en sociedad donde la persona desarrolla su máximo potencial. Además, en el caso de este laboratorio, el liderazgo de equipos es la capacidad sobre la que construir el resto de liderazgos, ya que el equipo es la célula que alimenta tanto los proyectos, como el negocio y la tecnología, conformando el organismo innovador al cual aspira convertirse la organización de las personas que participen en este laboratorio.

Cuando pensamos en las fortalezas que debe tener un líder de equipos tenemos que hacer referencia a cómo se trabaja la cohesión en el equipo, la capacidad de empoderar al equipo y la toma de decisiones informadas. Para ello será fundamental echar mano de la empatía, algo fundamental cuando queremos llegar a un consenso y lograr el deseado alineamiento del equipo hacia la consecución de los mismos objetivos.

Para lograrlo suele ser necesario contar con una gran autoconfianza que nos permita gestionar la frustración, siempre con la vista puesta en potenciar el talento, hacer crecer al equipo y saber delegar, dejando hacer a los otros, aunque se equivoquen. También es importante lograr una buena gestión del tiempo, desarrollar el pensamiento estratégico y ser capaz de priorizar.

La mentorización es de esta forma una de las principales funciones del líder de equipos de alto rendimiento, ya que su función principal es acompañar a los miembros del equipo en su proceso de aprendizaje para que sean capaces de sacar lo mejor de sí mismos, siempre siendo consciente de que la mejor forma de a aprender es haciendo, enfrentándose a problemas reales y encontrando la forma de resolverlos.

Por otro lado, es necesario ser consciente de que una de las mayores dificultades que se van a encontrar dentro de los equipos es la gestión de emociones y de las expectativas, para lo cual siempre resulta valioso informarse y formarse al respecto, además de buscar la ayuda de otras personas en la misma situación que han sido capaces de superar las dificultades.

La comunicación efectiva es otra de las grandes habilidades a desarrollar en el liderazgo de equipos, para lo cual es importante mandar mejores mensajes, escuchar y entender a la gente, mejorar en transmitir todo lo que ocurre, montar mejor los argumentos y transmitirlos de forma más efectiva. Relacionado con esto, también está la gestión de las emociones, la gestión de conflictos y de las expectativas de cada miembro, y del equipo en conjunto, para lo cual es importante saber comunicar las decisiones y tener empatía.

Liderazgo de proyectos

Ya que los equipos trabajan en proyectos, no solo es necesario saber liderar a las personas para que trabajen de manera coordinada en equipo, sino que también es necesario conocer las técnicas de gestión de proyectos que ayudarán a lograr el éxito en su desarrollo, como es el caso de las metodologías ágiles, técnicas de productividad y OKR.

A este respecto las fortalezas a desarrollar por un buen líder de proyectos estarán relacionadas con el conocimiento técnico del proyecto a realizar, la gestión de expectativas tanto del cliente como del equipo, la capacidad de conectar con otros equipos y con los distintos perfiles dentro del equipo, la capacidad para coordinar y organizar en los diferentes hitos del proyecto y mantener el foco.

En la gestión de proyectos se pone más foco en las herramientas que ayudan a gestionar, ya sea sobre Agile, herramientas de gestión del tiempo, y por supuesto, es necesario tener conocimientos conocimientos técnicos. Pero también es muy importante la gestión emocional, que vuelve a tener relevancia porque se entiende que en este tipo de trabajo el líder debe saber un poco de todo, como es la gestión de equipos, mediación entre necesidades y soluciones, facilitar reuniones, crear documentación, ayudar en la transformación de equipos, gestionar egos, gestionar tiempos, … Para ello habitualmente el líder de proyectos aprende leyendo, participando en comunidades, preguntando a compañeros, y si es necesario buscando expertos.

Otras habilidades a desarrollar para la gestión de proyectos son: la gestión de equipos multidisciplinares, conociendo bien quién es quién dentro del equipo, aprender a escalar equipos, ayudar en su crecimiento, integrar nuevos miembros o saber despedir, delegar en Project Managers y conocer las estrategias de gestión de desarrollo tecnológico. También es importante aprender de la experiencia de personas en puestos similares, saber llegar a conclusiones, cómo iterar sobre ellas y cómo transmitirlas y mejorar las habilidades de comunicación.

Para ello podemos recurrir a diferentes herramientas de trabajo, como es el marco de trabajo Ágil, especialmente el uso de Kanban y Scrum,…, aprender a usar herramientas de gestión del tiempo, tener versatilidad de herramientas en función del cliente y dinámica del equipo, mejorar en el uso de tecnologías, usar otras herramientas como design thinking, user story mapping y saber idiomas, inglés preferentemente.

Liderazgo de negocio

Los proyectos que desarrollan los equipos normalmente están dirigidos a unos clientes o empresas, además de relacionarse con otra serie de stakeholders con los que asumimos un compromiso relativo al producto o servicio que les ofrecemos. Por eso resulta muy importante conocer también los aspectos relativos al negocio en el que se va a enmarcar el proyecto a desarrollar.

Aquí una de las fortalezas que tiene que tener el líder es ser capaz de transmitir de forma sencilla los aspectos técnicos a perfiles no técnicos y no solo conocer las necesidades del cliente sino que también que las conozca todo el equipo.

Del mismo modo habrá que recurrir a la flexibilidad y capacidad de adaptación, siendo capaz de identificar y abrir nuevas oportunidades de negocio, teniendo conocimiento de los temas financieros y legales que puedan estar asociados con el proyecto, así como los conocimientos técnicos específicos.

Conscientes de que en cada negocio que se vaya a desarrollar la presentación de la idea y cómo venderla suele ser un handicap, no por el contenido tecnológico, sino más bien por cómo realizar la puesta en marcha. Para ello es importante aprender y transmitir dinámicas propias de cada empresa a la hora de tratar con el cliente y crear con él sentimiento de equipo, eliminando fricciones en las negociaciones, haciendo sentir bien al interlocutor, aunque a veces sea necesario decir que no se puede hacer determinada cosa.

Liderazgo de tecnología

En una sociedad digital la tecnología juega un papel predominante, correspondientemente los líderes de equipos tienen que tener los conocimientos necesarios para acompañar y ayudar a mejorar a las personas que construyen esa tecnología.

Seguramente muchos de los participantes en el Team Leadership Lab que ya están asumiendo posiciones de liderazgo, o van a empezar a hacerlo, en Sngular o en otras empresas, vienen de haberse dedicado a la tecnología, porque precisamente uno de los objetivos de este proyecto es ayudar a esas personas a crecer dentro de la organización desarrollando esos roles.

Liderar proyectos tecnológicos supone un reto enorme porque requiere de una carga importante de aprendizaje cada vez que se inicia un nuevo proyecto o incluso en pleno proceso de desarrollo pueden producirse muchos cambios en las tecnologías utilizadas. De esta forma un líder técnico tiene que estar siempre al día en las novedades que se producen en la tecnología con la que trabaje y también en tecnologías relacionadas, ya que no puede arriesgarse a lanzar al mercado un producto o servicio que se quede obsoleto al momento de su presentación.

Es por esto que podemos decir que liderar equipos técnicos se caracteriza por la búsqueda constante de la excelencia, ya que el que se limita a cumplir con el expediente en poco tiempo se queda desactualizado y acaba perdiendo relevancia en su actividad. Del mismo modo podemos decir que se trata de liderar equipos de alto rendimiento, porque del mismo modo que ocurre en el deporte o en el arte, el nivel de exigencia de los proyectos en los que participan estas personas es altísimo, lo cual supone darlo todo para poder hacer el mejor trabajo posible y aportar el mayor valor al mercado.

Empezamos en octubre con los OKR4Learning

Queremos que el Team Leadership Lab se convierta en un espacio de aprendizaje personalizable, ya que no vamos a plantear un programa basado en lo que nosotros pensamos que los futuros líderes deben aprender, ni siquiera en lo que nos han dicho en las entrevistas que les hemos realizado, sino que serán ellos mismos los que podrán personalizar su propia experiencia de aprendizaje, siempre acompañados por mentores y en el marco del trabajo en equipo.

Para ello vamos a utilizar la herramienta OKR, pero en este caso adaptada para el ámbito del aprendizaje. Así cambiamos el “qué es lo que quiero lograr” por el “qué es lo que me gustaría aprender” y de esta forma el Team Leadership Lab será muy diferente para cada una de las personas que participen en él, aunque siempre con las premisas de que se trabaja en equipo y sobre proyectos reales.

Será en octubre cuando comience esta aventura y el onboarding tendrá a OKR como herramienta de trabajo, en primer lugar para que cada participante defina qué es lo que le gustaría aprender para convertirse en líder de equipos, de proyectos, de negocio y de tecnología, para luego crear equipos de trabajo en base a los retos que se hayan presentado, ya sea por parte de Sngular, por parte de los participantes o de otras empresas que colaboren en el laboratorio.

La verdad es que para nosotros está siendo un gran reto trasladar la experiencia de aprendizaje del grado LEINN a un perfil de participante muy diferente, con unas necesidades muy específicas y todo ello con una premisa inicial que en este caso es la necesidad de Sngular por fomentar una nueva generación de líderes que acompañen el crecimiento que está teniendo la organización.

Etiquetas: , , , , ,

Diseñando un MBA

Publicado el 11 julio, 2022

El MBA de Sngular

¿Podríamos trasladar el estilo de trabajo de los profesionales de Sngular a un programa de aprendizaje? ¿Podríamos contribuir a desarrollar un modelo de talento basado en los valores que sustentan nuestra organización? ¿Es el liderazgo la principal habilidad a trabajar en el marco de un programa de aprendizaje basado en la gestión de empresas?

Con estas y otras preguntas se inicia el trabajo que llevamos realizando en los últimos meses en Sngular y TeamLabs con el objetivo de diseñar el MBA que contribuya a entrenar a los líderes de los equipos que permitirán que nuestra organización siga creciendo y mejorando, adquiriendo nuevas habilidades que nos ayuden a aportar cada vez más valor a nuestros clientes y a la sociedad en general.

Es interesante porque muchos de los sngulares ya han realizado un MBA o se plantean hacerlo, y cuando les contamos que estábamos trabajando en tener nuestro propio máster relacionado con los aspectos de negocio, percibimos bastante entusiasmo, lo cual es un indicativo de que las personas que trabajan en la empresa ven mucho más allá de los aspectos técnicos a los que dedican su día a día y perciben el valor que puede aportarles tener también conocimientos e incluso experiencia a nivel de negocio.

Tengo la impresión de que muchos de los sngulares, al haber vivido muy de cerca el gran crecimiento experimentado por la empresa desde sus inicios y haber presenciado la reciente salida a bolsa, han comprendido mucho mejor lo que implica el trabajo que están haciendo en los proyectos con los clientes y el valor que están aportando, por lo que perciben que su carrera profesional debe ir mucho más allá de lo habitual para cualquier otro profesional de la tecnología.

Además aquí se percibe muy bien la actitud emprendedora que tienen muchos de los sngulares, lo cual ha quedado patente a lo largo del tiempo, porque muchos de ellos han creado sus propias startups o participan en otro tipo de proyectos, donde se demuestra su capacidad de iniciativa e interés por poner en práctica lo que van aprendiendo a nivel de tecnología más allá de los proyectos en los que participan en las empresas.

Un MBA abierto a la comunidad

Aunque este MBA surja por el interés de una empresa concreta, como suele ocurrir en todo lo que hacemos a nivel de innovación, la idea desde el inicio es que también sea un proyecto abierto a la comunidad, en el que puedan participar profesionales de otras empresas y sobre todo que se vaya construyendo gracias a las aportaciones de mucha gente que pueda aportar nuevas ideas o formas de hacer las cosas. A este respecto desde luego que es una garantía la experiencia de la Universidad de Mondragón, como parte del accionariado de TeamLabs y su aportación desde el punto de vista académico, de cara a que este proyecto también cuente con el respaldo institucional y un título oficial.

Diseñando un MBA

Así que con estos mimbres es como se inicia el diseño del MBA de Sngular o más bien el Master in Team Leadership que es el nombre con el que trabajamos actualmente, ya que lo que queremos que destaque es la importancia que tiene el liderazgo de equipos, más allá del propio aprendizaje relacionado con la gestión de empresas, desde el punto de vista de negocio, financiero, legal, marketing, …

A este respecto hay que tener claro que la mayor inspiración que podemos tener en este momento de cara a desarrollar este proyecto es contar con la experiencia de éxito del grado LEINN, pero en esta ocasión aumentando la apuesta que supone trabajar con un perfil de participantes que llevan tiempo en el mundo de la empresa y correspondientemente vendrán con un nivel de exigencia mayor al respecto de los conocimientos y habilidades a adquirir, para realizar de la mejor forma posible esa actividad liderando los equipos con los que trabajan.

Y con esta mentalidad es como se está construyendo el Máster, evitando dar por hecho que sabemos que es lo que el mercado necesita y con la premisa de tomarnos nuestra propia medicina, ya que está siendo una iniciativa que se va construyendo sobre la marcha, involucrando desde el principio a los que queremos que sean los participantes y aplicando las propias técnicas que se enseñarán en el programa. De esta forma lo primero que hemos hecho para diseñar el Máster ha sido hablar con quienes creemos que pueden estar interesados en participar y posteriormente co-crear juntos las bases del programa.

  • Entrevistas a los futuros participantes. Hemos entrevistado a los posibles participantes, con niveles diferentes, de Senior a Head, de Project manager a Business manager, y de diferentes Teams dentro de Sngular, gracias a lo cual hemos podido sacar una idea general sobre sus experiencias en liderazgo de equipos. Casi todos han llegado a su actual posición por experiencia, años de práctica, y estar rodeados de otros líderes que les han ayudado a crecer. Con ellos hemos hablado de liderazgo de equipos, de sus experiencias, las dificultades que han experimentado y de cómo las han superado. También les hemos preguntado por su visión al respecto del negocio y de la gestión de los proyectos donde participan donde también se han tenido que enfrentar a muchos retos y donde el aprendizaje adquirido resultará de gran valor para construir este Máster.
  • Taller de Co-creación. Esta ha sido otra de las actividades que nos está ayudado a diseñar el Máster, juntando a un buen número de líderes tanto de Sngular como de Teamlabs que pudimos trabajar y debatir para entender cuáles pueden ser las necesidades, conocimientos o habilidades que necesitan aprender los participantes en el programa en relación con el liderazgo de equipos, negocio, tecnología y gestión de proyectos.

De curso a Laboratorio de Aprendizaje Radical

Aún no hemos puesto en marcha el MBA y ya estamos pivotando sobre el concepto inicial, porque la idea de realizar el MBA al uso, dista mucho del modelo de aprendizaje con el que trabaja TeamLabs y correspondientemente puede ser esta una gran oportunidad para poner en práctica la idea de Laboratorio de Aprendizaje Radical hasta sus máximas consecuencias. Porque un laboratorio no es algo que empieza y acaba, como puede ser un experimento, sino que es algo que tiene continuidad a lo largo del tiempo y correspondientemente tiene todo el sentido que ya que nos ponemos con este proyecto tan motivador lo hagamos de forma diferente.

Con lo cual lo que nos está rondando la cabeza actualmente es cómo podemos llevar al modelo de Máster hacia el aprendizaje continuo y la mentalidad de aprendizaje, que son los estandartes que queremos ondear desde Sngular y TeamLabs en relación el tipo de talento con el que trabajamos y que queremos potenciar a través de esta iniciativa.

Y por lo tanto, si lo que queremos es construir un Laboratorio de Aprendizaje Radical enfocado en el liderazgo de equipos, lo primero en lo que debemos trabajar es en la temporalidad, porque claramente un Máster es algo que comienza y acaba, donde se trabajan una serie de temas y donde al final se obtiene un título, pero en este caso lo que queremos es que los participantes nunca paren de aprender y compartir lo que van aprendiendo.

Así que tenemos un gran reto por delante, porque no solo se trata de crear el Máster ideal para aquellos que quieren liderar equipos en el mundo de la tecnología, sino también construir un modelo de aprendizaje para estos profesionales que les introduzca en nuevas dinámicas, la adopción de nuevos hábitos y el desarrollo de una nueva mentalidad. Todo ello enriquecido por el acompañamiento que recibirán de los mentores, que a modo de investigadores experimentados podrán aportar su visión al respecto de cómo trabajar en este laboratorio que estamos inventando.

Liderazgo de equipos de alto rendimiento

Y para terminar con este relato sobre cómo estamos diseñando el MBA de Sngular creo que vale la pena pensar en la gran oportunidad que tenemos por delante si nos apalancamos en la idea de equipos y profesionales de alto rendimiento, ya que es algo que tarde o temprano debe llegar a las empresas.

Aunque a muchos les genere desconfianza hablar de exigencia en el ámbito de la empresa, porque parece que lo que quieres es explotar a los trabajadores, lo cierto es que en el mundo del deporte y del arte la exigencia es lo más característico de la profesión, ya que ningún deportista ni artista alcanza el éxito sin exigirse a si mismo mejorar cada día y con ello alcanzar un nivel de excelencia que le diferencia de sus competidores.

Entonces si somos capaces de transmitir la importancia de la exigencia y la excelencia, como parte de las características de los equipos de alto rendimiento, lo que ocurrirá es que no habremos creado solo un MBA o o un Laboratorio de Aprendizaje Radical, sino una nueva forma de liderar, de emprender, de trabajar y de innovar.

Etiquetas: , , , ,

LEINN y la desintermediación académica

Publicado el 20 junio, 2022

A veces una forma de actuar cuando lo que tienes delante no te gusta es hacer todo lo contrario, usar el «pensamiento contrario» y convertirte en un «optimistic contrarian». Por ejemplo, ahora que toda la bolsa y las crypto se derrumban, puedes optar por huir bajo el pánico, como hace la mayoría, o analizar la situación, revisar tus creencias y apostar por aquello por lo que realmente estés convencido.

En el ámbito de la educación, muchos están convencidos de que el modelo taylorista, que ha imperado en los últimos siglos, donde es más importante aprobar que aprender, ya no funciona, sin embargo no son capaces de romper con los elementos que conforman dichos sistema: clases, profesores, alumnos, contenidos, exámenes, notas…

Es cierto que algunos se han lanzado a cambiarle el nombre a cada uno de estos elementos, incluso a modificarlos en cierta forma, pero romper por completo con el modelo y empezar desde cero a plantear un nuevo modelo de aprendizaje muy pocos han sido capaces de hacerlo.

Y entre los que se han atrevido a romper con lo establecido destaca el trabajo que se realiza desde hace 10 años en el grado LEINN de TeamLabs como un ejemplo de que realmente es posible empezar de cero para construir un nuevo modelo de aprendizaje que prescinde de todo aquello que ya no aporta utilidad.

Por ejemplo, cuando se trata de aprender a crear, gestionar y liderar empresas, ya no es posible aplicar los criterios tradicionales, porque las empresas actuales son muy diferentes a las de hace décadas y sobre todo aquellas empresas que van a perdurar serán tremendamente diferentes a las tradicionales. Los conceptos de transformación digital y cultural son buen reflejo de ello.

De esta forma cuando piensas en lo que ha hecho el grado LEINN te encuentras con que han sido capaces de aplicar el modelo mental de los primeros principios al ámbito del aprendizaje, eliminando todo aquello que resulta superfluo y enfocándose en lo único que realmente ha permanecido durante siglos y que seguirá permaneciendo para siempre, la persona que aprende.

Y una vez que nos enfocamos en la persona que aprende y la convertimos en protagonista de su propio aprendizaje, ya podemos acompañarla con otros elementos, como puede ser aprender en equipo, contar con mentores que guíen su proceso de aprendizaje, trabajar en proyectos reales para aprender solo lo que resulta importante e incluso desarrollar un modelo propio de evaluación.

De esta forma se produce una verdadera desintermediación o descentralización académica, porque se eliminan los intermediarios ineficientes (clases, profesores, contenidos, exámenes, …) para dotar al aprendiz de la autonomía suficiente para que el tiempo que dedique al proceso de aprender lo haga en las mismas condiciones que tendrá cuando lo ponga en práctica

Escuela de líderes digitales

Y cuando hablamos de preparar a los líderes de las empresas del futuro no podemos obviar que esas empresas tendrán que ser digitales, porque el software se ha comido el mundo y si la transformación digital ya no es opcional, también se hace urgente la transformación cultural que aporte un cambio de mentalidad al respecto de cómo se relaciona la empresa con los clientes, los trabajadores y su entorno.

Para todo esto es para lo que se preparan durante 4 años los Digital Leaders que participan en el Grado LEINN y cuyos resultados podemos conocer a través de los casos de éxito de proyectos desarrollados, que comienzan mientras se están realizando la carrera pero que en muchos casos continúan una vez se han graduado como leinners.

Algunos de los líderes digitales de la cantera de Teamlabs que vale la pena conocer y seguir son:

  • Andrea Froiz, responsable de Innovación y Transformación Digital en Carrefour: «empezamos con cero euros pero con el tiempo aprendes a construir proyectos de otro nivel. Este tipo de estudios exigen mucho de ti mismo y un liderazgo personal bastante alto que con esta edad no todo el mundo puede llevar a cabo«.
  • Marta Dalmases, Disruptive and Open Innovation Specialist at Iberia: «siempre había querido estudiar Económicas y Finanzas, pero el día que conocí el grado LEINN, en ese momento cambié mi decisión y me di cuenta que quería trabajar mientras aprendía.”
  • Pablo Ramos, Data Scientist en Inditex. Siempre activo, despierto y alerta. Formó parte del proyecto de Basik Session. Su inquietud por tomar decisiones en equipo basadas en datos le llevó a especializarse en análisis de datos con inteligencia artificial.
  • Pau Pavón, fundador de Examfy y estudiante del grado LEINN de Mondragon Unibertsitatea en TeamLabs Barcelona, ha sido premiado en la categoría EdTech, a la mejor startup de educación, de la prestigiosa competición europea Wise 20 Under 20, que reconoce a los emprendedores de entre 16 y 19 años más prometedores de toda Europa.
  • Giulia Palma, project manager en el OKR Lab de Sngular: «buscaba algo que no me cerrase puertas, y lo encontré. LEINN es el grado ideal para todas aquellas personas inquietas, con ganas de comerse el mundo, o que quieran vivir bajo sus propias reglas. Liderazgo, Emprendimiento e Innovación son los tres pilares que definen el recorrido educativo de este grado, que se inspira en el modelo de enseñanza finlandés, siguiendo su filosofía de Learning by doing».

Comunidad de jóvenes talentos involucrados en las empresas

Como ves el grado LEINN se configura como una verdadera cantera de talento que se pone a disposición de las empresas y todo tipo de organizaciones, enriqueciendo sobre manera todo el ecosistema de innovación de los lugares en los que se desarrollan. Toda una red de networking de la que ya forman parte varios cientos de profesionales, que poco a poco se van integrando allá donde van, aportando una visión fresca y dinámica al respecto de cómo desarrollar negocios y liderar equipos.

Por esto es tan importante que el grado LEINN se vaya extendiendo por España, desde sus orígenes en la Universidad de Mondragón, con la experiencia consolidada en Madrid y las nuevas aperturas en Barcelona y Málaga, donde como os podéis imaginar también es muy importante que esta comunidad de jóvenes talentos se vaya asentando y aportando su capacidad de para innovar allá donde van.

Las startups fundadas en el grado LEINN

Para terminar con este repaso a todo lo bueno que está aportando el grado LEINN a los jóvenes y a la sociedad, no podíamos dejar de hacer referencia a las startups que han fundado los leinners, ya que son un ejemplo de que la innovación corre por las venas de estos estudiantes que son al mismo tiempo emprendedores.

  • Nostoc Biotech co-fundada por Enrique Cat, que formó parte de la primera promoción de LEINN en Madrid, una startup que ya ha llegado a facturar 1 millón criando lombrices y que ha posicionado a su fundador en la lista Forbes 30 Under 30.
  • Hemper, co-fundada por Gloria Gubianas, de la segunda promoción de LEINN en Madrid, premio Mujer Emprendera del año en 2019. Se dedica al diseño y venta de moda sostenible y está logrando un importante apoyo por parte de inversores.
  • Talent Class, co-fundada por los leinners Kiko de Arias y Nacho Carrera.
  • Sheedo Studio, co-fundada por los leinners Gala Freixa y Gonzalo Mestre.

Etiquetas: , , , , ,

¿Cómo de importante es la comunicación dentro de tu empresa?

Publicado el 14 febrero, 2022

Desde que realizamos el Observatorio de Talento hemos estado muy interesados por todo lo que tiene que ver con cómo mejorar la gestión del talento en las organizaciones y conscientes de la importancia que tiene la comunicación a este respecto hemos pensado que sería interesante compartir aquí este estudio sobre comunicación interna que está realizando Dialenga.

Artículo escrito por Ramón García Soto.

 

Quien iba a imaginar que tras más de una década de grandes cambios, con crisis financieras o grandes transformaciones tecnológicas de por medio, el siguiente gran cambio iba a venir impulsado por una pandemia de dimensiones mundiales, que se ha alargado en el tiempo mucho más de lo que todos hubiéramos deseado.

Ahora que el fin se vislumbra, el polvo se asienta, nos damos cuenta de que las personas han cambiado a un ritmo acelerado, y las organizaciones con ellas.

Hemos tenido que recapacitar sobre nuestra forma de trabajar, sobre nuestra preparación para manejar escenarios inciertos y, por supuesto, nos hemos dado cuenta de que la tecnología es un factor clave para asegurar la continuidad de los negocios y mejorar nuestra capacidad de adaptación.

Pero si nos tenemos que quedar con una gran lección aprendida, es que lo más importante siempre son y serán las personas.

Los individuos son los que como colectivo conforman y dan personalidad a las organizaciones y, cuando cambian, hacen que las empresas y su cultura se transforme. Y para que la transformación sea un éxito, las organizaciones tienen que adelantarse y ayudar a que el ecosistema que rodea a los trabajadores de una compañía se adapte tanto a las demandas externas como a las internas.

Aquí es donde entra en juego la comunicación, la principal herramienta que tenemos los humanos para relacionarnos unos con otros, y que dentro de una compañía no debemos dejar al azar. Por ello, la Comunicación Interna es un valor al alza que nos permitirá liderar el cambio en los tiempos que corren y en los que vendrán.

Comunicación, pilar del cambio

Ahora que los modelos colaborativos, la transparencia y el talento están entre las prioridades de la mayoría de organizaciones, la comunicación interna gana relevancia como pieza clave para lograr el cambio necesario en los procesos de transformación cultural, y de cualquier otro tipo.

Hablamos también de una comunicación incluyente, ya que gracias a la tecnología y a los dispositivos móviles, hoy podemos llegar a cualquier trabajador de nuestra compañía. Incluso a aquellos que por el diseño de su puesto se ha sentido alejado, e incluso a veces excluido.

Transmitir conocimiento, capacitar y hacer que alguien desee implicarse en la compañía se construye sobre la comunicación entre empresa y empleados. Sin ella, nuestros colaboradores no sabrán qué hacer, no podrán hacerlo o, en el peor de los casos, tomarán una postura reactiva y directamente no querrán participar.

Planificar y ejecutar acciones de comunicación interna ayudará así a conseguir la involucración y la aceptación, y servirá como base para acercar las capacidades (habilidades individuales y de los equipos) a los nuevos requerimientos y nos ayudará a determinar el impacto que puede tener el cambio cultural y a conocer la capacidad de asimilación del mismo. Pero para ello las organizaciones también tienen que aprender a escuchar.

Aprende de las personas para mejorar

Hoy todas las organizaciones quieren situar al empleado en el centro pero muchas no logran hacerlo por mucho que lo intenten, y su modelo de comunicación les delata rápidamente.
¿Es posible conocer a una persona si nunca la escuchas? Es bastante complicado, la verdad. Por ello las empresas que practican una comunicación descendente son las que suelen contar con más dificultades para avanzar e implicar a las personas de la organización. Este es un dato confirmado en el Informe sobre el Estado de la Comunicación Interna publicado por Dialenga en el año 2021, que constata el hecho de que un modelo de comunicación descendente es el que menos ayuda a lograr los objetivos de comunicación en la empresa, frente a otros como el de comunicación bidireccional o multidireccional.

¿Colaboras en la gestión de la comunicación interna de tu organización?. Participa en la Encuesta sobre Comunicación Interna de Dialenga y conoce su evolución este 2022.

Sólo podremos situar al empleado y el talento en el centro si somos capaces de escucharles y aprender de ellos. Y sólo podremos implicarles si se sienten partícipes o, mejor aún, si se sienten protagonistas de la historia de su empresa.

Si bien capturar la voz del cliente es clave para asegurar una buena experiencia en nuestros productos y servicios, escuchar y atender las necesidades de nuestros clientes internos será clave para que su experiencia en el día a día sea lo más positiva posible.

Quien debe asumir el liderazgo

Corren entonces buenos tiempos para la comunicación interna. Muchos dicen incluso que la comunicación interna ha venido para quedarse pero, ¿es que nunca estuvo ahí?

La comunicación es algo que sucede siempre que se reúnen al menos dos personas, por lo que la comunicación interna siempre ha existido en todas las empresas. Al menos en las que cuentan con más de un empleado. Otra cosa distinta es que exista una gestión y un liderazgo claro.

Por ejemplo, si le preguntamos a cien directores generales donde se sitúa esta responsabilidad dentro de su compañía nos daremos cuenta de las distintas formas en las que enfrentan esta labor. En la mayoría de los casos la respuesta apuntará hacia las áreas responsables de la gestión de personas, hacia los departamentos de Recursos Humanos, pero también encontraremos casos donde existe un departamento específico para ello (posiblemente compartiendo despacho con comunicación externa), otras veces dependerá directamente de la gerencia e, incluso, del departamento de marketing.

Este es otro interesante dato que arrojó el informe de Dialenga sobre Comunicación Interna de 2021, en el que el 50% de los participantes declaró que en Recursos Humanos lideraba la comunicación interna en su organización, y tan sólo una de cada seis indicó que en su empresa existía un departamento específico de Comunicación Interna.

¿Colaboras en la gestión de la comunicación interna de tu organización?. Participa en la Encuesta sobre Comunicación Interna de Dialenga y conoce su evolución este 2022.

Lo que está claro es que alguien debe ejercer esta labor. No hay que improvisar o dejar en manos de grupos ajenos a la estrategia corporativa temas tan importantes como la transmisión de valores, el alineamiento con el propósito de la compañía o la respuesta de la compañía a situaciones de crisis, entre otros.

El perfil del responsable

Y es que comunicar en los tiempos que corren no es tarea fácil. A las clásicas habilidades comunicativas, se suman ahora habilidades de otra índole, más relacionadas con la digitalización y con las nuevas tecnologías.

Esto es algo que los departamentos de comunicación interna más avanzados, que cuentan con una larga tradición y un buen presupuesto, asumen con cierta facilidad. ¿Pero qué pasa cuando no existe esa tradición o los equipos responsables, cuando no son personas individuales, cuentan con medios limitados? Pues hay que tirar de ingenio y también de tecnología.

Algo a nuestro favor es que poco a poco salimos de una situación en la que la tecnología interna de la empresa era compleja y ofrecía una experiencia mejorable. Ahora ya no hace falta tener grandes conocimientos de diseño ni ser un avispado especialista en canales digitales para hacer llegar un buen contenido a nuestros compañeros. La tecnología corporativa se ha consumerizado tomando ejemplo de los grandes servicios y productos que utilizamos a título particular. Esto no quita que tengamos que conocerla y hacernos con ella como responsables y gestores en nuestro ámbito.

Pero más allá del conocimiento del canal y de su manejo, no hay que olvidar que es sólo el medio. Desarrollar un plan de comunicación, crear nuestro calendario y generar un contenido apropiado es imprescindible.

Medir para gestionar

Otro aspecto que nos facilita la tecnología y la amplia penetración de los canales digitales es que podemos saber con detalle y de forma instantánea qué está sucediendo con nuestra comunicación y cómo de efectiva es.
Si no sabemos dónde estamos, difícilmente vamos a saber a dónde ir. Este es el principal motivo por el que los responsables de comunicación interna más experimentados hacen uso continuamente de métricas que les permita conocer si van en la dirección correcta.

¿Qué es lo que podemos y debemos medir? Pues en cada caso seguramente será algo distinto, ya que el indicador dependerá del grado de madurez de la organización y de los objetivos que queramos alcanzar
Las empresas que empiezan a comunicar se fijan especialmente en su alcance y las que llevan más tiempo haciéndolo, han superado muchas pruebas y se pueden centrar en aspectos más cercanos al talento, como puede ser el sentimiento de cada individuo sobre la propia comunicación.

En este aspecto el informe de Dialenga también deja datos que lo apoyan, ya que una de cada tres empresas (33%) cuentan con analíticas de consumo de contenidos para conocer el impacto de su comunicación, mientras que una de cada cinco (20%) ya obtiene información acerca de la efectividad a través de la captura de opinión o sentimiento sobre la propia comunicación enviada a través de canales digitales.

¿Colaboras en la gestión de la comunicación interna de tu organización?. Participa en la Encuesta sobre Comunicación Interna de Dialenga y conoce su evolución este 2022.

¿Quieres conocer la evolución del estado de la comunicación interna?

Si te apasiona la comunicación interna y quieres conocer en qué estado se encuentra esta labor dentro de la empresa, este año 2022 tienes una nueva oportunidad, ya que Dialenga y Sngular, junto con la Escuela de Unidad Editorial, la Asociación Centro de Dirección de RR.HH. y Futurizable están trabajando en una nueva edición del informe.

A lo largo de todo el mes de febrero estaremos realizando una nueva oleada de encuestas a esos responsables y colaboradores que trabajan día tras día en acercar un poco más a empresa y trabajadores. Si eres miembro de este grupo, no lo dudes y participa en la encuesta de este año 2022.

Etiquetas: , , ,

La oportunidad de convertirte en Digital Leader

Publicado el 12 abril, 2021

Recientemente en uno de nuestros cursos de OKR tuvimos un debate muy interesante al respecto de si es posible usar metodologías ágiles para transformar la cultura de algunas organizaciones en las que muchas personas se resisten a realizar ese cambio. A este respecto una de las aportaciones más interesantes del debate proponía que algunas personas, que sí que tienen esa mentalidad para el cambio, puedan actuar como catalizadores, para poco a poco ir transmitiendo su ejemplo a todos los demás y que finalmente aquellos más reticentes hacia al cambio no tendrán otro remedio que adaptarse, para no quedarse al margen.

Lo que las metodologías ágiles han hecho a lo largo de los últimos años, para aportar valor en estos procesos de cambio, es proponer la existencia de determinados roles, como son los Agile Coach, los Scrum Master o en el caso de la gestión por objetivos los OKR Champion. Estas personas suelen ser líderes naturales, en cuanto su afán por ayudar a que cambien las cosas o mejorar la situación existente en las empresas. Lo bueno es que ahora contamos con los marcos de trabajo adecuados para facilitar su labor y por lo tanto es una tendencia que definitivamente acabará por hacer que la mayoría de empresas realmente realicen esa transformación cultural.

Por otro lado, en lo que a transformación se refiere tenemos la parte de digitalización, lo cual sin duda está muy relacionado con el cambio cultural, lo que ocurre es que en este caso además de habilidades sociales se requieren habilidades técnicas, ya que las empresas no solo necesitan cambiar su cultura a nivel de gestión y forma de trabajo, sino que para ser competitivas también necesita aprovechar al máximo la tecnología. Y aquí es donde nos encontramos con la figura del Digital Leader.

Qué es un Digital Leader

El nuevo contexto en el que se desarrollan las empresas requiere de nuevos líderes digitales capaces de entender y de provocar el cambio que necesitan las organizaciones. Es por ello que en el grado LEINN (Liderazgo, Emprendedor e Innovación) de TeamLabs, han creado la figura del Digital Leader, que se suma al equipo de líderes integrado hasta el momento por un líder de Equipo (Team Leader), un líder de Clientes (Customer Leader), un líder de Comunicación (Communication Leader) y un líder financiero (Financial Leader). Y es que hoy en día la digitalización y la tecnología no es algo complementario para un emprendedor, es una competencia básica igual que pueden ser las finanzas o los conocimientos de ventas.

La función principal del Digital Leader es responsabilizarse de hacer llegar todos los aprendizajes y recoger las necesidades de su Team Company en este ámbito, a la vez que fomentar el uso de las asesorías digitales y tecnológicas para ir aprendiendo sobre la práctica de los proyectos. Además, son los líderes de la innovación tecnológica de los proyectos de la Team Company, de forma que a través de lo que van aprendiendo en los foros quincenales de digital leaders (donde se juntan los de todos los cursos junto a diferentes expertos) consiguen pivotar sus proyectos e innovar y generar nuevos negocios aportando valor gracias a la digitalización y la tecnología. Esta iniciativa es fruto de la colaboración entre TeamLabs y SNGULAR.

De esta forma desde el campus de innovación y emprendimiento TeamLabs hacen una nueva aportación, tanto a sus estudiantes, como a las empresas en general, para que realmente se produzca esa transformación tan necesaria a nivel económico y social.

En qué consiste ser Digital Leader

Para conocer mejor en qué consiste el trabajo de Digital Leader os recomendamos leer las entrevistas que hemos realizado a los protagonistas que lo están impulsando y desarrollando.

Javier Cuervo es mentor de TeamLabs y uno de los principales responsables de poner en marcha esta iniciativa.

¿Qué valor diferencial puede aportar un Digital Leader a las empresas?

Un Digital Leader es una persona que une tecnología y negocio, y los une al estilo LEINN, es decir que no ha aprendido leyendo o escuchando la experiencia de otras personas sino haciéndolo; los Digital Leader han aprendido a usar tecnologías en sus Team Companies y sus conocimientos han sido validados por sus coaches y por sus compañeros que son socios de su empresa.

Estos perfiles son muy interesantes en la era del no-code porque a diferencia de los técnicos, en los Digital Leaders prima el fondo sobre la forma, es decir lo que buscan son alcanzar objetivos de negocio, por ejemplo crear nuevos canales de distribución y en función de esos objetivos proponen las mejores tecnologías para llegar a ellos, en este caso podría ser eCommerce, evaluando las alternativas y es ahí donde se arremangan y conectan las piezas necesarias basándose en su experiencia y en su afán continuo por aprender. En definitiva, los Digital Leaders son ideales para surfear la ola del sin-código o no-code que se nos está viniendo encima.

¿Es una opción apta para cualquier empresa o es mejor para un tipo de empresa específico?

La actitud de aprender constantemente, el trabajo en equipo y la unión de tecnología y negocio que caracterizan a estos perfiles son ideales para la mayoría de empresas, si bien es cierto que los leinners están siempre muy orientados al mercado, es decir, en las tecnologías que han manejado priman las orientadas a la venta, pero hay de todo.

¿En qué consiste el aprendizaje específico que obtiene un Digital Leader en el marco del grado LEINN?

Es básicamente el director técnico, CTO o CIO de su compañía, por lo tanto, cuando sale ya no es un junior, sino un senior que ha creado proyectos reales, que ha vendido, que ha implementado mejoras tecnológicas para su equipo, para el desarrollo de nuevos productos y nuevos servicios. Un Digital Leader es en definitiva un CTO de nuevo cuño que piensa en las mejores soluciones para su negocio y para su equipo y al que no le da miedo probar cosas nuevas para vender, para dar a conocer su producto o para desarrollarlo.

¿De qué forma estás ayudando a potenciar este plan de los Digital Leaders desde tu trabajo en SNGULAR?

Es una unión tan natural que parece que siempre hubiera estado ahí. Los objetivos de los leinners están tan vinculados al negocio que en ocasiones primaban demasiado el corto plazo y las tecnologías en las que ellos, su equipo u otras Team companies habían utilizado; la entrada de personas de Sngular como pudiera ser Juantomás o yo mismo, les ha ampliado la paleta de colores, les hemos dado cierta seguridad también para que prueben cosas nuevas y, ya yendo a mi caso los he ido acostumbrando a medir, a tomar decisiones basadas en el dato, a no fiarse tanto de su instinto en lo que a marketing digital respecta, porque en Internet se puede medir todo.

Por otro lado, Miguel Coello que está en 4º de LEINN, es el Digital Leader de su Team Company y tiene un proyecto de movilidad y tecnología para ayudar a discapacitados a moverse por el metro y centros comerciales, nos cuenta en esta entrevista cómo se desarrolla este rol en primer persona.

¿Puedes contarnos por qué decidiste convertirte en Digital Leader de tu Team Company?

Al principio el rol no estaba muy claro. En las empresas estamos habituados a hablar del líder de ventas, el financiero, el de marketing… pero ¿qué es la digitalización y cómo se puede llevar a cabo en equipos de menos de 20 personas? ¿es algo reservado para grandes corporates?

Yo siempre fui el de los Excels del equipo.  Me apasiona recopilar todo tipo de dato y métrica para analizar y tomar mejores decisiones. Además, el haber cacharreado con proyectos tecnológicos me ha demostrado que todo lo digital es más rápido e impacta mucho más que lo analógico. Creo que este aprendizaje tenía que transmitirlo a mi equipo y fomentar mucho más los proyectos de base tecnológica o, al menos, que se apoyaran en la tecnología para determinados procesos, tales como la automatización del embudo de ventas o la organización de tareas.

El potencial del rol me parecía enorme y el nivel competencial que tenía yo, escaso para las habilidades que tiene que tener un emprendedor en 2021, así que decidí tomar la responsabilidad para aprender todo lo posible.

¿Cuál ha sido tu mayor aprendizaje realizando este trabajo hasta el momento?

Hacemos mucho intangible. Si transformamos todo lo que hacemos en dato, podemos apoyarnos en la tecnología para tomar decisiones cuyo valor el ser humano jamás sería capaz de percibir.

¿Qué es Futoore? ¿Cómo surge la idea y cómo se ha desarrollado hasta el momento?

Futoore nace del proyecto Metrociego. Yo tengo una discapacidad visual y, cada vez que iba al metro de Madrid, tenía que preguntar a alguien cómo llegar al andén que me interesaba, ya que las indicaciones se encuentran únicamente en los carteles. Lo que hicimos fue trasladar esas indicaciones a una app y redactarlas de tal manera que cualquier usuario pudiera llegar a su destino autónomamente.

Desde aquel lejano 2017 mapeamos más de 120 estaciones y decidimos dar un salto: no centrarnos únicamente en el metro ni en las personas ciegas. Diseñamos un algoritmo que, dándole parámetros de la forma del espacio mapeado, redactase automáticamente las indicaciones para un usuario promedio, un usuario con problemas de visión y un usuario de silla de ruedas o problemas motores.

Tras haber hecho la primera prueba oficial en la estación de Zazpi-Kaleak/Casco Viejo de Bilbao, estamos abriendo proyectos en hospitales, universidades y centros comerciales. Nuestro objetivo es que cualquier persona sepa llegar a donde quiera por sí misma.

Si esta propuesta de los Digital Leaders te ha parecido interesante, te recomendamos participar en los eventos de presentación que se realizarán en Sevilla el 17 de abril y en Madrid el 24 de abril.

Etiquetas: , ,

Futurizable OKR Edition #37

Publicado el 05 marzo, 2021

Ya existe un mercado del software de OKR

Cuando empresas como Techcrunch que se dedican a la difusión y al estudio de tendencias a nivel de innovación, digitalización e inversión, publican artículos como «Rapid growth in 2020 reveals OKR software market’s untapped potential» y descubres que en los últimos meses, dos empresas como Gtmhub y Ally, han realizado grandes rondas de inversión, te das cuenta de que algo importante está ocurriendo con OKR.

Lo cierto es que cada vez vemos más empresas que comienzan a utilizarlo y lo normal es que si se trata de grandes empresas tengan que recurrir a un software específico para su gestión o personalizar alguno propio ya existente, porque especialmente de cara a visibilizar todos los OKR de la compañía y a realizar el alineamiento de los objetivos entre los equipos y las personas, se hace necesaria una herramienta que facilite dicha gestión.

Nosotros incluimos en el Manual de OKR un análisis de las herramientas más importantes para trabajar con OKR, ya sean aplicaciones de software diseñadas específicamente para ello (como Gtmhub) o plantillas que podemos utilizar en otras aplicaciones dedicadas a la gestión de equipos o productividad (como Trello). A este respecto una conclusión a la que hemos llegado es que dependiendo de la inversión que vaya a realizar la compañía en la implantación de OKR, valdrá o no la pena usar una herramienta específica. No vemos que haya una opción mejor que otra, simplemente es cuestión de hacer cálculos del tiempo que vamos a tener que dedicar en toda la compañía, ya sea para adaptarnos a una herramienta específica sobre OKR o adaptar una herramienta que ya estemos usando, porque al final es cuestión de valorar todo el tiempo invertido y el impacto que vamos a obtener al aplicar un sistema de gestión por objetivos.

Y para terminar con este tema de las herramientas para la gestión de OKR os recomendamos leer el manual que ha publicado Gtmhub llamado The Ultimate OKRs Playbook que está realmente bien.

Lanzamos la 14ª edición del curso OKR Champion y la 2ª edición del curso OKR Expert

Tras unos meses dedicados a la puesta en marcha del curso OKR Expert, que por cierto está saliendo de maravilla, gracias a los 21 valientes que están participando, vamos a poner en marcha la 14ª edición del OKR Champion y la 2ª edición del OKR Expert.

La verdad es que es una pasada la buena acogida que le habéis dado a todas nuestras iniciativas de divulgación y formación sobre OKR, por lo cual os tenemos que estar muy agradecidos a los más de 400 suscriptores de esta newsletter y a todos los que nos seguís en las redes sociales.

La 14ª edición del curso OKR Champion se realizará de forma online los días 23, 24 y 25 de marzo con horario de 17 a 19h. Se trata de un curso introductorio al sistema OKR y enfocado a aquellas personas que van a colaborar en la implantación de OKR en su empresa realizando la función de OKR Champion, es decir, una función de facilitación, dinamización, divulgación y formación sobre el sistema.

La 2ª edición del curso OKR Expert comenzará el 27 de abril y finalizará el 17 de junio. Las clases se realizan los martes y los jueves de manera online, con horario de 17 a 20h. Este curso está dirigido a aquellas personas que tienen que liderar la implantación de OKR en sus empresas, ya sea porque tienen un rol directivo o porque se les ha encomendado esa función dentro de la empresa. Por lo tanto es un curso mucho más avanzado, donde se trata en profundidad todo el proceso para realizar la implantación, teniendo en cuenta que para la mayoría de empresas es un tema complejo, donde hay que tomar muchas decisiones y realizar una importante labor de liderazgo para que la implantación sea un éxito.

Si estás pensando en aprender más sobre OKR y formarte para poder trabajar en ello, aquí tienes un gran oportunidad. Y si tienes dudas al respecto, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte!

Etiquetas: , , , ,

Así ayuda la Redarquía en la transformación digital

Publicado el 11 febrero, 2021

Existen muchas visiones de la Transformación Digital, una de ellas es la que expone José Luis Vallejo en estas breves palabras:

  1. Digitaliza Activos. Aligera peso para el viaje. Los activos digitales se transportan mejor.
  2. Adopta Metodologías Ágiles. Dale al equipo un GPS y que elija su camino para llegar al destino.
  3. Define nuevos productos y servicios digitales. Que el equipo aproveche las paradas del camino, para descubrir espacios donde puedan desarrollarse nuevos negocios.
  4. Potencia a la gente que viaja ligera, se adapta al terreno, es curiosa, creativa y te propone nuevos destinos.

Como podéis ver coincide en varios puntos con la visión que venimos compartiendo desde hace tiempo que en Futurizable:

  1. La transformación digital de las empresas comienza por las personas.
  2. La transformación digital obliga a las empresas a poner a los clientes como prioridad.
  3. La transformación digital requiere de una estrategia de apertura.
  4. La transformación digital necesita de nuevas metodologías de trabajo.
  5. La transformación digital implica analizar, entender y aprovechar los datos.
  6. La transformación digital implica aprovechar las tecnologías exponenciales.
  7. La transformación digital requiere del desarrollo de nuevos modelos de negocio disruptivos.

Descubre la Redarquía

Otra visión que nos ha parecido especialmente interesante, por cómo se adapta a la realidad de muchas empresas tradicionales en las que existe una gran resistencia a adoptar los cambios que propone la transformación digital, es la Redarquía, el nuevo modelo de organización del trabajo en la era de la agilidad desarrollado por José Cabrera.

La redarquía es un nuevo paradigma que traza un nuevo camino audaz para construir las organizaciones del futuro. Una nueva estructura organizativa pensada para un nuevo mundo interconectado. La redarquía complementa las estructuras organizativas heredadas del pasado y proporciona un enfoque sistemático para mantenernos competitivos cuando el cambio es discontinuo y el futuro es cada vez menos una extrapolación del pasado. Para competir y ganar en un mundo de cambios acelerados, necesitamos una segunda arquitectura organizativa basada en la red, que permita a las organizaciones innovar, adaptarse e interactuar con la nueva realidad, y que complemente a la jerarquía para que esta pueda hacer, aquello que esta optimizada hacer.

Para conocer mejor este modelo de organización te recomendamos la siguiente entrevista que hemos hecho a su creador José Cabrera y en la que podrás descubrir por qué cuando queremos transformar una organización es mejor hacerlo teniendo en cuenta que habrá una gran resistencia al cambio y que por lo tanto tenemos que contar con los recursos adecuados para que esto no impida que se produzca esa transformación tan necesaria:

Etiquetas: , ,

Futurizable OKR Edition #31

Publicado el 15 enero, 2021

La Evaluación del Desempeño y la Gestión Continuada del Rendimiento en OKR

Una de las preguntas más comunes cuando realizamos una formación o consultoría sobre OKR es acerca de cómo se enfoca la Evaluación de Desempeño en este modelo de gestión por objetivos. Para ello, es importante fijarse en los CFR (Conversaciones, Feedback y Reconocimiento), a través de los cuales se propone que se establezca un proceso de Gestión Continuada del Rendimiento como alternativa a la tradicional evaluación de desempeño.

Tanto la evaluación del desempeño como la gestión continuada del rendimiento trabajan sobre el rendimiento de las personas; la diferencia radica en que la primera se focaliza en la medición mientras que la segunda se enfoca en la acción.

Por lo tanto, en cuanto a enfoque, podríamos asemejar la evaluación de desempeño con los KPI frente a la gestión continuada del rendimiento con los OKR, en el sentido de que los KPI ponen el foco únicamente en la medición mientras que en los OKR también es importante la estrategia a desarrollar.

Si nos fijamos más en concreto en qué es la evaluación del desempeño, podemos definirla como el sistema que mide de forma objetiva e integral la conducta profesional, las competencias, el rendimiento y la productividad. Por otro lado, la gestión continuada del rendimiento es la forma en la que la organización (en concreto, los líderes de esta) ayudan a los trabajadores a lograr sus objetivos, a través de las conversaciones, el feedback y el reconocimiento.

De esta forma y, basándonos exclusivamente en las definiciones, ya vemos unas cuantas diferencias y complementariedades a la hora de utilizar OKR en el marco de la evaluación de desempeño.

  1. Si una de las primeras cosas que se comenzó a considerar en la evaluación de desempeño fueron los objetivos asignados al trabajador, en el caso de convertir esos objetivos en OKR, lograremos una mayor involucración del trabajador en los mismos, ya que pasaremos de un modelo de asignación jerárquica a un modelo de consenso en el que el trabajador es el principal protagonista.
  2. En lo que se refiere a las competencias, la evaluación del desempeño propone considerar aspectos como las habilidades, aptitudes, relaciones con compañeros, responsabilidad y las soft skills. En el caso de OKR la propuesta se hace a través de los Superpoderes, donde están el Foco, la Colaboración, la Responsabilidad y la Exigencia. Lo cual se considera será aquello que más puede ayudar a lograr los Objetivos, aunque se deberían complementar con otros aspectos que también son importantes como la comunicación, la creatividad, la honestidad, …
  3. A la hora de evaluar el rendimiento, una cosa muy positiva que tiene OKR es la necesidad de trabajar en cortos periodos de tiempo, como son los ciclos de tres meses, lo cual conlleva la necesidad de introducirnos en un proceso de mejora continua, donde cada ciclo tenemos que lograr unos objetivos y por consiguiente, iremos mejorando nuestro rendimiento en el proceso si vamos logrando lo que nos proponemos.
  4. Y para lo que se refiere a la productividad podemos recurrir a los Resultados Clave relacionados con cada Objetivo, especialmente porque medir la productividad en sí misma puede llevarnos a un modelo de trabajar por trabajar y no al que buscamos donde lo que queremos es obtener unos resultados que realmente sean una medida del valor que estamos aportando con nuestro trabajo.

Donde vamos a encontrar más diferencias entre la evaluación del desempeño y la gestión continuada del rendimiento es en lo relativo a los incentivos y en el margen de consecución de los objetivos, ya que como sabéis en OKR se desvinculan los incentivos económicos de los objetivos para evitar que la gente se mueva por motivaciones extrínsecas y no intrínsecas. Del mismo modo, el hecho de que en OKR se proponga un modelo de medición muy exigente, en el que los objetivos no se alcancen al 100%, puede resultar contradictorio en relación con la evaluación de desempeño tradicional donde lo normal es que los objetivos que se hayan propuesto se alcancen al completo.

En todo caso, estos aspectos no resultan incompatibles entre ambos modelos y se pueden compaginar de forma que usemos aspectos de la evaluación de desempeño para lo que se refiere a los incentivos económicos y por otro lado aprovechemos la gestión continuada del rendimiento que propone OKR para trabajar de forma mucho más cercana a las personas, evolucionando del modelo actual de liderazgo basado en la supervisión a un modelo de acompañamiento y mentorización donde cada persona estará más motivada para lograr sus objetivos. Esto inicialmente puede parecer que supone duplicar el trabajo, al tener que funcionar con ambos modelos, pero con el tiempo nos iremos dando cuenta de que con una buena organización el beneficio que nos aporte hará que valga la pena.

Y al respecto de esa buena organización la clave está en planificar y ser diligentes a la hora de mantener las reuniones correspondientes tanto a la evaluación del desempeño como a la gestión continuada del rendimiento. A este respecto podemos usar la gestión continuada del rendimiento en el marco de los CFR de OKR, a lo largo del año y respetando los ciclos que se hayan definido para la consecución de los objetivos. De esta forma tendremos, por ejemplo, reuniones de seguimiento semanales PPP para asegurarnos de estar bien informados al respecto de los temas en los que está trabajando la gente y que haya una buena comunicación en todo momento. Luego tendremos reuniones mensuales en modo 1:1 con conversaciones, feedback y reconocimiento tanto en relación con los Objetivos como con los Superpoderes. Y al final de cada ciclo, tendremos las reuniones de evaluación de Objetivos y planificación del siguiente ciclo.

Por lo tanto, manteniendo las reuniones que propone CFR, nos estamos asegurando que la evaluación de desempeño no se limite a una reunión anual donde el trabajador se lo juega todo en ese momento, sino que a lo largo de todo el año se puede ir demostrando el valor que se aporta a la empresa y, a su vez, los líderes pueden ir haciendo ese acompañamiento tan necesario si queremos potenciar el rendimiento de las personas que conforman la organización.

Etiquetas: , , , ,

Futurizable OKR Edition #10

Publicado el 10 julio, 2020

Los CFR son los grandes desconocidos dentro del sistema OKR, pero sin embargo pueden conventirse en una de las mejores aportaciones de la metodología para ayudar a las organizaciones a transformarse y progresar.

Para explicarlo de alguna forma podríamos pensar en los OKR como el sistema que nos ayuda a definir los objetivos, como cuando una persona se propone correr una maratón y decide seguir un plan de entrenamiento que le ayude a conseguirlo. En este caso los CFR vendrían a ser el complemento que busca mucha gente al contratar un entrenador o apuntarse a un club de atletismo, lo cual amplia enormemente las posibilidades de que la persona siga el entrenamiento y acabe logrando el objetivo de correr la maratón.

“Los CFR son tan prioritarios como los OKR para liderar la transparencia, la responsabilidad, el empoderamiento y el trabajo el equipo en todos los nivel de las organización. Como estímulos para la comunicación, los CFR ponen en marcha los OKR y después los lanzan hacia la estratosfera”. John Doerr

De esta forma podemos ver los CFR como un gran aliado de los OKR por lo que no usarlos sería un gran desperdicio, una pérdida de oportunidad que no deberíamos desaprovechar si queremos sacar el máximo provecho a esta metodología.

El problema es que no contamos aún con mucha información, conocimientos o experiencia al respecto de cómo realizar los CFR. Podríamos decir que cada organización lo plantea de una manera, aunque poco a poco vamos conociendo casos sobre cómo realizar esas Conversaciones, Feedback y Reconocimiento que tanto bien pueden hacer para ayudar a las empresas a progresar.

Y aquí es donde nos gustaría recomendaros la herramienta Nailted de cara a realizar una parte de los CFR, la que corresponde al Feedback y el Reconocimiento, sin que esto implique que dejemos de tener esas reuniones tan necesarias de seguimiento, análisis y evaluación del trabajo que se viene realizando sobre los OKR, pero apoyándonos en una herramienta digital que permitirá lograr una mayor adherencia de la metodología dentro de la organización.

Para conocer mejor Nailted y cómo puede servirnos en el ámbito del trabajo que realizamos con los OKR y los CFR os recomendamos leer la entrevista que hemos realizado a Jose Ignacio Andrés, CEO de la empresa.

¿Cómo surge la idea de crear Nailted y cuál es el principal problema que resuelve para sus clientes?

Jesús, Javi y yo llevamos ya unos añitos trabajando en el sector tech, y hemos visto cómo la demanda de profesionales cualificados iba creciendo con los años, se puede ver en las ofertas como los salarios siguen subiendo, se ofrecen más perks… en resumen, las empresas se gastan una pasta en contratar y atraer talento. Pero siempre hay alguien que paga más, y realmente el económico no es un factor que motive a largo plazo, con lo que eso por sí solo está lejos de ser suficiente para construir un buen equipo. Se necesita algo más.

Siempre pensamos que debe existir una cultura de empresa centrada en las personas, porque creemos firmemente que todos ganan. Se puede crear un círculo virtuoso: el negocio irá mejor y a cada persona le irá mejor. Al mismo tiempo nos encanta crear productos digitales, y por eso nos lanzamos a crear Nailted, con el objetivo de ayudar a las empresas a crear culturas más sólidas en las que tengan cabida procesos que fomenten este alineamiento. Con una cultura así, se puede llegar a un nivel de satisfacción del equipo altísimo.

¿Qué tal acogida ha tenido el mercado hasta el momento a vuestra propuesta de valor?

Estamos muy contentos, la verdad. Por dar contexto, aunque la idea comenzó a gestarse hace un año, el equipo está trabajando full-time desde diciembre. Desde entonces hemos crecido mes tras mes, incluso durante la peor fase del Covid. Vemos que cada vez más empresas entienden que hay que dar un paso más en mejorar el entorno de trabajo y cuidar de las personas. En 6 meses hemos superado los 100K€ de ARR y entre nuestros clientes, además de Sngular, contamos con empresas muy punteras como Job & Talent, Carto o Fever o referentes en su sector, como Pascual en alimentación o Grupo Carreras en Logística.

¿Puedes contarnos cuáles son las funcionalidades principales de Nailted en estos momentos?

Hoy por hoy, contamos con un módulo completo de People Analytics y Feedback Anónimo, con el que fomentamos un feedback constante entre cada individuo y la compañía, proporcionando datos agregados y un canal para mantener conversaciones anónimas. Fomentamos el reconocimiento 360º, mediante nuestro sistema de aplausos. En este caso, vestimos como un juego lo que en el fondo es un proceso de reconocimiento, con el que movilizamos a toda la empresa a adoptar este mecanismo tan potente. También apoyamos en la creación de una cultura de feedback, dando la opción a todas las personas a pedir feedback directamente a sus compañeros, implantar Nailted legitima a todos a dar y pedir feedback, lo que acelera muchísimo los ciclos de mejora continua, tanto de los equipos como de cada persona. Además, la empresa tiene la opción de hacer check-ins y preguntar a cada persona de forma individual sobre su progreso, su situación actual en la empresa.

¿De qué forma ayuda Nailted a alinear a los trabajadores con la cultura de la organización?

Lo que Nailted hace es fomentar la comunicación interna. Esta comunicación no es arbitraria, como ocurre con un email o un chat, si no que está estructurada y va guiada de tal forma que lleve hacia la resolución de conflictos o insatisfacciones. Entendiendo «que le duele» a una persona o a un grupo, la empresa podrá actuar en consencuencia, ya sea con acciones correctivas o simplemente mejorando su comunicación para asegurarse de que todos entienden el objetivo. Haciendo un reconocimiento positivo, se refuerza un comportamiento determinado, que sin duda se repetirá. Dando un feedback sobre algo que no ha ido bien, ayudará en la mejora continua. De este modo, puliendo poco a poco cada aspecto, podremos incrementar el grado de alineamiento. Con esto tenemos un win-win, porque las personas estarán más contentas en su trabajo, y de esa motivación sin duda la empresa tendrá un claro ahorro en costes por la rotación y un aumento en beneficios por la mejora del rendimiento.

¿Por qué creéis que es importante que haya Feedback y Reconocimiento de manera continua en la organización?

Sin feedback una organización no mejora, se estanca. Las personas no entenderán como pueden mejorar. Los equipos no mejorarán su procesos, puesto que no aprenderán de sus errores.

Muchas empresas dicen que hacen feedback, pero lo hacen a través de mecanismos como performance reviews, donde el feedback se orienta hacía la evaluación, ligado a bonus, aumentos y promociones. Sin entrar en si es correcto o no, en Nailted hacemos algo mucho más profundo. Buscamos crear y reforzar una verdadera cultura de feedback, crear un entorno seguro, donde en el día a día, nadie tenga problema en pedir ni en dar feedback a los demás. Sin recompensas ni castigos, sin sesgos. Si no por la mejora conjunta, individual y colectiva.

El reconocimiento es una forma de dar feedback, pero en positivo, por lo que es una forma ideal de crear el hábito de decirle a los demás como lo están haciendo. Y tiene un impacto en la motivación increíble. Es clave que exista reconocimiento a todos los niveles. Uno de los principales motivos por el que la gente abandona sus puestos de trabajo es no sentirse valorado. No fomentar activamente el reconocimiento en una organización significa perder una ventaja competitiva de la que podrías disponer sin ningún tipo de contraprestación.

¿Habéis pensado en las sinergias que puede tener vuestro modelo de funcionamiento con el que propone el sistema OKR?

Es algo a lo que le hemos dado bastantes vueltas últimamente. No se si llegará en forma de OKRs exactamente, pero si tenemos en nuestro roadmap integrar una parte de gestión de objetivos. Pensamos que debería existir un nexo entre los 1:1 que puedes tener con tu manager o tu equipo, y el progreso en la consecución de objetivos. Del mismo modo que tener un 1:1 semanal puede suponer una sobrecarga de reuniones en muchos casos, dar seguimiento a corto plazo puede ser una inversión muy grande de tiempo y, al mismo tiempo, no revisarlos en ciclos cortos, puede dejarnos sin tiempo de reacción. Creo que Nailted puede ofrecer un buen engranaje que permita tener ese seguimiento a corto plazo del mismo modo que lo hacemos ya para el reconocimiento o el feedback.

¿Qué descubrimientos estáis haciendo gracias a los primeros clientes que están usando Nailted?

Algo que me viene mucho a la cabeza es como algo pequeño puede tener un impacto enorme. El efecto mariposa también ocurre en las empresas. Por eso, diseñar tu cultura no debe ser algo que dejes a su suerte. Por poner un ejemplo, algo inocente y divertido: «vamos a poner una lista con las personas que más aplausos reciben». Tarde o temprano podrá volverse en contra del propio proceso y de la empresa, porque se pervertirá el objetivo original. Este ejemplo puede ser bastante simplón, pero ocurre con todo. Eso tiene un lectura positiva, un software como Nailted, tocando las teclas adecuadas, puede tener un impacto enorme en tu organización.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro?

En términos de producto queremos evolucionar Nailted para que sea cada vez de más ayuda, tanto a la empresa para con sus procesos de comunicación interna, como para con las personas, ayudándoles en su desarrollo y satisfacción dentro de las organizaciones. Lo que llegue siempre será bajo esta premisa.

En términos de crecimiento, creemos que trabajar el alineamiento empresa-equipo es una tendencia que se extenderá cada vez con más rapidez, eventos como el del Covid lo están acelerando y ahora incluso las empresas más tradicionales van a necesitar un cambio en su modelo de gestión, porque ya no vale «controlar» que la gente está en su sitio. Por todo eso, vemos que tenemos una oportunidad global y trataremos de aprovecharla tanto aquí como en otros países.

Etiquetas: , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar