Aprendizaje archivos - Futurizable | Sngular
Enlaces rápidos
  • Blockchain
  • Big Data
  • Educación
  • Robótica
  • Espacio

Publicaciones en Aprendizaje

La Inteligencia Artificial y la explosión cámbrica del aprendizaje

Publicado el 26 enero, 2023

La explosión cámbrica hace referencia a un fenómeno que tuvo lugar durante el cámbrico temprano, en el que se aceleró significativamente la evolución de las especies que habitaban el planeta en ese periodo, lo cual desembocó en una diversificación repentina de organismos. En la actualidad se utiliza este concepto para reflejar una evolución acelerada, como la que estamos viendo en estos momentos para el ser humano gracias a la Inteligencia Artificial, que va a tener especial impacto en determinadas actividades, como es el caso del aprendizaje, al que vamos a dedicar este artículo.

Esto es así porque a raíz del surgimiento de las Inteligencias Artificiales Generativas (GenAI), especialmente de la presentación de ChatGPT, se ha iniciado una verdadera revolución en el sector educativo, la enésima revolución tras la llegada de la informática, Internet y los smartphones, pero que en esta ocasión realmente podría, o debería, cambiarlo todo.

Aprendamos juntos

Una de las cosas que más nos ha gustado del curso sobre GenAI y ChatGPT que hemos realizado esta semana, ha sido escuchar a profesores contarnos cómo están usando estas herramientas para mejorar su trabajo, especialmente involucrando a sus alumnos en el proceso. Bueno también nos ha gustado ver a padres que se lo están enseñando a sus hijos, pero eso es otra historia.

Por esto nos atrevemos a proponer un cambio en el modelo educativo, pasemos del actual en el que el profesor sabe y el alumno no sabe, por uno nuevo en el que el profesor sabe, pero quiere aprender más y comparte ese proceso de aprendizaje con el alumno. Como un maestro que mejora en su maestría a media que el aprendiz valida sus conocimientos y le motiva para querer aprender más, para ser mejor.

El fin de las tareas

Si ya de por si antes las tareas nos parecían algo inútil, ahora ya es ridículo que el profesor mande una tarea al alumno que acabará haciendo una máquina. Absoluta pérdida de tiempo para el alumno, que no habrá aprendido nada más que a usar la máquina y para el profesor, que no debería conformarse con mantener al alumno ocupado, sino que debería tener como objetivo principal su aprendizaje, o al menos que aprueben su asignatura, si es que está correctamente definido el sistema de evaluación.

Aprovechemos este sinsentido para eliminar las tareas para casa y aprovechemos la tecnología para involucrar mucho más a los alumnos en su proceso de aprendizaje, que pasen a ser verdaderos protagonistas y que el profesor se convierta en un mentor en todo ese proceso. Entonces, cuando hayamos logrado que los alumnos sientan una verdadera motivación por aprender, no solo querrán aprender durante el tiempo que están en clase, sino que cuando vuelvan a casa seguirán aprendiendo por su cuenta.

Preparados para el futuro

Si las predicciones de los expertos en tecnología se cumplen, en pocos años la mitad de los trabajos que ahora conocemos habrán sido ocupados por la Inteligencia Artificial y la robótica, por lo tanto la mitad de las personas que ahora cursan sus estudios no podrán encontrar trabajo, por muy bien que se hayan preparado para ello. Por lo tanto o nos damos prisa en inventar nuevos trabajos o nos dirigimos a un futuro con unas tasas de desempleo tan altas que va a ser muy complicado mantener el equilibrio social.

El sector educativo no puede continuar al margen de esta situación, es momento de asumir la responsabilidad. No se puede seguir educando a los jóvenes para un futuro que no existe. El mundo ha cambiado y no se parece en nada al que representan los planes de estudios de la educación primaria, secundaria y universitaria. Qué yo sepa aún no hemos inventado la máquina que detiene el tiempo, pero el sector educativo parece disponer de esa máquina, es más algunos profesores se ofenden porque los intereses de los alumnos han cambiado, es más culpan a estos del problema, bueno, y también señalan a la tecnología como causa del mismo.

Lo malo es que nada apunta a que vayamos a volver a la época de la pluma, el tintero y el candil, así que o nos adaptamos a los cambios que ha provocado la tecnología en las personas y la sociedad o solo nos quedará esperar que la jubilación llegue pronto y no se vea la universidad obligada a hacer recortes de personal, porque los alumnos siguen empeñados en pensar que ya no vale la pena tener un título universitario y pasar 4 años aprendiendo cosas que no les van a ayudar a tener un buen trabajo en el mundo real.

El uso de las GenAI en la innovación educativa

Borja Garzón va a contarnos a continuación su experiencia llevando al ámbito educativo las Inteligencias Artificiales Generativas, tras 11 años trabajando en la innovación educativa a través de metodologías ágiles y design thinking. Es experto en el diseño de planes de formación basados en lifelong learning e implementación tecnología educativa, con foco actualmente en la integración de la IA en la educación. Además trabaja como Chief Learning Officer ayudando a las organizaciones que buscan navegar la incertidumbre y los contextos complejos a través de estrategias de aprendizaje. También es facilitador del aprendizaje y los procesos de innovación situando el conocimiento como core del negocio. Su último proyecto con el propósito de abrir el imaginario de uso e implementación de la IA es ofrecer el curso Inteligencia Artificial y oportunidades para la formación.

¿Cómo piensas que la Inteligencia Artificial va a impactar en el mundo de la educación en los próximos años?

Recientemente ya estamos viendo como el boom y toda la expectativa generada en torno a todo el ecosistema de herramientas ya disponibles y aplicables está generando un impacto en todos los sectores. Hace unos días lancé una encuesta con esta pregunta: ¿Cómo afrontas la disrupción de las Inteligencias Artificiales en tu trabajo? el 51% respondió que con optimismo y declarando que le son de ayuda, el 40% con incertidumbre y aprendiendo y tan solo un 8% con indiferencia y un 2% con miedo. Con esto quiero decir que el panorama es más optimista de lo que a priori pinta, respecto a impactos negativos o miedos. Lo cual no quita que hay alta incertidumbre y que la educación no es y no debe ser ajena a ello.

Es más, ya estamos viendo noticias como por ejemplo en New York han prohibido el uso de ChatGPT en los centros de formación (algo que ya ocurrió en Madrid cuando prohibieron el uso de los dispositivos móviles…). Por otro lado, ya salen casos de buenas prácticas de uso de la IA y sus herramientas en la educación, profesores que enseñan a sus alumnos a utilizarlas con sentido común y pensamiento crítico… Creo firmemente que este último es el camino, no prohibirlo y si enseñar su buen uso y sacarle el mejor de los partidos, de otra forma será dar la espalda a una realidad.

En cuanto a si puedo pensar que la IA eliminará a los profesores pues la respuesta es un NO rotundo. Creo que será parte de un asistente académico que ayudará a la personalización del aprendizaje, reconociendo e identificando mejoras de forma temprana, haciendo uso de los datos académicos del estudiante pudiendo llegar a recomendar acciones concretas y contenidos concretos, ayudará a la atención a la diversidad rompiendo barreras de idiomas, niveles, comprensión, diferentes ritmos de aprendizaje y motivaciones… Por ejemplo, usar herramientas de IA de subtitulado automático, de conversión de texto a audio o viceversa sin duda ayuda a personas con capacidades diversas.

Si bien es cierto en la educación, históricamente la tecnología siempre ha llegado tarde, pero creo que en esta ocasión no va a ser así pues muchas de las aplicaciones van precisamente a impactar en la generación de contenidos, asistentes virtuales, de gran utilidad en la formación. Por otro lado, la facilidad de uso minimiza la adopción de estas tecnologías y al no necesitar inversión en dispositivos será mucho más rápido que por ejemplo en el caso de la realidad extendida o metaverso.

Otro tema es cómo la burocracia que conlleva el sistema educativo lo facilitará, pero sin duda los estudiantes ya lo están usando, ya es una realidad. Y esto empujará a que el sistema educativo se transforme. Por ejemplo y lo primero en lo que impactará será en las evaluaciones. Por fin, podremos empujar a que los estudiantes adquieran habilidades de pensamiento crítico, comunicación, creatividad (y todas aquellas habilidades y competencias que nos hacen humanos) en lugar de la mera superación de tareas como exámenes o trabajos repetitivos en los que la IA nos da mil vueltas y los alumnos ya recurren a ellas.

Por otro lado, ya hay estudiantes que usan la IA conversacional para hacer resúmenes, preguntar dudas académicas, obtener preguntas para ponerse a prueba, etc. Sin duda, una buena práctica. Como conclusión diré que no debemos tener miedo de si nos va a quitar trabajo o no sabremos «competir» con estas herramientas. Al contrario, están para hacer nuestro trabajo más eficiente y dejarnos tiempo para lo importante: facilitar el aprendizaje de nuestros estudiantes. Lo que si puede poner en riesgo nuestro trabajo es no saber dominarlas y usarlas pues entonces será otra persona que si las use la que nos adelantará.

Defiendo firmemente que no sabemos qué profesión tendrán los alumnos que ocupan las aulas hoy, muchas de ellas ni siquiera existen por lo que enseñarles la competencia «aprender a aprender» y la capacidad de hacerse buenas preguntas más que responder siempre las mismas o memorizar, deben ser el tema central que aborde la transformación de la educación y la formación.

¿Cómo crees que esta tecnología puede mejorar aprendizaje en el aula?

La tecnología debe estar presente en el aula siempre y cuando no sea un punto de fricción o implique que haya personas que no tengan acceso a la misma.

No obstante, la tecnología está presente en la sociedad e impacta de forma innegable en la misma por lo que la educación no puede estar alejada de esta realidad y debe aplicarla y ayudar a su buena utilización.
Creo que la puede mejorar en estas líneas:

  • IA aplicada a la curación de contenidos y personalización de los mismos.
  • Análisis del sentimiento y emoción para la detección temprana de necesidades específicas, mejorar en el engagement y obtener feedback en tiempo real.
  • Mejorar la seguridad en las plataformas de formación. Detectando casos de acoso por ejemplo.
  • IA aplicada a la generación de contenido en vídeo o audio a través de un texto o contenido preexistente. Muy útil para aplicar metodologías de flipped classroom entre otras.
  • Soluciones multi-idioma y locución.
  • Como no, para generar storytellings realistas e ilustraciones que ayuden a personalizar los contenidos a nuestro alumnado y al mismo tiempo sumar al aprendizaje significativo.
  • Como asistentes académicos, usar Chatgpt para resolver dudas, conceptos, generar preguntas, resumir, esquematizar, apoyar, reforzar…

Seguro que me dejo muchas, y es que opino que es momento de abrir el imaginario y de forma colaborativa abrir un observatorio en la red de aplicaciones y usos que le podamos dar.

¿Qué tipo de herramientas de Inteligencia Artificial recomiendas para empezar a trabajar con ellas en el ámbito de la educación?

Como herramientas ya existentes recomendaría empezar por ChatGPT. Por todos conocido y en el que los estudiantes están tomando la delantera en su aplicación. Una herramienta de IA (o bueno verdaderamente de machine learning) tiene el potencial suficiente para ayudarnos como si de un asistente académico se tratara, donde es más importante saber y dominar qué preguntar que las propias respuestas que da. Para mi esto es ya por sí un ejercicio de incalculable valor pedagógico ya que vivimos en un momento de la historia en el que la incertidumbre es tan alta que hace que los retos a los que nos enfrentamos sean complejos (que no complicados). Ocurre que ante un problema complejo no existen soluciones previas ni una válida certeramente, por lo que la capacidad de aprender, de generar conocimiento nuevo es esencial y de vital importancia. Esto sólo se consigue haciéndonos cada vez mejores preguntas en lugar de responder siempre a las mismas (como estamos acostumbrados a hacer de forma brillante ya que se nos ha formado para ello).

Sin duda empezaría por esta para enseñar sus bondades más arriba apuntadas.

Otro tipo de herramienta que utilizaría serían aquellas que son capaces de generar contenidos en múltiples formatos (vídeo, audio, imagen) a partir de una petición previa con un prompt o incluso a través de tus contenidos previos que tengas. Por ejemplo, generar vídeos a partir de tus presentaciones o pdfs me parece un uso que ayuda al trabajo y comunicación asíncrona que a su vez puede ayudar a afianzar conceptos y aplicar metodologías de aprendizaje activas y de flipped classroom donde profesores y estudiantes pueden crear sus contenidos de forma asíncrona y aprovechar los espacios físicos y síncronos a actividades que no sean la mera transmisión de la teoría.

Creo que este sería un buen comienzo simple que no sencillo.

¿Cómo crees que la Inteligencia Artificial puede ayudar a personalizar el aprendizaje para los estudiantes?

Sin duda creo que es uno de los mayores beneficios que puede traer la IA a la educación. Y es que la personalización del aprendizaje es uno de los grandes retos y que hay tantas formas de aprender como personas existimos, sumado a que no todos partimos del mismo punto. Dicho esto, la IA creo que ayudará haciendo uso de los datos académicos y del histórico del estudiante. La IA es capaz de analizar grandes volúmenes de información y detectar casos concretos de necesidades específicas donde cada estudiante necesita refuerzo, feedback, contenidos específicos etc. Puede sin duda hacer un mejor uso de los datos que los profesores cuyo tiempo y capacidad de análisis de grandes volúmenes es limitado. Imaginemos que una aplicación de IA puede tener el contexto sociodemográfico de un estudiante, su histórico de evaluaciones, sus calificaciones, sus métricas de seguimiento, asistencia, interacción… y que la IA puede ayudar a analizar todos estos datos y dibujar al profesor un modelo que anticipe abandonos o fracasos escolares tempranos o incluso le diga las áreas en las que desarrollar acciones concretas para dicho estudiante. Sería maravilloso y permitiría al profesor anticiparse, detectar y ocuparse de lo realmente importante.

¿Qué desafíos piensas que enfrenta la educación con la llegada de la Inteligencia Artificial?

El más inminente y creo que hay que darle gracias, al cambio de los sistemas de evaluación basados en la mera calificación de exámenes y trabajos repetitivos. Dado que con las herramientas como ChatGPT va a ser, por lo menos por ahora, imposible detectar la autoría de los mismos, los profesores se deberán ver forzados a innovar en las evaluaciones y todo ello no va en contra de la legislación educativa. Básicamente quizás veamos una evaluación en competencias real y no en una mera evaluación al puro estilo PISA… que de poco sirve y poco aporta a la sociedad y a los estudiantes.

Sin duda el otro gran desafío será educar y formar en el uso de esta tecnología así como tratarla como una competencia más. Embeberla en el currículum académico y usarla como una herramienta más como son las tablets, los proyectores o la tiza. Todos ellos elementos imprescindibles.

Por otro lado, el gran obstáculo va a ser la burocracia y la barrera de adopción de nuevas herramientas y metodologías de trabajo en el sistema educativo.

No me gustaría dejar tampoco de lado que es preciso un avance y asentar unas líneas básicas que sean las directrices éticas en las que se fundamente el uso y aplicación de la IA en la educación y por tanto en el impacto de la sociedad. Contemplando y resolviendo la igualdad de oportunidades, la universalización, la atención a la diversidad, la privacidad, la seguridad, etc.

Una de las problemáticas que ya se están tratando legalmente y a las que se enfrentan las empresas de desarrollo de Inteligencia Artificial es el cumplimiento de la ley de GDPR. La ley de protección de datos contempla el derecho a la información. Esto es que cualquier usuario puede solicitar a las empresas responsables de estas aplicaciones de IA a informar del origen de los datos, tratamiento, etc. Pues bien el reto es mayúsculo pues al basarse en machine learning es a día de hoy imposible conocer o averiguar con certeza cómo la IA llega a darte una solución determinada y no otra. Es decir no puede aportar información sobre cómo se han tratado los datos pues lo que ocurre en la IA es como una caja negra (por así decirlo).

¿Cuáles son tus planes para sacarle provecho a esta tecnología?

En primer lugar, aprender y mostrar curiosidad así como investigar a través de experimentar con las diferentes herramientas existentes y las que van saliendo. Esto va tan rápido que a veces cuesta poner foco y pensar en qué y cómo aplicarlas a tu sector y casos de uso concretos. No obstante, lo que trato de hacer es crear comunidad y abrir el imaginario precisamente para ir averiguando y desgranando en qué nos pueden ayudar.

¿En la práctica? Pues estoy usando Copilot para ayudarme a planificar y diseñar formaciones, talleres, cursos. Es una IA en la que le das el contexto, las temáticas y con un entrenamiento previo puedes obtener una planificación educativa completa en la que te propone las lecciones, los temas a tratar, los objetivos, las actividades, la evaluación… e incluso las presentaciones… Alucinante para aquellos que somos diseñadores instruccionales o nos encargan diseñar experiencias de aprendizaje ya que esto te da ese orden y sentido al que antes tenías que recurrir a un experto en la materia y confiar en su know how. Ahora puedo ser más eficiente y recurrir a una validación posterior en lugar de empezar de cero.

Igualmente, mi nuevo compañero de trabajo, aka ChatGPT, me ayuda a resumir, a crear las introducciones teóricas de ciertos temas, a diseñar evaluaciones, a proponer actividades, ya tengo un listado de prompts de aplicación práctica para la educación que me ayudan a saber que pedirle y como. Lo que comentaba anteriormente, aprendiendo a preguntar mejor y a saber qué preguntar más que buscar respuestas correctas.

Por otro lado, no soy experto, más bien soy un desastre en temas de gestoría por lo que estoy usando la IA para generar plantillas de contratos, plantillas de facturas, control de pagos y generación automática de facturación, etc. Esto vinculado a herramientas nocode es una maravilla.

Por último, me encuentro jugando con herramientas de generación de imágenes y los cursos que diseño ya no usan imágenes de banco si no que son únicas y diseñadas específicamente para estos casos.

Finalmente, mi plan e invitación es que sumemos fuerzas, creemos comunidad y desarrollemos soluciones de nicho aplicadas a la educación. Me encantaría participar en el diseño y desarrollo de una solución de IA aplicada exclusivamente a la educación.

Etiquetas: , ,

¿Se ha perdido la maestría?

Publicado el 01 diciembre, 2022

Cuando pienso en maestría lo primero que se me viene a la cabeza es un solo de guitarra de Angus Young en un concierto de AC/DC. Da igual la edad que tenga, el dinero que gane o que lleve corbata con pantalones cortos, si hay una muestra inequívoca de maestría es su manera de tocar la guitarra. Si no te gusta el Rock o Angus te parece demasiado macarra, observa cómo toca el piano Hania Rani, o piensa en tu músico favorito para reflexionar al respecto de por qué algunos artistas ganan tanto dinero y son admirados por tanta gente.

¿Se ha perdido la maestría?

En un músico es sencillo observar la maestría, como una gran habilidad y destreza para enseñar o realizar algo, pero ¿puede ocurrir lo mismo con otras profesiones? ¡sin duda!

En este punto me gustaría hablarte de Joe Kramer, a quién conocí gracias al libro Fluir de Mihaly Csikszentmihalyi que nos presenta a Joe como un hombre de sesenta y pocos años, que trabaja como soldador en una fábrica al sur de Chicago donde montaban vagones de ferrocarril. Unas doscientas personas trabajaban con Joe en tres estructuras enormes, oscuras, parecidas a hangares, donde las planchas de acero que pesan varias toneladas se manejan suspendidas en unas vías del techo, y se sueldan entre chorros de chispas a las plataformas del vagón. En el verano es un horno, en el invierno los vientos helados de la pradera aúllan en su interior. El sonido del choque del metal es siempre tan intenso que hay que gritar en la oreja de una persona para hacerse entender. Joe vino a Estados Unidos cuando tenía cinco años de edad; dejó la escuela después del cuarto grado. Había trabajado en este taller durante treinta años, pero nunca quiso llegar a ser capataz. Rechazó varios ascensos, argumentando que le gustaba ser un simple soldador y que se sentía más cómodo si no era el jefe de nadie. Aunque está en el escalafón más bajo de la jerarquía en la planta de montaje, todos conocen a Joe, y todos están de acuerdo en decir que él es la persona más importante de toda la fabrica. El director afirma que si hubieran cinco personas más como Joe, su planta sería la más eficiente en el negocio. Sus compañeros trabajadores decían que sin Joe tendrían que cerrar el taller al momento. La razón de su fama era simple: Joe aparentemente dominaba cada fase de todas las operaciones realizadas en la planta y era capaz de ponerse en el puesto de cualquiera si era necesario hacerlo. Además, podía arreglar cualquier avería de la maquinaria, desde las enormes grúas mecánicas a los minúsculos monitores electrónicos. Pero lo qué más sorprendía a la gente era que Joe no sólo podía desempeñar estas tareas, sino que realmente disfrutaba cuando le llamaban para hacerlas. Cuando se le preguntó cómo había aprendido a reparar instrumentos y motores complejos sin tener ningún tipo de preparación para ello, Joe dio una respuesta muy especial. Desde su niñez se había sentido fascinado por las máquinas de todo tipo. Especialmente por cualquier cosa que no funcionase adecuadamente: «Como cuando se averió la tostadora de mi madre. Me pregunté: “si yo fuese esa tostadora y no funcionase ¿qué provocaría el fallo?”». Encontró la avería y la arregló. Desde entonces siempre ha usado este método de identificación empática para aprender acerca de los sistemas mecánicos y reparar cada vez máquinas más complejas. Y la fascinación del descubrimiento no le ha abandonado nunca; ahora que ya está cerca de la jubilación, Joe todavía disfruta trabajando todos los días.

¿Te sientes identificado con Angus, Hania o Joe? a mi la verdad es que me encantaría alcanzar ese nivel de maestría en lo que hago y aunque me guste mucho mi trabajo, la verdad es que me veo muy lejos de ello. Es cierto que cuando te dedicas a la innovación o la divulgación es mucho más difícil cuantificar o valorar el nivel de maestría que cuando estás especializado en tocar la guitarra, el piano o soldar estructuras de acero, pero eso no quita para que muchas veces piense que debería estar más concentrado en leer y escribir en lugar de andar vagando de reunión en reunión o distraído consultando el correo electrónico o husmeando en las redes sociales.

¿Se puede medir la maestría?

Levantarse temprano, trabajar duro, encontrar petróleo. J. Paul Getty

Partiendo de la base de que todas las comparaciones son odiosas, sí que es cierto que cuando te fijas en las personas que destacan por la maestría en su trabajo o en la actividad que realizan, llama la atención el tiempo que han tenido que dedicar para lograrlo y mantenerse a ese nivel, algo que no encaja mucho con el criterio que seguimos la gran mayoría de los profesionales de trabajar 8 horas al día 5 días a la semana. Y vaya por delante que no estoy defendiendo la idea de que haya que matarse a trabajar, como promulga el mismísimo Elon Musk, pero sí que pienso que lo que nos falta a muchos profesionales es concentración, ni más ni menos.

No creo que alcanzar la maestría sea cuestión de echarle más horas, ni de enfocarnos en hacer una sola cosa, pero sí que me parece necesario que veamos nuestro trabajo como una práctica continuada y deliberada que debería estar enfocada en la aportación de valor y no en la generación de actividad. Aquí no cabe duda de que tener un propósito o una vocación ayudará muchísimo, aunque eso no quita para tener que dedicarle luego el tiempo que sea necesario.

Pero volvamos a Angus Young para explicarlo mejor. Cuando en un concierto está tocando la guitarra su actitud refleja que para él lo más importante es cómo está reaccionando el público, no el número de notas o acordes que está siendo capaz de tocar, el tiempo que está durando cada canción o el número de canciones que van a tocar en el concierto. Del mismo modo Joe Kramer cuando está en su trabajo estará pensando en la calidad de sus soldaduras y lo peligroso que sería que esas soldaduras fallasen, poniendo en riesgo incluso la vida de personas.

Los artesanos son otro buen ejemplo de maestría, especialmente aquellos que han logrado que los productos que fabrican perduren a lo largo del tiempo, viva representación del efecto Lindy, que explica que cuanto más tiempo sobrevive una tecnología o una moda, más tiempo va a perdudar en el futuro. Pero en este caso también tenemos que ser conscientes de que la maestría debería considerar la percepción por parte del cliente al respecto de lo que se está haciendo, lo cual hace que algos artesanos sean capaces de reinventarse para ofrecer al mercado algo que no pase de moda. Un ejemplo de ello, por si no sabes a qué me refiero es el fabricante de capas Seseña, que puede presumir de ser capaz de tener éxito vendiendo una prenda de ropa que la mayoría de la gente pensaría que ha quedad anticuada.

Así se alcanza la maestría

Vaya por delante que es un poco pretencioso ponernos a dar consejos aquí sobre cómo alcanzar la maestría, pero para que este artículo pueda aportar algo de valor y no quedarse en meras observaciones, al respecto de si se está perdiendo la maestría y cómo saber si la hemos alcanzado, vamos a intentar aportar algunas ideas que pueden servirnos para avanzar por este camino que tanto vale la pena recorrer.

  1. Foco: qué duda cabe que los maestros están enfocados en su trabajo, ya sea en el arte o el deporte es difícil encontrar gente que es muy buena en varias actividades, aunque sin duda existen excepciones, pero esa capacidad de estar tremendamente enfocado en una cosa ayuda enormemente a entrar en el flujo necesario para lograr la maestría.
  2. Consejo: la mayoría de la gente que ha llegado a ser muy buena haciendo algo ha tenido un maestro en el que inspirarse, además de que esa persona le haya podido acompañar como mentor a lo largo de todo el proceso de aprendizaje, hasta que el propio aprendiz se ha convertido a su vez en maestro de otros.
  3. Aceptar el error: cuando pretendes alcanzar la maestría en una actividad tienes que estar preparado para fracasar de manera reiterada y entender que esto es parte del camino hacia el éxito, de hecho si no cometes muchos errores quizás es que no te estás exponiendo lo suficiente a las experiencias de aprendizaje necesarias para mejorar.
  4. Disfruta la incertidumbre: ya que resulta tan difícil saber de antemano si podremos llegar a convertirnos en maestro en la actividad que queremos desarrollar, la incertidumbre va a convertirse en nuestra compañera de viaje y por lo tanto no solo tenemos que aprender a convivir con ella sino incluso disfrutar de su presencia.
  5. Aprende a desaprender: mucho cuidado con los sesgos de los que tan bien equipados venimos desde el nacimiento, porque pueden resultar muy valiosos para sobrevivir frente a una situación de peligro, pero son nuestro peor enemigo cuando se trata de avanzar en un proceso de mejora continua hasta alcanzar la excelencia.
  6. Cuídate: porque muchas veces cuando estás tan enfocado o en flujo puedes olvidarte de que para rendir adecuadamente es importante estar bien físicamente y por eso es tan importante preocuparse por tener un equilibrio en las actividades principales para sentirse bien, como la alimentación, el ejercicio físico, las relaciones sociales y el descanso.
  7. Abúrrete: qué mal queda decir que te aburres o cuando se lo escuchas a alguien, pero hemos llegado al punto de llenar tanto nuestra vida de cosas y de actividades que no dejamos espacio ni tiempo para que surja la magia. Una magia que puede llegar en el momento que menos esperas, aunque desde luego mucho mejor si te encuentra trabajando.
  8. No pienses: decía Sófocles que «no hay vida más bella que la de un hombre que no piensa; no pensar, ése es un mal verdaderamente llevadero». Aunque esto hay que explicarlo porque entiendo que no se trata de que nunca pienses, sino de que al menos haya ratos en que no estés pensando, que dejes de lado las rumiaciones y simplemente te concentres en lo que estás haciendo.
  9. Ríete: sobre todo de ti mismo, aunque también con otros, ya que la alegría siempre va a ser un gran aliado para ayudarnos a mejorar en nuestro trabajo.  Cuando te ríes de ti mismo no solo estás aceptando el error sino que estás teniendo la humildad suficiente para entender que aún tienes mucho camino por recorrer, que siempre se puede dar un paso más para mejorar y en esas ganas de estar siempre aprendiendo es donde reside la clave del éxito.

¿Y tú cómo enfocas esto de la maestría? ¿Tienes un plan para alcanzarla o te conformas con ser uno más del montón? ¿Has reflexionado al respecto de tu propósito a nivel profesional? ¿Dedicas tiempo cada día a mejorar en tu trabajo? ¿Quién es ese maestro que te inspira y te hace ser consciente de todo lo que aún tienes por mejorar?

Etiquetas: , , , ,

De las estrategias de aprendizaje al aprendizaje como estrategia

Publicado el 17 octubre, 2022

Cuando eres consciente de lo poco que sabes, o más bien de todo lo que te queda aún por aprender, se abre un mundo de oportunidades a la hora de mejorar en nuestro trabajo, ya que considerar el aprendizaje como parte de la estrategia provoca un cambio de mentalidad que puede resultar muy beneficioso de cara a lograr el éxito en el medio o largo plazo. En concreto ser conscientes de todo lo que nos queda aún por aprender nos permitirá desarrollar una mentalidad de abundancia de oportunidades, frente a considerar que ya sabemos lo suficiente, lo cual nos hará que nos enfoquemos exclusivamente en lo que conocemos, con las limitaciones que esto conlleva.

Veamos un ejemplo. Si estoy emprendiendo y tengo que conseguir mis primeros clientes o estoy en una empresa en la que tenemos que lanzar un nuevo producto, puedo enfocarme en lo que conozco de mis clientes o en lo que supongo que mis clientes necesitan, lo cual puede limitar mucho las posibilidades al respecto del tipo o número de clientes a alcanzar. Sin embargo si parto de la base de que lo importante al principio es conocer bien a los clientes, empatizar con ellos y entender sus verdaderas necesidades, las posibilidades de éxito se amplifican. Y esto es precisamente lo que nos sugieren metodologías como Design Thinking y Lean Startup, comenzar por empatizar con el cliente antes de lanzarnos a ofrecerle aquello que creemos que necesita.

De esta forma lo primero que nos propone el aprendizaje estratégico es incluir el aprendizaje dentro del proceso que queramos desarrollar como estrategia de nuestra organización y luego además nos propone que aquello que vayamos a aprender sea lo que realmente nos ayudará a lograr el éxito.

Así es importante que al considerar el aprendizaje como parte de la estrategia tomemos buenas decisiones al respecto de lo que queremos aprender, por ejemplo volviendo al tema de los clientes, cuando trabajamos en estrategias de marketing podemos querer tener mucha información de nuestros clientes y contar con muchos KPI al respecto de la actividad que realizamos para darnos a conocer, sin embargo, muchos de esos datos e indicadores no van a aportarnos mucho valor y lo que pueden generar es ruido que interfiera entre la información que realmente puede aportarnos valor. Por esto es tan importante no dejarse llevar por las modas y cuando vayamos a introducir algo en nuestra estrategia que sea aquello que puede aportarnos realmente valor y no simplemente lo que otros ya están haciendo o lo que ha recomendado determinado gurú.

De esta forma la recomendación será abordar el aprendizaje desde un punto de vista estratégico, lo cual implica por un lado que el aprendizaje se convierte en una de las claves estratégicas de la compañía, incorporando el aprendizaje como elemento diferenciador dentro de la estrategia de desarrollo, crecimiento y transformación de la organización; y por otro lado supone enfocar el aprendizaje desde una visión estratégica, lo cual implica alejarnos del modelo tradicional de formación para ir un paso más allá al desarrollar una estrategia propia de aprendizaje que vendrá marcada por unos objetivos al respecto.

La competencia entre aprender y trabajar

Entonces, cuando queremos comenzar a introducir el aprendizaje estratégico en nuestra organización, una de las primeras barreras que nos vamos a encontrar es la competencia que se produce entre el tiempo que tenemos que dedicar a aprender y el que forma parte de nuestra pila de trabajo habitual, por lo que muchas veces el aprendizaje queda relegado al final de la lista de prioridades y caemos en el gran problema de que lo urgente no nos deja hacer lo importante.

Por esto tenemos que encontrar la forma de integrar el aprendizaje en el marco de nuestro trabajo, pero no de cualquier forma, sino de manera que resulte realmente estratégico, porque entonces es cuando se le comenzará a dar el valor que se merece. Para ello una de las mejores opciones es aprender en base a proyectos reales, a los retos reales que tenemos que enfrentar, donde introducimos el ingrediente del aprendizaje como parte del proceso, que además se enriquece por la motivación que supone comprobar cómo lo que vas aprendiendo lo puedes aplicar y además observas el impacto que esto supone.

Aprender trabajando y trabajar aprendiendo

La cultura de aprendizaje en las organizaciones más exitosas ha cambiado drásticamente en los últimos años, con la aparición de nuevos modelos  basados en el learning by doing. La forma de aprender anterior, a lo que normalmente llamamos formación, o que simplemente consiste en hacer cursos, se está quedando obsoleta y a la velocidad a la que avanza la transformación digital de las organizaciones, es fundamental tener un sistema de aprendizaje actualizado a las necesidades reales y que se produzca de forma continua, no escalonada.

De esta forma los nuevos modelos de formación se deben basar mucho más en el descubrimiento de lo que se ha de aprender y empoderar a la persona que se convierte en el protagonista de su propio aprendizaje, a través de la personalización de los itinerarios de aprendizaje que recorre. Un nuevo modelo de aprendizaje que precisamente es el que estamos proponiendo desde el OKR Lab, a través de los OKR4learning, donde antes de lanzarnos a aprender aquello que consideramos necesario realizamos una reflexión al respecto de nuestros objetivos de aprendizaje y establecemos los indicadores que nos permitirán valorar si estamos llegando al lugar al que queríamos llegar.

Aprender en equipo

El siguiente ingrediente importante que recomendamos añadir a la receta del éxito para el aprendizaje estratégico en la organización es el equipo como el contexto con el que se pone en práctica la idea de aprender trabajando en proyectos reales. Si además a esto le añadimos la idea de aprender en comunidad el modelo se vuelve mucho más potente, porque en la mezcla de personas con diferentes funciones dentro de la organización es donde muchas veces puede aparecer la inspiración que nos lleve a aprender cosas nuevas o de una forma más relevante.

Y para aprender en equipo también nos vendrá fenomenal trabajar con OKR, especialmente si somos capaces de realizar adecuadamente los CFR, que es la forma en la que hacemos seguimiento y evaluación, en equipo, de los objetivos que nos habíamos propuesto y del trabajo que hemos realizado para lograrlos. A lo que añadimos también la figura del mentor, ese líder al servicio del equipo, que actuará como facilitador del proceso de aprendizaje, a través del feedback y el reconocimiento, incidiendo en aquellos aspectos que más necesite potenciar a la organización.

Los laboratorios de aprendizaje

Los laboratorios de aprendizaje finalmente se convierten en el recipiente en el que se desarrolla el aprendizaje estratégico, donde se cocina la receta con los ingredientes de aprender haciendo y aprender en equipo, donde toman forma las ideas que nos permiten poner el aprendizaje en el centro de la estrategia de nuestra organización y donde trabajamos para que las dinámicas de aprendizaje no se conviertan en un trámite por el que hay que pasar, sino en lo que marca la diferencia hacia la consecución de nuestro propósito.

Y es en este punto donde comenzamos a imaginar el laboratorio de aprendizaje como el lugar predilecto al que acude la gente cuando quiere aprender, un lugar físico o virtual, donde las oportunidades de aprendizaje se desarrollan de manera síncrona o asíncrona, pero donde siempre prima el aprendizaje entre pares que se enfrentan a problemas reales y donde se cuenta con la ayuda de mentores que les orientan al respecto de cómo avanzar ante los retos que van afrontando.

Medición del impacto del aprendizaje en el negocio

Ahora bien, todo esto que suena tan bonito y moderno, ¿realmente nos va a permitir mejorar en nuestros negocios? y sobre todo ¿nos va a ayudar a aumentar el valor que aportamos a la sociedad? la intuición nos dice que debería ser así, porque si los modelos anteriores no funcionan correctamente tendremos que buscar alternativas y parece que los elementos de la fórmula que acabamos de enunciar son los correctos, ¿pero cómo podemos estar seguros?

La medición del impacto es la clave y es uno de los grandes retos de aquellos que apuestan por el aprendizaje estratégico. En lugar de conformarse con aprender exclusivamente cuando se detecta una necesidad, deciden que aprender es parte del camino porque es lo que les mantiene alerta, les saca del piloto automático en el que les introduce en el trabajo del día a día y les sumerge en un proceso de mejora continua en la búsqueda de la excelencia.

Sigue aprendiendo sobre aprendizaje estratégico en el CLO Breakfast Club

Si este tema del aprendizaje estratégico te ha resultado interesante te recomendamos participar en el evento Breakfast CLO en el que se va a profundizar en la necesidad de adoptar una cultura basada en el aprendizaje dentro de las empresas.

En un contexto de desesperanza hacia el corto plazo y de negatividad hacia la incertidumbre y los escenarios de complejidad creciente en los que navegan las organizaciones y sus ecosistemas, este evento nos invita a hacernos nuevas preguntas que nos ayuden a entender cómo transitar desde el diseño de estrategias de aprendizaje que se materializan en planes de formación, hacia nuevos modelos que abracen el aprendizaje como parte de la estrategia de la empresa.

Para ello conoceremos de primera mano experiencias reales en las que el aprendizaje desempeña un rol estratégico dentro de los procesos de cambio organizacional.

Etiquetas: , ,

Ignorantes bienvenidos

Publicado el 29 septiembre, 2022

Talento – Aprendizaje – Liderazgo

Es genial la sensación que se siente cuando las cosas cuadran, cuando se cierra el círculo, ese momento en el que se unen los puntos. Porque este comienzo de curso estamos experimentando esa sensación al ver que confluyen en un mismo momento y lugar muchas de las iniciativas que hemos venido desarrollando en Sngular y Futurizable en los últimos años, como son el Observatorio de Talento Autónomo Descentralizado, el Observatorio de Aprendizaje de Alto Rendimiento y el Tech Team Leadership Lab.

Aunque ya tratamos este tema la semana pasada cuando hablamos del Servant Leadership de Sarah Harmon, hoy queremos darle otra vuelta de tuerca para hablar de Conscious Leadership, un término que hemos conocido gracias a Ricardo Forcano, que precisamente está trabajando para ayudar a que esta nueva forma de liderar o característica que tienen que tener los líderes, llegue también a las empresas con las que él trabaja, como es el caso de Sngular.

Aquí es interesante destacar que tanto el Servant Leadership como el Conscious Leadership nos hablan de la humildad como una de las características más destacables de un buen líder, una cualidad que ciertamente no está muy de moda, o que al menos no solemos asociar con los líderes, a los que es habitual asignar otros rasgos como la tenacidad, la elocuencia o la inteligencia.

Conscious Leadership

Ricardo Forcano nos explica qué es y cómo desarrollar un liderazgo consciente:

El nivel de conciencia del equipo de liderazgo ejerce una influencia multiplicadora sobre el resto de la organización, ya que el nivel de conciencia de una organización difícilmente puede ser superior al de su equipo de liderazgo. De manera similar, un aumento en la conciencia del equipo de liderazgo probablemente impulsará la conciencia del resto de la organización. El problema es que en ocasiones los miembros del equipo de liderazgo tienden a ser egocéntricos por haber tenido carreras muy exitosas y estar rodeados de equipos halagadores. Por lo tanto, aquellos líderes que sean capaces de avanzar en trascender sus egos y crecer en su conciencia pueden tener un gran impacto en sus organizaciones. Desde esta perspectiva, desarrollar un liderazgo consciente puede ser una forma muy eficaz de mejorar el funcionamiento de una organización y facilitar el surgimiento de su inteligencia colectiva aumentada . Podemos definir el liderazgo consciente como un tipo de liderazgo que se basa en la autoconciencia (saber quién eres) y la visión sistémica (entender el mundo como un sistema interconectado), que te lleva a trascender tu ego y desarrollar una vocación de servicio a otros.

Como vemos, el concious leadership coincide con el servant leadership en la vocación de servicio, pero no solo eso, sino que también nos habla del awareness como uno de los pilares a desarrollar por un buen líder: reconocer la necesidad de ser consciente de sí mismo y observar el  entorno para asegurarse de que sea adecuado para prosperar, desafiando aquello que no sea adecuado y trabajando para arreglarlo. Esto nos ayudará a conocer nuestras fortalezas y talentos, así como las debilidades y áreas de mejora, lo cual es esencial para nuestro propio crecimiento y desarrollo como líder en servicio. Del mismo modo es importante comprender las fortalezas y debilidades de nuestro equipo, ya sea en su conjunto y de cada una de las personas que lo conforman.

Gracias a esta comprensión sólida de nuestras propias capacidades y las capacidades de nuestro equipo, estaremos en una mejor posición para utilizarlas a nuestro favor y en beneficio de la organización. Sin embargo, la conciencia no debe limitarse solo a las capacidades individuales o del equipo, sino que también tenemos que ser capaces de entender cómo esto afecta a la cultura de la empresa y al clima en el entorno de trabajo, ya que cómo líderes tenemos que ser capaces de adaptarnos, empatizar y responder de manera adecuada a las necesidades que se puedan presentar.

Conócete a ti mismo

En la antigua Grecia, el Oráculo de Delfos, antes de plantear cualquier consulta a los dioses, obligaba al viajero a investigar su propia esencia. Este, y no otro, debía ser el punto de partida para comprender el mundo. Del mismo modo el liderazgo consciente nos propone que cual aspirante a alcanzar la sabiduría de los dioses, debemos partir también por hacer el ejercicio de conocernos a nosotros mismos.

Y así nos lo explica Ricardo Forcano: un líder consciente debe trabajar en la búsqueda de su identidad personal: esa identidad personal que lo define a sí mismo, se mantiene estable en el tiempo y se nutre de un entorno cambiante manteniendo su esencia. Esa identidad no depende de mi contexto profesional (ya que mi posición o mi carrera no definen quién soy) ni depende de mis conexiones profesionales (ya que no me defino por quién me reporto o quién me reporta) sino que, en última instancia, conecta con mi yo, con ese yo que queda ahí si dejo mi trabajo. En consecuencia, la primera y principal tarea de un líder es conocerse a sí mismo. El liderazgo consciente sólo puede surgir de saber quién soy, cómo me expreso y cuál es mi entelequia (el propósito intrínseco de mi Ser). Reflexionar sobre mis raíces (de dónde vengo) y mis valores (qué defiendo) me ayudará a comprender quién soy, cuál es mi propósito en la vida y qué tipo de líder quiero llegar a ser.

Ahora bien, ¿cómo se hace eso de conocernos a nosotros mismos? sin duda existen muchas formas de hacerlo y cada uno tiene que encontrar la que mejor le funciona. Algunos expertos en desarrollo personal recomiendan llevar un diario, algo que también recomendaban los filósofos estoicos, ya que nos permitirá reflexionar sobre aquellas cosas que nos van sucediendo en la vida, las cosas buenas y también las cosas malas. Solo por el hecho de escribirlas y dedicar un tiempo a pensar sobre ellas esto tendrá un resultado muy positivo para nosotros.

También la meditación puede resultar de gran utilidad para conocernos a nosotros mismos ya que todos necesitamos tiempo para parar, para respirar pausadamente y para asentar nuestros pensamientos. De esta forma a través de la meditación podremos ir observando nuestros pensamientos según van viniendo a nuestra cabeza y sin llegar a juzgarlos, poder ir formando una mejor conciencia al respecto de lo que nos importa, lo que nos interesa, lo que nos motiva o lo que nos preocupa.

Otras formas de conocerse a uno mismo podrían ser las que han sido desarrolladas como herramientas en el ámbito de la psicología, la sociología o la productividad y algunas de ellas son:

  • DISC es una herramienta creada por el William Marston que clasifica el comportamiento de las personas en cuatro tipos: dominancia (D), influencia (I), estabilidad (S) y cumplimiento (C). Como metodología de evaluación personal es utilizada para mejorar la productividad, la comunicación y el trabajo en equipo.
  • Belbin es una metodología desarrollada para identificar los tipos de roles en un equipo de trabajo, identificando los puntos fuertes y débiles del comportamiento de las personas con las que trabajas.
  • MBTI es una herramienta que permite clasificar los diferentes tipos de personalidad y que es muy utilizado en el ámbito de la psicología y del coaching.

Del mismo modo en el nivel de la organización también es importante que podamos realizar ciertas reflexiones al respecto de nuestra razón de ser, nuestra misión, visión, propósito y valores, algo que en TeamLabs se resume a través del concepto de los  Leading thoughts que son los principios fundacionales y rectores de la organización. En el sustrato filosófico de la organización son los valores practicables que sostenidos en el tiempo permiten construir los modelos mentales y las maneras de entender el trabajo y el mundo.

Ignorantes bienvenidos

Conocerse a sí mismo implica ser consciente, entre otras cosas, de nuestras fortalezas y debilidades. Lo de «solo se que no se nada» de Sócrates, lo explica perfectamente en una sola frase, ya que proviene de una de las personas más sabias de la antigüedad, posiblemente una de las primeras en ser consciente de la importancia de reconocer las limitaciones a la hora de iniciar un proceso de aprendizaje, ya que nada puede entrar en una mente que ya se cree llena de conocimiento.

Un ejemplo más reciente de esto y muy representativo de esto, lo encontramos en la idea anti biblioteca de Marcos Vazquez de Fitness Revolucionario, que es uno de los mejores divulgadores sobre salud, deporte, nutrición y filosofía de vida de habla hispana y sin embargo es totalmente consciente de que aún le queda mucho por aprender, como muestra esta reflexión por su parte:

Los libros que compro más los que me regalan superan con creces los que puedo leer. Cuando me agobio por todos los libros pendientes de leer pienso en el concepto de la anti biblioteca. Se refiere a nuestra colección de libros no leídos y que quizás nunca leamos. Visualizar todos los libros que nos quedan por leer nos recuerda que nos queda mucho por aprender. Tener una gran anti biblioteca nos hace más humildes intelectualmente y menos categóricos en nuestras afirmaciones. Muchos de nuestros problemas vienen de sobrevalorar lo que sabemos y subestimar lo que desconocemos. La anti biblioteca es el antídoto contra el exceso de confianza causado por un poco de conocimiento.

Algo similar lo he podido vivir personalmente en la inauguración del nuevo curso de TeamLabs que cumple ahora 10 años desde su puesta en marcha y donde el equipo de mentores que participamos en los diferentes programas de aprendizaje tuvimos la suerte de escuchar las palabras de Felix Lozano al respecto de todo lo que nos queda aún por aprender en este camino de reinvención de la universidad, en este propósito que nos hemos marcado de lograr que las universidades y las escuelas se conviertan en laboratorios de aprendizaje.

Todo eso que nos queda aún por aprender nos hace tener que reconocer que somos unos ignorantes, porque lo que sabemos es mucho menos que lo que no sabemos, porque no tenemos las respuestas, pero sí que nos hacemos un montón de preguntas, porque lo que estamos queriendo hacer se encuentra completamente en el terreno de lo inexplorado, es mucha la incertidumbre y son pocas las certezas que tenemos al respecto, más allá de las ganas de lograr la misión que nos hemos propuesto.

Y gracias a esta forma de ver las cosas logramos alejarnos de uno de los males de todos aquellos que se dedican al estudio para posteriormente intentar aplicar lo aprendido, lo que el premio Nobel de economía Friedrich Hayek denominó la pretensión del conocimiento que se explica así: para que el hombre no haga más mal que bien en sus esfuerzos por mejorar el orden social, deberá aprender que aquí, como en todos los demás campos donde prevalece la complejidad esencial organizada, no puede adquirir todo el conocimiento que permitirá el dominio de los acontecimientos. En consecuencia, tendrá que usar el conocimiento que pueda alcanzar, no para moldear los resultados como el artesano moldea sus obras, sino para cultivar el crecimiento mediante la provisión del ambiente adecuado, a la manera en que el jardinero actúa con sus plantas. En el sentimiento de excitación generado por el poderío siempre creciente engendrado por el adelanto de las ciencias físicas, y que tienta al hombre, existe el peligro de que éste, «embriagado de éxito», para usar una frase característica del comunismo inicial, trate de someter al control de una voluntad humana no sólo nuestro ambiente natural sino también el ambiente humano. En realidad, el reconocimiento de los límites insuperables de su conocimiento debiera enseñar al estudioso de la sociedad una lección de humildad que lo protegiera en contra de la posibilidad de convertirse en cómplice de la tendencia fatal de los hombres a controlar la sociedad, una tendencia que no sólo los convierte en tiranos de sus semejantes sino que puede llevarlos a destruir una civilización no diseñada por ningún cerebro, alimentada de los esfuerzos libres de millones de individuos.

Esa lección de humildad de la que habla Hayek es la que recibimos en el momento en el que nos confesamos como unos ignorantes, no porque no sepamos nada, sino porque conscientes de todo lo que nos queda aún por aprender no nos atrevemos a dar lecciones a nadie ni a imponer a los demás nuestra forma de pensar. De esta forma evitaremos la fatal arrogancia que manifiestan aquellos que se creen con la autoridad de decir otros lo que deben pensar o lo que deben hacer, en lugar de hablarles de lo que han aprendido y poner de manifiesto las dudas que tienen aún al respecto de cómo funcionan las cosas.

Por suerte la complejidad con la que funciona el mundo se encarga de que cada vez seamos más conscientes de que desconocemos mucho más de lo que sabemos, de que vivimos en la incertidumbre y de que lo importante en este punto es ser capaz de navegar por esa tempestad, en lugar de intentar controlarla.

El reto de la medición del impacto y el valor aportado

Reconocer lo que no sabemos y tener la humildad necesaria para afrontar un nuevo proceso de aprendizaje, por duro e infructuoso que pueda resultar, es fundamental para los que nos dedicamos a la innovación, ya que tenemos un reto muy importante por delante demostrar el impacto que estamos logrando y el valor que aportamos al cliente o al mercado. Porque el que se dedica a vender manzanas o tornillos, tiene muy clara la propuesta de valor y le resulta sencillo conocer la satisfacción que tienen sus clientes, pero cuando se trata de desarrollar nuevos productos o servicios esto resulta bastante más complicado.

Por ejemplo en Sngular, que nos dedicamos sobre todo al desarrollo de software para empresas, tenemos que confiar en que lo que nos pide el cliente o lo que decidimos conjuntamente que hay que desarrollar, realmente va a cumplir con unas expectativas o cubrir unas necesidades de un cliente final. Otras veces al tratarse de software a nivel interno tenemos que ver cómo esto mejora la eficiencia de la empresa o reduce algunos de los problemas que pueda tener.

Es por esto por lo que en el ámbito de las metodologías ágiles, que nacen con la necesidad de mejorar la forma en la que gestionamos proyectos y nos organizamos en equipo, también se insiste mucho en la importancia de maximizar la entrega de valor y hacerlo de manera rápida para poder validar con el cliente que realmente el producto que se está desarrollando realmente cumple con sus expectativas.

A partir de aquí es cuando comienza a complicarse la cosa porque cumplir con la expectativa del cliente no siempre significa que realmente estemos logrando aportar valor, por ejemplo si el producto tiene que ser utilizado por un cliente final. Esto puede ocurrir cuando la empresa para la que estamos trabajando tiene clientes cautivos, que están insatisfechos con el servicio que reciben de la empresa, pero no pueden o no quieren cambiarse de proveedor o si lo hacen tampoco están seguros de ir a mejorar.

Algo parecido lo encontramos en relación con el impacto ambiental, porque una vez que hemos llegado a la conclusión de que es importante reducir el impacto que realizamos con nuestra actividad en el entorno, aunque sea por el mero hecho de no molestar al resto de seres vivos con los que convivimos, lo siguiente que tenemos que pensar es cómo de molesta, nociva o contaminante está resultando nuestra actividad en relación con el valor que nos está aportando a nosotros o a otras personas.

Un ejemplo lo encontramos en las baterías de las vehículos eléctricos, porque una vez que habíamos llegado a la conclusión que era mejor tener un vehículo que no necesita quemar combustible con los efectos de contaminación de la atmósfera que eso supone, empezamos a ver que la fabricación de las baterías tiene otros inconvenientes a nivel de contaminación, por lo que se hace necesario desarrollar modelos o criterios que nos permitan tomar mejores decisiones al respecto del impacto generado.

Y aquí es donde nos quedamos por ahora, porque está resultando un viaje apasionante esto de ir descubriendo cada vez más cosas en relación con el talento, el aprendizaje y el liderazgo, a lo que habrá que ir añadiendo con el tiempo también el impacto/valor.

 

Etiquetas: , , ,

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

Publicado el 01 agosto, 2022

El diseño de lo que empezamos denominando como el MBA de Sngular avanza a buen ritmo y queremos compartir las novedades al respecto de lo que va a ser el Team Leadership Lab a partir del mes de octubre que comenzarán sus actividades.

Al igual que existen unas herramientas de software especiales para la gestión de equipos, otras enfocadas en la comunicación y también las hay para la gestión de proyectos, todas ellas diseñadas para mejorar la productividad, también los líderes de esos equipos y proyectos deben contar con habilidades especiales que les permitan desarrollar con éxito su actividad. Igualmente cuando hablamos del desarrollo de proyectos, en el caso de Sngular y muchas de las organizaciones con las que trabajamos, es necesario contar también con una visión del negocio y de la tecnología, que se verán reflejadas en ese modelo de liderazgo que buscamos desarrollar a través de esta iniciativa.

Entonces los modelos de liderazgo se convertirán en los pilares sobre los que construir el aprendizaje de los líderes con los que queremos trabajar en el Team Leadership Lab, que por su propia naturaleza y gracias a la experiencia de TeamLabs, se acabará convirtiendo en un laboratorio de aprendizaje radical, un espacio en el cual se rompe la estructura tradicional de aprendizaje para construir una nueva mentalidad,

Y en torno a esto girarán también las actividades, recursos, proyectos y en general todo el contenido que pueda caber en este continente que es el laboratorio de aprendizaje, para que sirva como campo de entrenamiento para los nuevos líderes que deben ayudar a Sngular, y a otras empresas con las que interactúa, a seguir creciendo y aportando cada vez más valor en su entorno.

Los 4 liderazgos del Team Leadership Lab

El Team Leadership Lab se articula a través de 4 grandes bloques o áreas, que conforman los ámbitos de liderazgo que desarrollarán los profesionales que participan en este programa. Para saber bien de qué estamos hablando, cuando nos referimos a los cuatro liderazgos hemos preguntado a los actuales líderes de proyectos y equipos para que nos hablen de su experiencia y visión al respecto, lo cual debe servirnos de inspiración para articular el modelo de trabajo a desarrollar en este nuevo laboratorio que ahora se pone en marcha.

Liderazgo de equipos

El equipo es la base del laboratorio de aprendizaje radical, no porque el individuo no sea lo más importante sino porque es en equipo y en sociedad donde la persona desarrolla su máximo potencial. Además, en el caso de este laboratorio, el liderazgo de equipos es la capacidad sobre la que construir el resto de liderazgos, ya que el equipo es la célula que alimenta tanto los proyectos, como el negocio y la tecnología, conformando el organismo innovador al cual aspira convertirse la organización de las personas que participen en este laboratorio.

Cuando pensamos en las fortalezas que debe tener un líder de equipos tenemos que hacer referencia a cómo se trabaja la cohesión en el equipo, la capacidad de empoderar al equipo y la toma de decisiones informadas. Para ello será fundamental echar mano de la empatía, algo fundamental cuando queremos llegar a un consenso y lograr el deseado alineamiento del equipo hacia la consecución de los mismos objetivos.

Para lograrlo suele ser necesario contar con una gran autoconfianza que nos permita gestionar la frustración, siempre con la vista puesta en potenciar el talento, hacer crecer al equipo y saber delegar, dejando hacer a los otros, aunque se equivoquen. También es importante lograr una buena gestión del tiempo, desarrollar el pensamiento estratégico y ser capaz de priorizar.

La mentorización es de esta forma una de las principales funciones del líder de equipos de alto rendimiento, ya que su función principal es acompañar a los miembros del equipo en su proceso de aprendizaje para que sean capaces de sacar lo mejor de sí mismos, siempre siendo consciente de que la mejor forma de a aprender es haciendo, enfrentándose a problemas reales y encontrando la forma de resolverlos.

Por otro lado, es necesario ser consciente de que una de las mayores dificultades que se van a encontrar dentro de los equipos es la gestión de emociones y de las expectativas, para lo cual siempre resulta valioso informarse y formarse al respecto, además de buscar la ayuda de otras personas en la misma situación que han sido capaces de superar las dificultades.

La comunicación efectiva es otra de las grandes habilidades a desarrollar en el liderazgo de equipos, para lo cual es importante mandar mejores mensajes, escuchar y entender a la gente, mejorar en transmitir todo lo que ocurre, montar mejor los argumentos y transmitirlos de forma más efectiva. Relacionado con esto, también está la gestión de las emociones, la gestión de conflictos y de las expectativas de cada miembro, y del equipo en conjunto, para lo cual es importante saber comunicar las decisiones y tener empatía.

Liderazgo de proyectos

Ya que los equipos trabajan en proyectos, no solo es necesario saber liderar a las personas para que trabajen de manera coordinada en equipo, sino que también es necesario conocer las técnicas de gestión de proyectos que ayudarán a lograr el éxito en su desarrollo, como es el caso de las metodologías ágiles, técnicas de productividad y OKR.

A este respecto las fortalezas a desarrollar por un buen líder de proyectos estarán relacionadas con el conocimiento técnico del proyecto a realizar, la gestión de expectativas tanto del cliente como del equipo, la capacidad de conectar con otros equipos y con los distintos perfiles dentro del equipo, la capacidad para coordinar y organizar en los diferentes hitos del proyecto y mantener el foco.

En la gestión de proyectos se pone más foco en las herramientas que ayudan a gestionar, ya sea sobre Agile, herramientas de gestión del tiempo, y por supuesto, es necesario tener conocimientos conocimientos técnicos. Pero también es muy importante la gestión emocional, que vuelve a tener relevancia porque se entiende que en este tipo de trabajo el líder debe saber un poco de todo, como es la gestión de equipos, mediación entre necesidades y soluciones, facilitar reuniones, crear documentación, ayudar en la transformación de equipos, gestionar egos, gestionar tiempos, … Para ello habitualmente el líder de proyectos aprende leyendo, participando en comunidades, preguntando a compañeros, y si es necesario buscando expertos.

Otras habilidades a desarrollar para la gestión de proyectos son: la gestión de equipos multidisciplinares, conociendo bien quién es quién dentro del equipo, aprender a escalar equipos, ayudar en su crecimiento, integrar nuevos miembros o saber despedir, delegar en Project Managers y conocer las estrategias de gestión de desarrollo tecnológico. También es importante aprender de la experiencia de personas en puestos similares, saber llegar a conclusiones, cómo iterar sobre ellas y cómo transmitirlas y mejorar las habilidades de comunicación.

Para ello podemos recurrir a diferentes herramientas de trabajo, como es el marco de trabajo Ágil, especialmente el uso de Kanban y Scrum,…, aprender a usar herramientas de gestión del tiempo, tener versatilidad de herramientas en función del cliente y dinámica del equipo, mejorar en el uso de tecnologías, usar otras herramientas como design thinking, user story mapping y saber idiomas, inglés preferentemente.

Liderazgo de negocio

Los proyectos que desarrollan los equipos normalmente están dirigidos a unos clientes o empresas, además de relacionarse con otra serie de stakeholders con los que asumimos un compromiso relativo al producto o servicio que les ofrecemos. Por eso resulta muy importante conocer también los aspectos relativos al negocio en el que se va a enmarcar el proyecto a desarrollar.

Aquí una de las fortalezas que tiene que tener el líder es ser capaz de transmitir de forma sencilla los aspectos técnicos a perfiles no técnicos y no solo conocer las necesidades del cliente sino que también que las conozca todo el equipo.

Del mismo modo habrá que recurrir a la flexibilidad y capacidad de adaptación, siendo capaz de identificar y abrir nuevas oportunidades de negocio, teniendo conocimiento de los temas financieros y legales que puedan estar asociados con el proyecto, así como los conocimientos técnicos específicos.

Conscientes de que en cada negocio que se vaya a desarrollar la presentación de la idea y cómo venderla suele ser un handicap, no por el contenido tecnológico, sino más bien por cómo realizar la puesta en marcha. Para ello es importante aprender y transmitir dinámicas propias de cada empresa a la hora de tratar con el cliente y crear con él sentimiento de equipo, eliminando fricciones en las negociaciones, haciendo sentir bien al interlocutor, aunque a veces sea necesario decir que no se puede hacer determinada cosa.

Liderazgo de tecnología

En una sociedad digital la tecnología juega un papel predominante, correspondientemente los líderes de equipos tienen que tener los conocimientos necesarios para acompañar y ayudar a mejorar a las personas que construyen esa tecnología.

Seguramente muchos de los participantes en el Team Leadership Lab que ya están asumiendo posiciones de liderazgo, o van a empezar a hacerlo, en Sngular o en otras empresas, vienen de haberse dedicado a la tecnología, porque precisamente uno de los objetivos de este proyecto es ayudar a esas personas a crecer dentro de la organización desarrollando esos roles.

Liderar proyectos tecnológicos supone un reto enorme porque requiere de una carga importante de aprendizaje cada vez que se inicia un nuevo proyecto o incluso en pleno proceso de desarrollo pueden producirse muchos cambios en las tecnologías utilizadas. De esta forma un líder técnico tiene que estar siempre al día en las novedades que se producen en la tecnología con la que trabaje y también en tecnologías relacionadas, ya que no puede arriesgarse a lanzar al mercado un producto o servicio que se quede obsoleto al momento de su presentación.

Es por esto que podemos decir que liderar equipos técnicos se caracteriza por la búsqueda constante de la excelencia, ya que el que se limita a cumplir con el expediente en poco tiempo se queda desactualizado y acaba perdiendo relevancia en su actividad. Del mismo modo podemos decir que se trata de liderar equipos de alto rendimiento, porque del mismo modo que ocurre en el deporte o en el arte, el nivel de exigencia de los proyectos en los que participan estas personas es altísimo, lo cual supone darlo todo para poder hacer el mejor trabajo posible y aportar el mayor valor al mercado.

Empezamos en octubre con los OKR4Learning

Queremos que el Team Leadership Lab se convierta en un espacio de aprendizaje personalizable, ya que no vamos a plantear un programa basado en lo que nosotros pensamos que los futuros líderes deben aprender, ni siquiera en lo que nos han dicho en las entrevistas que les hemos realizado, sino que serán ellos mismos los que podrán personalizar su propia experiencia de aprendizaje, siempre acompañados por mentores y en el marco del trabajo en equipo.

Para ello vamos a utilizar la herramienta OKR, pero en este caso adaptada para el ámbito del aprendizaje. Así cambiamos el “qué es lo que quiero lograr” por el “qué es lo que me gustaría aprender” y de esta forma el Team Leadership Lab será muy diferente para cada una de las personas que participen en él, aunque siempre con las premisas de que se trabaja en equipo y sobre proyectos reales.

Será en octubre cuando comience esta aventura y el onboarding tendrá a OKR como herramienta de trabajo, en primer lugar para que cada participante defina qué es lo que le gustaría aprender para convertirse en líder de equipos, de proyectos, de negocio y de tecnología, para luego crear equipos de trabajo en base a los retos que se hayan presentado, ya sea por parte de Sngular, por parte de los participantes o de otras empresas que colaboren en el laboratorio.

La verdad es que para nosotros está siendo un gran reto trasladar la experiencia de aprendizaje del grado LEINN a un perfil de participante muy diferente, con unas necesidades muy específicas y todo ello con una premisa inicial que en este caso es la necesidad de Sngular por fomentar una nueva generación de líderes que acompañen el crecimiento que está teniendo la organización.

Etiquetas: , , , , ,

Finanzas para manejarse en la vida

Publicado el 28 julio, 2022

Hoy vamos a hablar de finanzas personales, un tema que puede parecer que no encaja mucho con la temática de esta newsletter pero que sin embargo resulta fundamental para afrontar el resto de temas que solemos tratar aquí relacionados con la innovación, la tecnología y el emprendimiento.

Sobre todo de cara a emprender, aunque también para poder liderar cualquier tipo de proyecto que implique realizar una inversión, deberíamos tener claros una serie de conceptos que nos permitan manejarnos mejor ante diferentes situaciones, como por ejemplo lo que implica pedir prestado el dinero para afrontar determinado tipo de inversiones, frente a que ese dinero sea tuyo porque has tenido capacidad de ahorro.

La razón para escribir este artículo surge de un mensaje en Twitter de Laura Urquizu, que es CEO de una importante empresa tecnológica y que por su pasado profesional en el sector financiero, seguro que conoce muy bien los entresijos de cómo funcionan las finanzas, especialmente todo aquello que pasa por los bancos, que como te puedes imaginar es la gran mayoría de la actividad financiera de los particulares y de las empresas.

El mensaje no solo habla de la importancia de saber de finanzas para manejarse en la vida sino que el hecho de que sean sus hijos los que le han pedido aprender sobre ello denota una necesidad real por parte de muchas personas que se sienten perdidas por no tener esos conocimientos, especialmente ante la situación actual que estamos viviendo con la inflación disparada y los políticos diciendo que es debido a la guerra o la pandemia.

Y precisamente empezar hablando de qué es realmente la inflación, y qué es lo que la provoca, nos puede servir para darnos cuenta de la importancia que tiene entender determinados conceptos económicos y el impacto que esto tiene en nuestras vidas, especialmente cuando tengamos que tomar decisiones de inversión, ya sea a nivel profesional, para emprender un negocio o a nivel personal para comprar un coche, una casa o invertir en bolsa.

Porque además, entender qué es la inflación, implica ser consciente de muchas cosas que normalmente pensamos que no nos afectan a nivel particular, como es la macroeconomía, hasta que llega un momento en el que las cosas dejan de funcionar como se esperaba y nos adentramos en una crisis como la que estamos viviendo. Aunque esto no debería sorprendernos, porque al fin y al cabo se repite más o menos cada 10 años, que es lo que suelen durar los ciclos económicos.

Así que para entender qué es la inflación y qué la provoca podemos fijarnos en lo que ha sucedido durante el último ciclo económico, que además en este caso ha sido especialmente accidentado debido a la pandemia del coronavirus, un cisne negro que que ha alterado bastante el devenir del último ciclo económico. Y para ello empezaremos recordando la quiebra de Lehman Brothers el 15 de septiembre de 2008 que marcó el inicio de la crisis financiera mundial y también la crisis inmobiliaria, especialmente en los países en los que más se había inflado la burbuja como eran Estados Unidos y España.

Para entender bien lo que ocurrió en ese momento y cómo la causa principal de aquella crisis fueron las hipotecas subprime, es muy recomendable ver la película La Gran Apuesta, que explica muy bien cómo se forman las burbujas cuando hay euforia por invertir y cómo se pinchan las burbujas cuando llega el pánico a los mercados, algo que acabamos de vivir justamente este año cuando se ha pinchado la burbuja provocada por la política monetaria, al iniciarse la guerra en Ucrania, dispararse la inflación y comenzar a subirse los tipos de interés.

Lo que ha ocurrido en esta ocasión es que tras la crisis financiera de 2008, los Estados consideraron que era prioritario incentivar el consumo para reactivar la economía, básicamente porque los políticos necesitan que la economía vaya bien para que se les vote y necesitan estabilidad social para poder hacer aquello que consideran que es su papel una vez que han sido elegidos, lo cual como podemos ver en este caso no siempre es lo mejor para la gente, aunque eso es otra historia.

Además en esta ocasión la burbuja provocada por el exceso de liquidez se vio incrementada en 2020 con la pandemia del coronavirus, ya que la impresión de dinero para incentivar el consumo se intensificó en ese momento aún más, para evitar entrar en recesión, lo cual es la causa principal de que ahora estemos viendo el aumento descontrolado de la inflación, que como te puedes imaginar ya no es es solo cuestión de ver que están subiendo los precios sino de pensar en las causas que lo han provocado.

Es curioso porque allá por finales de 2019 en muchos medios de información económica se hablaba de que al haber pasado más de 10 años de la crisis de 2008 era previsible pensar que vendría otra crisis y por aquel entonces se miraba a China porque se pensaba que no iba a ser capaz de mantener su crecimiento económico y esto provocaría una crisis a nivel mundial, si una de las mayores potencias mundiales y la que más crecía, dejaba de hacerlo.

Sin embargo la crisis llegó de la forma más inesperada y curiosamente sí que vino de China, pero no en forma de estancamiento de la economía sino en forma de un virus. Y lo que ocurrió después nos permite entender perfectamente qué es la inflación y qué es lo que la provoca. Porque tras varios meses de confinamientos donde el consumo cayó prácticamente a cero, los políticos consideraron que era fundamental incentivar el consumo y que para ello era necesario inyectar aún más dinero en la economía.

Lo que sucedió entonces es que el circulo vicioso que se estaba generando desde 2008, en lo que a impresión de dinero se refiere, aceleró su velocidad y por eso ahora tenemos la inflación por las nubes. Porque si empezamos a pensar que la inflación no es la subida de los precios sino el aumento de la cantidad de dinero en circulación, es fácil deducir que cuanto más dinero hay en el mercado menos valor tiene cada una de las unidades de ese dinero, o lo que es lo mismo, el valor del dinero se diluye.

O dicho de otra forma, si sabemos que el mercado funciona en base a la ley de la oferta y la demanda, al aumentar el lado de la demanda, porque hay más dinero para comprar cosas, el lado de la oferta lo que hace es aumentar los precios para ajustarse a esta situación y esto es totalmente natural porque es como a lo largo de la historia se ha ido equilibrando el mercado para hacer frente a las fluctuaciones de la economía, ajustando el precio de los productos en función del interés que tiene el mercado por ellos.

Pero lo que ha ocurrido en esta ocasión es que se han producido dos fenómenos que han dado al traste con las intenciones de los Estados para controlar la economía: imprimir dinero a destajo para fomentar el consumo; y pensar, al mismo tiempo, que serían capaces de controlar la inflación, algo que como estamos comprobando no ha ocurrido, y de aquellos polvos vienen estos lodos.

El primer fenómeno sí que es uno de los que se menciona como causa de la inflación tan elevada que tenemos en estos momentos y lo podemos reflejar a través de la crisis de los microchips y de la logística, que en ambos casos tiene mucho que ver con que durante los confinamientos muchas fábricas tuvieron que parar y entre ellas las que se dedicaban a la fabricación de tecnología. Aquí es importante saber que la tecnología, especialmente las tecnologías digitales son tremendamente deflacionarias, lo cual explica perfectamente la Ley de Moore: cada 18 meses la capacidad de cómputo de los microprocesadores se duplica y además su precio se reduce a la mitad. De esta forma si nos fijamos en lo que ha ocurrido en los últimos 50 años con los ordenadores, los teléfonos, las televisiones, … es que sus precios se han reducido enormemente y al vivir en una economía cada vez más digital es fácil pensar que esto ha afectado enormemente al cálculo de los precios de los productos consumo, de forma que si no hubiese sido por que la tecnología se abarata, habríamos visto subir mucho los precios, en general, de forma similar a lo ocurrido con los precios de la energía o los alimentos. Por lo tanto si quitamos la tecnología de la ecuación, el IPC en las últimas décadas habría estado muy por encima del 2% ideal que buscan los Estados con su política monetaria y como durante la pandemia no se pudo fabricar ni comprar tecnología, aquí tenemos el primer detonante.

El segundo detonante que explica la situación de inflación en la que vivimos es el denominado Efecto Cantillon, que describe el efecto desigual de las políticas monetarias sobre la economía. En concreto, que el dinero de nueva creación no se distribuye simultáneamente y uniformemente a lo largo de la población, sino que primero llega a los que están más cerca de las fuentes donde se genera y luego lentamente va llegando al resto de la población. Lo que ocurre entonces, debido a este efecto, es que a corto plazo los que más dinero tienen son los primeros en acceder al crédito que ofrecen los bancos, gracias a su mayor solvencia. Pero como a su vez los que más dinero tienen son los que más cosas tienen, con ese dinero no suelen irse al centro comercial a comprar cosas, sino que tienden a invertirlo. Esto de que los que más dinero tienen son a su vez los que más invierten lo comentaremos después porque es parte de esa educación financiera a la que estamos dedicando el artículo. Pero volviendo a Cantillon, lo que ha ocurrido esta vez es que tras la crisis de 2008 y la pandemia, los precios de las acciones en bolsa han tenido uno de los mayores crecimientos de la historia, esto lo vemos especialmente en el S&P500 que desde 2008 a 2021 ha multiplicado por 5 su valor. Por lo tanto, la idea que tenían los Estados de que inyectando dinero en la economía este dinero iba a ir a parar al consumo se ha ido al traste en el momento en el que la gente que es más solvente y tiene mejor acceso al crédito, ha decidido invertir ese dinero en lugar de gastarlo.

Así que aquí tenemos dos de las chispas que han encendido la mecha de la situación de inflación en la que nos encontramos, pero es importante que quede claro que el combustible que ha provocado la explosión no es ninguno de estos, ni siquiera la guerra de Ucrania, sino el fallo de la política monetaria expansiva que han seguido los bancos centrales a expensas de las decisiones políticas de los Estados. Simple y llanamente una muestra de la Pretensión de Conocimiento de los economistas y de la Fatal Arrogancia de los políticos, que piensan que la economía se puede controlar a través de la política monetaria.

Para que el hombre no haga más mal que bien en sus esfuerzos por mejorar el orden social, deberá aprender que aquí, como en todos los demás campos donde prevalece la complejidad esencial organizada, no puede adquirir todo el conocimiento que permitirá el dominio de los acontecimientos. En consecuencia, tendrá que usar el conocimiento que pueda alcanzar, no para moldear los resultados como el artesano moldea sus obras, sino para cultivar el crecimiento mediante la provisión del ambiente adecuado, a la manera en que el jardinero actúa con sus plantas. Friedrich Hayek

Por lo tanto, y en resumen, la situación en la que estamos no es ni más ni menos que el reflejo de los ciclos económicos que vienen provocados por la política monetaria y entonces lo que tenemos que entender es por qué los políticos, asesorados por determinado tipo de economistas, piensan que la economía se puede controlar y qué alternativas tenemos al respecto.

Entendiendo la preferencia temporal

Imagina que quieres ser agricultor y que decides dedicarte al cultivo de manzanas, porque piensas que las manzanas son un alimento muy sano y que todo el mundo debería comer manzanas, por lo tanto a ti te irá muy bien en ese negocio. Una vez que tomas esta decisión, tienes dos formas de enfocarte en ello:

  1. Te gustaría empezar cuanto antes a cultivar las manzanas y ponerlas a la venta pero no tienes dinero para comprar el terreno, las plantas y los recursos necesarios para ponerlas en producción, así que decides empezar a trabajar para otro agricultor, lo cual además te permitirá aprender todo lo necesario sobre el negocio. Mientras vas trabajando y aprendiendo todo lo relativo al cultivo de manzanas, decides que una parte de tu salario lo vas a ahorrar para poder comprar, cuando llegue el momento, tu propio terreno y plantar ahí los manzanos. Así que después de varios años de trabajo y ahorro llega el momento de invertir y como has aprendido mucho trabajando durante este tiempo, no tardan en llegar tus primeras cosechas y con ello tus primeros ingresos como empresario de la agricultura.
  2. Quieres empezar cuanto antes a producir tus propias manzanas porque consideras que es el mejor momento para hacerlo, pero como no tienes el dinero necesario para comprar el terreno, las plantas, el abono, … , decides endeudarte, además como hace falta bastante dinero pides a tu familia que te avale poniendo su casa como contrapartida para el préstamo que vas recibir. Con el dinero del banco compras un terreno, sin tener muy claro si será el mejor para el tipo de cultivo que vas a realizar, compras las plantas sin saber muy bien si serán las adecuadas para la cosecha que quieres lograr y así vas tomando un montón de decisiones sin tener el conocimiento y experiencia adecuada, por lo que la cosecha tarda en llegar mucho más de lo esperado y no ves la forma de poder devolver el préstamo al tiempo que mantienes a flote tu negocio.

La opción número 1 lo que muestra es una preferencia temporal baja, porque estás dispuesto a trabajar, aprender, ahorrar e invertir, aunque te gustaría que las cosas fueran más rápido, entiendes que ese es el orden correcto y que esperar tendrá su recompensa, porque al final el negocio prosperará adecuadamente. Incluso una vez que ya tienes el cultivo en plena producción y has vendido tus primeras cosechas puedes pensar en endeudarte para hacer crecer tu negocio, aprovechando los tipos de interés bajos, pero con la seguridad de que si llegan malos tiempos podrás hacer frente a tus deudas y además mantenerte a flote porque al fin y al cabo tus manzanos y tu negocio gozan de buena salud.

La opción número 2 pone de manifiesto una preferencia temporal alta, porque no se está dispuesto a esperar el tiempo necesario para que las cosas ocurran según su curso natural y se buscan atajos, como es el endeudamiento, sin tener las bases adecuadas para el desarrollo del negocio, lo cual en la mayoría de los casos acaba generando unas deudas que no se pueden asumir y lo que suele conllevar la quiebra del negocio. Por desgracia esta preferencia temporal alta es la que cada vez se pone de más manifiesto en la sociedad en la que nos ha tocado vivir.

El problema de la preferencia temporal

Ahora que ya sabemos qué es la preferencia temporal podemos explicar qué tiene que ver todo esto con la economía y los ciclos económicos que provocan que cuando estamos empezando a levantar cabeza nos llegue otro mazazo en forma de crisis, que hace que tengamos que recomponernos poco a poco y así de crisis en crisis se nos pasa el tiempo sin tener apenas espacio para generar riqueza e ir disfrutando de ella, que para eso entre otras cosas es por lo que nos esforzamos tanto trabajando.

Lo que ocurre es que la política moderna es una excelente manifestación de preferencia temporal alta, porque al estar los políticos sometidos al escrutinio de sus votantes en periodos tan cortos de tiempo, como son los 4 años que habitualmente duran las legislaturas, los políticos tienen un tiempo muy reducido para demostrar lo que son capaces de hacer y es muy importante que se vea mucho lo que están haciendo, por lo tanto tenderán a hacer cosas muy vistosas, pero que por desgracia en muchos de los casos no son las más útiles para la sociedad.

Además, como para poder hacer muchas cosas en poco tiempo y que estas cosas sean muy vistosas es necesario mucho dinero, pero aún no se ha tenido el tiempo para seguir el proceso natural de ahorrar para luego invertir o generar riqueza para luego gastarla, porque el político que lo ha precedido se ha visto en la misma situación y ha gastado todo lo que ha podido y más. Correspondientemente la única solución posible es el endeudamiento. Y así nos pasamos la vida desde los gobernantes descubrieron que podían endeudarse sin necesidad de garantías siempre que el fin justificara los medios, por ejemplo para financiar una guerra.

Porque al menos antes de que se impusiera el criterio de pensamiento de la teoría monetaria moderna, los Estados se endeudaban solo si tenían el respaldo de una economía en crecimiento y los bancos centrales solo podían imprimir más dinero si esto estaba respaldado por una cantidad equivalente de oro en sus reservas. Pero esta forma de pensamiento al respecto de cómo debe funcionar la economía desapareció en el momento en el que la sociedad aceptó que el dinero no debe estar respaldado por nada que tenga un valor objetivo, como es el oro, sino que la propia confianza en el Estado era suficiente y por esto el dinero que usamos de manera cotidiana se llama Fiat, que en latín significa «hágase» o «que así sea».

Así que tenemos lo que nos merecemos, porque desde que el dinero es Fiat, que no necesita estar respaldado por la capacidad de generar riqueza, sino que depende de la decisión de un político que necesita hacer muchas cosas y muy vistosas para ganar las próximas elecciones, nos pasamos la vida de crisis en crisis, un círculo vicioso provocado por la preferencia temporal alta del que solo se puede salir reduciendo esa preferencia temporal para entrar en el círculo virtuoso que genera el aprendizaje, el trabajo, el ahorro y la inversión, por ese orden.

Y así queridos amigos es como funciona la economía y por esto es por lo que resulta tan importante aprender sobre finanzas, especialmente si lo que aprendemos nos lleva a desarrollar una preferencia temporal baja, que es la que nos ayudará a tener éxito en nuestra estrategia financiera, algo que recomiendan los mejores inversores del mundo, que nos invitan a invertir pensando en el largo plazo y no especulando en el corto plazo.

Finanzas para manejarse en la vida

Una vez hemos conocido el contexto real en el que nos manejamos en relación con la economía, vamos a intentar trasladar estas ideas a una serie de hábitos financieros que podemos desarrollar para que nos vaya mejor en la vida, en lo que a gestión de nuestras finanzas se refiere, lo cual también tendrá una repercusión importante en el resto de aspectos de nuestra vida.

  1. Primero trabaja, no queda otra. Cuando se está en medio de una burbuja financiera, como la que se vivió antes de 2008 o la vivida antes de 2022, podría parecer que te puedes hacer rico sin trabajar, solo con hacer trading en bolsa o crypto puedes pasar de pobre a millonario en un abrir y cerrar de ojos. Pero mucho me temo que esto es imposible y no se puede revertir el orden, así que más nos vale aceptarlo y empezar a trabajar cuanto antes para generar riqueza en lugar de esperar que la riqueza llegue solo porque somos muy buenos y nos lo merecemos.
  2. Trabaja en aquello donde más puedas aprender. Cuando tomamos una decisión tan importante como dónde queremos o nos gustaría trabajar, solemos pensar en aspectos como el tipo de trabajo a realizar, el salario, las condiciones laborales o la localización, pero muchas veces nos olvidamos de algo tan importante como que también trabajar nos sirva para aprender. Lo mejor es que en cualquier trabajo se puede aprender mucho si en lugar de limitarte a hacer lo que te dicen y hacerlo como un autómata, te haces preguntas y te planteas cómo se podría mejorar en busca de la excelencia.
  3. Ahorra desde el primer día. Este es quizás el mayor error que cometemos la gran mayoría de las personas cuando empezamos a trabajar, que posponemos el hecho de comenzar a ahorrar porque inicialmente el primer sueldo es tan bajo que no nos llega ni para pagar los gastos básicos. Pero es fundamental que nos organicemos para poder ahorrar por poco que sea desde el primer sueldo, ya sea 1 euro, 10 euros o 100 euros al mes, es fundamental adquirir ese hábito porque entonces empezaremos a aprovechar cuanto antes el interés compuesto, que es la clave del éxito a nivel de inversión.
  4. Invierte en cuanto te sea posible. Tal y como está el tema de la inflación, si empiezas a ahorrar no te queda otra que invertir, porque si no cada año pierdes un porcentaje importante del dinero que has ahorrado, por la devaluación del dinero. Entonces si se trata de que hay que invertir sí o sí, es muy importante decidir en qué invertir. El tema inmobiliario siempre ha parecido la opción más segura, pero como hay que tener mucho dinero para ello, la forma más factible es invertir en bolsa con la vista puesta en el largo plazo. Por ejemplo el S&P500 siempre se revaloriza si lo miramos a largo plazo, porque si confiamos que la economía tenderá a ir mejor, pese a las crisis, ese índice lo refleja perfectamente.
  5. Aprovecha el poder del interés compuesto. Cuanto antes empiezas a invertir antes puedes empezar a tener beneficios y si esos beneficios los reinviertes, el patrimonio que tienes invertido cada vez es mayor y los beneficios también son mayores. Pero esto solo funciona si inviertes en activos que se revalorizan o que te reportan dividendos. Por ejemplo si compras un activo que puedes alquilar y lo que cobras de alquiler  lo vas ahorrando hasta que puedes comprar otro igual y volverla a alquilar, habrás aprovechado el interés compuesto para pasar de tener 1 activo a tener 2 activos. Otra forma de hacerlo es con acciones de empresa que ofrecen dividendos y luego utilizar esos dividendos para comprar más acciones.
  6. Put one’s money where one’s mouth is. Cuando vayas a invertir no solo es importante poner la vista en el largo plazo sino que también es fundamental que conozcas bien aquello en lo que vas a invertir, por eso es recomendable invertir en empresas de sectores que conozcas porque podrás analizar mejor el modelo de negocio que desarrollan y las posibilidades de futuro que tienen al respecto. Al final los mejores inversores son los que llegan a entender en profundidad el negocio en el que van a invertir y para eso como te puedes imaginar hay que dedicarle tiempo, pero valdrá la pena porque no solo estarás aprendiendo sobre un negocio concreto, sino que te ayudará a ir poco a poco creando una mentalidad de inversor.
  7. Desarrolla una preferencia temporal baja. Al final se trata del principal mensaje que queremos transmitir en con este artículo, ya sea a nivel macroeconómico o microeconómico, del mismo modo que a la hora de emprender, nuestro principal aliado es el tiempo, porque por muy malas decisiones que se puedan tomar a nivel político o económico en momentos determinados, lo normal es que las aguas vuelvan a su curso y la economía por naturaleza siempre tenderá a subir, porque siempre habrá emprendedores e innovadores con ganas de mejorar las cosas y eso se acabará reflejando también en el valor del mercado.
  8. Por lo general evita el endeudamiento. Aunque excepcionalmente se puede recurrir a ello, por ejemplo cuando los tipos de interés son muy bajos y ya has podido construir un sistema de finanzas personales que te permite ganar, ahorrar e invertir lo suficiente como para afrontar la deuda sin problema. Puedas aprovechar que la inflación sea mayor que los tipos de interés en un momento determinado y hacer arbitraje con ello. De esta forma si el banco te presta dinero más barato que lo que se devalúa ese dinero, se puede aprovechar ese dinero barato para apalancarte y por ejemplo comprar una vivienda que luego puedas alquilar.
  9. Se agradecido con lo que tienes. Nada de todo esto que acabamos de comentar va a funcionar si cada uno mira solo por lo suyo y no se preocupa por aportar valor al conjunto. De esta forma las empresas que más beneficios obtienen también son muchas veces las que más valor aportan a sus clientes, lo cual acaba agradeciendo el mercado. Entonces tú también, cuando las cosas te van bien, es importante que seas agradecido por ello, porque esa mentalidad te ayudará a afrontar mejor las dificultades que vayan surgiendo por el camino, disfrutar más de los momentos buenos y sufrir menos en los momentos malos.
  10. Comparte una parte de lo que tienes, aunque sea poco. La economía debería funcionar siempre como un juego de suma positiva, pero por desgracia muchas veces no es así y algunas personas salen perjudicadas por ello. En nuestras manos está equilibrar la balanza y ayudar en la medida de nuestras posibilidades a aquellos que no han tenido la suerte de nacer en un lugar donde poder desarrollarse adecuadamente o recibir una buena educación.

 

Etiquetas: , , , , ,

Diseñando un MBA

Publicado el 11 julio, 2022

El MBA de Sngular

¿Podríamos trasladar el estilo de trabajo de los profesionales de Sngular a un programa de aprendizaje? ¿Podríamos contribuir a desarrollar un modelo de talento basado en los valores que sustentan nuestra organización? ¿Es el liderazgo la principal habilidad a trabajar en el marco de un programa de aprendizaje basado en la gestión de empresas?

Con estas y otras preguntas se inicia el trabajo que llevamos realizando en los últimos meses en Sngular y TeamLabs con el objetivo de diseñar el MBA que contribuya a entrenar a los líderes de los equipos que permitirán que nuestra organización siga creciendo y mejorando, adquiriendo nuevas habilidades que nos ayuden a aportar cada vez más valor a nuestros clientes y a la sociedad en general.

Es interesante porque muchos de los sngulares ya han realizado un MBA o se plantean hacerlo, y cuando les contamos que estábamos trabajando en tener nuestro propio máster relacionado con los aspectos de negocio, percibimos bastante entusiasmo, lo cual es un indicativo de que las personas que trabajan en la empresa ven mucho más allá de los aspectos técnicos a los que dedican su día a día y perciben el valor que puede aportarles tener también conocimientos e incluso experiencia a nivel de negocio.

Tengo la impresión de que muchos de los sngulares, al haber vivido muy de cerca el gran crecimiento experimentado por la empresa desde sus inicios y haber presenciado la reciente salida a bolsa, han comprendido mucho mejor lo que implica el trabajo que están haciendo en los proyectos con los clientes y el valor que están aportando, por lo que perciben que su carrera profesional debe ir mucho más allá de lo habitual para cualquier otro profesional de la tecnología.

Además aquí se percibe muy bien la actitud emprendedora que tienen muchos de los sngulares, lo cual ha quedado patente a lo largo del tiempo, porque muchos de ellos han creado sus propias startups o participan en otro tipo de proyectos, donde se demuestra su capacidad de iniciativa e interés por poner en práctica lo que van aprendiendo a nivel de tecnología más allá de los proyectos en los que participan en las empresas.

Un MBA abierto a la comunidad

Aunque este MBA surja por el interés de una empresa concreta, como suele ocurrir en todo lo que hacemos a nivel de innovación, la idea desde el inicio es que también sea un proyecto abierto a la comunidad, en el que puedan participar profesionales de otras empresas y sobre todo que se vaya construyendo gracias a las aportaciones de mucha gente que pueda aportar nuevas ideas o formas de hacer las cosas. A este respecto desde luego que es una garantía la experiencia de la Universidad de Mondragón, como parte del accionariado de TeamLabs y su aportación desde el punto de vista académico, de cara a que este proyecto también cuente con el respaldo institucional y un título oficial.

Diseñando un MBA

Así que con estos mimbres es como se inicia el diseño del MBA de Sngular o más bien el Master in Team Leadership que es el nombre con el que trabajamos actualmente, ya que lo que queremos que destaque es la importancia que tiene el liderazgo de equipos, más allá del propio aprendizaje relacionado con la gestión de empresas, desde el punto de vista de negocio, financiero, legal, marketing, …

A este respecto hay que tener claro que la mayor inspiración que podemos tener en este momento de cara a desarrollar este proyecto es contar con la experiencia de éxito del grado LEINN, pero en esta ocasión aumentando la apuesta que supone trabajar con un perfil de participantes que llevan tiempo en el mundo de la empresa y correspondientemente vendrán con un nivel de exigencia mayor al respecto de los conocimientos y habilidades a adquirir, para realizar de la mejor forma posible esa actividad liderando los equipos con los que trabajan.

Y con esta mentalidad es como se está construyendo el Máster, evitando dar por hecho que sabemos que es lo que el mercado necesita y con la premisa de tomarnos nuestra propia medicina, ya que está siendo una iniciativa que se va construyendo sobre la marcha, involucrando desde el principio a los que queremos que sean los participantes y aplicando las propias técnicas que se enseñarán en el programa. De esta forma lo primero que hemos hecho para diseñar el Máster ha sido hablar con quienes creemos que pueden estar interesados en participar y posteriormente co-crear juntos las bases del programa.

  • Entrevistas a los futuros participantes. Hemos entrevistado a los posibles participantes, con niveles diferentes, de Senior a Head, de Project manager a Business manager, y de diferentes Teams dentro de Sngular, gracias a lo cual hemos podido sacar una idea general sobre sus experiencias en liderazgo de equipos. Casi todos han llegado a su actual posición por experiencia, años de práctica, y estar rodeados de otros líderes que les han ayudado a crecer. Con ellos hemos hablado de liderazgo de equipos, de sus experiencias, las dificultades que han experimentado y de cómo las han superado. También les hemos preguntado por su visión al respecto del negocio y de la gestión de los proyectos donde participan donde también se han tenido que enfrentar a muchos retos y donde el aprendizaje adquirido resultará de gran valor para construir este Máster.
  • Taller de Co-creación. Esta ha sido otra de las actividades que nos está ayudado a diseñar el Máster, juntando a un buen número de líderes tanto de Sngular como de Teamlabs que pudimos trabajar y debatir para entender cuáles pueden ser las necesidades, conocimientos o habilidades que necesitan aprender los participantes en el programa en relación con el liderazgo de equipos, negocio, tecnología y gestión de proyectos.

De curso a Laboratorio de Aprendizaje Radical

Aún no hemos puesto en marcha el MBA y ya estamos pivotando sobre el concepto inicial, porque la idea de realizar el MBA al uso, dista mucho del modelo de aprendizaje con el que trabaja TeamLabs y correspondientemente puede ser esta una gran oportunidad para poner en práctica la idea de Laboratorio de Aprendizaje Radical hasta sus máximas consecuencias. Porque un laboratorio no es algo que empieza y acaba, como puede ser un experimento, sino que es algo que tiene continuidad a lo largo del tiempo y correspondientemente tiene todo el sentido que ya que nos ponemos con este proyecto tan motivador lo hagamos de forma diferente.

Con lo cual lo que nos está rondando la cabeza actualmente es cómo podemos llevar al modelo de Máster hacia el aprendizaje continuo y la mentalidad de aprendizaje, que son los estandartes que queremos ondear desde Sngular y TeamLabs en relación el tipo de talento con el que trabajamos y que queremos potenciar a través de esta iniciativa.

Y por lo tanto, si lo que queremos es construir un Laboratorio de Aprendizaje Radical enfocado en el liderazgo de equipos, lo primero en lo que debemos trabajar es en la temporalidad, porque claramente un Máster es algo que comienza y acaba, donde se trabajan una serie de temas y donde al final se obtiene un título, pero en este caso lo que queremos es que los participantes nunca paren de aprender y compartir lo que van aprendiendo.

Así que tenemos un gran reto por delante, porque no solo se trata de crear el Máster ideal para aquellos que quieren liderar equipos en el mundo de la tecnología, sino también construir un modelo de aprendizaje para estos profesionales que les introduzca en nuevas dinámicas, la adopción de nuevos hábitos y el desarrollo de una nueva mentalidad. Todo ello enriquecido por el acompañamiento que recibirán de los mentores, que a modo de investigadores experimentados podrán aportar su visión al respecto de cómo trabajar en este laboratorio que estamos inventando.

Liderazgo de equipos de alto rendimiento

Y para terminar con este relato sobre cómo estamos diseñando el MBA de Sngular creo que vale la pena pensar en la gran oportunidad que tenemos por delante si nos apalancamos en la idea de equipos y profesionales de alto rendimiento, ya que es algo que tarde o temprano debe llegar a las empresas.

Aunque a muchos les genere desconfianza hablar de exigencia en el ámbito de la empresa, porque parece que lo que quieres es explotar a los trabajadores, lo cierto es que en el mundo del deporte y del arte la exigencia es lo más característico de la profesión, ya que ningún deportista ni artista alcanza el éxito sin exigirse a si mismo mejorar cada día y con ello alcanzar un nivel de excelencia que le diferencia de sus competidores.

Entonces si somos capaces de transmitir la importancia de la exigencia y la excelencia, como parte de las características de los equipos de alto rendimiento, lo que ocurrirá es que no habremos creado solo un MBA o o un Laboratorio de Aprendizaje Radical, sino una nueva forma de liderar, de emprender, de trabajar y de innovar.

Etiquetas: , , , ,

LEINN y la desintermediación académica

Publicado el 20 junio, 2022

A veces una forma de actuar cuando lo que tienes delante no te gusta es hacer todo lo contrario, usar el «pensamiento contrario» y convertirte en un «optimistic contrarian». Por ejemplo, ahora que toda la bolsa y las crypto se derrumban, puedes optar por huir bajo el pánico, como hace la mayoría, o analizar la situación, revisar tus creencias y apostar por aquello por lo que realmente estés convencido.

En el ámbito de la educación, muchos están convencidos de que el modelo taylorista, que ha imperado en los últimos siglos, donde es más importante aprobar que aprender, ya no funciona, sin embargo no son capaces de romper con los elementos que conforman dichos sistema: clases, profesores, alumnos, contenidos, exámenes, notas…

Es cierto que algunos se han lanzado a cambiarle el nombre a cada uno de estos elementos, incluso a modificarlos en cierta forma, pero romper por completo con el modelo y empezar desde cero a plantear un nuevo modelo de aprendizaje muy pocos han sido capaces de hacerlo.

Y entre los que se han atrevido a romper con lo establecido destaca el trabajo que se realiza desde hace 10 años en el grado LEINN de TeamLabs como un ejemplo de que realmente es posible empezar de cero para construir un nuevo modelo de aprendizaje que prescinde de todo aquello que ya no aporta utilidad.

Por ejemplo, cuando se trata de aprender a crear, gestionar y liderar empresas, ya no es posible aplicar los criterios tradicionales, porque las empresas actuales son muy diferentes a las de hace décadas y sobre todo aquellas empresas que van a perdurar serán tremendamente diferentes a las tradicionales. Los conceptos de transformación digital y cultural son buen reflejo de ello.

De esta forma cuando piensas en lo que ha hecho el grado LEINN te encuentras con que han sido capaces de aplicar el modelo mental de los primeros principios al ámbito del aprendizaje, eliminando todo aquello que resulta superfluo y enfocándose en lo único que realmente ha permanecido durante siglos y que seguirá permaneciendo para siempre, la persona que aprende.

Y una vez que nos enfocamos en la persona que aprende y la convertimos en protagonista de su propio aprendizaje, ya podemos acompañarla con otros elementos, como puede ser aprender en equipo, contar con mentores que guíen su proceso de aprendizaje, trabajar en proyectos reales para aprender solo lo que resulta importante e incluso desarrollar un modelo propio de evaluación.

De esta forma se produce una verdadera desintermediación o descentralización académica, porque se eliminan los intermediarios ineficientes (clases, profesores, contenidos, exámenes, …) para dotar al aprendiz de la autonomía suficiente para que el tiempo que dedique al proceso de aprender lo haga en las mismas condiciones que tendrá cuando lo ponga en práctica

Escuela de líderes digitales

Y cuando hablamos de preparar a los líderes de las empresas del futuro no podemos obviar que esas empresas tendrán que ser digitales, porque el software se ha comido el mundo y si la transformación digital ya no es opcional, también se hace urgente la transformación cultural que aporte un cambio de mentalidad al respecto de cómo se relaciona la empresa con los clientes, los trabajadores y su entorno.

Para todo esto es para lo que se preparan durante 4 años los Digital Leaders que participan en el Grado LEINN y cuyos resultados podemos conocer a través de los casos de éxito de proyectos desarrollados, que comienzan mientras se están realizando la carrera pero que en muchos casos continúan una vez se han graduado como leinners.

Algunos de los líderes digitales de la cantera de Teamlabs que vale la pena conocer y seguir son:

  • Andrea Froiz, responsable de Innovación y Transformación Digital en Carrefour: «empezamos con cero euros pero con el tiempo aprendes a construir proyectos de otro nivel. Este tipo de estudios exigen mucho de ti mismo y un liderazgo personal bastante alto que con esta edad no todo el mundo puede llevar a cabo«.
  • Marta Dalmases, Disruptive and Open Innovation Specialist at Iberia: «siempre había querido estudiar Económicas y Finanzas, pero el día que conocí el grado LEINN, en ese momento cambié mi decisión y me di cuenta que quería trabajar mientras aprendía.”
  • Pablo Ramos, Data Scientist en Inditex. Siempre activo, despierto y alerta. Formó parte del proyecto de Basik Session. Su inquietud por tomar decisiones en equipo basadas en datos le llevó a especializarse en análisis de datos con inteligencia artificial.
  • Pau Pavón, fundador de Examfy y estudiante del grado LEINN de Mondragon Unibertsitatea en TeamLabs Barcelona, ha sido premiado en la categoría EdTech, a la mejor startup de educación, de la prestigiosa competición europea Wise 20 Under 20, que reconoce a los emprendedores de entre 16 y 19 años más prometedores de toda Europa.
  • Giulia Palma, project manager en el OKR Lab de Sngular: «buscaba algo que no me cerrase puertas, y lo encontré. LEINN es el grado ideal para todas aquellas personas inquietas, con ganas de comerse el mundo, o que quieran vivir bajo sus propias reglas. Liderazgo, Emprendimiento e Innovación son los tres pilares que definen el recorrido educativo de este grado, que se inspira en el modelo de enseñanza finlandés, siguiendo su filosofía de Learning by doing».

Comunidad de jóvenes talentos involucrados en las empresas

Como ves el grado LEINN se configura como una verdadera cantera de talento que se pone a disposición de las empresas y todo tipo de organizaciones, enriqueciendo sobre manera todo el ecosistema de innovación de los lugares en los que se desarrollan. Toda una red de networking de la que ya forman parte varios cientos de profesionales, que poco a poco se van integrando allá donde van, aportando una visión fresca y dinámica al respecto de cómo desarrollar negocios y liderar equipos.

Por esto es tan importante que el grado LEINN se vaya extendiendo por España, desde sus orígenes en la Universidad de Mondragón, con la experiencia consolidada en Madrid y las nuevas aperturas en Barcelona y Málaga, donde como os podéis imaginar también es muy importante que esta comunidad de jóvenes talentos se vaya asentando y aportando su capacidad de para innovar allá donde van.

Las startups fundadas en el grado LEINN

Para terminar con este repaso a todo lo bueno que está aportando el grado LEINN a los jóvenes y a la sociedad, no podíamos dejar de hacer referencia a las startups que han fundado los leinners, ya que son un ejemplo de que la innovación corre por las venas de estos estudiantes que son al mismo tiempo emprendedores.

  • Nostoc Biotech co-fundada por Enrique Cat, que formó parte de la primera promoción de LEINN en Madrid, una startup que ya ha llegado a facturar 1 millón criando lombrices y que ha posicionado a su fundador en la lista Forbes 30 Under 30.
  • Hemper, co-fundada por Gloria Gubianas, de la segunda promoción de LEINN en Madrid, premio Mujer Emprendera del año en 2019. Se dedica al diseño y venta de moda sostenible y está logrando un importante apoyo por parte de inversores.
  • Talent Class, co-fundada por los leinners Kiko de Arias y Nacho Carrera.
  • Sheedo Studio, co-fundada por los leinners Gala Freixa y Gonzalo Mestre.

Etiquetas: , , , , ,

El metaverso educativo

Publicado el 12 mayo, 2022

¿Tiene sentido construir un metaverso educativo?

Recientemente se ha presentado Educaverso, un proyecto para promover el uso del metaverso en el ámbito de la educación. Esta es una iniciativa necesaria porque el sector educativo no puede quedarse al margen de las grandes disrupciones tecnológicas que se están produciendo en el ámbito empresarial. Aunque, sin duda, se puede decir que para aprender no es necesario disponer de un metaverso, sino sobre todo de ganas de aprender, buenos contenidos y buenos educadores, en todo caso resulta muy positivo que un sector tan relevante como este muestre su inquietud por no quedarse fuera de este nuevo espacio digital que comienza a abrirse.

De esta forma, el uso del metaverso en el ámbito de la educación es un paso más entre los que se han venido produciendo en los últimos años en el proceso de digitalización de las escuelas, desde el uso de ordenadores en el aula, la digitalización de los libros de texto o el uso de impresoras 3D y otro tipo de hardware para aprender robótica, programación, diseño, … Lo que ocurre es que todo estas estas iniciativas se queda exclusivamente en la introducción de la tecnología en el aula pero no dan un paso más allá hacia lo que debería ser una verdadera transformación que promueva el pensamiento digital dentro del sector educativo.

Sobre la transformación del sector educativo hemos hablado en muchas ocasiones en Futurizable y este puede ser un buen momento para recordar que el uso de la tecnología, en este caso el metaverso, es tan solo uno de los elementos que conforman todo proceso de transformación, pero que también resulta muy recomendable introducir el uso de metodologías ágiles y otras metodologías de trabajo innovadoras como el design thinking, apoyarse en el software libre y todo lo que implica el movimiento open source, desarrollar nuevos modelos de negocio digitales, potenciar la innovación abierta y sobre todo poner a la persona en el centro de toda la estrategia.

¿Qué papel puede jugar el mundo de la educación en el metaverso?

Como ha ocurrido en muchas ocasiones, la escuela puede convertirse en el lugar ideal en el que introducir y experimentar con muchas tecnologías que aún no se han hecho populares en la sociedad. De esta forma muchas personas han tenido en la escuela contacto por primera con determinados dispositivos de hardware o herramientas de software, como ha ocurrido por ejemplo recientemente con las impresoras 3D, una tecnología que aún no ha dado el salto a ser usada de manera masiva en el hogar, pero que sin embargo sí que es usada en muchos colegios para trabajar temas de prototipado, diseño, creatividad, …

Con el metaverso podría ocurrir algo similar, ya que en la mayoría de hogares aún no se cuenta con dispositivos de realidad virtual, aumentada y mixta, la primera vez que muchas personas van a probarlos y usarlos con cierta frecuencia es en la escuela. Pero tenemos que hacer lo posible para que esto no se quede en una experiencia puntual que solo sirve para ser usuarios de la tecnología, por muy bien que aprendamos a usarla, sino que es fundamental que esto nos ayude también a ser protagonistas en el proceso de aprendizaje y sobre todo a convertirnos en creadores del metaverso.

Los niños crean el metaverso

Desde el punto de vista evolutivo el juego ha sido siempre la principal escuela de aprendizaje, sin embargo en las escuelas actuales, como en las de hace un siglo, se juega poco y muchas veces el juego se restringe al momento del recreo, donde el niño realmente no percibe que esté formando parte del modelo de aprendizaje que propone la escuela.

La introducción del metaverso en el ámbito de la educación puede resultar muy provechosa si sirve para rescatar el juego como parte del proceso de aprendizaje de los niños, no solo por el hecho de que el metaverso está intrínsecamente unido con los videojuegos sino porque al ser un nuevo espacio por crear y explorar, puedo ser muy propicio para que todo esto se haga en forma de juego.

Así podríamos observar dos formas de introducir el metaverso en el mundo de la educación. En la primera forma serán los adultos los que hagamos todo y dejaremos al niño como un mero consumidor, de contenidos, de experiencias, de sensaciones, … e intentaremos llevarnos el modelo educativo actual donde el niño muchas veces es un mero espectador, a un nuevo espacio virtual en el que se replicarán las mismas experiencias frustrantes que se producen en las escuelas cada día. Sin embargo en la segunda forma podemos hacer que el niño se convierta en el protagonista de su proceso de aprendizaje en el metaverso. En lugar de crear escenarios, experiencias y actividades en el metaverso en base a lo que se lleva estudiando toda la vida, expongamos a los niños qué es lo que se espera que aprendan y que ellos mismos diseñen sus propias experiencias de aprendizaje.

Algunas ideas para introducir el metaverso en el ámbito educativo

Con estas premisas veamos qué cosas podríamos hacer para que realmente el sector educativo obtenga un verdadero provecho del metaverso y esto no se quede en una mera estrategia de marketing para que parezca que los colegios son innovadores o se preocupan por el futuro profesional de sus alumnos.

  1. El juego debe ser la principal herramienta de interacción en el marco del metaverso educativo. Ya que hemos dicho que los niños deberían aprender jugando y sabiendo que el metaverso en parte surge como una evolución de los juegos multijugador que promueven una experiencia inmersiva, todo lo que hagamos a este respecto debe contener esos elementos en su funcionamiento.
  2. El metaverso debe ser abierto. No tiene sentido encerrar a los niños en un único metaverso y limitar sus experiencias de aprendizaje. En los próximos años van a surgir multitud de iniciativas que se denominen como metaverso y sería bueno tener una visión de conjunto considerando lo que pueden aportarnos algunas de ellas y como se van conectando entre sí para obtener el máximo provecho del conjunto.
  3. El metaverso debe ser programable. Ya que muchas de las personas que ahora son programadores e incluso dirigen proyectos de tecnología, aprendieron a programar por necesidad, ya que en los primeros ordenadores (spectrum, amstrad, …) las experiencias con los videojuegos eran muy limitadas y aquel que quería ir un poco más allá se veía obligado a aprender a programar. Del mismo modo podría ocurrir con los metaversos, ya que no hemos logrado que los niños aprendan a programar con Internet, que lo hagan ahora para poder construir sus propias experiencias virtuales en el metaverso.
  4. El metaverso debe ser seguro. Considerando que los temas de seguridad y privacidad resultan críticos en todo el ámbito digital, con el metaverso vamos a vivir una situación similar, pero nuevamente tenemos la oportunidad de aprovechar este ámbito de cara a enseñar a los niños la importancia de cuidar estos aspectos y que sean ellos mismos los que trabajen para aprender y desarrollar estrategias a nivel de ciberseguridad, lo cual les resultará tremendamente valioso en el futuro.
  5. El metaverso debe ser inteligente. Tal y como explicó David Vivancos en el evento de presentación del Educaverso, no puede concebirse el metaverso sin la Inteligencia Artificial, ya que para que se puedan construir las experiencias reales que simula la realizad virtual, es necesario recurrir a algoritmos de machine learning y otro tipo de técnicas relacionadas. Por esto tenemos una fantástica oportunidad también de que los niños aprendan algunos de los elementos del desarrollo de la Inteligencia Artificial a través del juego que se genera en el metaverso.
  6. El metaverso deber ser descentralizado. Porque una de las características principales del metaverso es la creación de su propia economía descentralizada, este nuevo espacio de aprendizaje que se abre ante nosotros es una excelente oportunidad para que cada vez más gente descubra la utilidad que ofrecen las criptomonedas y pueda obtener beneficio de ello en el marco de la Web3, donde una parte importante del negocio que se genera en la red va a ir a parar a sus creadores y dejará de estar acaparado como hasta ahora por parte de las grandes empresas.

Las experiencias como base del aprendizaje en el metaverso

Si hemos dicho que jugar debe ser una parte muy importante en el proceso del aprendizaje, no debemos quedarnos solo en eso, porque aunque el juego pueda tener muchas vertientes también es interesante que se puedan desarrollar modelos de funcionamiento en el marco del metaverso que ayuden a investigar, explorar, construir, debatir, diseñar o comerciar, en definitiva

Cuando basamos el aprendizaje en la experiencia estamos dando importantes pasos para convertir al alumno, al que aprende, en el trabajador, el que hace, lo cual debería sería uno de los grandes objetivos de las instituciones educativas, no solo educar buenas personas sino también formar buenos profesionales. Y si una carencia tiene actualmente el sector de la educación es la distancia que lo separa del mundo laboral, lo cual se ve reflejado de forma preocupante en la gran tasa de paro juvenil que tenemos en España.

No cabe duda de que la tecnología debería ayudar a resolver este problema y el metaverso, como confluencia de tecnologías, puede ser una buena herramienta para lograrlo.

Etiquetas: , , , ,

Ya puedes leer el Observatorio de Aprendizaje de Alto Rendimiento

Publicado el 24 enero, 2022

Estamos muy contentos de poder anunciar que ya ha hemos terminado el documento del Observatorio de Aprendizaje de Alto Rendimiento que hemos estado realizando en los últimos meses desde Futurizable y Sngular TeamLabs. Así que ya sabes, si eres de los que está siempre aprendiendo y quieres mejorar al respecto, te recomendamos el documento que hemos elaborado, ya que está repleto de ideas y experiencias al respecto de cómo otros aprenden y sobre todo de la importancia de aprender en el marco de una comunidad u organización.

Nuestro reto con la elaboración del Observatorio de Aprendizaje y sobre todo a través del trabajo que se realiza en Sngular TeamLabs es fomentar la cultura de aprendizaje en las organizaciones, ya que consideramos que aprender y trabajar debería ser parte de una única forma de enfocar la manera en la que nos desarrollamos a nivel profesional y sin duda también a nivel personal.

Qué duda cabe que lo que siempre hemos buscado desde que pusimos en marcha Futurizable en 2016 ha sido desarrollar esta manera de hacer las cosas y sobre todo compartirlo con la comunidad que poco a poco hemos ido creando. Así ha sido por ejemplo en relación con toda la actividad que venimos desarrollando en relación con los OKR, algo que aprendimos mientras realizábamos el Observatorio de Talento Autónomo Descentralizado y que nos ha influido de muchas formas. Aprender OKR en profundidad nos ha permitido aplicarlo en nuestra propia empresa y trabajo, compartirlo con miles de personas a nivel de divulgación y también formar a cientos de profesionales, lo cual incluso se ha acabado convirtiendo en una nueva línea de negocio para nuestra empresa.

Ahora en Futurizable, además de la labor de divulgación sobre ciencia, tecnología e innovación, que llevamos realizando ya más de 4 años desde Sngular, a través de la newsletter, los observatorios y los eventos, también tenemos un vínculo muy importante con Sngular TeamLabs, donde se desarrollan laboratorios de aprendizaje, tanto propios como para empresas, lo cual nos va a permitir aumentar aún más nuestra proyección y hacer cada vez más cosas en el ámbito del aprendizaje.

Si te apetece saber más sobre todo esto, además de leer el documento del Observatorio también te recomendamos participar en el Evento de presentación del Observatorio de Aprendizaje de Alto Rendimiento que vamos a realizar en el Sngular Hub Madrid el 3 de febrero y que también se retransmitirá de manera online.

¡Por cierto! que no se nos olvide dar las gracias a las personas que han colaborado en este proyecto, el equipo de Sngular TeamLabs y los expertos que han participado en los eventos, entrevistas, encuestas y el think tank. ¡Muchas gracias!

Y para terminar os invitamos a un aperitivo, la entrevista que hemos realizado en el marco de este observatorio a Jaime Rodríguez de Santiago, todo un referente en materia de aprendizaje y un gran divulgador, algo demuestra cada semana en su podcast Kaizen.

Jaime Rodríguez de Santiago es desde junio de 2019 General Manager para España de FREE NOW, la mayor empresa europea de movilidad urbana. Con anterioridad a FREE NOW, Jaime lideró durante más de 5 años otro referente de la movilidad, BlaBlaCar. Junto a su equipo, la convirtió en una de las marcas más reconocidas de España hasta superar los 5 millones de usuarios en nuestro país. Es también el creador de kaizen, un podcast dedicado al aprendizaje continuo que inició en 2019 y que ha superado el millón y medio de descargas hasta convertirse en uno de los 100 podcasts más escuchados de España y ser, habitualmente, uno de los tres más escuchados en la categoría de educación. Fascinado con la tecnología desde su infancia, Jaime ha desarrollado su carrera alrededor del impacto transformador de la tecnología en la sociedad. Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid, ha estado vinculado al emprendimiento tecnológico desde el comienzo de su carrera profesional. Antes de unirse a BlaBlaCar en 2013, trabajó investigando nuevas formas de aplicar la tecnología a la educación universitaria, fue uno de los primeros empleados de una startup pionera en España, dedicada al análisis en tiempo real de big-data para el sector de las telecomunicaciones (Zhilabs) y emprendió, junto a sus socios, con su propio medio de comunicación online durante tres años (6cero). Jaime es ponente y profesor habitual en conferencias nacionales e internacionales, en prensa y en escuelas de negocio sobre temas como economía colaborativa, transformación digital, liderazgo y emprendimiento.

¿Podrías explicarnos cómo es tu proceso de aprendizaje?

El mío ha sido siempre un proceso muy autodidacta y en el que he dado mucho valor a la experiencia de primera mano, que es una forma un poco más elegante de decir que me ha gustado siempre ponerme a hacer cosas, sin tener muy claro el cómo, y buscarme la vida para conseguir resultados. Como proceso de aprendizaje no es, lógicamente, el más rápido, pero creo que es un buen complemento a la formación reglada más tradicional, porque te permite combinar conocimientos teóricos esenciales con formas de aproximarse a los problemas más originales, básicamente porque acabas recorriendo tu propio camino.

¿Qué opinas de los formatos actuales de formación online?

Creo que en los últimos años hemos dado un paso adelante en materia de formación en remoto y, de hecho, hace tiempo que la tecnología no creo que sea el problema. De hecho, tenemos una sobreabundancia de contenidos, unos más estructurados que otros, sobre casi cualquier tema. Lo que es más difícil es encontrar profesores, formatos o dinámicas bien adaptadas al formato online. La clase magistral más o menos funciona – aunque en mi humilde opinión menos que en presencial – pero creo que podemos sustituirlos por formatos más interactivos o más apropiados al online.

Dicho esto, personalmente me interesa cada vez más el mundo de los creadores de contenidos. Creo que por primera vez en la historia tenemos acceso al contenido que puede hacer cualquier experto, de cualquier parte del mundo, sobre un tema muy concreto con una facilidad increíble. Creo que este tipo de formatos, que al final se articulan alrededor de podcasts, newsletters, videos de youtube o cursos es tremendamente poderoso

¿Crees que las organizaciones apuestan por la formación de sus trabajadores?

Creo que hay mucho interés por hacerlo, en la medida en la que se ha convertido en un factor decisivo para muchos empleados altamente cualificados a la hora de elegir en qué empresa trabajan. Lo que no tengo tan claro es que se hayan encontrado buenos mecanismos para hacerlo de forma escalable y lo suficientemente adaptada a las habilidades y conocimientos de cada trabajador como para que sea todo lo efectivo que podría.

¿Puedes recomendarnos alguna iniciativa en el ámbito del aprendizaje?

Teniendo en cuenta que soy el autor de un podcast dedicado al aprendizaje continuo, kaizen, no puedo evitar mencionarlo. Pero más allá de éste, creo que hay muchas fuentes de las que aprender por uno mismo, que es lo que siempre me ha gustado. En el ámbito digital, por ejemplo, creo que iniciativas como Suma Positiva, la newsletter de Samuel Gil o Legal By Design, la de Cristina Carrascosa, son buenos ejemplos de cómo identificando a autores concretos y siguiendo su trabajo se puede aprender mucho.

¿Qué podríamos hacer para despertar en la gente las ganas de aprender?

No sé si hay una fórmula mágica, pero sí creo que a todos nos gusta aprender e intuyo que es sobre todo cuestión de encontrar el tema, el medio y el formato apropiados para cada uno de nosotros. La buena noticia es que tenemos un abanico enorme de opciones, el mayor de la historia de la humanidad, y quizás la pieza que falta está precisamente en cómo conectar a cada persona con los temas que le gustan, en el formato que más le pueda gustar.

Etiquetas: , , ,

  • Libro Futurizable

    Libro Futurizable

    Si eres un profesional dedicado a la innovación o estás interesado en la tecnología que está por llegar, hazte con un ejemplar de Futurizable. En este libro, Javier Martín presenta las principales tecnologías exponenciales que van a tener gran impacto en la sociedad en los próximos años.

    Comprar